Traición, una palabra que roza el amor - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Traición, una palabra que roza el amor

¿Por qué Voldemort nos había encontrado?, simple; Colagusano nos había delatado.

No le culpaba, él estaba resentido conmigo y tenía más que razón; yo había jugado con él, con sus sentimientos, y ahora estaba recibiendo la paga a mis acciones.

¿Pero porqué tenían que pagar Harry y Lily también?, ellos eran inocentes; yo cargaba con toda aquella culpa. Pensé que al entregarle esa valiosa encomienda, de salvaguardar nuestro paradero, Peter iba a sentir que aún él era importante para mí.

Puedo ver los ojos rojos de quien acabará con lo que fuera mi vida; y en ellos hay tanto odio como aquella noche pudo tenerlo él. En el Señor Oscuro, se refleja el rostro del que fuera mi amigo, mi compañero, mi amante.

 

Mi vida pasa frente a mis ojos, apenas la luz verde empieza a escaparse de la varita de aquel, que desea controlar el mundo en el que vivimos; y hay una época que me perturba en esos recuerdos, y me hace llorar.

Quinto año, esa época en que logré realizar más de un sueño; fue la misma en la que sufriría las confusiones más grandes de mi vida.

Lily Evans, era la mujer más bella que había conocido en toda mi vida; y eso que eran muchas las que como Merodeador, pasaran por mí. Me propuse que sería para mí, y así lo fue; pero lo que no me propuse fue sentir lo que también concebí.

Caminábamos por uno de los pasillos de aquel viejo castillo; creo que era en el segundo piso; o quizás cerca de nuestra Sala Común. Yo como siempre iba dirigiendo la "expedición", aunque ese día fuéramos solo él y yo; no paraba de contarle lo encantadora que me parecía Evans, su cabello rojizo, sus ojos esmeraldas

- ¿Puedes callarte ya, James?- gritó eufórico Peter, mientras me volteaba y sujetaba del cuello; a pesar de que era mucho más bajito que yo su rostro furioso parecía demasiado amenazante.

- Tranquilízate viejo, cálmate- le dije con la voz lo más tranquila que pude, pero por dentro sentía mis nervios jugar conmigo.

Peter abrió los ojos, esos ojos pequeños destellaron terror; soltó mi camisa, y salió corriendo. Lo vi detenerse poco después de que emprendió su marcha, se volteó
lo que aconteció después nunca lo hubiese imaginado.

Caminó lentamente hacia donde yo estaba, y de nuevo me tomó del cuello; solo que esta vez no se veía amenazante, sino deseoso. Se puso de puntillas, y mientras yo me quedaba estático y tembloroso, depositó sus labios sobre los míos.

Sus labios estaban fríos, sus manos temblorosas sobre mi cuello, que cuando empecé a incrementar la pasión del acto; se dirigieron hacia mi nuca. Es que no debía negarlo, el muchacho sabía besar bien, quizás mejor que muchas de las mujeres que había besado antes
pero ese no era yo; James Potter besaba mujeres, no hombres.

Así que de golpe detuve el beso, y lo separé de mí.

- ¿Qué te pasa?- le pregunté a gritos, intentando esconder mis dudas y nerviosismo

- James
y-yo
lo siento- terminó de decir mi amigo, quebrándose en llanto- debí habértelo dicho hace mucho, para que te alejaras de mí
tú estás enamorado de Lily, yo
- pero no pudo seguir adelante, de nuevo salió corriendo; solo que esta vez no se detuvo.

Yo me quedé ahí como petrificado, lo único que se movía eran las yemas de mis dedos sobre mis labios; esos labios que habían probado el dulce sabor de un hombre, y ¡maldición!, para que negarlo, me había encantado ese sabor, puede que tanto como el hecho de besar a una mujer.

 

Caminé sin rumbo fijo, no sé como llegué al salón de Transformaciones, y ahí me quedé; sentado en un rincón esperando que alguien solucionara el conflicto que se había creado en mi mente y en mi corazón.

Sentí que alguien me sacudía de mi lugar, me había quedado dormido en aquel refugio, que pude encontrar. Cuando abrí los ojos, Minerva McGonagall me miraba más que extrañada; mis ojos estaban hinchados por el llanto que de ellos escapó en la noche.

- Señor Potter, creo que mejor va a darle una visita al director.

- Profesora disculpe; no me di cuenta de que me había dormido, yo le prometo
- pero la mujer no me dejó continuar, con una sonrisa amable me volvió a repetir lo que antes había dicho, y sin reclamar me fui.

De camino a la dirección, mis ojos hicieron contacto con un par almendrado y pequeños que venían en dirección contraria. Mis merodeadores, habían ido a buscarme; cuando Peter me vio, se detuvo bruscamente.

- Bien lo encontramos, está vivo; voy a comer- comentó el aludido, dándose media vuelta y partiendo.

- ¿Qué te pasó?- preguntó Remus, volteando a ver a un Peter molesto que se marchaba

- Estuvo buena la noche, amigo- comentó Sirius en tono burlón al ver mis ojeras.

- Tengo que ir a visitar a Dumbledore, desayunen sin mí- y diciendo eso me puse en marcha hacia la dirección. Recetas faciles y rápidas

Después de ahí solo recuerdo la voz del viejo hombre de la gran barba, diciendo que descansara, que la mente de los jóvenes era un mar de confusiones y que la mía no era la excepción. Que tan seguro estaba ese hombre sabio, al que le debo más de un consejo.

Me fui directo al dormitorio, pensando solo en Peter, en mi amigo de siempre; al que no temería en encomendarle mi vida, porque a pesar de que muchos lo calificaran como tonto, yo sabía que era un ser muy listo; y que la falta de inteligencia la complementaba con valores que a muchos les faltaban.

Cerré los ojos, y poco después escuché la puerta del recinto abrirse; unas pisadas tenues y lentas que se detuvieron, para luego sentir como un peso más invadía mi cama; abrí los ojos lentamente, y descubrí su figura sentada en la orilla de mi litera, tenía la cabeza gacha, las manos a su lado, presionando con fuerza la sabana blanca.

Moví una de mis manos lentamente, por su espalda, sentí como se tensaba; y verlo así me fascinó. Me senté, recostando mi frente a uno de sus hombros, y pude notar su acelerada respiración.

- James
- susurró Peter

- No hables, ayer ya lo hiciste mucho

Él giró el rostro, y cuando lo tuve así aprisioné sus labios con los míos. De nuevo ese sabor dulce de niño bueno. Mi columna vertebral sintió un shock eléctrico subir por ella; mis manos alrededor de su cuello, sudaban incansablemente, nuestros labios danzaban gentilmente, mientras las lenguas se rozaban con devoción.

Cornamenta y Colagusano, sentían el corazón a punto de salir. Lo sé, porque si Peter no hubiese sentido eso, no se habría molestado tanto, a tal punto de entregarme a la muerte.

- Que sea secreto, ¿sí?- le pregunté aún con los labios unidos

- No hay problema- respondió

Se puede decir que ese fue un gran año, Peter se mantuvo en silencio y bajo mi dominio todo el tiempo. Pero el que no estaba bajo mi dominio, sino yo bajo él era mi corazón.

Se podía decir que sentía por Peter algo que nunca antes había sentido, pero no se compararía con lo que Lily me haría sentir después. Me di cuenta con el paso del tiempo, y con los momentos en que ella me daba algunas insinuaciones, que no estaba haciendo más que jugar con mi amigo.

No podía negarlo, James Potter no solo gustaba de las bellas damiselas; también se sentía atraído por los hombres. Lo comprobé y cercioré al observar a Sirius y Remus, cuando andaban casi desnudos por la habitación; Peter disimulaba un poco más y salía del cuarto, pero yo me quedaba a observar.

Pero llegó sétimo año, y era hora de confrontar la realidad. Colagusano no se merecía que yo jugara con él; para mí se convirtió en una aventura un pasatiempo para cuando no tenía nada que hacer, ya no era lo mismo; no éramos ni amigos, me había distanciado de él, para distanciar mi confusión, y había logrado acercarme a Lily más que antes.

- Peter, espera- murmuré despacio y cansado cuando lo vi por aquel mismo pasillo donde nos besamos la primera vez

- ¿Qué pasa?- contestó con una sonrisa en su rostro, pobre infeliz si supiera que lo que iba a hacer era romperle su corazón.

- Quiero que ya no haya nada entre nosotros- le dije sin ningún remordimiento, entre más rápido pasara esto sería mejor para ambos; o al menos para mí- Lily y yo tendremos algo, y es a ella a quien de verdad amo.

Lo pude notar en su rostro, era como un balde agua fría recorriendo cada uno de sus nervios; empezó a reír como un loco, y debo admitir que eso me asustó.

- ¿Crees que esa sangre sucia te ama de verdad?, solo busca un refugio para que Voldemort y su gente no la asesine.

- Peter, yo la amo; y ella a mí, es lo único que me importa y si debo defenderla, lo haré con mi vida

- Sabes maldito cobarde, lo que pasa es que le temes a lo que de verdad sientes, pero olvídate de todo; yo lo estoy empezando a hacer; eso sí cuando te estén matando por su culpa no ruegues.

Pude haber tomado aquello como una amenaza, pero solo creí que era la furia del momento, acababa de destrozarle su corazón, era más que obvio que actuara así. Pero no podía hacer nada, debía seguir a mi corazón y este me dictaba que el amor de mi vida era Lily.

Después de eso nada fue igual, él se distanció de mí; y aunque evitaba que esto fuera notable, yo lo sabía.

Ahora he llegado a un punto en que sé que no debí jugar con el corazón de aquel hombre que fuese quien me enseñara que no todo es como pensamos debería ser. Que no siempre los hombres deben enamorarse de las mujeres, y ellas de ellos; que puede haber momentos donde tu corazón no dicta lo que la sociedad sí.

Veo la luz verde, ya no hay más futuro para mí; la verdadera razón por la que muero, no es una profecía, es por nunca haber sido perdonado por romper un corazón.

Traición, una palabra que roza el amor - Fanfics de Harry Potter

Traición, una palabra que roza el amor - Fanfics de Harry Potter

¿Por qué Voldemort nos había encontrado?, simple; Colagusano nos había delatado. Traición, una palabra que roza el amor Traición, una palabra

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-traicion-4683-0.jpg

2023-02-27

 

Traición, una palabra que roza el amor - Fanfics de Harry Potter
Traición, una palabra que roza el amor - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/54853
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente