si tu no estas, dame una razon para no morir leento - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Chapter I
¿Por qué me hablas?

Era una tarde fría y blanca de invierno. Desde el salón de aritmancia se podían ver los terrenos de Hogwarts. Nevados e incitantes a quedarse todo el día en la cómoda y caliente sala común de Slytherin sin tanta gente alrededor fisgoneando.
No era la primara vez que Sara se sentía alejada de todo y todos
era una extraña en ese mundo. cada quien tenia qué hacer y a donde ir y ella solo se limitaba a vagar por el castillo con pretextos inútiles para perder tiempo como olvidar un pergamino en el dormitorio y perder 15 minutos yendo por el.
Algo había cambiado y Sara no sabia, o mas bien no quería decirlo pero le había destrozado su mundo tan perfecto que había hecho año tras año en ese colegio.
Antes era muy popular todo mundo la saludaba, tenia con quien ir, platicaba de esto y lo otro y nadie la miraba feo
o por lo menos no le afectaba.
Y de pronto todo eso se había caído, tan de repente que no hubo manera de salvar ni los cimientos
era una tragedia.
Este hubiera sido uno de sus días favoritos ya que era viernes.
Salir a relajarse, talvez jugar una corta guerra de bolas de nieve pero
no tenia ahora con quien hacerlo.
No supo cuando empezó todo esto y tampoco sabia cuando iba a acabar
ni siquiera sabía si iba a acabar pero odiaba su vida a mas no poder, la detestaba y mas se detestaba a si misma por tener esa vida tan vacía y penosa.
Todos hacían ejercicios en el libro de la asignatura pero ella solo miraba un punto inexacto en su libro. ajena a todo y todos...ajena a esa estúpida asignatura que tanto detestaba y que solo había tomado por no tener problemas en casa, estaba harta de que le exigieran así q se limitaba a obedecer en lo mas que podía
sabia que algún día reventaría...podría no ser este día
.pero lo haría estuviera con quien estuviera.
Sonó la campana y ella aun con la mirada al vacío no se movió
ni se inmutó por el ajetreo de su alrededor
solo quería quedarse así
lo mas posible
inmóvil y tranquila
cavilando
-señorita Fowler, me temo que la clase ha acabado.
Sara volteo a ver con enojo al profesor vector
imbécil! estuvo a punto de decirle
por que la había sacado de su ensimismamiento que tanto la protegía de todo
y todos

Tomó sus cosas y salió del salón...
-Otro fin de semana mas-pensó .Antes, cuando su vida era perfecta, hubiera estado muy emocionada por la cita de esa noche y la del sábado y del domingo entero que iba pasar con sus amigas contándoles como le había ido
.pero todo eso ya había acabado
se iría al dormitorio se cambiaria y se pondría a matar el tiempo organizando o pensando
simplemente tumbada en su cama mientras el tiempo pasaba lenta y dolorosamente
era tan frágil
quizás alguna lagrima rodara por su mejilla compadeciéndose a si misma de aquella penosa situación o vida
o como se le pudiera llamar a esta porquería.
Morir
una palabra tan corta y profunda que varios significados podian dársele
pena, dolor, sufrimiento, alivio, desahogo
descanso
eterno descanso.
Ser un fantasma tenía más sentido que esta vida tan deprimente. Cualquiera se hubiera cortado las venas ya para acabar con este inmenso dolor de ser simplemente nada
y no estar en ningún lugar ni física ni mentalmente.
-auch!
Había chocado con alguien
chance y materialmente si estaba presente pero
nada cambiaba eso.
-fíjate por donde andas.-dijo muy enojada ¡¿Cómo se atrevían a interrumpirla en su miserable y diminuto mundo?!
-lo siento pero tu también ibas distraída.
Sara lo miro
.era un chico alto y fornido y tenía una gran sonrisa cruzando su estúpido rostro, seguro era del equipo de quidditch de su casa.
-y quien te preguntó si lo estaba??
El chico la miró extrañado y dejo de sonreír.
-te lastimé?
-te importa?
-no te preguntaría si no.
-solo déjame en paz y nada va a pasar.-Sara lo miraba desde abajo ya que el le sacaba por lo menos dos cabezas
hasta en eso era débil y chiquita.
Se arrodilló a recoger sus libros desparramados y al meterlos en la mochila notó que se había roto de un asa.
-mierda!! Lo último que me faltaba.
El chico que aun seguía observándola soltó una leve risita que ahogo en cuanto Sara le dirigió una de sus fulminantes miradas de odio.
-te ayudo.
-no te lo estoy pidiendo, yo puedo sola.
-oye desde que chocamos me has estado insultando, humillando y regañando, quieres dejar eso para alguien mas?
Ja!!! Alguien mas
como si hubiera alguien mas!!
Sara no lo contestó pero el chico tenia razón no le había hecho nada y estaba descargando parte de su ira en el que ni conocía
mejor
así no tenia que pedir disculpas. Siguió metiendo los libros en su mochila.
-espero no haberte lastimado ni causado algún retraso
siento haber chocado contigo.
-déjalo quieres.
El chico sonrió. Aunque la postura de Sara no había cambiado no había sido tan grosera esta vez, se estaba ablandando.
-me llamo Alan Kersten-le tendió la mano.
Sara lo miró desconcertada.¿ Por que no se había ido al primer insulto? ¿Era masoquista?
Se dio la vuelta y cuando iba a seguir caminando sintió pena por el chico. Realmente no tenia que ser así con el.
-solo llámame Sara-dijo volteándolo a ver el chico que seguía con la mano en el aire pero aun así asintió levemente con al cabeza.
-te veo luego Sara!!
¡¿¿¿Que demonios había sido eso???
Chapter II

Las semanas pasaron y todo iba igual. Realmente era detestable su vida.
Al pasar por al lado de corros de niñas estas solo se quedaban viéndola. Ella no sabia pero la envidiaban y no solo por bonita, ya que era una chica bella. Tenia cara bonita, cuerpo de 10 y pelo envidiable.
Siempre lo llevaba sujeto en una cola alta que la enaltecía dejando caer sus espectaculares caireles y ver sus finas facciones. Aunque ninguna de esas chicas sabia lo vacía que era su vida
cuando años atrás había sido perfecta con amigos, bueno realmente no tuvo amigos por que la dejaron.
Era una chica Slytherin y eso significaba sacrificar a tus amigos por salvarte el pellejo, y no era algo que se pensara simplemente lo hacías y te dejabas de amistades inútiles, estaba mejor, mas segura lejos de toda esa farsa que la angustiaba tanto, como decían mas vale solo que mal acompañado era una triste realidad.
Bajó a desayunar un viernes ya casi no había nieve en los terrenos del castillo, y no había salido ni una vez desde que había empezado el invierno.
Era un día como cualquier otro cuando a medio tazón de cereal un chico le habló.
De hecho ni se lo creyó ya que hasta que le tocó el hombro volteó.
-que quieres?? Dijo antes de percatarse de quien era.
-hola Sara, ya me acostumbraré a tus saludos.
que??? Que le pasa
como q acostumbrarse??-pensó
-mejor no lo hagas.
-como quieras, no te he visto desde ese día-el chico hizo pausa en la que Sara solo se volteó y siguió desayunando por lo que Alan se sentó al lado.
-hoy tienes planes?
-no.
-a.
El silencio empezaba a hacerse incómodo.
-y tu?
Sara se compadecía de el, realmente era lindo con ella
o por lo menos lo intentaba, ¿o seria la falta de amigos que lo veía de esa manera?, ya que nadie le hablaba en el mundo.
-bueno hoy tengo entrenamiento pero saliendo los chicos irán por unas cervezas a Hogsmeade
te interesa ir?
Sara se quedó mirándolo
era guapo.
-vale, veré si tengo tiempo.
-bien el entrenamiento termina a eso de las 6:30


Ah eres una estupida que andas haciendo aquí?, bueno no tienes nada mejor que hacer, nada pierdes
humillarte, mas no pueden.-se decía a si misma sentada en las gradas del campo desde donde veía a los chicos entrenar. Hacia frío por lo que había llevado su abrigo rosa que tanto le gustaba.
Llevaba 15 minutos viendo jugar a los del equipo de hufflepuff.
No sabía pero algo estaba cambiando en ella, desde que el chico insistente, Alan, había aparecido en su vida algo había cambiado. Podría ser que ese vacío que sentía se estaba llenando pero no se quería hacer ilusiones, mejor mantenía su distancia y su actitud así no saldría lastimada.
-hola guapa!
Sara volteó hacía años que no le decían guapa.
-ey que onda?-se sorprendió a si misma con su saludo tan amistoso
-pensé que no vendrías.
Sara se levantó- osea que solo lo hiciste para quedar bien, no querías que viniera

-no, espera. Lo que quise decir es
que esperaba que vinieras.
-lo siento
no te había entendido.
-bien te presentaré a los del equipo.
Bajaron al campo donde 6 figuras atléticas se veían reunidas.
-chicos ella es sara-dijo alan al llegar hasta donde estaban los demás.
Voltearon y se quedaron viendola unos segundos en los que se pudo escuchar el viento zumbar.
-hola sara, yo soy kevin.-dijo uno guerito y no muy alto.
-mucho gusto dijo sara un poco apenada por el momento.
-ey si que está guapa!-dijo un morocho que se habia acercado junto con kevin, el guerito-lleva semans habladonos de ti.
Sara volteo a ver a Alan que estaba tambien apenado y hasta sonrojado.
Los demás también se presentaron pero se dirigieron a los vestidores.
-voy a darme una ducha. no tardo-y la dejó hablando con una chica, la única del equipo, se llamaba Fergie.
-juego desde los 7 años, crecí en este ambiente ya que mis hermanos tambien lo juegan, siempre he estado cerca de este deporte y lo amo
-a mi nunca se me ha dado el deporte.
-aquí es muy facil, todo depende de la escoba que tengas y como la manejes.fuer de eso solo necesitas práctica.
-tampoco me llevo mucho con las escobas, normalmente no duro mucho arriba de una.
-como crees? Es muy facil.
-los e, es lo que todo el mundo em dice pero nos e me da.
-ay pues no te rpeocupes, alan es un az en la ecoiba te podría enseñar, si no yo estoy aquí para lo que se te ofresca.
-gracias pero lo dudo

-no ya se, por que no vienes en las tardes después del entrenamiento te podría enseñar.
-soy un caso perdido te lo advierto.
-vale acepto el reto-dijo la chica sonriendo
-veo que ya conociste a fergie- dijo alan que se habia acercado mientras las chicas hablaban.
-si ya em confesó el que no sabe volar en escoba.
-como?-alan se habia asombrado
-si. Y si me disculpan me voy a bañar por que tengo una cita.
-esta bien, nos vemos!
-ciao Sara, mucho gusto.
-adios

-este abrigo te va muy bien.
-gracias-Sara miró el suelo y se acomodó el fleco nerviosamente.
-los chicos ya van por las cervezas. ¿Como está eso de que no sabes volar?
-es que simplemente no se me da.
-es muy fácil, ven yo te explico-la tomó de la mano y la llevó a la mitad del campo.
-te sabes subir?-dijo prestándole su escoba
-lo intentaré-tomo la escoba e hizo lo que pudo.
La chica subió un poco torpe pero pudo
-bien ahora tienes que mantenerla, tu tienes el control sobre ella y cualquier movimiento que hagas lo captará como un mando.
Se empezó a tambalear y sara se aferró al palo de la escoba cerrando los ojos.
-no cierres los ojos-decia alan riendose
-la chica perdió el equilibrio y cayó de lado encima de alan que la cachó y cayó con ella.
-lo siento
-no importa con un poco de practica podrás, ahora vuelve a subir.

Asi pasaron un rato hasta que aprendió a subir y bajar como dios manda.
Terminaron su ensayo cuando los chicos llegaron.
Hacia un poco de aire pero estaba bien.
Platicaron de esto y aquello hasta que comenzó a llover y tuvieron que correr a los vestidores para protegerse.
Alan y sara se separaron de los demás y se sentaron en una banca enfrente de las regaderas.
-sabes desde el dia en que chocamos me dejaste impactado.
Sara se limitó a sonreir y le dio otro trago a su cerveza.
-en serio, me encantas.
-ni siquiera me conoces.
-pero me encantaría hacerlo, déjame hacerlo
-soy Slytherin,¿no te importa?
-para mi las casa son como una forma de organizar a esta escuela, no me rijo por eso, supongo que en el fondo no somos muy diferentes.
-tienes un punto de vista muy singular, nunca lo habia pensado asi.
Alan la veía, no se perdía ni un movimiento suyo.
Cada minuto que pasaba mas deseaba besarla.
Sara se sentia acalorada y decidió quitarse el abrigo dejando ver su falda y su blusa, llevaba muy corta la falda, cosa que notó alan, cada vez lo enloquecia mas, nunca habia estado tan colado por alguien como lo estaba ahora.
Sara lo veía, sabia que iba a pasar, y lo deseaba.
Los dos mirándose, sin decir nada.
Alan le paso la mano por su cara, gesto qye erizó cada centrimetro de la piel de sara.
-chicos!!!, ya nos vamos ya es tarde y no podemos estra aquí.
-eh
queire sirte ya?
-como quieras-contestó un poco tonta sara
-adelantense
-te dejo las cervezas???
Alan volteo aver que opinaba sara.
-si quieres

-si
-vale adios.

Salieron, al abrir la puerta dejaron entrar una ventisca que caló hasta los huesos.
-tienes frio, si queires mejor nos vamos.
-no dejalo, estoy bien.
Alan se acercó a ella. sabia que iba a besarla.
-voy por mas cerveza, quieres?
alan negó con la cabeza.
Sara se paró y se dirigió a donde estaban las botellas se agachó y tomó una.
Cuando se paró sintió las manos de alan abrazarla.
Sentía su cuerpo .la apretó contra su cuerpo como pídiendole que nunca lo dejara.
Sara estaba un poco consternada por lo rapido que iban, y supo en ese momento que ella era mujer y necesitaba de un hombre.lo que pasara no se lo iba a reprochar por que habia cosas que uno a veces necesitaba.

FIN

 

si tu no estas, dame una razon para no morir leento - Fanfics de Harry Potter

si tu no estas, dame una razon para no morir leento - Fanfics de Harry Potter

Chapter I¿Por qué me hablas?Era una tarde fría y blanca de invierno. Desde el salón de aritmancia se podían ver los terrenos de Hogwarts. Nevados e incita

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-si-tu-no-estas-1849-0.jpg

2023-02-27

 

si tu no estas, dame una razon para no morir leento - Fanfics de Harry Potter
si tu no estas, dame una razon para no morir leento - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/15463
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences