Un universo paralelo - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

DISCLAIMER: Todo pertenece a J.K. Rowling. De ser mío, estaría en las vegas, disfrutando de la fiesta continua. xDDDD

One- shoot en el que las cosas...son un tanto diferentes. Hermione es de Slytherin y su novio es Draco Malfoy. Basado en sexto curso.

Lo dedico a Emma Felton y Rosyr.

Espero que os guste :D


¿Qué te pasa ahora? preguntó Malfoy al ver que su queridísima novia Hermione Granger estaba distraída y no se entregaba a sus besos como lo solía hacer normalmente.

Nada...no es nada Draco... respondió cabizbaja soltándole de la túnica y sentándose en el sofá verde botella de la Sala Común de Slytherin.

 

Sabes que a mí no puedes engañarme Hermione, dímelo de una vez le exigió.

Pues verás... he tenido una pesadilla horrible esta noche... contestó recostándose en el sofá.

¿Aparecían San Potter y Weasley Pis? se mofó porque sí es así, te compadezco.

Sí... pero lo peor de todo es que yo era amiga de ellos, Draco, ¡Estaba en Gryffindor! ¡Y era hija de muggles! exclamó llevándose las manos al rostro.

Definitivamente, era una pesadilla contestó Draco sentándose junto a ella y la atrayéndola a su regazo.

¡Pero aún hay más! dijo Hermione con voz queda.

¿Más? No me digas que tu novio era la comadreja porque la palmo aquí mismo respondió con una mueca de asco.

No, no... ¡gracias a Salazar y Merlín! Pero... tú me odiabas... dijo preocupada.

¿Qué? ¡Por favor! No digas gilipolleces contestó Draco soltando una risita y jugando distraídamente con el pelo de Hermione.

¡Lo digo en serio! exclamó dándole un golpecito en el hombro, haciendo que el rubio platino se aferrara aún más a ella.

Vale...cuéntame entonces... musitó rozándole la mejilla con sus suaves labios.

Me hacías la vida imposible... y me llamabas cosas horribles como sabelotodo o Granger...

Draco soltó una fuerte carcajada.

¿Granger? preguntó desternillándose No me imagino llamándote por tu apellido...suena jodidamente mal...

¿Verdad? contestó Hermione poniendo una mueca también me lanzabas insultos...como sangre-sucia...

Draco la miró abriendo los ojos, sorprendido.

¡Pero si tu linaje de sangre... es casi tan puro como el mío! dijo horrorizado Cuéntame más. Esto se está poniendo interesante instó curioso.

Bueno... yo te llamaba Malfoy, hurón albino...

¿Hurón albino? ¿De dónde has sacado eso? preguntó enarcando una ceja.

Te recuerdo que era un sueño, Draco. No lo sé suspiró.

¿Algo más? susurró aproximándose a su rostro.

Te llamé falsa y sucia cucaracha y te di un puñetazo.

Vaya, vaya... te gustaba pegarme... dijo con sonrisa seductora.

¡No te burles! ¡Esto no tiene gracia! exclamó Hermione malhumorada imagínate que todo eso hubiese sucedido de verdad.¡Imagínatelo!

Está bien... me lo imagino... respondió Malfoy con desgana pero... aunque hubieses sido de Gryffindor y amiga del cara cortada y el pobretón, te querría igualmente... y tú lo sabes.

Eso dices... ¿ pero quién lo garantiza? Ese sueño parecía tan real... contestó intranquila.

Te lo garantizo yo... nada más y nada menos... afirmó con una sonrisa pícara Por favor, continúa.

 

De acuerdo... ahora viene lo peor... contestó cohibida.

Me tiemblan las piernas se mofó divertido.

En mi sueño te temblaban... eras un cobarde... un nenaza en toda regla... dijo Hermione.

Sí...ya...claro... Sigue.

Tú estabas... bueno... saliendo... con Pansy.

¿Con Pansy? preguntó sorprendido ¿Estás segura?

Sí, Draco. Con Pansy Parkinson.

Dejaba que el Sauce Boxeador me aplastase antes que salir con...con esa contestó arrastrando las palabras.

Bueno...yo te cuento lo que he visto. Cuando estabamos en cuarto curso, ibas con ella al baile... y parecías muy emocionado dijo mirándolo con los ojos entrecerrados.

¿Cuarto curso? ¿Qué pasa que has tenido una visión de todos los años en esta bazofia de escuela?

Podría decirse que sí. Aunque no lo recuerdo todo contestó apoyando su cabeza en el hombro de Draco.

Por suerte eso solo ha sido una pesadilla...

¡Ah si! Te convertías en mortífago y tu padre también lo era le interrumpió.

Draco volvio a reír incontroladamente.

¿Mi padre y yo mortífagos? ¡Tonterías! Tu pesadilla tiene gracia...

Para ti, porque desde luego, para mí no resopló Hermione.

Simple curiosidad... ¿qué es lo que hacias con Weasley y Potter?

No mucho la verdad... me tiraba las horas encerrada en la biblioteca estudiando y el idiota de Weasley se pasaba el día metiéndose conmigo...aunque... hubo una parte de la pesadilla que tuvo mucha gracia. Un día, la comadreja intentó lanzarte el hechizo traga babosas pero el pobre bobo tenía la varita rota y le afectó a él. Estuvo vomitando babosas toda la tarde.

Hubiera dado mil galeones por presenciar esa escena se burló Draco.

Y yo hubiese dado otro tanto por no soñar eso suspiró.

Hermione... hace mucho que nos conocemos y te puedo garantizar que de ninguna manera podría estar con otra que no fueras tú. Tú sabes que te quiero, maldita sea.

Lo sé...y yo... pero he tenido miedo al ver lo diferente que hubiera podido a llegar a ser todo... ¿sabes? Tú eras tan...insoportable...

Sin embargo aquí estamos. Sentados en el sofá de la Sala Común y tú entre mis brazos respondió con aire conquistador.

¿Por qué consigues que me olvide de todo tan rápidamente? preguntó Hermione con una mirada apreciativa.

Qué esperabas... soy un Malfoy... Soy capaz de hacerte olvidar cualquier cosa susurró aproximándose a sus labios.

Hermione notó como la respiración de su querido Slytherin le rozaba el rostro y se mantuvo en silencio a la espera de sentir sus labios sobre los suyos.
Draco comenzó a besarla lentamente, saboreando sus labios, atrayéndola hacia él...
Hundió su lengua despacio en la boca de Hermione buscando la suya con anhelo, rozándola suavemente.
Sin romper el beso, rodeó con sus manos la cintura de Hermione y la recostó en el sofá, tumbándose encima de ella.
Hermione lo cogió con fuerza de la camisa, acercándolo más para poder profundizar en aquel beso que la volvía completamente loca.
Draco se apartó lentamente y la miró. Hermione tenía los labios entreabiertos, la respiración acelerada y los ojos cerrados. La deseaba tanto... Llevaban varios días sin poder estar a solas y por fin podía tenerla entre sus brazos, solo para él...
La besó apasionadamente, aferrándose a ella con todas sus fuerzas. No quería dejarla marchar.
En ese instante, alguien le dio un manotazo en la nuca, arruinando el momento.

 

¡Blaise qué mierda te pasa! gritó Draco frunciendo el ceño mientras Hermione le acariciaba la parte donde había recibido el golpe.

¡Siento cortaros el rollo pero...tenemos entrenamiento de Quidditch, Draco! exclamó sin importarle en absoluto el haberlos interrumpido.

Siempre te lo cargas todo bufó Hermione malhumorada.

Blaise se limitó a soltar una risita maliciosa y le pegó un fuerte tirón del brazo a Draco, levantándolo rápidamente.

Venga, ve al dormitorio y cambiate. Yo cuidaré de tu novia.

Draco le lanzó una mirada asesina.

Tranquilo...no te la voy a quitar...porque no quiero, que si no... añadió con sorna.

Hermione puso los ojos en blanco y cogió un libro que había en una de las mesas, intentando ignorar las palabras que salían por la boca de Zabini.


Ya estoy dijo Draco con enfado vamos, Blaise.

Hermione se mantuvo sentada en aquel sofá verde botella observando como su querido Draco se marchaba con Blaise y desaparecía de la Sala Común, pero el rubio platino se giró antes de salir y la miró con una sonrisa burlona.

Nos vemos luego...¡Granger! dijo sacando la lengua.

Hermione lo mató con la mirada y fijó la vista en su libro, pero no podía ver bien... las letras se estaban volviendo demasiado borrosas...

Justo entonces, despertó en su habitación. En el dormitorio de las chicas de Gryffindor. Tenía el cuerpo completamente empapado en sudor y la piel le ardía.

''¿Qué demonios ha sido eso? '' pensó secándose la frente con la manga del pijama.

¿Estás bien? preguntaron Parvati y Lavender observándola con preocupación.

¡¿Qué hacéis ahí paradas mirándome?! exclamó con voz nerviosa.

Estabas hablando en sueños, diciendo cosas muy raras...sobre que Ro-ro era un bobo... dijo Lavender haciendo un pucherito.

¿Era una pesadilla verdad? añadió Parvati mientras comenzaba a vestirse.

Desde luego suspiró Hermione de esas pesadillas en las que... todo es un universo paralelo.

¿Un universo paralelo? preguntó Lavender mis padres me dijeron una vez que en esos sueños es donde todo lo que quieres que ocurra, ocurre de verdad.

¡Antes prefiero un Avada Kedavra! gritó metiéndose bajo las mantas aterciopeladas.

Pero las palabras de Lavender no dejaban de resonar una y otra vez en su mente...
Un universo paralelo donde todo lo que quieres que ocurra...ocurre de verdad.

¿Acaso quería a Draco Malfoy?


Voilá! ¿os ha gustado este regalito?
Me inspiré para escribirlo al recordar una frase de la película '' The beach'', Un universo paralelo: donde todo lo que quieres que ocurra, ocurre de verdad... y tuve esta idea... ^^

Espero vuestros REVIEWS! ... reviews y despertareis en la Sala Común de Slytherin con Draco Malfoy jugando distraídamente con vuestro pelo...:P

Un beso a todas!

¿Qué tal el entrenamiento, Draco? preguntó Hermione cerrando el libro de un golpe y dirigiéndose al rubio platino.

Estupendo. Vamos a darle una paliza a San Potter y el resto en el próximo partido contestó con aire sobrado.

 

Eso espero
por cierto, antes vi a Weasley por los pasillos y me miró con cara de asco dijo enfadada.

Asquerosa comadreja
¿Cuándo van a dejar él y el cabeza rajada de meter las narices donde no deben? bufó malhumorado mientras se sentaba en el sofá.

Suerte que no me pusieron en Gryffindor. No sé que hubiera hecho con esos dos idiotas durante tantos años. Me hubiera tirado desde la torre más alta de Hogwarts respondió Hermione sentándose en su regazo.

Yo no hubiese aguantado ni veinticuatro horas
.¿Te acuerdas de la lección que le dimos a San Potter hace un mes? preguntó con una risita maliciosa.

Sí, ¿por qué? dijo mientras hundía su mano en el cabello de Draco acariciándolo suavemente.

Hoy vamos a enseñar a la comadreja buenos modales. Así aprenderá a respetarnos contestó entrecerrando sus ojos, que adoptaron un tono glacial.

Así no volverá a mirarme con esa cara de bobo que tiene.

Ven, vamos a buscarle dijo Draco dándole un suave beso en la comisura de los labios y agarrándola del antebrazo para levantarla.

Hermione sonrió y siguió los pasos del rubio platino.
Cuando prácticamente estaban en la Torre de Gryffindor, vieron a Ron, que en ese instante iba andando tranquilamente por los pasillos comiéndose varias empanadas de calabaza.
Cuando se cruzó con los dos Slytherins, los miró con odio mientras seguía hacia delante.

Te dejo los honores cedió Draco, haciendo un ademán para que procediera, con una sonrisa deslumbrante en su rostro.

Hermione no perdió el tiempo y alzando su varita en dirección al pelirrojo, exclamó un hechizo.

¡Desmaius! y en menos de una fracción de segundo, Ron cayó al suelo inconsciente ¿Y ahora qué? ¿Qué has pensado Draco?

Le Llevaremos al invernadero contestó mientras se aproximaba al pelirrojo para cargar con él.

No puedo creer que lo estés llevando a cuestas
al pobretón
dijo Hermione mirando a Ron con desdén.

¿Te crees que me hace gracia? preguntó Draco frunciendo el ceño pero no quiero que tú toques a la asquerosa comadreja. Ya me encargo yo.

Durante el camino hacia el invernadero, Hermione y Draco evitaron a los alumnos que deambulaban por los corredores, escondiéndose en los recovecos del castillo.
Después de varios minutos que parecieron interminables, llegaron exitosamente al invernadero.

Gracias a Merlín. Como pesa la jodida comadreja suspiró Draco soltando a Ron bruscamente en el suelo y arrastrándolo hasta una de las paredes.

¿Cuál es el plan ahora? preguntó Hermione ansiosa.

Tráeme todas esas mandrágoras contestó mientras se agachaba para recoger la varita de Ron.

Hermione se acercó a una de las mesas, cogió varias macetas con mandrágoras y las dejó en el suelo rodeando el cuerpo del pelirrojo. Era tan emocionante...

Bien, ahora tenemos que ser rápidos explicó Draco despertamos a Weasley Pis, sacamos los bichos esos y lo dejamos aquí encerrado.

Hermione miró a Draco con ojos brillantes.

Eres cruel...me encanta... sonrió con maldad.

Sabía que te gustaría dijo guiñándole un ojo.

Draco se aproximó a una de las mesas y cogió un par de orejeras.
Se acercó a Hermione y se las puso mientras la miraba a los ojos con cariño y le besaba la frente.

 

Hermione alzó su varita con decisión y miró al pelirrojo.

¡Rennervate! exclamó mientras Draco se dedicaba a sacar rápidamente cada una de las mandrágoras de las macetas y comenzaban a berrear incontroladamente.

¡Por Circe! ¡Es insoportable! ¡Corre Draco! gritó Hermione tirando de su brazo.

Ron comenzó a reaccionar, y al oír aquel ''maravilloso'' sonido penetrando en sus oídos casi se volvió loco.
Hermione y Draco salieron a toda prisa del invernadero y el rubio platino lanzó un hechizo para cerrar la puerta.

¡QUÉ ES ESTO! ¡SOCORRO, SOCORRO! ¡LAS MANDRÁGORAS ME ATACAN! gritó Ron.

Draco soltó fuertes carcajadas mientras Hermione se reía incontroladamente y tenía que apoyarse en una de las paredes para no caerse al suelo.

Valiente subnormal se mofó Draco Esto solo acaba de comenzar... añadió sacando su varita y asomándose por uno de los cristales del invernadero ¡Tarantallegra!

Las piernas de Ron comenzaron a bailotear sin control alguno al ritmo de los chirridos de las mandrágoras, (si es que aquellos movimientos se podían catalogar como rítmicos). Sin duda, era un espectáculo digno de ver.

El pelirrojo movía las piernas a gran velocidad mientras se tapaba los oídos para no oír aquel sonido tan insoportable.

¡Baila! ¡Baila, comadreja! gritó Draco desternillándose.

Hermione se animó y sacó también su varita.

¡Locomotor Wibbly! y los brazos de Ron se pegaron a su cuerpo impidiendo que pudiera taparse los oídos.

Draco volvió a levantar su varita.

Aunque este hechizo solo dure cinco segundos, merece la pena ver a la comadreja sin ese color de pelo tan horrible que tiene se mofó ¡Calvario!

¡Por Merlín Draco! ¡Qué belleza! gritó riéndose a carcajadas al ver a Ron calvo y bailoteando con los brazos pegados como un muñeco playmóbil.

Le he hecho un favor quitándole ese pelo
o no
depende de cómo se mire
contestó Draco soltando una risita traviesa.

¡Maldita sea! exclamó Hermione agarrando a Draco del brazo y dirigiéndose a un rincón para esconderse ¡Snape! Draco. Nos puede ver.

Severus abrió rápidamente la puerta del invernadero, deshizo los hechizos y sacó a Ron a toda prisa para que no se viera más afectado por el sonido chirriante de las mandrágoras.

Primero Potter y ahora usted
señor Weasley... dijo arrastrando las palabras mientras intentaba reanimarlo y lo llevaba a cuestas a la enfermería.

Hermione
ya se han ido
susurró Draco mientras la abrazaba protectoramente.

La castaña alzó la vista y lo miró sonriente durante unos segundos.
Tomó la iniciativa y se puso de puntillas, cogiendo su rostro entre sus manos y aproximándolo a ella para besar sus labios mientras Draco la rodeaba con sus brazos, acercándola a él.
Hermione apoyó las manos en el pecho de Draco y se abandonó al beso, dejando que sus lenguas se rozaran sutilmente durante unos segundos.
Draco se apartó muy despacio y le dio un suave beso en la frente, dejándola en éxtasis.
Hermione volvió a alzar la vista y lo miró con cariño. Con amor.

Draco
te quier

 

En ese instante, Draco Malfoy despertó en su habitación, completamente ardiendo y con el hemisferio sur de su cuerpo algo animado

¿Qué cojones? exclamó incorporándose sobresaltado y llevándose una mano a los labios, aún sintiendo el hormigueo.

¿Qué narices haces despierto a las cinco de la mañana? preguntó Blaise malhumorado desde su cama.

¿Y a ti que mierda te importa? le espetó fulminándole con la mirada.

Si dejaras de reírte a carcajadas y no formaras tal escándalo, podríamos dormir bufó Blaise volviendo a taparse violentamente con sus sábanas.

¿Reírme a carcajadas? Desde luego ver al pobretón calvo y bailando con un círculo de mandrágoras rodeándole no es algo que se sueñe todas las noches pensó mientras se recostaba.

Pero en ese instante, le vino a la mente la parte en la que Hermione pertenecía a Slytherin, que era su novia y por si fuese poco, él estaba encantado. Fue entonces cuando recordó la frase que le había dicho Nott esa tarde en la biblioteca.

'' Uno siempre sueña con aquello que vive en su subconsciente
''

¿Acaso deseaba que Hermione Granger lo quisiese?

Imposible, ¿Granger? Ni de coña.



tarán! Como habéis observado, cuando Hermione y Draco están juntos... son temibles... xDD que quede claro... no tengo nada en contra de Ron... pero... no lo quiero cerca de Hermione! jajajajaja Hermione solo puede ser de Draco!

Espero que os haya gustado, sobre todo a ti Rosyr! que este va por ti! jijiji y por último... dadle al botoncito de comentario y Ron os bailará el baile del playmóbil con un montón de mandrágoras de coro. JAJAJAJA

Un beso fuerte!!

hello! :D Aquí os traigo el tercer cap! Lamentablemente solo falta uno más, porque este fic va a ser cortito... :( pero bueno espero que os haya gustado y que disfrutéis con la lectura! Este va para Lucy TheMarauder ;)
Un beso muy fuerte a todas!


Menos mal que Snape ya se ha ido suspiró Draco mientras cogía de la mano a Hermione y se dirigían a la Sala Común.

Aún no me creo lo de tu madre
con él
contestó Hermione poniendo una mueca de asco.

No me lo recuerdes
si el imbécil de mi padre no se hubiera fugado con una asquerosa sangre-sucia de quince años, madre no estaría ahora casada con Snape bufó malhumorado.

No sé como tu padre fue capaz de traicionar a la sangre. Qué decepción más grande
dijo mientras continuaban andando por los corredores.

Sí...Fue débil...demasiado... y lo peor de todo es que con su aventura de mierda nos ha jodido a todos, porque ahora tengo que aguantar a Snape a todas horas. Aquí
y en Malfoy Manor
no sé si podré soportarlo mucho más se quejó cada vez que voy a la mansión, están besuqueándose por todas partes y metiéndose mano como adolescentes en celo.

Tu madre se cansará de él
ya verás
lo alentó Hermione.

Cuando entraron en la Sala Común de Slytherin, cogieron sus libros y mochilas. Desgraciadamente, tenían clase de pociones esa misma tarde.
Draco no tenía ganas de ver a su padrastro. Desde que se había casado con su madre, lo trataba de forma diferente. Ya no le llamaba Draco, sino que tenía la desfachatez de decirle hijo.
Snape se había vuelto demasiado blando. Le había afectado mucho la paternidad. Creeía realmente que Draco era su hijo biológico... Tenía un gran trastorno mental...
El rubio platino no podía soportar la situación. Si no fuese por Hermione, no sabría que hubiese sido de él.

 

Cuando llegaron a la clase de pociones, Snape explicó que ese día iban a elaborar el Filtro de muertos en vida y dividió a todos los alumnos en parejas.

Hijo mío... ponte con Granger dijo con voz melosa.

Todos los chicos de Gryffindor, entre ellos, Harry y Neville intentaron sin mucho éxito disimular la risa ante aquel comentario. Ron continuaba en la enfermería por lo que no tuvo la suerte de presenciar las palabras de Severus.

Yo no soy tu hijo le espetó Draco mirándole con menosprecio.

Hermione lo agarró del brazo con sutileza, intentando calmarlo.

Sí lo eres, Draco... No quiero que me hables en ese tono, ahora soy tu papá... afirmó aproximándose a su mesa.

Draco giró el rostro. No podía mirar a Snape a la cara. Lo odiaba. ¿Cómo había podido hacerles eso Lucius? Desde luego, él jamás hubiera sido tan débil como para fugarse con una
sangre-sucia como había echo el pederasta de su padre.
Y lo peor de todo
¿cómo podía estar su madre tan desequilibrada como para casarse con Severus? Definitivamente, el que Lucius hubiese sido un traidor a la sangre, le había afectado psicológicamente. No había otra explicación coherente.

Cuando terminó la hora, Hermione cogió de la mano a Draco y se dirigieron a la salida de la clase, pero Snape los interceptó por el camino.

Tu madre
me ha dado esto para ti
dijo arrastrando las palabras y sacando una cajita negra de un bolsillo de su túnica.

No lo quiero masculló Draco puedes tirarlo.

Hermione miró a Severus con desdén.

Está bien, nos lo llevaremos dijo arrebatándole la cajita de las manos.

Draco no era capaz de negarse a lo que dijese su querida Hermione, por lo que cedió y se marcharon de la clase sin volver a mirar a Snape, pero cuando salieron por la puerta, el profesor de pociones alzó la voz.

Draco... te he traído un presente
podrías darme las gracias
dar las gracias a tu papi.

¡Jamás te llamaré papi! ¡Eres patético! gritó colérico sin darse la vuelta mientras se dirigían a la Sala Común.

Cuando iban andando por uno de los pasillos, Hermione se paró en seco.

Tengo que mirar un libro sobre Historia de la Magia en la biblioteca. Después volveré.

Está bien contestó Draco hundiendo la mano en su cabello alborotado y cogiéndola por la nuca, aproximándola a él y dándole un beso en los labios no tardes...

Descuida, no lo haré sonrió dándole la cajita negra de Snape ¿No tienes curiosidad de saber lo que hay dentro? Échale un vistazo y si no te gusta, lo quemas.

Draco asintió y cogió la cajita, abrazando a Hermione.

Contigo resulta todo... tan fácil...

Lo sé... sonrió Hermione.

Draco se marchó a la Sala Común de Slytherin y cuando llegó, se sentó en el sofá.
No podía dejar de darle vueltas a lo que había dentro de la cajita por lo que no dudó en abrirla. Para su sorpresa, dentro había un anillo que tenía grabada la cabeza de una cierva.

 

''¿Pero qué mierda? pensó frunciendo el ceño ¡Cómo se atreve madre a traerme está porquería! ¿Acaso intenta suplantar el anillo de la familia Malfoy con una bazofia que lo más seguro es que tenga que ver con el imbécil de Snape? Definitivamente, madre ha perdido el juicio. Voy a tener que plantearme seriamente el ingresarla en San Mungo...Tengo que ver a Hermione ahora mismo.''

Volvió a meter el anillo en la cajita y la tiró con resentimiento a la chimenea, con la esperanza de que el fuego lo consumiese y seguidamente, se marchó en dirección a la biblioteca dando grandes zancadas.


Hermione estaba concentrada en su lectura, intentando sacar provecho de la hora que iba a pasar estudiando en la biblioteca, pero justo en ese momento, aparecieron Fred y George Weasley y se sentaron a su lado, entorpeciendo su concentración.
Si odiaba a San Potter y la comadreja, lo que sentía hacia ellos era aún peor. No se podía explicar con palabras.
La acosaban constantemente. Aunque eran de Gryffindor, no les importaba en absoluto que ella fuese una serpiente, y menos, la novia de Draco Malfoy. A todas horas, recibía cartitas de amor, flores, innumerables cajas de bombones (las cuales seguramente contenían una gran cantidad de filtro amoroso), pero ella no se dejaba engañar... y menos por los bobos pobretones.

¡Hola Hermione! exclamó Fred con una sonrisa exultante ¿Te has decidido a salir con nosotros?

No creo que tome una decisión tan horrible y absurda en toda mi vida le espetó y no te atrevas a llamarme por mi nombre.

¡Vamos! añadió George intentando coger su mano, provocando que Hermione pusiera una mueca de repulsión ¡No se puede pedir más! ¡Dos por uno! ¿No tienes suficiente?

A nosotros no nos importa compartir dijo Fred soltando una risita.

Si Draco se entera de esto, deseareis no haber nacido bufó apartando bruscamente la mano de George.

No seas así Hermione. En el fondo, lo estás deseando dijo George con sorna.

Fred cogió su otra mano y la llevó a sus labios para poder besarla.
Hermione perdió la paciencia, le pegó un tirón, soltándose y cerró bruscamente su libro, pero cuando fue a levantarse, Draco entró en la biblioteca, mirando a todas partes, buscándola.

Draco, encárgate de los pobretones. ¡Otra vez me están acosando! exclamó aproximándose a él y señalando a los gemelos.

Draco la agarró de la cintura, la atrajo hacia él y miró con rivalidad a los gemelos, marcando el territorio.

Ni se os ocurra acercaos a ella
. Es mía

Hermione sonrió al escuchar el comentario de su querido amor y le devolvió el abrazo. Cada vez que Draco la defendía o se ponía posesivo, sentía una satisfacción inexplicable. Todo sobre productos Xiaomi

Se marcharon de allí con la cabeza bien alta, dejando atrás a los Weasley y cuando llegaron a uno de los pasillos fríos de las mazmorras, Hermione se paró en seco y tiró de la túnica de Draco.

¿Qué ocurre? preguntó aproximándose a ella y posando las manos sobre sus hombros.

Gracias por protegerme siempre
no sé qué haría sin ti... sonrió cogiéndole de la barbilla y dándole un beso en la comisura de los labios.

Yo pienso lo mismo
nos complementamos
dijo Draco con voz aterciopelada.

 

Hermione alzó la vista y miró sus ojos grises durante un momento
cuando Draco estaba con ella, no se percibía en ellos la frialdad que solían tener normalmente, sino que se volvían cálidos... Draco la abrazó y deslizó las manos por su espalda, hasta llegar a su trasero, sujetándolo con deseo.

En ese instante, Hermione Granger y Draco Malfoy despertaron sobresaltados.
Hermione al notar las manos de Malfoy aferrándose a su trasero y Draco al sentir su tacto.
Ambos tenían la respiración entrecortada y se sentían acalorados.
Comenzaba a amanecer y para colmo... esa mañana había clase de pociones...

'' ¿Pero qué me ocurre? Llevo tres noches soñando con el hurón albino ¿Cómo voy a mirarlo hoy a la cara?''pensó Hermione con preocupación llevándose una mano al rostro, avergonzada.

'' Joder
¿pero qué narices me pasa?
pensó Draco pasándose una mano por el cabello tres días soñando con Granger...y ahora...Snape, ¿mi padre? Por favor
pero que ridículo...
¿Cómo he podido estar embobado con la sabelotodo aunque solo sea en sueños? Definitivamente, Granger jamás puede enterarse de esto
''


Tarán! jajajaja Snape papi de Draco xDDDDDDDD como me he reído! Y el anillo con la cara de una cierva jajajajjaaja por no olvidar que Lucius es un pederasta que se ha fugado con una quinceañera sangre-sucia y los gemelos acosadores jajajajaja
Espero que os haya gustado! sobre todo a LucyTheMarauder, que este va por ti!
y por último... dejadme comentarios y Snape se convertirá en vuestro papi! xDDDD Un beso a todas! :D

Draco se dirigió a la clase de pociones. No sabía cómo iba a reaccionar cuando viese a Granger y a Snape... sería mejor no mirarles a la cara.
Cuando entró en el aula
allí estaba ella, sonriente y hablando con sus dos amiguitos. Malfoy se dirigió a la mesa donde estaban Crabbe, Goyle y Blaise y soltó bruscamente los libros al lado del caldero.
En ese momento, Snape apareció por la puerta y al verlo, no pudo evitar recordar la pretensión de Severus de ser su padre y tuvo que reprimir una carcajada. Justo entonces, escuchó una risita y al girarse, vio que era ella y que estaba mirando a Snape de una forma extraña


'' Seguro que se trata de algo que le ha contado el pobretón o el cabeza rajada."

Hoy van a elaborar el filtro de muertos en vida y se pondrán por parejas
explicó Snape.

''¿Filtro de muertos en vida? No puede ser
igual que en el sueño
'' pensaron Hermione y Draco a la vez.

Snape comenzó a formar parejas y se aproximó a la mesa del trío dorado. Hermione tuvo que girar el rostro para no soltar una carcajada. Le resultaba muy difícil mirarle.

Granger, póngase con Draco Malfoy
ordenó.

El corazón de Hermione tartamudeó en su pecho. ¿Por qué precisamente ese día tenía que ponerse con el maldito arrogante? ¡Precisamente ese día que no quería mirarlo a la cara! ¡Qué vergüenza sentía!

Draco al escuchar las palabras del profesor de pociones, se puso muy nervioso. ¿Qué iba a hacer con Granger pegada a él durante toda la hora? Tenía que disimular y comportarse como siempre
no podía dejar que ella sospechase

 

Hermione cogió sus libros y se dirigió a la mesa de Malfoy queriendo parecer segura, aunque las manos le temblaban y casi no podía respirar.
Cuando se puso junto a él, desvió la mirada a otra parte para no verle, pero vio a Snape y no pudo evitar soltar una carcajada
una carcajada que tuvo que disimular rápidamente llevándose la mano a la boca.

Granger, ¿qué es lo que te hace tanta gracia? preguntó Malfoy extrañado mientras abría el libro para ver los ingredientes de la poción.

Nada Malfoy, déjalo... contestó soltando una risita.

Hermione abrió su libro intentando ignorar que Malfoy estaba a su lado. Tenía una sensación inexplicable y estaba confusa. No podía creer que en sus sueños hubiera estado enamorada de él. Era imposible y absurdo...

Draco sentía curiosidad. La sabelotodo no solía reírse demasiado... y menos en una clase de Snape...

¿Qué pasa Granger? ¿Estás contenta de verme? Te entiendo, verme a mí suele causar placer...

Verte a ti me causa de todo menos placer...idiota le susurró y para tu información Malfoy, no es por ti. Ha sido por un sueño que he tenido.

¿Un sueño? preguntó enarcando una ceja ¿Te casabas con la comadreja? ¿O era con el cara cortada?

No. Soñé con Snape dijo Hermione riéndose.

Vaya, vaya... ¿Con Snape? No pensaba que te gustaran tan...maduritos...

Hermione metió la cabeza en su libro, evitando reírse a carcajadas.

En realidad, tú eras el que le gustaba a Snape.

¿Cómo? ¿Qué pasaba en tu sueño? preguntó Draco intranquilo Dímelo.

No te importa Malfoy. No es asunto tuyo le espetó Hermione.

Creo que si yo salía en el sueño, es asunto mío, Granger.

Hermione lo miró extrañada durante unos instantes. No entendía por qué tenía tanta curiosidad.

Bueno...de acuerdo...Snape era tu padre... ilógico, ¿no? dijo reprimiendo una carcajada.

Draco palideció. Mierda. No podía ser. ¿Habrían soñado lo mismo? No, claro que no...Tenía que tratarse de una casualidad.

¿Te estás burlando de mí, Granger?

No, creeme que no contestó Hermione soltando una risita y eso no es todo...

¿No es todo? ¿Aún hay más? Es un sueño estúpido. No entiendo por qué te hace tanta gracia.

¿Por qué crees que Snape era tu padre, Malfoy?

Draco se puso tenso.

Ilumíname, Granger dijo con arrogancia.

Tu madre estaba casada con él y estaban muy enamorados...

Eso es absurdo le cortó.

Y él quería a toda costa que le llamases ''papi'' se mofó.

El corazón de Draco se desaceleró. No era posible. ¿La sabelotodo había soñado lo mismo que él?

Cuéntame más dijo inquisitivo.

Bueno... yo estaba...en Slytherin...y... contestó Hermione ruborizándose.

Y tú eras mi novia... terminó la frase Draco.

Hermione se congeló. ¿Malfoy había tenido el mismo sueño?

No me digas que t- tú has soñado lo mismo... su voz sonó inestable.

Sí, Granger...por desgracia he soñado lo mismo
y te aseguro que ha sido horrible salir contigo durante tres noches.

¿Cómo? Soy yo la que debería decir eso. Te recuerdo que estaba en Slytherin y le hacíamos esa broma horrible a Ron... contestó malhumorada.

 

Reconoce que lo de la comadreja tuvo gracia. Jamás me había reído tanto la interrumpió.

Pues yo no se la veo, Malfoy bufó Hermione.

¿Ah, no? Pues en el sueño casi te caías al suelo de la risa al ver al pobretón calvo y rodeado de mandrágoras bailando de esa forma tan ridícula.

Hermione tuvo que reprimir una carcajada.

Idiota... es porque era un sueño, en la vida real no me hubiese comportado así respondió en un vano intento de contener la risa.

Quién sabe... pero, en el fondo Granger, te gustó ser mi novia... admítelo. Estabas coladita por mí.

Yo no soy la que se puso posesiva frente a Fred y George, Malfoy ¿O esa parte ya no la recuerdas? dijo clavándole la mirada.

Sí...claro
la cuestión Granger... es que a la hora de ridiculizar a los bobos de tus amigos, éramos un buen equipo se mofó Malfoy.

Bueno...

¿Ves? Sabes que tengo razón afirmó poniendo una sonrisa ladeada.

Yo no he dicho que la tengas resopló Hermione.

Acéptalo. Hacíamos una buena pareja. Muy buena diría yo

Draco vio como a Hermione se le dilataban las pupilas con ese comentario.

Tú y yo no hacíamos buena pareja. Eso no ha sido real, imbécil le escupió.

''No sé qué haría sin ti, Draco...'' la imitó Malfoy con sorna.

''Nos complementamos...'' le pinchó Hermione.

No tiene gracia Granger contestó Draco malhumorado.

Claro que no. Tú sufres enajenación mental. No hacemos buena pareja.

Piénsalo durante un rato sugirió Malfoy.

No me hacen falta ni cinco segundos para saber que eso es algo inconcebible le espetó Hermione con odio.

Creo que es algo más que concebible, Granger.

Tienes un serio problema, Malfoy. ¿Realmente crees que si yo hubiera sido una sangre limpia, hubiéramos acabado juntos?

Es probable afirmó con una sonrisa mientras seguía cortando ingredientes.

Hermione se quedó sorprendida por la respuesta.

¿Qué? preguntó Draco No pongas esa cara Granger. Yo soy atractivo e inteligente. No te hubieses negado a mis encantos.

Hermione rodó los ojos mientras continuaba arrojando los ingredientes al caldero con violencia.

Y bueno... tú tampoco estás mal Granger... si no fueras tan mojigata y sabelotodo... continuó Malfoy.

¡Cállate idiota! le cortó.

En ese instante, Snape fijó su mirada en ellos y se acercó lentamente a su mesa cruzándose de brazos.

Si siguen haciendo ruido
me veré obligado a castigarles
después de clase
dijo arrastrando las palabras y volviendo a su mesa.

Hermione miró con rencor a Malfoy y continuó elaborando la poción, intentando ignorarle. Transcurrieron unos diez minutos cuando Draco cogió una pluma para escribir algo en la libreta que tenían en la mesa y después se la pasó discretamente a Hermione, sin que Snape se percatara.

''Por suerte Snape no es mi padre y mi madre no ha perdido el juicio.''

Hermione cogió su pluma y escribió rápidamente en la libreta.

''Vaya, pensaba que la parte que más te aterrorizaba de nuestro sueño era en la que estabas conmigo.''

Malfoy no pudo evitarlo, y se acercó a Hermione, susurrándole al oído.

 

¿Ahora es ''nuestro'' sueño? No Granger, la peor parte fue sin duda que mi padre fuese un pederasta traidor a la sangre.

Hubiese tenido gracia musitó Hermione con sorna.

No, Granger, no murmuró mirándola con desdén Será mejor que sigamos con la poción
mi ''papi'' nos está mirando. Tendremos que hablar de esto después de clase.

Hermione no contestó y cogió la libreta.

'' No hay nada de qué hablar Malfoy.''

Draco la miró durante unos instantes y luego escribió.

''Me da igual lo que pienses. A las seis en el aula de Transformaciones. A esa hora la vieja no suele estar.''

Hermione volvió a coger la libreta con brusquedad y deslizó su pluma apretándola con ira.

''Es McGonagall, tenle un poco de respeto. Por cierto, ¿cómo sabes que a esa hora no está?''

Draco adoptó una pose de suficiencia.

''Porque siempre me veo allí con Pansy.''

''Si pretendes llevarme a tu picadero particular, no estoy dispuesta...''

''No Granger, no te emociones. No va a pasar nada. A las seis allí.''

Transcurrió el resto de la clase y cuando terminó, Hermione se decidió a dejarle una notita.

''Bueno... está bien...Iré...''


Hermione caminaba a paso ligero por los corredores del castillo. Su turbación era evidente y no sabía por qué demonios estaba haciendo esa idiotez.
Faltaban cinco minutos para la hora en la que había quedado con Malfoy en el aula de Transformaciones y aún no entendía por qué le había hecho caso y se iba a presentar a esa ''cita''.
Cuando llego al lugar donde tenía que encontrarse con la serpiente, él ya estaba allí, apoyado en una de las mesas, cruzado de brazos, con aire casual.

Esto es una estupidez, Malfoy bufó Hermione acercándose y sentándose en una de las mesas del aula frente a él.

Granger, realmente no te preguntas
¿por qué llevamos tres noches teniendo el mismo sueño? dijo con curiosidad.

Hasta hace unas horas pensaba que sólo YO había tenido esa pesadilla
. y bueno fui a investigar a la

Sí, a la biblioteca le cortó Malfoy Muy típico de ti, pero
no vas a encontrar nada relacionado con ''eso'' en los libros, Granger.

Al menos tenía que intentarlo. Veo que tú no te has molestado
suspiró Hermione.

No, porque no hacen falta libros para saber el motivo por el que ambos hemos soñado lo mismo.

No hay ningún motivo Malfoy refunfuñó.

Sí lo hay. ¿Es obvio no? Tú estás loca por mí y yo sé que lo estás dijo altivo Esa es la razón por la que hemos soñado lo mismo.

Serás i- idiota
respondió Hermione apretando los puños y levantándose de la mesa definitivamente, no tenía que haber venido. No sé cómo he podido hacerte caso.

En el sueño te morías por mis besos Granger, bueno
y ahora también
dijo Draco inclinándose y dirigiéndose hacia ella.

Jamás se me pasaría una cosa tan horrible por la cabeza, Malfoy le espetó sonrojándose considerablemente y desviando la mirada de sus ojos grises ¿Besarte? Antes hubiera preferido besar la cabeza calva de Ron.

No has probado mis besos Granger, no sabes de lo que estás hablando contestó Malfoy con aire seductor acercándose aún más, quedando a una escasa distancia de su rostro.

 

Te recuerdo que en el sueño, si lo hice. Y no eran para tanto le pinchó Hermione volviendo a mirarle a los ojos.

Tú lo has dicho. Era un sueño Granger. En la vida real lo hago mucho mejor la voz de Draco sonó engreída y divertida.

Como sea resopló Hermione girándose para marcharse de la clase no pienso quedarme más. No tengo paciencia para aguantarte.

En ese momento, Draco la retuvo cogiéndola de la muñeca, y atrayéndola hacia él, se aproximó a su rostro lentamente y la besó.
Hermione se mantuvo completamente inmóvil al notar los apetecibles labios de Malfoy acariciando los suyos y sus brazos envolviéndola posesivamente.

Sin poder resistirse, entreabrió sus labios para dejar paso a la lengua de Malfoy y que pudiese tocar la suya sin obstáculos. Al sentirla, suspiró de satisfacción y cerró los ojos, rindiéndose

Lo que Malfoy le había dicho era cierto. En la vida real besaba mucho mejor que en los sueños, y ella no se veía con fuerzas para negarse a esos besos tan suaves y ardientes.
Hasta que Malfoy no se apartó, Hermione no fue capaz de reaccionar.

¿Qu- qué has hecho? susurró casi sin poder hablar y sonrojándose hasta la raíz del cabello.

Lo que tenía que haber hecho hace mucho tiempo musitó Draco esparciendo sutiles besos por su mejilla- Ven conmigo

Malfoy cogió de la mano a Hermione y se dirigió a su Sala Común. Iban caminando por los pasillos de las mazmorras pero ella no era capaz de articular palabra. ¿Por qué demonios no se negaba? ¿Qué estaba haciendo?
Malfoy se paró frente a la puerta de la Sala Común de Slytherin y murmuró la contraseña.
Cuando entraron, allí no había nadie y Draco la llevó hasta su dormitorio, cerrando la puerta.

A estas horas no suele haber nadie aquí explicó acercándose a ella, envolviéndola en sus brazos suavemente y enterrando los dedos en su pelo alborotado.

Malfoy...¿Es que ya no me odias? preguntó Hermione con miedo mientras notaba la respiración de Draco rozándole los labios.

¿Crees que si siguiese odiándote estaría haciendo esto ahora, Granger? musitó cerrando los ojos para besarla.

No
quiero decir... susurró cada vez más confusa- pero es absurdo
tú y yo

Nos complementamos, Granger
bromeó Draco fundiendo sus labios con los suyos en un cálido y largo beso.

Después de besarse durante unos instantes, Draco se sentó en su cama y cogiéndola de la mano, le pidió que se sentara junto a él.
Hermione lo miró a los ojos y se vio reflejada en ellos. En esos ojos grises...
Draco acarició su rostro con ternura y Hermione sintió que se derretía al notar su roce.

Malfoy, yo no sé...

Tranquila Granger... no voy a obligarte a hacer nada que no quieras...

Hermione abrazó a Draco, recostándose encima mientras él deslizaba las manos por su espalda y se aproximaba a su rostro incitándola a que lo besara. Hermione acercó sus labios a los de Draco, besándolo con deseo y reprimió un gemido de deleite. Draco se rio suavemente y abrió su boca para permitir la entrada a su lengua perdiéndose en un beso intenso y suave.

Hermione se apartó lentamente y enterró su nariz en su cuello, respirando profundamente su olor.
Draco la miró como si la viese por primera vez y la volvió a besar...y así pasó el tiempo, sin que se diesen cuenta...y entre caricias y besos, se quedaron profundamente dormidos...

 


Por una maldita vez en su vida, Malfoy despertó sintiendo una felicidad completa. Después de tantos años reprimiendo sus sentimientos, solo habían hecho falta tres noches para darse cuenta de lo que realmente sentía hacia Hermione.
Abrió los ojos lentamente y miró al techo de su dormitorio.
No sabía cuántas horas habían pasado durmiendo juntos, pero por suerte sus compañeros de habitación no estaban. Seguramente se encontraban todos en el entrenamiento de Quidditch. Un entrenamiento, que sin duda, él se había saltado.
Suspiró y se giró lentamente para ver a Hermione y decirle algo que tenía que haberle dicho hace mucho tiempo...

Hermione
creo que te quiero
pero Hermione ya no estaba.

No había ni rastro de ella. Ni si quiera una nota. Absolutamente nada.
Se incorporó rápidamente y justo entonces se abrió la puerta del dormitorio.

¿Qué haces aquí durmiendo y por qué no has venido al entrenamiento de Quidditch? preguntó Zabini malhumorado.

Draco se puso lívido.

Hmm
a ti no te importa Blaise le espetó pasándose la mano por el pelo con nerviosismo Déjame tranquilo.

Zabini comenzó a gritarle y maldecirle, pero Draco no era capaz de escucharle. Estaba demasiado confuso. ¿Por qué narices se había ido, dejándolo solo? ¿Podría ser para que no la viesen sus amigos con él en la cama?
La cabeza le daba vueltas
y en ese mismo instante, un pensamiento fugaz pasó por su mente dejándolo paralizado, sin respiración...

''No...¿O sí?
no
definitivamente no puede ser... ¿Es qué acaso todo y absolutamente todo, ha sido el mismo jodido sueño?''



Bueno...aquí llegamos al final de este mini fic. Ahora, que cada uno/a que saque una conclusión de lo que ha sucedido. ¿Qué pensáis ¿Se ha tratado todo del mismo sueño o...realmente ha sucedido? Estoy muy interesada en saber vuestra opinión.

Lo he pasado muy bien escribiendo este fic porque por una vez Hermione y Draco se llevaban muy bien, no tenían constantes peleas, pero sobretodo, se querían :)
Espero que este capítulo os haya gustado.
Aviso que habrá un epílogo. ¡Muchas gracias a todas las que me habéis escrito y seguido durante este tiempo! y a los lectores/as nuevos os animo a que dejéis vuestra opinión! Estaré muy agradecida :D
Un beso muy fuerte y por último... dejad comentarios y Draco os besará y acariciará hasta que os quedéis dormidas :)

¿A dónde vas? preguntó Blaise malhumorado al ver que Malfoy salía de la habitación.

No tengo por qué darte explicaciones le escupió marchándose a toda prisa.

Tenía que encontrarla. Debía averiguar si todo había sido un maldito sueño, pero
¿qué haría si en realidad nada de eso había ocurrido? No, no... tenía que ser real ¿Cómo iba a dirigirse a ella? Además
¿por qué narices se había ido? Jamás lo habían dejado plantado de esa forma.
El primer sitio donde buscó a Hermione fue en la biblioteca. Tratándose de ella era probable que estuviese allí, pero cuando Draco entró en la estancia no había ni rastro de la leona. Su ansiedad crecía por momentos, ¿Dónde demonios se habia metido?
Llegó la hora de la cena y el Slytherin aún no había dado con Hermione.
Cuando entró en el Gran Comedor junto con Theo, vio que ella ya estaba allí, sentada con sus amigos, sonriendo, feliz, pero sin fijar su vista en él. Se obligó a si mismo a ser paciente.

 

''Mierda. ¿Por qué narices no me mira? Si me mirara lo sabría... Estoy perdiendo la cabeza. ''

Todo eso le llevaba a pensar que las posibilidades de que todo había sido un sueño eran más numerosas.
Hermione seguía actuando como siempre y hacía como si él no existiera. Tenía que hablar con ella después de la cena. Interceptarla en los pasillos cuando el pobretón y Potter no estuviesen presentes. Era la única opción.
Cuando Harry y Ron se marcharon, Hermione se quedó un poco más de tiempo en el Gran Comedor hablando con Luna Lovegood.
Draco ya había terminado de cenar pero debía esperar a que ella decidiera marcharse.
¿Por qué mierda seguía hablando con la loca? Se estaba impacientando

Draco, me voy al dormitorio. Si has terminado, ¿por qué no vienes? preguntó Theo levantándose de la mesa.

Voy a quedarme un poco más. No hace falta que me esperes. Vete. respondió Draco ansioso sin dejar de fijar su vista en Hermione.

Theo lo miró extrañado. Parecía muy angustiado. No tenía ni idea de cuáles eran sus problemas, pero era algo que él no podía solucionar, así que sin replicarle a su amigo, Theo se marcho en dirección a la Sala Común de Slytherin.


¿Quieres que mañana vayamos a la biblioteca? preguntó Luna sonriente.

Sí. Nos veremos sobre las cinco. Me voy Luna dijo Hermione.

La Gryffindor salió de la estancia. Era tarde y quería repasar unos deberes de Historia de La Magia antes de la clase que tenía al día siguiente. Luna la había entretenido demasiado contándole algunas historias sobre torposoplos.

Cuando iba por uno de los pasillos del séptimo piso escuchó a alguien sisear, pero no prestó atención. ¿Quién iba a llamarla a ella a esas horas y en un pasillo desierto? Se lo estaba imaginando, no cabía duda.

'' ¿Qué hago? pensó Malfoy ¿Por qué narices no mira? No puedo llamarla por su nombre sin saber si todo ha ocurrido de verdad o no
quien sabe lo que pensaría
''

Granger dijo sin poder evitar el sufrimiento que denotaba su voz.

Hermione se paró en seco al oír a Malfoy. Definitivamente, él había sido el que la estaba llamando. Lentamente se giró y miró al rubio platino con indiferencia.

¿Qué quieres ahora, Malfoy? suspiró impaciente, metiéndose un mechón de su cabello detrás de la oreja si has venido a molestarme, estoy cansada y tengo que estudiar

Granger, ¿Lo de esta tarde ha sucedido de verdad? preguntó en un tono neutro poco habitual en él .

¿Lo de esta tarde? No sé a qué te refieres Malfoy. Si es otra de tus estupideces, sinceramente no me apetece quedarme para oírla le espetó dándose la vuelta y marchándose.

Draco apretó los puños, volviéndose fríos, como si hubieran estado cubiertos de hielo, pero se mantuvo en silencio. Todo había sido un jodido sueño y no era capaz de responder. Por una maldita vez no tenía una contestación para Hermione... se sentía desolado
...Las lágrimas ardieron en sus ojos mientras luchaba por mantenerse en pie. Ella lo odiaba, era un hecho, pero en parte tenía lógica
¿Cómo iba a quererle? Se había comportado como un imbécil durante años. Lo único que le habia demostrado era desprecio. La había humillado de mil formas distintas a cual más cruel.
No debía haber tenido esperanzas pensando en que todo lo sucedido durante esa tarde había sido verdad...
Un horrible sabor a bilis subió por su garganta ¿Tendría que olvidarla?
Ella nunca se fijaría en alguien como él

Se forzó a no gritarle que la quería. Podía sentir el dolor en su pecho intensificarse mientras permanecía de pie mirándola fijamente, viendo como se esfumaba en la oscuridad del pasillo.

Hermione sintió como Draco le clavaba intensamente la mirada mientras se alejaba por el corredor.

'' Es mejor que creas que todo lo que ha sucedido hoy ha sido un sueño... después de tantos años haciéndome la vida imposible, creo que porque estés varios días sufriendo, no vas a morirte... Draco
a veces serás un idiota, pero aún así
te quiero.''


¿Qué tal? Como os he engañado... jijijiji
Iba a subirlo el fin de semana próximo pero lo subo hoy para que no sufráis. Hermione ha sido cruel, pero no me digáis que Draco no se lo merecía... en fin...estoy de acuerdo con Herms, porque sufra varios días no va a pasarle nada xDDDD
Bueno guapas, espero que me comentéis, porque quiero saber si os has gustado esta historia o no, y me gusta conocer las opiniones de todos los que leen.
Muchísimas gracias a todas por vuestros comentarios, que son los que hacen posibles mis fics :)
y por último... comentarios y Draco Malfoy llorará desolado en vuestro hombro xDDDDD :P Un beso muy grande!

Un universo paralelo - Potterfics, tu versión de la historia

Un universo paralelo - Potterfics, tu versión de la historia

DISCLAIMER: Todo pertenece a J.K. Rowling. De ser mío, estaría en las vegas, disfrutando de la fiesta continua. xDDDD

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-un-universo-paralelo-potterfics-1708-0.jpg

2023-02-27

 

Un universo paralelo - Potterfics, tu versión de la historia
Un universo paralelo - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/135451
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20