The Call - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

The call

Sabía que tenía que ser fuerte. Debía de serlo. No sólo por mí, sino por el ser al que más amaba, por el cual yo daría hasta mi propia vida. Además, si yo no era fuerte y soportaba todo esto, el mundo estaría perdido. Ambos mundos serían destruidos si yo no lo dejaba ir, si yo le pedía que se quedara conmigo. Pude haberle pedido que huyéramos juntos de todo y todos y sé que hubiera accedido, pero no podía hacer eso. Porque entonces nuestros seres queridos serían asesinados y ambos mundos caerían en manos del mal. Todo dependía de él. Por consiguiente, su decisión dependía de la mía. El mundo entero, nuestros mundos dependían de lo que le dijera yo.

Hoy era el día de la decisión. Hoy era el día en que todo acabaría. Hoy terminaría lo que comenzó hace dieciséis años en una casa del Valle de Godric. Ya lo veía venir. Hoy y después, todo terminaría. Pero ninguno sabía cómo terminaría esto.

 

Fue entonces cuando un sonido nos advirtió de la llegada. Una gran y fuerte explosión hizo que la puerta principal de roble del Gran Salón cayera al suelo en mil pedazos. Todos nos pusimos atentos y en guardia. La guerra estaba por comenzar.

It started out as a feeling -Empezó como un sentimiento,

Which then grew into a hope -Que se convirtió en una esperanza
Which then turned into a quiet thought -Que luego se convirtió en un sentimiento tranquilo,

Which then turned into a quiet word -Que luego se convirtió en una palabra tranquila

Todos nos estábamos preparando. En Hogwarts todos estaban preparándose para el evento que tendría lugar dentro de unas horas. Tal y como lo había citado el gran y tenebroso Lord Voldemort. Ese mago que no tenía ninguna misión más que acabar con la persona que venía hacia mí. Sin querer una pequeña lágrima se escapó de mis ojos y recorrió todo mi rostro hasta llegar a mi barbilla y caer al suelo del Gran Salón.

-Amor, no quiero que hagas esto- me dijo el chico que se había convertido en una leyenda, el chico que tenía una peculiar cicatriz en la frente que ahora estaba cubierta por un mechón de cabello negro azabache. Y ese era el chico del que no sé si por desgracia o bendición de Dios, me enamoré de él. Y ese era el chico que tendría que vencer al mago más poderoso de todos los tiempos, pero el más oscuro y temible. Sentí cómo mi estómago se retorcía tan solo al pensar en esa escena. La última batalla.

-No pienso dejarte solo, Harry. Siempre te lo he dicho, jamás te abandonaría- le repetí como por milésima vez. Harry quería que huyera de Hogwarts como todos los alumnos. Sólo unos cuantos (más que nada los del ED) se quedaron para la gran batalla. Y por supuesto, los de la Orden del Fénix y muchos aurores. Harry no deseaba nada de esto, lo único que él quería era que todos estuviéramos a salvo y enfrentarse a Voldemort él solo, sin ninguna clase de ayuda.

-Pero no deseo que
- y le puse un dedo en los labios. Él no entendía que yo debía de estar a su lado, apoyándolo y ayudándolo en lo que me fuera posible.

-Pero yo sí lo deseo y no te pienso dejar. Confía en mí- ahora lo dije como una suplica en lugar de como una orden.

 

-No entiendes. Eres lo único valioso que me queda, no quiero perderte a ti también- dijo el amor de mi vida con intensidad y luchando para no derramar esas lágrimas tan traicioneras.

-Por eso mismo estoy aquí. Nuestro amor es lo que lo vencerá. ¿No lo ves? Nuestro amor es la esperanza de nuestros mundos, del mágico y muggle. Recuérdalo

And then that word grew louder and louder -Y luego esa palabra creció más y más fuerte
'Til it was a battle cry-Hasta que fue un grito de batalla

Los enemigos entraron con paso decidido con sus varitas en alto, esperando la orden de su jefe. Del hombre que estaba de pie al frente de su ejercito. Ese hombre de ojos rojos que miraban con odio al hombre que estaba al frente de nuestro ejercito. Con un odio que sólo le pertenecía a Harry Potter.

Y cuando Lord Voldemort alzó una mano, los mortifagos detrás de él comenzaron el ataque. Y así fue como comenzó la batalla. Entonces no supe cómo ni porqué, mis pulmones se llenaron de tanto oxigeno que liberé en un potente grito, y me di cuenta de que Harry también gritaba con la misma intensidad que yo. Era nuestro amor el que gritábamos, era la esperanza que había en el amor que nos teníamos lo que salió en ese grito que se unió al salir de nuestros pulmones. Entonces todos comenzaron a gritar mientras corrían a enfrentarse con los mortifagos, gritaban por la batalla.


I'll come back -Volveré

When you call me -Cuando me llames
No need to say goodbye -No hay necesidad de decir adiós

-No, no dejaré que luches. Por favor, entiéndeme- volvió a decir Harry. ¡Vaya necio! Sólo que esta vez estuve a punto de acceder a lo que me suplicaba. Sus ojos verdes me derretían y la súplica de su voz era tan insoportable como una quemadura. Pero tenía que ser fuerte. Si yo me iba él no tendría fuerzas para luchar, él me necesitaba para vencer, de eso estaba completamente segura.

-Harry, no tienes porqué temer, no me sucederá nada. ¿Por qué temes tanto?- le pregunté mientras lo tomaba por el rostro y lo obligaba a mirarme a los ojos.

-Porque sin ti me muero. Él sabe que te amo y no dudará ni un minuto en
asesinarte- las lágrimas volvieron a su bello rostro. Tenía mucha razón. Corría peligro y sin embargo no tenía pensado irme del castillo.

-Lo sé, pero ¿Crees que estaría tranquila lejos de ti? Sin saber nada, sin noticias tuyas. No Harry, no me iré como una cobarde. Confía en mí. Después de que todo esto termine nos volveremos a ver, te lo juro- y entonces poco a poco me acerqué a su rostro hasta poder rozar sus labios. Harry aceptó el beso, pero sentí cómo su cuerpo temblaba y sus labios estaban salados por las lágrimas que seguía derramando. Posó sus brazos alrededor de mi cintura, ciñéndome a su cuerpo, fue entonces cuando me invadió el miedo. Me había comportado muy valiente, pero por alguna razón sentía que ese beso era como una despedida. No, no podía ser eso, porque fuese como fuese el resultado de la batalla de hoy, estaríamos juntos y amándonos.

 


Just because everything's changing-Solamente porque todo está cambiando
Doesn't mean it's never -No significa que nunca

Been this way before -Ha sido de esta manera antes

De pronto mis pensamientos se vieron interrumpidos por un grito tan fuerte que fue capaz de desgarrarme el corazón y hacerme sentir que iba a morir. Harry yacía tirado en el suelo, mientras de su nariz un líquido rojo y viscoso se derramaba. Por un momento creí que todo había terminado, que ese era el fin de todo. Del mundo mágico, del mundo muggle. Y el fin de mi mundo.

Pero sin previo aviso se levantó con una agilidad que le desconocía. Quizá efecto de la adrenalina. Y volvió a su batalla. Lo que me sorprendió fue que no peleaba con Lord Voldemort como yo creí, y di gracias a Dios porque no fue así, de lo contrario Harry jamás se hubiera levantado de nuevo


All you can do is try to know -Todo lo que puedes es tratar de saber

Who your friends are -Que amigos tuyos

As you head off to the war -Van a la guerra como tú

-No tiene caso discutir contigo, ¿Verdad? De todas formas pelearas- se dio por vencido Harry. Sonreí al ver que al fin lo había entendido. Toqué su mejilla para tranquilizarlo. Cerró los ojos y suspiró. Como si tratase de tranquilizarse, de resignarse, de concentrarse.

-Gracias por entender, Harry- susurré mientras lo abrazaba. Me estrechó entre sus brazos con tal fuerza que sentí un poco de dolor, sin embargo la sensación de paz que me provocó eclipsó el dolor físico.

-No puedo creer que te haya conocido, Hermione. Y aun más no puedo creer que perdí tanto tiempo sin decirte lo que siento por ti- murmuró mientras hundía su rostro en mi cabello. Suspiró llenando mi pelo de su exquisito aliento.

-No pienses en eso. Ahora hay que pensar en que venceremos


Pick a star on the dark horizon -Escoge una estrella del oscuro horizonte
And follow the light -
Y sigue la luz


Fue un grave error distraerme viendo cómo Harry peleaba con un mortifago fornido. Al principio no entendí porqué Voldemort permitía eso, pensaba que él quería acabar con Harry con sus propias manos. Pero cuando me di cuenta del porqué fue demasiado tarde. De pronto unas manos blancas y huesudas me tomaron por el cuello y la boca, impidiéndome gritar. Forcejeé y luché por liberarme, pero me tenían bien sujeta. Entonces una voz fría y baja me habló al oído.

-No es nada personal, pero sin ti vencer a Potter será sencillo- la sangre se me heló al oír esa voz fría y tan parecida a los siseos de las serpientes. La cabeza me comenzó a dar vueltas, la sangre huyó de mi rostro, mi respiración se detuvo y mi corazón dio un vuelco. Iba a morir
Estados para Whatsapp

You'll come back when it's over -Volverás cuando esto termine
No need to say goodbye -No hay necesidad de decir adiós
You'll come back when it's over -Volverás cuando esto termine
No need to say goodbye -No hay necesidad de decir adiós

 

El tiempo corría demasiado rápido para mis gustos. Yo hubiera deseado que ese momento se detuviera y durara eternamente, sin embargo el tiempo me desafiaba y corría aun más rápido. Harry aun tenía miedo por mí y eso lo sabía porque me abrazaba muy fuerte. Separó su rostro de mi cabello para mirarme a los ojos, una leve sonrisa apareció en su rostro y me volvió a besar. Fue un beso más duradero, más intenso, más brusco, más significativo. Yo tenía fe en que ese beso no sería el último, tan solo sería el principio del fin. Sin embargo Harry derramó más lágrimas, al igual que yo. Nos separaríamos por un rato, tan solo por un mínimo tiempo a comparación de todos los años que nos esperaban juntos. Harry tendría que pelear contra Voldemort y yo pelear contra los demás mortifagos que quisieran interrumpir. Cuando todo hubiera terminado entonces podríamos estar juntos de nuevo y ahora sí para siempre. Podríamos ser felices y vivir tranquilos, disfrutando de nuestro amor. Me imaginé con diez años más, al lado de un Harry también mayor, imaginé una vida de magos normal a su lado, imaginé formando una familia al lado del hombre que amaba tanto

Sin embargo ahora teníamos que pasar por esta etapa, la última etapa, pero la más difícil. No había más horrocruxes, ya la guerra era justa. Y esperaba con todo mi corazón que resultara como tanto deseaba

Now we're back to the beginning -Ahora volvemos al comienzo
It's just a feeling and no one knows yet -Es sólo un sentimiento y aún lo recuerdas
But just because they can't feel it too -Pero sólo porque ellos no lo recuerden también

Doesn't mean that you have to forget -No significa que tengas que olvidarlo

-Señor Potter, se acerca la hora- nos interrumpió mi maestra favorita y ahora directora de Hogwarts. Minerva McGonagall se acercó a nosotros y en sus ojos vi pena. Pena por nosotros y más por Harry. No me gustó para nada esa pena, esa lástima, porque me hacía pensar que las cosas saldrían mal, y yo tenía mi fe puesta en Dios para que todo saliera bien. No había otra salida, tenía que salir bien. Harry tenía que vivir. ¡Tenemos un futuro juntos!

-Lo sé. Muchas gracias profesora por acompañarme- agradeció infinitamente a la profesora McGonagall. Ésta lo volvió a mirar con ternura mezclada con amor maternal y con la misma pena y dolor. Desvié la mirada. Ella no tenía fe, ella no creía que Harry pudiera salir victorioso y eso me hacía dudar. Pero no, no podía dudar porque entonces todo sería un desastre. Si yo no creía, Harry tampoco y si Harry no creía

-Señorita Granger, es usted muy valiente al quedarse. La admiro mucho- alcé la mirada hacia la mujer que veía como una segunda madre. Había también pena por mí. Cerré los ojos un momento para poder olvidar eso. Tenía que ser firme y no dejarme llevar por lo que los demás pensaran.

-Muchas gracias profesora. Yo
yo sé que venceremos, estoy segura de ello- dije firmemente. Harry me apretó más a su costado, cosa que supuse era un agradecimiento por mi confianza. La profesora movió la cabeza asintiendo, nos sonrió y se fue.

 


Let your memories grow stronger and stronger -Deja que tus recuerdos crezcan fuertes y más fuertes
'Til they're before your eyes - Hasta que ellos estén ante tus ojos

No me quedaba mucho tiempo de vida, en cualquier momento Voldemort decidiría que era hora de acabar conmigo. Ya no me importaba si me asesinaba, lo único que yo deseaba era saber que Harry venció y vivió. Tenía esperanzas de que de alguna manera supiera qué sucedió con él. Cerré los ojos, esperando a sentir el hechizo que me asesinaría. Tuve curiosidad, quizá era tan rápido que ni siquiera dolía. O quizá era rápido pero igualmente doloroso. Escuché un bufido cerca de mi oído, Voldemort se estaba desesperando y entonces me preparé para mi muerte. Decidí pensar en los momentos más felices de mi vida, desde que conocí a Harry hasta el momento en que sin querer, sin desearlo, nos despedimos. El último beso que nos dimos me hizo sentir de alguna manera fuerte, que nada podría vencerme. Y era así, aunque me asesinaran yo seguiría existiendo, seguiría igual de fuerte que mi amor por Harry.

En ese momento, en el que pensé que moriría ocurrieron varias cosas. Primero escuché un grito, después abrí los ojos y vi unas esmeraldas verdes que se dirigían a toda velocidad hacia mí y después
un resplandor verde


You'll come back when they call you -Volverás cuando te llamen
No need to say goodbye -No hay necesidad de decir adiós
You'll come back when they call you -Volverás cuando te llamen
No need to say goodbye -No hay necesidad de decir adiós

Abrí los ojos debido a que la luz dorada de los rayos del sol me daba directamente a la cara. Suspiré resignada porque ya no dormiría más. Bueno, en realidad no lo deseaba, si cerraba los ojos vería de nuevo en mi cabeza aquello que necesito olvidar para poder vivir en paz. De nuevo había soñado con esa temible y horrible noche. En la que todo terminó. No estaba segura si sentirme feliz o triste, de alguna forma me sentía de ambas maneras. Sacudí la cabeza, tratando de eliminar esas imágenes tan horrorosas, tan
traumantes. Sí, después de ese día quedé así, traumada. Tenía que estar tranquila, debía de estarlo, ya no había más peligro.

Me levanté de la cama y me dirigí a la ventana con las cortinas corridas. Ahora disfrutaba más cada día de mi vida, ahora disfrutaba más cada amanecer, cada puesta de sol. Y todas las noches miraba las estrellas sonriendo, porque muchos querrían verme sonreír. Sin embargo a veces sentía la nostalgia, la melancolía que venía de nuevo a mí, para recordarme la sangre que se derramó ese día. Cerré los ojos y me abracé a mí misma, como intentando consolarme por todo lo sucedido, como intentando eliminar el dolor que me causaba pensar en las pérdidas. De pronto una pequeña pero significativa lágrima cayó de mis ojos, como ese día que vi a Harry venir hacia mí para poder despedirnos, igual que aquella lágrima, ésta cayó por mi rostro hasta caer en el alfeizar, donde se quedó.

-Aun te duele, ¿Verdad?- escuché una voz detrás de mí. Se escuchaba triste, también le dolía lo que a mí. Me volví para mirar a esa persona a los ojos.

-Sí y sé que a ti también- le dije mientras me acercaba. Estaba segura de que eso jamás podríamos olvidarlo. Menos él. Y aun así lo intentábamos después de tanto tiempo.

-Jamás podría olvidar el dolor que me causó ese día- me tomó una mano y entrelazó sus dedos con los míos. Alcé mi rostro para mirar aquellos ojos verdes que tanto amaba.

-No pensemos más en ello. Todo pasó ya, Voldemort fue vencido y nosotros estamos juntos, Harry- intenté consolarlo y a la vez consolarme a mí misma. El ser más importante en mi vida estaba vivo, a mi lado, pero muchos de nuestros amigos padecieron ese día.

-Enserio creí que ibas a morir cuando vi que Voldemort te apuntaba con su varita- recordó Harry los hechos, sí, yo también lo creí. Vi que una lágrima caía por su mejilla, así que alcé mi mano aun entrelazada con la suya y la limpié. -No sé cómo, pero cuando él te lanzó el hechizo
quizá mi conjuro desvió el rayo verde de ti, pero
estuviste muy cerca- me dijo con el rostro contrariado, con mucho dolor. Me estremecí al recordarlo, de alguna manera el rayo verde cambió de rumbo y le dio al gran y poderoso Lord Voldemort.

-Pero no pasó. Te lo juré, nosotros siempre estaremos juntos. Ya te lo había dicho, no era necesario decirnos adiós, porque después de todo volviste a mí y yo volví a ti. Ya todo acabó y quiero que sepas que te amo como nunca, Harry- le dije. Mi fe, mi esperanza, ese grito en la batalla y sobre todo, este amor que nos teníamos, habían sido las armas que vencieron a Voldemort. Quizá no fue el rayo de Harry, quizá no fue la suerte, quizá y tal vez
el rayo verde se desvió del camino porque el amor que Harry y yo teníamos era mucho más fuerte que un simple hechizo.
-Yo también te amo, Hermione, con todo mi ser y mi corazón- acarició mi rostro, desde la frente hasta la barbilla con el dorso de su mano que seguía unida a la mía. Era como si nunca se pudieran separar. Y luego nos unimos en un cálido y especial beso. Igual que aquel con el que creímos despedirnos, pero ahora teníamos la seguridad de que tendríamos muchos besos iguales. Porque después de todo, nunca fue necesario decirnos adiós.

The call 1The call 2

The Call - Fanfics de Harry Potter

Sabía que tenía que ser fuerte. Debía de serlo. No sólo por mí, sino por el ser al que más amaba, por el cual yo daría hasta mi propia vida. Además, si

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-the-call-fanfics-de-harry-potter-3357-0.jpg

2023-02-27

 

The call 1
The call 1
The call 1
The call 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/37882
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20