Todo termina aquí. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Bajo la tenebrosa luz dela luna, caminas, solo, por el sendero escondido entre las profundas tinieblas.Y toda luz es una burla hacia tu oscuro destino, tu fatal desenlace. Y sabes,acompañado solamente de los fantasmasdel pasado, que todo termina aquí.

Aquí, bajo la luz de laluna y las estrellas, insignificantes entre la espesa negrura, dentro del lugarque llamaste "hogar" por tantos años, dónde una parte de tu alma y tu esenciaprevalecerá cuando todo haya terminado, y tu vida sea solamente "una más" en la historia. Aquí,dónde está tu corazón, tu vida y tú mismo, termina todo. Finalmente.

Y aunque de alguna manera, entre la luchasabías que podías morir, la diferencia entre aquél "podías morir" y el "vas amorir" era colosalmente enorme. Tan enorme, que sentenciado a tu destino, ibascon las rodillas temblorosas, pero lacabeza en alto, orgullosa.

 

Tus padres murieron porese momento, sacrificándose para protegerte, para que pudieras estar dóndeestabas ahora. Y la cruel soledad que habías vivido sin tu familia, acompañadode personas que negaban a aceptarte totalmente, te había conducido a esto: acaminar entre el bosque, solo y asustado, hacia el final. El verdadero final.

Te habían hecho algo quenunca quisiste ser. Antes de haber nacido, ya tenías una responsabilidad sobretu espalda que era tan enorme, que te quebraba los huesos y te desgarraba lapiel, aplastándote como un insecto. Salvarlos a todos, luchar contra laOscuridad, pelear y dedicar cada segundo de tu vida a cumplir tu misión.Salvarlos a todos, a todas esas personas que alguna vez te dieron la espalda,te rechazaron o te creyeron un loco. Lucharías por ellos, quienes deseabanmatarte, por ellos, que te odiaban, y por ellos, que te deseaban lo peor.Lucharías para salvar asesinos, malnacidos, hipócritas y criminales.

Aún así, jamás dedetuviste a pensar que no ibas a hacerlo. Porque fueran magos o muggles,hombres o bestias, tú los ayudarías. Tú los salvarías. Porque amabas la vida, ya pesar de qué había sido tan corta y tan llena de dolor, no permitirías quenadie más muriera injustamente. Lucharías, para salvar a cualquier ser convida, y no te rendirías, a pesar de las dificultades, a pesar de losobstáculos. Harías todo lo que pudieras e incluso más, para salvarlos a todos.Especialmente, a la gente que amabas.

Las personas que amabascaían día a día. Muriendo en una guerra que no era suya, peleando por salvarte,muriendo por mantenerte con vida. Todo para este momento. Toda para nada.

Tus padres. Su ausenciate quemaba, y no podías dejar de preguntarte como hubiera sido sí hubieras sidoun niño normal. Pero no podías, porque ése no era tu destino.

Tu padrino, tu única familia.Sacrificándose por ti, muriendo por ti. Todo para tú pudieras caminar esesendero solo, entre la noche, escuchando solo tu propia respiración y el latirde tu corazón.

Tu maestro y director.Dando su vida entera para protegerte, moviendo hilos para conducirte por elcamino más seguro, comprobando que tomabas las decisiones correctas. Gastandosu vida por ti.

Tu hogar, sumido en elcaos, el dolor y la desesperación, inundado por lágrimas de odio, dolor ysangre. Destruido, dominado, sin esperanzas a ver la luz. Sin esperanzas a sersalvados. Solo tú podías salvarlos, solo tú debías salvarlos. Todo era tuculpa, toda esa gente había muerto por ti, por tu causa y porque te volviste elúnico símbolo de esperanza entre tanto dolor y desaliento. Cada madre llorandola pérdida de su hijo, cada pareja lamentando entre sollozos agónicos laseparación eterna de su amor, cada hijo gritando por sus padres fallecidos
tanta destrucción, tanto dolor, solopodía ser culpa tuya.

 

Porque todos luchabanpor ti. Por salvarte.

Y ahora, te dirigías alfinal.

Aquella cicatriz malditaen tu frente. Cuanto desearías desaparecerla. Entonces no sería el culpablede todo. Entonces podrías ser normal.

Recordaste el rostro detus dos mejores amigos. Sus sonrisas, su apoyo
su dolor. Todo lo que habíanhecho por ti. Siempre, solo por ti. Jamás se habían detenido a pensar en ellosmismos, en su futuro, en lo que podían hacer sí se alejaban de ti. Seríanfelices, estarían más a salvos. Ahora peleaban en el castillo, su colegio,defendiéndote. Siendo heridos, muriendo. Por ti. Por salvarte.

Había sido una vida tancorta. ¿Y si no la habías disfrutado lo suficiente? Ya no importaba, pues nopodías hacer nada para cambiarla. Te arrepientes de aquellas peleas, deaquellas disculpas no dichas, aquellos sentimientos no expresados. Teníastantas cosas que decir. Había tantas cosas que te hubiera gustado hacer
todo tu futuro estaba destruido, al igual quetu corazón. Jamás tuviste un futuro que no fuera tu destino.

Cuanto te habría gustadover el rostro de ella otra vez, decirle cuanto la amabas. Ojalá hubieras podidobesarla una vez más, acariciar su piel cubierta de simpáticas pecas, tomarle lamano. Cuanto deseabas poder haber tenido una esposa, hijos y una familia.Cuanto te hubiera gustado ser auror. Te habría encantado tener a tus padres atu lado, para que así te pudierandespedir cuando te fueras al colegio, a principios de cada septiembre. Ojaláhubieras tenido un hermano con el cuál pelear, una hermana a la cuál molestar.Un tío divertido, un abuelo inteligente y una abuela cariñosa. Cuanto te habría gustado tener una vida normal, sinesa cicatriz en forma de rayo sobre tu frente.

Pero no la tuviste. Ynunca la tendrías.

Te habían creado paraeste momento. Mirando a los ojos de tu enemigo, ojos de sangre con deseosletales, la mirada de una serpiente; todo lo que habías hecho y habían hechopor ti terminaba aquí. ¿Huir? Podías intentar hacerlo ahora. Dar media vuelta,echarte a correr
y no volver jamás. Pero ni siquiera te sentías capaz de miraratrás. Jamás huirías. Porque toda esa gente había confiado en ti, y túlucharías hasta el final. Sacrificarías tu vida, tu existencia por salvarlos.Para darles un mundo mejor.

Aunque huyeras, nuncapodrías huir de tu destino. Estabas encadenado a este momento, y nada de lo quehicieras lo podría cambiar. Habías nacido para esto. Para este trágico y cruelfinal, frío como el hielo. Eras el condenado a muerte caminado al encuentro consu verdugo.

Pero morirías como tuspadres, tu padrino, tus amigos, tus seres queridos. Morirías orgulloso de loque habías hecho, morirías para darles una vida mejor. Morirías sabiendo quehabías hecho lo correcto. Morirías sin miedo a lo qué habría después, pues noimportaba, mientras pudieras salvar a todo el mundo. Morirías feliz, en parte,pues habías cumplido tu misión. Los salvarías. Era tu consuelo.

Y eso te dio fuerza.Todo terminaba aquí. Ya no habría más dolor.

Habías dado todode ti. Habías hecho lo correcto. Había cosas por las que valía la pena morir.

Por Ginny, porHermione, por Ron. Por Lily, por James. Por Lupin y Tonks, y el pequeño Ted. Portodos los Weasley. Por Neville y Luna. Por Ojoloco, por Hedwing. Por Cedric. PorSnape. Por Dumbledore. Por todos. Portanta gente. Por todos aquellos seres qué te habían amado, y que con seguridad,jamás te olvidarían.

Por ellosmorirías feliz.

Aunque muchos tecreyeran un cobarde, aunque nunca te llamaran héroe. No darías marcha atrás.Los ayudarías. Los salvarías.

Y aunque hubieras tenido la oportunidad deelegir, de elegir ser una persona normal o Harry Potter, algo en tu corazón te decía que habrías elegido ser untú. Porque necesitabas ayudarlos. Porque en realidad, tu destino era ser lo quéeras: Harry Potter.

Tus padres habían muertopor esto. Habías nacido por esto. Habías sufrido por esto. Tus seres amados sehabían sacrificado por esto. Habías luchado por esto. Y ahora, morirías poresto.

Por esto, por estemomento, Harry Potter existía. Y por esto, por este momento, Harry Potter,moriría.

El final estaba aquí. Eltérmino de una cruel guerra por el poder. El futuro dependía de este momento.Solo estaba en tus manos decidir el destino de la humanidad. Existes, solamente por esto.

Por este momento,mirando a los ojos de la muerte, indefenso, destinado a qué ese letal rayoverde acertará en ti.

Por este momento, dóndefinalmente, todo terminaba. Todos habían dado todo para mantenerte con vida.Para que en este momento, los salvarás a todos, muriendo por ellos.

No había otra opción.Nunca la hubo.

Habías nacido para estemomento. Habías nacido para morir.

Y a pesar de las batallas perdidas, morías invicto

Todo termina aquí. - Fanfics de Harry Potter

Todo termina aquí. - Fanfics de Harry Potter

Bajo la tenebrosa luz dela luna, caminas, solo, por el sendero escondido entre las profundas tinieblas.Y toda luz es una burla hacia tu oscuro destino, tu fata

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-todo-termina-aqui-5220-0.jpg

2023-02-27

 

Todo termina aquí. - Fanfics de Harry Potter
Todo termina aquí. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/81514
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20