Última Oportunidad - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Parashell


ULTIMA OPORTUNIDAD



Ron Weasley



Séptimo año en Hogwarts, después de tantas cosas que han pasado, era su último año con ella. Su última oportunidad de decirle todo cuanto sentía pero él sabía que ella no lo quería. Él sabía que ella estaba enamorada de su otro mejor amigo, el mejor, el bueno, Harry Potter.



¿Cómo lo sabía? Ella se lo había dicho un tiempo atrás, cuando estaban en sexto año. Claro, no le había dicho que era Harry pero él lo había inferido ya que Hermione siempre estaba preocupada por todo lo que le pudiera pasar al chico de ojos verdes.

El día que le dijo que estaba enamorada, él había deseado morirse, pero sabía que debía de mostrar fortaleza para que, su mejor amiga, la persona que él tanto adoraba, no lo rechazara por el hecho de estar enamorado de ella como un idiota.



***FLASHBACK***



Sexto año: Hogwarts



- ¿Qué es lo que pasa, Hermione? Últimamente te he visto desganada y sin fuerzas... - le dijo Ron a Hermione mientras caminaban hacia la Sala Común de Gryffindor. Harry se había quedado atrás conversando con la oriental esa (n/a: me cae mal Cho Chang ¿qué más le puedo hacer? ...)



- Nada, Ron, no me pasa nada - contestó Hermione agachando la cabeza.



- Vamos, Hermione - dijo Ron deteniendo a su amiga con el brazo - no nací ayer y, aunque sea un poco despistado...



- ¿Poco? - pregunta Hermione esbozando una sonrisa.



- Bueno, mucho - acepta de mala gana Ron - pero aunque sea muy despistado sé cuando le pasa algo a mi mejor amiga.



- ¿Mejor amiga? - pregunta Hermione observando a Ron sorprendida.



- Si, tú sabes que eres mi mejor amiga, mi única amiga - dijo Ron sonrojado.



- De acuerdo - acepta Hermione - te diré que me pasa - se sonroja un poco - estoy enamorada - a Ron casi le da un infarto.



- ¿De... de quien? - pregunta Ron esperando que Hermione le dijera que de quien estaba enamorada era de él.



Hermione voltea a ver a Ron sorprendida mientras agacha la cabeza más sonrojada de lo normal.



- No te lo puedo decir, Ron, no todavía.



***FIN DEL FLASHBACK***



Ahora estaban en séptimo y, aunque Hermione no le hubiese vuelto a decir de quien estaba enamorada, él seguía insistiendo que el chico era Harry sino ¿por qué no se lo había dicho? La única respuesta era que ella estuviera enamorada de Harry y, por temor de que Ron le dijera, no se lo había dicho.



Todo eso lo tenía tan confundido que no sabía que debía de hacer, sus calificaciones habían bajado un poco y no le prestaba la más mínima atención a las cosas de su alrededor, solo se concentraba en pensar en cierta chica de cabello castaño, esa chica que le robaba el sueño y le cortaba la respiración cada que la veía, esa chica de la cuál se había enamorado desde los once años, esa chica que lo tenía loco.



Soltó un suspiro, debía de decirle lo que sentía, era su última oportunidad.





¿Cómo poder confesarle?



Gritar todo lo que siento



Que por dentro estoy muriendo



Por un beso suyo me estoy consumiendo




- Ron - le dijo la voz de la persona que él tanto adoraba - Ron ¿estas ahí?



Ron volteó a ver a su amiga. Ese día se veía tan linda ¿sería porque era una de las últimas visitas a Hogsmeade y deseaba verse linda para su Harry? Apretó los puños... él solo se estaba haciendo daño pensando cosas que no eran.



- Si, Hermione ¿me decías? - preguntó.



- Que si ya hiciste la tarea de McGonagall, recuerda que en su clase no vas muy bien que digamos - le dijo Hermione en tono preocupado.



- Lo sé, Hermione, es que estaba pensando en otras cosas.



- ¿Chicas? - preguntó sentándose a su lado.



- ¿Qué? - preguntó Ron sobresaltado.



- ¿Qué si estabas pensando en chicas? Digo, todo este tiempo tú me has preguntado quien me gusta y te has preocupado por mí. Creo que ya es hora de hacer lo mismo ¿no lo crees?



- No, Hermione - respondió Ron poniéndose de pie - no lo creo - dicho esto salió de la Sala Común.



Ni siquiera se imagina



Que llena mis pensamientos



Y por temor no me atrevo



A llevarle una rosa


Y decirle te quiero



Salió rápidamente de la Sala Común, sin un rumbo fijo, lo único que deseaba era alejarse de aquella chica que tanto daño le hacía pero a la cuál no podía dejar de ver porque eso le haría más daño.



Salió del castillo con dirección al lago, pensando en tantas cosas...



***FLASHBACK***



Días antes del baile de Halloween de séptimo año.



- ¿Con quien piensas ir, Harry? - preguntó Hermione al chico de cabello azabache.

-

- No lo sé - respondió Harry - pienso que mejor no voy.



- ¿Sabes? Se me ocurre que puedes invitar a Ginny - dijo Hermione al momento en que Ron le lanzaba una mirada de incredulidad. [¿Qué esta haciendo, Hermione? ¿Acaso esta loca? ¡Es su momento de invitarlo! ]



- ¿Tú crees, Hermione? - preguntó Harry un poco sonrojado aunque Ron no sabía muy bien porque.



- ¡Claro! - contestó Hermione esbozando una sonrisa -¿tú que opinas, Ron?



- Yo opino que mejor deberías ir con Hermione, Harry - respondió Ron fijando su vista en la partida de ajedrez que estaba jugando en contra de Harry.



- ¿Qué? - preguntaron Harry y Hermione al mismo tiempo. Harry le lanzó una mirada de asombro a su amigo, él sabía lo mucho que Ron quería a Hermione entonces ¿por qué le pedía ir con ella? Hermione, por otro lado, veía a Ron con asombro ¿qué era lo que planeaba?



- Si - respondió Ron alzando la vista y viendo a sus dos amigos -¿qué mejor ir ustedes dos juntos? Se ven lindos...



Hermione lanzó una mirada dolida a su amigo al momento en que Harry sonreía, se le estaba ocurriendo un plan.



- Y bien, Hermione ¿quieres ir conmigo al baile de Halloween? - preguntó el niño, ya no tanto, que vivió, a su amiga.



Hermione le lanzó una última mirada a Ron.



- De acuerdo - respondió al momento de echarse a correr hacia la habitación de las chicas.



***FIN DEL FLASHBACK***



[De verdad soy un tonto] pensó Ron [tenía la oportunidad de mi vida y la dejé ir... y así como esa hay muchas más...]

***FLASHBACK***



Baile de Halloween: Séptimo año.



- ¿Con quien vas a ir, Ron? - le preguntó Harry a su mejor amigo al momento en que se ponía la túnica de gala color azul oscuro que Sirius le había regalado ese año por su cumpleaños.



- Con Lavender - respondió Ron un poco molesto.



- ¿Con Lavender? - preguntó Harry con el ceño fruncido - ¿no andaba con Seamus?



- Andaba... - respondió Ron encogiéndose de hombros - parece que terminaron hace poco.



- ¿Sabes que puede ir contigo para darle picones a Seamus? - preguntó Harry un tanto preocupado por su amigo.



- ¡Si, Harry, lo sé! Eso es precisamente por lo que voy a ir con ella - respondió Ron - eso es lo que ella me pidió, que le ayudara a darle celos a Seamus.



- Ron... - murmuró Harry viendo a su amigo con lástima - ¿por qué me hiciste ir con Hermione?



Ron lanzó una mirada de incredulidad a su amigo. Eso era el colmo que se sintiera obligado a ir con la chica más hermosa de Gryffindor.



Ya no aguantó más y se lanzó encima de su amigo y comenzó a golpearlo, necesitaba hacerlo, necesitaba desahogar toda su frustración por no poder hacer que Hermione olvidara a Harry.



Harry no golpeaba a Ron, sabía que su amigo necesitaba desahogarse.



***FIN DEL FLASHBACK***



Ron se sentó a orillas del lago, reflexionando acerca de su estancia en Hogwarts y como las cosas habían cambiado, no solo él sino también sus amigos, su familia, todos...



***FLASHBACK***



Navidad: Séptimo año.



Ron entraba preocupado a la enfermería mientras que en sus brazos cargaba a una chica de cabello castaño. Por otro lado, Harry entraba detrás de él cargando a una pelirroja.



- ¿Qué es lo que ha pasado? - preguntó la enfermera Pomfrey alarmada.



- Voldemort... - respondió Harry depositando a la pelirroja en la cama que la enfermera Pomfrey había indicado.



Ron hizo lo mismo con Hermione, la colocó en la cama y se le quedó viendo unos instantes al momento en que le lanzaba una mirada a Harry quien tan solo veía a la pelirroja y apretaba los puños.



- Harry ¿qué es lo que piensas hacer? - preguntó Ron preocupado.



- Toda mi vida, Voldemort me ha quitado las cosas que he querido - dijo Harry - mató a mis padres, a Hagrid, a la señora Figg, impidió que Sirius viviera conmigo, por poco mata a Hermione y a Ginny, ahora debe de pagar.



- Harry... - murmuró Ron orgulloso de tener un amigo como el que tenía enfrente.



***FIN DEL FLASHBACK***



La batalla que Harry tuvo con Voldemort fue temible...



Grupos de mortífagos se enfrentaban contra aurores, incluso el mismo Ron se había enfrentado contra un mortífago, había salido muy lastimado pero victorioso de esa batalla.



Al final, Harry, con ayuda de Dumbledore, logró matar para siempre a Voldemort. Los mortífagos que trataron de huir fueron detenidos y mandados a Azkaban, incluyendo los Malfoy entre ellos. Ahora Draco iba a vivir con unos parientes suyos, pobres (n/a: se lo merece, aunque muy en el fondo adoro a Draco...)



Ron sonrío pensando que, después de la muerte de Voldemort, habían tenido mucha paz y todo había comenzado a volver a la normalidad exceptuando sus sentimientos por Hermione, la amaba y no lo podía negar. Pero era cobarde, a pesar de haberse enfrentado contra los magos más malvados, temía el rechazo de la chica.



- Ron... - murmuró una voz que hizo que la piel se le erizara.



Y cuando se acerca


Me quedo sin fuerzas



Con ganas de amarle



- Hermione... - murmuró el chico sin darse la vuelta.



- ¿Qué es lo que te paso en la Sala Común? ¿Hice algo malo? - preguntó Hermione sentándose a un lado de su amigo.



- No, Hermione - respondió Ron - lo que pasa es que...



- ¿Qué? - preguntó Hermione alentando a su amigo para que le dijera que era lo que le pasaba.



- Hermione, yo... - Ron se fue acercando poco a poco a Hermione quien no se hacía para atrás. Cerró un poco los ojos al momento en que la chica también los cerraba, sus labios se rozaron un poco con timidez.



[¿Qué rayos estoy haciendo? ¡Me va a matar! ] pensó Ron. Pero era algo que no podía evitar hacer así que tomo el rostro de Hermione con su mano y la comenzó a besar con más fuerza, aunque, todavía con ternura como si con ese beso quisiera decirle lo mucho que la amaba, lo mucho que la adoraba.



Se despegó poco a poco de Hermione y abrió los ojos, la chica tenía lagrimas en ellos.



- Ron, yo... - trató de decir Hermione.



- No digas nada - interrumpió Ron - yo sé que tu no me quieres, sé que quieres a Harry pero era algo que tenía que hacer, algo necesario para mí. Te quiero, Hermione, no lo olvides, a donde quiera que vayas.



- Ron... - murmuró Hermione echándose a llorar en los brazos del pelirrojo quien tan solo consolaba a su amiga.



- Lo siento, Hermione - repitió una vez más alejando a Hermione de su lado y dándole, nuevamente, un pequeño beso en los labios - te quiero - dicho esto se echó a correr hacia el castillo.







Notas de la autora: ¿Qué les ha parecido? Espero que les haya gustado aunque, claro, aquí no acaba esto pienso hacerla con cada uno de los personajes.



La canción es de Intocable y se llama Por un beso



Espero sus reviews y que me den sugerencias para la canción que quedaría de Hermione para Ron porque esa es la única que me hace falta. Gracias.












Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Parashell




ÚLTIMA OPORTUNIDAD



Ginny Weasley



La joven pelirroja vio como su hermano salía corriendo de la Sala Común y como Hermione, un poco desconcertada, salía detrás de él. Soltó un suspiro pensando que ya era hora que esos dos se confesaran lo mucho que se querían, después de todo era su último año, su última oportunidad.



Última oportunidad... sonrío al pensar eso. También esa era la última oportunidad de ella para decirle a Harry que lo quería pero ella seguía sin atreverse si quiera a acercarse al chico, aunque, debía admitirlo, ya eran amigos, ese era un avance.



Pero todavía quedaba un problema, ella sabía que era imposible que Harry la volteara a ver, él seguía enamorado del recuerdo de Cho Chang, aquella chica de rasgos orientales con la cuál Harry había salido un tiempo en sexto año.



Soltó un suspiro, ya era hora de irse olvidando de Harry, después de todo ella ya tenía 16 años, había cambiado y muchos chicos se fijaban en ella. Tenía de donde escoger pero ella solo quería a quien no podía tener (N/a: Odio cuando pasa eso...)



¿Por qué tenías que ser tú?



Que estas tan lejos de mi vida



De quien viniera a enamorarme



Para caer en esta agonía



¿Por qué tenía que ser precisamente Harry de quien estaba enamorada? Habiendo tantos chicos guapos, uno de ellos era Draco Malfoy, quien había cambiado su actitud presuntuosa desde el día que sus padres fueran atrapados. Ahora se mostraba mucho más amigable, mucho más... humano.



Pero no, a pesar de que Draco le hubiera dicho que la quería, a pesar de que Neville le hubiera pedido ser su novia y a pesar de que Colin le hubiera dicho que le daría todo lo que ella quisiera, ella los había rechazado a todos pensando que, tal vez, algún día el gran Harry Potter iba a fijarse en ella. Después de todo ella había visto su reacción después de que Voldemort la atacara...



***FLASHBACK***



Días después de Navidad: Séptimo año



Ginny despertó en una enfermería gritando. Había tenido un sueño horrible donde se encontraba cara a cara con Lord Voldemort, este la atacaba sin misericordia y la mataba.



Sacudió su cabeza tratando de tranquilizarse había sido solo un sueño.



- ¿Qué es lo que pasa? - preguntó un chico de cabello negro y ojos verdes que se encontraba a su lado, aunque ella no lo había notado -¿qué tienes, Gin?



Ginny volteó a ver al chico, era Harry.



- Harry... - dijo Ginny tratando de ocultar su miedo - el Señor Tenebroso... yo...



Harry se acercó a Ginny e hizo algo que esta nunca se hubiera imaginado, la abrazo mientras ella, sintiéndose protegida, se echaba a llorar.



- Ya, Gin... - dijo acariciándole la espalda - todo esta bien, Voldemort fue derrotado.



- ¿Qué? - preguntó Ginny alejándose de Harry y, por primera vez dándose cuenta del estado en el que este estaba. Tenía ojeras y sus ojos parecían hinchados, parecía como si hubiese estado llorando.



- Lo que oíste, he derrotado a Voldemort - respondió Harry sonriendo y tomando el mentón de Ginny - nunca más volverá a atacar, nunca más le hará daño a las personas que quiero - Ginny miro a Harry directamente a los ojos [¿Me quiere? Claro, que me quiere, como una hermana pequeña] pensó.



***FIN DEL FLASHBACK***



[Yo estaba segura de que me iba a decir que me quería pero no me lo dijo, nunca me lo ha dicho] pensó Ginny al momento en que salía de la Sala Común y se dirigía hacia el Gran Comedor.



La verdad, Ginny si había cambiado mucho. Había crecido mucho en todos los aspectos, el pelo se lo había dejado un poco largo y le llegaba un poco más arriba de la cintura. También había madurado mucho, no era una niña tonta ahora era un poco más calculadora pero sin dejar a un lado su ingenuidad natural, esa sencillez y bondad que tanto la caracterizaban.



Iba sumida en sus pensamientos cuando chocó con alguien. Era Harry, quien parecía estar preocupado por algo o... Alguien.



- Perdón, Harry - se disculpó Ginny sonrojándose como era su costumbre cada que veía al chico.



- ¿Eh? ¿Ginny? - preguntó Harry dándose cuenta de la presencia de la chica - no hay cuidado ¿has visto a Ron?



- No, hace un rato salió de la Sala Común - respondió Ginny - a lo mejor salió hacia el lago.



- Gracias - respondió Harry sonriendo, provocando que Ginny se sonrojara aun más.



¿Por qué tenías que ser tú?



La verdad yo no me explico



¿Por qué te llevo en mi pecho?



Si para ti, ni siquiera existo







[¿Por qué no me puedes notar, Harry?] pensó la pelirroja mientras veía como el chico desaparecía en una esquina.



- ¿Pensando en Potter? - preguntó una voz quejumbrosa detrás de Ginny.



- Draco... - murmuró Ginny volteando a ver al chico que tenía frente a ella.



También Draco había crecido físicamente era, junto con Harry y Ron, uno de los tres rompecorazones de Hogwarts además de que la nueva personalidad que había adquirido lo había hecho acreedor de ser prefecto.



Ginny se había comenzado a llevar mejor con Draco aunque siempre la frenaba el hecho de que él estuviera enamorado de ella.



- ¿Qué pasó con Potter? - preguntó Draco quien había visto todo el espectáculo. Se le enervaba la sangre cada que veía a la pequeña Ginny siendo ignorada por el estúpido de Potter.



- Nada, Draco - respondió Ginny sonriendo - estaba buscando a Ron.



- ¿Y eso le da el derecho a ignorarte? - preguntó Draco molesto.



- Vamos, Draco - respondió Ginny haciendo una seña para que el chico se calmara - no es para tanto, simplemente estaba preocupado por algo.



[¿A quien quieres engañar, Ginny? Harry SI te estaba IGNORANDO] pensó con tristeza la pelirroja.



- Ginny, la verdad yo no sé como puedes seguir enamorada del imbécil de Potter - soltó Draco - habiendo muchos tras de ti, entre ellos...



- No, Draco - silenció Ginny - no quiero que me digas lo que sé que vas a decir.



- ¿Por qué no?



- Porque me haces sentir mal - respondió Ginny - eres mi amigo y te quiero.



- ¿De que me sirve que me quieras sino es como yo quiero? - preguntó Draco atrayendo a Ginny hacia sí.



- Draco, me lastimas - dijo Ginny con voz temblorosa, tenía miedo, era la primera vez que Draco se comportaba de esa manera - suéltame, por favor.



- Si fuera Potter de seguro ya estarías encima de mí ¿verdad? - dijo Draco atrayendo con más fuerza a Ginny.



Draco cerró por completo la distancia entre Ginny y él, besando a la chica quien tan solo sentía como si algo muy dentro de ella fuera pisoteado. No podía más así que junto todas sus fuerzas y aventó a Draco hacia el suelo.



- ¡NO QUIERO QUE TE ME VUELVAS A ACERCAR, DRACO MALFOY! - gritó Ginny llamando la atención de unos alumnos de Hufflepuff que pasaban por ahí en ese preciso momento.



- Ginny... - murmuró Draco poniéndose de pie pero era tarde ya que la pelirroja ya había emprendido la huida hacia la Sala Común de Gryffindor.



Ginny corría con todas sus fuerzas pensando que, tal vez, Draco la perseguía.



[¿Cómo es que se atrevió a besarme?] pensaba.



La verdad, el beso no le había desagradado pero se sentía humillada por el hecho de que este hubiera sido a la fuerza. Llegó ante el retrato de la Señora Gorda, dijo la contraseña y entró.



Dentro de la sala no había nadie, salvo un chico de cabello negro y ojos verdes, quien veía hacia la ventana sumido en sus pensamientos. Fue entonces cuando Ginny recordó el beso que se habían dado ese baile de Halloween aunque todo había sido por accidente y él le hubiese pedido disculpas.



***FLASHBACK***



Baile de Halloween: Séptimo año.



Ginny iba a ir a ese baile junto con un chico de séptimo de Hufflepuff, Justin Finch-Fletchley, él le había pedido unos días antes que si lo acompañaba y, como no había visto ninguna señal de que estuviera enamorado de ella, aceptó de buen gusto. Además el chico no estaba nada mal.



Se había enterado, por Parvati, que Hermione iba a ir al baile con Harry, al principio se había sentido traicionada por su mejor amiga pero después comprendido que debió de haber sido para darle celos a Ron. Aunque, ella realmente deseaba ir con Harry a ese baile.



- ¿Te diviertes? - preguntó Justin mientras bailaban.



- ¡Claro! - contestó Ginny. No era mentira pero tampoco una completa verdad ya que se la había pasado todo el tiempo viendo la mesa donde estaban Harry, Hermione y Ron. Notó que Harry tenía unos cuantos golpes en la cara y se pregunto que le había pasado.



En eso vio que Ron junto con su pareja, Lavender, se ponían de pie para bailar justo al lado de Seamus quien parecía molesto por el hecho de que Lavender hubiera ido con uno de los tres chicos más asediados de Hogwarts.



Ginny volteó a ver a Harry quien conversaba con Hermione mientras esta solo le lanzaba una mirada de tristeza a Ron y se ponía de pie. Harry trataba de detenerla pero ella ya había salido del Gran Comedor, Ginny pensó que lo mejor era ir a ver como estaba su amiga.



- ¿Me esperas un poco, Justin? - preguntó Ginny deteniéndose.



- Si - respondió Justin quien pronto encontró consuelo en los brazos de Hannah Abbott.



Ginny salió del Gran Comedor y comenzó a buscar a Hermione por todos lados, primero en el lago, después subió hasta la Sala Común... no estaba, subió a la habitación de Hermione... tampoco estaba. Justo cuando bajaba se encontró con Harry quien venía, nuevamente, como pensando en algo.



- Hola, Ginny - saludó Harry.



Ginny sintió como temblaba, realmente Harry se veía bien con esa túnica azul oscuro que, hacían que resaltasen sus ojos color verde.



- ¿Có... cómo estas, Harry? - preguntó Ginny. [¡Que tonta pregunta!]



- Bien - respondió -¿qué haces aquí? ¿Te hizo algo Justin?



Ginny sonrío tristemente. [Siempre preocupado, como la hermana pequeña que soy para él]



- No, nada - respondió Ginny - simplemente vine a buscar a Hermione.



- ¿Hermione? - preguntó Harry con el ceño fruncido.



- Si, es que vi como se puso cuando Ron se paro a bailar con Lavender.



- Hermione ya esta abajo - dijo Harry tras un momento de silencio.



- ¡Oh! Bueno, entonces creo que nosotros debemos de bajar ya ¿no, Harry? - preguntó Ginny.



Pero Harry no se movía.



- ¿Pasa algo, Harry? - preguntó Ginny acercándose un poco al chico, quien parecía hipnotizado.



- No, Gin, nada - respondió Harry sin moverse - ¿y como te la estas pasando con Justin?



- Bien - respondió Ginny - es un excelente bailarín.



- Me alegro - respondió Harry un tanto seco.



- De verdad Harry ¿te sientes bien? - preguntó Ginny acercándose por completo a Harry y colocando su mano en la frente del chico para comprobar si tenía temperatura - no, no tienes temperatura.



- Gin... - dijo Harry pero no termino de decir la frase ya que tomó a la chica del rostro y le dio un tierno beso. Ginny al principio no supo que hacer pero poco a poco colocó sus brazos alrededor del cuello de Harry y comenzó a jugar con el cabello del chico quien había rodeado la cintura de la chica con sus brazos.



Poco a poco se separaron y Ginny pudo observar que Harry estaba completamente rojo, tanto que podía pasar perfectamente por un Weasley.



- Gin... yo lo siento mucho - se disculpó el chico mientras que Ginny sentía que su corazón se rompía - de verdad, ese beso... no sé porque lo hice, de verdad yo no quería pero...



- No importa Harry, no paso nada que yo no quisiera ¿verdad? - dijo Ginny sonriendo.



- Ginny... - murmuró Harry - no le dirás a tu hermano ¿verdad?



- No te preocupes, Harry, Ron no lo sabrá - eso le había dolido a Ginny - bueno, creo que lo mejor será regresar con mi pareja - fue lo único que dijo Ginny al momento de salir por el retrato de la Señora Gorda.



***FIN DEL FLASHBACK***



Por qué si sé que estas tan lejos


Siquiera de mirarme



Mi corazón se ha empeñado en amarte en silencio



Y así matarme



Trató de caminar rápidamente hacia las habitaciones de las chicas, aprovechando que Harry estaba sumido en sus pensamientos, pero Harry despertó de su trance y la llamó, algo que Ginny no pudo resistir.



- Dime, Harry - dijo la pelirroja sonriendo y acercándose al chico.



- ¿Estas bien? - preguntó Harry un tanto preocupado.



- ¿Por qué lo dices? - preguntó Ginny con el ceño fruncido.



- Por que vi que Malfoy te estaba besado ¿andas con él? - preguntó Harry poniéndose de pie y mirando a Ginny un poco molesto.



- Creo que eso no es de tu incumbencia, Harry - respondió Ginny molesta por el hecho de que Harry le preguntara una reverenda tontería. Como si él no supiera que ella estaba enamorada de él desde que tenía 11 años.



- ¡Claro que lo es! - protestó Harry.



- ¿Por qué, Harry, dime porque es de tu incumbencia? - preguntó Ginny esperando que Harry le dijera la razón que ella deseaba oír.



- ¡Porque eres la hermanita de mi mejor amigo! - respondió Harry -¡y porque Malfoy es malo!



- ¿Malo? - preguntó Ginny sintiendo como la sangre subía a su cabeza, estaba molesta ¿cómo se atrevía Harry a meterse en su vida? - Primero: Draco no es malo, tú mismo sabes que cambió de actitud, después de todo te pidió disculpas ¿no? - hizo una pausa para ver más detenidamente a Harry - segundo: ¿A ti que rayos te interesa mi vida? Después de todo TÚ lo dijiste soy la HERMANITA de Ron, él es quien debe interesarse en mí ¿no?



¿Por qué tenías que ser tú?



quien despertara este sentimiento



tan solo para matarlo lento



Si no sabes lo que yo daría por ti



[¿Por qué, Harry? ¿Porque no te puedes fijar en mí como algo más que la hermanita de Ron? ¿Por qué no puedes ver que ya soy una mujer?] Pensó Ginny al momento en que Harry le respondía no sabía que cosa [¿Por qué tengo que estar estúpidamente enamorada de ti? Quisiera... quisiera despertar y que este sentimiento se desvaneciera pero no puedo... no puedo dejar de pensar en lo mucho que te quiero... en todo lo que me importas...]



- ¿Qué me dices, Ginny? - preguntó Harry un poco molesto. Parecía haberle dicho un sermón a Ginny pero esta no había escuchado ni media palabra por estar sumida en sus pensamientos.



- Te digo, buenas noches, Harry.



- ¿Cómo? - preguntó Harry con el ceño fruncido - esa no es respuesta.



Ginny soltó un bufido.



- Vamos, Harry ¿qué es lo que quieres que te diga? Lo siento, no le vayas a decir a Ron, no fue mi intención... - hizo una pausa mientras trataba de impedir que el llanto la traicionara, le dolía el saber que Harry pensara eso de ella - no te voy a decir nada de eso porque, para empezar, yo no tuve la culpa de que Malfoy me besara porque él me besó A LA FUERZA - hizo otra pausa mientras que veía como Harry iba perdiendo la expresión acusadora - eso es todo lo que tengo que decirte Harry - dicho esto subió a su habitación dejando a un Harry con sentimiento de culpabilidad.



¿Por qué tenías que ser tú?



No sabes como duele callarme



Y más porque este amor no es cobarde



Simplemente no eres para mí







Notas de la autora: ¡¡El segundo capítulo!! Espero que les haya gustado y que no se les haya hecho tan cursi. Pronto sabrán que es lo que piensan Hermione y Harry con respecto a todo lo que le pasa a los Weasley. No crean que todo será tan fácil para los chicos ¿eh?



La canción es de Intocable (hay que ver como me gusta el grupo) se llama ¿Porque tenías que ser tú? Y pues es un poco inspiradora (además de pedrada para algunos ^_^) espero sus sugerencias para la canción de Hermione porque si me quiero apurar con esto debo hacerlo pronto.



Este capítulo va dedicado a aquél que ha leído el fic además de una buena amiga mía miyuki_potter. Bueno, me base en este capítulo por el día que he tenido hoy (muchas sorpresas) han sido demasiadas emociones. Adiós.



Parashell



[email protected]



Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Parashell


ÚLTIMA OPORTUNIDAD



Harry Potter



Había estado todo el día sumido en sus pensamientos... pensamientos nada amigables ya que siempre el mismo recuerdo volvía a su mente, el recuerdo de Lord Voldemort atacando a la persona que él más quería...



Ese día fue fatal para él, el peor de su vida, nunca había pensado que podía sentir tanto dolor, tanta impotencia, tanto odio. Ni siquiera cuando Voldemort había matado a Hagrid o a la señora Figg había sentido lo que sentía en aquellos momentos en los cuales veía la vida de la pelirroja pender de un hilo por culpa de Voldemort. Había tenido deseos de matar... matar a Voldemort.



Fue hasta esos momentos donde Harry apreció cuanto quería a la pelirroja, como la había querido desde que la había rescatado de la Cámara Secreta, ahora entendía porque se le había revuelto el estomago cuando, en cuarto año, vio llegar a Ginny del brazo de Neville. Entendía muchas cosas que había dejado pasar porque pensaba que estaba enamorado de un espejismo, de una chica que solo había querido pasar un rato de diversión.



Era en esos momentos que comprendía que si Ginny hubiese muerto él se hubiera muerto con ella.



Pero todo había salido bien, Ginny se había recuperado y había seguido con su vida normal... sin él.



Porque no supe valorarte



Cuando estuviste conmigo


No demostré mi querer



Ahora muchos chicos estaban detrás de la pelirroja pero ella no parecía interesarse en ninguno. Tal vez, pensaba Harry esperanzado, seguía pensando en él.



[Pero en que tonterías piensas, Harry, Ginny no puede seguir enamorada de ti. Tú la rechazaste tantas veces, como aquél día en el baile de Halloween... debiste de haberle dicho lo que sentías...]



****FLASHBACK***



Baile de Halloween: Séptimo año



Harry había accedido a asistir al baile de Halloween con Hermione pensando que, tal vez, así Ron se le declararía a la chica. Después de los golpes que le había dado en su habitación sabía que Ron estaba celoso de él aunque no sabía todavía muy bien porque.



Vio cuando llegó Ginny con el idiota de Justin Finch-Fletchley. Se veía hermosa con esa túnica azul que hacía que su cabello rojo resaltara más, sus ojos brillaban, lucía simplemente radiante.



- Te arrepientes de haber venido conmigo ¿verdad? - preguntó Hermione en un murmullo para que Ron no pudiera oír.



- No, Hermione - dijo Harry sinceramente.



- Aunque eso no quita que no desearas venir conmigo ¿verdad? - preguntó Hermione sonriendo.



Harry volteó a ver a su amiga. Definitivamente los maestros tenían razón, era muy inteligente, todavía no lograba comprender que, a pesar de esa inteligencia, su amiga no sospechara que el Weasley que tenían al lado estaba enamorado de ella.



Volteó a ver a Ginny, quien estaba bailando muy animadamente con Justin, quien no dejaba de ver a Hannah Abbott, quien no se veía muy contenta por el hecho de que su amigo estuviese bailando con la más pequeña de los Weasley.



[Mira nada más] pensó Harry [así que Justin invitó a Ginny para darle celos a Hannah]



- Ron - oyó decir una voz. Era Lavender -¿quieres bailar?



- Si - oyó que decía Ron.



Harry volteó a ver a Hermione, quien tan solo agachó la cabeza. Parecía estar a punto de echarse a llorar.



- Hermione ¿sabes que Ron vino con Lavender para darle celos a Seamus?



- ¿Qué? - preguntó sorprendida Hermione volteando a ver a Harry.



- Si - admitió Harry - el mismo Ron me lo confesó.



- No puedo creerlo - murmuró Hermione poniéndose de pie y echándose a correr.



[¡Genial! ¿Y ahora que hice?] Pensó Harry.



Justo en ese momento vio que Ginny se separaba de Justin y salía en dirección a, seguramente, la Sala Común de Gryffindor. Harry se puso de pie al momento en que veía como Justin y Hannah comenzaban a bailar muy abrazados y pegados. En ese momento se sentaron Ron y Lavender.



- ¿Y Hermione? - preguntó Lavender volteando a ver con una sonrisa a Seamus, quien parecía molesto.



- Fue al baño - respondió Harry lanzándole una mirada a Ron, quien solo se hizo el despistado.



- ¿Me pueden esperar unos momentos? - preguntó Harry al momento en que veía salir a Justin junto con Hannah. Los dos chicos asintieron.



Harry salió echó una furia, tras Justin, quien parecía muy contento de ir con Hannah.



- ¡Justin! - gritó Harry llamando la atención del chico.



- ¿Qué es lo que quieres, Harry? - preguntó Justin sonriendo.



- ¿Podemos hablar a solas un momento? - preguntó Harry viendo a Hannah, quien tan solo le lanzaba una mirada curiosa.



Justin le lanzó una mirada a Hannah, quien asintió y comenzó a caminar hacia la salida del castillo.



- ¿Qué es lo que pasa, Harry? - preguntó Justin un tanto molesto por que Harry le acababa de interrumpir en uno de sus días más importantes.



Para cuando Justin reaccionó, ya estaba en el suelo.



- ¿Qué rayos te pasa, Potter? - preguntó Justin poniéndose de pie, molesto.



- Eso es para que no andes jugando con Ginny - dijo Harry.



- ¿Con Ginny? - preguntó Justin con el ceño fruncido - ah... te refieres al baile.



- Si - respondió Harry - algo le debiste de haber hecho a Ginny para que saliera así de pronto.



- Me dijo que tenía algo que hacer y salió - respondió Justin encogiéndose de hombros.



- Y tu aprovechas para irte con Abbott ¿no? - dijo Harry sarcástico.



- Mira, Harry, lo que haya entre Hannah y yo no es tu asunto, pero te diré una cosa si quieres a Ginny díselo - hizo una pausa sonriendo - no vaya a ser que otro llegué y te la quite.



Harry se sonrojó ante ese comentario.



- Justin, otra cosa, lo del golpe...



- No te preocupes, Harry, no le diré a nadie... - respondió Justin sonriendo.



- ¡Suerte con Hannah! - gritó Harry al momento en que se echaba a correr con dirección a la Sala Común de Gryffindor.



Pasó por el Gran Comedor y vio que Hermione ya había vuelto a este y no solo eso, estaba bailando con Seamus Finnigan.



[A ver quien le da picones a quien] pensó Harry divertido al momento en que veía las caras de Ron y Lavender.



Aceleró el paso hacia la Sala Común y justo cuando iba a entrar, le entró un ataque de nervios.



[¡Que tonto soy! Soy un impulsivo, a ver ¿qué rayos le voy a decir? A ver... Ginny estoy enamorado de ti No, no suena bien... ]



- ¿Contraseña? - preguntó la Señora Gorda quien parecía impaciente.



- Mundiales - dijo Harry.



El retrato se abrió dejando paso a que Harry entrara. Justo cuando entró se topó con Ginny quien iba de salida.



- Hola, Ginny - saludó Harry.



- ¿Có... cómo estas, Harry? - preguntó Ginny.



- Bien - respondió Harry tratando de entablar una conversación así que decidió irse por la vía más fácil -¿qué haces aquí? ¿Te hizo algo Justin?



- No, nada - respondió Ginny - simplemente vine a buscar a Hermione.



- ¿Hermione? - preguntó Harry con el ceño fruncido. No entendía porque Ginny buscaba a Hermione, aunque debió de suponerse que era por el asunto Hermione-Ron-Lavender.



- Si, es que vi como se puso cuando Ron se paro a bailar con Lavender.



Harry guardo silencio sin saber que decir.



- Hermione ya esta abajo - informó.



- ¡Oh! Bueno, entonces creo que nosotros debemos de bajar ya ¿no, Harry? - preguntó Ginny.



Pero Harry no se movía. Él seguía teniendo una temible lucha interna sobre si debía decirle a Ginny lo que sentía. [Vamos, Harry, Justin tiene razón sino me apuro cualquiera me la puede quitar]



- ¿Pasa algo, Harry? - preguntó Ginny acercándose un poco al chico, quien parecía hipnotizado. [¡Rayos! Es que es tan linda... no sé que haría si me rechazara]



- No, Gin, nada - respondió Harry sin moverse - ¿y como te la estas pasando con Justin? - aunque él sabía perfectamente como se la estaba pasando.



- Bien - respondió Ginny - es un excelente bailarín.



- Me alegro - respondió Harry un tanto seco. [¿Excelente bailarín? ¡Por favor! ¡Yo lo vi bailar! Yo bailo mejor que él... un momento... yo no bailo]



- De verdad Harry ¿te sientes bien? - preguntó Ginny acercándose por completo a Harry y colocando su mano en la frente del chico para comprobar si tenía temperatura - no, no tienes temperatura.



- Gin... - dijo Harry pero no termino de decir la frase ya que tomó a la chica del rostro y le dio un tierno beso [¿Qué rayos estoy haciendo? ¡Estoy besando a la hermana de mi mejor amigo! Ron me va a matar... aunque es lo que menos me importa en estos momentos... un momento, ella no esta correspondiendo] En ese momento y como si de una orden se tratara Ginny comenzó a corresponder colocando sus brazos alrededor del cuello de Harry y comenzando a jugar con el cuello de él quien comenzaba a rodearle la cintura con sus brazos [Besa tan bien... como quisiera que esto no acabara nunca]



Pero eso acabo, poco a poco se separaron y Harry pudo sentir que estaba sonrojado hasta más no poder.



- Gin... yo lo siento mucho - se disculpó Harry [¿Qué rayos me pasa? ¡Esto no es lo que quiero decir!] - de verdad, ese beso... no sé porque lo hice, de verdad yo no quería pero...



- No importa Harry, no paso nada que yo no quisiera ¿verdad? - dijo Ginny sonriendo.



- Ginny... - murmuró Harry [¡Ella quería el beso!] - no le dirás a tu hermano ¿verdad?



- No te preocupes, Harry, Ron no lo sabrá - Ginny hizo una pausa - bueno, creo que lo mejor será regresar con mi pareja - después de eso Ginny salió por el retrato.



[De verdad soy un reverendo estúpido] pensó Harry mientras elevaba sus manos hacia el cielo [¿Por qué no le dije lo que de verdad quería decirle? Tonto, tonto, tonto, diez mil veces tonto] pensaba mientras se daba cabezazos contra la pared.



***FIN DEL FLASHBACK***



Harry se llevó automáticamente su mano derecha hacia sus labios, recordando aquél beso.



Pero ya habían pasado casi 6 meses de aquello y él estaba cada vez más cerca de salir de Hogwarts y más lejos de poder decirle a Ginny lo que sentía porque, por alguna razón, presentía que la pelirroja ya no lo quería.



Tal vez creí tener por siempre


Tu amor, ternura y cariño



Yo sé que me equivoqué



Sintió como chocaba con alguien y ese alguien lo llamaba.



- Perdón, Harry - se disculpó la persona. Harry volteó a ver quien era y vio que era la chica que le robaba el sueño, Ginny, quien estaba completamente sonrojada.



- ¿Eh? ¿Ginny? No hay cuidado ¿has visto a Ron? - preguntó Harry, lo último que quería era ver a la pelirroja en aquellos momentos que esta tan confundido.



- No, hace un rato salió de la Sala Común - respondió Ginny - a lo mejor salió hacia el lago.



- Gracias - respondió Harry sonriendo y dirigiéndose rumbo al lago. Necesitaba hablar con su amigo acerca de lo que sentía por la hermana de este. Eso era lo que necesitaba la aprobación del chico.



Pero no pudo llegar muy lejos porque lo que vio lo dejo sorprendido. Eran Ron y Hermione besándose. Harry sonrío, le alegraba que sus dos mejores amigos ya estuvieran juntos.



[Ya era hora] pensó Harry entrando de nuevo al castillo sonriendo pero el espectáculo que vio, le quito completamente la sonrisa. Era Draco besando a una chica pelirroja... esa chica era Ginny.



Pues no supe darte



Todo cuanto tengo,



Demostrarte que soy tuyo



Por fuera y por dentro



Harry salió corriendo con rumbo a la Sala Común de Gryffindor ¡Draco besando a SU Ginny! Eso era lo último que deseaba, apretó los puños mientras llegaba a la Sala Común, decía la contraseña y se metía. Fue una suerte que la Sala Común estuviera vacía porque lo último que deseaba era ver gente a su alrededor preguntándole el porque de sus lagrimas.



Buscó un lugar para sentarse y no encontró ninguno mejor que el alféizar de la ventana. Se sentó ahí y comenzó a asomarse por la ventana mientras veía a la gente que caminaba contenta, el lago, el bosque prohibido.



Quería dejar de pensar en Ginny, pero no podía, su mente se regresaba una y otra vez al día que eliminó a Voldemort, su mente regresaba al día que Ginny despertó de la enfermería asustada y él había estado ahí consolándola.



***FLASHBACK***



Días después de Navidad: Séptimo año


Harry había estado tan preocupado por Ginny, se había sentido tan culpable todo ese tiempo aunque sabía que la familia de Ron no lo culpaba. Aún así no podía evitar ese sentimiento de perdición y de completa impotencia.



Se la había pasado llorando y sin poder dormir, tan solo pensando que si Ginny moría... sacudió la cabeza, no quería pensar que era lo que pudiese ocurrir con él si Ginny moría.



Estaba sentado en la enfermería, vigilando el sueño de Ginny, como cada noche lo hacía, cuando escuchó que la chica se levantaba y gritaba. Harry volteó a ver a Ginny, se veía tan indefensa... vió como la chica sacudía la cabeza, como tratando de alejar pensamientos malos.



- ¿Qué es lo que pasa? - preguntó Harry haciéndole ver a Ginny que estaba ahí -¿qué tienes, Gin?



Harry ve que la chica lo voltea a ver un poco asustada.



- Harry... - dijo Ginny mientras Harry notaba el ligero temblor de su voz - el Señor Tenebroso... yo...



Harry se acercó a Ginny y la abrazó, sabía que tanto él como ella necesitaba ese abrazo. Ginny comenzó a llorar mientras que Harry lo hacía silenciosamente, ella se había salvado, ahora todo saldría bien.



- Ya, Gin... - dijo Harry acariciándole la espalda a la chica, como señal de consuelo - todo esta bien, Voldemort fue derrotado.



- ¿Qué? - preguntó sorprendida Ginny alejándose de Harry.



- Lo que oíste, he derrotado a Voldemort - respondió Harry sonriendo y tomando el mentón de Ginny [Vamos, Harry, ya has avanzado, esta cerca, díselo] - nunca más volverá a atacar, nunca más le hará daño a las personas que quiero - Harry vio como Ginny lo miraba detenidamente a los ojos [¿Habrá entendido lo que le quise decir? No, no lo creo] - Será mejor que vuelvas a dormir, Ginny, yo le daré la noticia a tus padres - Harry hace ademán de irse pero Ginny lo detiene.



- No, por favor, Harry - le suplica Ginny - quédate hasta que me quede dormida.



Harry sentía como todos los colores subían a su rostro.



- Claro - respondió Harry mientras se acomodaba a un lado de Ginny, quien se volvía a acostar en la cama. Harry observa a Ginny dormir mientras que él vigila su sueño.



***FIN DEL FLASHBACK***



[No puedo creer que se haya besado con Malfoy... con él, mi enemigo de toda la vida] pensaba Harry mientras contraía los puños [Bueno, debo aceptar que Malfoy ha cambiado pero, aún así ¿por qué con él? Vamos, Harry, debes aceptarlo, Draco es uno de los chicos más asediados de Hogwarts y no me sorprende que Ginny quiera con él]



Aunque él sabía perfectamente que tan solo el hecho de Ginny siendo novia de alguien que no fuera él le dolía hasta lo más profundo de su alma. No lo podría soportar, no podría ver a su pequeña pelirroja siendo de alguien más.



Harry se recargo en el marco del alféizar y comenzó a evocar los recuerdos del día en que se dio cuenta que Ginny ya no era una pequeña.



***FLASHACK***



Madriguera: Vacaciones de Séptimo año.



- Hola, Harry ¿cómo has estado? - preguntó la señora Weasley sonriendo, como siempre.



- Bien, señora - respondió Harry sonriendo. Era mentira, estaba mal, por dentro estaba tan triste que le costaba esbozar esa sonrisa.



¿La razón por la cuál estaba en ese estado? Un nombre... Cho Chang... Hasta el final de Hogwarts él había estado saliendo con ella pero, el último día de clases, Cho le salió con el chiste de que había jugado con él todo ese tiempo, que era un niño para ella y que ella estaba enamorado de otro, solo había salido con Harry para darle picones al otro.



- Harry - lo llamó de nuevo la señora Weasley, cosa que hizo que Harry regresara a la realidad. Los recuerdos aun le dolían -¿de verdad te encuentras bien?



- Claro que sí, señora Weasley - respondió Harry - disculpe ¿dónde se encuentra Ron?



- Esta en su cuarto - respondió la señora Weasley dándole la espalda a Harry - ha estado ahí desde que se entero que Hermione iba, de nuevo, a Bulgaria.



Harry lanzó un suspiro al mismo tiempo que la señora Weasley.



[Hasta cuando...] pensó y podría apostar que la señora Weasley estaba pensando lo mismo.



Harry iba a subir cuando oye que abren la puerta principal de la casa... se oyen risas femeninas y masculinas y unos murmuros. Harry se inclinó un poco hacia delante y solo logró ver una silueta de mujer abrazando a otra persona. Vio con más detenimiento la figura y notó que tenía el pelo de un color rojo muy bonito, además que lo traía largo y rizado.



- Hasta que llega... - murmuró la señora Weasley.



- ¿Quién? - preguntó Harry interesado, aunque se imaginaba quien podría ser.



- Ginny - respondió la señora Weasley - últimamente ha estado llegando muy tarde, es el primer día que llega temprano y a una hora decente. Si vieras como trae a su padre con el asunto del chico con el que esta saliendo...



- ¿Chico? - preguntó Harry con el ceño fruncido -¿qué chico?



Antes de que la señora Weasley pudiera contestar, un joven pelirrojo (n/a: ¡¡¡Y MUY APUESTO!!!) bajó las escaleras. Era Ron, quien parecía no haber dormido las últimas noches debido a las ojeras que traía.



- Harry - dijo Ron corriendo a abrazar a su amigo -¿cuándo llegaste?



- Acabo de llegar - respondió Harry ladeando la cabeza para ver si las dos figuras seguían ahí - llegue por polvos flu.



- Vaya, si ya te hiciste experto - murmuró Ron sonriendo.



Harry también sonrío, sabía a lo que su amigo se refería. En eso se volvieron a oír risas, pero esta vez más fuertes.



- ¿Es Ginny? - le preguntó Ron a su madre quien tan solo asentía -¿otra vez con Matt?

- la señora Weasley volvió a asentir.



Ron lanzó un suspiro mientras negaba con la cabeza. En ese momento se oyó como se cerraba la puerta principal mientras una voz femenina comienza a cantar de felicidad...



Harry miraba, sin saber porque, con ansiedad el lugar por donde Ginny iba a aparecer, no sabía porque pero había sentido algo cuando le dijeron que la pelirroja estaba con aquél chico. Había sentido como algo dentro de su corazón se quebraba, aunque no sabía que, tal vez era el saber que, después de tanto tiempo, Ginny lo había olvidado.



Estaba pensando en eso justo cuando una pelirroja, aparece en la cocina. Harry no pudo hacer nada más que admirar a aquella chica, que había crecido delante de sus ojos pero en la cuál nunca se había fijado.



Ojos grandes y castaños... pelo rojo y rizado... aún teniendo cierto aire de inocencia en el rostro y, además, el vestido color blanco que llevaba Ginny hacía que Harry se reprochase una y otra vez el no haberse fijado en esa chica.



[¿En que estas pensado, Harry? Ella es la HERMANITA de tu mejor amigo] pensaba Harry mientras Ginny lo saludaba y le sonreía [Sin embargo, parece un ángel...]



***FIN DEL FLASHBACK***



En eso oyó que la puerta de la Sala Común se abría, no deseaba voltear a ver quien era pero algo dentro de su interior le decía que lo hiciera. Y así lo hizo, y vio a su ángel...



Déjame amarte con ternura



Perdona todas mis locuras



Déjame amarte con pasión



Ya aprendí de la lección



Ella estaba dándole al espalda y caminaba con dirección hacia la habitación de las chicas. Algo en su interior le dijo que la llamara, que le dijera que la quería, que le dijera cuanto la amaba.



- Ginny... - murmuró.



- Dime, Harry - dijo Ginny volteando a ver a Harry, sonriéndole y comenzando a acercarse a él, quien tan solo sonreía un tanto nervioso.



- ¿Estas bien? - fue lo único que preguntó Harry, estaba preocupado por el beso que se había dado con Malfoy.



- ¿Por qué lo dices? - preguntó la pelirroja con el ceño fruncido.



- Por que vi que Malfoy te había besado ¿andas con él? - preguntó Harry poniéndose de pie y mirando a Ginny sin poder evitar que la molestia se reflejara en su rostro, estaba simplemente furioso, estaba celoso.



- Creo que eso no es de tu incumbencia, Harry - respondió Ginny molesta.



- ¡Claro que lo es! - protestó Harry [Mira que decirme A MI que este asunto no era de mi incumbencia, yo quien soy la persona que más la quiere]



- ¿Por qué, Harry, dime porque es de tu incumbencia? - preguntó Ginny.



- ¡Porque eres la hermanita de mi mejor amigo! - respondió Harry [¿La hermanita de mi mejor amigo? Vamos, Harry, no puedes ser tan cobarde ¿cómo es posible que el chico que haya derrotado al mago más malvado de todos los tiempos no pueda lidiar con una mujer? ¡Vamos, díselo] -¡y porque Malfoy es malo!



- ¿Malo? - preguntó Ginny molesta - Primero: Draco no es malo, tú mismo sabes que cambió de actitud, después de todo te pidió disculpas ¿no? - hizo una pausa clavando sus ojos en los de Harry - segundo: ¿A ti que rayos te interesa mi vida? Después de todo TÚ lo dijiste soy la HERMANITA de Ron, él es quien debe interesarse en mí ¿no?



[Claro, eres la hermanita de mi mejor amigo, pero también eres...]



- Sí, Ginny, comprendo todo lo que dices pero ¿qué no puedes ver porque me molesta tanto este hecho? Me molesta que te hayas besado con Malfoy porque él... es mi enemigo, puede que haya cambiado y se haya convertido en mister maravilla Malfoy pero él no te merece - Harry estaba completamente sonrojado, esperando que Ginny dijera su respuesta, pero esta estaba sumida en sus pensamientos -¿qué me dices, Ginny?



- - Te digo, buenas noches, Harry.



- ¿Cómo? - preguntó Harry con el ceño fruncido [le acabo de decir que Malfoy no la merece, casi le acabo de confesar mi amor ¿y me dice buenas noches? - esa no es respuesta.



Ginny soltó un bufido.



- Vamos, Harry ¿qué es lo que quieres que te diga? Lo siento, no le vayas a decir a Ron, no fue mi intención... - hizo una pausa mientras Harry veía que las lagrimas trataban de salir de sus ojos - no te voy a decir nada de eso porque, para empezar, yo no tuve la culpa de que Malfoy me besara porque él me besó A LA FUERZA - Harry sintió como su piso era movido, Draco la había besado a la fuerza - eso es todo lo que tengo que decirte Harry - dicho esto subió a su habitación antes de que Harry le pidiera una disculpa.



Pues no supe darte



Todo cuanto tengo



Demostrarte que soy tuyo


Por fuera y por dentro





- Soy un tonto... - murmuró Harry.



[Si que lo eres] acordó una voz muy dentro de su cabeza.







Notas de la autora: Bueno, aquí estoy de nuevo con este capítulo, el tercer capítulo... Lamento la tardanza pero es que he tenido algunos problemas con la computadora :? Muchas gracias a todos por sus reviews, de verdad espero que les este gustando. Al principio este iba a ser un fic de tan solo 4 capítulos pero no le pude dar el final deseado, así que creo que va a ser demás (obvio...) Bueno, eso si quieren. Solo espero no hacerlo muy largo para que no les aburra esto.



Me despido



Parashell



Y cómo dicen por ahí: Dejar su opinión no causa impuesto, solo una sonrisa en el rostro de la autora...



[email protected]


Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Parashell


ÚLTIMA OPORTUNIDAD



Hermione


Lo estaba viendo desde hacía mucho tiempo ¿cuándo se había enamorado de él? Ni cuenta se había dado después de todo él era uno de sus mejores amigos, era con el que más discutía, la persona con la que menos concordaba, la persona que la hacía ponerse furiosa en tan solo un instante, la persona que... quería.



Aun cuando pelearan todo el tiempo, aun cuando se molestara todo el tiempo con él muy en el fondo de su corazón sabía que tenía un sentimiento por ese pelirrojo que estaba sentado enfrente de la chimenea, quien parecía estar sumido en sus pensamientos.



Igual que el mosquito más tonto de la manada



Yo sigo tu luz aunque me lleve a morir



Te sigo como les siguen los puntos finales



A todas las frases suicidas que buscan su fin.



Ella lo estaba observando muy detenidamente, habían pasado tantas cosas juntos ¿cómo no enamorarse de él si ella lo conocía mejor que nadie? Ella era la única que sabía como se comportaba aquél pelirrojo que tenía enfrente, sabía que era un obstinado, un engreído, un orgulloso, un presuntuoso, un... un hombre extremadamente humilde, generoso, leal, honesto, de esos que nacen una vez cada cinco mil años (N/a: si me lo dijeran a mí...)



Soltó un suspiro mientras sonreía al ver al pelirrojo un tanto desesperado le gustaba verlo en aquél estado, sin saber que hacer.



¿Cuándo se había dado cuenta que estaba enamorada de él? Desde que había entrado a Hogwarts tal vez, aunque... había algo que ni el propio Ron recordaba, solo Ginny, ella había visto a Ron desde la primera vez que visitó el Callejón Diagón, cuando apenas tenía 10 años. Desde ese momento había quedado prendada de él pero fue hasta mucho después que se dio cuenta de lo que sentía.



***FLASHBACK***



Callejón Diagón, mediados de Agosto: antes del primer Curso.



Hermione, de diez años, iba de la mano de su mamá. Estaba tan contenta, hacía menos de una semana que había recibido su carta para Hogwarts, al principio sus padres se habían mostrado un tanto renuentes al hecho de que su hija fuera bruja pero ella les había prometido que iba a sacar las mejores calificaciones, que iba a ser la mejor de todos. Así, sus padres habían aceptado el hecho de que su pequeña hija, su única hija fuera bruja.



- ¿Adónde debemos ir, hija? - preguntó la señora Granger a su pequeña hija.



- No lo sé, mamá - respondió Hermione viendo su lista - necesito... libros, túnicas, calderos... ¡Una varita! ¿No es genial todo esto, mamá?



- Si, hija - respondió la señora Granger viendo una tienda de Calderos donde había dos brujas discutiendo - pero ¿dónde se compra todo eso? Además creo que no podemos pagar con el dinero de nosotros - observó la señora Granger al ver como una de las dos brujas que discutían se cansaba de hacerlo y le entregaba unas monedas grandes a la otra bruja, quien parecía feliz.



La pequeña Hermione chasqueó la lengua molesta al momento en que miraba hacia todos lados un tanto confundida. Estaba buscando donde poder cambiar su dinero normal por ese dinero extraño que usaban los magos.



Vio a un gigante y a un niño de cabello revuelto y grandes ojos verdes salir de una tienda... vio el nombre de la tienda



- ¡Mira mamá! Ahí venden las túnicas - exclamó Hermione echándose a correr, emocionada.



Hermione se echó a correr sin fijarse por donde iba hasta que chocó con alguien provocando su caída y de la persona.



- Fíjate por donde vas - dijo la voz de un chico.



- Lo siento - se disculpó Hermione un tanto avergonzada al momento en que veía al chico. Era un pelirrojo, alto para su edad, de nariz larga y lleno de pecas pero unos grandes y profundos ojos azules - de verdad lo siento - se disculpaba Hermione un poco sonrojada.



El chico se puso de pie sacudiéndose un poco su ropa y luego ofreciéndole su mano a Hermione para que esta se pusiera de pie.



- No hay cuidado - dijo el chico sonriéndole - yo soy Ron Weasley.



- Yo... Her... - iba a decir Hermione pero no terminó de decir la frase porque en eso una pequeña niña pelirroja, parecida al pelirrojo, llegó hacia donde estaba el chico.



- Ron, dijo mamá que ya nos íbamos - dijo la niña con voz chillona.



- Ya voy - dijo Ron - hasta luego - se despidió el chico ofreciéndole otra sonrisa.



- Hasta luego - dijo Hermione sonrojada.



- Adiós - se despidió la niña pequeña también con una sonrisa.



***FIN DEL FLASHBACK***



Hermione estaba pensando en eso, cuando sintió que alguien se sentó a un lado de ella.



- ¿Por qué no vas y le preguntas que tiene? - preguntó Ginny.



- No lo sé, Gin - respondió Hermione - tú hermano se ha estado alejando de Harry y de mí. Ya no es como antes, y creo que es porque cree que Harry y yo... bueno, tú sabes.



- Si, ya - respondió Ginny agachando la cabeza - la tonta teoría de mi hermano que tú y Harry se quieren.



- Si, pero tú sabes perfectamente que eso no es cierto - dijo Hermione - yo quiero a tu hermano y Harry a...



- Cho Chang - dijo Ginny aun más triste [No] pensó Hermione [Harry te quiere a ti] -¿le piensas decir a mi hermano lo que sientes por él? - preguntó tratando de cambiar la conversación.



- No lo sé - respondió Hermione -¿qué tal si él no siente lo mismo que yo y se pierde la amistad que tenemos?



- El que no arriesga no gana - dijo Ginny.



- Pues no me quiero arriesgar - respondió Hermione poniéndose de pie y caminando hacia donde estaba Ron.



Igual que el poeta que decide trabajar en un banco



Sería posible que yo en el peor de los casos



Le hiciera una llave de judo a mi pobre corazón



Haciendo que firme llorando esta declaración:



- Ron - llamó Hermione pero él no le contestaba - Ron... Ron ¿estas ahí?



Ron volteó a ver a su amiga y Hermione se sonrojó un poco por como la estaba viendo Ron. Tal vez la estaba viendo de esa manera porque ese día se había arreglado especialmente para ir a Hogsmeade ya que había decidido decirle a Ron lo que sentía pero, una vez más su miedo la traicionaba provocando que decidiera callar sus sentimientos.



- Si, Hermione ¿me decías? - preguntó.



- Que si ya hiciste la tarea de McGonagall, recuerda que en su clase no vas muy bien que digamos - le dijo Hermione en tono preocupado.



- Lo sé, Hermione, es que estaba pensando en otras cosas.



- ¿Chicas? - preguntó sentándose a su lado [Por favor, di que no].



- ¿Qué? - preguntó Ron sobresaltado.



- ¿Qué si estabas pensando en chicas? Digo, todo este tiempo tú me has preguntado quien me gusta y te has preocupado por mí. Creo que ya es hora de hacer lo mismo ¿no lo crees? - respondió Hermione [aunque yo no lo quiera debo empezar a actuar como su amiga]



- No, Hermione - respondió Ron poniéndose de pie - no lo creo - dicho esto salió de la Sala Común.



Hermione tan solo se quedo viendo por donde desaparecía su amigo y decidió seguirlo, quería saber porque no quería hablar con ella, porque no se acercaba siquiera a Harry, porque no era todo como antes cuando eran los mejores amigos.



Pero ella sabía perfectamente que no quería volver a ser su amiga, quería ser algo más, algo que anhelaba desde que había visto a Ron aquella vez en el Callejón Diagón, algo que anhelaba desde hacía tres años cuando había descubierto el porque de su molestia cada que el chico le hablaba de Fleur Delacour.



***FLASHBACK***



Cuarto año: Después del baile de Navidad.



Hermione estaba frente a la chimenea, su cabello seguía siendo lacio solo que estaba vez estaba suelto dejando ver que tan largo estaba este. Estaba tan concentrada en sus pensamientos que no se dio cuenta de que un chico de cabello negro y ojos verdes se sentaba a un lado de ella. La chica lo volteó a ver y le sonrió, era Harry, su mejor amigo, una de las personas que más la conocía.



- ¿Qué es lo que pasa, Hermione? - le preguntó Harry - has estado así desde antes del baile ¿es por Ron?



- ¿Por qué voy a tener algo por ese tonto? - preguntó Hermione molesta.



- Por tu rostro yo diría que sí - dijo Harry sonriendo. Hermione se había puesto roja al momento de mencionar a Ron - vamos, Herm, soy tu amigo. Sabes que puedes confiar en mí.



Hermione volteó a ver a su amigo mientras fruncía el ceño.



- ¿Qué sientes por Ron? - preguntó Harry viendo su amiga directamente a los ojos.



Hermione se sonrojo ante aquella pregunta ¿qué era lo que sentía por Ron? [Amistad...] dijo una voz en su cabeza [no te quieras engañar] dijo una voz en su corazón.



[Según yo lo que siento por Ron es amistad, entonces ¿por qué me molesta tanto siquiera que este cerca de Fleur] pensaba mientras su amigo esperaba una respuesta [¿Por qué me hizo sentir tan mal su comentario de las chicas bonitas? ¿Por qué no siento esta molestia cada que veo a Harry mirando a Cho de esa forma tan boba? Yo sé que Harry esta enamorado de Cho, sin embargo, Ron no lo esta de Fleur, entonces ¿por qué me molesta más la atracción de Ron por Fleur que el enamoramiento de Harry por Cho? Digo, los dos son mis amigos...] pensó mientras veía a Harry directamente a los ojos



[Porque Harry es tu amigo] dijo esa voz de su corazón.



[También lo es Ron] protestó la voz de su cabeza.



[Bien sabes que eso no es cierto] dijo esa voz molesta dejando a Hermione pensando. Esa voz tenía razón ella quería a Ron mucho más que como un amigo, lo quería como...



- Harry - dijo la chica sonrojada - estoy enamorada de Ron.



El chico sonrió para sí mismo, ahora solo faltaba que su amigo aceptaba lo que sentía por Hermione.



***FIN DEL FLASHBACK***



Después que le hubiese confesado eso a Harry las cosas entre Hermione y Ron no habían cambiado, al contrario se habían distanciado un poco, tanto que pensaba que Harry le había contado a Ron lo que ella sentía por él. Pero sabía que Harry nunca haría algo así, nunca la traicionaría.



Fue hasta el sexto curso cuando las cosas entre ellos dos habían comenzado a mejorar, todo porque Harry había comenzado una relación con Cho Chang y los dejaba solos todo el tiempo. Ya no había tiempo para aventuras, ya no había tiempo para los juegos, ahora solo eran Harry y Cho así que ahora tenían que ser solo Hermione y Ron ya que la primera nunca había sido partidaria de tener amigas y el segundo, por alguna razón que Hermione no comprendía, le gustaba pasar tiempo con ella.



Hermione fue a la torre de Astronomía, donde normalmente estaba Ron pero no se encontraba ahí entonces se asomó un poco para darle un último vistazo a Hogwarts desde la torre. Sin lugar a dudas había pasado sus mejores años en aquél lugar y dudaba volver a divertirse tanto en su vida.



Además, Hogwarts le había dado la oportunidad de conocer a sus dos mejores amigos: Harry y Ginny y, al que pensaba ella, era la persona con la que deseaba pasar el resto de su vida: Ron. Sabía que aunque hubiese llegado a esa resolución nada podría hacer porque ella nunca iba a permitir que algo naciera entre ellos dos ¿la razón? El miedo...



Me callo porque es más cómodo engañarse


Me callo porque ha ganado la razón al corazón



Pero pase lo que pase



Y aunque otro me acompañe



En silencio te querré tan solo a ti



Podía ser tan inteligente, los maestros se lo habían dicho una y otra vez, pero en realidad, dentro de ella existía esa muchacha miedosa e insegura que temía a una posible relación con su mejor amigo [Pero ¿en qué piensas, Hermione? Ron no esta enamorado de ti...] Aunque había tantas cosas que le hacían pensar que sí, la escena de celos que el pelirrojo del había hecho después de asistir al baile con Krum, los celos y las cosas que le había dicho cuando asistió al baile con Seamus.



¿Por qué se comportaba así sino sentía nada por ella? [Porque es un posesivo...]



***FLASHBACK***

Séptimo año: Baile de Halloween



Hermione estaba en el jardín de Hogwarts, el baile de Halloween ya había terminado y todos estaban regresando a sus respectivas casas, con sus respectivas parejas. Todos menos ella ya que Seamus había decidido perderse un rato con Lavender, quien sabe donde...



A ella le hubiera gustado hacer lo mismo con Ron pero este no había mostrado celos en toda la noche por más que hubiese bailado pegada a Seamus, al chico le había importado muy poco... una lagrima solitaria recorrió su rostro.



Dio media vuelta para emprender su camino hacia la torre de Gryffindor, cuando se topó cara a cara con el pelirrojo, quien lo estaba viendo entre furioso y triste.



- ¿Estas llorando por el tonto de Seamus, o es por Harry? - preguntó Ron molesto.



- Ron... - murmuró Hermione -¿de qué rayos hablas?



- De lo que es obvio - respondió Ron - ve tu rostro - dicho esto tomo el rostro de Hermione entre sus manos - estas llorando por alguno de esos dos.



- No, Ron... - murmuró Hermione apartando su rostro del chico.



- Entonces - murmuró Ron -¿por quien lloras?



- ¡No estoy llorando por nadie, Ron! - gritó Hermione perdiendo la paciencia.



- ¿Ah no? - dijo Ron acercándose a Hermione - entonces ¿qué es esto? - dicho esto tomó el rostro de su amiga y le limpió la lagrima - no me digas que no estabas llorando porque te conozco.



Hermione sin poder más se echó a llorar en el pecho de su amigo mientras este tan solo la consolaba.



[¿Porque no te puedo decir que a quien quiero es a ti?] pensaba mientras se aferraba aun más al cuerpo de su amigo. Hermione se alejó de su amigo y se comenzó a limpiar las lagrimas mientras que comenzaba a reinar un silencio incomodo entre los dos.



- Hermione - rompió el silencio Ron - dime ¿por quien lloras?



- Ron... yo...



- ¿Es por Harry? - preguntó Ron - dímelo...



Hermione sintió que la ira comenzaba apoderarse de su ser ¿porque Ron le tenía que salir nuevamente con eso de que ella quería a Harry?



- ¡No Ron! - gritó Hermione -¡No es por Harry! No es por Seamus, no es por Krum, es por...



- ¿Por quien, Hermione? - preguntó Ron perdiendo la paciencia y comenzando a gritar -¿por quién diantres estas llorando?



- No es tu asunto, Ron - dijo Hermione dándole la espalda y comenzando a caminar hacia la Sala Común de Gryffindor.



***FIN DEL FLASHBACK***



Se dirigió hacia los jardines de Hogwarts cuando se topó con dos chicas: Parvati Patil, quien seguía molesta con ella por que le había quitado a su pareja en el baile, y una chica de quinto llamada Connie Schuler.



Hermione sabía que la chica estaba enamorada de Ron y que le mandaba cartas de amor. Cuando le preguntaba a Ron que era lo que sentía por la chica este tan solo sonreía y volteaba a ver a Harry quien también sonreía a su vez.



***FLASHBACK***



14 de febrero: Séptimo año



Hermione, Harry, Ron y Ginny iban caminando rumbo al Gran Comedor cuando una chica de cabello corto y negro, Connie Schuler, apareció de repente en su camino.



- Ron - dijo Connie sonrojada -¿puedo hablar contigo?



Ron volteó a ver a sus amigos, en especial a Hermione, quien estaba haciendo acoplo de todas sus fuerzas para no lanzarle una maldición imperdonable aquella chica de cabello negro, quien de tan adorable que se veía causaba nauseas.



- De acuerdo - dijo Ron encogiéndose de hombros -¿los veo al rato?



Los tres amigos asintieron comenzando a caminar de nuevo hacia el Gran Comedor entrando, Harry y Ginny fueron acorralados por un montón de admiradoras y admiradores, respectivamente, mientras que Hermione era apartada bruscamente por estos.



Hermione se retiró hacia la mesa de Gryffindor mientras observaba a sus amigos siendo acorralados. Sonrió para sí misma. La verdad, y contra lo que todos pensaban, ella no deseaba ser el centro de atención de nadie, salvo de una persona, la persona que entraba en aquellos instantes por la puerta del Gran Comedor con el rostro completamente rojo.



- Hermione - dijo Ron sentándose al lado de su amiga -¿qué crees que acaba de pasar?



- ¿Schuler se te declaró? - preguntó Hermione mirando a su amigo



- ¿Có... cómo lo sabes? - preguntó Ron nervioso.



- Era obvio - respondió Hermione con sus aires de sabelotodo [¿Cómo no se va fijar alguien en ti?] - la manera en que te mira, la manera en que trata de llamar la atención, es obvio - hizo una pausa - si tan solo miraras a tu alrededor verías que hay muchas chicas detrás de ti.



- ¿Tú crees? - preguntó Ron.



- ¡Claro, Ron! - exclamó Hermione - pero es que eres tan despistado que ni te das cuenta de lo que tienes enfrente.



- ¡Claro que me doy cuenta! - gritó Ron - estas tú.



Hermione miró confundida a Ron.



- ¿A qué te refieres?



- A que enfrente de mí estas tú - respondió Ron señalándola.



Hermione soltó un suspiro [Por un momento pensé que se había dado cuenta...]



Después vió como Connie Schuler entraba al Gran Comedor secándose las lagrimas. Se dirigió hacia donde estaban sus amigas y le lanzaba miradas fugaces a Ron y a Hermione.



***FIN DEL FLASHBACK***



- Hola, Herm - dijo Parvati mirando con una sonrisa a Hermione.



- Hola, Parvati - respondió el saludo Hermione mirando con el ceño fruncido a la chica - hola Schuler.



Connie le respondió el saludo con un gesto de cabeza.



- Y dime, Hermione - dijo Parvati -¿piensas dejarlo ir sin decirle lo que sientes?



- ¿De qué hablas? - preguntó Hermione a la defensiva.



- ¿Que si piensas dejar ir a Ron sin decirle que estas enamorada de él? - repitió Parvati.



- No tengo ni la menor idea de lo que estas diciendo - respondió Hermione alejándose de Parvati pero alcanzando a escuchar perfectamente cuando Connie le dijo.



- No sé como Ron se pudo fijar en alguien como ella...



Hermione se quedó como piedra. Ron... ¿enamorado de ella? No podía ser, no era posible...



- ¿Qué es lo que dijiste? - preguntó Hermione dándose vuelta.



Connie lanzó una mirada nerviosa a Parvati mientras esta tan solo sonreía.



- Dime que es lo que dijiste - exigió Hermione.



- Dije que no sé como Ron se pudo fijar en alguien como tú - repitió Connie.



- Eso es mentira - dijo Hermione - Ron no esta enamorado de mí.



- ¿No te has dado cuenta, Hermione? - preguntó Parvati - todo el mundo lo ha hecho y tú no.



- ¿Qué es lo que quieres decir? - preguntó Hermione confundida.



- ¿Porque no le preguntas a Harry o a Ginny? - dijo Connie - ellos deben de saber mejor que nadie a lo que nos referimos.



Hermione miró a las dos chicas y se echó a correr, debía de hablar con Ron. Salió del jardín y recordó algo que Viktor Krum le había dicho tiempo atrás...



Igual que el mendigo cree el cine es un escaparate



Igual que una flor resignada decora un despacho elegante



prometo llamarle amor mío al primero que no me haga daño



y reír será un lujo que olvide cuando te haya olvidado



***FLASHBACK***



Bulgaria: verano de séptimo año.



Hermione estaba mirando las estrellas al momento en que sintió alguien abrazándola. Era Viktor Krum...



- Viktor - dijo Hermione apartándose del chico - no...



- ¿Por el Weasley ese? - preguntó Viktor molesto.



- No es por eso, Viktor - dijo Hermione - simplemente es que... no te quiero lastimar.



- No me importa - dijo Viktor acercándose a Hermione y dándole, sorpresivamente, un beso en los labios.



- Viktor... - murmuró Hermione alejándose nuevamente del búlgaro - no.



- ¿Sabes, Hermione? - dijo Viktor, quien ya había aprendido hablar sin ese horrible acento - Ron es un tipo afortunado espero que algún día se de cuenta de lo que siente por ti.



- ¿A que te refieres Viktor? - preguntó Hermione con el ceño fruncido.



- A nada... - murmuró Viktor mirando hacia otro lado.



***FIN DEL FLASHBACK***



Ahora comprendía lo que Viktor le había querido decir en aquellos instantes. Le había tratado de decir que Ron también estaba enamorado de él ¿Que todo el mundo lo sabía y ella era la única que no se había dado cuenta?



Al fin lo encontró, estaba frente al lago, pensando en algo. Pensó antes de llamarlo, se veía realmente bien con su cabello rojo cayéndole sobre la frente y mirando el lago con sus ojos azules...



Pero igual que se espera como esperan en la Plaza de Mayo



procuro encender en secreto una vela, no sea que por si



acaso un golpe de suerte algún día quiera que te vuelva a ver



reduciendo estas palabras a un trozo de papel



- Ron - murmuró Hermione tratando de no sonrojarse.



- Hermione - oyó al chico murmurar su nombre.



- ¿Qué es lo que te paso en la Sala Común? ¿hice algo malo? - preguntó sentándose a un lado de su amigo.



- No, Hermione - respondió Ron evitando la mirada de su amiga - lo que pasa es que...



- ¿Qué? - preguntó Hermione alentando a su amigo para que le dijera lo que pasaba [Vamos, Ron, dime lo que toda la gente dice sientes por mí pero que yo aún no creo]



- Hermione, yo... - dijo Ron volteando a ver a su amiga y acercándose poco a poco a ella. Hermione solo vió como Ron comenzaba a cerrar los ojos y ella también lo hizo, rozando sus labios primero con timidez.



Sintió como Ron tomaba su rostro y la comenzaba a besar con más fuerza pero, a la vez, con mucha ternura sintiendo, por primera vez, que lo que le decía la gente era cierto y que el pelirrojo si la quería.



Hermione sintió como el pelirrojo se comenzaba a separar lentamente de ella y no pudo más que sentir como sus ojos comenzaban a llenarse de lagrimas, no de tristeza sino de felicidad.



- Ron, yo... - trató de decirle Hermione [te quiero...]



- No digas nada - la interrumpió Ron - yo sé que tu no me quieres, sé que quieres a Harry pero era algo que tenía que hacer, algo necesario para mí. Te quiero, Hermione, no lo olvides, a donde quiera que vayas.



- Ron... - murmuró Hermione [¡No es cierto!] pero en lugar de decirle algo se echó a llorar en los brazos de su amigo quien tan solo la consolaba.



- Lo siento, Hermione - repitió una vez más Ron alejando a Hermione de su lado y dándole, nuevamente, un pequeño beso en los labios - te quiero - dicho esto se echó a correr hacia el castillo.



- Ron... - murmuró nuevamente Hermione echándose a llorar nuevamente después de unos cinco minutos se puso de pie secándose las lagrimas y comenzando a caminar de nuevo hacia el castillo.



Había estado tan cerca de estar junto con Ron, había estado tan cerca de decirle que lo quería pero, por cobarde, lo había perdido.



Se abrazó a sí misma ya que comenzaba a llover, parecía que el día estaba de acuerdo con el estado de humor de ella. Había sido tan tonta pero, se prometió a sí misma que, algún día, ella le diría a Ron lo que sentía, le diría que lo amaba y que siempre lo había hecho.



Solo esperaba que ese día no fuese demasiado tarde...



Me callo por que es más cómodo engañarse



Me callo porque ha ganado la razón al corazón



Pero pase lo que pase



Y aunque otro me acompañe



En silencio te querré...



En silencio te amaré...



En silencio pensaré tan solo en ti.





Notas de la autora: Bueno, no me maten que este no es el final así que no se preocupen que creo que todo saldrá bien. Me he tardado porque tengo un pequeño bloqueo de ideas con tantos fics que estoy haciendo ya no sé cuál es cuál pero hoy que tenía día libre decidí actualizar cada uno de ellos.



Estoy trabajando en:



· ¿Cómo perder a un mago en diez días?



· Última oportunidad



· Hasta que lo ve perdido



· Y la segunda parte de "La leyenda de los herederos" que aún no tiene título.



Bueno, si alguien tiene alguna idea de como deber seguir esta historia que creo estará publicada para mañana (Martes 27 de mayo [¡¡¡Happy B_day Karo!!!]) Ya que hoy esta lloviendo con relámpagos y toda la cosa así que se cayó el sistema.



Bueno, los dejo.



Ya saben, espero sus reviews, sus comentarios, sus quejas.



P.D. Si me llegó a conectar lo primero que haré será publicarlo.

Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Parashell


ÚLTIMA OPORTUNIDAD



En King Cross



Un chico pelirrojo estaba esperando uno de los muchos trenes que llegan a la estación King Cross. Esta esperando a su hermanita que llegaba ese día del internado en el que estaba y donde se acababa de graduar.



Pero el internado donde estaba su hermanita no era ninguno común y corriente, como tampoco lo es el chico que esta esperando. Su hermana se acababa de graduar de la mejor escuela de Magia y Hechicería en el mundo, Hogwarts... y aquél chico es Ron Weasley, un auror que, a pesar de su corta edad, es muy conocido en el mundo mágico.



Ron miró el reloj y vió que el tren estaba a punto de llegar así que camino a través de las barreras 9 y 10 y, por arte de magia, desapareció sin estrellarse en la pared.



El expreso Hogwarts acababa de llegar cuando el pelirrojo atravesó el andén 9¾, un montón de niños, algunos vestidos como muggles y otros con túnicas, salían del tren, felices por haber pasado aquél año en Hogwarts.



Sonrió con melancolía recordando su último día en aquella estación...



***FLASHBACK***



King Cross: Regreso de Hogwarts, séptimo año.



Tres chicos se veían con gran tristeza mientras que a su alrededor todos sonreían con gran alegría ya que ninguno sentía, como aquellos chicos, lo que significaba dejar Hogwarts, lo que significaba no volverse a ver los rostros todos los días, lo que significaba no verse envuelto en algún problema, no sabían bien lo que significaba una amistad leal, incondicional y fuerte como la de aquellos tres chicos.



- Supongo que esto es todo ¿no? - rompió el silencio un chico pelirrojo.



- Vamos, Ron - dijo una chica de cabello castaño tratando de sonreír - nos seguiremos viendo ¿no?



- Claro - dijo sonriendo un chico de cabello negro y grandes ojos verdes.



- Seamos realistas ¿quieren? - dijo Ron molesto. No sabía porque pero estaba molesto, triste, enojado... y todo por aquella chica de cabello castaño - Hermione, tú te iras a Francia para estudiar en la Universidad Mágica de allá, Harry, tú estarás practicando para los mundiales de Quidditch en el equipo nacional de Londres mientras que yo estaré en Irlanda estudiando para ser auror.



- ¿Y eso evitara que nos veamos? - preguntó Hermione con el ceño fruncido - pensé que nuestra amistad era más fuerte que la distancia.



- Eso es cierto, Ron - dijo Harry - hay muchos medios para comunicarnos.



- ¡Pero no será lo mismo! - gritó el chico pelirrojo llamando la atención de la gente que quedaba de marcharse.



Los alumnos de Hogwarts que quedaban los miraron con lástima. Sabían que aquellos chicos eran muy unidos y que, si había alguien a quien le doliera marcharse de Hogwarts para siempre, eran aquellos tres chicos.



- Ron... - murmuró Hermione acercándose a su amigo - no importa donde estemos, siempre vamos a estar juntos.



Ron miró detenidamente a Hermione, sonrojándose como cada vez que estaba cerca de ella, trató de sonreír pero no lo logro.



- Ron - dijo Harry acercándose a su amigo - hemos vivido tantas cosas juntos, tantas aventuras - hizo una pausa -¡Vencimos a Voldemort juntos! Ahora ¿la distancia nos va a separar?



Ron miró fijamente a su amigo y sonrió al fin. Tenían razón, nada ni nadie los separaría, por mucho que fuera la distancia siempre iban a estar juntos, no por nada pasaron tantas cosas en Hogwarts, tantas peleas, tantas reconciliaciones, tantas aventuras... habían pasado tantas cosas como para que, al graduarse de Hogwarts, se separaran.



Los tres chicos se miraron y se fundieron en un abrazo, se iban a extrañar pero sabían que siempre iban a estar juntos...



***FIN DEL FLASHBACK***



Al recordar eso Ron no pudo evitar el sonreír.



Era cierto, a pesar de haberse separado durante todo un año, no habían dejado de mandarse cartas y, aquél verano, se juntarían en la Madriguera antes de partir hacia Bulgaria para ver a Harry jugar en los mundiales de Quidditch.



Ron volteó al sentir la mano de alguien en su hombro. Volteó y se encontró con una chica de cabello rojo, largo y lacio y de grandes ojos castaños. La chica le estaba sonriendo y Ron no pudo más que observar que su hermanita ya había dejado de ser una niña y ahora era toda una mujer pero, claro, eso era algo que no pensaba decirle ya que todavía seguía siendo el mismo hermano egoísta y celoso de siempre.



- ¡Ginny! - dijo Ron abrazando a su hermana mientras que las demás chicas que acompañaban a Ginny le gritaban cosas como: cuñada o preséntalo



Ginny se sintió realmente bien al recibir el abrazo de su hermano, realmente lo había extrañado porque, a pesar de haber pasado las Navidades en su casa, no había visto a su hermano porque este se había estado entrenando para ser auror y lo había conseguido.



- Hermano - dijo Ginny observando detenidamente a su hermano - has cambiado.



Eso era cierto, Ron Weasley ya no era el mismo chico que se había graduado de Hogwarts. Era cierto que, había ocupado uno de los tres lugares en los más asediados de la escuela, pero ahora era completamente diferente a ese chico de aires inocentes y dulce sonrisa. Era algo parecido a Draco Malfoy.



Tenía el cabello largo sujeto en una coleta, sus músculos habían crecido y su mirada expresaba dureza y frialdad pero, a pesar de eso, Ginny no pudo evitar notar que aun tenía esa chispa traviesa en sus ojos.



- La vida como auror - dijo Ron encogiendo los hombros.



- Pero tú todavía no eres auror, hermano - dijo Ginny sonriendo pícaramente.



- Eso es lo que crees tú, Gin - dijo Ron sonriendo - por mis excelentes cualidades y capacidades como auror - esto lo dijo con orgullo - me adelantaron y ya me gradué. Recuerda que para ser auror son tan solo 2 años.



- ¿Excelentes cualidades y capacidades? - preguntó Ginny con el ceño fruncido -¿desde cuando te volviste Percy?



Ron le lanzó una mirada asesina a Ginny pero después sonrió y miró su reloj.



- ¡Rayos! - dijo llevándose una mano a la cabeza - es tarde y nos están esperando en la casa.



- ¿Quién nos esta esperando? - preguntó Ginny.



- Mamá, papá, los gemelos, Hermione... - dijo Ron - y Harry.



Ginny palideció al escuchar ese nombre. Había estado tan feliz aquél último año en Hogwarts que ni siquiera había tenido tiempo para recordar a Harry [Bueno, en realidad me acordé de él muy poco... de acuerdo, todas las noches] pensó.



Ahora era demasiado tarde para ellos dos ya que ella había comenzado una relación con Matt Thoener (N/a: el chico con el que estaba en el capítulo de Harry), un chico que había estado en Ravenclaw y con el que había salido durante los últimos 2 veranos.



Sin embargo, aún recordaba la última conversación que había tenido con Harry...



***FLASHBACK***



King Cross: Séptimo año.



Estaba recargada en la pared de la estación observando como su hermano y Hermione discutían acerca de algo por enésima vez.



Después su mirada se dirigió hacia un chico de cabello negro y ojos verdes con un cicatriz en forma de rayo en la frente. El chico, como todo el año en Hogwarts, parecía estar sumido en sus pensamientos y ni siquiera miraba la acalorada discusión entre sus amigos.



Volteó a ver otra vez a su hermano y a Hermione cuando sintió que alguien le hablaba.



- Ginny...



Ginny volteó sorprendida a ver al chico.



- Dime, Harry - dijo sonrojada [¿Porque rayos me sigo sonrojando?].



- Yo... te quería pedir una disculpa por todas las tonterías que dije la otra vez, fueron estupideces, yo... estaba celoso - Ginny lo volteó a ver, sorprendida [¿Celoso? ¿Porqué?]



- ¿Celoso? ¿Tú? - preguntó Ginny sorprendida.



- Si - admitió Harry - pensé que Malfoy estaba metiéndote ideas en la cabeza acerca de Ron, Hermione y mías pero vi que estaba mal.



- ¿Y eso que tiene que ver con los celos? - preguntó Ginny con el ceño fruncido.



- Tenía miedo de perderte, aunque tú no lo creas eres muy buena amiga mía - dijo Harry acercándose un poco a Ginny [¿Una gran amiga? Bueno, eso es algo... no lo que yo quisiera pero...]



- Tú nunca me perderás, Harry - le dijo Ginny sonriendo, provocando que Harry se sonrojara.



- Lo sé, Gin, ahora lo sé - dijo Harry abrazando a la chica quien se sonrojó de sobremanera pero aun así respondió el abrazo [Te quiero, Harry]



***FIN DEL FLASHBACK***



- Gin ¿me oyes? - dijo Ron algo molesto porque su hermana no le prestaba atención.



- ¿Decías? - preguntó Ginny mirando a su hermano.



- Te decía que me dieras tu equipaje para ayudarte con tu maleta - respondió Ron.



- Si - dijo Ginny señalándole un baúl que estaba a un lado de un grupo de chicas y comenzando a caminar junto con su hermano hacia este.



Oyó al grupo de chicas murmurar cuando se acercaban a ellas.



Ginny soltó un suspiro...



- Ginny - dijo una de esas chicas - fue un gusto haber estado contigo en Hogwarts.



Ginny soltó una fingida sonrisa.



- Y dinos - continuó la chica -¿no nos vas a presentar a tú hermano?



- No - respondió Ginny cortante mientras Ron cargaba el baúl - vámonos...



Caminaron hacia la salida de King Cross y atravesaron el muro que dividía al mundo mágico del mundo muggle.



- ¿Cómo nos vamos a ir a la Madriguera? - preguntó Ginny.



- En eso - dijo Ron señalándole un carro deportivo de color negro - es mío. Me lo compré con mi primer salario.



- ¡Es genial, Ron! - dijo Ginny mirando asombrada el carro.



Ron sonrió al ver a su hermana tan contenta y subió el baúl al asiento trasero del automóvil, después le abrió la puerta a su hermana al momento en que ella subía feliz. Le gustaba ver contenta a su hermana y sabía que entre la felicidad de esta se encontraba su mejor amigo, Harry.



A pesar de que no le gustaba la idea de que su hermana saliera con su mejor amigo sabía que los dos serían felices por lo tanto no le quedaba de otra más que no enojarse cada vez que los viera juntos. Aunque, claro, estaba un pequeño impedimento: el novio de Ginny. De hecho, dándole la noticia a su amigo de que la pequeña Weasley tenía novio, fue como se entero que su amigo estaba enamorado de su hermana.



***FLASHBACK***



Irlanda: EMEA



Era día de visita para todos los alumnos del EMEA (Escuela de Magia y Entrenamiento para Aurores) y el único que no esperaba visitas era un pelirrojo que se encontraba todavía entrenando. Fue por eso que le sorprendió tanto cuando le anunciaron que lo buscaban, se limpió el rostro con una toalla y salió al encuentro de la persona que se encontraba en la sala de espera.



Entró y se encontró con un chico de cabello revuelto y negro además de grandes ojos verdes, lo reconoció por esos ojos ya que la cicatriz que antes poseía el chico ahora había desaparecido, ya no la tenía en el rostro.



- ¿Harry? - preguntó Ron asombrado por el cambio de su mejor amigo en tan solo tres meses que llevaban sin verse. Estaba mucho más alto y con más músculos, debido al entrenamiento de quidditch pero, aun así, seguía siendo delgado.



- ¿Ron? - preguntó Harry igual de asombrado que su amigo ya que este también había cambiado mucho. Su cabello rojo estaba mucho más largo que antes y sus ojos azules brillaban debido al cansancio, había crecido un poco y había adelgazado aun más de lo que ya estaba.



Los dos chicos se quedaron viendo unos instantes antes de fundirse en un fuerte abrazo.



- ¿Cómo has estado? - preguntó Harry.



- ¿Qué es lo que haces aquí? - preguntó a su vez Ron.



- Tengo partido contra Irlanda - respondió Harry -¿qué no te enteras de cómo van los mundiales, Ron?



- La verdad no - confesó Ron - con el entrenamiento ni tiempo me da para nada, al acabar lo único que quiero hacer es caer en mi cama y dormir.



- Quién lo diría, Ron - dijo Harry - antes yo hubiera pensado que yo sería el auror y tú el jugador de quidditch.



- Sí - admitió Ron - pero supongo que después de haberte enfrentado contra Voldemort nada es lo mismo ¿no lo crees?



- Eso sí... - murmuró Harry apesumbrado pero después sonrió -¿y cómo ha estado tú familia?



- Bien - respondió Ron - tú sabes, Percy: casado, Charlie: casado, Bill: CASADO...



- ¿Qué? - dijo Harry sorprendido -¿Bill se casó? ¿Cuando?



- Hace como tres semanas - respondió Ron - tratamos de contactarte pero no lo logramos y Hermione no pudo asistir debido a que se encontraba en exámenes.



- Hablando de Hermione - dijo Harry sonriendo -¿has sabido de ella?



Ron se sonrojó al momento en que asentía con la cabeza.



- Me escribió la semana pasada contándome acerca de como le fue en sus exámenes, sin sorpresa, primer lugar en todo...



- Vaya novedad... - murmuró Harry -¿y Ginny? - preguntó como si hubiera deseado hacer esa pregunta desde hacía mucho tiempo -¿cómo esta?



- Bien - respondió Ron arqueando la ceja -¿con qué crees que nos salió? - hizo una pausa - tiene novio.



Harry casi se cae de la silla al escuchar eso.



- ¿Cómo? - preguntó sorprendido.



- Sí, tiene novio - repitió Ron - llegó a la boda de Bill con el mismo chico que conociste el verano pasado ¿lo recuerdas? Matt Thoener - Harry asintió - bueno, pues es su novio desde hace un mes, mira que no decirnos pero el pobre chico no se la acabó ya que todos le hicimos un interrogatorio para... - hizo una pausa al ver el semblante pálido de su amigo - Harry ¿pasa algo?



Harry negó con la cabeza.



- Harry no me engañes...



- Bueno, Ron - dijo - no te vayas a enojar pero - tragó saliva - yo estoy enamorado de tú hermana.



- ¿Qué? - preguntó Ron sorprendido -¿cómo? ¿Cuando? ¿Donde?



- No lo sé - respondió Harry sonrojado - fue el verano pasado cuando me di cuenta de lo que sentía por ella - hizo una pausa - no puedo creer que tenga novio.



- No me digas que creías que te iba a esperar toda la vida - dijo Ron.



- Al menos gran parte de ella...



- Estas jugando, Harry - dijo Ron pero al ver el semblante de su amigo supo que era verdad lo que este le decía - de verdad que eres tonto.



- ¡Oye! - gritó Harry.



- ¡Es la verdad, amigo! - dijo Ron - tuviste a mi hermana a tus pies durante SIETE AÑOS y nunca te acercaste a ella ni nada y si, en séptimo descubriste lo que sentías ¿porque no hiciste nada por conquistarla?



- Por ti - respondió Harry más calmado - porque sabía que te ibas a enojar.



- No me quieras echar la culpa de lo que NO hiciste, Harry - dijo Ron.



- Bueno, ya, por cobarde - dijo Harry - tuve la oportunidad varias veces y las deje ir...



- Pues, bueno, Harry - dijo Ron - supongo que te lo mereces por tonto. Ahora es tiempo de que mi hermana trate de ser feliz con otra persona...



Harry asintió triste mientras veía a su amigo.



- ¿Tanto la quieres? - preguntó Ron viendo a su amigo quien tan solo asintió.



Se quedaron un momento en silencio mientras algo se planeaba en la cabeza de Ron.



- Este verano - dijo Ron.



- ¿Qué? - preguntó Harry arqueando la ceja.



- Este verano conquistaras a Ginny.



- Pero, Ron... elle tiene novio - dijo Harry.



- ¿Y qué? - dijo Ron encogiéndose de hombros - tú estabas primero en la lista solo que no te diste cuenta.



- ¿Y eso no me hace perder puntos? - preguntó Harry.



- Bueno, quieres a mi hermana ¿sí o no?



- Si - dijo Harry.



- Entonces ¿quieres conquistarla?



Harry miró fijamente a los ojos de su amigo y luego asintió.



- Muy bien esto es lo que haremos... - dijo Ron mientras le explicaba a Harry el plan que iban a llevar a cabo. Cada palabra que salía de la boca de su amigo hacía que en Harry surgiera la esperanza de que Ginny lo volvería a querer aunque debía de admitir que el plan que le estaba diciendo su amigo era vergonzoso y tenía lástima del pobre novio de la pelirroja.



***FIN DEL FLASHBACK***



Ron sonrió al momento en que emprendía el camino hacia la madriguera, donde sabía ya estaba Harry, sabía que su plan tendría éxito ya que, por la cara que había puesto Ginny al mencionarle al chico de ojos verdes, sabía que su hermana seguía queriendo a su amigo.



Definitivamente aquél iba a ser un verano para recordar...



*



*



*



Notas de la autora: Muy bien, sé que es mucha introducción acerca de lo que va a pasar pero quería aclarar como estaban las cosas entre todos después de un año de no haberse visto.



Este capítulo va dedicado a Angie Weasley, espero que te haya gustado y gracias por dejar tus reviews ya que me ayudaron, al igual que todos los demás, a seguir con la historia.



Bien, ahora haré algo que nunca antes había hecho pero creo que ya era tiempo: CONTESTAR REVIEWS.



Angie Weasley: Estoy de acuerdo contigo pero es que hay gente que suele callar lo que siente, por ejemplo, yo soy una de esas.



Jessie Weasley: Lamento que te hayas ofendido con la muerte de Hagrid pero debía de ser alguien a quien Harry quisiera mucho y fue el primero que se me vino a la mente.



Lavender G: Perdón por atormentarte pero ya no tardare tanto en subir los capítulos puesto que ya estoy de vacaciones.



Meluchi: Espero que te haya gustado el capítulo de Harry.



Melissa: También me gustan los de Hr/D y G/D.



Claudix-Felton: Gracias por tu apoyo.



Hermi y Sora: Gracias por sus sugerencias aunque no las haya usado las tome en cuenta para otra cosa que se vera más adelante en la historia.



Bueno, en el próximo capítulo lo que hicieron Hermione y Harry en su año después de Hogwarts.



Reviews¡¡¡¡














































Libro de visitas: https://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.Parashell


Notas de la autora: Antes de leer este capítulo es necesario que lean el capítulo que dice notas de la autora puesto que ahí aclaro un par de cosas que deben saber antes de comenzar a leer este capítulo. Gracias



Última Oportunidad



Todos en la Sala Común de Gryffindor estaban en completo silencio ¿la razón? Esa era su última noche en Hogwarts pero, aunque algunos de ellos volverían el año siguiente, había un grupo de chicos que jamás regresarían puesto que esa noche era su gran noche, su graduación. Los alumnos de séptimo año eran queridos por todos en Gryffindor ya que ellos habían demostrado en más de una ocasión ser los más valientes, divertidos y arriesgados, era por esas y otras razones más, por lo cuál los iban a extrañar.



Pero sí había alguien que en verdad los iba a extrañar era Ginny Weasley, la chica que en esos momentos estaba en un rincón viendo como todos se despedían de sus compañeros antes de que estos partieran a un salón que habían rentado en Hogsmeade para su fiesta de graduación.



¿Los motivos de Ginny para estar triste? Ese año se graduaban sus mejores amigos, sus únicos amigos en todo Hogwarts así que a partir del año próximo ella estaría más sola que nunca puesto que a ella todavía le faltaba un año por terminar.



Vio como su hermano bajaba las escaleras junto con su mejor amigo, Harry, los dos vestían túnicas de gala y se veían realmente apuestos. Ron traía una túnica azul oscuro que hacía que sus ojos azules resaltasen más mientras que Harry traía una túnica de color negro. Los dos chicos estaban comprobando porque eran los más asediados en Hogwarts.



Ginny se acercó a su hermano y a Harry, aunque a este último era al que menos quería ver.



- ¿Emocionados? - les preguntó Ginny sonriendo.



- Si le llamas emoción a la sensación de querer regresar la comida de esta tarde, sí - dijo Ron tocando su estomago.



- Eso fue porque comiste sin medirte, Ron - le dijo Harry con una sonrisa - además, apuesto que por muy dolor de estomago que tengas, vas a cenar como todas las noches y hasta más.



- ¿Acaso lo dudabas? - preguntó Ginny arqueando la ceja y sonriendo - después de todo, es la última noche de mi hermano en Hogwarts, debe de aprovechar.



- Uno: de verdad me duele el estomago; dos: no es comida de Hogwarts sino de Hogsmeade - interrumpió Ron - y tres: ¿dónde diablos esta Hermione? Quedamos de vernos aquí hace cinco minutos.



- ¡Por favor! - dijo Ginny -¿esperabas que, siendo su baile de graduación, estuviese lista a la hora indicada? Solo han bajado hombres de séptimo, ninguna mujer y, puedo apostar, que todas van a bajar al mismo tiempo - hizo una pausa - además ¿porque tanta prisa porque baje Hermione? Que yo recuerde, no se hablan desde...



Harry le hizo una seña a Ginny para que se callara al momento en que una sombra de dolor aparecía por el rostro de Ron.



- Tengo prisa porque, esta es nuestra última noche en Hogwarts y, aunque no hablemos, quiero pasármela con mis dos mejores amigos ¿de acuerdo, Gin? - fue lo único que dijo Ron antes de alejarse.



Ginny y Harry guardaron silencio después de que Ron se marchara, ninguno de los dos sabía que decir puesto que sentían que no tenían ningún tema de conversación. Antes, ese instante ninguno de los dos lo hubiera cambiado por nada pero, ahora, preferían estar en cualquier lugar menos en ese.



- Creo que se molesto conmigo - rompió el silencio Ginny.



- No lo creas, ha estado así desde la semana pasada - dijo Harry - aun no puedo creer que Hermione lo haya rechazado siendo que ella también esta enamorada de él.



- Algunas veces las mujeres podemos ser unas completas idiotas - murmuró Ginny sonrojada.



- También los hombres - añadió Harry viendo a la pelirroja - Ginny yo, te quería pedir una disculpa.



- ¿Por...? - preguntó Ginny viendo directamente a los ojos a Harry.



- Por lo que paso la semana pasada, por portarme como un hermano celoso - dijo Harry - yo sé que lo que menos te falta son hermanos así que... lo siento.



Ginny sonrió.



- Yo también lo siento, Harry, sé que no debí portarme de esa manera, tú solo estabas preocupado por mí como lo estarías si Hermione se hubiera besado con Malfoy ¿no?



- Sí - respondió rápidamente Harry - aunque...



- ¿Aunque, que?



Antes de que Harry pudiera responder las chicas de séptimo año comenzaron a bajar las escaleras arrebatando uno que otro suspiro de parte de los hombres de Gryffindor. Pero hubo una en especial, una que dejo sin aliento a la mayoría de los hombres, en especial a cierto pelirrojo. Era una chica de cabello castaño hasta la cintura, con una túnica ajustada de la cintura para arriba, debajo de la túnica llevaba un vestido de color celeste, la chica parecía un ángel.



- Hola - saludó la chica a Harry y a Ginny quienes la estaban viendo impactados.



- Hola, Hermione - saludó primero Ginny puesto que Harry parecía estar volviendo a su razonamiento habitual (n/a: ¿que era lo que esperaban? Es un hombre, tiene hormonas... horribles hormonas)



- Hermione, estas hermosa - le dijo Harry a su amiga lo que provocó que Ginny mirara el suelo, hecho que fue notado por Harry - de seguro cierto pelirrojo lo va a notar ¿no lo crees, Gin?



- Este... sí - respondió Ginny recuperando su sonrisa habitual mientras que Hermione solo se sonrojaba - hablando del rey de Roma - dijo señalando a Ron quien miraba impaciente hacia donde estaban sus amigos - creo que deben irse, no vaya a ser que mi hermano se convierta en calabaza.



Hermione solo sonrió mientras que Harry miraba indeciso a la chica, no deseaba marcharse, quería pasar su última noche con Ginny, confesarle lo que sentía pero, también deseaba estar esa última noche con sus amigos, con los que había compartido la mejor parte de su vida.



- Hasta mañana, Gin - se despidió Harry después de haber librado una lucha interna, siempre cabría el mañana para decirle lo que sentía puesto que esas vacaciones las pasaría en la madriguera.



- Hasta mañana, Harry - se despidió Ginny sonriendo. Por un instante había creído que Harry deseaba quedarse [Pero que tonta soy ¿cómo va a desear quedarse con su pequeña "hermanita" teniendo a sus mejores amigos esperándolo?] Se reprochó.



Los tres amigos, junto con todos los alumnos de séptimo, salieron de la sala común de Gryffindor para dirigirse hacia la salida de Hogwarts donde tomarían unas carrozas que los llevarían hasta Hogsmeade, a un salón llamado "Birke it Blues", ahí era donde se llevaría a cabo su baile de graduación.



Los tres amigos se subieron a una de las carrozas y esta partió rumbo al salón, los tres iban en completo silencio cada uno de ellos sumidos en sus propios pensamientos...



[Se ve hermosa ¿porque no se lo puedo decir? Claro, porque ella me rechazó, por que ella esta enamorada de Harry aunque... no sé... Harry no esta enamorado de ella y ella parece últimamente estar en la luna será que... ¿me habré adelantado a los hechos y no siente nada por él? Pero... ¡Ron, deja de pensar en eso! Ella, de una u otra manera, no te ama] pensaba Ron quien cada vez pensaba en más incoherencias.



[¿Porque no me dejo terminar de decir que lo quería?] Pensaba Hermione [de haber sido así no me hubiera ignorado olímpicamente esta semana pero, claro, siempre es más fácil echarle la culpa a él que a mí, yo tuve la oportunidad en la mano y no le dije nada ¿me atreveré algún día? Ojalá hubiera un hechizo para hacer esto más fácil, oh si... existen los filtros amorosos pero jamás usaría uno de esos...]



[Ginny... lo que me hubiera gustado estar con ella en lugar de con estos dos que, por lo que puedo ver, no van a disfrutar la noche ¿hasta cuando dejaran de ser necios y decirse lo que siente? Pero mira nada más quien habla, yo, el "Gran" Harry Potter quien no puede declarársele a una chica ¿porque con Cho me fue tan fácil? Oh si, Cho era una zorra mientras que Ginny no lo es... ¿Cómo es que no me fije antes en ella?] Pensaba también Harry.



- Recuerdan cuando... - dijo Hermione interrumpiendo los pensamientos de cada uno - nos conocimos.



- En el Expreso - replicó Harry - tú buscabas el sapo de Neville.



- Si - respondió Hermione con una sonrisa - recuerdo que no podía creer que te había conocido, Harry, aunque, después, me arrepentí de haberlo hecho.



Ron sonrió ante el comentario de su amiga mientras que Harry la miraba con el ceño fruncido.



- Claro, después de todos los problemas en los que nos metimos por tú culpa, Harry - dijo Ron con una sonrisa.



- ¡Oigan! No era mi culpa el que los problemas me siguieran - se defendió Harry - les juró que cambiaría lo que fuera con tal de no haber pasado por lo que hemos pasado, por no haber conocido a Voldemort, por que la gente que murió no hubiera muerto pero, sobretodo, porque ustedes dos y tú hermana, nunca se hubiesen visto en el peligro en el que estuvieron siendo mis amigos - terminó de decir Harry mirando tristemente a sus amigos, quienes tan solo intercambiaron una mirada.



- ¿Bromeas? - dijo Hermione sonriendo.



- A pesar de haber arriesgado nuestro pellejo muchas veces.



- De haber descifrado misterios que muchos magos no hubiesen logrado hacerlo.



- De haber estado a punto de morir más de veinte mil veces - añadió Ron.



- De todas esas lamentables muertes - secundó triste Hermione.



- No cambiaríamos lo que pasamos por nada del mundo - dijo Ron sonriendo.



- Hemos pasado por muchas cosas siempre los tres juntos - dijo Hermione también sonriendo - vivido aventuras que nadie jamás se imaginara ni vivirá.



- Y todo gracias a ti - terminó de decir Ron - además ¿cómo nos hubiéramos hecho amigos sin el sapo de Neville?



- Chicos... - dijo Harry sonriendo al igual que sus amigos - gracias.



- Además, no solo hemos pasado por cosas malas -dijo Hermione -¿recuerdan la vez que Moody convirtió en hurón a Malfoy?



- ¿O la vez que Hermione le pegó tremenda cachetada?



- También esta la vez que Hermione se echó la culpa por el troll - dijo Ron - aun recuerdo eso de: Nos podían haber matado. O peor, expulsado ¿ya tienes claras tus prioridades, Hermione?



- Eso creo lo bueno es que no nos expulsaron - bromeó Hermione.



Ron miró a Harry con cara de "no cambiara ni en mil años" y después sonrió. En ese instante la carroza paró y los tres chicos bajaron de estar para encontrarse con el espectáculo más fascinante que hubiesen encontrado en sus vidas.



El salón era una especie de jardín con fuentes y un enorme lago en medio de este, las mesas eran de color blanco mientras que había una especie de manta cubriendo todo el lugar aunque esta era transparente y dejaba de ver las estrellas. Las mesas eran para cuatro personas así que los tres amigos decidieron sentarse juntos. En una mesa larga donde estaban Dumbledore y los jefes de las cuatro casas: McGonagall de Gryffindor; Snape de Slytherin; la profesora Sprout de Hufflepuff y el profesor Flitwick de Ravenclaw.



- Bueno, otro año que se va pero este es aún más especial para ustedes puesto que es su última noche - dijo Dumbledore sonriendo - han pasado por muchas cosas cada uno de ustedes, unos más que otros -su mirada se dirigió hacia el trío, Neville y Malfoy -lo que los hizo madurar. Espero que recuerden sus años en Hogwarts como los más emocionantes y que siempre recuerden que, sus profesores y yo, estaremos ahí cada que nos necesiten que, esperemos, no sea muy pronto - todos rieron - han sido una generación, no la más especial puesto que esa se fue hace muchos años - vió a Harry quien tan solo sonrió, sabía a lo que se refería Dumbledore, estaba hablando de la generación de sus padres - pero sí una de las más peculiares - hizo una pausa - solo espero que a ustedes no se les ocurra hacer explotar el lago como lo hicieron ciertos pelirrojos hace tres años - Ron enrojeció hasta las orejas mientras que todos lo volteaban a ver - ahora ¡A cenar y a bailar!



De la nada aparecieron la comida y un grupo de música llamado Wizatches un grupo formado por dos chicos y una chica, quienes se dedicaban a cantar y a bailar mientras que los instrumentos se tocaban por sí solos.



- Me gustaría que Ginny estuviera aquí... - se le escapó decir a Harry pero tanto como Ron como Hermione lo habían escuchado.



- ¿Que dijiste? - preguntó Ron -¿dijiste que te gustaría que mi hermanita estuviera aquí, MI HERMANITA PEQUEÑA?



- Vamos Ron - dijo Hermione - Ginny es todo menos una pequeña, además, no me digas que no te habías dado cuenta de que Harry estaba enamorado de tú hermana.



- ¿QUÉ? - preguntó Ron sobresaltado -¿enamorado de mi hermana? ¿Cómo, cuando, donde, porque?



Harry soltó un suspiro mientras le lanzaba una mirada de falso agradecimiento a Hermione y volteaba a ver a Ron.



- Si, estoy enamorado de tú hermana ¿cómo? No lo sé, simplemente pasó ¿cuando y donde? En la Madriguera este verano, al verla con ese chico sentí unos celos enormes y fue cuando me di cuenta de que la amaba ¿porqué? Como te dije, no lo sé, a mi también me hubiera gustado estar enamorado de cualquier persona que no fuese tú hermana pero, desgraciadamente, así son las cosas y me enamore de ella como un completo idiota.



- No sí idiota ya estas - murmuró Ron malhumorado -¿y ya le dijiste? Porque sí me dices que han estado saliendo a escondidas te cortó el...



- ¡No, no le he dicho! - respondió rápidamente Harry poniendo sus manos delante de él como para defenderse - no he logrado decírselo, tú sabes que soy muy tímido.



- ¿Le piensas decir algún día? - preguntó Ron con el ceño fruncido.



- En las vacaciones, en la Madriguera - respondió Harry con una sonrisa.



- ¿Porque vas a esperar tanto? - preguntó Hermione - se lo deberías decir esta misma noche.



- Porque prefiero pasar la noche con ustedes dos.



- ¿Eso o es tú timidez? - preguntó Ron arqueando la ceja - porque, mira que te pueden ganar a mi hermana.



- ¿En una noche? - preguntó Harry.



- Yo no he visto a Malfoy desde el discurso de Dumbledore y ¿sabes? Él dijo que no iba a estar en el baile de graduación que tenía otros asuntos más importantes que hacer, eso me lo dijo Neville - dijo Ron sonriendo maliciosamente al momento en el que Harry palidecía ¿Malfoy estaría con Ginny?



- Harry - dijo Hermione tomando la mano de su amigo - por mucho que nosotros queramos que estés aquí sabemos que hay otra persona con la que tú quieres estar igual, o mucho más, que con nosotros así que ¿porque no nos haces un favor y te largas?



- Si lo dices así... - murmuró Harry fingiendo estar ofendido -¿cuál es la manera de llegar más rápido a Hogwarts?



- Supongo que puedes hacer el Accio y convocar tu saeta de fuego - respondió Ron sonriendo.



- Buen punto - dijo Harry sonriendo y poniéndose de pie - gracias - dicho esto abrazo a sus amigos y salió corriendo del salón dejando a sus dos amigos solos.







Ginny estaba paseando por el lago, estaba sumida en sus pensamientos, pensamientos que incluían a Harry [¿Porque nunca le dije lo que sentía? Soy una tonta... pero, supongo que he hecho bien en no decirlo puesto que él nunca se hubiera fijado en mí y así hubiera echado a perder la amistad que tantos años me costó obtener pero, aun así, me duele el hecho de tener que ser siempre su amiga, siempre la fiel Ginny...]



- Buenas noches - dijo alguien detrás de ella.



- ¿Draco? - preguntó Ginny mirando extrañada al chico alto, de ojos grises y cabello rubio -¿qué haces aquí? ¿No deberías de estar en tu graduación?



- Si, pero pensé que había algo mucho más importante que eso - dijo acercándose lentamente a Ginny.



- ¿Cómo que? - preguntó Ginny.



- Cómo tú - dijo acercándose por completo a la chica, tomándola de la cintura y besándola. Ginny se sorprendió bastante al recibir ese beso, por un instante le respondió pero después, el rostro de Harry apareció en su mente, así que empujó a Malfoy.



- ¡No, Draco! - gritó Ginny - no quiero que me beses, no esta bien.



- ¿Porque no, Ginny? ¿Porque estas enamorada de Potter?



- ¡Deja a Harry fuera de esto! - chilló Ginny - esto no tiene nada que ver con él o contigo, sino conmigo - hizo una pausa - yo no estoy enamorada de ti e, incluso sino estuviera Harry de por medio, no me fijaría en ti, no después de la manera en la que me besaste.



- ¿La manera en la que te bese? - preguntó Malfoy con el ceño fruncido - si no recuerdo mal ¡Tú me correspondiste!



- Mal hecho de mi parte - se reprochó Ginny - no debí de haber correspondido ese beso por lo más mínimo que este durara. Así que, si me disculpas, será mejor que me regrese a mi sala común y que tú regreses a tu baile de graduación donde, de seguro, tienes a miles de chicas esperándote - dicho esto se dio la vuelta para marcharse pero en ese instante, Draco tomó su brazo, obligándola a verlo.



- Tú no me vas a hacer esto, Weasley - dijo Draco acercando violentamente a Ginny hacia él - no me puedes besar y decirme que no significo nada.



- Pues es que es la verdad, no significo nada - repitió Ginny - así que, déjame por favor.



- Jamás - murmuró Draco volviendo a besar a Ginny quien trataba por todos los medios de soltarse entonces fue cuando se le ocurrió una idea, mordió fuertemente a Draco en los labios provocando que saliera sangre de este, quien se apartó bruscamente de la chica al sentir el dolor, después, golpeó a Draco en la parte que sabía más le dolía al chico y, por último, tomó la varita de este y le lanzó el Petrificus Totallus, haciendo que este se quedara inmóvil. Después, aventó la varita al lago y se echó a correr con rumbo al castillo.



Find me here


and speak to me


I want to feel you


I need to hear you


you are the light


that's leading me


to the place


where I find peace again



Hermione estaba viendo como la gente bailaba y soltó un suspiro [¿Porque no puedo estar con él como están todos los demás?]



- ¿Y ese suspiro? - preguntó Ron mirando fijamente a su amiga - no me digas que es porque estas triste debido a que Harry esta enamorado de mi hermana.



Hermione miró molesta a Ron.



- ¿Todavía piensas eso? - preguntó Hermione -¿hasta cuando, Ron?



- Hasta que confieses la verdad y me digas que te gusta.



- Pues eso nunca pasara, Ron, porque Harry no me gusta y haya tú si me quieres creer o no - dijo Hermione poniéndose de pie y echándose a correr.



you are the strength


that keeps me walking


you are the hope


that keeps me trusting


you are the life


to my soul


you are my purpose


you're everything



Ginny iba corriendo hacia el Castillo cuando sintió una mano en su hombro, sintió miedo [¿Cómo es que Malfoy se libró del hechizo?] se preguntó y sin dar tiempo para ver si lo que el chico era capaz de hacerle, se volteó, le dio un golpe y se volteó nuevamente para echarse nuevamente a correr pero en ese instante oyó un quejido que se le hizo muy familiar.



- ¿Harry? - preguntó Ginny sobresaltada.



- Bu... buena patada - fue lo único que dijo Harry poniéndose de pie con dificultad.



- ¡Harry! - repitió Ginny sorprendida -¿qué es lo que haces aquí?



- Venía a verte - respondió Harry haciendo un gesto de dolor en el estomago que era donde la pelirroja le había pegado.



- Creo que será mejor llevarte a la enfermería - dijo Ginny ayudando a Harry a caminar.



- Claro, y le diré a la enfermera que una muy linda pelirroja me golpeó - murmuró Harry - mejor vamos al lago.



- ¡No! - gritó Ginny - al lago no.



- ¿Porque no? - inquirió Harry.



- Porque... - trataba de decir Ginny - porque...



- Ginny ¿qué paso? - preguntó Harry al ver el semblante de la chica - porque creo que este golpe no me lo diste de la nada.



Ginny soltó un suspiro y le comenzó a contar lo sucedido al chico.



- ...entonces le di una patada en sus partes nobles y salí corriendo - terminó de contar.



Harry apretó los puños con furia [Ese Malfoy ¿cómo se atrevió a ponerle una mano encima a Ginny? Me las va a pagar...] se puso de pie con furia y comenzó a caminar con dirección al lago.



- ¡No, Harry! - decía Ginny tratando de alcanzarlo pero el chico no se detenía -¡No vale la pena!



- ¿Qué no vale la pena? - preguntaba Harry furioso -¡Claro que lo vale! ¡Ese maldito estúpido estuvo a punto de... tú sabes de que! Eso me las tiene que pagar.



- Harry ¡Basta! - gritó Ginny llamando por fin la atención del adolescente que vivió provocando que este se detuviera - Ya, basta, no tienes porque rebajarte al nivel de Malfoy. Primero: no lo valgo y, segundo: como te dije una vez, me sé defender sola y creo que eso quedo más que comprobado.



Harry la miró tiernamente.



- De acuerdo - dijo Harry - no le voy hacer nada a Malfoy pero solo quiero decirte algo, si vale la pena pelearse a golpes con Malfoy por ti.



Ginny se sonrojó ante lo dicho por el chico, después de unos instantes los dos guardaron silencio mientras trataban de decirse muchas cosas a la vez pero no podían.



[Vamos, Ginny, saca la valentía que tienes en ti y dile lo que sientes] pensaba la chica.



[Harry, díselo, dime ¿donde vas a encontrar un lugar más hermoso que este?] Pensaba el chico pero después otro pensamiento cruzó por su mente haciendo que sonriera.



- Ginny ¿me quieres acompañar a un lugar? - preguntó.



- ¿A donde?



- Tú solo acompáñame ¿quieres? - dijo Harry sonriendo al momento en que la chica sonreía y asentía - Accio Saeta de Fuego - de pronto, algo llegó a su lado tan rápido como Harry lo había invocado, el chico ayudo a Ginny a subir y después subió él, después emprendió su viaje hacia su lugar favorito: el campo de quidditch, el lugar donde se sentía más seguro y donde podría decirle, al fin, a Ginny lo que sentía.



and how can I


stand here with you


and not be moved by you


would you tell me


how could it be


any better than this yeah



Hermione se estaba paseando por el lago que estaba en el salón mientras oía una suave balada que el grupo estaba tocando. Ella la había escuchado antes, en la casa de Viktor Krum, el verano anterior, no le había prestado mucha atención pero ahora sentía que esa canción estaba dedicada para ella, una persona que era feliz con tan solo verlo, escucharlo, respirarlo, sentirlo. Él era su todo. Y su todo pensaba que ella estaba enamorada de otra persona ¿cómo alguien podía ser tan tonto?



you calm the storms


and you give me rest


you hold me in your hands


you won't let me fall


you still my heart



and you take my breath away


would you take me in


take me deeper now



- Aquí estamos - dijo Harry descendiendo de su escoba y ayudando a Ginny a bajar de esta.



- ¿El campo de Quidditch? - preguntó Ginny con el ceño fruncido -¿qué es lo que hacemos aquí, Harry?



Antes de contestarle, el chico se sentó en el suelo y le hizo una seña a Ginny para que se sentara junto a él, después de que la chica se sentó él comenzó a ver las estrellas.



- ¿Sabías que cuando estoy aquí me siento más valiente, más capaz de hacer las cosas? - preguntó viendo a la pelirroja a los ojos - es como...



- Si fueras otra persona ¿no? - terminó de decir Ginny al momento en el que Harry asentía - cuando era pequeña, solía ponerme la ropa de mis hermanos - hizo una pausa - supongo que el hecho de tener puros hermanos hombres hacen que una desee serlo así que estando con su ropa, al menos la de Ron, me sentía más capaz de hacer las cosas. Me sentía más capaz de bromear con los gemelos, de jugar con Ron, de platicar con Charlie, Bill o Percy, me sentía más capaz de ser lo que yo quería ser.



- Supongo que eso es lo que me pasa a mí en el campo - dijo Harry - cuando estaba allá arriba era como si todos mis problemas se marcharan, no existía Voldemort, mis padres nunca habían muerto, no existía Malfoy, Hermione, Ron, no existía nadie, salvo una persona - dijo mirando directamente a Ginny - la persona en la que nunca he logrado dejar de pensar, la persona que ha ocupado mis pensamientos desde hace muchos años aunque yo quisiera negarlo, la persona que siempre me escucho, me comprendió, me animo a seguir adelante.



- Déjame adivinar ¿Cho Chang? - dijo Ginny esbozando una débil sonrisa.



- No - dijo Harry mirando tiernamente a Ginny y acercándose un poco más a esta - Ginny Weasley - dicho esto cerró la distancia que los separaba uniendo sus labios con los de la pelirroja en un beso lleno de ternura.



you still my heart



and you take my breath away


would you take me in


take me deeper now



Ron estaba buscando a Hermione hasta que la encontró en el puente del lago. Ese puente parecía ser como de plata y tenía un listón blanco rodeándolo junto con unas rosas de color blanco incrustadas en el listón. Ron se tomó el tiempo para observar detenidamente a Hermione, quien se veía realmente triste [¿Estará así por Harry?] Pensó [¡Ya basta, Ron! ¡Deja de torturarte! Ella te ha dicho mil veces que no esta enamorada de Harry ¿porque te es tan difícil el creerle?] se acercó a la chica quien se sobresaltó al ver al pelirrojo. Aun así el no pudo evitar pensar que estaba más hermosa que nunca, con su pelo lacio hasta la cintura y con su cara a punto de llorar [¡Un momento! Hermione esta a punto de llorar ¿porque?] Ron se acercó hasta ella y antes de que pudiera decirle algo, la abrazó (n/a: ¿que pensaban? ¿beso? Todavía no)



Hermione respondió el abrazo y se echó a llorar, estaba tan triste que sentía que su corazón se encogía cada vez más y más. Ya no soportaba más, tenía que decirle a Ron lo que sentía, además, no podía perder nada puesto que el chico sentía lo mismo que ella.



- Ron... tengo que hablar contigo - dijo Hermione mientras se secaba las lagrimas - es sobre lo que paso hace una semana.



- Yo... Hermione, como te dije, yo no espero que correspondas mis sentimientos por ti. Puede que no estés enamorada de Harry pero sé que hay otra persona en tú corazón, otra persona que no soy yo - hizo una pausa - me he pasado todo este año pensando ¿quien puede ser? No sé me ocurre ninguna persona pero tampoco lo quiero saber, no soy masoquista ¿sabes? Además...



- ¡Te quieres callar por una vez en tu vida y dejarme hablar! - gritó Hermione - nunca me has dejado hablar y, tal vez, si alguna vez cerraras tu gran bocota podría decir que es lo que siento - hizo una pausa mientras miraba a un sorprendido Ron -¡TE AMO! Pero ¡ah no! El tonto de Weasley siempre quiere echarlo todo a perder adelantándose a los hechos ¿sabes? No sé ni como me he podido enamorar de ti puesto que eres la persona más impulsiva que conozco y sé bien que me vas a terminar haciendo daño, de hecho, ya lo estas haciendo - dicho eso dejo que las lagrimas que estaba conteniendo comenzaran a correr por sus mejillas, Ron trató de acercarse pero Hermione lo hizo para atrás - cada día de mi vida, desde que tenía diez años, he estado enamorada de ti pero el señor tenía que salir con puras chicas lindas ¿no? Así que ¿quieres que te crea que estas enamorado de mi? - se detuvo un momento mientras trataba de contener las lagrimas -¿sabes, Ron? Desearía, en verdad, estar enamorada de Harry, al menos él no se burlaría de mis sentimientos de la manera en la que tú lo estas haciendo - dicho esto se echó a correr dejando a un Ron muy sorprendido.



[¿Cómo es que esto cambio de esta manera?] se preguntaba mientras echaba a correr tras Hermione, no podía dejarla ir, no hasta que le dijera lo que sentía.



cause you're all I want


you're all I need


you're everything


everything



Ginny y Harry se separaron lentamente mientras los dos comenzaban a verse sonrojados. [¡No puedo creer que Harry este enamorado de mí!] pensaba Ginny emocionada [¡Wow! Ese ha sido el beso más intenso que he tenido en toda mi vida] pensaba Harry sonrojado.



- Harry... - iba a decir Ginny.



- Yo, Gin, sé que durante todos estos años has estado enamorada de mí - dijo Harry [¡Rayos! Eso se escuchó mal, trata de componerlo] - yo no me había dado cuenta de lo que sentía hasta este verano en el que te vi con ese chico, verte con él hizo que me diera, primero que nada, un ataque de celos y, después, me llevo a darme cuenta de que estaba perdidamente enamorado de ti - hizo una pausa - te amo, aunque puede que sea joven todavía pero sé que voy a estar enamorado de ti por mucho tiempo, probablemente, el resto de mi vida - vio a Ginny quien tenía los ojos llenos de lagrimas - creo que, como dijo Sirius - es cuestión de familia enamorarnos de las pelirrojas.



Ginny sonrió al momento en que se acercaba a Harry y le daba otro beso.



- Harry, yo también te quiero, siempre te he querido - murmuró - desde que tenía nueve años hasta la fecha, aunque he tratado de olvidarte no lo he conseguido - hizo una pausa - y me alegra no haberlo hecho - después los dos chicos se volvieron a fundir en un tierno beso.


cause you're all I want


you're all I need


you're everything


everything



Ron estaba buscando a Hermione por todo Hogsmeade hasta que la encontró, estaba en las afueras de la Casa de los Gritos. Había comenzado a hacer frío así que la chica se abrazaba a sí misma puesto a que su túnica era muy delgada.



- Hermione... - murmuró Ron pero la chica lo había alcanzado a oír así que se dio la vuelta y se encontró con los ojos azules del pelirrojo.



- Yo... Ron... te quiero pedir una disculpa - dijo Hermione.



- ¿Por?



- Por lo que te dije antes, no debí de haberlo hecho, estuvo mal - respondió la chica - y me quejo de ti por adelantarte a los hechos.



Ron sonrió.



- Entonces, supongo que somos más parecidos de lo que creemos ¿no lo crees?



Hermione sonrió también.



- Si lo creo.



Ron comenzó a acercarse lentamente a la chica, quien no retrocedió esta vez, los dos estaban decididos a hablar con la verdad, por más dolorosa que esta fuera.



- Tenemos que hablar - dijeron los dos al mismo tiempo.



- Sé que normalmente son primero las damas - dijo Ron - pero en este caso creo que debo ser yo el que hable primero. He estado enamorado de ti desde quien sabe cuando, todas las noches no hago más que pensar en ti y créeme no es algo muy sano el hacerlo - hizo una pausa - me la paso pensando en como hacerte enojar, reír pero no llorar, eso nunca ha sido mi intención porque te quiero, por que quiero estar todo el tiempo contigo, hasta que se me acabe la vida, hasta que deje de respirar, hasta ese instante deseo estar contigo.



Hermione tenía lagrimas en los ojos, nadie, nunca, le había dicho nada más bello.



- Yo... Ron...



Ron se acercó a la chica y le puso un dedo en los labios.



- Ahora sé que tú sientes lo mismo por mí y sé que no debí de haber sido tan tonto e impulsivo porque, de no haberlo sido, hace mucho que estaríamos juntos y nos habríamos abstenido de tantos problemas. Además...



- Ron - dijo la chica -¿porque no te callas y me besas?



El pelirrojo se sorprendió primero pero luego sonrió aceptando la propuesta de la chica, se acercó decidido a ella, la tomó de la cintura y la besó, ella pasó sus manos por sus cuello y comenzó a juguetear con el cabello del chico mientras este la acercaba más a él como reclamándola suya.



- Te quiero, Ron - dijo Hermione separándose de él - siempre lo he hecho y, siempre lo haré.



- Yo también, Hermione - respondió Ron besándola nuevamente.



and how can I


stand here with you


and not be moved by you


would you tell me


how could it be


any better than this



No muy lejos de ahí, en un lago cerca de un gran castillo un calamar gigante tenía algo entre sus tentáculos. Parecía ser una persona que no reaccionaba, tan solo movía los ojos, que parecían estar llenos de horror.



> pensaba la persona al momento en que el calamar lo sumergía por completo al agua.



*



*



*



Notas de la autora: De acuerdo, capítulo final algo cursi ¿no lo creen? Creo que lo debí de haber acabado en el baile pero me dio curiosidad por ver la reacción de algunas de ustedes al ver al adorado de Draco hundido en el lago, igual y hago un fic que se llame: Draco, el sirenito. No, no es cierto, no llegaría a tanto ¿o sí?



Bueno, gracias a todos por tenerme paciencia y más que nada por soportar el hecho de que quitara un capítulo que ya había subido donde había pasado ya un año pero creo que fue mejor terminarlo de esta manera ¿ustedes que creen? A mi, en lo personal, me gusto el final, así que espero que a ustedes también les haya agradado.



Quisiera agradecer a todas las personas que me presionaron para que acabara este fic ya que, si les soy sincera, no planeaba hacerlo pero, de repente, un review de una persona me hizo cambiar por completo de opinión, no voy a decir de quien pero creo que ella ya lo sabe.



Nuevamente espero que les haya gustado y que continúen leyendo mis fics ya que solo me faltan por terminar dos para tomarme un pequeño break donde dejare de escribir por un tiempo.



Para aquellos que leyeron "La leyenda de los Herederos" y que estaban esperando la segunda parte quiero decirles que no la va haber puesto que me he enterado quien es el personaje que muere en el quinto libro y esa persona tomaba un papel muy importante en este fic así que, a falta de todo, creo que no voy a seguir con la segunda parte.



Gracias nuevamente a todos en especial a: Mikuki_Potter, Angie Weasley y frodo_begginxs además de todas las personas que me apoyaron a continuar este fic.



Aunque sea el último capítulo ¡Espero sus reviews! Gracias





Cómo Hacer Jabón Casero, Metodos y Recetas 2023

 

Última Oportunidad - Fanfics de Harry Potter

Última Oportunidad - Fanfics de Harry Potter

Libro de visitas: http://gbooks1.melodysoft.com/app?ID=FictsHA.ParashellULTIMA OPORTUNIDAD Ron Weasley Séptimo año en Hogwarts, después de tantas cosas que

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-ultima-oportunidad-fanfics-de-harry-potter-2442-0.jpg

2023-02-27

 

Última Oportunidad - Fanfics de Harry Potter
Última Oportunidad - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/2618
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20