Si ella es feliz, yo lo soy - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Mientras la taza con café subía a su boca, la lágrima caía por su mejilla. Y a aquella, le siguieron varias más, pero la sonrisa se mantenía en su labios. Triste, si, pero estaba ahí. Dejó la taza sobre el marco de la ventana, pero sin despegar los ojos del lugar que estaba viendo desde hace un cuarto de hora. Una mano se apoyó sobre su hombro, apretándolo. Él se giró un poco y miró a su hermano, que lo miraba con tristeza, pero él no hizo más que encogerse de hombros y volver la vista a la ventana.
La pareja a la que él observaba anteriormente jugaban una guerra de nieve, aunque ahora habían decidido jugar una guerra de lenguas. Veía como los dos, tirados en la nieve, se besaban, sólo separándose para tomar aire, sonreírse o decirse palabras de amor, antes de volver a su sesión de besos, de la cual no pensaban parar.
Suspiro, mientras su mente viajaba a años anteriores, donde todo era felicidad para él. En ese tiempo que creía que todo era perfecto, cuando no tenía porqué preocuparse. En esa época que creía que el amor al fin le había tocado la puerta, en el que creyó que viviría feliz con la chica que tanto amaba.
Cuando Fred Weasley entró a la librería para comprar un libro que le pidió su hermana, nunca pensó que desde aquel día lo cambiaría para siempre. Ahí la había conocido, con dos libros entre su brazo y su pecho y otro libro en su mano, observando la tapa y el título, para después leer el sinopsis. Recordaba como estaba ese día, su cabello largo y castaño estaba alborotado, sus ojos color miel resaltaban fascinación por encontrar algo de su agrado, la sonrisa iluminaba el día a cualquiera. Y su atuendo, por lo que vio, era un uniforme de color gris, resaltaban dos insignias, las cuales se acordaba que una tenía la cara de un león y la otra tenía una "H" a la cual la rodeaban cuatro animales: una serpiente, un tejón, una águila y, obviamente, un león. Rápidamente Fred supo que la chica estudiaba en el Instituto Hogwarts, lugar donde su hermana menor estudiaba gracias a una beca.
La segunda vez que la vio fue en un café, ella estaba junto a un chico de cabello negros rebeldes y brillantes ojos verdes, que en la actualidad era su cuñado, y los dos se encontraban en una mesa, con hojas desordenadas, libros de historia y lengua, bolígrafos y demás, todo esparcido en la mesa sin orden. Fred había ido con su gemelo George y su hermano menor Ronald, y cuando ambos lo pillaron viendo a la muchacha, su hermano se encargó de contarle algunas cosas sobre ella. Al parecer, Ron la conocía gracias a Ginny, pues eran amigas, pero por el tono de voz de él, se dio cuenta que la chica no le agradaba en lo más mínimo.
Hermione Granger. Ese era su nombre. Y por el cual había pasado la noche en vela por meses.
Y después ella había empezado a venir a casa, encariñándose rápidamente con todos, a excepción de Ron, que no podía estar ni cinco minutos sin discutir con ella por cualquier tontería. Aunque siempre estaban juntos, pues Hermione era la mejor amiga de Harry Potter, que era amigo de Ron, por lo cual siempre se cruzaban, aunque se ignoraban entre si, hasta que uno de los dos empiece con sus típicas peleas. Es más, muchas veces había escuchado a Ginny o a Harry gritarles por sus actitudes de niños pequeños.
Fred nunca vio a Ron como una competencia, él creía que nunca se fijaría en ella.
Que equivocado estaba.
Cuando Hermione cumplió los quince años, obviamente la familia Weasley fue invitada a la celebración, donde Fred planeaba decirle a la joven lo que sentía por ella desde hace un año y medio. Y cuando había ahorrado el valor suficiente y había escuchado excelentes consejos de George, vio con sus propios ojos como su hermano bailaba el vals con la chica que amaba, susurrándole unas cosas al oído, después la besó. Ella no dudo en entrelazar sus dedos en su cabello rojo fuego, mientras él la acercaba más hacia si. Lo último que recordaba de aquel día era que ambos se habían separado al oír los aplausos y silbidos de los invitados, y la voz de Ron, pidiendo frente todos si aceptaba ser su novia. Fred no se quedó a escuchar la repuesta.
Toda su familia había notado el semblante triste y ausente del chico de diecisiete años, pero no habían conseguido sacarle nada. George era el único que sabía lo que ocurría y por eso siempre estaba a su lado, ayudándolo a superar un amor no correspondido. Pero era difícil, Ron siempre presumía con todos su relación con Hermione, diciendo que estaba orgulloso de tener una novia tan inteligente y preciosa. Además Fred debía de aguantar los largos besos que se daban, que casi siempre eran cortados por falta de aire o por las quejas de alguien, más específicamente, Harry y Ginny.
Tuvo que hacerle entender a George que no se podía enojar con Ron, ya que su gemelo lo trataba fríamente y de mala manera de que empezó su relación con la enamorada de Fred, pues, según él, Ron sabía lo que sentía por Hermione, o al menos lo tuvo que suponer, porque Fred siempre preguntaba por ella, o le obsequiaba las cosas que ella quería, o la alagaba. Mientras que Ron siempre la ignoraba o la insultaba. No podía comprender como ella lo había elegido a un chico que antes la trataba como si fuera una escoria, en vez de un chico que siempre la trató como princesa.
Pero estaba hecho, Hermione Granger estaba feliz por ser novia de Ron Weasley. Fred la había visto con una sonrisa radiante en la cara cuando él le decía lo hermosa que era, la manera en la que se sonrojaba y agachaba la cabeza cuando él le robaba un beso frente a su familia, la forma que sus ojos brillaban cuando él hacía algo tierno por ella, o cuando él le decía las dos palabras que tanto moría por decirle y ella se arrojaba a sus brazos, para darle un largo y cariñoso beso que a ambos les encantaba.
Aunque a Fred le cueste admitirlo, estaba feliz por la relación. Su hermano había madurado. Su madre no entendía como podía leer libros, si antes no tomaba ni uno en sus manos, como si tocarlo fuera un pecado, pero todos sabían que lo hacía sólo por ella, porque se había dado cuenta cuanto le gustaba discutir sobre sus libros favoritos y él quería compartir su pasión por las palabras como ella, ya que su amada novia había aprendido a jugar fútbol sólo porque a él le encantaba aquel deporte. No iba a mentir, seguían discutiendo, pero su hermano había aprendido a no ser un idiota orgulloso y siempre iba a disculparse cuando era culpa suya. Los profesores del colegio a la que su hermano iba llamaban a casa para felicitar a sus padres por las buenas notas del chico, ya que nunca creyeron que él se pudiera sacar dieces en la mayoría de las materias, y todo gracias ella, que siempre lo ayudaba o le enseñaba lo que él no lo sabía. Su hermano había madurado.
Había madurado tanto que le había pedido casamiento luego de ochos años de noviazgo.
Y ahora, en el presente, Fred fijó su vista en el anillo de oro con una piedra de plata que Ron le había comprado, con ayuda de él. A él fue el primero que le dijo sobre la propuesta que le quería hacer a Hermione y él, con un gran dolor en el pecho, aceptó a acompañarlo a la joyería y también ser el padrino de la boda junto a Harry. George no comprendía porque lo había hecho, pero cada vez que le preguntaba la razón, él simplemente contestaba lo mismo que siempre.
Si ella es feliz, yo lo soy.

 

Si ella es feliz, yo lo soy - Potterfics, tu versión de la historia

Si ella es feliz, yo lo soy - Potterfics, tu versión de la historia

Mientras la taza con café subía a su boca, la lágrima caía por su mejilla. Y a aquella, le siguieron varias más, pero la sonrisa se mantenía en su labios

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-si-ella-es-feliz-2064-0.jpg

2023-02-27

 

Si ella es feliz, yo lo soy - Potterfics, tu versión de la historia
Si ella es feliz, yo lo soy - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/188433
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences