Una pesadilla muy real - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

- ¡Ah!... Bueno muchachos, ya pensaremos en algomañana, es muy tarde, y ya casi es navidad - Dijo Hermione algo decaída.

- Si, ya mañana veremos
pobre Buckbeak. -AñadióRon somnoliento.

Hermione los dejo cabizbajos en la escalera y se dirigióalgo cansada a su cuarto. Silenciosamente, reviso los papeles que había dejadosobre la cama por la mañana al revolver todo buscando bases para apelar porBuckbeak, los últimos deberes de cada materia estaban allí, los de Aritmancia,Estudios Muggles, ¡Encantamientos!

- ¡AH!... Ya estoy cansada de esto
- Susurroabatida, mientras los revisaba despreocupadamente, los coloco en una pila sobre el baúl y se puso elcamisón, pero al acostarse, y luego de dar muchas vueltas no podía dormir,habían muchas cosas por las que preocuparse, estaba Buckbeak, quien pronto seriaejecutado, y Sirius Black, que perseguía a Harry

 

-¡Tengo que despejar mi mente! Ya es navidad, debería dormiraunque sea un poco ¿no?

Encendió su varita aun con las cortinas corridas, y reparoen los deberes de Estudios Muggles, la última asignación había sido leer yresumir una historia muggle, de la cual ella por supuesto, no solo leyó una, sino varias de las historias Muggles que ya conocía, e incluyo relatos históricosrelevantes al tema.

"
Enerst Hoffmann, Charles Dickens, Hans Cristian Andersen,O'Henry, entre muchos otros, fueronautores de obras literarias y representativas Muggles muy famosos, quienestransformaron sus obras en clásicos por su genialidad,
"

Un sonoro ruido se escucho en la sala común, y decidió asomarse a ver que era. Bajo lasescaleras porque sintió otro ruido pero un poco más leve después de queobservo, y se acerco sigilosamente al árbol de navidad, de donde provenía elruido.

Curiosamente, noto que un soldadito, de partir nueces, semovía violentamente en el árbol. Los gemelos lo habían encantado burlándose delpobre Crookshanks, y le pusieron la misma cara, pero lo que nos esperaban esque a Hermione le gustase. - ¿Qué haces aquí? - Le pregunto y lo coloco denuevo en la repisa, junto a las muñecas. Pero observo que al pobre muñeco lefaltaba una cinta. - ¡Oh! ¡Pero mira como te dejaron esos gemelos! Bueno Señor cascanueces, olvide mi varita arriba - Le susurrocariñosamente mientras tomaba una cinta de su cabello y se la colocaba. -Tendrás que conformarte con esto.

Y de pronto, Hermione observo como salían de la nada cientosde ratas con lanzas en las manitas y trataban de atraparla.

- ¡¿Qué?! ¿Qué pasa? - Chillo, mientras vioaparecer a una rata más grande, con una corona. Pero no era una rata normal,era
- ¿Scabbers?... ¡Oh no! ¡Debo estar perdiendo la cabeza con este asunto! - Y no pudo decir más cuandoScabbers saco una varita y la redujo.

- Esto no puede estar pasando
esto no está pasando- Se repitió anonadada, justo cuando las ratas se disponían a apresarla. -¡Pero si hasta llevo un vestido ahora! - Grito viéndose con un vestido azul defondo ancho estilo antiguo.

- ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO! Grito el cascanuecesque había subido a la repisa. - ¡Huid miseñora! ¡HUID! - Y se dispuso a bajar, cuando una chica junto a él lo detuvo.

- ¡Espera! Toma mi cinta noble caballero
le insistióla muñeca, de cabello castaño, picándole el ojo descaradamente.

- ¿Lavender? - Exclamo atónita Hermione.

 

- El cascanueces, por un momento se dejo acariciarpor la terrible muñeca, pero al final, vio la decepción en el rostro de ladoncella que se preocupo por el al principio y se alejo de la perversa muñeca.- Lo lamento, joven doncella, ¡pero mi lealtad ya está tomada! - Y gritandoesto descendió deslizándose por los calcetines que colocaron esa tarde en lachimenea, y bajo al suelo, donde enérgicamente, llamo a los otros adornos delárbol.

- ¡A la cargaa! Ordeno al montar un caballito dejuguete.

Una feroz batalla habíacomenzado, los juguetes se destrozaban unos a otros sin parar, enfrascados enuna lucha a muerte contra las ratas, quienes roían sus plásticos rellenos, y alo lejos vio como el valiente cascanueces se abría paso a donde estabaScabbers, quien hechizaba a todos los demás con su varita.

-¡AH YA BASTA! - Grito algoestresada - ¡Ya sé que es esto! Y si mal no recuerdo termina así
- forcejeopara sacarse una de las zapatillas que había aparecido de pronto en sus pies. -¡TOMA ESTO SCABBERS! - Grito furiosa a la rata y la zapatilla golpeo su coronadirectamente y la rompió, y así desaparecieron las ratas. El cascanueces, sequito el sombrero para realizar una caravana, y al subir la mirada, Hermioneobservo que era Crookshanks - Gracias
- Susurro, y comenzó a correr hacia unsillón. Todo Prestamos y Finanzas en tiempos de crisis

-¡Crookshanks espérame! - Le rogomientras se quitaba la otra zapatilla y echaba a correr tras él. - Crookshanks
- Se interno gateando en la oscuridad bajo el sillón, y vio una luz una luz del otro lado.

Salió del sillón, y estaba en loque parecía la Inglaterra de hacia dos siglos o más, donde las calles se movíanagitadamente. Miro desorientada a su alrededor, y reconoció a un chico rubioque se burlaba de unos mendigos en la calle, junto a un hombre, al parecer supadre.

- Malfoy
- Entorno sus ojos con odio, mientrasescuchaba sus sonoras burlas, y sin pensarlo dos veces se acerco a él, peroantes de tocarlo, el sitio donde estaban se desvaneció, y un fantasma, de alparecer, ¿Blaise Zabbini? Le dijo a Draco - ¡Arrepiéntete ahora, Draco, porquesi no veras la derrota en tu futuro! Luego desapareció, y ambos fueron a parar a un salón, muy hermoso,aunque algo lúgubre, donde había un enormey bellísimo árbol de navidad, bajo el cual habían montones de regalos. Detalloaun más la habitación, y vio que junto al fuego estaba Lucius, sentado mientrasleía un libro, Narcissa tejía con agujas mágicas, y estaba, al parecer unpequeño Draco, jugando con un trenecito.

- Papa
- Exhalo titubeante el niño.

- Draco, papa está ocupado ahora, guarda silencio.

- Pero papa
- dijo mirando el reloj, que indicabaque ya era la hora de abrir los regalos.

- Te he dicho que estoy ocupado, ¡cállate!

Al pequeño niño le salieron lágrimas de rabia, mientrassollozaba silenciosamente para que no lo reprimiesen de nuevo.

- Interesantes navidades que tuviste, pequeño - Ledijo una niña minúscula, casi tan pequeña como el profesor Flitwick, y decabello negro.

- Em
disculpa, ¿Te refieres a mí? Dijo Hermioneextrañada.

- ¿A quién más sino? Le espeto algo molesta, yHermione volteo al lugar donde se encontraba Malfoy pero ya había desaparecido.

- No...no
¡te equivocas!, yo
- Pero se detuvo enseco, pues ya se había ido la niña, dejando paso a una mujer joven y hermosa,pero con un poco de locura en su mirada.

- ¿Disfrutas de la maldad no? - Rio mientrasseñalaba a la familia Weasley, quienes habían aparecido de pronto frente aellas. Estaban sentados en una mesa, y la señora Weasley rogaba a Malfoy que noles quitara la casa, porque no tenían donde vivir, por dios santo ¡Es Navidad!- A pesar de que ha trabajado todos estos años para ti, ni siquiera los dejasconservar su casa
muy agradable

- ¡Pero es que se equivocan! ¡Yo soy HermioneGranger!...- Pero de nuevo, había cambiado, ahora
, era una mujer
una mujerloca
de cabello negro, el cual ondeaba como poseído, era una mujer tenebrosa. AHermione se le erizaron los cabellos de la nuca.

- ¡Vaya! ¡Disfrutas esto tanto como yo! - ¡¡¡AHORAARDERAAAAAAAAAAAS!!! - Grito mientras se acercaba a ella para ahorcarla.

- ¡NOOOOOOOOOOOOOOOOO! - Grito con lagrimas en losojos y cubriéndose con los brazos

Jadeando, poco a poco, bajo losbrazos aun aterrada

- ¿Ahora donde estaré? - Se pregunto algo asustadaaun. Estaba tirada en la nieve fría, pidiendo una colaboración al parecer,volteo la lata que tenia, y vio una foto de buckbeak, con la inscripción"sálvame" en ella, y de pronto se acercaron unas personas y le dieron unasmonedas. Al levantar la vista eran Harry y Ron.

- ¡Ron!¡Harry! ¡Estoy tan contenta de verlos! Almenos algo agradable en
- Dejo de hablar, pues estos la estaban viendo comoveían a una enajenada, y siguieron avanzando.

Ella, ya rendida, y harta de esta interminable pesadilla, seacurruco en la nieve, no importaba cuanto frio hiciera, no abriría los ojospara ver nada mas, solo quería perderse y salir de esa pesadilla eterna

Pero sintió que una luz la molestaba, una luz muy fuerte
noquería salir de nuevo, a otro mas no

Sintió algo saltar sobre ella, seguramente Crookshanks, y abriólos ojos
¡ya era de día! Y habían varios paquetes de regalos a sus pies.

- Pero quesueños más extraños

Una pesadilla muy real - Fanfics de Harry Potter

Una pesadilla muy real - Fanfics de Harry Potter

- ¡Ah!... Bueno muchachos, ya pensaremos en algomañana, es muy tarde, y ya casi es navidad - Dijo Hermione algo decaída.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-una-pesadilla-muy-real-fanfics-de-harry-potter-3943-0.jpg

2023-02-27

 

Una pesadilla muy real - Fanfics de Harry Potter
Una pesadilla muy real - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/45228
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20