Un Ángel De Ojos Rojos. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Prologo.

Elser humano esta echo de carne y huesos, con un corazón palpitante. La sangrecorre por las venas y solo tenemos que sobrevivir. Un humano corre mucho peligroante un potente depredador, pero lo que yo e aprendido, es que el mas potentedepredador es uno mismo, el, considerado como el peor asesino del mundo
solonos quita el sufrir. Solo ahí una salida para escapar de todo y de todos
Lamuerte.


..

Youna simple niña de quince años, no podía estar sola en esta ciudad, en este país,en este mundo. Pero todos estaban equivocados cuando me dijeron, "ellos serán buenospadres, nada te faltara" ellos se equivocaron,todo me falto, y lo primordial, me falto amor.

Vagabapor las calles de la oscura ciudad, asía frio y cada vez amenazaba con soltarseuna terrible tormenta, era noviembre, época de frio.

 

Soloveía como las personas caminaban de un lugar a otro, yo era como un fantasma,nadie me veía ni me tocaba, ellos me ignoraban pero aun así no les guardabarencor, al contrario, les agradecía que olvidaran la hipocresía cuando vieran auna chica como yo vagando por aquí.

Marianay Carlos siempre me lastimaron, ellos eran mis padres adoptivos, pero solo sequedaron conmigo por la herencia, si ellos se asían cargo de mi hasta misquince años les darían parte de la herencia y otra aparte a mi, pero eso nopaso ellos se quedaron con mi parte también; el dinero no es importante parami, yo me conformaba con muy poco, pero desidia salir de esa casa cuando medieron mi ultima golpiza
me lastimaron mucho, tenia marcas en brazos, piernas,y una terrible cicatriz en mi ceja derecha, eso a causa de un latigazo que medieron.

Mesenté en una pequeña banca de color café ya gastada, esta cubierta por algunashojas, tenia mucho frio y mis labios se estaban poniendo de un color morado,eso era lo mas seguro. Un señor de ropas negras se sentó a mi lado, yo no lomire, solo intente calentarme, subiendo mis pies en la banca y abrasando misrodillas y darme un poco de calor.

-¿tienesfrio, pequeña?- una voz aterciopelada salió de ese señor. Solo asentí.- tomaesto- me tendió una especie de capa del color de sus prendar, negro.

-gracias-

-¿notienes que estar en tu casa pequeña?-

-notengo casa, no tengo nada- el señor asintió pensativo, sus faccionesangelicales y marmoleas, le daban un aspecto de Ángel.

-¿tegustaría venir a mi hogar? Te ofreceré comida y un lugar mas calientito que
esto- el señor era muy
bueno, peor no debería confiar en nadie.

-¿Quées lo que desea señor? No cualquiera hace eso por una niña que vaga por lascalles como yo-

-tienesrazón, pero lo hago porque tienes un gran parecido a mi
difunta esposa- ¿Qué podíapasar si aceptaba? No creo que me toque algo peor que lo que pasaba con marianay Carlos.

-estabien señor, acepto-

-gracias,y nada de señor mi nombre es, Marcos, Marcos Vulturi-

-unplacer-

Nosabia que con esto sellaba mi futuro, o mi condena a la muerte. No sabia a loque me metía, no sabia nada, una simple humana entrando a boca de lobo
o masbien a una boca colmilluda.

Elcastillo Vulturi.

Elser siempre una persona oculta tras una manta negra, No te hace ser menosimportante, tu misma puedes ser el centro del universo y no darte cuenta, si teven con odio sonríeles y verán que están equivocados en su pensar.

 



.

Elseñor me guiaba por las callecillas de la ciudad, tenia frio y la nocheamenazaba ya con caer.

-¿faltamucho por llegar?- lo voltee a ver.

-no,ese es mi hogar- mire a la dirección que el me señalaba con sus ojos.

Eraun gran castillo, era precioso y muy grande ¿vivirá solo? Era demasiado grandeeste castillo para el solo.

Caminamoshasta llegar a la puerta de ese enorme castillo, el señor abrió las puertas yme dejo entrar primero, la calidez del lugar me invadió asiendo sentirme con ungran alivio.

-¿ustedque es?-

-¿Porqué la pregunta pequeña?-

-porquevive en un castillo, solo los reyes, o los que tengan mucho dinero viven en unlugar así-

-yo
soy parte de la realeza pequeña, ya te explicare eso mas tarde- asentí y seguíal señor.

Recorríamospasillos, entrabamos a pequeñas habitaciones, pero al final salíamos por otrapuerta, empezaba a cansarme ya, era muy largo el camino y la verdad
no sabia adonde nos dirigíamos.

Observabalas bellas pinturas que se dejaba ver, eran
fascinantes.

-Adelantepequeña-no me había fijado que el señor había abierto una puerta más, donde sedejaban ver unas personas dentro de esta.

Caminedentro de la habitación, todos me observaban, sus caras me daban miedo, por temor, me oculte tras elseñor. Este, pasó un brazo a mi espalda alentándome a salir de donde estaba, noquería, me daba miedo.

-tranquila,todo estará bien- obedecí y Salí de mi lugar y con timidez me deje ver, unosseñores que se encontraban sentados frente a mi me observaban como muchacuriosidad y detenimiento, uno de ellos, el de pelo azabache me miraba con unasonrisa, pero sus ojos
eran inusualmente rojos.

-peromira lo que has traído marco, hermano- el señor de pelo azabache aplaudiócontento.

-¿porquela trajiste hermano?- pregunto un señor de pelo rubio.

-ellaserá mi protegida, y la adoptare, no importa si lo aprueban o no- el señormarcos sonó muy serio y convincente, él nunca me hablo de adoptar o proteger,solo que me brindaría techo y comida.

-tranquilohermano, que no te diremos nada, solo ten en cuenta de en que lugar esta-

-lose,por eso la pondré al cuidado de uno de los guardias con mas control-

-pues
bienvenida a nuestro hogar querida
¿Cómo te llamas?- me pregunto el señor depelo azabache.

-yo
Azurá señor- e ice una reverencia.

-unplacer pequeña Azurá- me devolvió la reverencia como en las películas.

Seempezó a acercar a mi el señor, cuando estuvo lo suficientemente cerca de mitomo mi mano, la junto con las suyas pero no tardo en soltarlas. Me miro como
asustado, pero después sonrió con ternura.

-pequeña,guardas demasiada inocencia en ti, eres una
luz- no entendía a lo que se refería,yo solo lo mire con curiosidad ¿de que me hablaba?

-pequeña,a lo que se refiere es que tienes un don, como todos nosotros, nosotros somos
vampiros-me dijo marcos.

Alescuchar eso me aleje un poco del señor, mi respiración se aceleró un poco aligual que mi corazón ¿vampiros? Baje mi mirada, no podía ser cierto, era poreso que sentía esa sensación. Cuando volví a levantar la vista no vi maldadasía a mi, sino mas bien maldad asía otras personas, era lo que sentía.

 

-estábien- fue lo único que dije.

-¿esoes todo?- dijo el señor de pelos rubios -¿no te soltaras a gritar o correr comolas demás, niña?-

-yo
no, porque ustedes sean vampiros no significa que no tengan alma, ustedestienen un sentimiento que jamás les podrán quitar ni aunque los llamenmonstros, son ángeles al fin y al cabo- todos me observaban con determinación, sus miradas me intimidaban,sentía que había dicho algo malo.

-yo
lo siento, no quise
-

-tranquila,eres la única persona que nos ha dicho algo así pequeña-

-entiendo-

-debestener frio y hambre, Heidi querida, dale algo de comer y llévala a una de lashabitaciones- hablo el señor de cabellos azabache. - Por cierto pequeña Azurá,Alec será el que te cuide-

Asentíy un muchacho de igual vestimenta que los demás camino asía a mi, la muchacha Heidi, me dirigió a unahabitación, donde me explico donde estaba cada cosa, también me explico que no tardaríaen llegar con comida.

Eljoven Alec, antes de retirarse me miro
con odio, como si la simple idea deestar en un lugar donde este yo le repugnara, no sabia porque, ¿acaso meodiaba? Apenas llegaba al castillo, no había motivo por que me odiara.

____

¡hola chicas! aquí esta un capitulo mas y sobre la otra historia, tratare de subir hoy ya que estoy con un trabajo de matemáticas, espero que entiendan, sin mas preámbulos, me despido.

Inocencia.

Lainocencia no es desde que se nace hasta que se crese, sino más bien desde quese empieza a perder el corazón. La inocencia se pierde hasta que uno decideactuar mal.

*****

Lamiraba desde mi ventana, ella era
diferente a toda humana y eso estaba mas queverificado.

Suolor, era inconfundibles, ella en todos los aspectos era diferente y no sabiasi para bien o para mal.

Llevabamas de un mes ella en el castillo, todos la cuidaban y la consentían, era comotener a una pequeña de cinco años, auncuando ella tenia quince, era dos años mas chica que yo, era una niña aun,incluso mi hermana la cuidaba demasiado, no entendía porque cuidar a unainsignificante humana.

Ellaestaba en el jardín, y mi ventana daba a esa vista, arodillada enfrente de un árboly observando unos pajarillos que estaban tirados en el suelo, ella sonreía.

Aunno entendía como ella guardaba tanta
mejor me callo, la cosa es que era demasiadobuena aun cuando la habían tratado mal, ella era demasiado inocente.

Tomouno de los pajarillos en sus manos y lo acuno, se puso de pie y beso sus manos,después las abrió y dejo que el pajarillo volara. Ella feliz de hacer algobueno se arrodillo de nuevo y volvió a hacer lo mismo con el otro pajarillo.

Ellatan inocente y pura, estando viviendo con demonios que solo opacaban su purezay sencillez.

Laodiaba, si, pero no porque me callera mal, sino mas bien, porque ella era tanpura e inocente que no se da cuenta que en cualquier instante puede perder lavida.

Areuna promesa, mientras ella este aquí y mientras yo siga "vivo" la protegeré,pero siempre manteniendo la distancia correcta.

Ellase le quedo viendo al cielo y después sonrió, como si alguien le hubiera dichoalgo, ella negó con la cabeza y después sonrió tapándose su boca, me dio curiosidadque era lo que pasaba.


__________

este capitulo es corto, pero es que es la vista de alec, la otra sera mas interesante, se los prometo chicas.

 

Un angel de ojos rojos 1

Lapequeña luz.

Eraviernes, y era un día nevado. Yo con mis ropas de franela para mantenermecalientita.

Algunosde la guardia Vulturi habían salido a cumplir una misión, llevaba lo suficienteviviendo en este lugar como para entender que ellos eran necesarios, a mi puntode vista ellos eran buenos también, solo que excedían su
autoridad.

Siellos no existieran, los vampiros estarían fuera de control, y humanos como yocorrerían mucho peligro, no digo que no los corramos, pero seria evidente quecualquier humano estaría en peligro si hubiera vampiros sueltos.

Enesa misión habían ido jane, Félix, Demetri, Afton, Renata y Alec. La verdad yosentía un presentimiento desde que se fueron, y un poco antes también sentíaalgo, no sabia si era bueno o malo.

Estabaen mi cuarto, con mi nueva mascota, era un periquito hablador, me encantabaademás de que lo había encontrado lastimado en el jardín del castillo, así queyo me encargaba de alimentarlo.

-aquíesta el alimento que pediste y tu comida-

-graciasHeidi- ella
era muy buena conmigo.

-¿creesque se coma eso?-

-es
si, es lo que comen ellos-

-claro,sigo pensando que es basura-

-esque
para ustedes cualquier
comida les sabe mal-

-notoda querida- ella sonrió abiertamente, mostrando su dentadura brillante yblanca.

-si
claro- mire a mi periquito, se llamaba Niki.

-comer
comer- empezó a hablar Niki, era
divertido escucharlo, sonreí y le di un pocode alimento.

-sigopensando aun, ¿Cómo le haces para tener paciencia con ese
animal-

-Heidino le digas animal porque
- era tarde.

-perra,perra, perra, perra- empezó a canturrear, Heidi abrió la voz en una perfecta O.

-¿meesta diciendo perra ese
pajarraco?- ella estaba incrédula.

-es
si pero
no le gusta que le digan animal, dile Niki-

-mejorme voy, no valla a ser que tu
Niki, muera esta noche-

Vicomo Heidi desfilo asía la salida y dio un portazo, mire la puerta y después aNiki, y empecé a reír suavemente.

-esoesta mal Niki, no le digas perro a una persona-

-si,si, Niki, Niki- siempre repetía las cosas, pero a mi me
contestaba bien.

Salía dar un paseo por los pasillos del castillo, estaba aburrida y Niki estabadormido, aun no sabia que era si niño o niña.

Seriabuena idea ir a visitar a marco, el me cuidaba además de que me platicabahistorias de su época, eran
divertidas y entretenidas.

-¿vamosa ver a el señor marco, Niki?-

-papámarco, papá marco-

-noNiki, es el señor marco-

Nikiestaba en mi cabeza, él estaba posado delicadamente en mi cabeza tratando de noencajarme sus uñas.

Caminamos,camine por el pasillo hasta llegar a la gran sala. Abrí la puerta, trate de hacerlosilenciosamente. Asome un poco mi cabeza pero solo se vio Niki.

-Azurá,querida, adelante-

-es
gracias-

Pasesilenciosamente adentro de la sala, bueno trate de ser silenciosa pero Niki noayudaba mucho.

-papámarco, papá marco- empezó a canturrear.

-¡Niki!-marco sonrió con ternura al escucharnos discutir Niki y yo.

-tranquila,no me molesta-

 

-hum-

-¿Quépasa querida?- me pregunto Aro.

-esque
estaba un poco aburrida en mi cuarto y
-

-claro,ven aquí- marco me alentó a ir a donde él estaba. Yo camine asía el.

Todala tarde nos la pasamos platicando, incluso Aro y cayo hablaban sobre sus anécdotas,me interesaba saber sobre lo que había pasado en esos siglos, sabia que elloseran viejísimos, muy antiguos, me era divertido el que abecés entre ellos mismose reían, ya que hablaban como si fuera aller, parecían hermanos.

Entonceslas puertas se abrieron estruendosamente, Félix y Demetri entraron con uncuerpo cubierto de telas negras, y ellos dos tenían sus vestimentas suscitas yrasgadas, como si hubieran sido atacados por un can, los tres viejos sepusieron serios y Aro se paro de su asiento, camino asía Demetri y Félix,mientras estos ponían con suma delicadeza el bulto en el suelo.

-¿Quées lo que paso?- pregunto Aro.

-losneófitos nos triplicaron, eran demasiados y Alec
- jane que estaba de tras de ellos se posicionoa lado del cuerpo de su hermano, enfrentando a Aro.

Sucara de Ángel lucia demacrada, sus ojos negros y debajo de ellos, un color lilamuy intenso. Se veía el dolor en su cara, dolor por aver perdido a su hermano ysu única familia.

Mirespiración se detuvo un momento para después acelerarse ¿Alec estaba
muerto?

Unalágrima salió de mi ojo derecho, me pare de mi lugar, Niki estaba posicionadoen el asiento de aro, solo observando, el sabia cuando guardar silencio.

Camineasía donde estaba el bulto, algo me atraía de el, sentía tristeza y un dolor enmi pecho.

Meposicione enfrente del bulto, que era Alec, me arrodille a su lado, quitándole lastelas de su cara. Un sollozo salió de mi, su cara estaba pulcra da por eldolor, un dolor que no sabia a ciencia cierta porque estaba ahí, sus faccionesangelicales lo definían.

Quitela tela negra que lo cubría, se la quite con mucha delicadeza, toque su mejillay estaba fría, ahora si era un muerto, su cuerpo ya no tenia
vida.

Pusemi mano en su pecho, en donde se encontraba un corazón muerto, fue solo unimpulso, mi otra mano la puse encima de esta, un calor me recorrió por completoy una luz empezó a salir de mis manos, no sabia que era.

Mirespiración se empezó a agitar mas, lagrimas salían de mi y sentía como elcalor que recorría mi cuerpo salía por mis palmas de mis manos. La luz eradorada, e irradiaba calor. No sabía que asía o que pasaba.

Después
la luz se apagó.

Jadeabapor lo que había pasado, me sentía cansada y sentía mi cuerpo temblar, ¿Qué habíapasado?

-¡¿Quéle hiciste a mi hermano!?- jane salto a mi lado, yo caí de espaldas por la impresióny el empujón que jane me había dado.

Estabaen un especie de shock, mis ojos estaban abiertos y mi respiración agitada,pero aun así o reaccionaba, voces se empezaron escuchar, eran murmullos suaves y lejanos.

Janeestaba apunto de saltar a mi y matarme cuando
el cuerpo demacrado de Alec me cubrió,era
extraño y escalofriante, Alec se había
levantado, como si solo hubiera estadodormido.

Janese detuvo de un solo golpe cuando vio a su hermano levantarse, ella al igualque todos estaba estupefacta, callo de rodillas y empezó a sollozar.

-Azurále a devuelto la vida a Alec-

 

¿lavida? Yo había dado vida a Alec de nuevo, no lo sabia a ciencia cierta como,solo estaba claro algo, que lo que sea que paso me debilito demasiado, hastaque mis parpados empezaron a pesar y me deje caer en el agujero obscuro que seempezaba formar.

-Azurá
pequeña, te cuidare, tranquila- esas palabras salieron de un hermoso Ángel, un Ángeltan irreal que dolería verlo.

Loque había pasado hoy fue tan extraño, de un momento a otro todo se derrumbo, enla mañana estaba feliz y ahora estaba
inconsciente y muy débil.

Un angel de ojos rojos 2

Cumpleaños16.

Hoy,era sábado y no era cualquier sábado
era mi cumpleaños, hoy cumplía dieciséisaños.

Nosabía si en el castillo se habían enterado, ya que solo marco y aro lo sabían,Cayo no lo sabia y que no le interesaba mucho que digamos. Me quede en mi camaaun recostada y cubriéndome con los cobertores para permanecer calientita, aunrecordaba lo de aller, ¿Cómo estará Alec? ¿Se encontrara bien? ¿Le abre hechodaño?

Lapuerta empezó a sonar, o sabia quien eray si no los dejaba entrar, menos sabría quien era.

-adelante-yo me quede aun acostada en mi cama.

Ami cuarto empezaron a entrar Heidi que entraba con un pastel de chocolatemediano, cayo, Aro, marco, Félix, Demetri, jane y Alec
este ultimo entraba conuna cara de
pocos amigos, la sonrisa que se me había formado se fue esfumandopoco a poco, Alec me odiaba y ahora con mas razón, de seguro lo había lastimado.

-¡felizcumpleaños Azurá!- gritaron todos, o la mayoría.

-gracias-conteste sonrojada.

-venaquí- Félix me levanto quitándome mis cobertores por completo, así frio.

-ohFélix
tengo frio- empecé a temblar en sus brazos.

-ohperdona- me dejo en el suelo pero yo
estaba descalza.

-¡Félix!-salte desde el piso a mi cama y me abrigue como pude con los cobertores, Heidi seme acerco con mis tenis, ella había dejado mi pastel en el escritorio, jane me tendióuna chamarra y unos guantes. Me los puse y ahora si pude ser llenada de abrazosy felicitaciones.

Todala tarde se la pasaron en mi cuarto, dándome algunos regalos y acompañándome mientrasyo me comía mi pastel, me cantaron feliz cumpleaños, y me desearon felicidadesde nuevo, solo había uno que no hablo en ningún momento, Alec.

-creoque es hora de que ya nos vallamos, es muy tarde y
nosotros te tenemos unregalo para mañana-

-¿Quées aro?- pregunte curiosa.

-mañanate iras de compras al centro comercial, y no tendrás limitaciones, podráscomprarte lo que quieras, te daremos una tarjeta de crédito que no tiene limite
-

-¿enserio?-estaba sorprendida.

-claro,te lo mereces-

-esoes
genial, muchas gracias-

-denada, pero tendrás que ir acompañada-

-loque ustedes digan-

-bueno,mañana te pasaran a buscar, saldrás temprano para que regresen temprano ¿deacuerdo?-

-claroque si-

Estabaque explotaba de felicidad, me dejarían comprarme lo que quisiera eso es
genial. Todos empezaron a salir de mi cuarto, uno a uno, pero Alec fue elultimo, el me dejo una pequeña tarjetita en mi escritorio a lado de mi pastel,cuando se salió y me quede sola, serré la puerta y me dirigí a abrir latarjetita.

"felizcumpleaños"

Eratodo lo que decía esta, pero aun así
me saco una sonrisa, no estaba enojadodel todo. Tome la tarjetita y la estampe en mi pecho sonriendo como nunca, "graciasAlec" susurre yo para mí.

 

Guardaespaldasen el centro comercial.

Hoyera el día esperado y ansiado, hoy cobraría mi regalo ya que iría al centro comercial.Estaba muy emocionada, jamás me había ido de comprar así que esto seria nuevopara mí.

Melevante de mi cama y me fui directo al baño, donde me di un baño rápido, tratede alargarlo pero no pude, los nervios me ganaban y asía las cosas mucho mas rápido.Cuando Salí busque que ponerme, me puse mi ropa interior claro, y un pantalón demezclilla color negro, una blusa de manga largas y de cuello de color crema, unchaleco de lana color negro y me puse mis converses negros con blanco. Me peinedejando mi pelo agarrado y de ladito, me puse una chaqueta y
me quede sentadaen la cama.

Estabatan nerviosa, ansiosa, feliz, de todo un poco, todo eso asía que yo no mepudiera calmar nada.

Pasaron diez, veinte, media hora y nadie venia.Faltaba cinco minutos para las doce del medio día y alguien toco mi puerta,casi corrí y me estampe contra la puerta. Abrí de un jalón y quede estupefactacuando Alec apareció ante mí.

-¿estaslista?-

-¿tuiras conmigo?-

-notengo otra alternativa-

Asentíy solo tome las llaves de mi habitación.

Salimosrumbo al garaje de los vulturis, donde desfilaron barios autos, eran marcas muy bonitas y la verdad yo no sabía nada de esto, peor habíauno que me había llamado la atención, y era en el cual nos iríamos.

-¿nosiremos en este?- pregunte incrédula.

-siquieres escoge otro-

-no,me refería a que
me refiero que es un estupendo auto y es bellísimo-

-gracias,es mio este auto cada quien tiene el suyo-

-¿creesque yo también tenga uno?- pregunte mordiéndome un labio. El se me quedo mirandoy después hablo.

-puedeque si, pero eres pequeña aun-

Meizo un ademan para que entrara al auto y así lo ice, el condujo hasta el centrocomercial, teníamos que salir de vulterra ya que en un pueblito como este o habíanlujos como un centro comercial, el condujo por toda la carretera.

Cuando llegamos nos bajamos y nos dirigimos alinterior de este. Si por fuera era
enorme, por dentro era más.

Todala tarde nos la pasamos comprando ropas, zapatos, collares, anillos, perfumes,maquillajes, de todo.

Elsolo me seguía por detrás y mirando todo con recelo, pero más de una vez lesaque una sonrisa.

-¿yeste me queda?- ice algunas poses con elvestido rojo casi miniatura.

-tevez genial, te queda bien-

-gracias,me lo llevare-

Meestaba probando vestidos y había convencido a Alec de que el fuera mi critico,ya que por ser hombre sabría si gusta o no, cuando me vio con un sombrero de playa ylentes de sol se echo a reír, sabia que era ridículo esto ya que estábamos casillegando a navidad.

-¿piensasusar eso en navidad?-

-hum,no lo había pensando así, creo que seria una buena idea- le di una sonrisa.

-claro,te dirán loca-

-quedigan lo que digan, yo impondré moda usando calor en frio-

-claro-

Seguimoscon mas cosas, fuimos a una joyería, donde un collar llamo mi atención, eraprecioso. Era un guardapelo, era dorado, se abría y podría poner unas dos fotosen miniatura, en la plaquita que tenia enfrente tenia algo escrito "para la luzde nuestros ojos" esto sonaba mas a un regalo de unos padres a su bebe. Me llamotanto la atención que
lo tuve que comprar.

 

-¿espara su bebe señorita?- me pregunte la ancianita que me estaba atendiendo.

Sile desea que solo lo compraba porque y sentía esa necesidad me tacharía deloca.

-si,es un regalo para mi hija- le sonreí lo mas normal posible.

-esun bonito collar, esto significa protección, la protección que sus padres le darán-

Entoncesllego Alec, la señora lo miro y luego a mi.

-felicidadesseñor, llevan un buen regalo para su hija- nos felicito.

Tomeel brazo de Alec y me acerque a el diciéndole todo, le dije que me siguiera.

-estoyseguro que si, su madre lo a escogido- el sonrió y me tomo de la cintura, ¿estoera parte de la actuación?

-aquíesta, felicidades por su hija entonces-

-gracias-dijimos al unísono Alec y yo, salimos de la joyería y Alec aun me tomaba de lacintura, aun caminamos así y después me soltó cuando no estuvimos a la vista dela ancianita.

-¿nuestrahija?- pregunto divertido.

-esque si le decía que compraba este collar porque sentía una necesidad de hacerlome tacharía de loca, este medallón es para un bebe-

-claro,es hora de irnos, esta obscureciendo-

Asentíy nos dirigimos al auto de nuevo, este iba repleto de bolsas y cajas, aun seguíapensando porque esa necesidad de comprar el collar.

Hoyme había divertido mucho y me sentía orgullosa de haberle sacado más de una vezuna sonrisa a Alec.

Laniña perfecta.

Hoysalíamos del castillo, Alec me acompañaría ya que no debían dejarme sola.

Saldríaa comprar algunas cosas que necesitaba, eran cosas personales y femeninas
creoque me especifique perfectamente bien. Caminábamos por las callecillas, el me dirigíaya que no sabia donde quedaban las tiendas y todo eso.

Losdos íbamos en completo silencio, no hablábamos y solo lo asíamos cuando era necesario. Al llegar a la tienda compre lo que necesitabay compre lo suficiente como para casi un año, así no tendría que preocuparme denada.

Salimosde la tienda y retomamos el camino asía el castillo, pero para eso teníamos quepasar por las callecillas de antes. Solo que esta vez fue diferente, ya que enuno de los pasillos se escuchaba un llanto.

-¿escuchaseso Alec?- le pregunte, quise estar segura de lo que escuchaba.

-esun bebe
pero huele a vampiro-

Asentíy camine asía el callejón, Alec tomo mi hombro y me detuvo, lo mire suplicanteeste suspiro y se puso delante de mi, el empezó a caminar observando todo yoliendo el aire.

Cuandollegamos a la fuente del llanto, observamos un bulto, era unas sabanitas decolor rosa, eso quería decir que era una bebita.

Adelantea Alec y me apresure a tomar a la bebé en mis brazos, era una preciosa niña detez pálida pero no tanto como Alec.

-esuna niña ¿Quién la abra dejado sola aquí?- voltee a verlo.

-nolose, pero debemos llevársela a Aro, tiene que juzgarla y si es peligrosamatarla-

-¿Qué?¿Matarla? Es solo un bebé- casi le grite.

-esoa mi no me importa, puede ser peligrosa y tu no deberías estar cargándola-

-peroes solo un bebé, no puede hacer nada ella
- gemí cuando ella mordió mi pecho, tenia hambreestaba segura.

 

-damea esa cosa, ¡vez lo que te izo!- él se acercó a mi y la niña empezó a llorar.

Yola acerque a mi y no me importo lastimarme la herida que me había echo lapequeña. La apreté a mí y me aferre a ella.

-no,yo la cuidare y no la tocaras-

-temordió maldita sea- estaba enojado, lo sabia.

-ellasolo tiene hambre-

-¿yestas esperando a que se alimente de ti?-

-no,pero también puede comer comida humana, puedo darle un biberón con leche-

-¿ydonde rayos encontraras eso?-

-tengoun biberón en el castillo, son de mis recuerdos que lleve cuando llegue alcastillo, le puedo dar leche que le voy a preparar-

-eresuna maldita suicida-

-sipor cuidar a un bebe me consideras suicida
si, lo soy-

Caminecon la bebita en brazos, cubriéndome con su mantita mi herida que me había echo,Alec no tubo más remedio que seguirme. Me dolía la herida pero ahora lo que másme preocupaba era la decisión de aro sobre el bebé.

Serésu madre.

Cuandollegamos al castillo nos dirigimos a la sala de los tronos. Alec me dirigía porlos pasillos tomando mi cintura, ya que cuando entramos barios de los vampirosolieron mi sangre de la herida que tenia.

Sabiaque pasaría si entraba al castillo con está herida. Alec abrió la puerta de lasala y entramos dentro, donde Aro, marcos y cayo estaban sentados en sustronos, jane y los demás se encontraban alrededor de la sala.

-querida,¿pero que nos traes?- él se acercó a mi con una sonrisa en su rostro.

Yopor un acto reflejo di un pazo atrás, la bebita que estaba en mis brazos se empezóa mover mucho. La empecé a mecer y calmarla un poco.

-esuna bebe que encontramos en un callejón de la ciudad, es un semi vampiro- habloAlec, yo no había podido hablar por el miedo que tenia.

-hum,interesante, ¿podría verla pequeña?- extendiósus brazos en mi dirección.

Yome acerque un poco a él, destapando un poco a la niña. Ella abrió sus ojitoscolor azul, y miro a Aro.

-peroque preciosa criatura, ¿Qué asía una pequeña como ella en un callejón y sola?-

-nolo sabemos señor, pero el lugar no tenia ningún olor mas que el de la niña- Alecestaba mas que serio.

-hum,entiendo
pero querida ¿Qué te paso ahí?- señalo mi herida en mi pecho.

-laniña tiene
hambre y
-

-¡¿esote izo eso?!- marcos salto de su lugar, estaba enojado y la bebe se había asustadocon el grito que había echado marcos.

-ellano tiene la culpa- intente defenderla.

-esun monstruo- hablo cayo.

-nolo es, es solo un bebe, no tiene culpa de nada- me estaba enojando.

-temordió y da gracias a dios que no tiene veneno-

-puesprefiero que me muerda a que ande por ahí sola y lastimando a mas gente, ellano sabe lo que hace, es solo un bebe entiéndalo-

-tranquiloshermanos- trato de tranquilizar Aro - ese pequeño bebe no tenia conciencia delo que hacia-

-Aroy todos aquí presentes, la niña no tenia conciencia de sus actos, estaba sola yno sabe como portarse, yo me are cargo de ella-

-¿Qué?-casi todos hablaron a la vez, Alec se me quedo mirando con el seño fruncido.

-yoseré su madre, yo me quedare con la niña y la cuidare-

-sies lo que deseas pequeña, solo te digo que ese bebe es una responsabilidad-

-lose,y are todo por cuidarla y protegerla de todos-

 

-bueno,pues mis queridos hermanos tenemos a una nueva integrante-

-deberíasir a curarte Azurá, la
niña tendrá hambre y tu olor no sirve de micho-

-claroyo
- no continúe porque la niña puso su manita en mi pecho, donde yo tenia miherida.

Lapequeña manita de la bebe empezó a desprender una luz dorada, sentí un calor enmi pecho y sentí algo cálido donde estaba mi herida, después de unos segundosella quito su manita y empezó a reír.

Todosen el lugar se quedaron callados sin poder hablar.

-¿peroque paso?-

-yo
no lose, Alec ¿podrías cargarla? - el no respondió pero la tomo en brazos. Yo mecheque donde estaba mi herida pero
no había nada, y no me dolía ya.

-miherida no esta- respondí sorprendida.

-sorprendente,a niña tiene el don de la curación, es real mente fascinante-

-¿puedoretirarme?- pregunte y solo asintieron, tome a la bebe que estaba en brazos de Alec,solo que este le sonreía de una manera
diferente a la bebe.

Salimosde la sala y nos dirigimos a mi habitación, Alec nos siguió.

________________Alec ¿Por qué me odiabas?_________________

Alecme seguía en todo el camino, nos dirigíamos a mi cuarto.

Cuandollegamos entramos, más bien yo entre y Alec se quedo parado en la orilla de lapuerta.

-puedespasar si quieres-

-claro-

Elentro y solo se paro en medio de la habitación. Yo acosté a la bebe que yaestaba adormida en mi cama, le puse algunas almohadas a los lados por si acasoella se movía.

-¿creesque podrás cuidar a la bebe?- me pregunto Alec después de barios minutos de silencioalgo incomodos.

-laverdad
si, are lo posible por cuidarla pero
aun así se me dificultara ya que
bueno,no podre conseguirle la sangre que ella necesité-

elagacho la cabeza como pensando en algo, movía el pie como debatiéndose en deciralgo o no.

-yopuedo
conseguirla, puedo
ayudarte con la bebe si tu quieres- se notaba que seesforzaba por que salieran esas palabras.

-silo haces por que tu quieres y del corazón, encantada de que me ayudes con laniña, pero si solo lo haces como deber, sola puedo con ella, me las arreglare-me moví a mi armario para sacar unas mantas y preparar una cama para nosotras, cómoday calientita.

-noes ningún deber
yo, yo quiero ayudarte con la niña si me lo permites- élestaba cercas de mi, tanto que podía sentir su cuerpo junto al mio.

Teníami brazo en sus manos, me izo mirarlo a los ojos. En sus lindos ojos de color carmesíse veía un brillo que no había visto nunca, o tal vez nunca me había detenido averlo.

-puedes
ayudarme con la niña como te dije antes- mi mirada no se movía de la suya.

Elme miraba fijamente a los ojos como diciéndome algo. Pero mi mente no me dejabaaveriguar nada, solo me dejaba observar el acercamiento que estábamos teniendo eneste momento.

Surostro se movía tan lento que era eterno, se acercaba demasiado a mi, sualiento me rosaba y me quemaba en los labios, el ardor que sentía era
delicioso, y tan solo ver esos labios carnosos color carmesí me tentaban atocarlos.

Sentíasu aliento, estaba a nada, solo unos milímetros.

Acortola distancia, rosando sus labios con los míos muy suavemente, con mucha delicadezacomo si se tratara de algo muy frágil
tal vez lo era.

 

Metomo por la espalda y me pego a el suavemente, con mucha delicadeza, sus labiosacariciaban los míos y yo los de él. Jamás había probado algo tan dulce ydelicioso como sus labios, y me era vergonzoso aceptarlo.

Elllanto de la bebe nos izo separarnos, estaba roja de la vergüenza que tenia. Tomea la niña en brazos y la mecí un poco para que se calmara.

Volteéa ver a Alec y este aun me daba la espalda.

-Alec
creo que no
debió pasar yo
lo siento, me deje llevar- estaba nerviosa.

-calla,debió pasar ase mucho tiempo, más bien desde el día que me di cuenta de lo que sentía-

-¿Qué?-pregunteconfundida.

-déjamehablar, ahora que tengo el valor de hacerlo
desde el momento que llegaste alcastillo me llamaste la atención y la verdad no supe si fue porque eras humanao por algo mas
-

-site llame la atención como dices tú
¿Por qué me odiabas?-

-porla simple razón de pensar que en cualquier momento te podía lastimar, tu erastan
pura y buena, aun lo eres, pero cuando llegaste, estabas desprotegida comoun cachorrito que necesita protección-

-entiendotu punto de vista, Alec-

-eraesa razón que te mantenía lejos de mí, siempre trate de tenerte lo más lejos,pero te tenía tan cerca que
cada vez me era imposible estar sin ti-

Élse acercó a mi, besando la frente de la bebe y besando mis labios dulcementesin aplastar a la niña.

-damela oportunidad de estar cercas de ti Azurá, de cuidarte y cuidarla a ella, deser como
su padre, de estar al pendiente de ustedes dos-

Eralo más lindo que me había dicho nunca, le sonreí dulcemente y unas lágrimas se juntaronen mis ojos, sentía mucha felicidad.

-claroque si Alec, puedes estar cercas de nosotras-

______________________________________________

¡hola chicas!

¿que les pareció el capitulo?

esto fue creado en la pi-jamada que tengo con mi prima jaja, espero que les guste y espero mañana actualizar las de más historias.

Un día de compras con la bebita.

Undía más o menos común aparecía hoy, pero sabia que nada de esto era común.

Melevante de mi cama, tratando de no moverme mucho para no despertar a la niña. Alecse había marchado a su cuarto para poder dejarnos dormir a gusto, hoy tendría quesalir al centro comercial para comprarle cosas a la niña, aun no sabia como se llamaría
.Tenia que pensar eso.

Melevante y me fui directo al armario donde saque ropa abrigadora, Heidi me habíatraído barias cosas para mi niña, quelindo se escuchaba eso, mi niña.

Primerome vestí yo, dejando dormir más a así a mi pequeña, me puse un pantalón de mezclillay una blusa de mangas largas color café, unos tenis de color café con blanco yme puse un suéter delgado para después ponerme una chamarra. Saque la pañalerade la niña y puse pañales, toallitas, talco, unas cobijitas, un cambio por siacaso y unas que otras cosas, también su biberón, uno transparente donde iba laleche y otro de color negro, donde iba la sangre que Alec había conseguido lanoche de aller y la había dejado a un lado de mi.

Movíun poco a la niña, y me fije mejor en ella, tenia un aspecto de una bebe de masde 8 meses, se veía grande pero aun así se veía preciosa.

 

Laacomode en la cama para poder cambiarla, le quite la ropita y le puse un trajecitode color blanco con lasos de color rojo, una gorrita blanca y un moñitoenredado en este de color rojo también, unos tenis de bebe de color blancos yunos guantes rojos. Se veía más que preciosa.

-peroque linda te ves princesa- le sonreí y ella rio feliz palmeando.

Lapuerta sonó de repente asiendo que acomodara mejor ala niña entre almohadas parayo poder abrir la puerta, cuando lo ice le sonreí feliz y este me devolvió la sonrisa.

-buenosdías-

-buenosdías Alec-

Élse acercó a mí dándome un beso suave en los labios, aun no me acostumbraba aesto.

-¿listas?Tenemos que ir al centro comercial-

-lose,pero ya estamos listas ¿quieres ver a la bebe?-

-porsupuesto-

Elentro serrando la puerta tras de él, mirando a la cama donde la niña jugaba conlos guantes que se había quitado.

-seve preciosa así, un angelito-

-lose,pero le falta algo-

-¿Quées?- me pregunto confundido.

-¿teacuerdas cuando fuimos al centro comercial? ¿Lo que compre?-

-si
un collar- me dijo

-noera un collar, era un guardapelo, lo compre porque me llamo la atención, yahora se porque, era un regalo para la bebe- me acerque a mi buro y saque unacajita donde estaba guardado, se lo enseñe.

-"parala luz de nuestros ojos" suena perfecto- me dijo mirándome y entregándome elguardapelo.

-lose,solo faltan las fotos-

-deeso me encargo yo, en el centro comercial ahí cabinas donde se pueden tomarfotos, nos tomaremos fotos con
nuestra hija- me sonrió feliz.

-si-reí dulcemente.

-andando,yo me llevo esto- dijo tomando la pañalera de la niña.

Yotome mi celular y lo metí a un bolsillo de mi pantalón y las llaves, tome a la niñatapándola con una cobija de color rosa y el escudo de los vulturis en unaesquina bordado, Heidi también lo había traído.

Caminamospor los pasillos, Alec a mi lado y yo con la niña en brazos. En el camino nosencontramos a jane.

-¿saldrán?-nos pregunto.

-si,compraremos cosas para la bebe- le contesto su hermano.

-hum¿puedo verla?- me pregunto a mi.

-claro-

Meacerque a ella, destapando a la niña y poniéndola enfrente de ella, la niñamiro a jane y le sonrió, jane se le quedo mirando seria
pero después sonriótiernamente, algo que no le avía visto.

-Alec
tiene tus ojos cuando eras humano- dijo mirando a su hermano.

-losehermana, por cierto eres tía-

-¿Porqué lo dices?- pregunto confundida.

-soyel padre de la bebe- sonrió feliz y hablo como si fuera lo mas obvio.

-genial,ya soy tía, suena genial, tía jane, ¿Cómo se llama?- Mire a Alec y este a mi,genial, mi hija no tenia nombre.

-aunno lo tiene- le dije yo.

-tienenque pensar uno
bueno me voy que tengo que salir a una misión-

-claro,cuídate hermana- esta solo asintió y se fue.

Nosotrosretomamos nuestro camino al centro comercial, Alec conducía su auto y lo conducía con mas cuidado por la niña
que feo decirle niña a la bebe, tenia que pensar un nombre para ella.

Cuandollegamos al centro comercial, nosotros bajamos y caminamos rumbo a dentro. Alecllevaba la pañalera y yo a la niña, dentro estaba la calefacción, así que lequite la cobijita dejando ver a la niña.

 

Ellasonreía feliz al ver a mucha gente y muchos colores.

Compramosmuchas cosas, ropa, zapatitos, una cuna, todo lo que le asía falta, juguetes. Mefijaba de vez en cuando las miradas lascivas que le tiraban a Alec, me enojaba,más bien me ponía celosa pero
bueno, lo deje pasar.

Nosmetimos a una tienda, que decía departamento para niños. Alec y yo entramos,observamos barias ropas, vestidos y esas cosas. Alec se fue por un pasillo y yopor otro para escoger un vestido cada quien, cuando encontré un vestido decolor azul cielo con un listón de color azul rey mucho más intenso y que le asíajuego a los ojitos de mi princesa.

CuandoSalí en busca de Alec me encontré que una chica estaba platicando con Alec, me acerquea ellos a la niña la tenia en un brazo el vestido lo tenia en otro.

-Alec, cielo, encontré el vestido de nuestrahija, le queda
oh, hola- salude a la chica.

-hola
¿su hija?- me pregunto la chica, le sonreí falsamente.

-si,nuestra hija- la niña estiro los bracitos a Alec, valla, si que sabia lo quepasaba.

-es
linda la niña, se parece a su padre de linda-

-claro,por eso me case con el, llevamos un año de casados y felices- me aserque a Alecy lo mire a los ojos y este a mi con una sonrisa.

-claroque si, estamos muy felices-me siguió Alec, él puso a la niña en un brazo y conotro me tomo de la cintura y me acerco a él dándome un suave beso en loslabios.

-que
bueno, felicidades por su matrimonio y
por su linda bebe, me tengo que
retirar, con permiso-

-adelante-dijimos los dos.

Lachica se fue rendida ante el evidente rechazo, yo tome a la niña en brazos y letendí el vestido a Alec.

-estevestido le queda perfecto- le sonreí.

-claroque si, por cierto, ustedes dos son unas chicas celosas- le izo cariños a labebe y esta rio feliz de eso.

-claroque si, eres el padre de mi hija, y no dejare que coquetees con ninguna-

-¿nicontigo?- me pregunto divertido.

-nolose
puede que tal vez te deje un poco.

Elsolo rio, fuimos a pagar las cosas que aviamos escogido.

Todala tarde nos la pasamos comprando cosas, solo una ves tuvimos que parar para yocomer algo y darle de comer a la bebe que había empezado a llorar. Solo queella no quería leche, sino sangre, saque el biberón con cuidado y Alec solo observabaa los lados por precaución.

Hoyestuvimos muy felices, como una familia feliz y unida, pero había un problema
el nombre de la bebita, no se me ocurría nada.

____________________________________

¡hola chicas!

como verán en este capitulo la niña aun no tiene nombre... ¿que opinan si escogen ustedes el nombre de la niña? escogeré dos nombre ya que tendrá dos, espero que me apoyen chicas, la verdad no se me ocurre nada ^^ espero sus nombres.

por cierto,este es el primer capitulo mas largo que e escrito... espero que les guste... saludos lexy.

Papi Alec, las primeras palabras.

-insisto,escoge el nombre tú-

-yyo insisto que debemos escogerlo entre los dos-

Élse me quedo mirando a los ojos, yo estaba apoyando mis hombros en la cama y élestaba hincado en el suelo mirándome muy cercas de mi cara. Estábamos "discutiendo"el nombre de la bebe, que ahora mismo estaba con su "tía" jane. Ratones para gaming

Élse acercó más y me dio un suave beso en los labios, solté una risita en su bocay seguí el beso. Nos separamos después de unos minutos.

 

-escogeel nombre-

-hum,bien, ¿Cómo se llamaba tu mama?-

-bueno
se llamaba Alexandra, ¿pero que tiene que ver?-

-quese llamara Alexandra
¿Betsabe?-

-¿Betsabe?¿Estás segura?- me pregunto medio dudoso.

-claro,Betsabe suena muy bonito- le sonreí feliz.

-si
suena bonito y es único, le va a la situación, me gusta- el se paro en medio dela habitación y me sonrió feliz también.

-entoncesserá
Alexandra Betsabe Vulturi, ¿suena bien?-

-claroque si mi amor-

Lapuerta sonó y Alec sonrió feliz, él fue abrir la puerta mientras yo me ponía loszapatos.

-hola,les traigo a la princesa ya- Alec entrocon la bebe en brazos y se la entrego a Alec.

-¿tecauso problemas jane?- le pregunte.

-porsupuesto que no, es un Ángel esa niña-

-quebueno, por cierto ya tiene nombre- le dije.

-¿enserio?¿Cual es?- nos pregunto mirándonos a ambos.

-AlexandraBetsabe Vulturi- le dijo su hermano.

-suena
bien, claro si, suena bien-

-¿Quéte parece bebe? ahora te llamas Alexandra Betsabe ¿te gusta cariño?- le preguntetomándola en mis brazos, asiendo que la bebe empezara a palmear sus manitas.

-pareceque le gusta su nombre- dijo Alec.

-buenoyo me retiro, que tengo que ir a cazar- no me había dado cuenta de sus ojos,tal vez estar cerca de la niña le causo eso.

-claro-

Janesalió dejándonos a nosotros solos, yo me senté en la cama con la niña en mis piernas,Alec se quedo en medio de la habitación viéndonos alas dos. De repente sonó micelular, lo tome y me fije que era un mensaje.

-Alec,¿podrías quedarte con la niña un rato? Tengo que salir-

-claro,¿tardaras?-

-no,no, será una o máximo dos horas, pero todo lo tienes en ese estante- le señale elestante de color caoba donde tenia todo lo de la niña.

-estebien- me pare y le di a la niña, tome mi celular y una chaqueta.

Salíde la habitación y me dirigí a donde tenía que ir. Los deje solos a Alec y a Alex.

POV.Alec.

-buenopequeña, ahora solo somos tu y yo- la pequeña empezó a reír, bueno ya no eratan pequeña, casi llegaba al años.

Mesenté en el sofá que estaba en la habitación de Azurá, y le empecé a hacer caballitoen mis piernas, ella solo reía feliz y eso me alegraba.

Cuandopaso todo esto de Azurá y la bebe pensaba que era un error, que estaba mal porparte de Azurá. Pero ahora el pensamiento sobre eso cambio, ahora pienso que yoestaba mal y que yo era el error, Alex, como ahora le empezare a decir, no esni un peligro para nadie
pero todo vampiro que exista seria un peligro paraella, ahora tenia responsabilidades, cuidaba a Azurá y a Alex, ahora ellas dos sonmi vida y aria todo por ellas.

Laniña reía en mis piernas mientras yo jugaba con ella, no era difícil mantenerlatranquila y feliz.

-oyepequeña ¿Cuándo hablaras?- sabia que no me contestaría, pero no perdía nada -haber, di pa-pá- le separe las letras para que dijera aunque sea una.

Ellasolo se me quedo viendo y palmeo sus manitas riendo.

-cariño,di pa-pá, pa-pá- trate un poco más, creo que seria inútil.

Ellasolo era una bebé así que no diría ni una palabra hasta mas tiempo, bueno al menoslo intente.

 

-pa
pi, papi- una hermosa voz se escucho en el lugar, me quede callado mirando a miprincesa.

-¿Qué
?Haber pequeña, dilo otra vez-

-papi,papi Alec-

Melevante del sofá y le empecé a dar vueltas a mi pequeña feliz, había hablado, yme había nombrado a mi primero, yo había sido el primero en sus palabras.

-ohcariño, me haces tan feliz, dilo otra vez, otra-

-papi,papi, papi- empezó a canturrear.

Yoreía con ella y ella conmigo, la puerta se abrió dejando ver a una Azurá confundidapero sonriendo feliz ante la escena que veía.

-seven hermosos juntos- nos dijo.

-soloque estoy feliz-

-¿Porqué? ¿Qué paso?- ella serró la puerta y se quito la chaqueta aventándola a lacama.

-Alexhablo, a dicho sus primeras palabras-

-¿enserio?¿Qué dijo? Dime algo princesa-

-Alexme miro y después miro a Azurá-

-papi
mami, papi Alec- empezó a reír feliz y a palmear las manitas.

-dios
que maravilloso mi Amor, has hablado-

-si,aunque sus primeras palabras fueron "papi"-

-¿Quése siente? papa orgulloso- me pregunto ella mirándome sonriendo.

-sesiente estupendo, una felicidad muy grande-

-lose,es la primera vez que dice mamá, es la primera vez que la escucho hablar-

-noserá la primera vez que nos diga papas, y de eso me siento orgulloso-

Meacerque a ella dándole un suave beso en los labios, y la niña aplaudiendofeliz, cuando bese por primera vez a Azurá fue como
subir a una montaña rusa,claro que yo no sentía mucho esas adrenalinas, seria mas bien como correr atoda velocidad a campo traviesa.

Perosi fuera humano seria como subir a una montaña rusa, ahora tenia
una familiaala cual cuidar, una hermana, una hija, y a una
¿novia? Bueno, aun no se lo pedíaformalmente, pero para ello, aun tenia una sorpresa.

Aunquehoy estuve muy poco con mi princesa fue un tiempo muy valioso, ya que había escuchadosus primeras palabras.

_______________________________________________

hola chicas, aquí un capitulo más, esta vez la bebita ya tiene un nombre... muchas gracias a las chicas que me dieron su apoyo con sus nombres,

lamento no poder escoger todos los nombres todos me parecieron geniales, pero solo escogí dos... espero subir pronto otro capitulo.

Compras navideñas.

Yahabían pasado unas semanas desde que Alibet; combinación de Alexandra Betsabe, habíallegado a nuestras vidas, Alec
estaba cada vez mas nervioso cuando estábamos juntos,bueno juntos en la manera de que la pasábamos el día juntos con la niña.

Losvulturis, que ahora eran mi familia, también cuidaban de mi niña, ahora ellaera como la joya del castillo por dos razones. Por ser hija de un Vulturi muyimportante y por tener un don tan impresionante. Ella curaba y yo devolvía lavida, éramos como un complemento.

Marco,cayo y Aro, abecés me piden a la niñapara tenerla con ellos, ellos son como sus abuelos. La consienten dándole loque ella quiere, y por cierto, ya habla del todo bien, es como si platicarascon alguien más grande en vez de un bebé.

-yamero se acerca navidad
¿Qué es lo que hacen aquí?-

-hum,me temo que aquí tenemos siglos sin celebrar la navidad pequeña-

 

-pues
eso no está bien, no dejare que mi niña viva en un lugar donde no celebran lanavidad-

-¿Quépropones? - me pregunto cayo.

-podemoscelebrar la navidad, para eso necesitamos ir de compras- les di una sonrisa a todos.

Estabaen la sala de los tres tronos, donde Alec y mi niña estaban también. Todos estabanaquí presentes, marco tenia en sus piernas a mi niña que jugaba con una muñecaque Heidi le regalo.

-estabien, será como desees, pero te advierto que hemos olvidado como celebrar una- medijo Aro.

-nose preocupen de eso, que yo me encargo de todo-

Estoseria genial, mi primera fiesta de navidad en "familia" las últimas que etenido no eran como yo quería o deseaba tener. Siempre en navidad me encerrabanen un cuarto frio y solo con un plato de avena y agua, las navidades para mi no eran "feliz navidad"sino mas bien eran, "otro año mas encerrada en un infierno".

Alec,jane, Heidi, feliz y Demetri fueron conmigo; yo llevaba a Alibet en mis brazos.Salimos rumbo al centro comercial para comprar todo para la noche de navidad, tambiéncomprar regalos para todos.

Cuandoestuvimos en el centro comercial, compramos un árbol de navidad grande,esferas, luces, listones de muchos colores, una preciosa estrella de cristal ymuchas cosas más.

Tambiéncompramos regalos cada quien, yo le compre a Alec y a mi bebe, a marco, cayo yAro.

Notardamos mucho en comprar las cosas, también le compre ropa a mi bebe de navidady para mi, Alec me ayudo a escoger mi vestido. Como ya había pasado antes, la mayoría de las chicasde este lugar se fijaban en Alec, y como siempre Alex y yo se las quitábamos deenzima, él nos decía que éramos sus chicas celosas.

Ahorasolo nos quedaba decorar el castillo de navidad, mañana seria navidad y como consecuenciatodo estaba atestado de humanos, así que nos tuvimos que retirar rápidamente,ya que Heidi me dijo que también podía comprar en línea o por teléfono.

Esperabaque todo fuera bien.

____________________________________________________________

¡hola chicas!

¿que les pareció el capitulo?

¿se fijaron en la nueva portada?

el siguiente capitulo es la continuación de este... espero que les guste...

Una navidad al estilo Vulturi.

Yahabía amanecido, y yo estaba con mi escritorio a reventar de papeles, ya queunos eran facturas y algunas listas, además de que estaba el papel regalo ymoños regados por doquier.

Mehabía acostado un poco tarde ya que tenía que pedir las últimas cosas y lo másimportante, era pedir una comida que seria solo para la nueva secretaria, miniña y yo, los demás
se alimentarían antes de que la fiesta navideña empezara.

Melevante y me cambie, me puse unos pantalones de mezclilla azul, una blusa café demangas largas y una sudadera de sierre color gris, mis converse negras y me iceuna trenza. Tome a Alibet en brazos, yla puse en su nueva carriola, que le había regalado marco, esta tenia coloresmarrones y blancas, era preciosa. La sentéy la abroche, ella estaba feliz.

-vamos,preciosa, iremos a ponerle luz a este castillo-

-si,mami-

Lasaque de la habitación y la conduje conmigo en los pasillos, donde fuimos a unode los salones mas grandes de este castillo. Ahí tenía todo con las decoraciones. El pin lo había traídoya que le había dicho a Alec que recibiera las cosas mientras yo dormía.

 

Cuandoestuve en el salón deje a mi niña cercas de mi, le tiendo algunos listones paraque se entretuviera mientras decoraba.

-buenosdías- me saludo Heidi entrando con Demetritras de ella.

-buenosdías- traía unas cajas en las manos que las movería para ponerlas en un lugardonde no estorbara.

-venimosa ayudarte, creo que llegamos en buen momento-

-claroque si, adelante, pueden ayudarme-

Empezamosa moverlas cajas para ponerlas en un lugar donde no estorbe, sacamos l pino queestaba en un conservador, y lo acomodamos en una esquina, decoramos el salón conguirnaldas de muchos colores, globos y algunas decoraciones que se colgaban enel techo, también pusimos franelas en las paredes para darle mas a un toque hogareñoy en la chimenea unas botas de calcetas, después determinar lo demás empezamos conlo mas importante, el pino de navidad.

Estavez mi hija nos ayudo, ella ponía las esferas y colocábamos los listones y masesferas, algunos moños y otras decoraciones, algunas luces y por ultimo
laestrella de cristal, que se encargo mi pequeña bebé.

Cuandoterminamos de decorar el salón cada quien retomo su camino, ya que teníamos quealistarnos para la fiesta navideña, ya solo faltaban una hora y media para la fiesta y tenia quebañar a Alibet y tenia que bañarme también yo.

Hoyno había visto a Alec pero no me preocupaba ya que sabia que debería estar alimentándose,cuando estuvimos en mi cuarto Alibet y yo nos bañamos juntas, así seria mas fácilestar listas las dos pronto.

AAlibet le puse una faldita morada con unas mallitas blancas y zapatitos negros,una blusita de color blanco con detalles lilas, un saquito de color lila y unabufanda morada, su cabello se lo deje suelto con una pequeña diadema de colormorada con una flor blanca, se veía preciosa.

Yome puse un vestido color azul rey de una sola manga y esta tenia algunos doblados,en la cintura tenia un especie de flor grande que estaba del lado izquierdo, yme llegaba a un poco mas arriba de las rodillas, unos zapatos de tacón negros yme deje el pelo suelto, solo definiéndome un poco los risos de las puntas, mepuse una sombra blanca son ahumado azul rey y me delineo los ojos de negro, mepuse un poco de brillo labial transparente y un poco de rubor.

Cuandoestuvimos listas alguien toco la puerta.

-adelante-tome a la niña en mis brazos.

-¿yaestán listas? Porque
guao- Alec se quedo mirándonos a las dos, pero a mi más, mecomía con la mirada.

-¿Porqué
?- lo incite a que me dijera, me estaba ruborizando.

-porque
nos están esperando, te vez
preciosa, Alibet se ve encantadora, toda unaprincesa-

-papi,papi- tendió los brazos a su papa y este binó por ella, pero deposito un suave besoen mis labios.

Aunno me acostumbraba a que el me besarasin ser nada, además
no podía acostumbrarme a los besos aunque tuviéramos milaños juntos.

-yaíbamos al salón, solo tenia que tomar los regalos-

-siquieres yo los llevó
-

-nogracias, pero ayúdame con la niña, últimamente pesa un poco mas-

-claro,vamos que algunos están entusiasmados con la idea de la navidad-

-claro-

Tomelos regalos de cada quien y salimos de mi habitación, algunos regalos yaestaban debajo del pino de navidad, pero los de Alec y Alibet los tenia en mi habitación,sabia que Alec seria tramposo y lo vería.

 

Cuandollegamos al salón todos nos miraron, pero algunos abrieron la boca de mas ysoltaron unos "que linda se ve Azurá" "hermosa como ella nadie" "las chicas de Alec"y esas cosas, pero otras no las supe distinguir y Alec si, una que otras palabraslo molestaban un poco.

-estamosaquí- dije yo sonriéndoles a todos.

-quebueno que llegas, oh pero que linda niña, dámela Alec- Heidi se acercó a Alec yle pidió a la niña, ella primero no se quiso soltar de Alec pero después cedió.

-faltamedia hora para que sea navidad y sea la hora de abrir los regalos, pero ahoratenemos que seguir con una tradición-

-¿cual?-me pregunto Demetri.

-todosescribiremos algunos deseos en unos papeles, no le pondrán sus nombres, despuéslos doblaremos y los meteremos a la caja que esta en aquella esquina- lesseñale donde estaba la caja de color dorado.

-claro-

Lesfui dando una hoja a cada uno y un bolígrafo, cada quien escribía y pedía sudeseo, yo también escribí uno, mi deseo era este "pido la felicidad de todos,paz en el mundo de lo inmortal y felicidad"

Cuandoterminaron de escribir sus deseos lo metieron a la caja que les había dicho yyo también lo ice.

-bueno,es hora del conteo- mire mi reloj de muñeca y solo faltaban segundos

-5
-empezamos a contar todos.

-4
-mire a Alec quien tenía a nuestra niña en brazos y me miraba sonriendo.

-3
-observe a todos los que estaban en la sala, parecían felices hoy, y me gustabaque fuera por algo que yo ice.

-2
-estaba feliz de estar aquí y no en la calle como pensé que estaría siempre.

-1
- sonreí más.

-feliznavidad a todos, es hora de un abrazo- empecépor Alec y Alibet.

Despuésme acerque a los demás y los fui abrasando a cada uno, cayo, marco y Aro tambiénme desearon feliz navidad, claro que cada quien a su manera. A algunos solo lestendí la mano, ya que según marco algunos aun no se acostumbraban a mi olor yles era difícil controlarse.

Pusieronmúsica de navidad y después pusieron música para bailar, Alec me saco a bailarcon nuestra princesa, dábamos vueltas riéndonos los tres juntos.

Despuésde ya rato disfrutando y riendo felices todos, nuestra niña estaba en brazos desu tía jane, Alec y yo bailábamos una tonada suave y lenta.

-quierodarte algo-

-¿Quéme quieres dar?-

-esun regalo de navidad y
mira, quiero pedirte formalmente que
seas mi novia,claro si tu aceptas- el saco una cajita de su saco y la mostro, era un anillode plata con una piedra negra, era
maravilloso.

-esteanillo era de mi madre, es lo único que tengo de ella, quiero dártelo a ti siaceptas ser mi novia y estar siempre conmigo-

-yo
claro que si, si quiero- salte feliz a él y casi llorando.

-mealegra saber eso, porque si me decías que no aun así te insistiría hasta que meaceptaras- le golpee suavemente el pecho y el solo sonrío.

-tonto,¿sabes cuanto espere esto?-

-nolose, pero no mas que yo-

-tienesrazón, ahora bésame-

-loque tú quieras-

Mebeso suavemente en los labios, escuchábamos como la música seguía sonando. Mi primera navidad feliz

_____________________________________________________________

 

hola chicas....

les dejo el link de las fotos de este capitulo... besitos!!!

Viaje a forks.

Lanavidad que había vivido antes había sido perfecta, con una familia y en unlugar cálido, había terminado ya un año y otro empezaba.

Ycomo empezaba un año nuevo también empezaba algo nuevo, una nueva vida con unafamilia y noticias nuevas.

-¿estánlistas, mis chicas?-

-sipapi, ya tengo a Sra. Nani lista- la señora nani era una muñeca que jane le habíaregalado a mi hija, y ella jamás se separaba de ella.

-esoesta muy bien cariño, si ya están listas andando, que los demás nos esperan-

-¿adonde dijiste que iríamos?-

-aforks, a visitar a unos viejos amigos de Aro, creo que te caerán bien
-

-¿pero
?- le pregunte a Alec.

-ahíperros rondando esa casa-

-¿perros?¿Cómo el que tío Félix pateo, mami?- mepregunto mi princesa.

-nocariño, estos son malos, son grandes y
te comen- le dijo asiéndole cosquillasy cargándola.

-buenoya estamos listas, solo faltaba meter algunos abrigos para nosotros pero yaesta todo-

Tomea la niña de su manita y Alec tomo nuestras maletas, salimos de nuestra habitacióny nos dirigimos al garaje, donde nos subimos a uno de los autos.

Alecnos llevaría al aeropuerto donde nos esperaban en el avión privado todos,subiendo ahí despegaría rumbo a forks y la verdad para ser sincera no sabia dondequedaba ese lugar.

Entodo el camino, los chicos jugaban con Alibet, ella reía con las bromas que se asíanentre ellos mismos, pero después le dio hambre y tuvieron que sentarse todospara que ella comiera, ella comió con Alec y conmigo, claro que solo ella y yo comíamos,Alec la tenia entre sus piernas ya que ella no alcanzaba aun la mesa, hablabaperfectamente bien, pero parecía de tres añitos, pero solo tenia unos meses, próximamentecumpliría un año.

-cielo,ya mero llegamos- me aviso Alec.

-claro-

Memoví con cuidado del sofá donde estábamos la niña y yo durmiendo, trate de nodespertarla y lo ice con éxito.

Porla ventanilla observe el paisaje, era bonito pero estaba frio y llovía un poco. Creo que seria bonito conocer un nuevo lugarque no sea Italia, además conociendo a Alec y a los demás jamás dejarían quealgo nos pasara a Alibet y a mí.

Cuandoaterrizamos, le puse un abrigo a Alibet y me puse uno a mi, si que hacia frio, solo que Alibet pues era un poco máscalientita que yo, pero aun así no me arriesgaría a que mi niña se enfermara.

Cuandobajamos y subimos al auto, Alibet y yo observábamos todo los arboles, cuandoella veía algo que jamás había visto aplaudía feliz y me decía "mami mira" eramuy tierno verla así.

Despuésde una media hora o algo así, una enorme casa blanca se dejo ver, era preciosa. Voltee a ver a Alec y solo me asintió sonriendo,en señal de que esa era la casa.

Genial,ya habíamos llegado

______________________________________________________

¡hola chicas!

bueno en el anterior capitulo no les deje el link de las imagenes, pero aqui se los dejo... besitos...

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.393235857390486.78273.331834190197320&type=3

La imprimación de seth.

-¿asíque eres la mujer de Alec?-

-¿Qué?¿Mujer de Alec?- pregunte confusa.

 

-puessi, tienen una hija, solo que me pregunto ¿Por qué sigues siendo humana? Penséque deberías ser vampira como bella-

-buenoyo
no creo que
-no me dejaron hablar.

-Alice,deja de abrumar a las visitas-

-losiento Carlisle-

Habíamosllegado ala gran cada que Alec me había mencionado unas cuantas veces, pero almomento que pisamos una chica algo pequeña empezó a bombardearme con preguntas.

-paraempezar me llamo Azurá, y solo soy la novia de Alec y tenemos una hija peroella es adoptada, la encontramos en un callejón de vulterra así que me iceresponsable de ella-

-baya,tienes suerte de seguir viva- dijo un hombre grandote.

-Emmet
- lo reprendieron.

-¿Qué?Él tiene razón, todos sabemos que los vulturis no pueden tener un humano en susmanos porque no duraría lo suficiente- la chica rubia que había hablado creoque no le caía muy bien.

-jamásle haríamos nada, ella es la tua cantante de Alec, nosotros también tenemosnuestras reglas familiares, además ellas conservan enormes dones maravillosos-contesto jane.

-yase me asía raro que solo las dejaran dormir en su techo- el grandote, Emmet,rodo los ojos y uso su sarcasmo, me caía bien.

Genialuna atmosfera tensa, esto no era bueno para la niña.

-mami,tengo hambre- me dijo Alibet.

-¿Quéquieres comer princesa?-le pregunto Alec acercándose a mi, ya que yo tenia a laniña en brazos.

-hum,se me antoja un
un oso grandote papi, como el que me llevaste la otravez-

-¿eloso que le quebraste el cuello tu solita princesa?- le pregunto Alec sonriendo.

-ohpor el amor de dios, soy humana me darán arcadas- les dije.

-losentimos- se disculparon los dos a la vez.

-mejortráele lo que quiérela niña, no quiero que pase lo de la ultima vez-

-si,nos dio un gran susto-

-¿Quépaso?- preguntaron barios de los cullen.

-Alibet,ella se salió del castillo sola, y sefue a cazar ella sola, así que estuve preocupada todo el día y Alec y Demetrisalieron a buscarla- les conté.

Aunrecordaba ese día y sentía escalofríos.

-irépor el, no tardare- me dijo Alec, yosolo asentí y le sonreí, me dio un beso y después se marcho.

Todala tarde nos la pasamos platicando bella y yo, como ya sabia que sellamaba, ella y yo platicábamos de lasniñas, mientras ellas jugaban con algunos juguetes que tenia reneesme, aun seme dificultaba pronunciar su nombre.

-holaa todos, llegamos al fin
Puaj, pero que olor- una voz se escucho en la entrada de la casa.

-holajake, llegas en un buen momento- le dijo bella.

-¡jake!-reneesme salió corriendo a un chico moreno y alto que estaba parado en laentrada, tapando a otro chico igual que el, pero un poco mas bajito, los dos demusculosos y morenos.

Unode ellos se le quedo mirando a mi hija
la mirada que le daba era como de adoración,como la que Afton le daba a Chelsea, ellos eran una pareja adorable y algunos decíanque Alec y yo nos mirábamos así.

-¡seth!Despierta- le hablo el chico que estaba a un lado de él, pero el seguía mirandoa mi niña.

-ohseth, por favor no digas lo que estoy pensando- le hablo bella.

-¿deque hablan?- les pregunte yo. El chico,jake, y bella me miraron y después mirarona seth y a mi hija continuamente.

-hola,e regresado con un gran
¿Qué pasa aquí?- Alec nos miro a todos, estaba serio mirando alos chicos que estaban ahí adentro, después me miro y en segundo estuvo a milado en segundos.

 

-¿Quépasa? Yo no se nada-

-esomismo quiero saber yo, ¿Qué pasa?-

Elal ver como seth miraba a mi niña, gruño, y me alejo de el un poco, después tomoa la niña en brazos y me la tendió.

Élse le quedo mirando a seth y le seguí gruñendo, bella me llevó a su lado yreneesme corrió a brazos de su madre.

-malditoperro
¿Cómo pudiste hacer eso con mi niña? -

-¿Quédiablos pasa? Díganme de una maldita vez- exigí.

-seth
imprimo de tu hija- me dijo bella, quedeconfundida
¿imprimación?

-¿Quédiablos es eso?- pregunte.

(***tiempo-espacio***)

-yeso es la imprimación- me terminaron de explicar.

Yoseguía sentada en el sofá con mi niña en brazos, Alec estaba a mi lado y seguíagruñendo en dirección a seth. Me paredel sofá y cargue mejor a mi niña, mire a Alec y le acaricie la mejilla. Camineen dirección a seth y cuando estuve enfrente de él le sonreí.

-notengo nada en tu contra, tal vez seas mayor que yo, pero ella es mi hija y tambiénde Alec, teníamos que actuar así
¿nos prometes que la cuidaras como si fueratu mayor tesoro?-

Todosguardaron silencio ante lo que había dicho, pero el me sonrió y miro a mi hija.

-loprometo, prometo cuidarla con mi vida si es necesario daría la mía por la deella-

-eratodo lo que quería saber-

Letendí a mi hija y el la cargo, ella empezó a reír feliz y le acaricio la mejilla,me encamine a Alec y lo abrase.

-nonos vamos a arrepentir cariño, lo prometo-

-confióen ti, y tú
mas te vale quela cuides muy bien, porque con una Vulturi nadie semete- le di un suave golpe en el pecho aAlec y le bese los labios suavemente.

Mi regreso a vulterra, terribledecisión.

Yahabían pasado algunos meses desde que habíamos llegado a forks, y Alec y los demásse habían regresado a vulterra, yo por mi parte me había quedado aquí paraaprender mas del cuidado de una hija como Alibet.

Bellame enseñaba cosas que jamás pensé que se podían hacer, como platillos consangre, esos platillos les fascinaban a reneesme y Alibet, seth y Jacob siempreestaban aquí cuidándolas, bella también me había dicho que era normal, me dabaconsejos de como sobrellevar esto de la imprimación entre mi hija y seth, sabiaque no era malo pero también me daba un poco de miedo el que un día lalastimaran.

Habíadecidido también irme a vulterra ya, extrañaba mucho a Alec pero Alibet no queríairse, quería estar con reneesme y seth.

-¿estánseguros?-

-sitranquila, nosotros la cuidaremos-

-ademásseth no dejara que nada le pase, ¿verdad lobo?- había dicho Emmet.

-porsupuesto que no, tranquila Azurá, ella estará bien yola cuidare y cualquiercosa yo te llamare-

-estabien, Esme te la encargo, también a ti bella, por favor cuídenla mucho-

-clarocariño, ve con cuidado-

-claro,ven aquí pequeña, prométeme que le aras caso a todos ¿si?-

-simami, saluda a papi-

-clarocariño-

Medespedí de mi hija y jasper y Alice me llevaron al aeropuerto, donde tome mi avióncon destino a Italia, el viaje fue algo largo,ya que tenia que viajar al otro lado del mundo.

 

Encasi todo el viaje pensé en mi hija ¿Qué estará asiendo? Veía las fotos que tenia en mi celular, deella con seth, con Alec y conmigo, en una que salimos los cuatro juntos, fue especial,ya que seth estaba a mi lado y yo tenia a mi hija cargada, Alec a mi otro ladoy yo en medio, todos sonriendo, claro que Alec a su manera, peor aun así sonriendo,parecíamos una familia de verdad, y seth también formaba parte de la familiaya.

Lamitad que me faltaba para llegar me quede dormida para que se me pasara elviaje mas rápido, cuando llegamos tome mis maletas y me desabrigue un poco, aquíya empezaba a hacer calor.

Salídel aeropuerto y me dirigí a vulterra, observaba en el camino mi anillo que aun teniaen mi mano, era precioso y aun recordaba cuando Alec me lo dio pidiéndome sersu novia.

Cuandollegue a la plaza de vulterra le pague al señor y baje, tome un respiro y me dirigíal castillo, solo tenia una pequeñamaleta, no pensaba quedarme mucho tiempo porque quería regresar con mi hija lomas pronto posible.

Cuandoentre, me dirigí por algunos pasillos y después al elevador, lo conocía losuficiente para llegar a la recepción.

-hola,buenas tardes- salude en italiano.

-buenastardes señorita, gusto en verla de nuevo-

-lomismo digo, pasare a visitarlos, ¿no están comiendo cierto?-

-noseñorita, eso fue aller-

-gracias-

Dejemi maleta a lado del escritorio y me dirigí a la gran puerta, cuando estaba aquíme ayudaban a abrir la puerta, pero como vieron que batallaba pusieron unaespecie de botón donde solo aplanaba y se abría sola sin ningún esfuerzo de miparte.

Presioneel botón y sonreí feliz, tome un respiro más y apreté mis puños a mis costadosde lo nerviosa que estaba.

-holaa todos, estoy aquí
Alec- al mirarlo todo paso tan rápido, ¿Cómo podía estarpasando esto?

-Azurá,no es lo que tú piensas
-

-déjame-Salí corriendo de ese lugar olvidando mi maleta y corriendo donde estaba mi habitación.

Noquería estar más con el, es mas no quería verlo.

¿Pedir una vida feliz es muchopedir?

Cuando llegue a mi habitaciónme encerré y me tire en mi cama, tenia mucho tiempo que no tocaba mi mullidacama decorada con detalles antiguos.

Me puse a llorar, ¿eramucho pedir una vida feliz sin cosas como las que había visto? Creo que si, eramucho. Llore y llore hasta que me canse, el sueño y el cansancio del viaje meganaron y me quede dormida, aun sollozaba cuando me quede dormida.

A lo lejos se veía uncielo brillante, y un aire cálido me golpeaba la cara suavemente, estaba sentada en arena de una playa, ¿unaplaya? ¿Dónde estaba? Mire todo a mi alrededor, no había nada ni nadie, soloarena y el agua de la playa.

A lo lejos se veía unassiluetas, me levante de la arenasacudiendo mi
¿vestido? No le tomeimportancia y me levante mirando a las siluetas, me fui acercando poco a poco aellas, pero entre mas me acercaba mas curiosidad entraba así que empecé acorrer.

Pero cuando estuve tan cerca,pare en seco cuando lo vi.

Alec abrazaba a Heidi, Salí corriendo de ahí. Lloraba como jamás lo habíaecho, esto era peor que cuando me pegaban mis tutores, o cuando me dejaban enel patio con frio y lloviendo. Esto era peor.

 

Desperté agitada, estabaen la habitación aun, estaba obscuro todo, y por la ventana entraba un brillode la luna, me aoville en mi cama y empecéa sollozar, ¿Por qué Alec abrazaba a Heidi? ¿Acaso ellos tenían algo que ver? Pensé que Heidi era mi amiga, que jamás me aria algo así.

Pero como siempre dicen "noexisten las amigas" al menos eso es lo que yo pienso.

____________________________________________-

hola chicas les comento que esta historia ya esta llegando a su final, solo unos tres o cuatro capítulos mas y termina...

saludos y besitos!!!

Aclarando las cosas.

Amanecíaen vulterra y yo ya estaba despierta,preparaba todo para irme a forks con mi bebe. Alguien me había traído mi maletay se lo agradecía ya que deseaba bañarme.

Medi un baño y me cambie poniéndome un pantalón de mezclilla y una blusa demangas cortas color azul rey, me peine asiéndome una coleta alta. Arregle miropa y metí nueva a la maleta, también ropa para mi bebe.

Nome despediría de nadie, así como tampoco había saludado a nadie, Salí de mi habitación y me dirigí fuera delcastillo donde un carro negro ultimo modelo me esperaba, subí al asiendotrasero pero al ver la persona que estaba de conductor quise salir, él puso enmarcha el auto.

-déjamesalir-

-nolo are, así que es mejor que no cometas una estupidez y me dejes explicartetodo-

-gritareAlec, te juro que lo are-

-hazlo,las puertas y ventanas tienen seguro, no puedes abrirlas a no ser que yo las habrá-

-¡déjamesalir!-

-no,déjame explicarte todo- suspire, no podíahacer nada mas que solo escuchar sus patéticas explicaciones.

-hablaentonces-

-loque tu viste fue un malentendido, abrasaba a Heidi si, pero la abrasaba porqueme había echo un favor
-

-noquiero escuchar lo que hicieron tal vez en la cama, eso es asqueroso-

-escúchame¿quieres? Yo no me acosté con nadie, el favor que ella me izo es
aun no puedo decirtenada, se supone que es una sorpresa para ti, pero enserio Azurá, todo lo queviste no fue como tu pensaste que es-

-¿entoncestú y Heidi no tienen nada que ver?-

-No,ella y yo no somos nada, más que compañeros de guardia de Aro, además tú eresmi vida, tú y Alexandra lo son todo para mi al igual que jane-

-entonces
¿nada?-

-nada-

-claro-asentí y me recargue en el asiento del auto.

-¿mecrees?- lo observe que miraba el espejo retrovisor para observarme, sus ojosestaban de un rojo intento ocultos en un marrón.

-si,lamento haber desconfiado de ti, pero es que
-

-tranquila,suele pasar y creo que aria lo mismo
bueno yo lo mataría- sonrió burlón

-gracioso,oye ¿iras conmigo a forks?-

-claroque si, extraño a mi hija-

Sonreífeliz, todo estaba claro ya, solo había sido un mal entendido, uno que esperabaque jamás se repitiera.

Bailando al ritmo de las olas//Proposición.

Teníamosunos meses aquí con los cullen, y mi hija ya se veía muy grandecita, con decir queaparentaba de seis añitos.

 

Sethla asía feliz y con eso nosotros éramos felices, Alec aun le costaba llevarse biencon seth por dos razones, la primera; se había imprimado de su hija, y lasegunda; que era un hombre lobo.

Alecaun no me decía nada sobre la "sorpresa" que había planeado con Heidi, ya lo habíamoshablado y estaba todo perdonado, pero aun así no me decía nada.

-oyeAzurá, ¿crees que hoy podrías ir a la playa? Bueno, es que quería llevar a Alibetpara que conozca, además de que aun es pequeña no creo que la dejen ir solaconmigo aunque les diga que la cuidare con mi vida-

-vallaseth, estas comprendiendo rápido- le dije sonriendo.

-Jacobme sirve de experiencia- le sonrió a su amigo que se encontraba a un lado de elya que estaban jugando con las niñas.

-bueno
solo tenemos un problema, Alec no puede entrar- empecé.

-note preocupes, solo aremos una excepción hoy con el, después de eso si intentacruzar el trato será utilizado, solo quiero que se alimente bien ya que habránhumanas y no dudaremos en atacar-

-¡Jacob!-lo regaño bella.

-elesta controlado, ¿sino porque estaría a mi lado? - le dije.

-bueno,como sea, la fogata es a las ocho de la noche ¿podría llevármela antes?- nospregunto seth a nosotros dos.

Yomire a Alec y le sonreí, el suspiro y asintió en dirección de seth. Yo reí unpoco y le di un beso suave en sus labios abrasándolo de la cintura a él y elpasando sus manos por mi cuello.

-seth,solo déjame abrigarla bien, creo que estará algo fresco ya sabes-

-claro,no te preocupes que no me separare de ella-

-confióen ti, bueno, ven cariño vamos a cambiarte para que vallas con seth ¿si?-

-simami, ahora vengo seth-

Mefui con ella a nuestra habitación donde la cambie poniéndole un vestidito azulrey y un listón en la cintura color azul cielo, una diadema de color azul cieloen su pelo rizado y unos zapatitos color blanco. Cuando estuvo lista bajamos.

-quebonita estas princesa-

-graciaspapi-

-tomaseth, este es su abrigo y aquí esta una mochilita donde ahí algunas cosas porsi acaso, ¿esta bien?-

-note preocupes, yo la cuido, ¿nos vamos pequeña?-

-¡si!Yo quiero jugar con Claire-

-cariño,recuerda que ella es humana como yo, así que ten mucho cuidado ¿si?-

-simami, no te preocupes-

Ellasalió tomada de la mano con seth, y Jacob y reneesme los siguieron ya que Jacoble había pedido permiso a Edward y bella antes, solo que estos tendrían unanoche a solas y Alec y yo nos arriamos cargo de las niñas.

(***)

-Alec,es hora de irnos-

-yavoy, solo
¿crees que me veo bien así?-

-yate dije que si, te ves de acuerdo con la ocasión-

-perome siento
raro- me izo un puchero.

-Alec,usar pantalones de mezclilla, tenis y una camisa ajustada a tu cuerpo ¿te asesentir raro?-

-si,estoy acostumbrado a mi traje-

-ohno, olvídalo, así que vámonos ya-

Lotome de la mano y lo estire, claro que yo no habría podido moverlo si no fuerapor el.

Salimosde la casa y me subí a su espalda, el corrió hasta el linde entre quileutes-cullen.Sabia que el llegaría sin saber la dirección por el olor de reneesme, Alibet yseth, era fácil según el, rastrear a un licántropo.

Cuandollegamos saludamos a todos, y observamos que la mayoría de los lobos estabancon sus parejas, mi hija y reneesme estaban con Claire jugando, Quil, Jacob yseth las cuidaban y jugaban con ellas.

 

Unamúsica empezó asonar y algunos empezaron a bailar, parecía divertido.

-¿bailamosAlec?-

-claroque si- me tendió la mano.

Fuimosen donde estaban todos, así bailando todos parecían humanos, incluso Alec queno dio ninguna protesta sobre el olor a licántropo. Sonreíamos todos felices,las pequeñas también bailaban las tres juntas, riéndose y tirándose en la arena,eran felices.

-quierodecirte algo- me dijo Alec.

-dímelo-le sonreí.

-aquíno, ven conmigo- asentí y me tomo de la mano.

Nosacercamos a la orilla de la playa, lanoche era bonita pero algo fresca, lo bueno era que las niñas estaban a un ladode la fogata y con abrigos. Se me quedo mirando a mis ojos y yo a los de él,estaban rojos como siempre, pero tenían un brillo diferente.

-¿Quées eso importante Alec?-

-yo
quiero decirte que, este tiempo que e estado contigo han sido los másmaravillosos momentos de mi vida, tú y nuestra hija, pero ya no es suficiente
-

-¿Qué
?¿Ya no es
suficiente?-

-si,ya no es suficiente para mí, ya no quiero que seas mi novia- sentí como se me partíael corazón en dos, ¿ya no era suficiente? Di un paso asía atrás soltando mimano de la de él.

-espera,no me entiendes-

-no,si entiendo que ya no soy suficiente para ti, es por eso que me dejaras parabuscarte a alguien mejor, ¿esta era la sorpresa que tenias con Heidi? Hubieras ahorradomas tiempo si me lo decías antes así no
- no pude seguir porque me beso, pegándomea él.

-entiéndemey escúchame, ya no quiero que seas mi novia
quiero que seas mi esposa, ¿Azurá,te casarías conmigo?-

-noentenderé nada porque
¿Qué?-

-¿tecasarías conmigo?- metió su mano a elbolsillo de su pantalón y saco una cajita, dejando ver un hermoso anillo decorte fino, una piedra azul y unas piedras blancas.

-yo
es precioso, ¡claro que si me casaría contigo!- salte enzima de él y lo abrasepor el cuello.

-estaera la sorpresa que tenia, Heidi me ayudo a escoger el anillo, si no fuera porella este anillo no estuviera aquí- me susurro en el oído.

-lamentohaber desconfiado de ti-

-notienes nada que lamentar, ahora eres mi futura esposa, con eso me basta-

-teamo Alec-

-yyo también te amo Azurá-

Mebeso tiernamente en los labios y yo le correspondí, estaba feliz
¡eufórica! Esapalabra era la mejor, esta así, extasiada por la dicha de ser la futura, señoraVulturi.

________________________________________________

Un angel de ojos rojos 3

aqui el anillo de azura...

Epilogo:Corazón de bombón que late.

Unachica vestida de blanco entraba por un precioso camino de flores, su sonrisa ensu cara mostraba la felicidad que ella sentía al estar en ese lugar. Su miradabuscaba a alguien, al encontrarlo sus ojos brillaron, a su futuro marido.

Unchico parado en el altar esperándola vestido de negro y una flor roja comobroche en su saco, sus mirada se cruzaron y los dos pensaron "perfecto/a"

Suhija se encontraba a un lado de su padre, mirando venir a su madre, todos losvampiros estaban reunidos en ese lugar, el jardín de la casa cullen era ellugar que ella deseaba para casarse. Y los cullen la dejaron hacer la fiesta aquí,un regalo de bodas además de muchos más.

Alllegar la chica al altar una sonrisa apareció por sus labios, y tomo la mano desu amado, la ceremonia empezó.

Ellosno prestaban mucha atención, ya que los dos se contemplaban mutuamente, ambospensaban que el otro era perfecto, se sentían felices de estar aquí.

-¿aceptasa Azurá William Vulturi como esposa?-

-acepto-

-¿aceptasa Alec Vulturi como esposo?-

-acepto-

-sinoahí nadie que se oponga a este amor, los declaro marido y mujer-

Ellosno esperaron en que el padre dijera el "puede besar a la novia" ya que ellos sebesaron al instante, para serrar el trato de sus nuevas vidas.

(***)

Mirara las personas que nos rodeaban felices, a nuestra hija jugando con reneesme ylos chicos cuidándolas era
conmovedor.

-¿enque piensas mi bella esposa?- reí un poco.

-piensoen lo feliz que estoy, en lo feliz que seré al tenerte a ti y a nuestra hija-

-serásfeliz hoy y siempre y de eso me encargare yo-

-Alec
¿me convertirás?-

-¿eslo que quieres?-

-yoquiero estar contigo y con nuestra hija, ustedes no envejecerás y no morirán,en cambio yo
cada día a cada minuto envejezco-

-esees el círculo de la vida, nacer, vivir y morir, ese es el ciclo de la vidahumana-

-esees el punto, yo no soy cualquier humana, vivo rodeada de vampiros y lobos, sonseres mitológicos que se supone no existirían, ¿pero sabes que? Me alegra que lohagan, que existan, así podre tener una vida, una familia propia-

-¿entoncesestas dispuesta en dejar todo? ¿Tu vida humana?-

-yono tengo nada, pero en cambio si me conviertes tendré una larga vida eterna,con mi hija y mi marido- le sonreí un poco acariciando su mejilla.

-teconvertiré el día que tú quieras-

-despuésde la luna de miel, quiero pasar la contigo sin retorcerme de dolor-

-loque tú quieras-

Meacerque a él y lo bese dulcemente, estaba dispuesta a cambiar mi vida por unavida nueva a lado de mi familia inmortal.

Lavida y la muerte no tienen ninguna diferencia, ambas si las vez de un tipo devida las dos son difíciles, pero yo entendí que si tienen una diferencia,la vida es para vivir una y mil veces una sensación y la muerte, solo la puedesvivir una vez ya que después de eso, el sentimiento será eterno.

Mivida apenas empezaba, pero la vida humana estaba por terminar y empezar unanueva vida al lado de la gente que amo.

Fin.

________________________________

hola chicas!!!

bueno este es el final de la historia, espero que les allá gustado... empezare con dos historias nuevas.

"imprimación"

"la mirada de un lobo"

espero encontrarlas por allá.

gracias por leer esta historias chicas, por las que comentaron y por las que la pusieron en favoritos.

Un Ángel De Ojos Rojos. - Fanfics de Harry Potter

Elser humano esta echo de carne y huesos, con un corazón palpitante. La sangrecorre por las venas y solo tenemos que sobrevivir. Un humano corre mucho peligro

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-un-angel-de-ojos-rojos-1489-0.jpg

2024-05-19

 

Un angel de ojos rojos 1
Un angel de ojos rojos 1
Un angel de ojos rojos 1
Un angel de ojos rojos 1
Un angel de ojos rojos 1
Un angel de ojos rojos 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/111147
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences