¿Y si James y Sirius no fueran los amigos que todos creen? - Fanfics de Harry Potter

 

 

 


No es común ver a estos dos amigos pelearse, ni menos tan fuerte como lo están haciendo hasta el momento, eso preocupa a cualquiera.

El caso de James Potter, el morocho alto y cuerpo atlético de unos lindos ojos avellanos y cabello azabache alborotado y su amigo Sirius Black, ojigris, morocho, cabello negro azulado y bien fornido, era el siguiente:

-Pero tu amas a Evans, ese es el punto -soltó Black enojado.
-Llevamos mucho rato tratando el mismo tema y no quiero seguirlo charlando contigo, no respetas el que tenga una novia que si me quiera, no a Evans
Ya no pasa nada con ella -explicó el de anteojos.
-Te estas engañando, o solo utilizas a Cynthia para vendarte los ojos cuando esta cerca Lily Evans, ¿No te das cuenta?
-¿Y por qué te dio ese arranque de querer acercarme más a la pelirroja de la que alguna vez estuve prendado? -se confundió Potter.
-Porque Cynthia esta controlando tu vida, ya ni siquiera te preocupa el futuro que tengamos Remus, Peter y Yo, en vez de cuatro siempre parecemos tres merodeadores, eso me harta, Cyn puede ser el amor de tu vida pero no tiene derecho a alejarte de tus amigos -se indignó y explotó de una buena vez, desde que su amigo había comenzado esa relación casi enfermiza con Cynthia Allen, una rubia de ojos miel de aspecto medio torpe pero por dentro inteligente y agradable.
-No esta alejándome de ustedes, si no que
bueno -titubeó.
-Potter, nunca fuiste bueno para rebatirme, y ahora tienes muchas razones para cerrar tu boca -y se fue con los otros merodeadores, dejando a James algo desencajado, Sirius jamás se había comportado asi, ni menos le había reclamado por una chica, James solo podía pensar algo
A su amigo le gustaba Cyn.




El verdadero problema, fue cuando James no se apareció jamás para acompañar a Remus en el problema que tenía cada mes, y eso ya era un exceso que no perdonaría nadie tan fácil, aunque con el tiempo puede que si


Remus deseaba no agrandar el asunto a un punto en que todo se saliera de control, de hecho, perdonaba a James muy en el fondo, pero


-Lunático, esa chica le esta comiendo los sesos a James, ¿no lo ves?
-Sirius, ¿cómo puedes estar tan seguro de que James no llegó por Cynthia?
-Mira la fecha -dijo y Remus vió un calendario que le extendía el ojigris y comprobó que la fecha en que la luna era llena y todo ocurría, también era el aniversario de 3 meses de James con su novia, Sirius gruño y Remus se dio en la frente con una mano, lo tenía muy presente.

-No hagas nada, en serio, no tienes -soltó.
-¡Oh mira quien llega! -lo omitió Canuto viendo llegar a James con Cyn a la sala común, si, para variar su novia era leona, de la misma casa, más tiempo juntos, peor humor de los merodeadores, más separación de amistad.
-¡Hola! -saludó Cynthia, Remus aunque lo dijera estaba algo sentido con aquella chica, James estaba raro, todos admitían eso, y el ojimiel lo quería de vuelta. Entonces ambos no la saludaron y eso molestó a Potter.
-¿Les molesta algo de Cynthia? -preguntó llanamente- Porque no veo por qué faltar a la educación

-¿Educación? -Sirius se echó a reír y James aún más se enojó porque en parte, no comprendía por qué todo se le echaba encima, ¿por qué todos se molestaban con su felicidad?, ¿por qué si se llamaron la mitad de su vida "amigos" ellos no lo apoyaban?, ¿por qué?- No me hagas reír -continuó Black.
-Al menos podrían contentarse al verme feliz -dijo mirando a Cyn de soslayo, ella no tomaba en cuenta, ella era ida.
-No, gracias, no fingiré que me cae de maravilla
cuando me cae mal -soltó Sirius sinceramente- Si tienes tiempo para tomar una espátula y quitarte cierto pegamento de ti, tengo que hablar contigo


Y se fue de nuevo, ya varias veces que se le había hecho costumbre dejarlo en pleno de su enojo, y James lo vió irse y miró a Remus, pero el ojimiel también prefirió irse, estaba cansado, de los problemas, de que aún no se haya sanado del todo por la luna llena que pasó y de que no hubiera paz en ni un lado, ni siquiera en su grupo de amigos.

-Cynthia

-No te preocupes James, me quedó claro que a ni uno de tus amigos les caeré bien -soltó- Buenas noches

-¿No quieres que te acompañe un momento más?
-Sirius te espera -soltó con algo de molestia, James dudó y la dejó para ir a buscar al causante de todo su enojo, su "mejor amigo", Sirius Orión Black.



-¿Qué se supone que te pasa? -preguntó el ojiavellana con brusquedad encontrando a Sirius donde siempre solían hablar desde pequeños, en las gradas del campo de quidditch, oscuras solo iluminadas por un trozo de luna creciente.
-Debería preguntarte lo mismo, pero no lo hago porque se que lo sabes -soltó Sirius.
-¿qué?
-¿Te parece bien dejar a Remus así sin siquiera avisarle que no estarás ahí cuando te necesite? ¿Te parece bien dejarla por un puto aniversario con tu noviecita esa? -le preguntó Sirius- Te lo haré fácil, ¿por qué no te buscas una poción y te unes permanentemente a Cynthia?
-Yo no quise
-se excusó James- Yo pensé que

-No soy quien para decirte lo que hacer, ni lo que pensar, ni darte la lata de darte un regaño cuando puedes estar adorando a tu novia, pero si pense ser tu mejor amigo por unos cuantos años, Potter
-Pero Canuto, si tu eres mi amigo
-Tu mejor amigo eres tu mismo
y Cyn -dijo- No creo que quepamos los de antes en tu nueva vida

-No te iras de nuevo ¿no? -dijo James
-Digo, para ti mejor -le soltó Sirius- No te mientas y no hagas que terminemos ambos con las narices sangrando y los ojos amoratados, no me bajaré por una chica a ESO, aún me sé el código merodeador.
-Igual pero

-Buenas noches, "Cornamenta" -lo miró por un rato para saber si deseaba decir algo más pero como Potter se quedó en silencio, la conversación quedo como sanjada y él se fue a la habitación merodeadora.



-¿qué ocurrió? -preguntaron Remus y Peter a la vez cuando vieron llegar al ojigris primero a la habitación.
-No lo se, creo que todo finalizó bien

-¿Finalizó? La pelea, querrás decir -soltó Peter.
-No, colagusano, la amistad
allá ustedes si quieren ir con el amante de Cynthia, yo no iré más, hasta que sea Cornamenta, simplemente pido eso -y se metió al baño de un portazo a darse un baño.
-Guau -se asombró Pettigrew- ¿Crees que algo cambiará?
-Todo, colagusano, todo -aclaró Remus pensativo, ¿cómo sería todo sin esos amigos inseparables? ¿sin la dupla de siempre Potter/Black? ¿qué sería de los merodeadores?



Bueee la verdad es que no me gustó como quedó el cap
fue fomesito, pero es lo unico que da mi inspiración
ojala y les guste
asi me comentan :)
feliz navidad
Snouth!


Snouth!

El sexto año había comenzado hace un mes aproximadamente y ya el otoño se había estado adentrando en Hogwarts, las hojas de los árboles volaban como el tiempo que llevaban Black y Potter sin dirigirse palabra ni hacer cosas juntos.

Ni uno de los dos había hecho nada por volver a hablarse y ser los mismos de siempre, en otros casos menos relevantes cualquiera de los dos hubiera olvidado su orgullo hablándole al otro y todo en paz otra vez, pero ya todo había cambiado, tal y como Remus algún día dijo.

El colegio y sus fans lo notaban, hasta los profesores notaban ese vacío y esa tranquilidad inquietante de que no hayan bromas inteligentes por todas partes, o los dos arrogantes casanovas juntos en Hogsmeade.

-No estamos muertos -declaró Sirius un día en que comían él, Remus y Peter la cena en el gran comedor- Mejor dicho, no lo estoy
ustedes tampoco.
-¿por qué lo dices? -preguntó Peter dada la negativa de Remus a tocar el tema.
-Todos los idiotas dicen que se perdió el "toque" de nosotros, vamos, si hablan de merodeadores, ¡nosotros lo somos! -los animó- Es idiota que siempre crean que
ustedes no tienen crédito en nada -soltó luego apuntando más esa frase a Peter que a Remus, ya que Sirius sabía que Remus tenía muchisimo credito, pero era solo para no excluir más de la cuenta a Pettigrew.
-Es algo egoísta que hablemos de merodeadores sin James -soltó Lupin quien le hablaba a James con normalidad solo que más distante.
-No estoy diciendo eso -rebatió Black- solo estoy diciendo que me estoy cansando de que todo el mundo crea que palabra "merodeador" sea él
-luego de un silencio en el que nadie quiso decir nada dijo:- Nos falta arreglar algunos detallitos de la broma que le espera a Snivellus, ya saben, se acerca Halloween

-No lo recordaba -soltó James sentandose con ellos, en una de las pocas veces que no estaba con Cynthia.
-¿dónde esta la rubia? -preguntó Peter curioso.
-Ah, tenía que ir a dar un examen atrasado de su clase de Runas -explicó Potter mirando a Sirius quien recién finalizaba de comer, o mejor dicho tragar rapidamente- Bueno, ¿qué falta para la broma eh? -continuó hablandoles a todos.
-Nada
en que tu puedas colaborar -dijo Black y dando una última miradita por el gran salón hizo una mueca y se fue a dormir, la noche caía y de pronto sintió un sueño enorme.



Lily y sus amigas estaban al tanto obviamente del asunto, no por que fueran cotillas si no porque casi TODO Hogwarts lo comentaba como la noticia más reciente y fresca.

-Bueno, si tuviera que defender la postura de alguien sería de Sirius -dijo Lola, quien era leona y mejor amiga de Lily, su cabello era negro y liso, su piel era pálida y sus ojos celestes- Mira, todo el mundo sabe esa relación bizarra que se lleva con Allen, no hay que mentirse.
-A mi no me interesa -dijo Lily bufando- Pero creo, simplemente que Potter tiene derecho a tener una novia, y tal vez Black simplemente tenga un ataque de celos caprichosos.
-No lo creo así, mira, si tu te pusieras de novia con un tipo que no me agrada y para variar pasas día y noche con él, yo también haría lo mismo

-¿en serio? Pues que mal, yo pensé que no eras tan parecida a ese arrogante llamado Sirius Black, deberías conocerlo

-Solo es una suposición Lils -sonrió Lola- ¡Mira, mira!, esa es Gellar, la directora de la revista escolar

-¿Y?
-Que es obvio que ella esta manejando toda la información de eso de la pelea de los amiguitos, y la manipula muy mal, se hace la fama de chismosa, nadie la quiere -informó Lola, Evans la miró por un momento, Pattie Gellar era una chica morocha, delgada, no muy alta, ojos como dos cuencos de chocolates y grandes, cabello ondulado y castaño, morocha, una chica normal que ese día parecía abrumada, andaba sola y tenía algunos libros en sus manos y una revista encabezando la torre de libros.
-Bueno, así es la vida, esa Sly se lo buscó -soltó la pelirroja y tomó a su amiga de un brazo y se la llevó.



-¡Gellar! -dijo Sirius asustando a la chica que en ese momento tomaba algunas pastillas de una caja y se las metía rapidísimo en la boca, Black quedó algo desencajado- Oh, ¿qué tomas?
-No te preocupes por esas cosas, ¿para qué me buscas? -preguntó ella.
-Me di la lata de venir a hablarte, porque quiero que quiten esa basurada de mi en el diario

-¿qué basu
? Ah, pues yo no puedo hacer eso -le contestó con brevedad y siguió en su camino evadiendolo y dando por terminada la conversación.
-Pero Pattie -le dijo él tratando de convencerla con una cara de perrito.
-Black, Por favor -se rió ella- Mira, ni te conozco, ni hago excepciones con nadie, las cosas que se publican son en parte mi responsabilidad y en parte responsabilidad del jefe de la categoría en la que se publicó

-La categoría de chismes -informó Sirius buscando una solución en Su mente.
-Imposible, el departamento de el "Gossip for sale" esta liderado por Astor Doug -sonrió.
-¿y quién es ese? -gruñó Sirius.
-Pues no te molestes en buscarlo, Astor Doug es el seudónimo que protege a la persona que hay detrás
y eso -sonrió- No te lo puedo decir.
-Pero ¿por qué?
-Ay, ya, yo en realidad lamento lo que pasa entre tu y tu amigo Potter

-Ex amigo -la corrigió.
-Bueno, lo que sea -siguió ella- Lo lamento por ti, pero no puedo hacer nada a no ser que tu realmente descubras quien es Doug, ahora, me duele mucho la cabeza y
bueno -titubeó.
-¿Te pasa algo? -preguntó Sirius mirandola, realmente no lucía muy bien.
-Estoy perfectamente -agradeció ella- Nos vemos algún día.

Y siguió caminando hasta desaparecer, Sirius jamás la había tomado en cuenta, pero se fijó específicamente en un detalle, se notaba realmente cansada y enferma, por sobre todo.



Lily hacía su guardia nocturna como labor de prefecta de Gryffindor, no encontraba nada anormal en la noche, todo silencioso, algunos alumnos que regresaban a sus salas comunes y ella tenía que preguntarles por qué y cosas asi... Nada que ella no conociera.

Se encontró antes de terminar su guardia con Remus, el otro prefecto.

-Nada por estos lados -sonrió, Remus le devolvió la sonrisa- ¿cómo estas Rem? Hace tiempo que no hablamos.
-Pues sabes, esto de el divorcio de James y Sirius me esta sacando de quicio -soltó, Lily soltó una risita por el término "divorcio" que había impuesto el ojimiel.
-Quizas con el tiempo ya no recuerden esta niñeria, tu sabes que son taan infantiles -comentó ella desde su punto de vista, Remus negó lentamente con la cabeza al momento de oir eso.
-Mira Lily, quizas sean infantiles y todo lo que tu digas, pero desde conocerse, jamás los vi pelearse como esta vez -explicó.
-No consideras que Black tiene celos de eso

-James por su lado siempre me dice lo mismo, pero yo no lo creo, ósea, Sirius tiene mucha razón pero
no lo puedo apoyar porque quiere tomar todas las riendas del asunto, y aunque sea un excelente merodeador y muy astuto -Lily lo miró escéptica- no puede ser lo mismo solo, que con James, ¿comprendes?
-Bueno, vamos a la sala común
y espero que toda esa bobería no siga, te ves afectado

-Es que se que pronto, muy pronto llegará ese tiempo en el que ambos te hagan decidir de qué lado estar -predijo Lupin soltando una risa irónica- Quien diría que los merodeadores llegarían solo hasta sexto ¿no?

Lily lo miró comprensivamente.



Doble cap ya que lo tengo escrito desde antes xD
espero q les agrade de veras
no me gusto tmpoco este, esta como flojito
:(


Como era costumbre, en Halloween se hacía un baile y todos se asombraron al leer el siguiente párrafo en todos los tablones de anuncios y en la revista escolar:

Baile escolar de Halloween
La fecha de la celebración se acerca y les pedimos a todos los alumnos desde cuarto a séptimo año que se coloquen su mejor traje y lo único obligatorio sería el antifaz, creativo, aburrido, como sea, pero uno que lleve puesto en su rostro cada invitado.
Y por un año de cambios, este baile no exigirá parejas, será de libre entrada.

Fecha del baile: 31 de octubre, con hora 9 de la noche
¡No Faltes!

Sirius al final había llegado a un salón en donde se escuchaba un llanto, que jamás pensó que proviniera de la chica que menos llora y la más inexpresiva de Hogwarts, ¿de quién hablamos?

La misma "insensible serpiente" Pattie Gellar.

-¿Gellar? -dijo extrañado, ella era una chica demasiado, rara y todo lo que dijeran pero jamás nunca se le veía llorar, ni siquiera cuando todos la rechazaban por ser la directora de la revista y una Sly, injusta con todos, dura con todos, no podía ser ella.
-¿Black? -dijo ella secándose las lagrimas y con mirada drogui, se mantuvieron la mirada un momento hasta ella que no pudo más y cayó desmayada en los brazos del chico, quien la sostuvo por suerte ya que amenazaba con caer al suelo y darse un buen golpetazo en la cabeza.
-¡Oye! ¡Gellar! ¡Despierta! ¡Eh Pattie! -soltó él dándole golpecitos pero nada, tenía que llevársela a la enfermería rápido, y dejó el antifaz en el suelo y la cargó hasta el lugar.



-Esta chica esta mal -dictó Madame Pomfrey mientras el único chico que estaba ahí acompañándola era Sirius, además de la inerte castaña.
-¿pero qué le ocurrió? Si solo se desmayó -observó el ojigris.
-No es solo un desmayo, me temo que hay que trasladarla lo más rápido posible a San Mungo -explicó con gravedad.
-¿¿San Mungo?? Pero qué puede ser tan grave que hay que trasladarla allá, digo, me daría cuenta

-Black, ¿podría usted quedarse con ella? -dijo Pomfrey, Sirius se desesperaba, le preguntó algo y la enfermera no le respondía claramente- tengo que avisar al hospital
y bueno, esta chica tiene... tiene una sobredosis de pastillas tranquilizantes muggle, hace tiempo que no hay casos asi en Hogwarts -y le echó una última mirada y salió de la enfermería.

Sirius se quedó viendo a la morocha que parecía muerta, estaba más pálida que nunca, casi llegando al amarillo de los enfermos graves, y si uno se fijaba bien podía ver en el estado tan lamentable que se encontraba, su vestido era lindo, era verde pálido y con lindos detallitos, y que no podría nunca relucir en el baile.

-¿qué problemas tienes para querer acabar contigo? -le preguntó y su voz hizo un pequeño eco en la gran enfermería.

En un rato corto ya se estaban yendo a San Mungo, él la acompañaría solo por merito hasta que llegaran sus padres, y aceptó hacerlo ya que no tenía ni una intensión de estar en la fiesta, para ver como el plan de cada año de joder a Snape no se realizaba por su estúpida pelea con James.



En el baile mientras, todo era alegría, mucha comida exquisita, casi todos bailando la música que el DJ colocaba, y con las decoraciones más realistas posibles que daban escalofríos, propio de la época de Halloween.

-James, ¿cómo te sientes? Digo, sin
sin Sirius -preguntó Cynthia mientras bailaba con su novio, James dudó.
-Yo creo que en este tiempo fue en donde de verdad se vió donde estaba el amigo que creí ver -soltó- Si Sirius prefirió cerrarse ante lo que tenemos, no me problema.
-Pero te alejaste de todos

-No hay problema, en serio Cyn -sonrió y siguieron bailando.

Lily bailaba con Frank Longbottom, otro buen amigo desde hace unos años, quien estaba más pendiente de otra chica


-Alice igual te quiere -sonrió ella feliz- Es solo que ambos son tan tímidos.
-Pero es que, yo no se si ella me rechace -dijo Frank.
-Vamos, he visto como se miran, me harías un favor si fueras a bailar con ella -sonrió- ahora esta sola -y la apuntó, Frank la observó por un rato.
-Bueno, te haré caso -dijo el chico y fue donde la muchacha menuda que estaba comiendo en una mesa solitaria, pero antes de llegar se tropezó de lo nervioso que estaba, siempre los nervios lo traicionaban en situaciones como esas, temió arruinarse todo, y para variar botó a un muchacho que estaba caminando con una bandeja y varios vasos de ponche.
-¡¡Ahh!! -se oyó gritar a una chica, muchos de los que bailaban se voltearon, y es que Cynthia tenía el vestido empapado en liquido rojizo.
-Lo siento mucho -soltó Frank viendola y luego viendose, él estaba impecable, solo tenía algunas manchitas de polvo al haberse caido en el suelo, y decidió que lo mejor era desaparecer de ahí o si no se agarraría muchos problemas con James, ya que había arruinado a su novia, y caminó rapido donde Alice.
-Frank ¿estas bien? -preguntó la chica quien había visto todo con mucha preocupación.
-Si, es que
me tropecé -confesó con algo de pena y vergüenza.
-Bueno -y sonrió nerviosa- A todos les pasa.
-¿querrías ir a bailar conmigo Alice? -preguntó de un momento a otro, algo acelerado pero ella lo agradeció, quería bailar con él, si, mucho.
-Si claro -dijo y se fueron ambos a la pista tratando de olvidar el vergonzoso accidente de Longbottom, Lily quien había corrido hacía donde estaba Frank para ayudarlo, había llegado tarde con su ayuda, y se quedó en frente de los vidrios quebrados y de
James, quien desafortunadamente estaba solo, porque Cynthia había corrido a cambiarse para no pasar más vergüenza empapada y pegajosa.

-Lily -saludó él con cortesía y algo de tensión.
-James -saludó ella con el mismo gesto de siempre, solo que esta vez le había llamado "James"- Se comenta que te has portado mal con tus amigos




Mientras en todo eso, Sirius estaba en un aburrido pasillo de hospital esperando a que llegaran los señores Gellar, hasta que pasado la medianoche hicieron su llegada.

-Lamentamos retrasarnos, chico
venimos de América -soltó el señor Gellar, Sirius abrió bien los ojos.
-¿Tan lejos viven?
-No, solo trabajamos allá por temporadas -explicó ahora la señora Gellar.
-¿cómo esta mi muchacha? -preguntó el señor.
-Pues no han dicho nada, solo que
-decidió callarse lo que sabía, no quería decirle ÉL a los padres de Pattie que la pobre había querido acabar con su vida, sería algo chocante, y más aún proveniente de un desconocido- No, no he sabido nada.
-¿Sirius Black? -preguntó una enfermera, el ojigris la miró con una ceja alzada y ella lo llamó para que se acercara. Cuando ya estaba cerca de la muchacha ella le dijo:
-¿Podría pasar por aquí? La señorita Gellar le quiere hablar -soltó, él tomó por sorpresa eso, no sabía que una Slytherin que jamás lo había tomado en cuenta quería verlo.

Entró a la habitación de la muchacha quien estaba a penas despierta, la habían conseguido despertar con un proceso bastante rápido a base de medicina mágica, ya que si hubiera sido en caso muggle, la chica hubiera estado un par de días inconciente.

-Hola -sonrió él.
-Hola -dijo ella con voz pastosa- Veras, Yo
yo quería agradecerte, por quedarte conmigo, y no dejarme allá

-Si te hubiera dejado te hubieras muerto, y después de todo habrías conseguido tu objetivo, ¿para qué hiciste tal tontería? -la regañó, y el tono que uso para con ella la hizo reír un poco.
-Bueno, es que hace un tiempo descubrí las maravillosas pastillas tranquilizantes -le explicó y luego suspiró- Luego de tomar unas cuantas me fui acostumbrando... -añadió retraidamente, a nadie le había dicho eso jamás, ni siquiera a las pocas amigas que tenía, quienes solamente estaban con ella para figurar en la revista.
-Quieres decir que
¿eras adicta a las pastillas?
-Como quieras llamarle, me hacía sentir más liviana -sonrió.
-¿Pero cómo? Mira la cara que pones al
hablar de ellas, deberías empezar a dejarlas

-¿cómo? Si ya se me hizo costumbre, como comer, como respirar -le dijo Pattie- si no tomo, me pongo mal

-Pattie, tienes un problema, y grave -le hizo ver Sirius seriamente- Tus padres están afuera preocupados, ¿cómo crees que reaccionarían?
-No lo se -admitió ella- pero ¿qué puedo hacerle yo? Nadie me ayuda, siempre fui yo, siempre yo sola, ellos se van lejos cada año, ni en navidad puedo verlos, y luego llegan aquí por mi fingiendo estar preocupados cuando de lo único que están preocupados es de las horas que están perdiendo en América -soltó.
-Pero por algún motivo estoy yo
-le dijo el ojigris.
-No me conoces ni te importaría hacerlo -lo contradijo- pero gracias por la intensión.
-Lo digo en serio, Pattie
-Yo también, Sirius -y quedaron viéndose con contradicción
-Lo que yo digo se hará -dijeron al unísono y luego se rieron.
-Basta, si yo puedo sola.
-¡Señores Gellar, internen a la chica en un centro de rehabilitación! -fingió gritar con voz melosa el chico, Pattie se levantó con rapidez y le tapó la boca.
-Ni se te ocurra -le dijo con los dientes apretados.
-Entonces te ayudo yo -propuso él cuando la morocha lo soltó.
-Ok ok, Se feliz -dijo enfurruñada, Sirius le guiñó un ojo como para decirle que esta contento y se fue de la habitación.



2ble!

-¿Mal con mis amigos dices? -preguntó James incrédulo- debería preguntarme yo si ellos han sido demasiado malos conmigo, en especial Sirius.
-No me creerías si te digo que Sirius tiene la razón -comentó Evans, había reflexionado con las palabras de Remus y aunque Black fuera todos los insultos que se le ocurrieran en su cabeza, tenía bastante razón- Pero esa es otra cosa

-¿Por qué todos quieren estar de su lado? -se molestó Potter.
-Yo no estoy de lado de nadie, esto no es una competencia, solo que
Las novias o novios pasan, los amigos quedan -le aconsejó- Por muy idiota que sea tu amiguito, es TU amiguito, y no debes tener tantas neuronas para saberlo.
-¿Por qué me hablas? -le preguntó James directamente.
-Porque ahora si te puedo hablar, antes no, ha pasado el tiempo y ahora se puede tener una conversación decente contigo -sonrió levemente- ¿O acaso no?
-Claro claro -analizó el muchacho- Bueno, dices que Sirius es mi amigo, pero ni siquiera puede soportar que
ande con Cyn.
-Y así nadie, si supieras como dividir los tiempos, te ahorrarías toda esa polémica con Black -concluyó ella- Espero haberte ayudado, me largo, la fiesta esta algo aburrida.
-Lily -la paró mientras ella se iba, la pelirroja se dio vuelta sin expresión alguna en su rostro- Yo... siempre esperé que me hablaras asi, ¿por qué no antes?
Ella rió.
-Te vuelves más agradable e ingenuo a la vez con novia -comentó y se fue, James confundido se fue a tomar algo hasta que volviera Cynthia, su cabeza estaba algo extraña, lo que le decía Evans era verdad, tenía que hablarlo con Sirius pero ¿dónde se había metido? Si el siempre era el alma de la fiesta, siempre hacía algo que lo mantenía sobresaliente de todos, pero ahora ni rastro.

Buscó a Remus, quien bailaba con Lola y lo sacó de la pista para hablarle, la chica quedó algo desencajada pero no protestó


-¿Has visto a Sirius? -preguntó, Lupin sonrió, eso le olía bien, pero
¡No tenía idea donde estaba el ojigris!
-No
No llegó a la fiesta, cornamenta
¿para qué lo quieres?
-Digamos que necesito decirle algo -soltó- Bueno, sigue con Lola -y le sonrió, ¿Ese era el James que conocía?, tal vez más de uno le agradecía a Frank por alejarlo de Cyn un momento.



-¡Me quiero ir! -suplicaba Pattie a unos enfermeros, estaba aburrida de estar ahí, eran ya alrededor de las 5 de la mañana y nadie la quería dejar salir y llevarla de vuelta al castillo.

Sus padres ya habían hablado con ella y con algunas mentiritas lograron tranquilizarlos, en eso se incluyó Sirius, quien la salvó de una buena al decirles que alguien le había puesto varias pastillas molidas en su bebida, por eso la sobredosis, no por otra cosa. Bueno, asi sus padres se habían ido dejandola sola, como era de costumbre.

Los enfermeros con cara de muerte (por la hora) se fueron de la habitación rogándole que se durmiera, pero ella no tenía sueño ni intensiones de dormir. Black estaba a su lado dormitando en una silla graciosamente, Pattie tuvo una idea.

Se levantó de su cama y fue donde él.

-Despierta -y le dio varios golpecitos en los brazos y la cara hasta que el ojigris fue despertando de a poco.
-¿qué hora es?
-La hora de irnos -le aclaró- Bueno, las cinco y algo.
-Tarde, ¿cómo que hora de irnos? -le preguntó confundido y desperezándose.
-Que nos escaparemos del hospital -explicó- ¡Por favor dime que si!
-Pero y los tratamientos y eso

-Los puedo dejar, no me interesan -insistió.
-No, eso no
-¿No dijiste que me ayudarías?
-Pues

-¡Anda di que si! -Sirius titubeó.
-Ya, ok
¿cómo pretendes salir? -preguntó.

Ella solo sonrió y le hizo un ademán para que esperara y se fue a cambiar al baño que había en la habitación, cuando salió llevaba unos pantalones de enfermero, no tenía zapatos y tenía una remera cualquiera.

-Vamos -solo dijo Sirius.

Salieron de la habitación con normalidad, caminaron por un pasillo en donde transitaban algunas angustiadas personas y algunos enfermeros que no conocían, todo marchaba bien, pasaron por la recepción, en donde no los reconocieron y luego listo, estaban afuera.

-¿Contenta? -le preguntó el chico a la castaña- ¿ahora qué?
-Pues bueno, tenemos que ir a
no lo se -suspiró, en ese momento Sirius colocó cara de susto y apuntó atrás de la muchacha, ella volteó pero era bastante tarde para reacciones, un señor vestido de blanco la tomó- ¡No! ¡No quiero volver! -gritó cuando sintió que la tomaban por la fuerza.
-Pattie
-dijo el ojigris sin saber qué decir ni hacer, la chica daba patadas y se revolvía como loca para que la soltaran y la dejaran escapar pero el doctor ya había llamado a más enfermeros que ahora trataban de contenerla.
-¡No! ¡Suéltenme! -lloriqueaba, era lamentable como la trataban de sostener, como si fuera una chica que no esta en sus cabales, como una loca.
-Pattie, te tendrán unos días, confía -Intentó Sirius de calmarla, pero en vano, hasta que sus gritos y súplicas se apagaron- ¡¿qué le hicieron?!
-Darle un tranquilizante -soltó el médico- Tendremos que llevarla a cuidado intensivo si no queremos que intente otra cosa...
-¿qué quiere decir eso? -interrumpió el muchacho.
-Básicamente, que la vigilarán más, no podemos permitir que se vaya, sus padres indicaron que no se podía ir hasta que no consumiera más estupefacientes y se pudiera controlar -dijo, Sirius ceñudo protestó:
-¿Pero no les quedó claro que esa sobredosis no fue problema suyo?
-Mira chico, muy amigo, novio o lo que seas de ella
pero no puedes estar encubriendola, eso le hace daño, has dejado que te maneje a su gusto, que te pida que la saques de aquí para volver a hacer lo que se le de la gana -le hizo ver, Black comprendió su ingenuidad al momento


"Es hora de irnos" "Yo puedo sola" "¡Ni se te ocurra decirles!" todos esos tonos de amenaza, de autoridad, esas caras de querer convencerlo de todo, de que todo esta bajo control cuando no era así
el simple hecho de jamás haber conocido a una persona dependiende de pastillas lo hacía algo ingenuo, Pattie lo controló.



El baile ya había terminado y Sirius no había vuelto a dormir, la noche se pasó rapido y la mañana soleada también se pasó como el viento, casi era medio día y ni rastro del chico... Remus, Peter, hasta James estaba preocupado por la suerte de Canuto.

-¡Donde esta! -decía Peter.
-Ya colagusano, debe estar con alguna de sus conquistas
tu sabes, y lo conoces -lo tranquilizó James, el no ser ya tan amigo de su mejor amigo le traía dudas, siempre antes de irse a algún lado y no volver hasta el otro día, Sirius le avisaba a él por medio de un guiño de ojo, o una sonrisa yéndose acompañado de alguien, suspiró, nada era igual, y se metió en el baño rapidamente
-Pero ya va a ser medio día -razonó Remus, y todos se quedaron en silencio cuando en unos minutos más llegó el que los mantenía preocupado- ¡Sirius!, ¿dónde estuviste?
-Con una psicotica -comentó resentido y se tumbó en su cama- Imagínate como de basura me siento... manipuladora -murmuró por lo bajo, nadie entendía de lo que hablaba.
-¿qué? ¿por qué llegas diciendo eso? -preguntó Remus ceñudo, Sirius no era de decir esas cosas, a no ser que odiara a la chica, como es el caso de Lola, con la que se vive peleando.
-Nada, yo me entiendo -dijo cuando vió salir a James del baño, el ojiavellana al verlo se alivió por dentro, ya que ni se inmutó al verlo recién llegado por fuera, también, esa mañana se había arrepentido de hablarle- Iré a darme un baño de agua fria -y se metió de un portazo en el mismo baño.
-No lo entiendo -susurró James apuntando por donde se había ido Black.
-¿Te gustaría? -le preguntó llanamente su amigo ojimiel, James gruñó.
-No -y se fue a buscar a nada más y nada menos que Cyn.

Adentro en el baño, Sirius estaba oyendo todo apoyado en la puerta, y meneó la cabeza, ya tenía bastantes problemas que lo abrumaban, más el resentimiento que le provocaba recordar a Gellar, aunque no supiera para nada que ella lo hacía involuntariamente, nadie timaba a Sirius Black, ni lo usaba para escapar de sus problemas.



-Con que ayer hablaste con James, ¿No Lily? -preguntó su amiga de cabellos negros, Dolores, estaban ambas almorzando juntas cuando se le ocurrió preguntarle.
-¿Cómo lo sabes? -preguntó Lily con desdén.
-Pues ayer te vi
por poco y le aceptabas una pieza de baile -rió- No, bromas, pero al parecer se veían a gusto.
-¿qué cosas dices? -saltó Evans- No lo vuelvas a mencionar, primero, por que vomitaré y segundo, porque Potter tiene novia.
Lola se largó a reir.
-¿de qué te ries?
-Lily, yo solo decía que se veian a gusto charlando, ¡Como conocidos o que se yo, amigos!, tu y tu cabecita al momento se imaginaron algo más que eso -y volvió a reir- Ya dime, ¿siempre te gustó Potter o ahora te agarró el gusto por lo prohibido
-¡Dolores!
-No me agrada que me digas asi -la reprochó- Era solo una pregunta, no era un pecado capital.
-Resulta que tus preguntas no le agradarían a Cynthia, y la estimo mucho
-¿desde cuando?, si puedo preguntar claro -se mofó Lola.
-Que no seamos amigas cercanisimas no significa que la odie o algo por el estilo -le explicó la pelirroja- Ya Lola, basta, se a donde quieres ir, y no te daré el gusto de abrirte el camino.
-Ok Lils, lo que digas -asintió su amiga con cara de chiste aún.


TERMINADO !!




Ay señor, este Sirius no piensa bien las cosas
bueno, me parecio algo triste
además no me gustó mucho
gracias por los comentarios
Bye!

El mes había pasado y nuevamente los chicos estaban enfrentados ante una luna llena, solo que, Remus no estaba tranquilo, y su transformación fue normal hasta que el licantropo se comenzó a comportar más violento de lo normal.

Los ojos del perrazo negro y del ciervo se miraban sin siquiera soltar aullido, tenían que contenerlo, ni su compañía servía, era inútil, algo ocurría.

Todo empeoró cuando a Sirius, el lobo lo atacó seriamente, dejandolo en el bosque, mal herido, Peter no supo que hacer, si era una rata, no podía volverse humano ya que corría aún más peligro, todo salió mal.

James dejó de ser ciervo para solo ser un muchacho y le dijo claramente a su amigo rata:

-Sigue a Remus, yo voy en un momento -y asi Peter partió con agilidad corriendo por el bosque mientras James veía a su amigo mal herido.
-¿Sirius? -dijo y al rato el perro negro dejó de serlo para ser el ojigris de siempre pero muy vulnerable- ¿Puedes seguir?
Black negó.
-Anda tu -le dijo con voz pastosa- No podemos perder a Remus, o si no todo se va al diablo

-Pero tu

-Potter, despreocupate de mi ahora que quiero que lo hagas -le dijo cancinamente- ¡Ve!
-Volvere por ti -y se alejó un poco para luego correr como nuevamente su forma animal, un ciervo, Sirius lo vió alejarse y sin poder hacer mucho, ya que su Torax y parte de su pierna derecha le ardían y si movía un solo músculo sentía como si un camión le pasara por encima.

Tendría que esperar a
¿James?



-¿qué le pasó a este muchacho? -dijo Madame Pomfrey por la mañana, muy temprano.
-Bueno, lo que pasa es que estábamos en una práctica de Quidditch y
una bludger lo tiró de la escoba, cayó metros y metros, suerte que lo pude traer al momento -lo excusó James, era él, solo él quien estaba dando la cara por lo que había pasado, No había Cynthia, los tiempos de antes volvieron por un momento, Sirius estaba quejándose a todo momento y tenía a la enfermera algo harta.
-Si, tiene un par de costillas rotas -soltó como si fuera la nada- y la pierna descolocada, ósea, también quebrada.
-¡Ay! Más cuidado -soltó Black cuando ella le estaba tocando las costillas para revisar cuales estaban mal- ¡Esa esa duele! ¡No! ¡Auch!.

James solo reía, y Sirius lo miró ceñudo.

-¿qué haces tu aquí? -preguntó.
-Si, gracias James por traerme y soportar todo este rato tus quejidos -ironizó Potter.
-Eh si
debería darle gracias a merlin que tuve que quebrarme entero para que al fin te separaras de tu querida -dijo él.
-¡Sabes que nunca te dejaría en este estado! -le protestó James enojado- ¿cómo puedes decir eso?
-Pues ahora que ya ni te conozco
creo que me nació -dijo Sirius- Pero cuando este sano y bueno volveras a ser el enemigo de Sirius ¿vale?
-No seas infantil, canuto -le pidió el ojiavellana cansado.
-No soy yo el infantil, no soy yo el que necesita de su mami las veinticuatro horas del día -soltó llanamente el morocho (Algunas veces al decir "Mami", se refiere a "Novia")
-Ya, claro
-se enfadó más James- Al menos ya estas en manos de Madame Pomfrey, ahí te ves -y lo abandonó, lo dejó solo.



Gracias a la excelente mano de la enfermera, Sirius pudo salír en un tiempo corto, sano y bueno.

A Pattie no la vió más por Hogwarts, la revista publicaba cada vez chismes más hirientes y la lista de los que la querían ver enterrada bajo mil metros se hacía grande, todos le echaban la culpa de lo que publicaba el tal Astor Doug (escritor de la más controversia sección de revista "Gossip for sale"), y Sirius dudaba a ratos de lo que ocurrió la última vez que la vió, hace un mes aproximadamente.

Hasta que un día por la mañana, leyendo la revista con Remus, se hartó.

-Mira lo que dice, ¡Basuradas!, Gossip for sale es la peor sección, y todos los cargos van a parar a
Pattie -soltó, el ojimiel lo miró con una ceja alzada.
-¿A poco tu no la odias? Yo pense que eras el primero en la lista de los que querían matarla, de hecho, ¿recuerdas que la fuiste a encarar por lo que dijeron de ti y James? -y cómo no recordarlo, si por eso fue que la conoció, la rara chica Slytherin, la rara Pattie Gellar.
-No, no la quiero matar, porque los que quieren hacerlo deben tener menos de 2 neuronas -se enfadó- Mira quien firma siempre en esa sección.
-¿Astor Doug? -preguntó Remus, Canuto asintió- ¿Acaso no sabes lo que se rumorea?
-Hasta el momento lo sabes más tu que yo -ironizó el ojigris, solo porque Lupin no era de esos que le hacen caso a los rumores o chismes- ¿qué se rumorea doctor cotilla?
Remus rió antes de contestar.
-Gellar es Astor Doug

-Demonios, ¿acaso se fumaron algo? -en ese momento a la mesa en donde desayunaban llegaron Cynthia y James de la mano y se sentaron al lado de Black, quien carraspeó ya que James había puesto SU trasero a SU lado.
-¿de qué hablan? -preguntó como si no pasara nada, tenía esa manía de hacerlo.
-De que Pattie Gellar es Astor Doug -comentó Remus.
-Lo creo posible -fue el comentario breve y productivo de Potter.
-Es obvio -interrumpió la rubia Cynthia- Gellar es capaz de inventar toda esa basura y mucho más, es solo cosa de verla, no tiene vida propia

-Cielos James -saltó Sirius envuelto en cólera, hablándole por primera vez directamente al chico, luego de la pelea en la enfermería, y el ojiavellana se sorprendió y lo miró con ambas cejas alzadas- Yo sabía que siempre te liabas con gente tonta y chismosa, ¡pero nunca TANTO!

Es ahí cuando deberíamos decir, que la guerra mundial se desató de nuevo, Potter le propinó un puñetazo que dejó a todo el comedor en silencio, como si alguien se hubiera muerto, y no era para menos, ver a Sirius Black en el suelo con una mano cubriéndose la mejilla izquierda, más un James enojado mirándolo cono desprecio era algo que nadie, NUNCA se imaginaría.

Las chicas del club de fans de ambos fueron las primeras en dar chillidos preocupandose por Sirius o Por James, la situación era confusa.
-No te conozco -dijo Black antes de salir con la cabeza en alto y con su misma caminada arrogante, como si no hubiera ocurrido nada, lejos del gran comedor.

-¿por qué hiciste eso? -preguntó Lupin asombrado.
-¿No lo oíste acaso? -le respondió con una pregunta muy brusca el ojiavellana, y así fue como Remus se dio cuenta de que no podía estar del lado de James si él era asi con todo el mundo, estando con Cynthia...



Ohhh !!
gracias por todos los comentarios
me hacen feliz!
ahora comenten este pedazo de mal fic
bYe"!

Sirius Black estaba frente al Director del colegio, no porque haya hecho algo malo, de hecho, el ojigris fue voluntariamente al despacho de Dumbledore.

-Dime Sirius, ¿qué te trae por aquí? -preguntó con voz jovial.
-Yo
este, quería pedirle
bueno, es que la verdad necesito ir a San mungo -soltó.
-¿por qué motivo?
-Verá, hace algún tiempo fue trasladada la Slytherin Pattie Gellar ahí -Dumbledore asintió- Bueno, es una
amiga mía y con esto de que la dejaron internada no la he vuelto a ver.
-¿Una amiga dice? -preguntó el director viendo con interés la mejilla de Sirius, la cual tenía un gran sector amoratado.
-Bueno si, algo asi -asintió- Por favor, señor.
-Esta bien -luego de un titubeó resolvió la situación- Solo porque hace ya unas semanas que no te veo metido en problemas

-Como esta la situación, creo que todos deben saber por qué -murmuró con una mueca y luego sonrió- Bueno, Gracias.
-Puede ir, pero tiene que volver al momento, solo le doy esta tarde libre -advirtió el director, Black asintió.

Ahora podría ver a la enferma después de un buen tiempo.



-Pattie, diviertete en algo -le pidió el doctor que la trataba, la chica no tenía mucha vitalidad, sabiendo que su libertad se veía cada día que pasaba reducida a las paredes de un hospital mágico, ¡Ni siquiera había podido tocar su varita!, sus padres no eran de mucho ánimo, la iban a ver una vez por semana, y de quien dijo que iba a ayudarla, ni idea
pero ya estaba acostumbrada.
-¿En qué quiere que me divierta? -preguntó sin mucha simpatía.
-Cuando estas aburrida te he oido cantar, ¿no quieres
?
-¿quiere que le cante?
-Mejor dicho, quiero que acompañes a los niños internados, con problemas mucho peores de lo que tu crees -le hizo ver- ven, acompañame.

Ella se levantó de donde estaba sentada y acompañó al médico, algunos pisos arriba y se encontró con una gran sala en donde habían muchos niños, sonrió.

-No me había hablado de este lugar, y eso que llevo bastante aquí metida -dijo- Pero me encantaría estar con ellos -asintió.
-Me gusta ese animo -le comentó el doctor y llamó a todos los niños que habían a prestarle atención.
-Chicos y chicas, aquí les presento a Pattie -ella saludó sonriendo.
-¡Hola Pattie! -dijeron todos disparejos.
-Esta chica viene de unos pisos más abajo y quiere jugar con ustedes -dijo el doc animoso, todos hicieron vitores como los niños que son- Bueno te dejo, tengo que irme, vuelvo por ti en un rato -le dijo en especifico a la chica, ella asintió y lo vió irse.
-Bueno, seguramente no me sentire tan sola -dijo, más para si mismo que para todos.



-Bueno, justamente hace un rato la dejé con compañía
-explicaba mismo doctor a Sirius, quien había llegado hace un rato.
-¿La vinieron a ver sus padres? -preguntó él.
-No, lo que pasa es que
parece cada día más abrumada y pensé que sería bueno que tuviera algo de compañía... Los niños del hospital -Sirius entendió y le sonrió- Pero puedes pasar, ya te conozco chico, e hiciste bien en no seguirle todos los juegos, ya esta mejor.
-Pero no bien del todo

-Exacto, no bien del todo -repitió el médico- Bueno, como sea -sonrió y le indicó el piso y la sala en donde estaba.

El agradeció la indicación y subió. En el piso donde según el doc, ella estaba, se oía una voz extraña de chica, y curioso sin siquiera ver el número de sala, se acercó a la voz



And in my hours of Darkness
She is standing right in front of me
Speaking words of wisdom, let it be

Let it be, Let it be
Let it be, Let it be
Whisper words of wisdom, Let it be

And when the brokenhearted people
Living in the world agree
There will be an answ...


Pattie se calló en cuando vió a Sirius parado en el umbral de la puerta, todos los chicos que la miraban a ella cantar se voltearon a verlo a él en silencio.

-¿qué haces aquí? -preguntó fastidiada.
-¡Hola! Tanto tiempo, yo si, bien estoy súper -dijo él.
-No estoy para bromas -bufó y se levantó de la silla en donde estaba para caminar a la puerta- Chicos, otro día vengo, se los prometo


Todos hicieron abucheos.

-Lo siento -y se fue seguida por Sirius.
-Oye, te vengo a ver y tu
te vas -soltó.
-Bueno, no es gracioso que te abandonen -le espetó ella- Bueno, eso se supone parte de mi karma, pero crei que iba a ser distinto.
-Pero tu me controlaste, ¡tu lo que querías de mi era un complice para que te escaparas del hospital y volvieras al estado lamentable en el que te encontrabas! -la rebatió.
-¡Yo no te controlé!
-¿cómo que no?
-Jamás tuve la intención de hacerlo -confesó ella- Supongo que por eso todos tienen la tendencia de dejarme
siempre creen que yo manejo sus vidas, como si no tuvieran, lo que se llama, autocontrol.
-Pero
Esta bien, en parte yo te hice caso en todo vale, pero
ya estoy aca -sonrió- ¿cómo ha estado tu mes?
-Solo quiero salir de acá, y mis padres no me ayudan -dijo.
-Pero
¿dejaste ya de depender de
?
-Trato -contestó con amargura- pero hablemos de otra cosa
¿cómo va la revista?
-De mal en peor, y todos los descerebrados insisten en que tu eres Astor Doug -soltó.
-¿Qué demonios?
-Sip, como lo escucha
mira -y le enseñó su mejilla amoratada- me lo gané por defender tu reputación.
-Gra
Gracias -dijo ella- Pero para limpiarla tendrías que tener siete vidas, nadie me cree, y eso de que yo soy Astor Doug ya lo sabía.
-¿Y no haces nada?
-No, ¿para qué? No me interesaba ni me interesa que lo piensen, ni que me odien, bah, para qué necesito que me amen -soltó con desdén- ¡Oh ya es tarde! Muero de hambre.
-Vamos por comida -sonrió él.

Y asi los dos fueron al casino del gran hospital a comer algo, lo que no le había comentado el ojigris, era que la veía bastante mejor, hasta sonreía algunas veces cuando él lo provocaba, Pattie era una chica amable, aunque todos dijeran lo contrario...


La canción se llama Let it be, de los fab four, osea beatles xDD
y bueno, me encant esa canción, cuando recien los conoci me hacia ponerme triste :(
pero weno, es un gran tema !
Los dejo
espero q les gustee
y desde el 4 de enero se acaba la actualixación rapida!
:(
los qere
Snouth!






James y Remus se veían involucrados en una charla seria, de esas que querría tener el ojiavellana con Sirius pero sabe que es imposible sin que alguno termine mal herido, es que así eran los dos, su temperamento, y Remus era tan diferente, y sus puntos de vista iban en vaivenes, lo único que se sabía era que creía que ambos estaban locos por temporadas.

 

-Mira, tienes que entender que a Sirius le enfurece que no seas el mismo -soltó el ojimiel con pereza- Y le enfurece más que Cynthia tenga todo tu tiempo, tiempo que podrías estar malgastando con él.
-Eso es egoista -protestó Potter- Además Cyn es mi novia, un poco de respeto no le vendría mal, siempre se siente mal por las constantes indirectas que le lanza Sirius...
-Ponte en el siguiente lugar... tu estas solo como nadie y Sirius tiene una novia con la que comparte todo y lleva una relación que se dice enfermiza -James colocó cara de protesta pero Lupin lo silenció con un ademán de mano- Él le dedica TODO su tiempo a ella, solo vuelve a verte para lo justo y necesario, no más bromas, no merodeadores, solo ELLA... ¿qué dirías tu?
-¡Que esta loco! Porque puede dividir sus tiempos...
-Exactamente lo que tu no haces -le hizo ver Remus- Se que te sientes enamorado y todo eso, pero la verdad es que en algunas ocasiones, Canuto tiene razón...
-¿Y todas esas conclusiones a qué llegan?
-A que deberías alejarte solo un poco de Cynthia
-No
-Pero...
-No lo hare, punto -y se levantó de la butaca donde estaba sentado- Si Sirius no lo sabe entender...
-¿Sabes? El que debería tener un ojo y la mejilla amoratada no debería ser Sirius -le dijo Lupin y también se levantó de su butaca- Buenas noches, James.

 

__________________________________________________________

-Bueno, ¿me dirás quien es Astor Doug?
-No... en serio, no sigas preguntando -soltó Pattie- No puedo decirtelo...
-Tus problemas se solucionarían si él deja de molestar a todos...
-No, Aumentarían, tu sabes bien por qué -le alegó- Sirius, por favor deja de insistir -le pidió cancinamente.
-Pattie, te juro que lo voy a averiguar, de tu boca, o no -dijo seriamente- Bueno, me tengo que ir.
-¿Tan rapido?
-Vaya que nos encariñamos luego, niña -rió- Nos veremos pronto.
-No lo creo, veras... no te dije, pero mis padres quieren que me vaya a América, a radicarme denuevo, en una escuela de magia canadiense, y pasar mi rehabilitación en un hospital más experto, algo asi -explicó- Dudo que nos veamos otra vez.
-Pero Pattie -ella lo interrumpió.
-Eres un buen chico -soltó- Bueno, te cuidas.
-¿Eso es todo? -preguntó él antes de que ella se diera una vuelta para volver a su cuarto.
-¿qué dices?
-Que si eso es todo, ¿todo lo que hice por ti para que te vayas?
-¿Y qué esperabas? Es un pensamiento muy egoista de tu parte -le informó- Te lo agradezco mucho, en serio, me ayudaste cuando nadie lo iba a hacer...
-¡Pero te iras!
-¿Y eso te influye mucho? Sirius, te conozco, ¡Eres popular, tienes amigos, muchos amigos, hasta un club de fans! tienes todo, ¿en qué te influye que una tonta viciosa se vaya lejos de ti eh? -eso lo dejó en silencio, y ambos se dieron vuelta en direcciones distintas, para concluir su amistad o lo que pareció serla...

Cuando Patt vió que Sirius ya había doblado la esquina se volteó y se quedó parada en medio del pasillo mirando por donde se había ido...

-Te extrañare, Sirius

_______________________________________________________


La noche llegó tan rápido, y James andaba merodeando por ahi sin capa, sin mapa de merodeador, sin ganas... Remus y Sirius estaban empeñados en hacerlo sufrir (N/A: pobresillo ¬¬), ellos eran sus amigos, desde que tenía 11 años, lo recuerda tan bien, tienen más recuerdos que el camino que les lleva por delante, eso esta más que claro, con ellos se hizo animago, todo pudo salir mal, pero juntos lo lograron, hasta hicieron que Peter pudiera convertirse exitosamente en rata... Esos años no se olvidaban, pero Cyn era todo para él, aunque recién llevaran unos meses. Correo temporal gratis

-¡Potter! -oyó una voz conocida, se volteó para ver a Lily Evans.
-¿qué haces aqui? -preguntó él.
-¡Soy prefecta no te hagas!, es tarde, ¿qué haces TU aqui?
-Pues... camino -dijo sin ánimos.
-¿Si? pues camina, PERO DE REGRESO A LA SALA COMÚN... No quiero quitarle puntos a mi casa por boberías tuyas -dijo ella impaciente- Vamos.
-¿Y donde quedo la Lily que me habló en la fiesta?
-Creo que se fue, se espantó, cuando vió que le pegaste a TU amigo, eso no se hace... aunque siga pensando que Black es un patán, No se hace -lo regañó, o bueno, usó su tono de regaño sin querer- Olvida a esa Lily...
-Pero me agradaba...
-Vamos vamos, se hace tarde, la paciencia se acaba -lo cortó- Lo siento, pero traté de ser amable con alguien civilizado.

 

Y él no hizo nada más que obedecerla, ¡Obedecer! ¡ÉL!, bueno, la situación se ponía cada vez más rara, no se podía esperar nada predecible de nadie.

Ah !!... nose que decir

no me gustó este cap pero es lo que hay

felices fiestas !!

bye!

¡Navidad!, era la fecha más esperada por todos, para partir a sus casas, celebrar todo en familia, pero para los merodeadores sería una navidad algo extraña...

-No James, tengo que irme con mi familia, navidad se trata de eso -dijo Remus mientras ambos estaban charlando sobre navidad juntos... Potter lo estaba invitando a pasar la navidad en su casa, pero Lupin, no cedía- Lo siento.

-¿Peter? -sonrió James.

-A mi no me mires, tu sabes que familia es familia -dijo airado- ¿qué pasa con Si... -Remus le dió una buena tunda en el estómago al chico que lo acayó al instante, ambos estaban concientes de que Sirius y James pasaban navidades juntos desde que se conocieron, ya que el primero, tenía una relación horrible con su familia.

_____________________________

En ese tiempo, Sirius estaba algo apagado, sabiendo todo lo de su amiga Gellar, más sus navidades en Hogwarts (Porque ni muerto ni amarrado iría a la casa de los Potter, por su hijo, claro), pero el día antes de salir de vacaciones navideñas, recibió algo que lo hizo dudar demaciado...

 

Sirius:

Querido, por si a James se le olvidaba decirte, obviamente te vienes con nosotros para navidad

no dejaré que te quedes en un lugar que no te agrada, no lo agradezcas, para nosotros siempre será un agrado tenerte en casa, los esperamos a ti y a James en la estación.

Dorea Potter

 

¡Diablos!, se olvidaba de lo mucho que se había encariñado con los padres de su "amigo", ahora ¿cómo les diría que no quiere ir? que no quiere arribar a la casa de un tipo que lo trata como a una roca, no sería tan cinico como para ir a la casa de un amigo que le golpeó solo por una rubia, una rubia que lo irritaba demaciado.

-¿Recibiste lo de mi mamá? Supongo -bufó Potter sentandose a su lado, ambos en butacas frente a la chimenea, tratnado de buscar calor en ese día tan frio.

Sirius solo batió entre sus manos el pergamino.

-¿Iras?

-Si no me queda de otra, solo por tu mamá y papá, James -le informó sin ganas de pelear.

-Oye mira, yo queria hablarte...

-Ahorrate la saliva, no te oiría, pero no te escucharía realmente -lo paró- Estoy cansado -bostezó y se levantó de su puesto.

-Al menos podrías fingirlo... -musitó Potter dolido.

-No, ¿para hacerte sentir bien?, Para eso esta tu chica -sonrió forzadamente el ojigris y abandonó la sala común para irse a dormir a su cuarto.

__________________________________________

Al llegar a la habitación merodeadora vió que en su cama había otro pergamino enrollado con una cinta verde sosteniendolo, bufó, ¿Acaso no entendían que ese no era su día? ¿que no quería recibir más cartas ni avisos?, estaba harto... Lo tomó bruscamente y lo abrió.

 

Sirius:

No quería tal despedida, en serio me ayudaste mucho, no debiste enojarte conmigo, bueno, quizas si... ah, no lo se, no me hagas pensarlo, solo te enviaba esto para desearte una feliz navidad y que tu vida sea aún más perfecta todavía, ojala no haya resentimientos, es lo que quise decirte ese día antes de no verte más...

Con cariño

Pattie.

-¿Cariño? ¡Tu no tienes ni eso para darme! -protestó al aire y soltó el pergamino colérico dejandolo caer en su cama, obvio que había resentimientos, aunque ni él sabía realmente por qué los había, pero estaban ahi presentes. Se fué a dar un baño de agua caliente, un baño larguisimo, ojala.

____________________________________

-Y bueno, ¿entonces pasaran navidades juntas? -llegó Remus hablando con James a la habitación mientras el agua se sentía caer desde el baño (N/A: Si me preguntaran qué elemento querría ser... definitivamente querría ser agua xDD :P).

-Si, quise hablarle pero ultimamente anda... rarisimo -dijo el ojiavellana mirando con interes el pergamino de Pattie- ¿qué le habrá escrito mi mamá? -se preguntó y fue a leerlo, pensando que el pergamino que estaba en la cama de Black era el de su madre.

Leyó en silencio y a cada palabra iba colocando cara de confusión.

-¿Sabes quien es Pattie? -le susurró a Remus haciendole un ademán para que se acercara.

-¿Pattie? -lo pensó el chico y luego una ampolletita se le encendió encima de la cabeza- Mira, si no estoy mal, es la sly... Pattie Gellar.

-¿ASTOR DOUG? -exclamó James y Remus dió un golpe en la frente para que hablara más bajo, ya que Sirius podría escuchar desde la ducha- Ella es la chica que publicó todas esas calañas de nosotros, de Sirius y yo, de eso... ¡chismosa! -protestó en susurros.

-Es ella... creo -siguió Remus titubeante.

-¿cómo puedes estar seguro? ¡Sirius la quería matar! y lee esto, es bien significativo -dijo y le entregó el pergamino, que Lupin leyó rapidamente.

-Lo supe porque el otro día cuando tu lo golpeaste... él se ganó ese puñetazo por defenderla -explicó.

-No, se lo ganó por insultar a Cyn -lo contradijo testarudo el ojiavellana.

-Te digo que NO -soltó Remus impaciente- Cynthia dijo cosas ofensivas contra Gellar y Sirius le contestó con una ofensa para defenderla...

-Osea que... ¡Tiene algo con ella! No lo creo -soltó Potter horrorizado.

-Realmente, ni idea

En ese momento oyeron un golpe en el baño y se apresuraron a dejar el pergamino ahi y volver cada uno a su cama, fingiendo estar en lo suyo, mientras cada uno pensaba cosas, conclusiones...

Jejeje no se si me agrade, pero es lo que hay !!

jajaja

Como James se preocupó por la salud mental de su amigo o ex amigo o lo que fuera Sirius, decidió hablarle un momento abordandolo luego de su ida al baño.

-Tenemos que hablar -soltó seriamente.
-¿Si? ¿De Cyn? -le preguntó Black dando un bostezo- Tengo sueño yo me voy a la cam¡Auch! -James con su varita lanzó un rayo directo al trasero del chico, y le pinchó como si hubiera sido un choque eléctrico- ¡Condenado pelotudo!
-Vamos a hablar quieras o no, Sirius -dijo y lo sacó entre forcejeos hacia la sala común, Remus solo reía por lo infantiles que se veían.

 



En la sala común...

-Ya ya, te di en el gusto, ¿te sentías solo Jamsie pooh? -se burló.
-¿Podrías terminar tus bromas? -preguntó el aludido irritado.
-¿Me daras un golpe acaso? -lo desafió Black, dejando un momento a Potter en silencio- Ya, lo siento, no tengo intensión de decir nada productivo
dime que quieres, para irme a dormir, no vine aqui a pasar el ocio contigo...

James no sabía como empezar, si disculpandose con él por los sucesos pasados, o gritandole en su cara por qué demonios se metió con la chismosa que regó por todo Hogwarts que el era un enamorado enfermizo y que usaba a Cynthia para que Lily se fijara al fin en él... No iba a permitir que su amigo o enemigo anduviera con tal mujer.

-Yo...
-Mira, James, hablando seriamente -dijo Sirius interrumpiendolo- Eres mi hermano, y todo lo que digas, pero ya intente hacerte entrar en razón y no voy a seguir haciendolo...
-Pero... bueno, yo me comporte muy pelotudo contigo, si me disculparas... -soltó olvidando su orgullo- Solo quería hablarte sobre Pattie Gellar, la chismosa.
Sirius rodó los ojos.
-¿qué me quieres decir?
-¡Cómo se te ocurrió salir con ella! Por merlín Sirius -lo regañó- Ni por más que me quieras como hermano, saliste con la que más se metió conmigo.
Black no tenía intención de contestar tal afirmación.
-¿No dirás nada?
-Acepto tus disculpas, es navidad, es lo menos que puedo hacer -soltó encogiendose de hombros y sonriendo vagamente.
-No te hablaba sobre eso...
-Ah, sobre la sly...
-Exacto
-No hay nada que discutir -dijo
-¿Qué? pero si tu te relacionas con e...
-¡Lo que son las cosas de la vida! -apremió Sirius con voz imponente, haciendo callar a Potter- ¿Te cuento un cuento?.
-Sirius...
-Había una vez un chico que salía con una chica, la amaba tanto, tanto que se olvidó de todo su entorno... y cuando al fin el chico pudo reaccionar, volviendo al mundo real, se disculpó con todos y como guinda de la torta le reprocha sus relaciones amorosas a su amigo... su amigo piensa que nada volverá a ser igual, y menea la cabeza, esta cansado, se va a acostar y lo abandona -sonrió forzadamente y le palmeó el hombro- Hasta mañana.

James se quedó pensando.




Cuando se fueron a la casa de James todo era tan frio que hasta Dorea y Charlus, los padres del ojiavellana, se dieron cuenta

-¿quisieran ir a buscar leña? -preguntó la mujer con cariño a los dos que no se hablaban ni para la cosa más insignificante- POR FAVOR
-Si, Dorea/Mamá -dijeron ambos al unisono.

Salieron uno tras otro y en el jardín, quien no aguantó el aburrimiento fue Sirius:

-Proseguire a contestarte lo que el otro día evadí -dijo.
-Sobre... ¿cierta chismosilla? -soltó James con pereza- Te escucho...
-Primero, ella no tiene la culpa, y si tu supieras todo lo que le ocurre, tendrías que pedirle perdón de rodillas -soltó rapidamente, James paró de recoger leña y lo miró ceñudo- No, no estoy enfermo ni con algún daño mental -James abrió la boca para decir algo pero:- Y no estoy borracho.
-Vaya que me conoces -soltó con cierta nostalgia en su voz- Prosigue, ya me aclaraste todas las dudas sobre tu cabeza.
-Bueno, y, si le dije a Cynthia que era una (con tu permiso) TONTA, no lo dije por nada, si no porque comenzó a decir basuradas que no le correspondían acerca de Gellar... y No soy ni amigo, ni sali con ella ni JAMÁS saldré con ella... solo fue caridad -terminó dubitativo.
-Me alivia, pero esa forma de defenderla me dice otra cosa -soltó Potter.
-No, no debería decirte nada si me conoces...
-Si te conociera, diría que... Tu y Gellar son amigos, y algo hizo ella que te enfado, y ahora la niegas porque... la niegas -se encogió de hombros- ¿acerté?
-NO
-Bueno, creo que debo actualizar información -le dijo indirectamente, los amigos se quedaron en silencio.

 

-Lo siento -dijeron ambos.
-Todo lo que dijiste es verdad -admitió Sirius
-Y yo corté con Cynt... Cyn...
-Si no lo puedes decir, comprendo... -dijo el ojigris animado- ¿Amigos?
-¿Como desde los 11?
-¿Cornamenta?
-¿Canuto?

-¡Por favor dejense de tonterías! los observé todo el rato, y ¡Quiero la leña! -dijo Dorea, James se hizo el enfadado.
-¡MAMÁ! -y los tres rieron- La llevamos ya...



Por la noche era navidad, toda la familia estaba reunida (N/A: Sirius ya era casi parte de ella, por eso lo digo asi) en la mesa y un rico pavo para la cena estaba listo.

-¿Podemos comer?
-Aún hay que dar la bendición, Hijo -soltó Dorea.
-Merlin, bendice el pavo que quiero devorar, AMEEN -soltó y se aproximo con su tenedor y cuchillo a deborar su parte.
-¡NO! James Charlus Potter, comportate...
-¡Tengo hambre mamá! -soltó como niño de cinco año, Sirius reía y aunque no quería admitirlo en voz alta, moría de hambre y como buen perro quería comerse toda la mesa para quedar satisfecho.

Luego de que por fin la señora Potter dió su famosa bendición navideña, como le llamaba ella, todos pudieron comer felices.

Por la noche, al dormirse, ambos pensaron muchas cosas antes de hacerlo, se daban vueltas y vueltas en sus respectivas camas, había tanto de que pensar:

Por el lado de Sirius en su mente pasaban imagenes rapidas de todo lo que pasó en esos últimos meses, las veces que James los abandonaba a él, Remus y Peter por Cynthia, la vez que lo golpeó... cuando Pattie le sonrió asegurandole que ella no era la chismosa, cuando se la encontró y ella cayó desmayada en sus brazos, cuando le pusieron tranquilizantes para llevarsela y no volverla a ver, su suave voz cantando Let it be.

Por el lado de James se vió todo lo que había pasado con Cynthia, la rubia de ojos miel que más quería y que había dejado él mismo solo por una gran pelea involucrada Lily siendo agradable con él, y también vió a la pelirroja en sus pensamientos, pero sacudió la cabeza, con algo de confusión.

A la mañana siguiente abrieron los regalos como dos pequeños hermanitos y riendose de lo que tenían y peleandose por quién tenía los mejores regalos, todo estaba perfecto... pero muy dentro del corazón de ambos no todo estaba tan perfecto, el sol aún no salía del todo, y eso lo sabían los dos desde la noche anterior.

-Sabes qué... esto es basura...-comentó James en el jardin sentado con Sirius en una banca.
-¿La navidad? para nada, tu madre cocina como los dioses, todavía me queda el gusto a po...
-No Sirius, no la navidad, no la familia, ni los amigos -soltó.
-¿Hablas de Cynthia? -soltó colocando un tono mordaz.
-Jamás la pudiste soportar ¿verdad? -preguntó Potter.
-La verdad es que tenía un gran ingenio y era agradable cuando quería, pero la verdad es que siempre me hacía caretas cuando estaba contigo, como para demostrarme que yo ya era basura en el suelo para ti, eso me hacía querer golpearla, pero si lo hacía, tu agarrabas tu varita y me enviabas un maleficio asesino, y no quiero perder la vida tan hermosa que tengo -soltó con egocentrismo.
-No me fije nunca...
-¡Hola! Potter, bienvenido al planeta tierra, es obvio que ella lo hacía sin que tu la vieras -soltó Black riendo- Bueno, dime... ¿todo es basura porque no estas con ella?
-Ajam...
-¿Puedo saber por qué terminaron?
-Porque ella se creyó la basurada de tu noviecita de que yo la quería solo para quedarme con Evans, no ves que Lily ahora me trata como persona...
-No no no... Evans no lo haría, quizas alguien le cortó el cabello y con poción multijugos se hizo pasar por ella... no es probable que Lilian Evans haga lo que dices -se negó Sirius.
-Pues creelo o no, porque la fiesta en donde tu desapareciste me habló -sonrió como tarado pero luego meneó la cabeza- ¿qué he hecho?
-Sonreir como pelotudo...
-GRACIAS, Sirius -lo miró ceñudo.
-Si, de nada -sonrió él como si nada pasara.

 

Siguieron charlando por mucho rato hasta que ya no había más tema que tocar, se entraron por el frio que comenzaba a hacer y todas las vacaciones siguieron igual, hasta que tuvieron que regresar a Hogwarts...


Chicos en 5 o menos capítulos esto se termina :(

era inevitable poner ese titulo!!!


Bye!!!

-¿En serio se arreglaron? -preguntó Remus en el vagón merodeador del expreso de Hogwarts cuando James y Sirius estaban comiendo ranas de chocolates y charlando juntos, Lupin había llegado hace segundos y no pudo creer la escena- ¿Estoy borracho?
-Quizas... ¿tuviste juerga con los prefectos?
-No -y los tres comenzaron a comer más ranas de chocolate- Y bueno, digamos que llegamos a un común acuerdo con Jamsie aqui presente.
-Me basta con eso -sonrió el ojimiel feliz- Oigan, no oyeron lo que se rumorea...
-¿Qué? -preguntaron Potter y Black al unisono.
-Miren la revista que saque de un tumulto de chicas, al parecer tu amiga Sirius jamás querra pisar Hogwarts por lo que dice -y les dió una revista marcada en una página, la página de siempre, la que más atraía a todos por los chismes recién salidos del horno que traía, la sección de "Gossip for sale", liderada por el controversia Astor Doug, y el chisme de comienzo de semestre decía:

Pattie Gellar, Directora general de la revista, ¿dónde estas?

Al parecer a nuestra querida directora, si, Pattie Gellar, se le ha zafado correctamente un tornillo, por no decirlo de otra forma... No la hemos visto por ni un lado, nisiquiera antes y después de navidad, en mi casa, correctamente tomando un chocolate decidí decir la verdad sobre ella.

Hace mucho tiempo que a Patt se le califíca como la chica que jamás querrían conocer, fria, amargada, muy apegada a lo que le llama correcto pecando de hipócrita y por sobre todo, adicta a estupefacientes desde los 13 años, muy corta edad ¿no?... Bueno, por ese simple hecho (que seguramente ustedes pasaban por alto, compañeros) comienza la historia de su desaparición y repentino abandono a la revista.

Todo este tiempo he estado tratando con informantes que por fin me soltaron la verdad, el día de la fiesta de disfraces fue donde ocurrió todo: Se dice que cuando ella estaba en el punto más crítico de su adicción, con tanta droga en el cuerpo que su organismo no resistió más y cayó como muerta antes de llegar al baile, un enmascarado la ayudó, simplemente todos pensamos que por Lástima, y desde ese día que no vuelve a Hogwarts.

Y la pregunta de la semana es: ¿Es Hogwarts un mejor colegio sin su lastimosa presencia?

Astor Doug les saluda...


-Por lo menos... por lo menos se demuestra que ella no es Astor Doug -dijo Sirius fuera de onda sonriendo forzadamente.
-Canuto, tengo una duda gigante y de ojos grises -soltó James pensativo, su amigo le miró.
-Sueltala...
-Esa noche te desapareciste, y un enmascarado ayudó a la drogada... ¿qué me dices al respecto?

En ese momento llegó al vagón Peter con una carga de dulces...

-Eh chicos traje más dulces -sonrió y se sentó al lado de James, que estaba mirando a Sirius quien estaba al frente con Remus igual de espectante a su lado- ¿qué pasa?
-Shtt... esperamos que Sirius conteste algo -lo acalló James.
-Ok ok -y se quedó en su mundo de dulces y tonterías solo.
-Y bien Siriusin -soltó Potter interesado.
-Ya bueno, si la ayude, ¿contentos? -soltó picadisimo porque no podía ocultarles mucho- Esque si no hubiera llegado a tiempo ¡Se muere!
-Si y tu el superheroe de Gellar siempre a tiempo, que casualidades -dijo Remus sonriendo de manera extraña.
-Parenle, les voy a dejar algo bien en claro, se la deje a Pomfrey y me fui a hacer otras cosillas -mintió con tono enigmático para que le creyeran- No creeran que me quedaría por mucho tiempo cuidandola, no soy un rehabilitador ni enfermero...

Nadie quedó muy contento con la explicación...

__________________________________________________

-Me parece que tratan muy mal a esa chica -decía Lily leyendo la revista entera hasta que llegó al sector cotilla, Lola se asomó por su hombro y leyó lo que decían de la Sly.
-Bueno, es Sly, yo creo que es verdad, no me acercaría a ella -admitió la pelinegra- Pero por un lado demuestra que Gellar no es Astor Doug...
-No seas egoista, quizas la chica como estaba tan sola comenzó a depender de esas drogas, yo no le creo mucho a las exageraciones de ese mentiroso, no se le puede tratar asi a una persona -soltó Evans con su siempre clase moralista.
-Lily... por ahora no nos interesemos en desdichadas, por favor -sonrió su amiga.
-Ok ok

Las chicas salieron de su vagón y se encontraron en el pasillo con los cuatro merodeadores, Lily se hizo la despistada y no quiso armar lio y Lola simplemente saludó a los de su agrado, osea, Peter, James y Remus...

-¿Y a mi? Dolores -soltó el ojigris con cara de chiste.
-¡No me digas Dolores!, tarado
-Eso esta mejor, vamos progresando en tu grado de primitiva -soltó y la chica casi se le lanza a darle una buena paliza si no fuera porque Lily y James se interpusieron entre los dos quedando frente a frente, cara a cara, bastante cerca como para poner nervioso a cualquiera...

Cynthia y sus amigas pasaron por ahi y la rubia de ojos pardos lo miró tan feo que pudo quemarlo, y James se olvidó de mirar a la pelirroja y con torpeza dijo:

-Cynthia -pero ella se hizo la sorda, y suspiró, Lily bajó la mirada y caminó lejos.
-Espera, Lily -corrió Lola y solo quedaron los merodeadores en aquel pasillo.

-Que dilemon compañero -soltó Sirius dandole una palmada en el hombro a Potter y siguieron caminando para bajar del tren y partir camino a Hogwarts.

El resto del año sería dificil, pero al menos estaban unidos como amigos.


por fin no?Pattie, con un abrigo por el frio de esos días de invierno llegaba a pisar nuevamente luego de meses lo que era la escalera de marmol para entrar a Hogwarts, con sus padres tras ella, sorprendentemente ya que jamás se le vería juntos a la familia Gellar, eso se sabía por todas partes.

-¿estas tranquila Hija? -preguntó su padre.

Sin ganas de hablar, la castaña se encogió de hombro y prosiguieron con su camino, obviamente que ella iba ida muy adelante de los dos y escuchando música en un reproductor muggle que se compró queriendo hacer enfadar a sus padres, quienes no eran presisamente muy felices con todo lo que viniera de muggleworld.

Pasaron por todos los largos pasillos que ella alguna vez había recorrido con felicidad, o tal vez una felicidad que le proporcionaban ciertas cosas que le arrebataron en cuando se le fue la mano aquella noche en que Sirius la salvó... Veía pasar a algunos alumnos que la miraban con cara de chiste, que se reian indisimuladamente y la apuntaban o algunos que simplemente le miraban con lástima y cuchicheaban, algo ocurría, era normal que se burlaran de ella o le dijeran wirda (N/A: wirdo(a) es como tonto, nerdo, bobo, antisocial etc.), pero se despreocupó, no quería que sus padres le preguntaran cosas o la rellenaran con cuestionarios de por qué todo el mundo la veía mal.

Llegando al gran comedor ella se detuvo un poco y buscó con la mirada a Sirius, deseaba verle un momento antes de... bueno, luego lo sabrán, y no fue bastante dificil encontrarlo ya que se encontró con sus ojos casi instantaneamente y meneó la cabeza para seguir su camino, y al estar un poco lejos de la puerta del gran comedor sintió que:

-Pattie -la llamaba sin importarle


La mañana había amanecido condenadamente fria, y el día de estudio fue lisa y llanamente una cosa tan horrible que todos los alumnos querían desaparecerse o que las suspendieran por algo tonto... era un día en el que no daban ganas de hacer nada, y además, nada interesante pasaba.

Al medio día por esas horas todos fueron a almorzar, y los merodeadores con cara de muerte no tenían ni ganas de hacerle una broma a nadie, ni siquiera comentar sarcásticamente, ni hacer lo que de costumbre...

-Muero de sueño -comentó Potter.
-Muero de todo -le siguió Sirius.
-Muero de ganas de chocolate -murmuró Remus.
-Muero por almorzar -finalizó Peter, los cuatro se sentaron en la mesa de gryffindor, o más bien se dejaron caer en sus asientos.

Había algo extraño, por toda la mesa de los leones estaban cuchicheando unas chicas y riendo sonoramente, sentadas al lado de los merodeadores y eso les fastidiaba...

-¿No pueden apagar su voz de chicharra al menos por hoy? -le preguntó Sirius a James en susurros ya que a él lo tenía más cerca, Potter rió sin disimulo y las chicas se voltearon a verle interesadas, el ojiavellana se arrepintió de su acto y las miró con disculpas- Yo no me reia de...
-¿Acaso sabes la nueva James? -preguntó una de las chicas.
-¿qué nueva? -les preguntó él ceñudo y extrañado- No he oido nada.
-Volteate y rie cariño, y apurate que se va -le dijo una de cabello negro y ondulado sonriendole y guiñandole un ojo de pasada, James se volteó y Sirius también lo hizo rapidamente y vieron que Pattie estaba ahi observando donde estaban ellos.
-Ouuh -hizo un sonidito James mirando a Sirius.

-Pattie -gritó.
-Oye, bajale, no quieres que seamos los hazme reir de toda la escuela -le dijo Peter y Sirius lo fulminó con la mirada.
-¿desde cuando te dieron credito para decir lo que hago o no? -le preguntó él antipáticamente y con una energía que nadie sabía de donde salió se paró de su asiento y salió corriendo.
-Le importa demaciado como para ser solo una chica a la que ayudó por una noche -comentó Remus leyendo el profeta y James asintió bebiendo jugo de calabaza y mirando hacía la puerta.




-Pattie Gellar, casualidades de la vida -la paró Sirius interceptando su camino, ella se había desviado por lo que sus padres no estaban a la vista pero... ¿qué hacía ahora?
-Sirius Black, ya te dije todo lo que tenía que decirte ¿no? -dijo fingiendo indiferencia- ¿cómo ha estado tu vida?
-Maravillosa -le respondió con la misma indiferencia- ¿la tuya?
-Fenomenal...
-¿Te vienes al colegio? -preguntó derrepente con una ampolletita imaginaria brillando en su cabeza.

Pattie sonrió, y él también lo hizo.

-No -y esa contestación apagó su sonrisa- Solo venía por unos papeleos con Dumbledore -explicó vagamente.
-Ah...
-Si ehm... bueno...
-Bueno...
-Fue un... agrado verte denuevo -titubeó ella- Te cuidas, que te vaya bien -y pretendió seguir con su camino pero...

CONTINUARA !!
Es solo para hacer más larguito el fic!!
no me mateen
soy muy joveen para moriiir!!!

-Pattie -la llamó Sirius, ella paró su marcha y se dió una media vuelta para mirarle- No te puedes ir... No para siempre.
-¿por qué? -preguntó la chica- Sirius -se devolvió y le sonrió tomandole una mano con su fria manita- Todos me odian, todos me quieren fuera, no creas que pase por alto cómo me miraron todos cuando pase por los pasillos para llegar aca... No quiero volver a un lugar en donde se que nadie me va a querer por lo que soy, donde nadie va a querer conocerme, ¡ni los nuevos!
-¿Nadie? -le preguntó él.
-Muchisimas gracias por todo, contigo bastaría, pero yo no quiero quitarte el tiempo, soy un caso perdido -sonrió- En una escuela nueva, hay cosas nuevas, yo sere nueva, tratare de no cometer los mismos errores que cometí en Hogwarts.
-Pero esos errores te llevaron a conocerme -protestó el ojigris con cara de perrito mojado.
-No te estoy diciendo que me arrepiento del pasado, pero quisiera cambiar el futuro -explicó, Sirius al fin comprendió y se soltó de la fria mano de la muchacha.
-Pattie... yo... quisiera hacer ese último trabajo por ti -le dijo él.
-¿qué? No te entendí del todo

el morocho se le acercó y le tomó una mejilla con su mano.

-Dejame cambiar a mi, tu futuro -y la besó.

____________________________________________________

-¿qué demonios pasa con Sirius? -dijo James enfadado por cómo salió corriendo cuando vió a esa freak, como el ojiavellana le decía.
-James, deja que él se haga cargo de sus propios asuntos -razonó Remus- Él no dejo que tu resolvieras los tuyos, pero si quieres ser su amigo, no le hagas lo que no te gustaría pasar denuevo...
-Pero, hay muchas chicas lindas que adoran a Sirius, ¿por qué ella...? -soltó Potter.
-¿Sabes? Eso es exactamente, palabra por palabra, lo que me decía Canuto de ti -sonrió el ojimiel- Lo decía por Cynthia, siempre me comentaba que cómo pudiste dejar a Evans y a otras mucho más geniales por ella.
-¡Porque en ese momento la amaba!
-Bueno, te respondiste la pregunta que tu mismo te formulaste -dijo Lupin, James se quedó pensativo... "¿Por qué ella?", "¡Porque en ese momento la amaba!", "¡La amaba!" se repitió en su cabeza su misma voz.
-¿estas queriendo decir que Canuto... y esa...? -soltó.
-Yo creo que...
-¡Buenos días, muchachos! -dijo Lola sentandose al lado de James y Lily al lado de Remus sin mucho entusiasmo.
-Buenos días, Lula -dijo James sonriendole forzadamente, ya que había interrumpido lo que decía Remus, y luego miró a Lily quien sacaba su ejemplar del profeta y comenzaba a leerlo sin intenciones de hablar con nadie, suspiró, Evans y sus comportamientos siempre le atraerían tanto como el quidditch, pero no era lo mismo- Buenos días Lily.
-Buenas... a ambos -miró a James y a Remus y volvió a ocultarse tras el profeta.
-y ¿vieron quien llegó nuevamente a Hogwarts? -sonrió Lola- Esa chica se anda buscando que formen una gran turba y la saquen de aqui con fuego y palos.
-Sirius no piensa lo mismo -soltó James queriendo eliminar todo lo que sentía por dentro.
-¿cómo que no piensa lo mismo? -se desencajó la pelinegra.
-Si no te habías dado cuenta, cuando llegó la que todos quieren ver muerta, él salió corriendo, si lo hubiera agarrado estaría aún aqui con nosotros...
-De mal humor y con ganas de devolverte el puñetazo, pero lo tendrías aqui, claro -soltó Lily interrumpiendolo- Mira James, te dire una sola cosa, lo que esta haciendo Black por esa chica es la disculpa por todas las canalladas que le he visto hacer, y quizas no sea simple caridad... déjalo.
-¿qué dices? ¿qué quieres decir con eso de que no sea simple caridad? -sonrió Lola.
-Bueno, como te decía Cornamenta, Lily me robó las palabras de la boca -dijo Remus a James y Lily miró con orgullosa victoria a ambos.
-Lola, a no ser que seas ciega, debiste haber visto como la chica drogui lo miró desde la puerta y cómo él se puso cuando la observó también... -dijo James vencido- No me convence la sly, pero si es lo que desea, no tengo ganas de pelear con él como lo hicimos hace poco.

Lily lo observó y cuando sus miradas se encontraron le ofreció una sonrisa radiante, y él algo aturdido se la devolvió algo vacilante.

__________________________________________________

-¿por qué hiciste eso? -preguntó Pattie sorprendida cuando se separaron.
-A pesar de que muchas chicas me parezcan interesantes, no lo niego -sonrió de medio lado recordando a Lola, la dificil chica que jamás consiguió, pero eso era asunto pasado cuando encaró por primera vez a Pattie en aquel pasillo y ella le ofreció una sonrisa tranquila y aunque no le solucionó sus problemas con el tal Astor Doug, al mirarla supo que podía estar... ¿en paz?- Tu fuiste excepcional y lo seguiras siendo.
-¿lo dices por el asunto de mi adiccio...? -dijo ella pero Sirius la paró con un chasquido de lengua.
-Lo digo porque -y pasó su brazo por el hombro de la chica y caminaron juntos hacia la oficina del director- nadie más en mi vida había conseguido gustarme del todo, bueno, algunas tenían un caracter que me gustaba pero no tenían lo demás o al revés... tu lo tienes todo para mi, y si quieres que te diga las cosas más directas aún, me gustas.
-¿te... te gusto? -rió ella irónicamente- Nadie con una mente sana podría quererme ni podría llegar a sentir algo por mi más que como una... amiga o enemiga.
-Jamás dije que mi mente estuviera sana -le guiñó un ojo- La chica distraida que nadie comprende, la chica torpe que se dejó guiar por unas maravillosas pastillas, nada mal para mi...
-Yo...
-Y llegamos a la oficina de Dumbledore, que te vaya bien, y sea lo que tu desees -le besó la frente y se fue sin más decir y sin dejarla decir absolutamente nada.

Pattie no tuvo que decir ni contraseña y subió por la escalera de caracol hasta encontrarse en frente de la puerta que la llevaba a su destino final... Tocó y le abrió el profesor Slughorn, el jefe de su casa, y la miró sin entender.

-Mamá, Papá, ¿puedo decirles algo antes? -preguntó, ambos asintieron y Dumbledore, como si tuviera rayos x en su mirada la observó mientras comenzaba a aclarar su garganta para decir lo que tenía que decir...


Lamento la demora, estoy en vacaciones
apenas puedo visitar ciber cafes para subir caps y
quiero decirles que ya termine la historia
creo que publicare el final la próxima semana... :S
los quiere
Snouth!

- ¿quéhaces aqui? ¿la dejaste ir? -preguntó James cuando apareció Sirius tranquilocaminando hacia ellos y sentandose al lado de Lola.

 

 

 

 

 

-Mmm... eso creo -contestó con desdén.

- ¿Tevolviste loco?

-¿perdon? ¿no era James Potter el primero en la lista de "los que quierenmatar a Pattie"? -se burló el ojigris sonriente y tomando algo de jugo decalabaza.

-Bueno, pense que era yo la primera -bromeó Lola, Sirius se volteó a ella- ¿qué?Si nunca me cayó bien, estoy siendo sincera.

 

-¿Puedo preguntarte algo, Lola? -ella asintió con desconfianza- ¿Por qué jamásquisiste salir conmigo?

- Esono viene al tema -dijo la pelinegra ceñuda.

- Noclaro, solo lo preguntaba aparte -le explicó él con obviedad- Anda, contesta...Peleabas conmigo por todo, y no se cómo acababamos todo en una pelea, era comoun cliché y ya todos pensaban que terminariamos en algo -comentó luego conagilidad.

- Creoque porque tu juegas con todas -confesó la chica.

- Oseaque si te gusto -razonó él, James, Lily y Remus los veian raro, no sabían enqué pararía eso.

- ¿quéconseguirías con que te dijera eso?

- Sacartu personalidad con los chicos... tendrías a muchos si es que pudieras tenerese toque más descarado -explicó él amable- Ahora dime ya... ¿Te gusto?

- Eh...Yo... s-si -dijo en voz baja.

- Teservira de mucho, dilo más alto -dijo él como un profesor a un alumno que noentiende.

- Si,ya ok, me gustas -dijo bruscamente evitando que los colores se le subieran a lacabeza- ¿qué haras con eso?

- Lola-le sonrió- Preguntatelo mejor tu misma -y levantó la mirada justo para ver aPattie en la puerta pero mirandolo esta vez con una sonrisa que la hacía vermás radiante.

- ¿quédices? -preguntó una confundida Lola, pensando que Sirius le diría lo mismo ypodrían tener algo, más serio alguna vez luego de tantas peleas, como todapareja cliché termina.

Lola nose daba cuenta de que Sirius solo tenía ojos para quien corría hacía él en esemomento, y cuando llegó Pattie a su lado, recién se dió cuenta de algo... y seextraño, ¿qué hacía ella en la mesa Gryffindor? ¿por qué estaba ahi?

- ¿Tevienes a despedir? -Sirius se hizo el ingenuo que no sabe nada.

- Si,me ire a Beauxbatons, a Francia, no a America... estoy ansiosa por llegar allá-comentó sonriente, engañando por completo al chico, quien se asombró de que elplan del cual estaba tan seguro había fallado.

- Peropero...

- Tevoy a contar mi último secreto -y se acercó a su oido mientras todo el gransalón, Gryffindors, Ravenclaws, Hufflepuff y Slytherins miraban todo ensilencio y algunos cuchicheos de quienes no tomaban en cuenta la situación eratodo lo que se escuchaba- Era una broma...

- ¿quécosa?

-Dejare que te atrevas a INTENTAR cambiar mi destino -dijo y James, Lily, Remusy en exclusiva Lola, escucharon y quedaron algo confundidos.

- Yahice la mitad del trabajo -dijo él sonriendo sinceramente- Te toca a ti hacertu parte... -y le enseñó la revista en donde salía ese reportaje horrible sobresu adicción, eso le abrió los ojos, tenía que hacer lo que estaba a punto dehacer, pero antes...

- Lohare, solo quedate cerca de mi, Que aún no estoy muy segura de todo... -y lobesó sin importarle que todo el mundo los viera, y sin importar que Lola sehaya derrumbado ahi mismo, porque Patt no sabía lo que ocurrió antes de quellegara.

-Estare contigo -le prometió Sirius luego del beso, sonriente, la cogió de lamano y ambos corrieron hacía el puesto de Dumbledore, en donde el directorrecién había llegado...

-Director, con su permiso, necesito comunicarle algo a todos los que estan aqui,¿podría yo...?

- Claroque podrías pararte en el estrado donde yo comunico cosas y aumentar tu voz contu varíta, adelante muchacha... -le sonrió.

 

-Muchas gracias -y le dejó paso para que él iniciara el silencio en el salón.

-Silencio -dijo Dumbledore, todos estaban bastante animados comentando lasituación de el chico más popular de la escuela con la chica más loca y pocofeliz de Hogwarts, daba que hablar, por supuesto- ¡Silencio! -todo se quedó enun silencio anormal por la exclamación del director- La señorita reciénintegrada al colegio nuevamente, Pattie Gellar, quiere decirles algo...

Y lecedió su puesto a la muchacha, Sirius la esperaba abajo, cercanamente.

- Yo...-dijo nerviosa- Se que muchos me... odian, y puede ser por muchas cosas peroaún no lo termino de comprender -dijo directamente- No debo disculpas, y no meinteresa mucho que me odien o dejen de hacerlo, solo vine hasta aca, paraquedarme en Hogwarts, con un propósito, que es terminar los siete añoscorrectamente y seguir un oficio... que no será administrar ni ser laresponsable de una revista en donde una persona jamás me respetó y hasta llegóa amenazarme... Si, como comprobaron en ese reportaje de toda mi vida, AstorDoug no soy yo, yo jamás revelaría mi vida, y Si, tuve problemas con unaadicción pero la supere, no del todo pero lo hice...

>>y Todo este rodeo es para decir, que sin importarme sus vanas amenazas, AstorDoug realmente es una chica, y hasta a mi me sorprende decirlo, de la casa delos valientes Gryffindor -todos asombrados la escuchaban con una atencióntensa- Nuestra querida reportera estrella de la sección de Gossip for salees... Cynthia Allen.

Todosestallaron en comentarios y Pattie suspiró y miró a Sirius y él le hizo unaseña afirmativa con su dedo pulgar y antes de bajarse, la rubia de ojos mielque era Cynthia Allen se levantó y elevó su voz con su varita.

- ¡Esuna mentirosa! -todos se silenciaron denuevo- ¿cómo poder creerle a una viladicta? es cosa de sentido común -se burló de Pattie.

-Cynthia... -dijo Pattie dolida, aunque tratando de no darle mucha importancia alos gritos de quien la amenazó con sacarla de la revista y difamar lo peor deella si revelaba su identidad- Renuncio al directorio de la revista, quédateloy si quieres decir cosas de mi, creo que lo dijiste todo ya.

- Porfavor, yo no soy Astor Doug, no le crean -continuó la blonda.

-Cynthia, dejate de hacer el ridiculo... veran chicos y chicas de Hogwarts-habló Sirius con esa carisma natural que hacía que todas las chicas lo escucharany algunos chicos (raros) también (N/A: Hasta yo me sellaría la boca si élhablara xD) y localizó a James mirandolo sin entender nada y algo ido, como sile hubieran pegado con una bludger- Y sobre todo tu, James -lo despertó e hizoque lo mirara- No siempre me cayó mal tu ex, antes me daba exactamente lomismo... pero, Cynthia es evidente y no podía seguir queriendola para unamigo...

>>cuando salió uno de sus famosos reportajes despotricandome un día en donde yo yJames nos peleamos por primera vez, yo fui a hablar con Pattie, la supuestaresponsable, y como todos ustedes, la odiaba (ya no es el caso) pero estaparecía tener miedo, miedo a quien realmente era Astor Doug y tenía en su podersus oscuros secretos, que hoy ya no son novedad -miró a Pattie y suspiró-Cynthia me quizo separar de el mejor de los amigos (Remus, también eres uno delos mejores pero ahora hablo de Cornamenta) y Astor Doug con sus reportajes mequizo separar también de James y además, de mi nueva amiga, Pattie.

 

- ¡Esono tiene nada que ver! -protestó Cynthia paranoica.

- No heterminado -le espetó secamente el chico sin mirarla, y nuevamente se dirigió atodos y más a James porque sabía que le debía muchas explicaciones luego de eserelato- Lamento romper tan rapidamente el corazón de alguien que no merece estopero... Cynthia jamás quiso a James, porque una noche en cuando la pareja detortolos extrañamente NO estaban juntos, la seguí, por aburrimiento,curiosidad, da igual... la seguí hasta la editorial de la revista y ¿adivinenqué? -les dijo animado a todos- Cynthia comentaba con sus compañeros de larevista, "A este paso jamás me descubriran, nadie sospecharía de una tontachica que vive un amor enfermizo con uno de los más populares del colegio,dirán que estoy TODO el día con él, nadie podrá culparme de que soy el supuestorey de la sección de Gossip for sale y todo marchará genial... Un planperfecto".

- Yo...Yo -Cynthia miró a James quien estaba atónito ahora, totalmente en shock.

-¿Realmente creias que Pattie era una completa... ? -dijo Sirius pero Cynthia lointerrumpió.

-¿Tonta? ¿Manipulable? ¿Tarada? -sugirió- La mayoría del tiempo pasabasupervisandonos sin saber siquiera quienes eramos, sus pastillitas eranmágicas, hacían que yo pareciera un arcoiris de colores fuertes y la maquina deescribir un pony, ella jamás nos vería a través de sus viajes, Pattie Gellarera la persona más...

-Vulnerable, esa es la palabra, porque tonta no es, y tarada menos -la defendióJames metiendose en el asunto- Creo que todos le debemos una disculpa a ella,que sin nuestro odio, podría haberse alejado de esa adicción a sus drogas quela alejaron del mundo real solo porque ella no tenía motivación para estarconciente -razonó, Lily lo miró anonadada, las palabras que había dicho jamáslas habría escuchado de su boca, estaba alucinada.

- Ytodos estaran de acuerdo en que te descubriste sola, eres Astor Doug y todaslas calumnias de Hogwarts estuvieron en tus manos y tu mirada -dijo Pattie- Másenfermiza que yo, eres tu y tu falso amor por un chico que de verdad te amaba,y no lo dudo -miró a James- No tienes por qué disculparte, James Potter... ninadie de ustedes -miró a los chicos de todas las casas.

- ¿Nosvamos Patt?

- Nosvamos, Sirius -el ojigris estiro una mano para que ella la cogiera, y lamorocha no tardó en hacerlo y ambos en medio de todo el tumulto que queríadestruir a Cynthia, salieron a un ambiente más fresco, el jardín, en dondetenían toda una tarde para conocer lo que les faltó en el camino.





Bueno, como ustedes ya saben, el fic esta acabando y ya queda solo 1 capítulo!

voy a extrañar sus comentarios y graciaas por leerme

los quiereee

Snouth!

- ¿por qué Sirius hizo esto? ¿por qué a mi? -se preguntó Lola algo mareada, Remus la miró con algo de lástima, pero no podía cambiar la actitud de Sirius.

- Sirius si gustó de ti, Lola, alguna vez, solo que cuando vió a la distraida y demente de Pattie cayó como si fuera amor a primera vista -dijo James desganado.

- ¿Cómo sabes eso?

- Conozco la mirada de tarugo (N/A: Cortesía de Jazzie y sus palabras, alguien me entenderá xD), yo mismo la he tenido un par de veces -miró a Lily de soslayo- No se si... fue amor a primera vista realmente, creo que se hicieron amigos y que se yo... ellos tendrán una historia que contarle a sus nietos, yo no.

Lily y Remus se miraron compadeciendose de Potter (N/A: Lily compadeciendose, guau, este mundo esta tan loco)

- ¿pero por qué me dijo eso hoy? -siguió Lola.

- Creo que comprendo eso -interrumpió Remus antes de que James volviera a contestar con brusquedad gracias a su furia con Cynthia- Si es que no me equivoco, y lo conozco tan bien como hasta ahora... él cree que tu personalidad es genial, pero lo que te falta es tener más personalidad CON los chicos como no la tuviste con él, y como él dijo, ese toque descarado para los chicos, los encantarás... y quiso que tu practicaras con él, e hizo fácilmente que le confesaras que tu gustabas de él.

- ¡Entonces me timó diciendome eso!

- No Lola, te enseñó diciendote eso -le sonrió el ojimiel- Cosa rara, jamás le vería tan generoso como este día -y sonrió aún más.

- Con permiso chicos, no... no tengo hambre -dijo James decaido como nunca nadie lo había visto y se levantó de su puesto y salió del gran salón a paso rápido y se encontró con Cynthia algo despeinada chocando con él.

- Ayudame James, ¿no le creeras a todos verdad? Yo te quería... si -le dijo con un tono maniaco, él meneó la cabeza y la alejó de él.

- Me das pena -dijo lenta y secamente y luego caminó hacía su habitación en la torre de Gryffindor sin saber que alguien lo seguía.

________________________________________________________________

- ¿Entonces ganaste un concurso cuando tenías 10 años? ¿qué tipo de concursos? -preguntó Sirius caminando con Pattie alrededor del lago, entretenido.

- Mira, a mis 10 años iban a estrenar una película genial, y yo quería verla con todas mis ganas
bueno yo y mi papá fuimos al concurso y estuvimos todo un día esperando ganar -sonrió con nostalgia- se trataba de responder preguntas con ingenio


- ¿Ganaste?

- Más que eso, descalifique a todos y me lleve 2 entradas para ver la película, fui con mi papá y la pasamos genial -sonrió.

- Que humildad -admiró el chico riendo.

- Ya se que te burlas -lo apuntó con un dedo acusatoriamente- Pero tampoco soy tan arrogante ¿no?... esa es tu especialidad -bromeó ella- Tendremos problemas parece


- Descuida, nos queda mucha vida para tener problemas y mucha más vida para solucionarlos -le sonrió Sirius- Si es que siempre tienes esa disposición para cantarles a todos...

- ¡Diablos!

- ¿qué? ¿te operaron las cuerdas vocales o...?

- No es eso... olvidé visitar a los chicos del hospital -se regañó- Tengo que ir.

- TENEMOS que ir -se añadió él- Ahora somos dos, no solo tu, sola...

- No tienes que ir si no quieres, en verdad...

- Mientras haya una musa cantando Let it be, estare al lado de ella -sonrió- ¿Lo harás?

- Mientras haya alguien que me oiga, claro que si -aceptó ella y siguieron caminando, en silencio, no sabían que hablar asi que Sirius con su habitual agilidad para sacar temas dijo:

- ¿Te gusta Black Sabbath?

- ¡Me encanta Ozzy y sus muchachos! -rieron y siguieron el camino de la puesta de sol (N/A: Ozzy, cambien la "O" por una "I", ya veran en quien me inspire el 30 % para hacer mi apodo Izzy)

__________________________________________________________________

James llegó por unos atajos rapidamente a la torre de Gryffindor y sin mirar siquiera su sala común, subió a su cuarto y se quedó ahi encerrado.

- ¿Qué tal todo? -preguntó Peter comiendo en su habitación.

- Podridamente mal, ¿tu?

- No quise ir a comer abajo hoy -explicó- ¿te apetece algún trozo de filete?

- No gracias -dijo Potter y se quedó recostado mirando la pared sin querer saber nada de nadie- Por no ir a comer abajo te perdiste un real circo -le comentó luego, Peter suspiró y se encogió de hombros.

De pronto a la habitación llega sin tocar una cabellera pelirroja inconfundible que asusta a Peter pero lo silencia con un movimiento de mano suplicandole que no gritara, Pettigrew accedió y Lily le susurró:

- Por favor, ¿me dejas un momento a solas con... él? -el chico regordete sonrió.

- No todos los días se depende de mi para conceder un milagro -dijo entusiasmado pero en voz bajita y al salir tropezó con la alfombra e hizo algo de ruido.

- Colagusano, silenciate, no quiero oir ni tus tropiezos ahora -gruñó el muchacho de anteojos.

- Descuida -dijo Peter y dejó que Lily cerrara la puerta con delicadeza, luego de que se fué, Evans caminó hacía él y se sentó al lado de James en la cama.

- ¡No quiero filete, GRACIAS! -gruñó más el chico, mosqueado.

- No soy ni un filete a domicilio, y no vine aqui para que me trataras de ese modo -lo reprendió con cierta suavidad ella, y James se volteó rapidamente y la miró confundido.

- ¿Lily? ¿qué haces aqui? -preguntó.

- Pense que, te sentías algo mal por, tu sabes...

- Estoy bien, gracias... algo cansado por el quidditch, pero nada más -le aclaró él, más bien le aseguró.

- No me mientas, no necesitas hacerlo, pero crei, que... un poco de compañía de la persona que menos esperabas, es la mejor, aunque por lo que veo, ni aunque te trajiera a un hipopótamo con una tanga de leopardo me recibirías bien, creo que me ire -se levantó pero él la cogió de un brazo.

- Quedate si asi gustas -dijo.

- Asi no

- Esta bien, QUIERO que te quedes -aclaró James- ¿Mejor?

- Mucho mejor -y se volvió a sentar a su lado- Todo esto es por Cynthia ¿verdad?, debe doler que tu ames con tanta fuerza para que luego te digan que el amor nunca te fue correspondido...

- Al fin, ¡Merlin y sus calzones!, Al fin comprendiste que por tanto tiempo dolió lo que TU hiciste -dijo, Lily lo miró.

- ¿qué hice yo? -preguntó.

- Jamás me quisiste y pensaste que yo era un patan, un tarado sin neuronas, y cuando me canse de quererte y que tu no hicieras lo mismo... apareció esa timadora -suspiró- Supongo que hasta uno más mujeriego que yo, Sirius, tuvo una suerte impresionante al encontrarse con una loca que sería el amor de su vida.

- Por mi, tu mismo te causaste ese dolor...

- ¿qué dices?

- Quizas nunca fue esta situación lo que yo esperaba para esto -suspiró- Pero estoy dispuesta a decirte algo que jamás nadie, ni mi mejor amiga que es Lola, lo ha escuchado...

- ¿qué?

- Gracias a Sirius y sus clases de descaro... aqui voy -volvió a suspirar profundamente- Yo me equivoque contigo y... esperare hasta que sane tu herida por ella, para volver a conquistarte, como lo hice sin querer, la primera vez que nos vimos en el expreso de Hogwarts...

- Entonces... siempre te guste -se embobó el chico, no podía evitar embobarse, no con Lily Evans, y jamás cambió eso.

- Si es cuestion de confesar... -asintió avergonzada, James quedó algo mal, como si esta vez lo hubieran golpeado más de 10 veces con una bludger loca.

- Dios, yo... Merlin -decía con algo en el estómago.

- Si te gustara ir conmigo a Hosgmeade la próxima salida, podríamos ir a... tomar una cerveza de mantequilla juntos -dijo la pelirroja algo cohibida.

- Cla... claro -balbuceó él arreglando torpemente sus anteojos, y estaba sorprendido de que en ese mismo día, en menos de una hora habían roto su corazón y lo habían vuelto a pegar con una cola tan invisible que ni se notaba que se rompió... en conclusión, Lily era una maravilla, y sonrió observandole los ojos, esos ojos esmeralda que siempre lo dejaron en un estado bobo crónico, y sonrió- Sería fácil volver a conquistarme teniendo siempre esos ojos tan particulares para mi.

- Todos tuyos -le sonrió ella- Me tengo que ir, Lola quedó algo mal luego de que Sirius le partió el corazón pero le enseñó algo, que tal vez aún no comprenda.

- Seguro tu la haras comprender -le dijo James y antes de tomar el pomo de la puerta ella se volteó para sonreirle amablemente... como siempre lo hacía, pero con la diferencia de que ahora esa sonrisa estaba cien por ciento dedicada a él.

No sería nada dificil, después de todo.


Y ...



FIN!


:)

¿Y si James y Sirius no fueran los amigos que todos creen? - Fanfics de Harry Potter

¿Y si James y Sirius no fueran los amigos que todos creen? - Fanfics de Harry Potter

No es común ver a estos dos amigos pelearse, ni menos tan fuerte como lo están haciendo hasta el momento, eso preocupa a cualquiera.El caso de James Potter,

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-y-si-james-y-sirius-no-fueran-los-amigos-que-todos-creenja-fanfics-de-harry-potter-3904-0.jpg

2023-02-27

 

¿Y si James y Sirius no fueran los amigos que todos creen? - Fanfics de Harry Potter
¿Y si James y Sirius no fueran los amigos que todos creen? - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/44863
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20