Si pudieras ver - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

- ¿Qué haces aquí? - gruñí cuando la escucheentrar al pequeño departamento.

- Esme estaba preocupada - dijo suavemente - medijo que has estado como loco, buscando a una vampiro que es mejor que yo paraescabullirse.

- No te necesito aquí - le espeto roncamente.

- No puedo decirle a Esme que te deje, cuando mellamo suplicando porque viniera a buscarte - se sentó en una silla vieja quehabía.

- Puedes decirle que te eche - clave mis ojos enlos rojos de ella - que no desee que su querida Dominique se quedara.

- ¿Me echarás? - pregunto con una media sonrisa -no pensé que la caballerosidad de Edward se hubiera ido.

No deseaba pelear con ella, siempre terminabahaciendo lo que se le venía en gana, la observe su cabello negro caía congracia alrededor de ese rostro angelical, que de eso no tenía nada, su sonrisade lado la hacía ver engreída.

 

- ¿Qué pasa? - su rostro se volvió serio, al verque yo no le regresaba la sonrisa.

- Nada que te importe - gruñí.

- Bueno yo solo trato de que todo esté mejor -elevo los hombros - pero si no quieres hablar, no lo hagas.

Se acomodo en la silla y comenzó a observarel departamento, tenía al menos treinta años que no la veía, sus ojos no eranlos dorados que recordaba, ahora volvían a ser rojos como cuando la conocí.

- Bonito lugar - susurro.

- No te burles - la mire ácidamente.

- Bueno yo no tengo algo así - suspiro - esagradable volver a tener compañía.

- Pensé que no te gustaba - ella sonrióamargamente - que por eso nos habías dejado.

- ¿Eso les dijo Rosalie? - asentí, en ese momento,en su mente pude observar a un vampiro bastante musculoso, cabello negro y ojosdorados - me fui por él.

- Emmett te extraña - ella me observo con una cejalevantada.

- Como a su hermanita - replico - pero no como vea Rosalie.

- No debiste poner tus ojos en él - comentesuavemente.

- Eso ya lo sé - acepto con desgana - pero tú medijiste que al corazón no se ordena, solo se ama.

- Me enamore de una humana - solté de la nada.

- Lo sabía - me observo detenidamente - Jaspercasi la mata y tú la dejaste, porque según tú es lo mejor para ella.

- Soy un peligro - me cubrí el rostro con lasmanos - ella solo a estado mal por mí, hace unos meses por poco la matan yahora esto.

- Edward - en menos de lo que pensé sus pequeñasmanos quitaban las mías - mírame - eso hice - estás cometiendo una idiotez aldejarla sola, ella te ama, por lo que me dijo Alice.

- Y yo a ella - no era una muy buena imagen la quetenía de mí en su mente, sabía que estaba sufriendo - es por eso que debo estarlejos.

- Ok - acepto - pero dime que buscas tal vez puedaayudarte.

- ¿Conoces a una vampiro llamada Victoria? -pregunte.

- ¿Una loca pelirroja, que siempre está junto a untal James?

- Sí.

- Pues si la conozco - me sonrió - ¿Qué lehiciste?

- Mate a James - abrió los ojos - trato deasesinar a Bella.

- Pareja por pareja ¿cierto? - asentí levemente -creo que es mejor encontrarla, sino queremos que algo pase con tu humana.

- Puedes quedarte - ella me sonrió - pero solohasta que matemos a Victoria.

- Eso es lo que tú crees.

Pero sin más, tomo el orden del plan,siempre había sido así, desde que la conocí, una de las noches cuando me"revele" en un callejón en Londres la vi, los hombres la seguían al callejón yahí sin más les quitaba la vida.

 

Me acerque a ella y después de una semanapor fin pude hablar un poco, solo un poco, porque no era una mujer de muchaspalabras, simplemente asentía o negaba con la cabeza las cosas que preguntaba,pero con el tiempo fue quitando sus barreras, además de que conocí su pasadopor sus pensamientos.

Había crecido en Inglaterra, aunque sumadre era Italiana y su padre era de Polonia, cuando cumplió los 18 un vampiroque ni siquiera conocía, la transformo, ya que tenía un don que era latelequinesis, manipular objetos con la mente, pero no le gusto vivir con él,así que comenzó a valerse por si misma.

Cuando la vi en el callejón llevaba 2 añosapenas de ser un vampiro, era doce años más joven a mi edad que debía tener,poco a poco mi vida en soledad, entro ella y cuando decidí regresar conCarlisle, la lleve, la aceptaron gustosos y dos años después Rose se unió anosotros y por último Emmett, yo sabía que había sentido algo por él.

Pero jamás imagine que tan fuerte, duro conla familia unos tantos años más después de que Rose y Emmett se hicieran pareja,de hecho desapareció dos años después de que Alice y Jasper se unieran anuestra familia.


Espero ke les haya gustado, es la primera vez ke hare un fic de crepusculo en donde la protagonista, este enamorada de Emmett, espero ke me den una oportunidad, dejen comentarios, pueden decirme ke no les gusto y ke kieren ke lo kite

- ¿Qué pasa? - pregunte cuando llegue aldepartamento.

- Esta muerta - sus ojos dorados, me hicieronsentir una punzada en el corazón - está muerta.

- Tranquilo - le tome el rostro entre mis manos -¿estás seguro?

Asintió levemente, con el móvil en la mano,no podía creer que la visión de Alice se hubiera hecho real, le quite elteléfono y marque el número, espere con paciencia a que alguien contestará.

- ¿Diga? - erala voz ronca de un hombre.

- ¿Me podría comunicar con la señorita IsabellaSwan? - pedí amablemente.

- ¿Departe de quién? - me moleste por su tono altanero.

- De la Universidad de California - fue lo primeroque se me vino a la mente.

Escuche como se pasaba el teléfono,enseguida que observe la habitación, Edward ya había salido, gruñí, no podíaser que fuera tan desesperado.

- ¿Hola? - es vozfue aguda y perfectamente de chica.

- Hola - salude, mientras salía a buscar a Edward- lamento haberte mentido - a lo lejos lo vi - Edward - él se detuvo de golpe -no hablo de ninguna Universidad, soy amiga de la familia Cullen y solo queríasaber si estabas bien.

- ¿Porqué no habría de estar bien? - despegue un poco el móvilpara que Edward escuchara.

- Simple curiosidad - sonreí débilmente.

De nuevo se escucho como se quitaban elteléfono.

- Jacobdevuélvemelo - gruño la chica.

- Supongotambién eres una sanguijuela - me espeto - así que no vuelvas a marcar a esta casa,porque nadie va a responder.

- Idiota - ese hombre me saco de quicio - en tuvida estúpido se te ocurra hablarme así, porque yo a diferencia de los Cullenacabare con tu vida.

- Asquerosachupasangre - sentí la mirada de Edward sobre mí - no sabes con quien te metes.

- Es un metamorfo - me informo, claro que losconocía, un lobo.

 

- ¡Iug! - hice una mueca de asco, que ocasiono unadébil risita de Ed - olvídalo perro, jamás sabrás que es ser mordido por unabelleza como yo, adiós sarnoso - y sin más colgué.

Ese asqueroso perro, ¿Quién se creía parahablarme así? Quería tenerlo frente a mí, para destrozarle el cuello, ya meimaginaba a ese maldito y sería tan divertido matarlo con mis manos.

- No pienses en eso - me reprocho.

- Bueno es que es un idiota - sisee.

- Solo lo hace por defender a Bella - contesto conuna mueca de dolor - no confía en nosotros, y está en lo correcto.

- ¿Defiendes a un metamorfo? - preguntesorprendida - debes estar bromeando.

- No lo hago - su voz fue ronca - Jacob soloquiere el bien de Bella, es por eso que lo defiendo.

Creo que el amor por esa humana era grande,me lastimaba verlo así, era mi familia, no podía verlo sufrir, no quería verlo,lo abrace, mis manos rodearon su cintura, él enseguida me apretó, su dolor erademasiado grande, jamás sentiría un dolor como el de él.

- Lo haces - me susurro - tu amor por Emmett esmás grande que el de la misma Rose.

Ante esas palabras cerré los ojos y meaferre más a él, en donde mi corazón debía latir, dolió, de una forma quesentía las ganas de llorar, pero no iba a suceder.

- Los Vulturi - murmure - podemos unirnos a ellosy olvidarnos de esto.

- ¿En verdad te quieres convertir en una Vulturi?

No conteste, la verdad jamás me habíanllamado la atención los Vulturi, pero tal vez estando ahí olvidaría de una vezpor todas a Emmett, solo deseaba que eso que me ahogaba se esfumara.

- Regresemos con nuestra familia - sentí su besoen mi cabello - Esme y Carlisle te recibirán con los brazos abiertos.

- Ya me acostumbre a la sangre humana - comente envoz baja - no creo poder vivir sin ella, es como algo esencial.

- ¿Qué paso con eso de tu fuerza de voluntad? -suspire - vamos Nique si lo conseguiste antes, ¿Por qué ahora no?

- No quiero verlo - me aferre con fuerza a él - nocreo soportarlo.

- Lo harás - me tomo de los hombros - y le harásver a Rosalie que no te gano en nada.

Lo mire con la nariz arrugada, me habíaquitado a Emmett y ¿No me había ganado en nada? Aunque pensándolo bien, éljamás me había dado el menor tipo de indicio de que quisiera algo conmigo.

- ¿Entonces? - me observo fijamente.

- Está bien - suspire - solo antes hay que matar aVictoria.

- No lo he olvidado - me paso la mano por elcabello despeinándome.


Bueno espero ke dejen mas comentarios xfavor ^^

Capitulo dedicado a:

erika_cullen



El matar a Victoria se estaba complicando,ya que ahora en los periódicos había noticias de "animales" que estaban matandomuy cerca de Forks, esto complicaba las cosas, sabía que la pelirroja loca,estaba formando un ejército de neófitos.

- No vamos a poder contra ella - repuse, cuandoleía la nueva nota en el periódico.

- Necesitamos regresar con Carlisle - levante lamirada, no podía hablar enserio - solo ellos pueden ayudarnos, nosotros 2 nopodremos contra todo su ejército.

- ¿No podemos ayudarnos con los Denali? - pregunteesperanzada.

- Es momento de ayudarnos con la familia - meobservo detenidamente - pero si no qu

 

- No te vas a deshacer de mí - le espete - y sinecesitamos a los Cullen, entonces andando.

Me gire para no ver como en su rostroaparecía una sonrisa, camine fuera del departamento, trate de no pensar queestaba por verlo, Edward llego a mi lado casi enseguida.

- Esme estará feliz de verte - me paso el brazopor los hombros - fuiste su primer hija, y te tiene un cariño muy especial.

- Yo también la quiero mucho - conteste con unamedia sonrisa.

- Imagínate a Alice - susurro - va a brincaremocionada, cuando vea que regresas.

No conteste, Alice en el poco tiempo que laconocí, tomo el lugar que Rosalie tenía, se transformo en mi hermanita, laquería mucho, al igual que Jasper, adoraba a Carlisle y a Esme, porque sinconocerme me abrieron las puertas de su casa.

Y me dieron una familia, que creí perdidacuando me transforme en vampiro, Edward fue como el hermano mayor que deje enmi vida humana, y cuando conocí a Rose, creí que sería la hermana que nuncatuve, de hecho dos años, fuimos inseparables.

Pero después Emmett llego y todo terminoentre nosotras, la rubia alegre y divertida murió cuando él llego, después deque él se unió a la familia, no hubo un momento que lo dejara solo, cuandohablábamos, Rosalie siempre llegaba y con un puchero hacia que Emmett medejara.

Y poco después dieron la noticia de queeran pareja, en ese momento mi mundo se derrumbo, pero a pesar de eso desee quelos dos fueran felices, porque ambos eran parte importante de mi vida

Pero después de que se hicieron una parejaformal, Rosalie se puso peor conmigo, si antes no podía estar con Emmett,después de eso menos, así que a pesar de vivir en la misma casa, tenía quehacer que no lo veía.

Me había ido para olvidarlo y ahoraregresaba sin ni siquiera haberlo superado un poco, me detuve y observe que yahabía anochecido, ¿cuánto tiempo llevábamos corriendo?

- Cerca de ocho horas - repuso Edward a mi lado -nos faltan unos diez minutos y estaremos en casa.

Ante eso, me detuve, no creía estar listaaun para llegar, pero como siempre Edward, no pensaba, me tomo del brazo y mecargo de caballito, no le importaron mis quejas.

En menos de lo imaginado estábamos frente ala casa de las Denali, después de todo en Alaska nos quedábamos o ellos sequedaban con ellos, de nuevo sentí mis pies el suelo, el olor de toda lafamilia me inundó, pero más el de él.

En la entrada sonriente estaba Esme, Edwardme tomo de la mano y me jalo hacia ella, que en cuanto estuvimos cerca nosabrazo, sollozo levemente.

- Qué alegría, tenerlos de nuevo en casa - sonreíal escuchar aquello - los extrañe mucho.

- Por fin - expreso una voz familiar - pensé queno volvería a verte.

- Duende - corrí hacia ella y la abrace - yaextrañaba tu voz.

- Lo sé - respondió mi abrazo con fuerza - soydifícil de olvidar.

Me eche a reír y ella se unió, al igual queEdward, que también se unió al abrazo, me separe de ella y ahí estaba Jaspercon su semblante de sufrimiento de siempre, sin importar nada me abrace a él.

- ¡Oh, señor sufrimiento! - exclame emocionada -no sabe el gusto que me da volver a verlo.

- Es bueno tenerte de nuevo en casa - respondió miabrazo, pero enseguida se separo - no tenía con quien pelear.

- Lo sé - le sonreí levemente - no hay nadie quete saque de quicio como yo.

 

- Algo así - acepto sonriente.

- Dominique, Edward - Carlisle caminaba hacianosotros - no puedo creerlo - me observo con los ojos dorados brillosos yemocionados - en verdad estás aquí.

Y sin más estaba rodeada por los brazos delhombre o vampiro, que consideraba mi padre, sabía que no era mi creador, peroera mucho más que eso, me había dado el cariño que había perdido al ser vampiro.

- Lo siento - me disculpe.

- ¿Por qué? - pregunto desconcertado.

- Rompí las reglas de la familia - susurre,bajando mi mirada que seguía roja.

- No importa - me beso la frente - estás aquí, esoes lo único que interesa.

Le sonreí como agradecimiento, él siemprehabía sido así, era un padre comprensivo, que jamás dejaría desamparados a sushijos. En ese momento su olor golpeo con fuerza mi nariz, giré mi vista a lapuerta y ahí tomados de las manos estaban ellos, Rosalie lucía hermosa yperfecta como siempre, su mirada dorada me veía con cierto desprecio.

No quería verlo, pero mis ojos suplicabanpor su imagen, así que sin que yo fuera muy consciente mi mirada se poso en él,su cabello seguía como lo recordaba corto y sus ojos dorados, eran tanpenetrantes que era como si viera mi interior, esa sonrisa de niño traviesoseguía intacta y su cuerpo era musculoso como siempre.

- Hola - salude a ambos suavemente.

- Dominique - en menos de lo que imagine, estabadando vueltas en el aire en brazos de Emmett - estoy feliz de verte de nuevo.

Ante esas palabras creí estar soñando, peroel gruñido de Rosalie me hizo ver que no era así, que en verdad mi Emmett meestaba dando vueltas y me había dicho que estaba feliz de verme.

- Yo también - repuse - no sabes como te extrañe.

- No volverás a irte ¿cierto? - clavo sus ojos enlos míos - me gustan más dorados, pero te ves bien cualquiera que sea el colorde ojos - si fuera humana estaría sonrojada.

- Mejor entremos - terció Edward, ya que me habíaquedado sin palabras.

Asentí levemente, de hecho Ed tomo mi mano,para darme el valor necesario para seguir ahí, entramos a la casa en donde lamirada de Rosalie seguía sobre mí. ¿Me sentía como un peligro? Ante eso Edwardasintió, pero ¿Por qué? Él simplemente me sonrió.


Espero les guste y bueno dejen comentarios ^^

Capitulo dedicado a:

erika_cullen

sammy_diggory_cullen

Zhere StAr De Black


Estábamos en la sala, Edward les explicabalo que pasaba con Victoria, no había soltado mi mano en todo ese tiempo, perono entendía la razón, toda la familia escuchaba atenta, pero yo ya sabía elplan, se me hacía bueno, ya que lo habíamos pensado los dos.

- Yo no iré - Rosalie como siempre se cruzo debrazos.

- Rose - la voz de Emmett era tierna - es nuestrohermano.

- Además solo le salvaremos la vida - repusoEdward - nosotros la metimos en esto, no regresare con ella, porque ahora heencontrado quien será mi pareja.

- ¿Quién es? - pregunto Rosalie.

- Dominique - contesto apretando mi nariz ybesando mi mejilla.

La sorpresa de la familia no fue tanta comola mía, me quede congelada ante sus palabras, ¿Qué diablos se suponía que eraaquello? Mis ojos se clavaron en los dorados de él, me pedía que mintiera, peroestábamos hablando de vampiros.

 

- ¿Cuándo paso eso? - pregunto Alice.

- La noche que creí a Bella muerta - contesto muy seguro- Nique llego y bueno entendí que mi vida seguía, así que esa noche nos unimos.

- ¡Oh, qué lindo! - exclamo Esme.

- Es bueno saber que ya no tendré que preocuparmepor matar a tu pareja - bromeo Jazz, a lo que yo sonreí levemente.

- Bueno Dominique ya es parte de esta familia -comento Carlisle con su característica sonrisa.

- Siempre ha sido mi hermana - Alice corrió anosotros, aunque su mirada decía que sabía la verdad - así que estoy felicespor ustedes.

- ¿Y ustedes que opinan? - pregunto Edward, observandoa la pareja.

- Felicidades - Emmett sonrió, sus grandeshoyuelos se marcaron perfecto - así no se irá de nuevo.

Rosalie simplemente fingió una sonrisa, perola frase de Emmett hizo que mi corazón muerto, se oprimiera, solo era suhermanita, una más de la familia, sentí las manos de Ed sobre mis hombros, giremi vista a él y sus ojos dorados me miraban con comprensión.

- Bueno salvaremos a Bella, porque se lo debemos -comento Jazz - pero con su ejército necesitaremos ayuda.

- Podemos pedirle ayuda a los metamorfos - repusoCarlisle - además ellos también querrán protegerla.

- Debemos regresar a Forks - dijo Alice - y buenodudo que los perros se nieguen a ayudarnos, además tenemos a la persona que losconvenció la primera vez.

- Carlisle tiene ese don - respondí suavemente.

- El tratado fue cerrado por ti - me explico Ed -recuerda, que tú hablaste con Ephraim y él decidió que estaba bien.

- ¡¿Ah, sí?! - eso era nuevo para mí.

- Tienes el don de la palabra - Carlisle sonreíalevemente - después de que hablaste con él, nos dijo que el trato estabacerrado.

Abrí los ojos, no podía creer aquello,siempre he odiado a los metamorfos y ellos a mí, bueno Ephraim era el máscivilizado de sus amigos, pero no sabía que la plática que había tenido con él,había ayudado a firmar el tratado.

- Es mejor que regresemos - comento Carlisle -entre más pronto estemos en Forks, mejor.

Todos asintieron, y sin más se levantaronde los sillones, Edward me tomo de la mano y caminamos hacia un volvo, solosubimos nosotros dos, ya que cada pareja subió a un auto, nosotros fuimos losprimeros en salir, espere a que ninguno de los vampiros escuchara esto.

- ¿Qué fue eso? - pregunte secamente.

- No puedo volver con Bella, solo la lastimaría -sus ojos no se despegaron de la carretera - y te necesito a ti, quiero que ellavea, que seguí y que ella debe hacer lo mismo.

- Pudiste haberme preguntado - le espete.

- Emmett no le agrado la idea - arrugue la nariz -creo que le recuerdas a alguien de su pasado.

- ¿Me recuerda? - esas palabras salieron sin serconsciente.

- ¿Lo conociste de humano? - fijo su vista en mí -¿Por qué jamás supe nada?

- Porque no era algo de lo que hablara - susurre.

- Por eso ibas tanto al campo - me observoseriamente - ibas a verlo.

No conteste, ya que si, desde que lo conocí,no había dejado de verlo, nunca creí que yo me enamoraría de un humano, pero lohabía hecho, así que siempre que podía iba a verlo, hasta esa noche, en la cualRosalie decidió ir de caza sola.

- ¿Por qué no reaccionaste cuando llego herido? -desvíe mi mirada a un collar que usaba de pulsera en donde colgaba un oso demadera.

 

- Rosalie no me dejo verlo - respondí en voz baja- claro que su olor era el mismo, pero no quería creer que era mi granjero, nopodía creerlo, quise verlo, pero Rose jamás se separo de él y nunca me dejoentrar, cuando despertó , él apenas recordaba su vida humana.

- Debiste hablar con él - sus ojos dorados seclavaron en los míos.

- Lo intente - solté un sollozo - pero élsimplemente siempre quería estar con Rose, ella fue como su ángel de salvación.

- Mírame - me ordeno - todo estará bien, estaremosjuntos y superaremos esto ok.

- Ok - conteste suavemente.

El viaje fue en silencio, puse un poco demúsica para sacar el dolor, de que Emmett solo me veía como su hermanita, sentíla mano de Ed sobre la mía, la apreté creo que necesitaba estar cerca de él.

En ese momento desee tanto poder dormir,dejar por unos segundos el dolor de que el amor que sentía jamás iba a sercorrespondido, nos detuvimos a cargar gasolina, del otro lado se detuvo unconvertible con tres chicas dentro.

- ¡Oh, por Dios! - exclamo una - está guapísimo.

- Está como me lo receto el doctor - dijo otra.

- Yo con él si me caso - repuso la que veníamanejando.

Estaba aburrida, así que baje del auto, Edestaba recargado en el carro, con una sonrisita me abrace a él, recargue micabeza en su pecho y él me rodeo la cintura con los brazos, escuche el gruñirde las tres chicas, a lo que mi sonrisa se ensancho.

Después de eso él me sonrió y unió sufrente a la mía, haciendo que nuestros labios quedaran a escasos centímetros dedistancia, su sonrisa era bastante atrayente.

- Debemos comenzar con nuestra actuación - me dijoen voz baja - y hay que comenzar a practicar.

- ¿Cómo? - arrugue la nariz.

- Debemos aparentar ante todos que somos pareja -respondió acariciando mi mejilla.

- Allie no cree en lo nuestro - repuseobservándolo fijamente.

- Si lo sé, pero no nos desmentirá - comento besandomi mejilla.

No dije nada, él simplemente me sonrió y seseparo de mí, subimos al auto, el viaje de nuevo fue en silencio, claro que yopensaba todo lo que había pasado en esos meses, mi vida no era la mejor delmundo, pero no podía quejarme de ella.



Bueno ya se me fue la inspiración, así ke podrían ayudarme con ideas, no importa lo loca o descabelladas que sean, solo ayudenme a saber como seguir ^^Capitulo dedicado a:
erika_cullengabyrdz29Zhere StAr De Blacksammy_diggory_cullen

Después de haber dejado a los Cullen, habíadecidió seguir con la dieta, pero una noche una niña de no más de doce años,paso por mi lado, y su olor fue tan exquisito, y además yo no había ido decaza, no pude controlar mi deseo y la mate.

Me sentí culpable por meses, pero conocí aLaurent un vampiro compañero de James y Victoria, que me dijo que nosotroséramos lo que éramos y no teníamos porque cambiarlo, así que después de eso, continúe con mi nuevadieta.

Mate de todo, eso me hacía sentir miserableen este momento, pero los ojos que más me dolían eran los de la pequeña, esosojos negros llenos de terror, seguían clavados en mí, yo no merecía esto, nomerecía que Carlisle me recibiera como si nada.

- No pienses tonterías - me reprocho Edward - atodos nos pasa, y tú te sientes culpable, eso quiere decir que aun hay algo quese puede salvar.

 

- No estoy tan segura de ello - repuse suavemente.

- Vamos Nique - tomo mi mano - eres al únicovampiro, que le pedía disculpas a sus presas, antes de matarlas.

- Son simples modales - le espete - mis padres meeducaron así, disculparte si ibas a ocasionar daño.

- ¿Ves? - clavo su mirada en mí - aun hay algohumano en ti, de hecho está tan presente como en Carlisle.

- La educación se queda contigo - susurre - mispadres a pesar de ser pobres, siempre me enseñaron que jamás se deberíalastimar a alguien, para tu beneficio y lo he roto.

Me cubrí el rostro con las manos, teníamucho que mis padres no venían a mi mente, sentí mis ojos picar, de mi gargantasalió un sollozo, yo era feliz en mi vida de humana, tenía un padre que era campesino,no vivíamos en la abundancia, de hecho, muchas veces había que engañar elhambre, ya que no alcanzaba el dinero, para la niña enfermiza.

No era una niña muy sana, siempre que habíauna pequeña brisa, era cosa de preocupación, porque seguramente me tiraría encama por días, mi hermano mayor que me recordaba a Jazz de forma física, peroque era como Emmett, siempre me tenía riendo, me cuidaba y me alentaba a salirde cama.

Mi padre se mataba en el campo, para podercomprar los medicamentos que necesitaba, mi madre lloraba esperando a quesanara y lo hacía, pero solo era por momentos, después de nuevo volvía a caeren cama.

- Y ahora eres una de las vampiros más fuertes -me animo Edward.

- Yo no quería dejarlos - comente - amaba a mifamilia.

- Y ellos a ti - me acaricio la mano - perotambién está familia te ama, y sabes que yo te tengo un cariño especial.

- Es mutuo - repuse - pero extraño a mis padres, ami hermano, extraño mi vida humana.

- Lo sé.

En ese momento el olor a perro mojadoinundo mi nariz, la arrugue por la peste, Edward detuvo el auto de golpe,frente a nosotros apareció un hombre alto, musculoso y su piel rojiza brillabapor la luna, me recordaba a Ephraim.

- Jacob - gruño Edward - no bajes del auto - meordeno.

Después de eso salió de él, camino hacia alhombre que solo llevaba bermudas y mostraba su torso, observe los movimientosdel tipo.

- ¿Qué haces aquí? - pregunto ásperamente elhombre.

- Vine por las muertes - contesto secamente Ed.

- Nosotros tenemos todo bajo control - su miradanegra estaba clavada en él.

- Claro perrito - ironice bajando del auto - espor eso, que ha habido tantas muertes.

- Vuelve al auto - replico Edward.

- Dime cachorrito, ¿crees que tu grupo de perrosmalolientes podrán contra ellos? - ahora su mirada estaba clavada en mí, sinduda Ephraim había dejado bastante genética en ese chico.

- Sanguijuela - siseo - no necesitamos su ayuda.

- Jacob - Edward se había colocado frente a mí -nos necesitas, y lo sabes, sin nosotros no podrás contra ellos.

- ¿Por qué la traes? - a pesar de Edward su vistaseguía fija en mí - ella no sigue tu dieta, esto se podría considerar querompieron el tratado.

- No lo han hecho - le espete - porque no hecruzado a La Push, y ni he mordido a ninguna persona.

- Puedes hacerlo - dijo oscamente.

- Mira pe
- creo que era mejor tratarlo bien -Jacob - su nombre salió suave de mis labios, aunque en ese momento queríaromperle el cuello, por su altanería - sé que no confías en mí, pero Ephraim lohizo y bueno en lo que veo, tu abuelo tenía mucha más experiencia que tú¿Cuántos años tienes?

 

- No te interesa - ante esa respuesta su edad fuetan aparente.

- Debes tener a lo mucho diecisiete - lo observede arriba abajo - no creo que sea conveniente, que a tu edad juzgues,simplemente por la fachada, sé que crees que soy un peligro, pero mírame - susojos negros se clavaron en los míos - te gustó.

Edward gruño por mi sinceridad, pero esoslobos nos veían hermosos aunque nuestro olor no les agradara, al igual que elde ellos a nosotros.

- Si no fueras un metamorfo, seguramente estaríasdetrás de mí pidiendo mi atención - el perro se tensó - pero hagamos algo, siesta boca - pase mi dedo índice por mis labios - llega a tocar una garganta queno me haya suplicado, porque la muerda, podrás matarme.

- ¿Qué quieres decir? - su voz fue ronca.

- Que yo no me acercaré a los humanos, pero siellos se acercan a mí, eso ya no será mi problema - le sonreí de lado.

- No matara a ningún humano - le aseguro Edward -ahora dile a Sam que queremos hablar con él.


Creo ke es la primera vez ke una protagonista insulta a Jake o.o

Espero les guste

Capitulo dedicado a:

erika_cullengabyrdz29Zhere StAr De Blacksammy_diggory_cullen

La mirada de Edward no era nada bueno,sabía que había tentado mucho mi suerte con ese lobo, pero no pude evitarlo,ese perro maloliente, me había sacado de quicio, en cuanto llegamos a la casa,ni siquiera me miro, vaya si estaba molesto.

Los muebles estaban cubiertos con sabanas,le quite al sillón la suya y me senté, solo observe como Edward caminaba de unlado a otro en la sala, creo que estaba en problemas, me mordí el labioansiosa, esperando que comenzara con su discurso.

Pero no hubo nada, eso quería decir que lepreocupaba más su humana, sentí el olor del resto de la familia, así que decidíno decir nada, en menos de un minuto se escucharon los autos estacionarse ysegundos después todos los Cullen entraron a la sala.

Sentí la mirada de Edward sobre mí, y enmenos de un segundo ya estaba sentado a mi lado, tomando mi mano, como si enverdad fuéramos una pareja, no entendía para que engañar a la familia, pero nodije nada.

- Horrible viaje - gruño Rosalie.

- ¿Ya hablaste con Sam? - pregunto Carlisle.

- No - Edward se puso de pie, por fin soltando mimano - pero me encontré con Jacob y le dije que necesitábamos hablar con Sam.

- Y bueno ya vienen - repuso Alice - el olor aperro comienza a inundar mi nariz.

Carlisle fue el primero en salir, dude ensi ir o quedarme, pero Edward me extendió su mano, en cuanto la tome salimos dela casa, en cuanto llegamos al bosque una enorme manada de lobos rodeaba aCarlisle, había aumentado en demasía, la última vez solo eran tres, y ahoraeran doce.

- Wow - exclame - no pensé que los lobos semultiplicaran como conejos.

Todos rieron a excepción de Rosalie, ya queahora toda la familia estaba frente a los lobos, en cuanto llegamos a ellos, Edwardme coloco detrás de él, observe a todos los lobos y el café rojizo de nuevo mellamo la atención.

 

- Él es Jacob ¿cierto? - repuse señalando alrojizo, Edward asintió - hasta eso le heredo Ephraim el pelaje.

Escuche el gruñir de los lobos, ante esoEdward dio un paso hacia atrás y yo también tuve que darlo.

- No matara a nadie - aseguro Edward - si lo hace,yo daré la cara.

- Al igual que nosotros - se unió Emmett.

- Ella es la nueva integrante de la familia Cullen- Edward apretó mi mano - sí, Dominique es mi pareja.

Una cosa era decirlo con la familia, perouna muy diferente con los perros, la mirada de todos se poso sobre nosotros, mepegue más a Ed por el nerviosismo que apareció en mí.

Escuche como Carlisle comenzaba aexplicarles todo a los lobos, y de que debían hacer un pacto, por defender a lapoblación, aunque sabía que ese pacto era por Isabella Swan, me preguntaba comosería.

Nunca le había conocido un gusto a Edward,bueno Tanya Denali había tratado de conquistarlo, pero él simplemente se habíanegado a los encantos de la vampiro, al igual que Rosalie, jamás la vio comopareja, entonces sería más hermosa que la rubia engreída o al menos su carácterera más tratable.

¿Era morena, rubia, pelirroja o castaña?¿De qué color eran sus ojos? ¿Sería alta, baja, mediana? Muchas dudas inundabanmi mente, pero principalmente ¿Qué había tenido que había logrado conquistar elcorazón del pequeño Edward?

Ellos estaban metidos en la explicación delos lobos, y yo preguntándome como sería la humana, porque seguramente algodebía tener, para que Edward, después de décadas de soledad, decidieraenamorarse de alguien, sentí la mirada de Ed, mis ojos se clavaron en losdorados, y me dio a entender que él no había decidido, simplemente habíapasado.

Pues así era el amor llegaba cuando menoslo esperabas, pero era horrible no ser correspondido, pero él sí lo era y eltorpe pensaba dejarlo ir, estos vampiros idiotas y su instinto protector, porfavor le estaba haciendo más daño tratando de "protegerla" que si estaba conella.

De nuevo su mirada de reproche.

"¿Qué?"pregunte mentalmente "no tengola culpa que te metas a mi mente" sus ojos se entrecerraron "ahorasí que digo lo que pienso, esa tal Isabella, sería más feliz estando a tu lado" arrugola nariz "pero Ok respeto tu decisión, no la apoyo, pero larespeto"

Movió ligeramente la cabeza, decidí pensaren otra cosa, giré mi vista para distraerme en otra cosa, y bueno fue un errorporque observe a Emmett, era simplemente perfecto, era lo mejor que había, ysin ser consciente una sonrisa tonta adorno mi rostro.

Como no recordar sus ojos aceitunados, quecuando me veían tenían un brillo especial, del cual me había enamorado día adía, nunca me dijo Te Amo, pero no era necesario porque lo veía en sus ojos queyo amaba, aunque tal vez si falto, o mimente me dio malas pasadas haciéndome creer que él sentía lo mismo.

Cuando él giró a mí, yo desvíe la miradahacia los lobos que comenzaban a irse, eso quería decir que la junta habíaterminado, sin esperar a nadie camine hacia la casa.

Alguien me tomo la mano, claro que sabíaquién era, me detuve y el resto de la familia paso por nuestro lado, en esemomento no deseaba su discurso, quería encerrarme y no salir nunca de larecamara.

 

- Iremos a cazar - informo Edward.

- No tarden - repuso Carlisle - necesitamoscomenzar a practicar.

- Sí - dijo distraídamente Ed - en un ratovolvemos.

Sin más echo a correr y yo tuve que hacerlo mismo, media hora después se detuvo, nos habíamos alejado bastante de Forks,había olvidado lo rápido que corría.

- Has mejorado - dijo cuando nos detuvimos.

- Pues treinta años, logran grandes cosas -respondí olfateando, para ver que había.

- Jacob no es como Ephraim - ya sabía que venía eldiscurso - él nos odia tanto como Quil, no se va a tentar nada para atacarte.

- ¿Crees que un perro me lograría hacer algo? -eleve una ceja ofendida.

- No es eso - me tomo de los brazos y me obligo amirarlo - no trates de jugar con Jacob, porque te conozco y sé que las personasque odias, cuando tratas de jugar con ellas, terminan cayéndote bien.

- Eso es una mentira - le espete.

- ¿Ephraim? - ¿Qué tenía que ver él en todo esto?

- Nunca odie a Ephraim - gruñí.

- Tampoco odias a Jacob - ¿A dónde quería llegar?- tú y Ephraim se volvieron algo así como amigos, no quiero que pienses quepuedas hacer lo mismo con su nieto, él no nos soporta, no habrá nada entreustedes.

- Ya entendí - lo mire fijamente - ¿crees que mevoy a acercar a ese perro, porque me recuerda a Ephraim? - no respondió - elparecido solo es físicamente, su abuelo tenía algo más.

- ¿Qué? - sus ojos ahora eran negros.

- Él entendía lo que era sentirse miserable,siendo algo que no pediste - respondí - a pesar de tener una manada y unafamilia, se sentía solo, porque nadie comprendía lo que significaba sermetamorfo.

- ¿Y tú crees que nadie te comprende siendo unvampiro? - su agarre se hizo más fuerte - si no te has dado cuenta, dentro dela familia nadie pidió ser lo que somos.

- No fue por eso - mi voz fue ácida - él meentendía, al no ser correspondido, amaba a una mujer que ni siquiera lo veía,pero claro después se imprimo de Milca - su agarre se hizo débil - Ephraimentendió un poco de lo que yo sufría, cuando Emmett y Rosalie se besaban frentea mí.

- ¿Por quénunca me lo dijiste? - su voz era suave.

- Estabas metido en tú depresión de ser un vampiro- respondí bajando la mirada - además, para que darte problemas que ni erantuyos.

- Desde que te encontré, lo nuestro fue más queuna simple amistad - me levanto el rostro, para que lo viera a los ojos -¿recuerdas que dijiste que era como tú hermano mayor? - asentí sin apartar lamirada - los hermanos se ayudan, y yo necesitaba saber que pasaba contigo.

- Lo siento - me disculpe - no quería que tútambién tuvieras que actuar frente a ellos, porque te conozco y sé que hubierastomado mi dolor como tuyo.

- Tal vez - aceptó - pero te hubiera ayudado, talvez me hubiera ido contigo.

Me abrace a él, ya no quería saber más,simplemente saber que Edward estaba ahí, y que ahora no estaba tan sola comocreía, él también sufría, así que estaríamos juntos para superar el dolor.



Capitulo dedicado a:

gabyrdz29

erika_cullen

NaneePooh

- ¿En verdad debo ir al instituto? - pregunteobservando a Carlisle.

- Si queremos que todo siga pareciendo real -contesto suavemente - conoces Forks, ya todos saben que la sobrina del doctorCullen está aquí.

 

- Y por tal debes ir a la escuela - comento Esme -debes seguir con la versión, de que estuvimos fuera porque estuvimos viviendoun tiempo con tus padres, pero regresamos a Forks porque necesitaban demasiadoa Carlisle en el hospital.

- Y tu padre te dejo venir aquí - continúoCarlisle - porque creyó que necesitabas un poco de aire fresco.

- Es unpoco confuso - susurre.

- Siendo vampiro debes entenderlo perfecto -repuso Edward a mi espalda - además créeme nadie se acercara a nosotros.

- Si tú lo dices.

- Bueno es mejor irnos - tomo mi mano, ya meestaba acostumbrando a esto de ser pareja - nos vemos después.

- Nos vemos - me despedí.

En la sala estaban Emmett, Rosalie, Jaspery Alice, los cuatro parecían esperarnos, arrugue un poco la nariz al noentender porque nos esperaban.

- ¿Aun te gustan las motocicletas? - me preguntoEdward al oído.

- Por supuesto.

- Yo la elegí - repuso Emmett.

- ¿Enserio? - gire a ver a Edward, asintiólevemente - ¡Oh, eres lo máximo! - me colgué a su cuello de la emoción - es poreso que Te Amo.

Siempre solía decirle eso, cuando mecompraba algo que me gustaba o me decía algo que me hacía sentir mejor, perosiempre estábamos solos, él simplemente me tomo de la cintura y me pego más a él.

- No más que yo - me susurro, sabiendo que todosnos estaban escuchando - ten - le arrojo a Emmett las llaves del volvo - nosvemos en la escuela.

Y sin más paso su brazo por mi cintura y mepego a él, había olvidado que Edward era el mejor actor, de hecho ni los mismosvampiros se daban cuenta, bueno solo tal vez Alice y eso era porque nos conocíaa la perfección a ambos.

Caminamos al garaje en donde estaba una MV-AgustaF4CC negra, estaba hermosa, me solté de Edward y camine alrededor de ella paraverla (https://www.gulum.net/motor/resimler/MvAugusta_F4CC_2007_01_1024x768.jpg)decir que era una belleza era poco.

- ¿Te gusta?

- ¿Bromeas? - tenía mucho tiempo que no meemocionaba con algo como por la moto - es lo mejor que puede haber.

- Y es toda tuya - me aventó las llaves, que tomecon un movimiento flojo.

- Eres increíble - conteste, acomodándome en lamoto.

- Pero antes debes usar protección - observe comocaminaba por dos cascos.

¿Para qué diablos necesitaba casco? Si eracasi indestructible, lo observe con la nariz arrugada y él sonrió.

- Si ya sé - me coloco el casco - pero toda lagente normal, querrán vernos llegar con ellos, porque ellos no saben que anosotros no nos pasará nada sin ellos - claro - bueno señorita Hudson - eleveuna ceja por el apellido, tenía años que no lo usaba - no puedes ser Cullen yser mi novia.

- Ok - suspire.

- Bueno señorita Hudson, ¿me haría el favor dellevarme a la escuela? - esa sonrisa torcida me contagiaba, cualquier humana dehecho varias vampiros la encontraban sexy, pero para mí era alivio y paz.

- Claro señor Cullen - no sabía cómo me veía conel casco.

- Se ve hermosa - repuso subiéndose detrás de mí -de hecho lo hace siempre. Código P0300: Solución y Causas | Actualizado 2023

- Es todo un caballero, señor Cullen.

Encendí la motocicleta y en ese momentoEdward rodeo mi cintura, cuando eso paso acelere, escuche la suave risita deEd, sabía que estaba feliz de que me sintiera tranquila y por primera vez enmucho tiempo emocionada y alegre en verdad, aunque eso se opaco cuando recordéque hoy conocería a Isabella Swan y tendría que ver los ojos de dolor de mivampiro.

 

[





















]

Esto era horrible, ya mi vida se había ido,había acabado cuando él me dejo, sé que fue real por el dolor, solo por eso séque él existió, mejor dicho que ellos existieron.

Llegue al instituto, observe a variosestudiantes hablar y reír, ¿Por qué yo no podía seguir como ellos? La respuestaera simple, no tenía a Edward a mi vampiro, con él se había ido mis ganas devivir, solo seguía aquí por mis padres, pero ya no había nada.

Suspire, no deseaba bajar a un mundo quesolo les pertenecen a la gente viva, y a pesar de que mi corazón late y mispulmones siguen recibiendo oxígeno, yano existo, porque la razón de vivir se había esfumado.

Giré mi vista hacia donde el volvo siempreestaba estacionado, parecía que el lugar aguardaba al igual que yo, queregresara, pero sabía que eso era imposible, se había cansado de mí y por esose esfumo como la espuma del mar.

Pero en ese momento mi corazón dio unvuelco, o me estaba volviendo loca, o era su auto, mi vista se quedo clavada enel auto y mis ojos no podían creerlo, estaban bajando los Cullen, observe acada uno.

Todos seguían iguales, Alice sintió mimirada y giró a verme y como un sueño desvió la vista y siguió a Jasper quecaminaba detrás de Emmett, este iba de la mano de la Rosalie, pero no habíanada de mi vampiro, me baje de la camioneta, para preguntar por él.

Pero antes de que lo hiciera, unamotocicleta paso por delante de mí, observe que se estacionaban al lado delvolvo, primero bajo el de atrás que era sumamente alto, antes de quitarse elcasco, tomo de la cintura a la de enfrente y como si fuera tan liviana como unapluma, la bajo quedando de frente.

La diferencia de estatura era como de unosquince centímetros, las manos del chico subieron a la cabeza de ella y le quitoel casco, a lo que ella le sonrió como agradecimiento, su piel eraextremadamente pálida y su cabello negro la hacía ver aun más.

Sentí cierto pánico, ya que tal vez ella omejor dicho ellos eran espías de Victoria, aunque enseguida moví la cabezahacia los lados, para apartar ese pensamiento, creo que comenzaba con deliriode persecución.

De nuevo puse toda mi atención en lapareja, cuando lo hice, él ya no tenía el casco, y sentí mi corazón hacersepedazos, bueno más de lo que ya estaba, el cabello rubio cobrizo y despeinadose movía ligeramente por el aire, estaba inclinado sobre aquella hermosacriatura, que era más hermosa que la misma Rosalie.

Sentí las lágrimas bajar por mis mejillas,me sentí patética, sin esperar a que la pareja terminara entre al edificio, ¿enqué momento había creído que él me amaba? A mí que no era más que una simplehumana.

Ahora ya lo entendía, jamás seríacompetencia para ella, nunca lo sería, porque era hermosa, fuerte y nonecesitaría de él para protegerse, ella podía hacerlo sola, no era frágil einútil como yo.


Capitulo dedicado a:

gabyrdz29

erika_cullen

En cuanto se separo de mí, supe que cierta persona estaba cerca, le mande una mirada de reproche, pero a él no pareció importarle, de hecho el muy desgraciado me sonrió como si nada.

 

- Eres imposible - le reproche.

Sin más camine hacia el salón, Edward en verdad me iba a terminar volviendo loca, dudaba que un vampiro pudiera quedar loco, bueno no más de lo que ya estamos, pero Ed estaba jugando demasiado con esto y no quería terminar confundida.

- Hola - ante aquella voz levante la vista.

- Creo que se te perdió la perrera - le espete.

- Yo soy educado contigo y eso es lo que recibo - sus ojos se entrecerraron.

- Lo siento - me disculpe - estoy acostumbrada a insultar a tus amigos.

- Creo que estamos en las mismas - sonrió de lado - pero necesito hablar contigo.

- Es raro - replique - que un metamorfo quiera hablar con un frío.

- Es urgente lo que quiero decirte - me espeto.

- Pues dilo - sabía que no deseaba hacerlo aquí.

- Te llevare a un lugar más privado - susurro.

- No soy estúpida - me encantaba hacerlo rabiar - seguramente tienes a todos tus perros haya fuera y en cuanto salga, se abalanzarán sobre mí - sus ojos negros brillaron amenazantes - así que si quieres hablar, hazlo ahora o calla para siempre.

- Vaya sentido del humor que tienes - ya que solté una débil carcajada.

- Yo diría que tú eres el que no tiene sentido del humor - repuse elevando los hombros - pero esta bien musculitos, ¿A dónde me llevarás?

- Sígueme - su voz fue débil.

Suspire antes de caminar detrás de él, sabía que Edward en ese momento estaba leyendo mis pensamientos así que comencé a tararear una canción mental, aunque seguramente vería los pensamientos del chico perro, solo esperaba que no llegara y me diera su discurso de los días anteriores.

En cuanto llegamos al estacionamiento, observe que caminaba hacia su motocicleta, lo observe a una distancia considerable, esperando que su olor no llegara mucho.

- Te sigo - comente.

- No creas que te iba a dejar subir conmigo - me espeto.

- Lo deseas - sonreí de lado - pero esta vez no se te va a hacer.

Escuche como rechinaba los dientes, y eso hizo que mi sonrisa se ensanchara, subí a la moto regalo de Edward y me coloque el casco como mi querido "noviecito" me había ordenado en la mañana, observe al perro salir del estacionamiento.

Llegamos a la reserva según me había dicho Alice, se estaciono y yo hice lo mismo, me quite el casco y lo coloque sobre la motocicleta, después de guardar las llaves en la bolsa de mi pantalón y tomar la mochila camine hacia él.

- ¿De qué quieres hablar? - pregunte cuando estuve a una distancia de dos metros y medio.

- ¿Es cierto lo que dijo el chupasangre? - eleve una ceja.

- No te interesa - respondí con indiferencia.

- Me interesa - susurro.

- Tú y yo no haríamos una buena pareja - bromee.

Sus ojos negros me observaron con irritación, en ese momento reí por su reacción, en verdad que me encantaba molestarlo, parecía una niña haciendo eso, pero me divertía haciéndolo enojar.

- No me gustas - replico, ante aquello mi risa aumento - ¿puedes tomar algo enserio?

- Contigo no - ante aquello me dio la espalda - pero, lo voy a intentar, no te aseguro nada, pero lo intentare.

Se giró y respiro profundo antes de recargarse en un árbol, espere con paciencia a que dijera algo, pero parecía pensar lo que iba a decir, observe el pasto y sin más me senté en flor de loto, esperando a que se decidiera hablar.

 

- ¿Te hablo de Isabella Swan? - pregunto después de dos minutos en silencio.

- No hay nada que no sepa de Edward - respondí con simpleza - ¿pero que tiene que ver ella en esto?

- Estoy enamorado de ella - aquella contestación me dejo en shock, era como un Deja vú.

- ¿Y eso que tiene que ver conmigo? - no deseaba que viera mi sorpresa.

- Ella ama a tu chupasangre - su voz, odiaba que Edward tuviera razón, no debía haberme acercado a Jacob, pero ahora ya era tarde - y bueno creo que si tú estás con él, ella podría estar conmigo.

- No es así - mi voz fue baja - hay amores que no se olvidan, y el de Edward y Bella es uno de ellos, no creo que quieras ser el segundo plato.

- Sé que ella me ama - sus ojos mostraron firmeza ante aquello - solo necesito tiempo, que ella sane sus heridas y por fin se de cuenta de lo que siente por mí.

- Jacob - llame suavemente - entiendes que si te acercas a ella, y la ayudas a sanar y todo eso, y se enamora de ti - clave mis ojos en los de él - ¿Qué harás cuando aparezca tu imprimación?

- Ella lo es - replico.

- Sabes que no es así - estaba por replicar - porque si lo fuera ella te habría elegido siempre, y sé que sufres y lo entiendo, pero esto que estás sintiendo no es nada cuando en verdad pierdes a tu imprimación.

- Eso no lo sabes - gruño.

- Claro que lo sé - mi voz siguió siendo tranquila - vi el dolor de tu abuelo cuando, su imprimación murió y te aseguro que lo que sientes es una milésima de lo que Ephraim sintió.

Sus ojos se abrieron, sonreí levemente, en ese momento era como volver a hablar con Ephraim, escuchar sus relatos, sentí dolor, me había encariñado demasiado de él y Edward tenía razón, deseaba encontrar en Jacob a su abuelo.

- ¿Cómo sabes eso? - por fin la sorpresa lo dejaba hablar.

- Hay muchas cosas que sé de ti - le sonreí suavemente - Ephraim, fue algo así como un amigo.

- ¿Enserio? - elevo una ceja incrédulo.

- ¿Por qué te sorprende? - lo observe seriamente - que tu seas un lobo y yo un vampiro, no quiere decir que no exista una amistad, de hecho créeme quise mucho a tu abuelo.

- No puedo creerlo - confesó - aunque la verdad, mi abuelo siempre dijo que detrás de los fríos había buenos sentimientos, bueno de algunos.

- Tu abuelo, era un genio - sonreí de lado - de hecho me recuerdas mucho a él, claro la inteligencia lo omitimos.

- Oye - me reprocho.

Solté una carcajada, en verdad Jacob me recordaba demasiado a Ephraim, y tal vez Ed tenía razón y él en verdad nos odiaba, aunque simplemente ahora hablábamos como amigos.

- Supongo que por tu forma de ser, mi abuelo te acepto - ante aquellas palabras deje de reír - sino fuera por tu olor, podrías caerme bien.

- Creo que eso, es lo más cercano a halago, que recibiré de parte de Jacob Black - sonreí ante aquello.

- Aunque a veces, eres un tanto insoportable - dijo secamente.

- Algún día aceptarás que te agrado - eleve los hombros - y ese día, me reiré bastante.

- Pues espera sentada - camino hacia su motocicleta.

- Puedo esperar toda la eternidad - conteste con desinterés - pero créeme Jacob lo aceptarás.

 

Escuche su bufido y lo observe subirse a su motocicleta, moví la cabeza ligeramente, mientras escuchaba como arrancaba la moto, en cuanto deje de escucharla me levante.

- Ephraim, si que dejaste un nieto, más obstinado que tú - susurre - pero le tendré paciencia.


Lamento la tardanza, pero espero ke el capitulo les guste ^^

Capitulo dedicado a:

Zhere StAr De Black

erika_cullen

gabyrdz29

Edwardgirlfriend

- ¿Dónde diablos estabas? - fue lo primero que salió, al verla llegar bien.

- En el bosque - contesto con indiferencia - ¿no sabía que fueras tan posesivo? - y todavía tenía el descaro de bromear.

- Pensé que ese perro te había hecho algo - gruñí.

- Su nombre es Jacob - dijo seriamente - y es un buen chico.

- ¿Ya eres su amiga? - en verdad, había pensado que la había atacado, y ella se estaba divirtiendo de lo lindo con él.

- ¿Importa? - en verdad, Dominique era con la única persona que jamás ganaba una discusión.

- ¿Acaso estás loca? - la observe seriamente - ya te dije que Jacob, no es Ephraim, él te matara sin dudarlo un segundo.

- Me suena más a celos - sonrió de manera altiva - pero Edward, no tienes porque molestarte, mi corazón es tuyo.

Sabía que toda la familia nos escuchaba, era por eso que decidí no decir lo que en verdad pensaba, pero sabía que lo veía en mi mirada.

"No me interesa" pensó, "en verdad Jacob, me cae bien y ni tú ni nadie lo va a cambiar", en ocasiones me preguntaba si en verdad los vampiros maduraban o se quedaban en la edad en que habían sido transformados. Pero parecía que en el caso de Dominique, eso había sucedido, su actitud había quedado como una chica de dieciocho años.

Pero de esto lo íbamos a hablar, porque no me iba a decir que no podía meterme en su vida, cuando ella se había metido en la mía, además estábamos juntos en esto, si ella caía yo lo hacía y viceversa. No iba a dejar que nuestro teatro de amor se viniera abajo solo por sus caprichos y menos con el metamorfo.

Ella se sentó en uno de los sillones, y me observo con diversión, en verdad deseaba jugar, pero no iba a ser tan fácil, yo también sabía hacerlo, y si ella ponía en riesgo su vida; no lo iba a permitir, así tuviera que ir y amenazar a Jacob.

- Tu lo pediste - apenas si moví los labios, pero sabía que lo había escuchado.

Sin más salí de la casa, sabía con que chantajear al perro, así que ya sabía cual sería el precioso, y por más que doliera se lo daría, todo por mantenerlo lejos de Dominique, subí al volvo sin ver hacia atrás, sabía que venía detrás de mí.

- Ni se te ocurra Edward - me observo fijamente - si lo haces, te juro que te vas a arrepentir.

- Ya lo hago - gruñí - además de una persona como tú, no se ve bien una amenaza.

- No puedes cambiarla por mí, - sus ojos ahora eran negros - no voy a dejar que lo hagas.

- Entonces aléjate de él - ante aquello escuche un débil gruñido, apenas perceptible.

- No - fue su respuesta.

- Entonces no me dejas opción - le dije seriamente.

Antes de que replicara, un olor a vampiro inundo mi nariz, ante aquello Dominique se tensó, parecía reconocer el olor, baje del auto para entender que pasaba, pero ella cerro los ojos.

 

- Me encontró - susurro - él está aquí.

- ¿Quién? - no entendía a quien ser refería.

- Hayden - fue su respuesta.

Sabía lo que ese nombre significaba, era el vampiro que la había transformado, desde hacía años que huía de él, ella aseguro que cuando la encontrara la iba a matar, después de todo lo había dejado cuando él le había dicho que a él ningún vampiro lo dejaba, pero ella lo había hecho, lo había abandonado.

- Tranquila - susurre al sentir su nerviosismo.

En ese momento un hombre un poco más bajo a mi estatura se colocó frente a mí, los ojos rojos le daban un aspecto bastante atemorizante, su cabello castaño y despeinado le daba un toque salvaje y temible.

- Por fin - susurro con una sonrisa ladina - ¿creías que no te iba a encontrar pequeña?

- Hayden - su voz trato de ser amable y suave - no te estaba abandonando, solo deseaba ver un poco de la vida sin tu supervisión.

- Y veo que encontraste pareja - clavo su mirada en mí - pero recuerda, eres mía, la marca en tu cuello lo dice.

Dominique se llevo la mano a su cuello instintivamente, mientras trataba de esconderse de él, sabía que Hayden tenía un don, que con eso había logrado mantener a Nique con él, era la manipulación de mentes, pero que en ella era más sutil, por eso ella había escapado y jamás había logrado nada con ella.

- No lo veas a los ojos - susurro Nique que se pego a mí.

- Vaya - sonrió de manera casi siniestra - le dices cual es mi punto débil, creí que había algo entre nosotros.

- Tú la obligaste a vivir contigo - replique - y sabes que no dejaré que se vaya con alguien como tú y menos lo que piensas hacer, en cuanto la tengas en tus manos.

- Tu noviecito, es un leedor de mentes - en ese momento la familia salió - veo que encontraste esa familia con la que soñabas - se burlo.

- ¿Qué pasa? - pregunto Jasper, que se había colocado a mi lado - ¿Quién eres?

- Pregúntele a Dominique - sonrió de lado.

- Hayden - repuso Carlisle, al entender el miedo de Dominique.

- Veo que la muñequita si les ha hablado de mí - su mirada se clavo en ella de forma fría - así que entienden que haya venido por ella.

- No ira a ningún lado - esa voz fue de Esme que se había puesto delante de él.

- ¿Y ustedes me lo impedirán? - esa sonrisa burlona, solo hacía que el miedo de Dominique creciera y con ello llegara imágenes que no deseaba ver.

- Hayden - llamo Dominique saliendo de detrás de mí.

- No irá contigo - la tome del brazo, impidiendo que siguiera caminando hacia él.

- Veo que tu amor por ella, es más que tu sentido de supervivencia - sabía lo que iba a hacer, así que empuje a Nique con Jasper.

Que enseguida la tomo de los brazos, para no dejarla ir, Carlisle también parecía haber leído mis pensamientos, ya que tomo a Esme haciéndola a un lado. No iba a dejar que se la llevará y después la matará, no lo iba a dejar, gruñí mientras caminaba hacia él.

- Vas a morir - dijo con su mirada roja sobre mí - y después ella vendrá conmigo, pero tal vez pronto estén juntos en el infierno.

- No dejare que le toques un pelo - lo miré fríamente - así que el que va a morir serás tú.


Lamento la tardanza ^^U

Hayden

 

Capitulo dedicado a:

gabyrdz29

erika_cullen

Edwardgirlfriend

Edward jamás había sido bueno luchando, y dudaba que Hayden fuera malo, después de todo era un nómada y debía enfrentarse a más vampiros, cuando se trataba de sus dominios, así que la batalla no iba a terminar muy bien para Edward.

Ante eso me aterre no podía dejar que algo le pasará, después de todo solo estaba tratando de protegerme, observe como nadie se movía solo observaban como caminaban hacia el bosque, pero yo no podía dejar que lucharan.

Me solté del agarre de Jasper y corrí hacia ellos, Hayden lo percibió antes que Edward, como dije ser un vampiro nómada hace que tus sentidos mejoren, y también la sangre humana te da más fuerza.

- Iré contigo - susurre tomando a Hayden de los brazos - pero déjalo fuera de esto.

- Pero que tierno - sonrió de forma burlona - me vas a dar tu vida, por la persona que amas, en verdad que esto es como esas tontas novelas, que leías cuando estabas conmigo, creí que habías cambiado.

- Regresa con ellos - me ordeno Edward.

- No lo haré - clave mi mirada en él, en ese momento supe que dar mi vida por él era tan fácil, como darla por Emmett - ya hiciste mucho por mí.

- No voy a dejar que te mate - replico.

- Deja de preocuparte por mí -lo mire seriamente - y haz algo con tus problemas.

- Tú eres uno de mis problemas - eleve una ceja, mientras Hayden seguía riéndose - no puedo dejar que mueras, porque no quiero perderte, eres la que me hizo ver que no somos monstruos.

- Esto en verdad me da nauseas - sentí la mano de Hayden en mi brazo - y ya que decidiste venir conmigo, no necesito luchar con él, para llevarte, así que vámonos.

- Ella no irá a ningún lado - en menos de lo que imagine, Edward de nuevo me cubría con su cuerpo - no, mientras yo pueda protegerla.

- Enserio, no puedo creer que la vayas a defender, aun a costa de tu propia vida - Hayden, siempre había dicho que eso eran tonterías - mujeres hay cientos, puedes conseguir a una humana y después transformarla.

- Jamás has entendido la palabra amor - gruño Jasper que había llegado junto con Emmett.

- ¿También ustedes? - la sonrisa burlona, deseaba matarlo con mis manos.

- No vamos a dejar que te lleves a nuestra hermana - ante aquello de nuevo mi corazón se hizo pedazos, solo era su hermanita.

- Mírame - me ordeno Edward - no te voy a dejar ir con él, porque sin ti, mi vida se complica.

En menos de lo que imagine Emmett y Jasper se habían abalanzado sobre Edward, en ese momento Hayden me tomo del cuello y me estrello contra un árbol, claro que no con toda su fuerza, porque sino el árbol se habría venido abajo.

- No lo hagas - le suplique.

Mi mirada estaba en Edward que era atacado por sus hermanos, sabía la razón, era por eso que iba a suplicar porque los dejará ir, después de todo a quien quería era a mí.

- Él se lo busco - su mano se cerraba alrededor de mi cuello.

Observe una enorme roca, que al menos alejaría un poco a Emmett, que era el más fuerte de los dos, en cuanto eso llego a mi mente, la roca desconcentro al que deseaba, dejando que Edward escapara de Jasper.

Cerré los ojos esperando lo que tenía que pasar, quería saber si había algo más después de esto, pero jamás llegue a sentir que destrozara mi cuello, de hecho deje de sentir su cercanía, en ese momento que abrí los ojos Rosalie estaba sobre él.

 

Sabía que era momento de actuar, sin pensar mucho las cosas salte sobre él, lo hice pedazos apenas notando lo que hacía, en menos de lo que imagine. Las llamas consumían a Hayden, me mordí el labio, jamás pensé que ese ser al que alguna vez le prometí estar con él.

Ahora se estuviera convirtiendo en cenizas. Por extraño que parezca una parte muy pequeña sentía cariño por él, después de todo los primeros meses de mi nueva vida, él me ayudo a entender mi don, mi sed y sobre todo me dio protección.

Cosa que olvido en poco tiempo, ya que después de los cuatro meses en los cuales me sentí en casa, se transformo en un ogro, por eso escape. Pero aun así le tenía cariño, claro que mi miedo era mayor, cerré los ojos tratando de alejar de mi mente.

- Todo va a salir bien - Edward me abrazo.

- Nada esta bien - susurre - me aterre, al creer que podía matarte.

- Estoy bien - me consoló - siempre voy a estar contigo.

Me aferre con más fuerza a él esperando que eso fuera cierto, me aterraba la sola idea de no poder verlo, no sabía porque esa calidez de sentirme en sus brazos se iba haciendo una necesidad.


espero ke el capitulo les guste, la verdad no tengo la mayor inspiracion del mundo y menos ahora ke he regresado a la escuela T.T

Capitulo dedicado a:

gabyrdz29

erika_cullen

decode_blood

POV Edward

No sabía que estaba sintiendo, y la verdad tampoco sabía si estaba bien o mal, después de todo se suponía que yo amaba a Bella, Nique solo me ayudaba a que yo pudiera mantenerla a salvo, y después se iría, pero eso me hacía sentir vacío saber que no la vería más.

Mi corazón se oprimía de solo imaginar mi vida sin ella, de solo pensar que no vería más esos ojos rojos, que ahora ya eran más pálidos, comenzaban a hacerse dorados, sabía que no iba a tardar en que sus ojos volvieran al color del resto de la familia.

- ¿En qué piensas? - pregunto Emmett que se sentó a mi lado.

- En cosas - respondí sin mirarlo.

- Sé que suelo ser el bromista y todo eso - repuso suavemente - pero me importas, y pues también me importa Dominique, no me gustaría que solo la utilizarás para olvidar a Isabella.

- No la utilizo - le espete.

- Yo ya la lastime - ante aquello desvíe mi mirada a él - no lo hagas tú también.

- ¿Cómo que la lastimaste? - pregunte sin ser consciente.

- La conocí, cuando aun era humano - sonrió levemente - un rostro como el de Dominique no se olvida, claro que no se hace.

En su mente observe a Nique con un su clásica sonrisa risueña, su cabello negro lo traía en un perfecto moño, que se ocultaba por un sombrero que ella detestaba, pero que Esme y Rosalie le hacían ponerse. Estaba en una carpintería no sabía que hacía ahí.

- Hola - saludo Nique al chico, que en cuanto se giro supe que era Emmett humano, su cabello negro igual de corto, sus ojos eran aceitunados - necesito saber, cuánto me costará una mecedora.

- ¿Una mecedora? - pregunto Emmett idiotizado por la imagen de Nique, que denomino un ángel.

- Sí - respondió divertida.

 

- En ese momento recordé que en una tarde, entre Rosalie y Nique habían roto la mecedora favorita de Esme y había sido la primera vez que habíamos temido de ella.

- Pues para una hermosura como usted, se la hago gratis - ella de nuevo sonrió.

- Es muy amable, pero debo pagar por sus servicios - Emmett no podía creer que tanta belleza cupiera en una mujer.

- Que le parece si me la paga con una cita - le dedico una sonrisa ladina.

- No debería - esta vez su rostro se volvió serio - creo que se vería mal, que saliera con una persona a la cual no conozco.

- Pues eso se soluciona - se irguió - soy Emmett McCarthy.

- Dominique Hudson - contesto ella con una leve sonrisa.

- Bueno señorita Hudson, ya no puede rechazar mi cita - tomo su mano y la beso.

- Me enamore, Ed - la mirada de Emmett estaba brillosa - enserio lo hice, quería pasar toda mi vida a su lado.

- ¿Y que paso? - pregunte.

- Rose vino y me dijo que lo mejor era que me alejara de Dominique - sonrió amargamente - que ella estaba cambiando por mí, y que además ella se iba a casar pronto.

No podía creer que esa rubia, que decía ser la mejor amiga de Nique le hubiera hecho eso, Emmett soltó un suspiro.

- Me sentí traicionado y enojado, así que hice lo único que me tranquilizaba, cazar osos - estaba conociendo un poco sobre eso - pero papá decía, que siempre que caces debe ser con la cabeza fría y yo no la tenía para nada.

- Por eso te ataco el oso - complete, él asintió.

- Cuando desperté vi a Rose a mi lado - hizo un amago de sonrisa - y después vi a Dominique entrar, con mis nuevos ojos, la vi aun más hermosa, quise hablar con ella, pero mi nuevo ángel dijo que no era bueno, que debía darle tiempo, que ella no me quería como vampiro.

- Ella Te Ama - gruñí.

- Eso creí - acepto - pensé que con el tiempo, ella se iba a acercar a mí, pero Rose me dijo que lo mejor era que mintiera y dijera que no la recordaba, que yo solo la lastimaría, y además vi como te miraba, a mí jamás me vio así.

- Dominique no ve a nadie como lo hace contigo - clave mi mirada en él - ella se fue por ti, para que fueras feliz, con la que ella creyó su hermana, pero lo único que hizo fue alejarte de ella ¿La amas?

- Sería estúpido - no mostró emoción alguna - me enamoré de Rosalie.

- Mientes - clave mi mirada en él - y sabes porque lo haces, porque crees que ella me ama a mí, pero a pesar de que duela ella te ama a ti.

- ¿La amas? - ante aquello me di cuenta que había abierto de más la boca.

- No lo sé - susurre - no sé que siento por ella, solo sé que si se va, mi mundo va a cambiar.

- El mío lo hizo - posó su mano en mi hombro - es cierto, aun la amo, pero también a Rose, además le debo muchas cosas a ella, así que solo te pido esto, no dejes que se vaya, no creo que pueda seguir sin verla.

Y después se fue, no sabía que había sido eso, pero enserio ya no sabía que sentía por ella, la amaba o amaba a Bella, mi mente era un caos, pero de lo único que estaba seguro es que la necesitaba a mi lado.


bueno aun no se con kien dejarla, asi ke necesito ideas jajaja

Capitulo dedicado a:

gabyrdz29

erika_cullen

decode_blood

POV Dominique

Muchas veces había pensado que yo jamás amaría a alguien, bueno como pareja, después de todo amaba a Carlisle, Esme, Edward, Alice, Jasper y aunque pareciera increíble aun adoraba a Rosalie. Y sabía que mi corazón le pertenecía a Emmett, siempre sería así.

 

Pero yo no podía quitarle eso a Rose, después de todo ellos ya tenían una historia juntos, y por más que doliera yo no iba a venir a quitárselas, pero esperaba que todo fuera para bien.

- ¿Qué haces? - debí haber sentido su olor.

- Me voy - respondí secamente.

- ¿Por qué? - este chico, era más entrometido que su abuelo.

- Porque sí - fue mi contestación.

- ¿De quién huyes? - ante eso, giré a verlo confundida.

- ¿Por qué crees que huyo? - él no debía ver, que si lo hacía - ¿y además de alguien?

- No lo sé - elevo los hombros - pero creo, que tú solo te irías por alguien.

- No me conoces - le espete - así que vete con tus amigos lobos y déjame en paz.

- Creo que necesitas hablar - camino hacía mí, parecía que ya no iba a tener su distancia.

- ¿Y crees que hablaría con un perro? - arrugo la nariz, sabía que no debía hacerlo enojar.

- Yo hable con una sanguijuela - solté una risa seca.

- Eres un niño - replique - no entiendes, lo que es amar a alguien, y tener que dejarla ser feliz con otra.

- Esté niño, su amor esta con tu chupasangre - su voz fue ronca.

- Lo que sientes por Isabella, no se compara con lo que Edward siente por ella - le mande una mirada ácida - así que déjalos en paz, y busca una chica de tu edad o más joven.

- No entiendo, porque Ephraim te soportaba - sonreí de lado.

- Por esto - me acerqué a él, y sin más lo besé.

Se quedo estático, cosa que me causo gracia, me separe de él, sonriendo por su cara de sorpresa que tenía, sabía que jugar con él, era peligroso. En verdad se notaba que era un niño, porque enseguida poso sus dedos sobre sus labios.

- ¿Se besaban? - ante el tono de sorpresa en su voz, reí.

- Jamás - ahora una de sus cejas se elevo - pero siempre quise hacerlo, saber que se siente besar un metamorfo, espero no te haya incomodado.

- Te gusto - sonrió de lado.

- No eres feo, - admití - pero no eres mi tipo.

- Sé que podría salir contigo, si fueras humana - ante aquello, se me hizo tan tierno.

- Eso debe ser un halago - sonreí levemente - lastima, que yo no contigo.

- Eso fue un golpe bajo - arrugo la nariz.

- Debo irme - susurre.

- Emmett es un idiota - abrí los ojos al escuchar su nombre - te escuche cuando hablabas con Edward, y bueno mira que elegir a la rubia, en vez de a ti, es porque no le funciona bien el cerebro.

- Dos halagos en un día - bromee - creo, que debes ir a descansar, te afecta esto de ser lobo.

Simplemente elevo los hombros, sin decir más, seguí con mi camino, necesitaba alejarme de nuevo, de todo esto, seguir con mi vida como antes, pero eso era casi imposible, una parte de mi corazón se quedaría con los Cullen, no importaba cuanto doliera.

POV Edward

- Se fue - se escucho la voz de Alice.

Todos sabíamos de quien se trataba, en ese momento la mirada de Emmett fue la primera en ensombrecerse, creo que el amor por ella era más grande que por el de Rosalie, pero se sentía comprometido con la rubia.

 

Y yo en ese momento entendí porque necesitaba de ella, era esa alegría que a pesar de todo el dolor, que había sufrido, seguía llenando al resto con su sonrisa radiante, te hacía entender que la vida era mejor de lo que parecía, que siempre había algo bueno.

Era mi fuerza, en cambio Bella era mi debilidad, estaba igual que Emmett las amaba a las dos, solo que por una era más fuerte, y eso ya lo tenía claro, pero dolía tener que separarse de una, aunque era necesario, solo tenía que aceptarlo.


Lamento la tardanza y aun más que sea tan corto, pero no tengo mucha imaginación T.T

Capitulo dedicado a:

Lula_Potter

erika_cullen

Andreitta97

gabyrdz29

decode_blood

Izabella_Cullen


POV Edward

Toda la noche me la pasebuscando, pero recordé que parecía que uno de sus dones era poder desaparecersin dejar rastro, enserio esto era frustrante, pero no podía hacer nada. Ya quela señorita había decidido irse, camine de regreso a casa, pero sentí su olor.

Camine hasta donde sentíel olor, y la encontré sentada bajo un árbol, me senté a su lado, sabía que mehabía escuchado llegar, pero no hizo nada solo permaneció sentada sin mirarme.

- ¿Por qué tevas? - pregunte.

- Aquí soloestorbo - susurro - tú amas a Bella, y Emmett a Rosalie, ¿Dónde es donde quedoyo?

- Eresimportante para mí - lleve mi nariz a su cabello - creo que me estoy enamorandode ti.

- Yo también -acepto - pero siempre será más importante Isabella, y lo entiendo, además noquiero que la chica sufra, sé lo que se siente no tener a la persona que amas,y no quiero que ella pase lo mismo y menos ser yo la culpable.

- Debes darteuna oportunidad - tome su rostro, para que me viera - y tal vez nosotros,debemos darnos esa oportunidad.

- No creo quesea lo mejor - sus ojos eran como imanes - tú amas a Bella, y aunque a mi meduela, yo amo a Emmett.

- Entonces luchapor él - acaricie su mejilla.

- A pesar detodo, quiero a Rose, y no podría separarla de Emmett - me sonrió levemente -así que lo mejor será alejarme de aquí.

- Creo que esode siempre ser la mártir no es bueno, - golpee su nariz - deberías pensar másen ti, dejar a lado todo, solo ver tus intereses y no los de los demás.

- Esa es miforma de ser - no había notado que nos habíamos acercado demasiado - y no creoque pueda cambiar.

- Pues deberíashacerlo - su aliento se mezclaba con el mío - no deberías dejar, que esto secomplicará, deberías decirle a Emmett todo lo que no le dijiste en el pasado,tal vez si no te sigue, sea más fácil olvidarlo, porque sabrás que tú hicistetodo lo que estaba en tus manos, si él no quiso tomarlo ya no fue tu culpa.

- Esocomplicaría las cosas - me sonrió de lado - como ahora esto, no puedo irme,porque a pesar de que quiera negarlo, algo me ata a ti, pero sé que debodejarte ser feliz, que Isabella es la chica que te conviene, pero no pu

- Entonces no lohagas - apenas si roce sus labios - quédate aquí, quédate conmigo.

- No quiero serel remplazo - posó su mano en mi mejilla - es mejor dejar esto, no somoscompatibles, tú eres demasiado serio para mí, necesitas a alguien que adoré tutipo de música, y que no la duerma como a mí, que sea un tanto torpe, para quepuedas protegerla, conmigo parece que es al revés y por supuesto alguien queame leer, y no como yo que lo único que lee son los carteles, para poder llegara algún lado, mereces a alguien que te llene y te guste estar con ella.

 

- Me encanta tucompañía - le aseguré - no importa, que te aburra mi música, de hecho estarcontigo, es divertirse y no preocuparse por nada, ¿no dicen que los polosopuestos se atraen?

- Eso es mentira- dijo suavemente - los polos opuestos, siempre terminan peleándose, porquecasi nunca se ponen de acuerdo, y no quiero que eso pase con nosotros, es mejorseguir siendo amigos, no quiero que este lazo que hicimos en este tiempo serompa, así que es mejor que me vaya, y no te preocupes que regresaré.

Y ahora fue ella quien me beso,y sin más desapareció, algo en ese momento me dijo que no volvería a verla, yme dolió más de lo que imagine, pero esperaba que en verdad volviera a verla,enserio necesitaba saber que todo iba a estar bien entre nosotros.


Bueno espero ke les guste el capitulo y lamento la tardanza ^^U y bueno yo creo ke a este fic solo le kedan dos caps mas

Capitulo dedicado a:

Lula_Potter

gabyrdz29

erika_cullen

POV Edward

Hacía al menos un mes que no había sabido nada de Nique, y en cierta forma me preocupaba, y bueno las muertes habían cesado, cosa que en cierta forma me extraño, y algo me decía que esto era por Dominique, y eso me preocupaba aun más.

Observe a Alice, que parecía bastante alejada, y sabía que ella sabía lo que le estaba pasando con Dominique, pero su mente no mostraba nada, que no fuera ropa o canciones absurdas, y debes en cuando indirectas de que debía hablar con Isabella

Y en cierta forma creo que debía hacerlo, pero aun no, antes necesitaba saber que Nique estaba bien, pero parecía que no deseaba dar noticias, camine hacia el piano, necesitaba alejar un poco mis precauciones, comencé a tocar, la primera melodía que me llego.

Pero no llevaba mucho, cuando alguien llamo a la puerta, Esme fue la que abrió, escuche la voz del cartero, me levante, no sabía porque, pero algo me hizo caminar hacia mi madre, y cuando llegue, me extendió una carta, que tome sin pensar.

Reconocí la letra enseguida, era de Dominique, necesitaba leerla a solas, así que salí de la casa, corrí hasta estar seguro, de que ahí nadie me interrumpiría, rompí el sobre, necesitaba saber que ella estaba bien, pero antes de sacar la carta, venía una cadena, que reconocí enseguida, era la que le había dado, cuando habíamos vuelto con Carlisle.

Ante eso el sentimiento de preocupación creció aun más, sin esperar más tome la carta, necesitaba saber que ella estaba bien.

Sí llega esta carta a ti, es porque ya no estoy físicamente, utilizaría la palabra muerta, pero hace años que lo estoy, mi cuerpo era lo único que quedaba en este mundo, y si estás leyendo esto, es porque ya tampoco está.

Le dije al joven amable del correo, que si no regresaba en un mes, te la diera, y tal vez piensas que aun podría seguir aquí, pues lo dudo, porque no creo que alguien salga muy bien, cuando se va a meter a la boca del lobo, aunque espero al menos también haberme llevado a Victoria y a unos cuantos de sus neófitos, y el resto se los dejo a los Vulturi.

Espero que ya hayas hablado con Isabella, porque no quiero que mi "sacrificio" sea un desperdicio, ámala como si no existiera un mañana, no dejes que tus miedos se interpongan, disfruta todo momento con ella, y si quiere transformarse en vampiro hazlo, solo dale amor, eso es lo que ella necesita.

Y solo te pediré un favor, dile a Rose que a pesar de todo siempre la quise, que no importa que se haya quedado con Emmett, y que yo jamás fui su rival, porque cuando él la eligió, yo me hice a un lado, y no hubo un día que no extrañara esos momentos en que hablábamos sin parar, y hacíamos casi todo juntas.

Enserio dile que siempre la quise, y a Emmett, dile que trate de recordar los momentos que pasamos, cuando él era humano, que para mí siguen intactos, y que a pesar de todo jamás deje de amarlo, pero que le deseo que sea muy feliz con Rose, ambos lo merecen.

Y recuerda Eddie, que aun amando a Emmett, una parte de mi corazón frío te pertenece, no lo olvides y sé feliz, no dejes que Bella se aleje, dale todo y si vuelves a ver a Jacob dile que los momentos que pasamos fueron agradables a pesar de que es un perro.

Y a Carlisle y a Esme, que siempre los quise, que me recordaban a mis padres biológicos, pero que ahora tal vez, podré volver a verlos, y podré saber si la teoría de Carlisle era cierta. Y bueno a Alice dile que lamento si tuvo que ver algo feo sobre mí, y a pesar de apenas convivir con ella, también la quise más de lo que se imagina, al igual que al señor sufrimiento (o sea Jasper) y que les deseo lo mejor.

Te quiero, solo quería que lo tuvieras en mente, y bueno si te duele que ya no esté, recuerda que por fin deje de ser un monstruo, no sé si pueda ir al cielo, pero al menos deje de ser algo que daña.

Cuídate

Dominique Hudson

En cuanto termine de leer la carta, tome de nuevo el collar, y sin más hice un pequeño hoyo debajo de ese enorme árbol, en dónde me había dicho adiós y en la cuál iba a desahogarse.

- Lo haré - susurre - te prometo, que Bella será mi única prioridad - sonreí levemente - y aunque no lo creas Emmett también te amaba, y jamás se olvido de ti, y dudo que lo haga -solté un suspiro - y yo jamás te voy a olvidar, después de todo, también te estableciste en una parte de mi corazón.


Bueno este es el final del fic, la verdad espero que les guste ^^

Capitulo dedicado a:

gabyrdz29

Si pudieras ver - Potterfics, tu versión de la historia

Si pudieras ver - Potterfics, tu versión de la historia

- Esme estaba preocupada - dijo suavemente - medijo que has estado como loco, buscando a una vampiro que es mejor que yo paraescabullirse. - ¿Qué haces a

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-si-pudieras-ver-potterfics-4559-0.jpg

2023-02-27

 

Si pudieras ver - Potterfics, tu versión de la historia
Si pudieras ver - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/52755
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences