Yo Te Esperare (LJDH) - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

La guerra ya había terminado, si, pero toda guerra deja cicatrices, algunas tan profundas que no se curan. Nunca.

En el caso de Peeta, era muy posible que viviera el resto de su vida teniendo ataques en los que cree que Katniss es un muto, por eso dicen que tienen que estar separados un tiempo.

Katniss creía que el mejor remedia que puede haber para Peeta era ella, pero, a pesar de que se rehusaba a abandonar al rubio, la subieron a un aerodeslizador con destino a el distrito 4.

El mar era hermoso, tenía que admitirlo. Se veía muy lindo, más ahora que estaban reconstruyendo todo el distrito. Pero seria mas lindo si Peeta estuviera con ella. En cuanto le permitieran traerlo, el mar seria o primero que le mostraría, caminarían de la mano y juntarían piedritas para Annie, que hacia manualidades con ellas.

 

Yo te esperare
No sentaremos juntos frente al mar
Y de tu mano podré caminar
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare
Se que en tus ojos todavía hay amor
Y tu mirada dice volveré
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare

Había tenia un ataque. Lo sabía. No por que lo recordara, si no por las cosas destrozadas que había por toda la casa.

El estaba en la habitación. Siguió un camino de cosas rotas que lo llevo a la sala de estar. Empezó a llamar a Katniss. No había respuesta. Lo mas seguro era que apareciera horas mas tardes, asustada, no por ella, si no por él, la bestia que siempre estaba amenazando con matarla. Lo último que recordaba era que Kat tenía una noticia que darle, después eran todos recuerdos confusos. Recordaba que poco a poco la sonrisa de Katniss se fue borrando y empezó a alejarse de él. Él le gritaba. Le gritaba que por su culpa estaban todos muertos. La chica empezaba a llorar desconsoladamente. Él le gritaba que se fuera, que lo dejara solo, que la odiaba. Katniss, todavía llorando, se iba y susurraba algo mientra se agarraba el estómago. Después, todo negro.

Ya había pasado una semana y él no tenía ni la más minima noticia de ella. Se sentía culpable, como después de todos los ataques. Culpable por que la había lastimado a ella, probablemente tanto física como emocionalmente.

Cuatro días más pasaron. Por fin, por primera vez en mucho tiempo el teléfono suena. Él va corriendo a contestar, esperando que fuera ella. Pero no. Era la madre de Katniss. Estaba en algún distrito, con ella. Después de una charla que no dura mucho, se despide y cuelga.


Sin saber de la cuenta regresiva pienso
Que aunque no e vuelto ha ser el mismo y lo confieso
Espero que el perdón este en tu mente y yo te rezo
Pero aunque soy sincero y lo prometo no me miras
Después abres la puerta y te digo si te vas no vuelvas

La rabia me consume y lloras
Te alejas caminando y la vida se me desploma sin saberlo
Te lo juro no lo sabia y de haberlo sabido otra suerte seria

Cuatro de septiembre, mi frase (si te vas no vuelves) me persigue
Y siento ganas de llamarte, pero no contestas
No entiendo por que no contestas
Si aunque hayamos peleado todo sigue

Siete de septiembre la llamada que llegaría
Me dicen que ahí estas, que no llame a la policía
Luego cuelgan
Todavía no pierdo la fe, y se que algún día volverás

 

Ya habían pasado muchos días desde que se había ido del 12. Corrección, desde que prácticamente, la habían echado del 12.

Todas las noches soñaba con él, con su chico de pan, siempre tan dulce, tan comprensivo, tan él, tan Peeta. Pero después las pupilas de él empezaban a dilatarse, indicando que tenía un ataque. Eso soñaba todas las noches.

Todos los días preguntaba si lo podía ver, si lo podía llamar. La respuesta era siempre negativa.

Ese día había planeado todo, lo que le diría y como se lo diría. Y ahora mas que nunca quería decírselo, quería gritárselo a todo el distrito.

Pero no la dejaban, por el bien de ella. Por el bien de él. Por el bien de los dos. Por el de los tres.

Si, esa era la noticia que tenia que darle.

Que estaba embarazada.

Nadie lo sabía, quería que él fuera el segundo en enterarse.

Se lo iba a decir cuando él fuera al 4, como Haytmich había prometido que seria, mientra caminaban por la orilla del mar, mirando al atardecer.

Y pase lo que pase
Yo te esperare
Nos sentaremos juntos frente al mar
Y de tu mano podré caminar
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare
Se que en tus ojos todavía hay amor
Y tu mirada dice volveré
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare

Ella se había llevado su corazón. De una manera casi tan literal que se sentía vacío, miserable.

Se sentía de esa forma por que no estaba ella. Le hacia gritado a Haytmich, hasta lo había golpeado, pero nada, solamente me decían que ella estaba bien. No me decían donde estaba. No me decían por que no la podía ver. No les podía preguntar si esto era decisión suya. No les hacia esa pregunta por que era un cobarde. Le daba miedo la respuesta. Le daba miedo que le dijeran que Katniss, el amor de su vida, la chica a la que había amado con cada fibra de sus ser desde los siete años, no lo quería. Eso lo destrozaría. Podía aguantar todos los interrogatorios del Capitolio, sin decir ni una sola palabra. Podía soportar dos juegos seguidos. Pero lo que definitivamente no podía soportar era que Katniss pronunciara las palabras "Ya no te quiero", "Te odio" o "No te quiero volver a ver en mi vida". Captain Tsubasa Spain

Eso seria más doloroso que todos los castigos del mundo, juntos.



Siento que me quitaron un pedazo de mi alma
Si te vas no queda nada, queda un corazón sin vida
Que ha raíz de tu partida se quedo solo gritando pero a media voz

Siento que la vida se me va por que no estoy contigo
Siento que mi luna ya no esta si no esta tu cariño

No podía vivir sin el, simplemente, no podía.

 

Ese chico le había enseñado muchas cosas, pero sobretodo a amar. Ella lo ama a é.

Todo le recordaba al chico del pan. Todo.

El olor a pan recién hecho por las mañanas, ese que traviesamente se colaba por la ventana. Ela azul del mar, tan parecido a sus ojos, en los que si no sabias nadar, o si flotados, podías hundirte, perderte.

Las parejas de novios, como las envidiaba. Como desearía tener a Peeta a su lado, para que la acariciara con ternura, le hablara con dulzura y la besara como si no hubiera un mañana.

Extrañaba todo de él. Su boca. Su pelo. Sus pestañas, las cuales había contado una a una. Su voz, siempre tan dulce, tierna y llena de afecto.

Ese chico la había vuelto cursi. Y lo amaba y lo odiaba, todo a la vez, por eso.

Cada noche, cantaba la Canción Del Valle, como tantas veces la había cantado para él, pero ahora se la cantaba a su hijo o hija, acariciando su vientre, ahora apenas hinchado. A veces se le cortaba la voz y se ponía a llorar, hasta que se quedaba dormida. Sola, sin él para consolarla.

Odia al maldito Capitolio. Odiaba al ya muerto ex Presidente Snow.

Él le había sacado a su chico del pan. Él había sido el causante de todo su sufrimiento.

Él era el causante de que ahora estuviera separada del amor de su vida. Él era el causante de los ataques de Peeta. El causante de que los ojos de Peeta, siempre tiernos, se llenaran de odio. Odio hacia ella



Ni toda la vida ni toda la agua del mar podrá
Apagar todo el amor que tu me enseñaste a sentir
Sin ti yo me voy a morir solo si vueles quiero despertar
Por que lejos no sirve mi mano para caminar
Por que solo espero que algún día puedas escapar

Yo te esperare
Nos sentaremos juntos frente al mar
Y de tu mano podré caminar
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare
Se que en tus ojos todavía hay amor
Y tu mirada dice volveré
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare

Si tu te vas no queda nada
Sigo cantando con la luz apagada
Por que la guerra me quito tu mirada
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare

Si tu te vas no queda nada
Sigo cantando con la luz apagada
Por que la guerra me quito tu mirada
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare

Si tu te vas no queda nada
Sigo cantando con la luz apagada
Por que la guerra me quito tu mirada
Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare

Si tu te vas no queda nada
Sigo cantando con la luz apagada
Por que la guerra me quito tu mirada

Y aunque se pase toda mi vida yo te esperare.

Hoy era el día. Hoy, un aerodeslizador con un 12 en un ala iba a aterrizar en el 4.

Pero era sorpresa. Katniss no tenía ni idea de que ese aerodeslizador traía a bordo una de, ahora, las dos cosas más importantes de su vida.

Él estaba emocionado, muy emocionado. Pero como no estarlo di no la había visto en semanas.

Por fin el aerodeslizador aterrizo, cerca del mar, donde lo esperaba Haytmich.

En la orilla del mar, estaba Katniss, acariciando su pequeño y muy poco inflado vientre con ternura. Ella había escuchado el aerodeslizador aterrizar, pero llegaban miles por semana, por lo que no le dio mucha importancia

Peeta, se fue acercando a ella desde atrás, estaba parada y con las manos en su estómago. Su pelo, suelto ondeaba por el viento que había, poco pero había.

La abrazo. Ella se dio vuelta para ver quien la había sacado de sus pensamientos y se encontró con, para ella, lo mas hermoso del mundo.

Se sonrieron y se besaron y se volvieron a abrazar.

Parecía que no iban a soltarse nunca.

A Katniss le empezaba a preguntar como reaccionaria Peeta.

Por primera vez, ella sintió que si pequeña niña, o niño, pateaba.

Un par de lágrimas de felicidad se le escaparon de los ojos.

Peeta se preocupo ¿Era que no se alegraba de verlo?

Cuando se lo pregunto, ella simplemente contesto que eran lágrimas de felicidad.

En ese momento, Katniss llevo la mano de Peeta a si vientre.

Ahora el entendía todo. Entendía la razón por la que no se podía acercar a ella. La razón por la que se acariciaba de esa forma su estomago.

Ella estaba embarazada.

¡Iba a ser padre!

Abrazo a Katniss, con cuidado de no aplastarla, ni a ella ni al bebe. La alzo y empezó a dar vueltas. La chica reía mientras que todas sus dudas se iban.

Sabía que Peeta iba a ser el mejor padre del mundo.

****************************************************************************************

Les gusto? Es mi primer Fic, y quiero que me digan que tal esta...

¡¡¡Se aceptan tomates!!! Pero esos nada mas ehhh... No quiero ningún muto en la puerta de mi casa ni na por el estilo ¿Ok?


Besos, Maka Potter!

Yo Te Esperare (LJDH) - Fanfics de Harry Potter

Yo Te Esperare (LJDH) - Fanfics de Harry Potter

La guerra ya había terminado, si, pero toda guerra deja cicatrices, algunas tan profundas que no se curan. Nunca.

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-yo-te-esperare-ljdh-fanfics-de-harry-potter-1590-0.jpg

2023-02-27

 

Yo Te Esperare (LJDH) - Fanfics de Harry Potter
Yo Te Esperare (LJDH) - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/121634
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20