Ardiente Tentacion - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

CapituloÚnico: Inesperado


Recorro con mis dedosla comisura de mis labios mientras cierro los ojos, y aquella mañana viene a mimemoria

Recordándote...

Anhelándote

Sintiéndote


-¡hola!-saludemientras el abría la puerta de su casa.

-¡Ey!Pasa
-me dijo- creí que ya no ibas a venir.

-bueno,encontré como venir-respondí sonriendo.

Erade día y había decidido ir a visitar a mi amigo, o mejor dicho, mi hermano.Ambos nos conocimos hace casi 4 años y nos hicimos grandes amigos (eso de vivircerca también ayudo mucho).

 

Esedía estaba aburrida
no tenía muchas ganas de ponerme a escribir o en peor delos casos ponerme a estudiar, no, hoy me sentía muy aburrida entonces decidíenviarle un mensaje, total
Él siempre sabía qué hacer para distraernos.

Aunqueno fue lo que tenía en mente.

<<¡Hola! ¿Estas ocupado? Bueno, yo ando aburrida>> Era lo que decía elmensaje que le envié.

Alos pocos segundos me respondió.

<<¡HOLA! Estoy tirado en mi cama sin hacer mucho, ¿tienes algo en mente paradivertirnos?>>

Yosolo sonreí.

< son las 11 am, y tu tirado en tu cama, ¡qué buena vida! Bueno, ¿quéte parece un par de pelas?>>

< ¿vienes a mi casa?>>

<no sé, tengo flojera caminar, ¿Por qué no vienes tú?>>

<<¡Vamos mujer! Son solo 10 minutos de caminata
anda que yo pongo laspelículas>>

<dentro de media hora estoy en tu casa, nos vemos>>

Luegode enviar mi último mensaje, me levante de la cama y me dispuse a cambiarme,una simple polera, unos jeans, mis guantes (porque estamos en invierno), unaszapatillas y ligero maquillaje.

-¡LISTA!-medije frente al espejo, busque mi celular, mis llaves y Salí de mi casa condirección a la casa de mi mejor amigo
mi casi hermano.

-¡hola!-saludemientras el abría la puerta de su casa y me sonreía

-¡Ey!Pasa
-me dijo mirándome directamente a los ojos
esos ojos que poseían unbrillo especial que siempre me hacía sonreír - creí que ya no ibas a venir.

-bueno,encontré como venir-respondí sonriendo- además estaba aburrida y no tenía nadamejor que hacer

-¿asíque con esas estamos?-me respondió fingiendo indignación- no lo creí de ti

-¡peroque dramático te has vuelto!-le respondí siguiéndole el juego-¿y que vamos a ver?

-buenono se
-dijo el, y se pasó la mano por el cabello- pero ahora justo estoy viendo un anime, ven

Yambos nos encaminamos hacia su habitación, donde siempre nos juntamos paramirar películas o sino estar echados en la cama mirando el techo y hablando decosas sin importancias.

Siempre
o hasta ahora.

-¿yde que trata la película?-pregunte

 

-eh
no lo sé, recién lo puse-contesto- y dime
¿Qué quieres ver?

Hiceun ademán de pensar cuando mi vista se fijó en algunos dvds que estaban en sumesa.

-¿Quéte parece "los caballeros del zodiaco"?-le pregunte riendo- hace mucho tiempo(para ser exacta 6 años) que no los veo.

-uhm
está bien, pero cual-me dijo mostrándome 5 dvds

-ese
-señaley él fue a ponerlo al equipo.

Yoaún seguía parada, la verdad sentía el ambiente un poco pesado y no sabía larazón, mientras él una vez que puso el dvd se lanzó a su cama acomodando sucabeza en las almohadas.

-¿tevas a quedar parada como gallo?-me dijo sonriendo.

Poralguna razón me mordí el labio inferior (una de las manías que hacia cuandoestaba nerviosa)

-¡claroque no!-dije y me fui a sentar en la silla que tenía.

-¿Porqué no te echas? No es la primera vez que lo haces-me dijo mirándome extrañado.

Mequede muda.

-tienes razón-dije después de algunos segundos en silencio, tratando de sonreír

Elme hizo un campo para echarme, cogí una almohada y nos dispusimos a ver la película.

Mefrotaba las manos pues a pesar de tener guantes tenia frio, y eso que el cuartoestaba cerrado
pero aun así tenía mucho frio, y él lo noto.

-¿tienesfrio?-me dijo mientras me agarraba de las manos y me las frotaba.

-unpoco
- le dije.

-¿quieresuna frazada para taparte?

-eh
bueno

Élse levantó y fue hasta su ropero a sacar una frazada y me la aventó.

-¡OYE!-legrite mientras acomodaba la frazada- ¡que poco caballero eres!

-¡quedelicada te has vuelto!-me dijo mientras se volvía a echar.

-¡claroque no!

-¡claroque sí!

-¡queno!

-¡quesí!

-¡no!

-¡sí!

-¡basta!-exclámanosal mismo tiempo riendo.

-¿mejor?-medijo mientras yo me tapaba con la frazada.

-sí,muchas gracias
-le respondí, y seguimos viendo la película, o mejor dicho ella termino de ver porque yo con la comodidad de la cama y el calor de lafrazada me quede dormida

-Ey
despierta
-escuchaba mientras sentía que alguien me sacudía levemente.

Dea poco empecé abrir mis ojos
primero uno y luego otro (un mal hábito mío).

-¿Qué
?-preguntecon voz ronca.

-tequedaste dormida-me dijo sonriendo

-¡notermine de ver los caballeros del zodiaco!-dije haciendo un puchero.

-buenopodemos ver otra película ¿Qué dices?

-ok-lerespondí sonriendo y sentándome en la cama.

Alfinal, después de ver como 30 portadas de dvds, decidimos por una de vampiros(y no, no es crepúsculo porque antes de verla prefiero quedarme ciega, ¡sorry,a quienes les guste!)

 

Seguíamosechados, hasta que me aburrí
y empecé a jugar con mis manos y poner mis piesen la pared.
Horoscopos y tarot de amor

-¿Quéhaces?-me pregunto

-nada
-dije.

-¡ven!-exclamoy me cogió de la cintura atrayéndome hacia él. Puso sus brazos alrededor de micintura y se dispuso a ver la película
realmente me sentía incomoda, no megustaba que me tuviera cogida de la cintura porque hacía que me sintieraextraña. Intente zafarme pero él me apretaba más.

-suéltame
-susurre- ya me canse de ver esa película.

Mecogió de la barbilla y me hizo mirarlo a los ojos, no era la primera vez quenos veíamos directamente a los ojos, siempre lo hacíamos porque nos gustabaretarnos a ver quién podía sostener la mirada por más tiempo

Peroesta vez, la intensidad de su mirada acabo conmigo y baje la mirada.

-¿entoncesqué quieres hacer?-me dijo directamente al oído.

Pudesentir su aliento recorriendo mi oído y sentí una descarga de electricidad entoda la espalda.

Porprimera vez
tartamudee frente a él.

-eh
n-nosé... q-que ha-hacer-dije

Volvióa cogerme de la barbilla y me hizo mirarlo nuevamente...

-yosí sé que hacer
-me dijo mientras sus labios se acercaron a los míos sin que yoopusiera resistencia.

Sentísus labios rozar los míos, y por inercia cerré los ojos. Su aliento a menta ymi aliento a cappuccino se mezclaron

Primerofueron unos besos suaves
inocentes.

Lossegundos pasaban, y aquellos besos se hicieron más ansiosos, más deseosos

Sulengua entro poco a poco para jugar con la mía
uno de los mejores juegos.

Susmanos aún estaban en mi cintura, mientras las mías estaban en aquel cabelloondulado negro.

Nosé en qué momento quede debajo de él.

Yano sentía frio, lo que sentía era un calor que me ahogaba
y quería liberarmede aquel infierno que mi cuerpo empezaba a sentir.

Susmanos era hierro caliente, mientras se metían por debajo de mi polera yllegaban a la altura de mi brassier para que con un ligero "Clic" me dieracuenta que estaba suelto. Sus manos empezaron a subir lentamente hasta laaltura de mis pechos mientras me besaba el cuello

Ambosnos miramos, pero no dijimos nada, quizás por miedo a arruinar aquel momento
oquizás porque no había necesidad de hacerlo.

Nosvolvimos a besar mientras el presionaba su virilidad contra mí.

Eltiempo pasaba, al igual que la película que seguía dando pero no le tomábamosimportancia

Nosupe en que momento nos deshicimos de nuestras ropas y solo nos cubría unafrazada

Sentíaque sus manos cobraron vida propia, pues las sentía en toda parte de mi cuerpo.Al igual que las mías que actuaban por voluntad propia. Sentí la suavidad de supiel y el calor que esta emanaba

Cuandosentí que sus dedos viajaban a la cúspide de mi pasión escondida, me mordí ellabio para ahogar un gemido audible.

 

Lopodía sentir transpirado, lo podía escuchar agitado

Aquellosbesos que me daba me hacían sentir culpable

Culpablede que me gustara, culpable por el

Losentí entrar en mí de un solo golpe y fue ahí donde lance un grito de dolor yclave mis uñas en su espalda

-¿eresvir
?-lo escuche preguntar

-nodigas nada
-le dije-solo muévete lento

Aundolía
pero poco a poco fue cesando, y el dolor dio paso a la tormenta desensaciones que empezaba a sentir por primera vez.

Nuestroscuerpos estaban cubiertos por el sudor y de nuestros labios solo se podían oírlos gemidos que no eran ahogados.

Elvaivén de sus caderas era mejor sensación que podía sentir

Eltiempo seguía pasando al igual que la película.

-sabes
-empezóa decir- la idea del incesto lo hace más excitante

Abrímis ojos y lo mire.

-eresun imbécil-dije entre jadeos.

Esafueron las últimas palabras que dijimos, solo nos dedicamos a sentirnosmutuamente, hasta que sentimos una gran ola de placer.

Ambosjadeábamos producto de lo que habíamos hecho.

Losminutos pasaban y nosotros no nos movíamos de la posición en que habíamosquedado: el encima mío.

Despuésde lo que parecía un eterno silencio

-¿yatermino la película?-dije.

Elme miro y solo sonrió de lado. Se levantó y se dispuso a cambiarse, yo decidíseguir su ejemplo. Ambos nos cambiamos en el más absoluto silencio.

Elsalió de la habitación, ¿a dónde? No tenía la menor idea y tampoco quería saberlo.Termine de vestirme y decidí salir de la habitación, no lo encontré y suspirealiviada, no quería verlo porque si lo veía iba a volver a sentirme culpable

Medirigí hacia la puerta para irme cuando alguien puso una mano en mi hombro haciéndomesobresaltar, me gire para ver quién era (aunque no era necesario ya sabía queera el)

-¿yate vas?-me dijo

Yosolo lo mire o lo intentaba
ahora sumirada era demasiado para mí.

-¿nosvolveremos a ver después de lo que hicimos?-pregunto.

Yoagache la cabeza sin saber que responder, solo me gire para abrir la puertapara irme.

Nolo quería cerca de mí, su cercanía me lastimaba

Ya han pasado dossemanas desde que no lo veo, ni una llamada, ni un mensaje de texto
nada. Peroasí es mejor aunque no sé porque cada vez que me lo repito siento una punzada dedolor dentro de mí.

Siento el celularvibrar, es un mensaje.

Mis ojos se amplían ala vez que veo el remitente.

<< ¡Hola! Sientono poder haberme comunicado contigo pero tuve que salir de viaje con urgencia
¿seráque podemos vernos? Creo que necesitamos hablar tengo que decirte algo>>

¿Decirme algo? ¿Qué será?,mi corazón da un salto, mis dedos quieren responderle pero mi mente envía una accióndistinta. "Eliminar mensaje"

No, no lo veríaporque sé que de nuevo iba a caer

Porque aunque noquisiera, el siempre seria mi tentación
mi ardiente tentación.

Ardiente Tentacion - Fanfics de Harry Potter

Ardiente Tentacion - Fanfics de Harry Potter

Recorro con mis dedosla comisura de mis labios mientras cierro los ojos, y aquella mañana viene a mimemoria CapituloÚnico: Inesperado CapituloÚnico: Ines

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-ardiente-tentacion-fanfics-de-harry-potter-5271-0.jpg

2023-02-27

 

Ardiente Tentacion - Fanfics de Harry Potter
Ardiente Tentacion - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/84876
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20