Si un día me quedara - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Estaba, mirando hacia el cielo. Mi mamá estaba tras de mí, y observaba con cierta curiosidad lo que estaba haciendo. Cerré los pestillos de mi maleta blanca y se lo dije.

- Mamá, me voy. Me queda un día de vida.

A mi papá no le gustó la idea y simplemente cerró la puerta con llave. ¡Yo quería vivir! ¡Yo quería saber del mundo, ahora que sólo tenía esas pocas horas para mirar más allá de mi ventana! Até unas sábanas cuando nadie me veía, y luego de tomarme la leche y cenar, comencé a bajar por ellas.

¡Estaba altísimo! Yo le temía a las alturas, pero ese día quería vivir y superar ese miedo. Até unos globos a mi maleta y la dejé ir, sostenida por un cordel. Bajé y bajé hasta que toqué el suelo y noté que era más hermoso que cuando lo hacía por obligación.

Salí a las doce de la madrugada anterior. Temía que me asaltaran, que me ofrecieran droga, pero ese día bebí y fumé hasta que no vi nada. Saludé al borracho de la esquina y le di mi reloj al pobre ladrón que sólo roba para comer. Apreté mi maleta y seguí caminando por la calle.

Hacía frío y mi madre siempre me decía "usa suéter", pero ese día apenas llevaba camisa, e iba descalza. Una señora me habló y yo tranquilamente le hablé aunque me dijeran "no hables con extraños, María"

Tomé un autobús y pagué más de lo que estimaba el hombre "guarde el cambio" le dije. Me senté y en cuanto una anciana me pidió su puesto, amablemente se lo di y me quedé parada.

Me bajé en el terminal de buses. Estaba prohibido para mí, que no me acompañase nadie, pero le dije a un hombre que no conocía que no se apartara de mí. Temía viajar sola, pero ese día me dirigí al destino más largo.

Hicimos una parada y aunque mi madre me decía que no me bajara sin necesidad, que podía perder el bus, me bajé y lo perdí. Comencé a caminar y noté que alguien me ofrecía la vuelta y sin duda me monté.

Me llevó hasta una vereda y allí me quedé. Pese a que mi mamá me dijo, que nunca aceptara invitaciones de extraños, terminé acompañándole a casa y me bebí algo con él. Muy amable.

Me detuve en el aereopuerto. Pese a que temía viajar en aviones, me anoté en un vuelo internacional. Pese a que el cartél decía, no botar basura en el suelo, se me cayó un pequeño papel. Pese a que decía no correr por los pasillos ¡Yo corrí a mirar el avión que entraba!

Me bajé en Japón, el país que siempre quise conocer. Di vueltas y vueltas, y pese a que no hablaba el idioma, lo intenté. Comí de todo, en la calle o no, pero lo comí. Fui a las fiestas, aunque lo tuviera prohibido. Hice desorden público y usé la tarjeta de mi papá hasta para comprar un lápiz.

Me fui a Egipto, a conocer las pirámides como siempre quise. Me tomé muchas fotos con ellas, aunque esas fotos no eran para mí. Hice turismo por Italia, por Madrid, por Holanda y Suecia. Conocí amigos, enemigos, un perro y muchísimas flores.

Probé las cervezas habidas y por haber, aunque no me gustaban. Comí chocolate y cítricos aunque era alérgica a ellos. Me monté en cruceros, aunque temía marearme. Incluso ¡Compré ese teléfono carísimo y que jamás utilicé! Nunca llamé a mi madre, aunque ella me dijo que siempre tenía que reportarme.

Me detuve en Brasil y le dije al equipo, que eran unos creídos, mientras jugaban. Compré aquel libro caro que mi mamá me negó y que apenas leí. Me bañé en las playas prohibidas y hasta me metí en una... ¡nudista!

Seguí mi camino y conocí a un chico, aunque mi papá me dijo que tenía que conocerlo primero. Le di muchos besos, aunque mi papá seguía diciendo que era muy joven para eso. Le di su primer golpe y hasta... ¡le dejé plantado! no tenía mucho tiempo para quedarme con él.

Fui a USA, buscando a Johnny Depp pero se me hizo dificilísimo encontrarlo. Busqué a Hugh Laurie y a Alan Rickman, pero fue lo mismo. Apenas lo vi y le pedí que me autografiara el estómago. ¡Qué divertido era eso!

Fui a un concierto, aunque a veces me sentía asfixiada en ellos. Dejé que la gente me cargara y grité como loca. Le pegué a alguien sin un por qué y le tranqué el teléfono a mi ex. Le dije los defectos a mi mejor amiga y a mi enemiga le pedí perdón.

A mi hermano le dije que era todo un amor, aunque era todo un idiota. A mi papá le mandé una carta diciéndole que no quería estudiar más, que me enamoraría y tendría muchos hijos.

Hice un barquito de papel y lo vi correr por los ríos, llegué al gran cañón y lancé una piedra a ver que tan profundo era. Busqué a la amiga que no veía desde hace tiempo y le dije que no recordaba por qué no la veía. Le llevé miles de regalos sin envolver y le dejé el precio.

Dejé de escribir y de pensar, la música comencé a criticarla y caminé con los ojos cerrados. Me metí a bañar en las fuentes y me secaba en el pasto. Me coleaba en las filas y me comía todo lo que dijera gratis aunque sólo podía tomar una muestra.

Miré directamente al sol, aunque eso me podía quemar la vista. Me operé, me saqué una muela y me pinté el cabello rosa cursi, aunque odiaba ese color a morir.

Dije "No a la guerra" a un militar en la cara y a un pacifista le dije "Sélo de corazón". Corté la ropa que estuviera hecha con animales, denuncié a muchos que les hicieran daño y abrí el zoológico para que fueran libres. Le di comida a un niño en la calle y a un rico lo dejé en la calle.

Mucha buena vida, cuando miraba mi reloj. Ya casi era media noche otra vez, pero no me dentendría. Iba a hacer todas esas cosas locas que siempre se quieren hacer, pero que son tan arriesgadas que nadie hace. La limitada mente, la comodidad del sofá. Yo dejé todo eso. A pocas horas ¿A ver? a unos minutos.

Me tiré en el piso y me reí del sufrimiento, lloré con una comiquita y me sonrojé cuando me insultaban. Me molesté cuando me halagaban y me desvestí para salir, vistiéndome para entrar. Me calcé los zapatos alrevés y las medias en las manos.

Por supuesto, ese día no morí. Los diagnósticos errados. Pero al menos, había vivido muchísimo y también tenía una gran cantidad de denuncias y problemas. ¡Pero así venía el placer! Lo último que hice, fue diseñar algunos planos para el congelamiento cronológico, por que dudaba que pudiese salir por un buen tiempo.
Elchat Directorio de chats en español

 



Espero que les guste y que al menos les cause algo, sea bueno o malo. Saludos.

M*S

PD: Es una idea quizás un tanto estúpida y loca.

Si un día me quedara - Fanfics de Harry Potter

Si un día me quedara - Fanfics de Harry Potter

Estaba, mirando hacia el cielo. Mi mamá estaba tras de mí, y observaba con cierta curiosidad lo que estaba haciendo. Cerré los pestillos de mi maleta blanca

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-si-un-dia-me-quedara-fanfics-de-harry-potter-3315-0.jpg

2023-02-27

 

Si un día me quedara - Fanfics de Harry Potter
Si un día me quedara - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/37201
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20