Yo también fui valiente - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

-¡Hola, chicos!-exclamó Neville, precipitándose a los tres amigos nerviosos.- ¿Es verdad? ¿Es cierto que irrumpieron en Gringotts? ¡Qué osadía! Por mi mente nunca se cruzaría eso
Ni en lo más remoto.

-Sí.

Se les quedó observando embelesado, no podía creerlo. Ante él se hallaban Harry Potter, Ronald Weasley y Hermione Granger, sus tres amigos tan valientes. Desde hacía tiempo que la suerte en el mundo mágico la habían echado de cabeza: los Mortífagos habían hecho alianzas con los gigantes, los vampiros, entre otras criaturas mágicas.

Hogwarts ya no era el mismo. Él no era el mismo. Ya no le temía a lo que pasara, incluso no le daba miedo Snape; los hermanos Carrow lo tomaron como su puerquito, pero él siempre se les escabullía y trozaba todas las reglas y decretos que ellos les imponían.

 

-Señor Abeforth, vendrán más combatientes.

-No te preocupes, muchacho. Ya estoy resignado-dijo el hombre de pelo castaño y ojos azules, tan azules como los del profesor Dumbledore.

-Síganme-les abrió el portarretrato de Ariana y dejó que ellos entraran después de él.

Se arrastraron por el túnel, estaba un poco preocupado. Su abuela estaba escondida en un refugio, que todavía no sabía dónde se encontraba, por la propia seguridad de su abuela, y para que no se lo sonsacaran los Carrow. Primero moría antes de rebelarlo.

-¡Les ha crecido la barba!-rió.

-Desembucha todo lo que ha pasado en nuestra ausencia-habló Ron.- ¡¿QUÉ TE PASÓ EN EL ROSTRO?!

-No es nada-dijo despreocupadamente y aterrizó en la Sala Multipropósito.

Vio como Ron ayudaba a Hermione y los gritos que lanzaban los congregados en la sala al ver la llegada de los cuatro. Todos se abalanzaron y los empezaron a tocar y él sólo ayudaba a apartarlos, ya que podía notar la incomodidad de Harry, pero veía el disfrute que concebía Ron, pues se hacía notar la euforia que enmarcaba su rostro colorado que antes estaba tan pálido como una vela de cera.

-¡No están muertos!

-¡Es él!

-Harry Potter.

-¡Ron, Harry, Hermione!-escuchó un grito. Las personas se apartaron de los tres e hicieron un camino para que la Sra. Weasley pasara echa un mar de lágrimas, rodeándolos en un fuerte abrazo.

Esa escena lo conmovía. Sintió como una escueta lágrima rodaba por su rostro, él también quería un abrazo de su madre. La necesitaba tanto; la quería para él, quería estar junto a ella.

Ron se dejaba apapachar por su familia, que se aglomeraba en un círculo.

-Yo también los extrañaba, mamá-contestó el pelirrojo al abrazo que le ofrecía su familia, para dejar por último los brazos de su madre de nuevo.

Luego de que la Sra. Weasley soltara a Ron, se enjugó las lágrimas que le resbalaban y les acarició las mejillas a los otros dos muchachos.

-Los echamos de menos-habló por primera vez el Sr. Weasley, que despeinó el pelo azabache de Harry y puso un brazo en el hombro de Hermione.

-Nosotros también, Sr. Weasley-dijo Hermione.

Harry sonrió a Bill, el hermano mayor de la familia Weasley, y se fue alejando de todo el grupo. Él al ver la acción de éste, lo siguió hasta la entrada, subiendo una pequeña escalinata roja.

-¿Dónde crees que vas?

-A terminar de una buena vez con todo esto.

-¡Sabes que no lo puedes hacer solo!-susurró para que no los escucharan, aunque eso no iba a hacer un gran problema ya que la sala estaba llena de gritones.

 

El chico iba a girar el pomo de la puerta pero, como si fuera su primer año, se interpuso una vez más entre él y la puerta.

-No te dejaré solo. Si sales por esa puerta yo salgo contigo, no me importa lo que suceda después.

-¡No lo entiendes, Neville! No lo entiendes y nadie lo entiende. Ustedes tienen la idea errónea de que me fui de vacaciones o a un crucero en el Caribe
Pero no. Estaba tratando de destruir a Voldemort. ¡A lord Voldemort!- terminó con la respiración agitada y el rostro granate.

-Si tus amigos no entienden nosotros menos, Harry. Déjame ayudarte, déjame ser parte de la aventura, déjame ser alguien que sirva y que no estorbe. Sólo déjame-hizo una corta pausa.-Tal vez no tengas que hacer todo tú solo.

Le dio un tiempo para reflexionar y en ese lapso, tuvo la certeza de que su corazón estaba dictando en su mente y no su mente a su corazón.

-Tengo que hacer esto. Solo-y se fue, dejándolo.

-Estás equivocado, Harry-y un brazo lo atrajo debajo de la escalinata.

-¿Dónde diablos se metió
?-pero no dejó terminar la pregunta.

-Él fue a hacer su deber, Seamus.

Y luego de eso todos subieron atropelladamente por la escalinata, que iba soltando piedritas por el peso de las personas, y él fue el último en cerrar la puerta, dejando encerrados a Ginny y a otras personas, la mayoría estudiantes pequeños.

Apresurado, anduvo por los pasillos silenciosos y trató de llegar al Gran Comedor, donde todos tenían su atenta mirada fija en Minerva McGonagall, que susurraba algo a un hombre de piel negra y éste le comentaba una cosa importante.

-Alumnos-todos se callaron.-Es necesario evacuar a todos los estudiantes menores de edad y los que no desean arriesgar su pellejo. Los comprendo y no los fuerzo a ninguna cosa en contra de su voluntad: los Prefectos de las Casas los guiarán. Sigan las instrucciones y no hagan ninguna tontería.

Los niños pequeños se pusieron en una fila, pero eran empujados y aislados por los más grandes. Un estallido retumbó por todo el castillo y todos entraron en pánico. Los pequeños empezaron a chillar y fueron evacuados rápidamente. Una voz fría hizo que todos se quedaran paralizados, era fría, tan escalofriante como un tempano de hielo:

-No sean tontos; entréguenme a Potter y los liberaré de muertes innecesarias. No se necesita que se derrame más sangre mágica. Entréguenme al muchacho y serán perdonados por la piedad del Señor Oscuro-y rayos de todos los colores embistieron otra vez Hogwarts.

Se puso de acuerdo con los miembros de la Orden del Fénix y salieron a combatir con todas las fuerzas que la cólera les infundía. Un rayo lo tumbó contra un árbol y le abrió una de las tantas heridas que se adherían como si fuese su piel. Alzó la mirada y derrumbó a tres mortífagos que ya no tenían pudor y se mostraban sin sus máscaras plateadas.

Se metió en la edificación de piedra, donde sus torres que antes la adornaban habían cedido a la fuerza bruta de los gigantes y sólo se podía observar que la Torre de Gryffindor y la de Astronomía eran las únicas que se mantenían.

-¡Neville, hijo mío! Acércate-la voz de Augusta Longbottom le habló e hizo que se sobresaltara.

-¡Abuela!-dijo y se aventó a sus brazos.- ¿Cuándo llegaste?

 

-Hace unos instantes, muchacho-le dijo la mujer de voz ronca, ataviada en una bata de dormir color rubí-Toma esto, Nev. Léela, pero cuando yo me haya ido.

Tomó la carta de su abuela y la miró, contrariado.

-No te entiendo, abuela.

-No espero que me entiendas todavía -y se fueron a combatir los dos.

Voldemort aparecía enfrente de toda la multitud que miraban abatidos el cuerpo yaciente de Harry:

-Yo derroté al niño que sobrevivió-les escupió eso.-No sean tan estúpidos para creer que él volverá a la vida y levantará su varita y yo caeré. Profané la sagrada tumba del magnífico Albus Dumbledore y, ¿saben qué? Él no pudo detenerme.

-¡Eso no es cierto!-gritó con valentía.- ¡Él siempre te derrotó a ti!

-Y aquí la ignorancia. ¿Cómo te llamas?-preguntó el Innombrable.

-¡Neville Longbottom! ¡EJÉRCITO DE DUMBLEDORE!-Y todos lo corearon.

Los refuerzos de Hogsmeade comenzaron a llegar y lucharon con mucha fuerza contra los mortífagos. Aprovechando que Voldemort estaba entrado en la lucha que sostenía con Flitwick, McGonagall y Slughorn; blandió la espada de Gryffindor y de un tajo cortó la cabeza de la serpiente Nagini. El Lord soltó un grito desgarrador y lo apuntó severamente con la varita y Harry salió de su capa invisible.

-Ya no más, Tom.

-¡Pues si no quieres más deberías haber muerto! Y no me digas que la fuerza del amor lo supera todo: la fuerza del amor no evitó que tú madre, una muggle, me rogara piedad; no impidió la muerte de Dumbledore. Veme aquí: lo derroté.

-Sí, pero era más inteligente, Riddle. Dumbledore fue mejor hombre que tú.

-Pues si fuera un excelente mago estuviera aquí, ¿no lo crees, Potter?

Hubo un largo silencio en los que ellos caminaban en un círculo.

-¡Avada Kedavra!

-¡Expelliarmus!

Y Voldemort cayó en el suelo. Los vítores se prolongaron por un buen rato, pero él sólo quería encontrar a su abuela. Indagó por todo Hogwarts, pero todavía le faltaba pasar por algo. Entró al Comedor y pudo reconocer el cuerpo de Colin Creevey que él mismo había llevado en el hombro. Miró por todas las líneas y al final de una, se quedó de piedra. Augusta Longbottom tenía las manos unidas y los ojos cerrados, sin ningún atisbo de que hubiera hecho un gran esfuerzo para combatir, pues no tenía ni un rasguño. Le tocó el rostro arrugado y en los ojos se le empezaron a acumular lágrimas que, poco a poco, fueron descendiendo hasta llegar al rostro de su abuela. Palpó su bolsillo del pantalón y desdobló la carta un poco manchada de mugre.

Para mi querido Neville:

Si estás leyendo ésta carta es por qué yo ya me despedí de este mundo. ¿Sabes una cosa, muchacho? Merlín me mandó al nieto más valiente que una abuela se pueda imaginar. Cuando te miré como promovías la ayuda para tú amigo Potter, se me infló el pecho de puro orgullo. Tal vez no te demostré mucho que te quería, pero a mi parecer, sí lo hice. Cuando te corregía, era para que fueras un hombre de bien, fuerte como tu padre, como un roble. Y he visto que la perseverancia dá sus buenos frutos. Que son muy delicados y dulces como una manzana. Cuando llegues conmigo te prometo que nunca nos separaremos y estaremos unidos, marcados por el amor que nos tenemos mutuamente.

De tú abuela que veló por ti hasta el día de su muerte:

Augusta Longbottom.

Cerró la carta. Su abuela estaba orgullosa de él, se lo decía. Porque el también fue valiente y lo había sabido utilizar. Porque el valiente es alguien que enfrenta los retos de la vida y no se arroja a lo bárbaro.

Yo también fui valiente - Fanfics de Harry Potter

Yo también fui valiente - Fanfics de Harry Potter

-¡Hola, chicos!-exclamó Neville, precipitándose a los tres amigos nerviosos.- ¿Es verdad? ¿Es cierto que irrumpieron en Gringotts? ¡Qué osadía! Por mi

potterfics

es

https://images.correotemporalgratis.es/potterfics.es/1220/dbmicrodb1-potterfics-yo-tambien-fui-valiente-fanfics-de-harry-potter-5205-0.jpg

2023-02-27

 

Yo también fui valiente - Fanfics de Harry Potter
Yo también fui valiente - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/81126
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20