Una típica chica... con unas típicas aventuras - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

El mundo estuvo muy cerca del colapsoaquella tarde innecesariamente luminosa con un sol que parecía que acababa deamanecer que Angelique Agnès Dauphine Sauvelle Fabré entró al colegio conmejor reputación de toda Francia. El nombre de dicho colegio no es, por cierto,importante para nuestra historia, por lo que será simplemente el colegio. AngeliqueAgnès Dauphine Sauvelle Fabré se resistía a que la llamasen por su nombrecompleto, así que, pasa los diminutivos, sólo Angel.

La chica encuestión era impresionante. Tenía una cintura que cualquiera habría deseado (yaunque parecía anoréxica
no, nadie la tomó por anoréxica, porque comía sustres comidas diarias algunas bastante abundantes y nunca subía de peso
oaumentaba esa cintura antinatural). Su cabello era rubio, y los días nubladossolía parecer completamente plateado; a veces, cuando hacía mucho sol, su peloemitía rayos entre dorados y pelirrojos; lo tenía largo, hasta la cintura,completamente lacio y jamás se enredaba. Sus ojos eran violetas, aunque muchagente solía decir que eran una extraña combinación entre azul, violeta y gris estosólo los días que estaba triste porque su tristeza se manifestaba por cada porode su piel. Sus labios eran carnosos, que solían tener sabor a fresa oframbuesa todos los días

 

Provenía de unafamilia acaudalada de Francia, los Sauvelle Fabré que habían obtenido sufortuna de una millonaria herencia por parte de ambas partes. Siempre habíatenido todo lo que quería, y había sido muy feliz, aunque su traumáticainfancia había estado marcada por la ausencia que se vivían su vida trabajando,buscando engrandecer la fortuna que heredaría su hija

Bueno, nosquedamos en que dicha muchacha
Angelique ingresó al colegio con más prestigiode toda Francia. Su primera parada fue la oficina del director. El director quepor el momento no tiene ningún nombre era un viejo aburrido, barbón yanticuado que la entrevistaría. La oficina no tienen ninguna importancia: esvieja, aburrida; los muebles son simples, y tiene un montón de libros muchosde ellos con por lo menos cien años y algunos hasta más y artefactos extrañosque a Angelique no le llamaron en absoluto la atención.

Dígame señoritaSauvelle Fabré le dijo el director, mientras Angelique se daba el lujo demirar hacia todas partes y de no hacerle caso, ¿habla usted más de dosidiomas?

Angeliquepareció volver a la realidad con aquella pregunta, que contestó con prontitud.Su voz parecía el canto de un ruiseñor en el caso que la voz de una muchachase pueda parecer a la de un pájaro: yo no lo sé, yo no estuve allí, a mí sólome contaron la historia y su aliente siempre olía a fresas frescas, comorecién cultivadas.

¡Claro que hablomás de dos idiomas! ¿Bromeas? como podemos ver nuestra protagonista se da ellujo de hablarle de tú al señor Director de la escuela más prestigiosa deFrancia, aunque este lo pasa completamente por alto. Además del Frances y elInglés, hablo Español, Iltaliano, Portugués, Mandarín, Cantonés, Japones,Sanscrito y Hebreo.

Vaya
me pareceque vienes muy bien instruida desde tu casa

Como en cualquier colegio prestigioso,había que llevar un uniforme. Pero Angelique odiaba los uniformes. Y no iba apermitir que la obligasen a usar uniforme. Así que decidió revolucionar un pocolas cosas en el colegio. El lunes se presentó en el desayuno con una faldainsulsamente corta y una playera con un gran escote. Todos los chicos cayerondesmayados cuando ella pasó por su lado, producto de la belleza casi angelical ¡quecasi! Seamos completamente claros: la belleza de la chica era angelical (o talvez de su aroma a fresas, frambuesas y cerezas)

 

Una de lasmaestras que literalmente se pasaría todos los días de su larga, aburrida ytediosa vida intentando hacer que Angelique fuera expulsada de aquel colegio,se dirigió hacia ella completamente escandalizada por la escena que presentabael comedor recordemos que todos los varones estaban en el suelo, desmayadospor tamaña belleza y escandalizada también por el provocativo atuendo con quela muchacha se había atrevido a presentarse en el desayuno. Recetas de cocteles

¿Qué se cree
usted, señorita
para presentarse así? ¡Aquí! En el colegio con más calidad detoda francia le espetó, malhumorada, pero claro, Angelique ni siquiera seinmutó.

¡A mí nadie,nadie, nadie en este mundo puede darme semejantes órdenes! le respetó. Yo soyAngelique Agnès Dauphine Sauvelle Fabré, retoño de la familia más rica de todaFrancia. Y tú no puedes darme órdenes de ningún tipo. Además los uniformes queusan aquí son aburridos

La cara de lamaestra se empezó a poner morada, verde, amarilla, roja, gris, negra
bueno, detodos los colores existentes, hasta que, en una oportuna intervención, eldirector calmó completamente las cosas, con una nueva perspectiva acerca de losuniformes.

Bueno dijo eldirector, calmando a la amargada, enojona e iracunda de la maestra con una solapalmadita en la espalda, tal vez la señorita Sauvelle Fabré tiene razón acercade los uniformes
Son un poco aburrido, ¿no lo crees, mi querida Odile? Eldirector, como todos dupondran, recibió una tanda de miradas asesinas que nocaptó con suficiente elocuencia. Acto seguido, se dirigió a todo el colegio,con una sonrisa. Desde hoy, gracias a la señorita aquí presente, ¡no tendránque llevar ni un segundo más esos uniformes!

La siguiente parada de la perfecta,glamurosa, hermosa, delicada, fantástica, maravillosa y estupenda protagonistamenos conocina como Angelique, fue la clase de matemáticas. La chica era todoun genio para las matemáticas: no había problema, ecuación, división,multiplicación, suma que ella no hiciera bien. Todo le salía perfecto. Elprofesor de dicha materia cuyo nombre, como adivinaran, tampoco es importantepara nuestra narración
¡pero es que sólo la señorita Angelique Agnès DauphineSauvelle Fabré es importante aquí!
este, bueno
sigamos con lo que íbamos.Estábamos con que el profesor de dicha materia personaje que no nos interesademasiado en la historia fue superado por la inteligente, lista, sabia,eficiente Angelique cuando intentaba hacer un sistema de ecuaciones con diezvariables para impresiona a sus alumnas (los chicos aún estabas tirados en elcomedor, recordemos que estaba desmayados).

El chiste es quedicho profesor ¡ya dije que su nombre no es importante! cuando apenas habíaeliminado una de las diez variables que debía de eliminar
. Bueno, el caso esque Angelique se aceró a él con una sonrisa capaz de derretir al más tozudo delos galanes y le entregó una hoja de papel que tenía el sistema de ecuacionescompletamente resuelto y además, correcto. El profesor consideró que Angeliqueera una completa genio con las matemáticas. Y posteriormente, se desmayótambién aturdido seguramente por la belleza angelical y perfecta de Angelique.Así que esa clase de matemáticas, fue clase de socializar
cosa que también sele daba bastante bien a Angelique.

Una chica lamadaEdith, por si a alguien le interesa saber que era también muy bella (aunque nose preocupen, no le llegaba a Angelique ni a la punta de los talones)
aunquecon unos ordinarios ojos y cabellos color castaño
tal vez demasiadoordinarios
¡Esperen! Aquí la única que merece nuestra atención es la genial,fantástica, bella, inteligente, perfecta, glamurosa, hermosa, delicada yestupenda Angelique.

¿Has viajadopor el mundo? le preguntó la nada interesante chica del cabello comúnmente castaño.

¡Claro que sí!He estado en Inglaterra, en España, en Irlanda, en Escosia, en Islandia, enAustralia, en Polinesia, en India, en China, en Japón, en Israel, en Noruega,en Suecia, en Finlandia, en Alemania, en Rusia, en Mongolia, en Alaska, enEstados Unidos, en Italia, en Portugal, en México, en Argentina, en Grecia, enBrasil, en Canadá

Este es elmomento donde el lector dice que la autora no sirve para nada, que deberíapensar en hacer personajes más interesantes y deja de leer, pensando enestrangular a la perfecta Angelique Agnès Dauphine Sauvelle Fabré.

Una típica chica... con unas típicas aventuras - Fanfics de Harry Potter

Una típica chica... con unas típicas aventuras - Fanfics de Harry Potter

El mundo estuvo muy cerca del colapsoaquella tarde innecesariamente luminosa con un sol que parecía que acababa deamanecer que Angelique Agnès Dauphine Sauve

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-una-tipica-chica-4346-0.jpg

2023-02-27

 

Una típica chica... con unas típicas aventuras - Fanfics de Harry Potter
Una típica chica... con unas típicas aventuras - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/50343
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20