Stand by me - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

There are places I remember,

All my life those some have changed,

Some forever not for better,

Some have gone and some remain...



Mi nombre es Harry James Potter. Hoy es un cálido día de verano y me encuentro sentado en una banca del jardín de mi casa.

Mi hija Astrid salió muy temprano a la biblioteca de la ciudad y James aún duerme en su habitación.

Ambos acaban de cumplir los 17 años y el 1 de septiembre regresarán a Hogwarts a cursar su último año allá.

Miro al cielo despejado de Liverpool y recuerdo mi maravillosa estancia en ese castillo... y a mi amada esposa...

Todos esos 7 años en Hogwarts fueron los mejores de mi vida, eso si no contamos por supuesto, los años de mi matrimonio.

¿Quieres saber cómo fue? Bueno, todo empezó cuando estaba en mi quinto curso en el colegio: ese año fue crucial en mi vida. En realidad en la de todos, ya que ese fue el año en que retornó el señor tenebroso, con mucha más fuerza que antes. Pero a pesar de eso, tuve tiempo para pasar ratos agradables con mis amigos, para celebrar con mi padrino Sirius Black que se pudo comprobar su inocencia y sobre todo, tuve tiempo para enamorarme.




All these places had their moments,

With lovers and friends I still can recall.

Some are dead and some are living,

In my life I’ve loved them all




A principios del quinto curso todavía me gustaba Cho Chang, una joven muy bonita y popular de Ravenclaw que iba en sexto.

Nos hicimos novios y duramos unos meses, en los que la conocí mejor: ahí fue donde me di cuenta de que esa mujer tan bella no me quería a mí, sino que quería al famoso Harry Potter, al joven que sobrevivió al señor tenebroso y era el capitán del equipo de Quidditch de Gryffindor.

Fue mi mejor amiga, Hermione Granger la que desde un principio me aconsejó conocer más a Cho antes de andar con ella porque podría sufrir una desilusión, pero no le hice caso: la atracción que sentía por ella en esos momentos me cegaba.

Una mañana mientras me dirigía a clase de transformaciones con Ron y Hermione, la descubrí besándose con Blaise Zabini, el hijo de un importante mortífago.

En ese momento la ira se apoderó de mí, me sentí un completo estúpido por creer que Cho de verdad me quería. Cho y Blaise notaron mi presencia y se separaron al instante.

- Harry, yo... esto no es lo que parece- dijo Cho.

-¿Entonces qué es, según tú?- respondió Hermione antes de que yo pudiera hablar- ¿eso que Zabini y tú estaban haciendo no era BESARSE?

-¡Tú cállate sangre-sucia, esto es solo entre Harry y yo!

-¡No le hables así, estúpida!- le grité a Cho saliendo de quicio- ¡debí escucharla desde el principio y seguir su consejo!

- Harry, por favor déjame hablar- me pidió Cho- dame una oportunidad.

- Nada de eso, se acabó.

- Harry, te lo pido... no me hagas esto, yo te amo.

Sin saber bien lo que hacía, tomé a Hermione y la besé. Cho nos miró con intenso odio y se fue. En cuanto desapareció, Hermione se separó bruscamente de mí.

-¡¿Qué diablos te pasa?!- me gritó.

- Yo... Hermione, por favor discúlpame, no fue mi intención... lo que pasa es que estoy tan furioso... no sé cómo pude ser tan idiota como para no darme de esto- balbuceé rojo de vergüenza- perdón, no se volverá a repetir.

- Será mejor que nos demos prisa o llegaremos tarde a clase- me dijo cortantemente para salir de esa incómoda situación.

Ron todo el tiempo estuvo en silencio, pero era evidente que estaba molesto conmigo: él estaba enamorado de Hermione y yo lo sabía perfectamente; pero no fue mi intención hacer lo que hice. Más tarde pude arreglar las cosas con él.

Y así pasó el quinto curso: Voldemort estuvo presente en todo momento, Ron, Hermione y yo pasamos a ser miembros de la Orden del Fénix y descubrí muchas cosas sobre el pasado de mi madre y que soy el heredero de Gryffindor: suena ilógico, ya lo sé, pero así es.

Pero a pesar de todo eso, hubo tiempo para los buenos ratos: Ron y Hermione se hicieron novios, y yo salí en varias ocasiones con Ginny, aunque nunca llegamos a nada, como ella hubiera deseado: la verdad a ella únicamente la vi como la hermana pequeña de Ron, nunca me llegó a interesar como más que una amiga.

Y como era de esperarse, Gryffindor ganó la copa de Quidditch ese año.

* * *

Ese verano no tuve que regresar con los Dursley: me fui a vivir con Sirius y Remus. Fue un verano muy ocupado, tanto, que pasó casi volando.

* * *

Llegué a Hogwarts con mis amigos para empezar el sexto curso. Los primeros meses fueron lo que se podría decir "tranquilos". Pero después de algún tiempo, algo me empezó a inquietar.

No era nada relacionado con Voldemort, no: era una chica... comencé a enamorarme de una bella joven de estatura media, delgada, figura envidiable, una sonrisa divina, ojos color miel y cabello liso y castaño y más que imposible para mí: Hermione Granger.

No sé cómo surgió ese sentimiento, solo un día me di cuenta de que me atraía. Cuando lo admití, me fui distanciando de ella y de Ron: cada vez que los veía besándose, abrazándose, decirse cosas al oído... cada vez que los veía tan felices, yo me sentía muy vacío, porque sabía que ella jamás podría ser para mí.




But of all these friends and lovers

There is no one compares with you,

And these memories lose their meaning

When I think of love as something new...



Pero lo que sí sabía era que estaba en buenas manos, así que decidí olvidarla y dejarla ser feliz con él. Eso era pedir demasiado a mi corazón, pero debía hacerlo o de lo contrario mi amistad con ella y con Ron terminaría.

Para tratar de sacarla de mis pensamientos y mi corazón, comencé a salir con Hannah Abbott, una buena amiga de Hufflepuff.

Y así terminó el sexto curso.

Volviendo a lo de Voldemort... mandó a matar a muchos muggles y a miembros del ministerio de magia: incluyendo a Cornelius Fudge. Hubo mucho miedo en la comunidad mágica, las cosas estaban totalmente fuera de control.

* * *

Otro verano pasó y nuevamente el 1 de septiembre regresé a Hogwarts, ahora para cursar mi último año.

Una noche cuando todo estaba tranquilo en el castillo, llegó Voldemort... fueron momentos terribles de total confusión, en los que alumnos y profesores eran atacados por mortífagos.

Dumbledore llamó a la Orden del Fénix, quienes éramos Ron, Hermione, Sirius, Remus, Arabella Figg, Mundungus Fletcher, Snape, la profesora McGonagall, Dumbledore, Hagrid y yo.

Le hicimos frente a los mortífagos con ayuda de los demás habitantes de Hogwarts, y al final solo quedó Voldemort.

Fue un encuentro no muy largo, pero estuvimos a punto de perderlo. Llamó a los gigantes y con eso la mayor parte de la orden estuvo ocupada tratando de defenderse de ellos. De esa forma solo quedamos Ron, Hermione, Dumbledore y yo.

**- Dumbledore- dijo Voldemort en tono burlón- mucho tiempo sin vernos... creí que no te atreverías a venir.

- Ya déjate de tonterías y vamos a terminar con esto- dijo Dumbledore.

- Como quieras... ¡Crucio!.

La maldición le pegó al profesor, causándole mucho dolor. Me sentí tan impotente en ese momento... no tenía forma alguna de ayudarlo. A pesar de que él era un mago muy poderoso, ya era bastante grande. Tenía casi 160 años de edad, por lo que no aguantó y cayó inconsciente.

- Uno menos- dijo Voldemort fríamente- ahora el siguiente serás... tú. ¡Desmaius!.

Entonces Ron también cayó. Solo quedábamos Hermione y yo.

- Esto se está poniendo interesante: ahora díganme, ¿quién de ustedes quiere morir primero? Tenemos dos opciones: te puedo matar primero, Potter y luego divertirme con tu sucia amiga o primero divertirme con ella y luego matarte- dijo apuntándonos con la varita.

- No te atrevas a tocarla- le advertí temblando de furia- esto solo es entre tú y yo, a Hermione la dejas en paz.

Pude sentirla aferrándose a mi brazo y decirme al oído:

- Ten cuidado, no vale la pena que te arriesgues por mí.

¿Qué tonterías me estaba diciendo? Por supuesto que valía la pena que me arriesgara por ella, si después de todo ella era la mujer a la que yo amaba. Aunque tratara de engañarme a mí mismo saliendo con Hannah y pretendiendo que todo iba bien, sabía que Hermione seguía en mi corazón.

- Bueno- dijo Voldemort- como ninguno de los dos me dice qué es lo que quiere, decidiré yo: será la segunda opción. Hazte a un lado Potter.

- Nunca- contesté desafiantemente.

-¡Crucio!

La maldición me pegó y me obligó a tirarme al suelo. Era muy doloroso.

-¡Déjalo!

Escuché gritar a Hermione y pude ver aterrorizado cómo se abalanzaba sobre Voldemort y lo golpeaba.

-¡Maldita sangre sucia! ¡Esto lo vas a pagar! ¡Avada...

-¡NOOO!- sin importarme las consecuencias de lo que haría, me aventé hacia Hermione, quedando entre ella y el rayo de luz verde que se le aproximaba. Todo pasó tan rápido...

Hermione se tiró junto conmigo al suelo y el maleficio chocó contra una roca, pero luego un resto de éste rebotó y me pegó. A pesar de que no me mató, quedé muy herido y sabía que no aguantaría mucho: pero debía matar a Voldemort antes de irme.

Con las últimas fuerzas que me quedaban, hice el conjuro final:

- Aurum vita, finire cum le signore de le morte um tenebrae-aurum...

La vista se me iba nublando poco a poco, pero aún así pude ver que Voldemort estaba aterrorizado. Una luz morada comenzó a aparecer delante de él y se le acercaba más y más. Finalmente quedó envuelto en ella y murió lenta y dolorosamente... luego de unos minutos todo pasó.

- Lo logré...- dije con la voz apagada, pero sonriendo- ahora ya me puedo ir tranquilo.

- No Harry- me dijo Hermione llorando- no nos puedes hacer esto, no te puedes ir.

Me tomó entre sus brazos y apretó mi cuerpo contra el suyo, temiendo que si me soltaba me iría.

Pero en ese momento eso era lo que yo más deseaba: sentía que mi cuerpo se disolvía por dentro, era más dolor del que podía aguantar, y si moría, todo ese sufrimiento terminaría.

- Harry, por favor, no me dejes, tienes que resistir, no te vayas... no es justo. Yo debería estar en tu lugar, por mi culpa estás así- la voz de Hermione se escuchaba cada vez más distante.

- No es tu culpa Hermione: NADA de esto es tu culpa, ¿me entiendes?- le dije.

- No es cierto.

Mis ojos comenzaron a cerrarse y el dolor de mis heridas creció.

- No Harry, no te vayas...

El momento de mi partida se acercaba. Tenía que decirle a Hermione lo que sentía por ella antes de que fuera demasiado tarde.

- Hermione...- mi voz ya casi no se oía, me costaba respirar y las lágrimas que tenía contenidas en mis ojos comenzaron a brotar sin control alguno- Hermione... me está llegando el momento...antes de irme... antes de irme... solo quiero decirte que te amo... no sé cómo ni por qué surgió este sentimiento, solo sé que estoy perdidamente enamorado de ti.

>

>

- Por favor Harry, resiste.

- Dile a Sirius que él ha sido como un padre para mí, que le agradezco todo lo que me enseñó y el cariño que me dio... a Ron... a Ron y a su familia diles que les agradezco de corazón el hecho de que me hayan acogido tantas veces en su hogar y me hayan hecho sentir como uno de ellos...

- Harry... ¿por qué no me habías dicho antes lo que sientes por mí? Si lo hubieras hecho seguramente tú y yo...

- Ya es demasiado tarde, lo siento... ahora lo único que te puedo decir es... vive y déjame morir... vive feliz al lado de Ron y déjame ir...

En ese momento cerré los ojos, esperando que la muerte me llevara.

-¡¡NOOO!! ¡¡HARRY!!

Hermione me estrechó con más fuerza y sentí sus lágrimas caer sobre mi cansado rostro y mezclarse con las mías.

- Harry... si tan solo... si tan solo me lo hubieras dicho... no sabes lo felices que seríamos ahora... ¡¿POR QUÉ TE FUISTE?! ¡¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO HARRY POTTER?! ¡¡YO TE AMO!! Pero creí que nunca te fijarías en mí...

Traté de abrir los ojos, de moverme, de decir algo... pero fue inútil... mi cuerpo se sentía cada vez más liviano.

¿Por qué tenía que ser así? Hasta ese momento supe la verdad. ¿Por qué la vida tenía que ser tan injusta? ¿Por qué precisamente en mis últimos segundos de vida me enteré de que mi amor secreto era correspondido? Ahora ya no podía hacer nada.

Entonces me sentí aterrado: ya no me quería marchar, como lo deseaba momentos antes, sino que quería vivir para poder estar con Hermione.

De repente todo se detuvo: ya no supe más de mí. Lo último que escuché fue el llanto de Hermione.




Though I know I’ll never lose affection

For people and things that went before,

I know I’ll often stop and think about them,

In my life I’ll love you more




* * *

Sin razón aparente, de repente mis pensamientos regresaron a mi mente, aunque no podía sentir nada.

-¿Dónde estoy?- me pregunté- ¿acaso esto es el limbo?

No veía nada y tampoco podía moverme.

- Dios mío, esto es una locura. ¿Estoy muerto? ¿Muerto en vida, quizás? No veo nada... ¿qué se supone que tengo que hacer?

- Hay esperanza de que se salve- oí decir a una voz. ¿De qué habrá estado hablando?

- Tienes que aguantar Harry... por favor, hazlo por mí...

Esa dulce voz era la de Hermione. Entonces... ¡eso significaba que no estaba muerto!

Mi alma había regresado mi cuerpo, lo único que tenía que hacer era aferrarme a él para no volver a irme.



* * *

No sé cuánto tiempo estuve así: en la nada. Luchando por permanecer donde estaba.

Lo único que podía escuchar era el llanto de mis seres queridos a mi alrededor y las palabras de aliento que se daban entre sí para mantener viva la esperanza de que me recuperaría.

Me dolía profundamente que todos estuvieran así por mi culpa.



* * *

Supongo que fueron días los que pasaron, no lo sé. Repentinamente escuché al profesor Dumbledore decir:

- Hoy es luna nueva. Sirius, Ron, Hermione, Hannah, Hagrid, vamos a hacerlo otra vez: ¿listos?

Entonces oí a sus voces decir:

- Lucius le novus luna, allontanare ille malignus aurum de le morte quid minacciare cum portare issta anima, et balneare cum tu gränze essentia de vita.

Comencé a sentir dolor. Pero no me importó: ahora ya podía sentir.

- Lacrimas de phoinix, sanare les ferire de issta anima et planitus de vigor - ōris pora qui sequire vivere.

Unas gotas de agua cayeron sobre mí. Y de repente, no sé cómo, abrí los ojos: al principio solo veía manchas a mi alrededor, pero conforme mis ojos se fueron acostumbrando a la luz, los identifiqué: eran Sirius, Hannah, Ron, Hagrid, Hermione y el profesor Dumbledore.

También pude ver que tenía una considerable cantidad de aparatos que me suministraban pociones para mantenerme vivo

Había estado casi dos meses en estado de coma.

Unos días después de que desperté, salí de la enfermería... pero me llevé una desagradable sorpresa: en la lucha contra Voldemort y sus mortífagos, varios compañeros y amigos murieron...

Entre ellos Neville Longbottom, Dean Thomas, Terry Boot y Lavender Brown.




Though I know I’ll never lose affection

For people and things that went before,

I know I’ll often stop and think about them,

In my life I’ll love you more;

In my life I’ll love you more

Oh, oh,

You’ve been good to me,

You made me glad when I was blue.

And eternally I’ll always be thankful with you.

And all I gotta do is thank you girl,

Thank you girl.



Ahora ya solo faltaba un mes para salir de Hogwarts. Yo seguía saliendo con Hannah, aunque no nos tratábamos como novios, sino como amigos. Recuerdo que una tarde me dijo:

- Harry, yo sé que nunca me viste como algo más que una amiga.

La miré sin saber qué decirle y me sonrió.

- Hannah, perdóname...

- No tengo nada que perdonarte. ¿Sabes? Desde el principio yo supe que no me amas, que querías olvidarte de Hermione a toda costa y por eso me pediste que fuera tu novia. Y yo acepté porque te aprecio mucho y no quería que sufrieras.

-¿Cómo... cómo supiste que...

- Es lo más obvio. Desde que nos hicimos amigos te he observado mucho y me di cuenta de que ella te gusta.

- No sé qué decirte...- en ese momento me sentí muy avergonzado con Hannah.

- No te preocupes Harry, para eso estamos los amigos. Por lo menos durante estos meses pude ayudarte a que no te sintieras tan mal y a que no perdieras tu amistad con Ron y Hermione.



I could tell the world

A thing or two about our friendship.

I know little girl,

Only a fool could doubt our fondness.

And all I gotta do is thank you girl,

Thank you girl.

Thank you girl for helping me the way that you do,

(Way that you do)

That’s the kind of fondness that is too good to be true.

And all I gotta do is thank you girl,

Thank you girl.



- Pero yo no debí haberte usado de esa forma- le dije.

- No lo veas así: digamos que solo buscaste consuelo. Vamos a olvidarlo ¿si?

Hannah en ese momento me demostró que era una amiga de verdad.

- Tienes razón- le contesté más animado.

- Entonces creo que ya no vale la pena que sigamos fingiendo que estamos enamorados: volvamos a ser como antes y luchemos por nuestro verdadero amor.

Ambos estábamos decididos... pero luego me entró una duda...

- Oye...

-¿Si?

-¿Se puede saber por quién piensas luchar?- le pregunté en tono divertido. Pude ver cómo sus mejillas adquirían un tono rosado.

- Por Seamus Finnigan.

-¡No juegues!



Oh, oh

You’ve been good to me,

You made me glad when I was blue.

And eternally I’ll always be thankful with you.

And all I gotta do is thank you girl,

Thank you girl

Oh, oh, oh!

Oh, oh!
3.- La última noche será inolvidable



It’s gonna be me, baby!

It’s gonna be you, baby!

Time I’ve been patient for so long


How can I pretend to be so strong?...



Unos días después, Ron y Hermione terminaron. Ambos admitieron que últimamente su relación no iba

del todo bien, y que si no paraban en ese momento, terminarían peleados de por vida.

Ya solo nos quedaban tres semanas para disfrutar nuestra estancia en Hogwarts. En ese tiempo el

trío Harry-Ron-Hermione se convirtió el grupo Harry-Ron-Hermione-Hannah-Susan Bones-Seamus.

Casi todas las tardes las pasábamos juntos.

* * *

Ahora solo faltaban dos semanas: la primera de exámenes finales (los TIMOS y ÉXTASIS) y la

segunda libre...



* * *

Terminaron los exámenes y ya estábamos a escasos siete días de concluir con nuestra formación

mágica.

Cada uno de nosotros ya tenía en mente lo que haría al salir de Hogwarts: Ron entraría a la

escuela de la CIEM (Central de Inteligencia Europea Mágica) para ser espía; Susan trabajaría para

El Profeta; Seamus se había conseguido el puesto de golpeador en el equipo de los Beetles de

Liverpool; Hannah entraría a la universidad a estudiar finanzas mágicas; y Hermione, al igual que

yo, iría a la Academia de Aurores.



...Looking at you, baby

Feeling it too, baby




* * *

Dos días antes del final, los profesores nos hicieron una fiesta de despedida: todos la pasamos

bien.

* * *

Y finalmente llegó la última noche: me sentía alegre y triste a la vez. Ya era casi la una de la

madrugada y no podía dormir.

Me vestí y saqué de mi baúl la capa invisible de mi padre y el Mapa del Merodeador, que durante

tantos años fueron mis aliados en mis aventuras a la hora de romper las reglas escolares. Así

bajé a la sala común.

Al llegar me llevé una agradable sorpresa: Hermione estaba sentada ahí, en un sillón junto a la

chimenea.



...If I’m asking you to hold me tight,

Then it’s gonna be all night




En ese momento mis pies me llevaron junto a ella.

Me senté a su lado y sin decirle nada, la besé. Sentí sus manos alrededor de mi cuello, mi lengua

entrelazándose con la suya, su saliva mezclándose con la mía y nuestros labios moviéndose

coordinadamente... en pocas palabras, eso fue lo mejor.

Cuando nos separamos la miré a los ojos.

-¿Aún me amas Hermione?- le pregunté.

- Más que ayer, pero menos que mañana- me contestó. Nos volvimos a besar.



...It’s gonna be love,

It’s gonna be great,

It’s gonna be more than I can take.

It’s gonna be free,

It’s gonna be real,

It’s gonna change everything feel.

It’s gonna be sad,

It’s gonna be true,

It’s gonna be me, baby

It’s gonna be you, baby.

It’s gonna be,

It’s gonna be love...



- Hermione... ya que esta es nuestra última noche en Hogwarts... vamos a hacerla inolvidable.

Me levanté del sillón y le indiqué que hiciera lo mismo para que nos pudiéramos cubrir con la

capa invisible. La tomé de la mano y salimos de la sala común.

-¿A dónde vamos?- me preguntó con curiosidad.

- Ahora verás.

Llegamos a la sala de trofeos y la conduje junto a una pequeña vitrina que tenía las copas de

Quidditch que había ganado Gryffindor.

-"Místico león de valor inquebrantable pero corazón bondadoso, deja que tu heredero admire tu

riqueza"

Después de que dije eso, la vitrina se hizo a un lado, dejando al descubierto una puerta de

cedro. La abrí y Hermione y yo pasamos a una amplia habitación.

Junto a la entrada había una puerta que era el cuarto de baño, enfrente había una cama con mantas

color escarlata con dorado, al lado opuesto había una repisa con vinos, y casi enfrente de la

cama estaba una chimenea con el fuego encendido.

Bajabas unos cuantos escalones y llegabas junto a otros sillones también escarlatas, que estaban

frente a otra chimenea. Detrás de ellos había unas repisas con libros, y al otro extremo, una

puerta de vidrio que daba al balcón y dejaba entrar la luz de la luna.

Finalmente en las paredes había retratos: eran de Godric Gryffindor, Rowena Ravenclaw y Helga

Hufflepuff.

Junto a uno de Gryffindor estaba colgada su espada.

Hermione se quedó perpleja al ver el cuarto.

-¿Qué... qué significa esto?- balbuceó.

- Ésta era la habitación de Godric Gryffindor... mi ancestro- expliqué- este es mi lugar secreto,

vengo aquí cada vez que quiero estar a solas. Nadie sabe de él, mas que tú y yo.

- Es impresionante.

Hermione recorrió la habitación, observando cada detalle. Luego salió al balcón.

Yo por lo mientras, tomé dos copas de la cava y las llené con vino de frutas.

Me reuní con Hermione y le ofrecí una, la cual aceptó.

- Por nosotros dos.

- Por nosotros dos.

Nos quedamos un rato abrazados observando los bellos terrenos de Hogwarts y el cielo despejado de

aquella noche... la última.

- Esta noche Hermione, haremos lo que tú quieras- dije- si quieres que nos quedemos observando el

paisaje hasta el amanecer, así lo haremos, si...

-¿Y si te digo que quiero ser tuya?

Su voz sonaba segura.

- Entonces... mía serás- respondí.



...Time am I restless or a fool?

How can you pretend to be so cruel?

Maybe it’s me, baby

Maybe it’s true, baby

Maybe it’s everything we’re dreaming of

We’ve waited long enough...



La tomé por la cintura. Cerramos los ojos y rozamos nuestros labios. Luego ese roce se fue

transformando poco a poco en un cálido y apasionado beso.

La cargué y la metí en la habitación.

Mientras caminaba hacia la cama me empezó a besar el cuello. Sentí un cosquilleo que me recorrió

el cuerpo y comencé a exitarme.

Me senté en la cama y Hermione se puso sobre mis piernas, pasando las suyas alrededor de mi

cintura.

Le desabroché la túnica y se la quité.

Nuestras respiraciones comenzaban a agitarse. Hermione, mientras nos seguíamos besando, deslizó

la punta de sus dedos de mis mejillas a mi cuello, y de ahí al primer botón de mi camisa y lo

desabrochó... de ahí pasó al siguiente y luego al siguiente.

Yo por mi lado, bajé a su cuello.




...It’s gonna be love,

It’s gonna be great,

It’s gonna be more than I can take.

It’s gonna be free,

It’s gonna be real,

It’s gonna change everything feel.

It’s gonna be sad,

It’s gonna be true,

It’s gonna be me, baby (me, baby)

It’s gonna be you, baby.




Me dio un ligero empujón y yo quedé acostado, con Hermione sobre mí al mando de la situación.

La rodeé con mis grandes brazos y acaricié su espalda.

Me incorporé un poco.

Hermione se tumbó a un lado, jadeando ligeramente. Dejé su cuerpo totalmente desnudo. Era

perfecto.

Nos miramos a los ojos: ambos estábamos un poco ruborizados.

La volví a besar. Luego pasé nuevamente a su cuello, sus hombros... todo...

Después me detuvo y nos metimos debajo de las mantas. Para aligerar la tensión que había entre

nosotros le hice una caricia.

-¿Lista?- le pregunté.

- Hazlo.

En ese momento nos volvimos uno solo, la pude sentir mía, con tiernos besos y caricias nos

demostramos cuánto nos amábamos, alcanzamos la perfección en las manos, los sentimientos nos

embriagaban al entregarnos el uno al otro.

Cruzamos la línea de la inocencia, ya no éramos ningunos niños.

Esa noche fue inolvidable.



The sooner you let two hearts beat together,

The sooner you’ll know this love is forever

(It’s gonna be love)

Love needs time now or never

(It’s gonna be love)

It’s gonna be strong enogh...



Unas horas después me desperté. Hermione estaba abrazada a mi pecho, aún dormía plácidamente. Yo

todavía estaba un poco cansado, pero lo disfruté...

Luego de un rato ella también despertó.

- Hermione... no tienes idea de cuánto te amo- le dije.

- Pero no creo que más de lo que yo a ti- me contestó con una sonrisa.

-¿Quieres apostar?- le pregunté en tono divertido.

- A ver...

- Bueno: ¿te casarás conmigo después de que nos graduemos de la Academia de Aurores?

La mirada de mi amada se iluminó de felicidad.

- Mi vida terminaría si te dijera que no.

Nos besamos y volvimos a hacer el amor, justo cuando salía el sol. Dentro de unas horas ya

estaríamos en el tren de regreso a casa.

...It’s gonna be love,

It’s gonna be great,

It’s gonna be more than I can take.

It’s gonna be free,

It’s gonna be real,

It’s gonna change everything feel.

It’s gonna be sad,

It’s gonna be true,

It’s gonna be me, baby

It’s gonna be you, baby...

4.- Y la Amo



I give her all my love,

That’s all I do,

And if you saw my love

You’d love her too,

And I love her...



Nos vestimos y antes de cubrirnos con la capa invisible para salir, le eché un último vistazo a la habitación y a los jardines, desde el balcón. Una gran nostalgia me invadió al saber que esa sería la última vez que estaría ahí.

Todos los alumnos de séptimo estábamos desanimados, y paseábamos por los corredores recordando nuestros viejos tiempos: observando y fotografiando a todo y a todos para tener recuerdos.

A la hora del almuerzo el profesor Dumbledore entregó la copa de las casas a Gryffindor, los premios anuales a Hermione, Susan y a otro chico de sexto.

Y a todos los que luchamos contra Voldemort nos dio una conmemoración especial. Al final nos entregó nuestros diplomas y nos dirigió un discurso de despedida. Nunca olvidaré esas palabras que a mí y a todos mis compañeros nos llegaron al corazón.

Nos fuimos a la estación de Hogsmeade y ahí nos despedimos de todos nuestros profesores. Fue muy duro: incluso decirle adiós a Snape y a la profesora Trelawney.

Me juré a mí mismo que no habría lágrimas, pero fue imposible contenerlas en ese momento; sobre todo cuando me despedí de Hagrid y de Dumbledore. Tenía tanto que agradecerles a todos...

Todos los de séptimo nos fuimos en un solo compartimento en el viaje de regreso. Queríamos aprovechar al máximo las últimas horas que nos quedaban juntos.

En la estación de King’s Cross nos dimos el adiós definitivo. Nuevamente hubo lágrimas. Seguramente esa sería la última vez que vería a muchos de ellos: o por lo menos sería MUY de vez en cuando.

A Ron como a Seamus, Hannah, Susan, Hermione y a mí nos costó mucho trabajo separarnos e irnos con nuestras respectivas familias. Nos juramos que nos veríamos por lo menos tres veces al mes y nos escribiríamos mínimo una vez por semana.

Durante el verano nos vimos muy seguido y Ron y Susan se hicieron novios.

Los seis, junto con Sirius y Remus nos fuimos dos semanas de vacaciones a Puerto Rico para celebrar nuestra graduación.

Y luego pasó algo agradable: unas semanas antes de que cada quien entrara a estudiar por su cuenta, nos pudimos conseguir una casa para los seis en Liverpool, a unas cuantas calles de donde Sirius y Remus vivían.

También donde se hallaba la universidad a la que Susan y Hannah ingresarían, la escuela de la CIEM a la que Ron entró para ser espía, la Academia de Aurores a donde Hermione y yo entreríamos y el equipo de Quidditch al que Seamus entró era de ahí.

Nada podía estar mejor.

Tres años después Susan y Hannah se graduaron y comenzaron a trabajar.

Y un año más tarde, Hermione y yo también terminamos nuestros estudios para ser aurores.

Buscamos una casa para nosotros dos y unos meses después nos casamos: a los 21 años. Aún éramos muy jóvenes.



...She gives me everything

And tenderly,

The kiss my lover brings,

She brings to me,

And I love her...



El día de mi boda fue uno de los más felices de mi vida: Hermione lucía preciosa con su vestido de novia, nos juramos amor eterno ante el altar y en la fiesta hubo muchos reencuentros: estuvieron presentes nuestras familias, nuestras nuevas amistades, viejos compañeros de Hogwarts y todos nuestros profesores.



* * *

Tres mese después de que nos casamos, el profesor Dumbledore nos ofreció trabajo en Hogwarts y lo tomamos. Hermione ocupó el puesto de profesora de encantamientos y yo el de defensa contra las artes oscuras.

Fue muy agradable regresar a Hogwarts. Y lo que más me agradó fue que Hermione y yo nos instalamos en la habitación de Godric, donde pasamos nuestra primera noche juntos.

Un año después Ron y Susan se casaron, aunque a él todavía le faltaban dos años para graduarse de la escuela de la CIEM.

El tiempo pasaba muy rápido.

Finalmente Ron obtuvo su título de espía y Susan se embarazó.

Hermione y yo ya llevábamos cuatro años de casados, pero aún no teníamos hijos porque queríamos disfrutar de algún tiempo a solas.

Pero una noche lo hablamos y lo decidimos: ya era tiempo de que tuviéramos familia propia....



A love like ours,

Could never die,

As long as I

Have you near me.

Bright are the stars that shine,

Dark is the sky,

I know this love of mine,

Will never die,

And I love her...



Entonces desatamos la verdadera pasión que llevábamos dentro: nos desnudamos, nos metimos en la cama, nuestros cuerpos ardían de deseo, estábamos cubiertos de sudor por el calor que llevábamos dentro, me hizo sensuales caricias que aumentaron mis ganas de poseerña, yo ya no podía más...

La besé salvajemente en los labios, ella se estremecía, mis besos y caricias la prendían cada vez más y más, le causaban placer...

Estaba perdiendo el control sobre mí mismo, la pasión me envolvió por completo en ese momento.

Hermione me abrazó y suspiró seductoramente en mi oído y pasó su lengua por mi cuello.

La miré a los ojos, ella me regresó la mirada cargada de deseo, mientras seguía acariciando mi espalda.

Sin retrasar más el momento, la hice mía, con fuerza, pero teniendo cuidado para no lastimarla;En ese momento lo único que quería era complacerla... no queríamos ni podíamos contenernos...



***
-¿Te gustó?- le pregunté a mi esposa cuando mi respiración se normalizó. Ella asintió.

- Esta es una de las mejores noches que me has dado, Harry Potter: te amo.

Dos meses después de aquella noche nos enteramos de que Hermione quedó embarazada.

- Felicidades señores Potter- nos dijo el doctor- si todo sale bien, dentro de siete meses tendrán un par de mellizos.

Esa fue la noticia más maravillosa de mi vida.



... Bright are the stars that shine,

Dark is the sky,

I know this love of mine,

Will never die,

And I love her.How can I, hope to reach your love

Help me to discover

What it is you’re thinking of...



Seguimos trabajando en Hogwarts hasta que Hermione llegó a los seis meses. Entonces renunciamos y nos regresamos a Liverpool para poder disfrutar tranquilamente el tiempo restante del embarazo de Hermione.

El día llegó. Esa madrugada Hermione se despertó sudando y teniendo fuertes contracciones.

Sirius se había quedado a dormir en la casa esa noche, y me ayudó a llevarla a un hospital muggle que estaba a unas cuadras de ahí. Tuvo que ser allá porque la clínica a la que iba Hermione quedaba muy lejos.

Los doctores la metieron de inmediato al quirófano y yo me tuve que quedar afuera.



...Cause when we kiss, nothing feels the same

I could spend eternity

Inside your loving flame

What am I to do

If I don’t have you

I’ll be feeling blue

Just sitting here with you

You could be the one

To chase my blues away, away...



Estaba echo un mar de nervios, iba de aquí para allá, no me podía estar en un solo lugar ni un minuto, se me encogía el estómago del miedo, bebía una taza de café tras otra. Llegó Remus al hospital, Sirius le avisó a él y a los demás. Después llegaron los señores Granger; luego Ron y Susan; después Hannah... Hagrid... al final Seamus.

Ellos estaban igual de nerviosos que yo, y ellas en su intento de conservar la calma empeoraban las cosas.

Sin aguantar más salí de ahí y me dirigí a una tienda. Después de un rato regresé con un gran adorno de flores para Hermione, y un par de peluches (una girafa y un león) para mis hijos. Me reuní con Sirius y los demás: aún no tenían noticias de Hermione.



...So tell me how, how to reach your love

Help me to discover

What it is you’re thinking of

Cause when we kiss, nothing feels the same

I could spend eternity

Inside your loving flame...



- Esto es el colmo- dijo Seamus hablando fuertemente por los nervios- si la hubieras llevado a una clínica mágica esto no estaría pasando. Los médicos muggles tienen cierta tendencia a retrasar las cosas, si tan solo supieran utilizar las varitas mágicas...

-¡¡Shhh!! Baja la voz, todos te están viendo- le dijo Hannah. Era cierto. Algunas personas que estaban ahí miraban a Seamus y se decían preguntaban: ¿de dónde han sacado a este loco?

Entre esas personas había un doctor, que tímidamente se nos acercó.

-¿L..los familiares de la señora Potter?- balbuceó. Al instante di un paso al frente.

- Dígame doctor, ¿cómo salió todo? Mi esposa y mis hijos están bien ¿verdad? Dígame que si...

- Véalo por usted mismo.

Me condujo a la habitación donde ella estaba. Me empezaron a temblar las piernas y una parte de mí me decía que saliera corriendo. Pero no lo hice. Respiré hondo y entré al cuarto.



...What am I to do

If I don’t have you

I’ll be feeling blue

Just sitting here with you

You could be the one

To chase my blues away, away



Cause when we kiss, nothing feels the same

I could spend eternity

Inside your loving flame...



Hermione estaba acostada. No dormía pero lucía muy cansada. Y a cada lado... estaban mis hijos...

La niña estaba a su izquierda, con sus ojos muy abiertos. Y a su derecha, el niño; estaba dormido.

Ambos eran preciosos: los ojos de ella eran verdes como los míos y su carita era igual de fina que la de Hermione, con sus mismos labios de color carmín pálido. Y el poco cabello que tenía revelaba que era castaño, aunque un poco rojizo, como el de mi madre.

Y él... su tez era blanca como la mía y su cabello también era negro azabache. Abrió los ojos y pude ver que los había heredado del papá de Hermione: eran azul celeste.

Unas lágrimas brotaron de mis ojos: eran lágrimas de felicidad.

Los nombres de los niños ya estaban decididos desde antes. Ella se llamaría Astrid y él James.



...So tell me how, how to reach your love

Help me to discover

What it is you’re thinking of

How can I hope to reach your love,

Here forever in your loving flame.









Libro de visitas --> https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Rowena
To lead a better life I need my home to be here...

Yo tomé un trabajo que me ofreció el ministerio de magia y Hermione cuidaba de la casa, los niños y de mí: era una excelente madre para ellos y la mejor esposa, amiga y amante que yo hubiera podido desear... éramos tan felices...

Cuando Astrid y James estuvieron un poco más grandes, ella entró a trabajar también, aunque solo por medio tiempo.

Durante esos años nos seguimos frecuentando con nuestros amigos.

Here, making each day of the year
Changing my life with the wave of her hand
Nobody can deny that there's something there

La selección de Quiddicth de Inglaterra le había ofrecido un puesto a Seamus, quien seguía soltero al igual que Hannah: ella ya era la asistente personal del jefe de finanzas mágicas.

Susan pasó a ser de las principales reporteras de El Profeta y Ron estaba ya a punto de ser ascendido al puesto de vicepresidente de la CIEM.

Ya tenían otros dos hijos, lo que hacía que en total fueran tres:

La mayor era Susan, el segundo Sean y la menor Maureen. Los tres eran pelirrojos y más o menos de la misma edad que mis niños, por lo que se llevaban muy bien. Susan era un año mayor que ellos, Sean solo unos meses y Maureen un año más pequeña.



There, running my hands through her hair
Both of us thinking how good it can be
Someone is speking but she doesn't know he's there



El tiempo pasó y llegó el día en que los niños entraron a Hogwarts.

Hermione les había enseñado unos cuantos hechizos y le regaló a Astrid su libro más preciado: "Historia de Hogwarts".

Y ella y yo nos pasamos una tarde entera platicándoles a los chicos todos nuestros recuerdos de nuestra estancia allá.

Fuimos junto con los Weasley, Hannah y Ron a la estación de King’s Cross a dejar a mis hijos y a Susan y Sean. A Maureen todavía le faltaba un año.



I want her everywhere and if she's beside me
I know I need never care
But to love her is to need her everywhere
Knowing that love is to share

Each one believing that love never dies
Watching her eyes and hoping I'm always there



En el andén 9 ¾ nos encontramos a varios compañeros de estudio que ya tenía bastante tiempo que no veíamos; Draco Malfoy era uno de ellos. Iba acompañado de una mujer muy guapa y de un niño rubio de ojos azules.

- Vaya, vaya- dijo Draco cuando nos vimos de frente. Su típica costumbre de arrastrar las palabras al hablar no se le había quitado- los Potter y los Weasley... el destino nos vuelve a reunir después de 19 años... bueno, con Weasley a los 18, ya lo había visto el año pasado, pero no me tomé la molestia de saludarlo... me enteré de que eres el vicepresidente de la CIEM.. ¿Cómo te sienta tener una vida decente después de tantos años de pobreza? ¿Quién te pagó la escuela? Seguramente tuviste que vender tu casa, porque...

Mientras Ron y Draco discutían, su hijo miró a Astrid con un brillo de malicia. Le puse una mano en el hombro a mi hija y ella le devolvió al niño la mirada con determinación; de la misma forma que Hermione miraba a Draco cuando él se metía con ella.

- Oh, cielos, qué descuidado soy- dijo Draco de repente- él es mi hijo Leonard. ¿Y saben? A él tampoco le gustan los sangre sucia, los que se apellidan Potter y ni mucho menos los pobretones. Ahora va comenzar el segundo curso, igual que tu hija mayor Weasley... supongo que ella ya sabe que Leonard no se junta con cualquiera. Bueno, ahora que los Potter ingresarán al colegio, supongo que la historia volverá a repetirse. Nos veremos luego.

I want her everywhere and if she's beside me
I know I need never care
But to love her is to need her everywhere
Knowing that love is to share

Each one believing that love never dies
Watching her eyes and hoping I'm always there

Ya solo faltaban cinco minutos para las once de la mañana.

- Que tengan un buen año niños- les dijo Hannah después de darles un beso en la mejilla a cada uno.

- Gracias tía Hannah, nos veremos después- dijo James- adiós tío Seam.

- Adiós.

- Oye- le dijo Astrid en voz baja- a ver si para cuando regresemos en el verano ya te casas con la tía Hannah, ¿no?

Seamus enrojeció totalmente.

Después de darles un fuerte abrazo a los niños, Hermione les dijo:

- Recuerden todo lo que les dijimos de los profesores y pórtense bien, procuren sacar buenas notas y no meterse en problemas. Los quiero.

- Nos vemos mami.

Luego fue mi turno de despedirme. Sin que Hermione me viera, me saqué de la túnica un paquete no tan pequeño.

- Esto es para los dos- les dije- por favor cuídenlo como un tesoro y no le digan a su madre que se los dí porque si no, me mata.

- Gracias pa’- dijo James emocionado- te prometo además que me buscaré un puesto en el equipo de Quidditch para jugar el próximo año.

- Si es así te regalaré la escoba que vimos el otro día en el callejón Diagon. Cuida bien a tu hermana de Malfoy y si los molesta le pueden echar la maldición que les enseñé. No olviden escribirnos seguido.

Finalmente dieron las once. Lo último que vi de mis hijos fueron sus cabellos negros y castaños.

_

To be there and everywhere
Here, there and everywhere







Libor de visitas --> https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.RowenaWoman I can hardly express
My mixed emotions at my thoughtlessness
After all I'm forever in your debt


And woman I will try to express
My inner feelings and thankfulness
For showing me the meaning of success...



Dos días después mientras Hermione y yo cenábamos, llegó Atenea, la lechuza de James. Hermione tomó la carta y la leyó.

**Queridos mamá y papá:

Hoy fue nuestro primer día de clases y todo es maravilloso.

En la ceremonia de selección un sombrero viejo y feo me mandó a Gryffindor y a Astrid la puso en Ravenclaw. Por lo menos Sean quedó conmigo, a pesar de que Susan está en Hufflepuff.

Y tal como me lo habías dicho pa’, Malfoy está en Slytherin.

¿Saben? Creo que está enamorado de mi hermana; ayer a la hora del almuerzo se acercó totalmente sonrojado a donde estaban ella y Susan y escuché que se ofreció a acompañarla a su clase de pociones para que no se perdiera y de paso presentarla con Snape. Él dice que no es cierto, pero nadie le cree.

Por cierto, Snape me quitó diez puntos solo porque le dije que está más feo de lo que ustedes me habían platicado.

Les prometo que cuidaré bien a Astrid, aunque no creo que sea necesario; hoy prácticamente fue ella la que dio la clase de DCAO, al profesor Mendell casi ni lo dejó hablar.

Por cierto, gracias al "regalito" que nos diste, ella, Sean y yo descubrimos la sala de trofeos.

Vimos los premios anuales de mamá y la tía Susan, las copas de Quidditch que ganaste y otras cosas más que ya no nos dio tiempo de ver. Espero mañana poder regresar.

James**

- Parece que les fue bien, ¿no cariño?- dije. Hermione me miró con una expresión severa- ¿qué pasa?

-¿Se puede saber qué "regalito" les diste a tus hijos?- me preguntó acercándose a mí. Creo que estaba enojada...

-¿Yo? Eh...- traté de hacerme el desentendido.

- No les diste la capa invisible de tu padre y el mapa del merodeador, ¿verdad?- si, definitivamente eso no le hacía mucha gracia...

- Pues verás, te lo puedo explicar- tartamudeé tratando de no reírme.

-¡¡HARRY POTTER!!

Me levanté de mi silla y salí corriendo riéndome a carcajadas, y Hermione me iba persiguiendo.

-¡¿NO TE DAS CUENTA DEL MAL EJEMPLO QUE LES DAS?! ¡¡AL RATO SE VAN A ESTAR METIENDO EN PROBLEMAS POR TU CULPA!!

Me alcanzó y me alborotó el cabello.

- Bueno linda, no te enojes...

La besé apasionadamente, y seguimos así hasta que terminamos en la cama haciendo el amor.



...Woman I know you understand
The little child inside of the man
Please remember my life is in your hands


And woman hold me close to your heart
However distant don't keep us apart
After all it is written in the stars...
Close your eyes
Have no fear
The monster's gone
He's on the run and your daddy's here

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful girl...



Al verano siguiente Astrid y James regresaron de Hogwarts.

Él era igual que yo en su comportamiento: le gustaba explorar, de vez en cuando se metía en problemas junto con Sean, no sacaba tan malas notas y a cada rato se peleaba con Leonard Malfoy, la mayoría de las veces al querer defender a Astrid cuando él se metía con ella "para demostrarles a todos que no la quería".

...Before you go to sleep
Say a little prayer
Every day in every way
It's getting better and better

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful girl...



En cambio Astrid reflejaba mucho a Hermione: pasaba horas en la biblioteca estudiando, era la chica más lista de su generación, la favorita de la profesora McGonagall, la pesadilla de Snape, y era un poco estricta, aunque había sacado mi tendencia a desobedecer las reglas. Pero incluso en su físico podías ver a Hermione de niña. Era muy linda.



...Out on the ocean sailing away
I can hardly wait
To see you come of age
But I guess we'll both just have to be patient


'Cause it's a long way to go
A hard row to hoe
Yes it's a long way to go
But in the meantime...



James consiguió el puesto de cazador en el equipo de Quidditch: quería el de buscador, pero ese aún no estaba disponible. Y como era de esperarse, Malfoy también jugaba.

Como le había prometido a James, lo llevé al callejón Diagon a que escogiera su escoba. Se decidió por una Darkbolt.



...Before you cross the street
Take my hand
Life is what happens to you
While you're busy making other plans

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful girl...



El verano pasó muy rápido. Después de unas vacaciones familiares en Suiza, dejamos a los chicos en el andén 9 ¾ para que regresaran a Hogwarts a iniciar su segundo curso.



...Before you go to sleep
Say a little prayer
Every day in every way
It's getting better and better

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Darling, darling, darling
Darling son...
I'm very sure
This never happened to me before
I met you and now I'm sure
This never happened before

Now I see
This is the way it's supposed to be
I met and now I see
This is the way it should be

- Buenos días linda- le dije a mi esposa una mañana a mediados de marzo.

- Buenos días amor. ¿Dormiste bien?

- Contigo a mi lado cada noche es imposible no hacerlo. ¿Alguna vez te he dicho que te amo?

-¿Aún?

- Siempre. Te invito a cenar esta noche: a tu lugar favorito, junto al mar... ¿aceptaría la invitación, señora Potter?

- Necesito preguntarle a mi esposo...

- Seguramente él dirá que sí.

- Te adoro...

- Pero no más que yo a ti.

- ¿Qué día es hoy?

- 10 de marzo.

- Hoy es un día muy especial.

-¿Por qué?

- Hoy, hace 20 años estuviste a punto de dejarme, solo porque me salvaste la vida... y me dijiste las dos palabras que me hicieron quererte más... me dijiste lo que sientes hacia mí y ese día jamás lo olvidaré Harry... mi corazón y mi mente estuvieron a punto de dejar mi cuerpo ese día para ir detrás de ti...

La noche llegó. Estaba esperando a Hermione en la sala, y cuando la vi quedé deslumbrado.

Llevaba su vestido escarlata que tanto me gustaba, tenía un sencillo escote delante y otro detrás, dejando al descubierto parte de su espalda. Esa suave tela se ajustaba perfectamente a su figura, resaltando su silueta.

Su cabello lo llevaba recogido en una elegante media coleta, dejando caer un par de mechones a cada lado de su cara, ligeramente maquillada y con sus labios pintados de un rojo muy sutil.

...This is the way it should be for lovers
They shouldn't go it alone
It's not so good when you're on your own

So come to me
Now we can be what we wanna be
I love you and now I see
This is the way it should be


Después de que cenamos la saqué a bailar en la playa, a la luz de la luna. Puse mis manos en su cintura y ella las suyas alrededor de mi cuello, de modo que quedamos cara a cara.

Me dedicó una de sus bellas sonrisas que me derretían, las que tanto adoraba. Me sentí bien en ese momento, pero a la vez también sentí un pequeño vacío dentro de mí... no supe por qué...

- Herm... sabes que tú y los niños son mi tesoro más preciado ¿verdad?- le pregunté.

- Sí mi vida...

- Y si algún día tú llegaras a faltar... jamás permitiría que alguien ocupara tu lugar... el día de nuestra boda te juré lealtad y amor eterno ante Dios, y en este momento te recuerdo que mi palabra sigue y seguirá firme hasta el último de mis días.

Esto sonaba como... ¿a una despedida? ¿Pero por qué?

- Amor... si por alguna razón el día de mañana no puedo estar a tu lado, no me gustaría que sufrieras ni que te hundieras... deberás dejarme en el olvido para poder salir adelante y rehacer tu vida al lado de alguien más, pero antes de decidir con quién, deberás asegurarte de que ese alguien será una buena madre para Astrid y James.

- Nuca mi cielo, nunca pasarías al olvido.

La abracé fuertemente. Sentir su piel en contacto con la mía, junto con su dulce aroma fue como una sensación de consuelo para mí, porque un sentimiento de tristeza y temor iba naciendo dentro de mí.

- Te amo Harry.

La voz de Hermione también comenzaba a reflejar eso.

... This is the way it should be
This is the way it should be for lovers
They shouldn't go it alone
It's not so good when you're on your own

I'm very sure
This never happened to me before
I met you and now I'm sure
This never happened before...


Un rato después nos regresamos a la casa. Mientras yo abría la puerta, se escuchó un ruido proveniente de los arbustos.

De repente, sin previo aviso, una serpiente salió de ahí... no pude creer lo que mis ojos veían... eso no podía ser posible... la serpiente tomó forma humana; la de una rubia despampanante con un atrevido vestido...

- Tenemos un asunto que arreglar, Harry- dijo.

-¿De qué hablas?- le pregunté sin salir de mi asombro, no tenía idea de quién era ni de lo que quería.

- Hace algunos años... impediste que mi padre llegara a la cima del poder...

-¿De qué hablas?

- Tú mataste a mi padre, Harry Potter... mataste al padre de las tinieblas y el terror... mataste a Lord Voldemort.

-¿Qué?

- Sí... increíble ¿no? Mi nombre es Medea Riddle, aunque pueden llamarme Lady Voldemort... ja ja ja ja... y al igual que Medea, la gran hechicera y seductora de la mitología griega, soy capaz de crear poderosas pociones que pueden traer el amor, el sueño o la muerte, según lo decida yo. Y he desarrollado una poderosa habilidad para convertirlas en maleficios...

When the night has come
And the land is dark
And the moon is the only light we'll see
No I won't be afraid, No I won't be afraid
Just as long as you stand, stand by me

So darling, darling
Stand by me, oh, stand by me
Oh stand, stand by me,
Stand by me...


-... Y he tenido que esperar 20 largos años para vengar su muerte...- dijo la rubia con los ojos inyectados de furia.

-¿Y por qué tanto tiempo?- pregunté desafiantemente poniéndome delante de Hermione- ¿por qué no me mataste antes?

Una sonrisa maliciosa se dibujó en el rostro de Medea.

- Es simple... para hacerle creer a todos que la calma regresó... y de paso dejar que fueras feliz durante un tiempo, para así luego hacerte sufrir: tanto, que desearás haber muerto el día en que estuviste a punto de hacerlo... hace exactamente 20 años, si no me equivoco. Y así no podrás impedir que continúe con el trabajo que desgraciadamente mi padre dejó a medias.

Su mirada se posó en Hermione.

Yo saqué mi varita mágica.

- No te atrevas a hacerle algo- le advertí.

-¿Qué prefieres? ¿Que sea a ella o a tus hijos? Al final de cuentas el que saldrá perdiendo serás tú, pero a costa de alguien, por supuesto. Así que te daré a elegir: puede ser tu adorada esposa, la pequeña Astrid o el encantador James...

Entonces tronó los dedos y Hermione y yo sentimos un fuerte mareo. Medea nos había bloqueado nuestras habilidades mágicas, dejándonos totalmente indefensos.


... If the sky that we look upon
Should tumble and fall
Or the mountains should crumble to the sea
I won't cry, I won't cry
No I won't shed a tear
Just as long as you stand, stand by me...


- No voy a caer en tu juego Medea, más vale que no te atrevas a hacerles daño... a ellos no... mejor a mí...- le dije asustado. En ese momento sentí mucho miedo, aún más que cuando estuve frente a frente con Voldemort. Medea negó con la cabeza- si te mato a ti no sería tan divertido: además no estoy aquí para complacerte, sino para hacer que te arrepientas por lo que le hiciste al gran señor de las tinieblas.

Hermione estaba igual de aterrorizada que yo. Y luego pasó eso...

- Tómame a mí- le dijo a Medea dando un paso al frente.

- No Hermione, no- le grité a mi amada con lágrimas en los ojos.

- A cambio de que los dejes en paz: a él y a mis hijos- continuó sin hacerme caso. Medea lo meditó unos segundos.

- Trato hecho Granger: conste que tú así lo quisiste.

-¡¿POR QU
HERMIONE?!- grité. Ella también lloraba- no Medea, no le hagas caso, mátame a mí.


...So darling, darling
Stand by me, oh, stand by me
Oh stand, stand by me,
Stand by me...


- Lo siento, ya me decidí.

Alzó su varita mágica.

- Nunca te dejaré solo amor- me dijo Hermione. La abracé y me puse de escudo para ella.

- ¡Zanatos lentum et mortífere!

Yo seguía entre Medea y Hermione, dispuesto a morir por ella. Se abrazó a mí con intensidad y las lágrimas brotaban de nuestros ojos, esperando la muerte.

... When all your friends are gone
and you´re left all alone
oh stand, stand by me, stand by me...



Sentí que algo me atravesaba, creí que Hermione ya no estaría en peligro, que sería yo el que moriría, pero estaba equivocado: la maldición de Medea estaba destinada para Hermione, de nada sirvió que yo la cubriera, porque el hechizo me atravesó sin dañarme y le dio a Hermione... esto no podía estar pasando...

- Misión cumplida- dijo Medea- algún día nos volveremos a ver.

Entonces sentí el peso de Hermione sobre mí.

- Harry...

La miré. Todavía seguía viva, aún había esperanza.

- Ten calma Hermione, te llevaré al hospital- le dije cargándola.

- No Harry... no...

-¿Qué estás diciendo? Si no te llevo morirás.

- Escúchame... de cualquier forma no me podré salvar... esa maldición es la de la muerte lenta y dolorosa, ¿la recuerdas? No hay cura alguna para esa...

El pánico se iba apoderando de mí.

- No puedo dejar que me abandones.

- No seas necio- dijo Hermione con un hilo de voz- entiende que no hay remedio... en cuestión de minutos moriré... por lo menos ayúdame a que no sean tan dolorosos...

Hermione comenzó a temblar.



...Whenever you're in trouble won't you stand by me
Oh stand by me, oh won't you stand now, stand by me...



Entramos a la casa y la llevé a un sofá de la sala.

- Eres una tonta- me atreví a decirle- debiste haber dejado que me matara.

- Comprende que eran los niños o yo... y habría sido muy egoísta de mi parte permitir que Medea los lastimara, siendo que soy su madre... además... tú me salvaste la vida hace 20 años; tenía que hacer algo por ti...

El cuerpo de mi amada se sentía cada vez más frío.

-¿Alguna vez te he dicho que te amo?- me preguntó.

-¿Aún?

- Siempre mi amor... hasta mi último momento... hasta la eternidad: ni siquiera la muerte podrá matar este amor.

Nos abrazamos con fuerza. Ella hundió la cara en mi pecho y yo recargué la frente en su hombro desnudo. Ambos estábamos sumidos en un profundo llanto.

- Por favor cuida bien a Astrid y a James: dile que desde arriba yo estaré con ellos...

- No me dejes mi cielo... quédate conmigo- le supliqué.

- Lo siento Harry... estoy sufriendo mucho...

Su respiración se iba cortando y su piel estaba helada.

- Recuerda lo que te dije hace rato: tienes que dejarme en el olvido para salir adelante y rehacer tu vida al lado de alguien más, pero que sea una buena madre para nuestros hijos.

- Sabes que eres la única para mí.

- El momento se acerca... tengo miedo mi vida... bésame.

Así lo hice. Uní mis labios con los de ella, nuestras lenguas se entrelazaron, nuestra saliva se mezcló y disfruté su sabor... por última vez.

Luego Hermione se separó, se volvió a acurrucar en mi pecho y cerró los ojos.

- Hermione...

- Te voy a decir lo mismo que me dijiste aquella noche: vive y déjame morir. Yo siempre te querré desde donde quiera que me encuentra: aquí, allá y en todas partes.

Estas fueron las últimas palabras que salieron de la boca de mi amor. La historia se repitió después de 20 años: pero la diferencia era que ella no volvería nunca más, como yo lo hice esa ocasión.



...So darling, darling
Stand by me, oh, stand by me
Oh stand, stand by me,
Stand by me...
If you wear red tonight,

Remember what I said tonight,

For red is the color that my baby wore,

And what’s more, it’s true,

Yes it is.

Scarlet were the clothes she wore,

Everybody knows, I’m sure,

I would remember all the things we planned,

Understand, it’s true,

Yes it is it’s true,

Yes it is...



Tan solo han pasado cuatro años desde aquella trágica noche, en la que lloré como nunca en mi vida, cuando mi amada murió en mis brazos, con su vestido rojo escarlata.

Este tiempo ha sido muy difícil y triste para mí y para mis hijos. Pero gracias a la ayuda de nuestros amigos, sobre todo la de Hannah, hemos logrado salir adelante.

Hannah y yo nos hemos acercado mucho, pero no en el sentido amoroso, sino que nos queremos como hermanos. Me ha ayudado mucho a cuidar a Astrid y a James, ellos la quieren bastante, pero siempre la han visto como "la tía Hannah" y a ella le agrada eso.

Sabe muy bien que en nuestros corazones la única que vive es Hermione.

Aún sigue soltera, al igual que Seamus: por alguna razón las cosas no se han dado entre ellos, pero ambos se gustan, yo lo sé. En muchas ocasiones yo he sido el paño de lágrimas de Hannah, seguido recurre a mí en busca de consuelo cuando se trata de eso.

Ahora te voy a platicar algo de mis hijos.

James es el capitán del equipo de Quidditch, y al igual que yo, seguido anda metido en líos: en apariencia física también es muy parecido a mí, su mejor amigo es Sean Weasley, no se lelva muy bien que digamos con Leonard Malfoy (aunque tampoco se odian) y sale con Maureen Weasley. Es un buen muchacho, un excelente hijo.

Astrid es una chica muy linda, la quiero mucho: es la prefecta de Ravenclaw, se ganó un premio anual, su mejor amiga es Susan Weasley, es astuta, inteligente, pelea mucho con su cabello al querer alisarlo, y le gusta estudiar. En pocas palabras, ella es la imagen viva de mí adorada Hermione: por eso la quiero tanto y tengo cierta tendencia a sobreprotegerla.

-¡Papá! ¡El almuerzo está listo!

Astrid sale de la cocina y viene hacia mí para darme un beso en la mejilla.

-¿En qué piensas?- me pregunta.

- Estaba recordando...

-¿Se puede saber qué?

- Los maravillosos años de mi juventud que pasé con tu madre.

Le sonrío a mi hija y la abrazo.

- Vamos pa', apenas vas a cumplir 41 años, estás en la mitad de tu vida.

De repente una ligera brisa nos roza la cara. Cuando pienso en Hermione siempre ocurre eso; sé que ella está junto a nosotros en todo momento, que nunca nos ha abandonado.

- Vamos a almorzar- me dice Astrid. Entramos a la cocina.

- Buenos días pa'- me dice James con una adormilada sonrisa; se acaba de levantar.

- Buenos días hijo- le contesto alborotándole más su cabello- buenos días- le digo al otro joven que está ahí: es el novio de Astrid.

Cuando hace unas semanas ella me dijo quién era, casi me da un colapso: y supongo que lo mismo le pasó al padre del muchacho: era Leonard Malfoy.

Durante muchos años fastidiaba a Astrid para según él "demostrar que no le gusta", pero al final no pudo ocultar sus sentimientos y se le declaró. Ahora son felices juntos.

-¿Ya le hablaste a la tía Hannah?- me pregunta Astrid.

- Aún no preciosa, ahora lo hago.

Me dirijo al teléfono mágico y llamo a su oficina.

-¿Si?

-¿Hannah? Hola, soy Harry.

- Ah, hola.

- Oye, los chicos y yo nos preguntábamos si te gustaría venir a cenar con nosotros esta noche: también vendrán Leonard y Maureen.

- Claro, por supuesto.

- Entonces pasamos por tí a las ocho.

- Está bien, los espero.

- Solo te pido un favor.

- Claro, no hay problema.

- No vistas de rojo esta noche...



I could be happy with you by my side,

If I could forget her,

But it's my pride,

Yes it is, yes it is,

Oh yes it is, yeah.

Please don't wear red tonight,

This is what I said tonight,

For red is the colour that will make me blue

In spite pf you, it's true,

Yes it is, it's true,

Yes it is...




FIN




Libro de visitas --> https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Rowena Cómo Localizar un Celular Móvil [ Contenido Actualizado Abril del 2024 ]

 

Stand by me - Fanfics de Harry Potter

Stand by me - Fanfics de Harry Potter

There are places I remember,All my life those some have changed,Some forever not for better,Some have gone and some remain... Mi nombre es Harry James Potter.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-stand-by-me-fanfics-de-harry-potter-2129-0.jpg

2023-02-27

 

Stand by me - Fanfics de Harry Potter
Stand by me - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/2038
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20