Two Minutes To Midnight - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Harry Potter decidió darse una vuelta por el parque, para airearse un poco. Definitivamente, ser un agente de Scotland Yard no era nada fácil.

Prendió un cigarrillo con soltura, había empezado a fumar gracias a Draco, un rubio pendenciero que trabajaba en la división de Asuntos Fiscales, con el que salía de tanto en tanto. Se conocieron mientras trabajaban en un caso en el cual una mujer resultó asesinada por su esposo, a quien había amenazado con denunciar por el gran lavado de dinero que llevaba a cabo, al descubrir que le era infiel. ¡Cómo se había regocijado Draco al ponerle las esposas al asesino ese y a sus compañeros! Venía siguiendo sus pistas desde hacía meses, y aquella fue la excusa perfecta para acabar de raíz la organización. Aunque ahora se hallaba metido en un lío más grave, con una multinacional que tenía su cierta influencia en el gobierno.

Mientras le daba una suave pitada a su cigarrillo, observó los altos rascacielos de Londres. Aquellas moles de cemento emergían de entre los árboles, ocultando la vista del sol. Una de esas metáforas baratas que uno se encuentra por la vida.

Sí, su vida bien podía ser definida por aquél panorama. Adoraba su trabajo, vaya que sí. Pero desde que tenía memoria, su vida había sido así. Nunca poblada de una verdadera fuente luz, tan solo resquicios de rayos luminosos usados. Por algo quiso ser detective.

Pero ver tanta muerte, tantos crímenes
terminaba por hacerle creer a uno que no existía bondad en el ser humano. De vez en cuando devenía lo que él llamaba un bachecito depresivo en el cual perdía su completa esperanza en el homo sapiens sapiens.

Su cigarrillo se estaba apagando. No, no prendería otro. Sería de puro ocio, y ya se imaginaba a Hermione regañándolo por tan mal hábito. Siempre culparía a Draco, y el siempre respondería que podía tomar sus propias decisiones. Lo que culminaría en la tercera guerra mundial. Si, las peleas entre aquellos dos eran épicas. Ron solía afirmar que observarlos debería ser declarado como el nuevo deporte nacional. ¡Al demonio con el fútbol! Había gritado, entusiasmado.

Ahora que recordaba, fútbol. Ayer había por fin logrado conseguir las entradas para ver al Manchester United contra el Real Madrid en un partido amistoso. Un amigo se los había conseguido, Seamus Finnigan, que trabajaba como locutor de deportes, y se las habían regalado. Dos.

Aún no sabía con quién iría.

Paró un momento su andar, para sentarse en un banco debajo de un farol. Miró su reloj, las doce menos veinte. Tendría que volver a la jefatura, tenía que terminar unos malditos reportes del loco que estaban buscando esta vez.

¡Malditos terroristas! Pensó con mal humor. Los extremistas islámicos son más fáciles de manejar


¡Cómo lo regañaría el viejo Dumbledore si lo escuchara decir eso! El jefe de su departamento, un viejo comecaramelos como le decían cariñosamente, había tenido sus momentos difíciles tratando de atrapar a los responsables del ataque a unas plazas públicas. Pero él le echaba la culpa a la edad, el pobre hombre ya debería de haberse retirado hace mucho. Estos nuevos terroristas no seguían sus viejos códigos.

Recordó que gracias a la inteligencia casi prodigiosa de Hermione, habían encontrado fácilmente el escondite de los extremistas, que luchaban por la liberación de su país, y arrestaron en un rápido operativo, a los cabecillas del movimiento.

Ahora, en cambio, se veían frente a un grupo que se autodenominaba Los Caballeros de Walpurgis, y que había realizado más de cinco atentados en lo que iba del año, orientados a instituciones semitas, consulados, o centros extranjeros. Al parecer su meta era la de purificar Inglaterra de los invasores extranjeros, bajo una política completamente nacionalista y neonazi. El líder del movimiento se había identificado a sí mismo como Lord Voldemort, aunque fuentes confidenciales aseguraban que se trataba de Thomas Riddle, un descendiente de albaneses y de madre inglesa, con aparentes conexiones sanguíneas con la nobleza.

Pero lo que había preocupado completamente a la Jefatura, fue la nota que recibieron esa misma mañana, en la cual rezaba:

Su inevitable caída será a dos minutos de medianoche. Preparaos.

No tenían idea de dónde ni cómo pensaba atacar, más que algunos blancos populares, por lo que apostaron a lo grueso y saturaron con vigilancia a Londres. Incluso llamaron al ejército para apoyarlos.

- ¿Dónde ataca
?- Se preguntó, pero se vio interrumpido por una extraña idea que se le vino a la cabeza. Scotland Yard funcionaba en un edificio a menos de una cuadra del mítico Big Ben. Quizás, la alusión a la hora simbolizaba al reloj, y siendo la torre uno de los emblemas ingleses, a eso se refería su inevitable caída
Que traería desconcierto político entre los planos sociales. ¿Y si fuera algo más literal? ¿Qué pasaría si el Big Ben se cayese?

Destruiría el edificio de Scotland Yard.

La pequeña inclinación de la torre, más explosivos en su base, la levarían a inclinarse hacia la sede de la policía inglesa, y este era el edificio menos custodiado


- Scotland Yard.- Murmuró para sí mismo.

- Así es, Potter.- Dijo una voz a su lado. Inmediatamente, sintió el cañón de una pistola haciendo contacto con su cuello.

- ¿Quién
es?

- Lord Voldemort, Harry Potter.- Le dijo con una voz siseante. - ¿Sabes qué hora es?

- Dos minutos para medianoche


Una explosión enfrente suyo, una bala disparada, un hombre muerto.

Tom Riddle se alejó caminado de allí, planeando lo que sería una nueva guerra por la supremacía.
Scifi books reviews

 

Two Minutes To Midnight - Fanfics de Harry Potter

Two Minutes To Midnight - Fanfics de Harry Potter

Harry Potter decidió darse una vuelta por el parque, para airearse un poco. Definitivamente, ser un agente de Scotland Yard no era nada fácil.Prendió un cig

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-two-minutes-to-midnight-fanfics-de-harry-potter-2724-0.jpg

2023-02-27

 

Two Minutes To Midnight - Fanfics de Harry Potter
Two Minutes To Midnight - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/29276
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20