Un amor secreto no tan secreto (R/S) - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Dormía placenteramente hasta que el más maravilloso de los sueños irrumpió en mi cabeza.

Corría por el campo, llenos de margaritas y largos tallos verdes que me llegaban hasta la cintura. Lo ví parado al otro extremo y sin dudarlo me encaminé hacia el. Mi cabello jugaba con el viento mientras el me observaba contento con una sonrisa enorme de las que me encantaban. Aunque el tubiese 17 años y yo tan solo 14 lo amaba desde lo más profundo de mi corazón. Cuando llegué hasta el me avalacé sobre su cuerpo y enredé mis manos detrás de su cuello abrazandolo con todas mis fuerzas. Caímos sobre el cesped que ahora mágicamente era corto y y con rosas, ya no más margaritas. Me miró con cariño y pronuncio con aquellos finos labios rosas.

 

- Te amo Rocío -

Una sorisa se dibujó en mi cara, que llegaba desde una de mis orejas hasta la otra, acaricié su mejilla izquierda con mi mano y sentí como su piel se erizó, encurvé mis labios para contestar esas tres palabras tan hermosas y sinceras que me había dicho.

- Te amo Santiago -

Me paré cuidadosamente y tomé su mano ayudandolo a levantarse, ya no estabamos más en ese campo, ahora nos encontrabamos en la orilla de una playa desierta, caminamos descalzos en la fría arena mojada, mientras que las olas por segundos tocaban los dedos de mis pies. Una dulce melodía comenzó a sonar, me tomó con una mano por la cintura y con la otra delicadamente mi mano. Comenzamos a bailar, dando vueltas y vueltas hasta que la música se hizo más fuerte, comencé a aturdirme, lo solté y me tapé los oídos mientras hacía muecas de dolor al igual que el. Todo se volvió blanco....

La música de mi celular me despertó, lo tenía sobre mi mesa de luz. Con un brusco movimiento lo agarré con pocas ganas, había interrumpido el mejor sueño de mi vida. Froté mis ojos y sonreí, en la pantalla había una frase que me alegraba todas las mañanas.

"Nuevo mensaje de Santi"

Apreté rápidamente la tecla que daba a la opción de abrir y leí en mi mente "Despertate mi princesa, hay que ir al colegio". Me levanté rápidamente de mi cama y de un salto entré al baño que quedaba afuera de mi habitación, la primera puerta a la derecha del pasillo. Lavé mi cara con agua helada, era uno de esos días en que te morías de calor, cepille mis dientes, no iba a desayunar, quería ir sin dar mas vueltas a verlo. Por último me puse mi uniforme y me dirigí a la cocina donde me esperaban mis padres.

- Buen Día hija - me dijo mi papá quien quitaba la mirada del diario para dirigirla hacia mi.

- Hola pa, hola ma - salude sonriente.

- ¿Vas a desayunar? - me preguntó mi mamá sentandose a mi lado.

- No, quiero ir ya al colegio -

- ¿Ya? -

- Si, vamos -

No le dí tiempo a mi papá para dejar el diaro en la mesa de vidrio y lo tomé por las manos y lo llevé hacia el garaje. Me subí al auto blanco en el asiento del acompañante y ansiosa lo apuré para que entrara a mi lado. Le pedí que acelerara para llegar más rápido. Cuando llegamos bajé del auto, le di un beso en la mejilla y me quedé en la puerta esperandolo.

Cuando llegó nos quedamos mirando un segundo, no podíamos hacer alguna muestra de cariño frente a conocidos ya que nadie sabía de nuestra relación, nisiquiera una de mis mejores amigas Maria Emilia, su hermana.

 

- ¡Ro! - me dijo Emi a la vez que me saludaba con un abrazo.

Me tomó de la mano y me llevó adentro, yo simplemente daba vuelta mi cabeza para mirarlo, ahi parado en la puerta todabía sonriendome.

Ella se fue para su salón y yo al mío. La primera hora transcurrió aburrida, Historia. La segunda fue más divertida, Inglés, ya que nos dejaba hacer lo que queríamos cuando terminabamos las tareas asignadas. Cuando tocó el timbre para el recreo salí corriendo hasta la puerta esperando a María Emilia.
Cuando llegó bajamos por las escaleras.

- ¿Vamos al otro patio? - le pregunté disimuladamente

- ¿A qué? - me miró confundida

- Nose, es mejor -

- M... vamos - asintió

Fuimos a paso lento esquivando a los alumnos que venían en dirección contraria.
La zona del quiosoco estaba llena, por lo que todo era golpes. Nos quedamos paradas a un costado, yo buscaba con mi mirada a Santiago. Ella me miraba confundida. Serviços de finanças

- Volvamos, está lleno - me suplicó

- No, espera - dije poniendome en puntitas de pie, no lo encontraba.

En eso un estúpido de los alumnos más grandes del colegio cuando pasó me dió un golpe tan fuerte que me hizo caer al suelo.
Una mano me tomó del brazo, era demasiado grande como para ser de mi amiga asique miré al frente esperando encontrar a una personita, y si, era lo que yo esperaba.

- ¿Estas bien Ro? - me preguntó mientras me ayudaba a levantarme.

- Si, gracias Santi -

Nos miramos un rato, hasta que sentimos como un par de ojos nos observaban curiosos a un costado.

- ¿Pasa... algo? -

- No - contestamos al mismo tiempo

- Bueno, entonces ya vamos - me volvió a suplicar Emilia

- Esta bien, vamos -

Lo saludé con la mano y volvimos al patio anterior. Ahí nos econtramos con nuestro grupo de amigas. Dos de ellas me alejaron y comenzaron a hablarme al mismo tiempo.

- E,e,e, una sola -

- ¿Mañana vamos al cine? - preguntaron juntas

- Intuición melliana - chilló la más bajita

- Ya me tienen hasta la cabeza con intuición melliana -

- Bueno, pero... ¿Vamos a ir? - preguntó ahora la más alta.

- Si, preguntale a Agucho -

Seguimos hablando de macanas, mientras que mi mente estaba en otro mundo. Mi cuerpo se paralizó cuando lo vi parado charlando con unos amigos recostado en una de las ventanas. "Me está siguiendo jaja" pensé.

El recreo transcurrió muy aburrido, esepto por su mirada que de vez en cuando se encontraba con la mía. Volvimos a clases, horrible, como siempre... Quedamos con Emilia que a la salida yo volvía con ellos como todas las mañanas, solo que hoy iría a comer a su casa. Sonó el último timbre y me encaminé con Lucina hasta la puerta trasera. Ahí nos despedimos y me quedé esperando a los hermanitos.
Sentí como alguien me tapaba los ojos por atrás.

- ¿Emi? -

- No... -

- ¡Santi! -

Me di vuelta quitando esas dos manos y si, efectivamente, era el. Le sonreí y le di un beso en la mejilla. Entrelazamos nuestras manos y empezamos caminar hacia afuera, yo me frené de golpe haciendo que el se asustara.

- ¿Qué pasa? -

- ¿No esperamos que venga tu hermana? -

- No, vamos, ella sabe como volver - comenzó a reir

Fuimos hasta la plaza, donde nos sacamos unas cuantas fotos con su celular, en la fuente, en los bancos, en un árbol, si que sabíamos como pasar el tiempo. Llegamos a su casa y saludamos a sus padres. Entré a la habitación de mi mejor amiga y dejé mi mochila en su cama, cuando sentí que la puerta se cerraba atrás mío.

- ¿Y si llega ella? -

- No va a llegar, y si llega que se entere, ya es hora - dijo mientras me tomaba por la cintura.

- ¡Santiago! - le dí un pequeño golpe en el hombro.

- Dale, un beso -

- No -

- Un besito... - negué con la cabeza - chiquitito - hizo señas con sus manos

- Mmmm.. bueno - sonreí

Mis labios se unieron los suyos, que estaban tibios y humedos, nuestras bocas se movían cada vez mas aceleradas cuando sentimos como Maria Emilia saludaba a sus padres y se dirigía a su habitación donde nosotros estabamos.

- ¡En el armario! - me dijo riendo

Nos metimos en el armario, como el había dicho, estabamos un poco apretados, sentiamos como ella cantaba alegre. Comenzamos a reirnos, mientras que el seguía besandome.

- ¡Mamá mi ropa! ¡Te dije que no la guardes, si sabes que me la voy a poner! -

Sentimos como la manija se movió y bruscamente la puerta se abrió cuando nosotros estabamos en medio de un beso medio... movido, por así decirlo.
Empezó a gritar mientras se reía. Salimos de ahi.

- ¿No estas enojada? - pregunté apenada

- Como voy a estar enojada tonta - mientras seguía riendo - me parece que lo suyo es un amor secreto... no tan secreto - soltó una carcajada enorme.

- ¿Como? - preguntó santi muy confundido

- Todo el colegio saben que estan juntos, solamente faltaba una prueba evidente y aquí esta -

Sacó su celular y nos tomó una foto, en la cual el seguía aferrado a mi cintura. Comenzamos a reir nerviosos.

- No la voy a mostrar a nadie.... -

Suspiramos.

- ... todabía -

Fin...

Un amor secreto no tan secreto (R/S) - Fanfics de Harry Potter

Un amor secreto no tan secreto (R/S) - Fanfics de Harry Potter

Corría por el campo, llenos de margaritas y largos tallos verdes que me llegaban hasta la cintura. Lo ví parado al otro extremo y sin dudarlo me encaminé ha

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-un-amor-secreto-no-tan-secreto-rs-fanfics-de-harry-potter-3838-0.jpg

2023-02-27

 

Un amor secreto no tan secreto (R/S) - Fanfics de Harry Potter
Un amor secreto no tan secreto (R/S) - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/44156
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente