Siempre te amaré - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

No... Espera, yo no quería...

¿No querías llamarme "sangre sucia"? Pero si llamas así a todos los que son como yo, Severus. ¿Dónde está la diferencia?

Snape no encontraba palabras, y ella, con una mirada de desprecio, se dio media vuelta y se metió por el hueco del retrato...

Con lágrimas recorriendo su pálido rostro, bajó de la torre de Gryffindor, para ir a su sala común en las mazmorras. En sus pensamientos, se debatía entre seguir rogando por un perdón que el bien sabía, no merecía. O simplemente dejarla ir. Y verla feliz, aunque él estuviera muriendo por dentro.

Con sigilo, entró a la sala común, y se dirigió a su dormitorio. Sus compañeros ya estaban durmiendo. En silencio, se vistió la ropa de dormir y se metió debajo de las sábanas. Tardó cerca de media hora en conciliar el sueño. Pero al fin lo logró. Tuvo una noche tranquila y sin sueños que lo perturbaran por lo que había pasado esa noche.

 

La mañana siguiente, a pesar de ser un hermoso amanecer de verano, él lo sentía todo amargado. Ahora no percibía ese dulce sabor con el que siempre se levantaba pensando en que vería los verdes ojos de su amada y la saludaría tal como lo había hecho desde hacía cinco años.

Ese día era el primero de toda una vida de amargura y soledad. Él lo sabía, incluso antes de esperar la respuesta a lo que haría. Necesitaría convertirse en algo que él nunca había sido. Tenía que ser valiente. Arriesgarse a hacer algo por alguien más. Ver por ella y no por él mismo. Ese día terminaría con lo que lo había mantenido feliz por un largo lapso. Dejaría ir a Lily Evans, y dejarla seguir su camino.

Todo el día esperó a que concluyeran los exámenes. Era el último día de su quinto curso. Y lo único que esperaba era que Lily aceptara escucharlo. En cuanto terminaron su examen final, vio como Lily y sus amigas de Gryffindor salían al jardín. Snape se encaminó, decidido, hacía donde se encontraba la pelirroja. Las amigas de la chica le hicieron señas en cuanto vieron que se acercaba. Lily se dio la vuelta y se llevó una grata sorpresa al ver quien se le acercaba.

Severus, creí que había dejado claro... comenzó la chica.

Sí, lo sé la interrumpió, de eso quería hablar contigo.

Adelante.

A solas.

No creo que te corresponda imponer condiciones. Pero creo que estoy de acuerdo contigo volteó con sus amigas. Chicas, está bien. Quiero hablar con él.

Muy a su pesar, las amigas de Lily se alejaron un poco, pero manteniéndolos dentro del radio de su vista, y no a más de treinta metros de distancia.

¿Y? lo apuró.

Te dejaré, si es eso lo que quieres respondió con serenidad y sin rodeos.

¿Qué?

Lo que oíste.

¿Lo dices enserio? susurró.

Más enserio que nunca. Ya no te estorbaré. No te volveré hablar, si así lo deseas.

Si me quedo

Solo sería un estorbo en tu camino

Así que me iré, pero sé

Que pensaré en ti

En cada paso del camino

Ambos se quedaron en silencio. Se miraban a los ojos, y podían sentir otras miradas clavadas en ellos. Las de las amigas de Lily, y las de los merodeadores.

Antes que nada, quiero que sepas que eres una bruja excepcional. Y que enserio, lamento mucho haberte llamado así, como lo hice ayer. Eres mucho más que una simple maga.

Severus, yo... la chica no sabía que decir. Estaba sorprendida ante tal declaración. calculadora de dias fertiles

 

No me tienes que decir nada le aclaró.

Pero en su interior, el sólo quería que ella le dijera que correspondía a su amor. Aunque sabía que eso era imposible. Sus errores ya estaban hechos, y nada podía hacer para cambiarlos.

Y, siempre te amaré

Siempre te amaré

Tú, mí querida, Tú

La chica derramó una lágrima, que pronto se vio interrumpida por sus propias manos que la secaban rápidamente, temiendo mostrar su debilidad.

No mereces tener de amigo a alguien como yo. Soy un vil chico. Es más, yo no merezco siquiera que me dirijas la palabra.

Lily no podía hablar. Se debatía en su interior. Sabía que si volvía a ser su amiga, pasaría de nuevo la misma pelea de siempre. La diferencia de sangre si importaba, para él. Le había mentido cuando un día de su niñez le había dicho lo contrario.

Siempre recordaré los buenos tiempos dijo Snape con un suspiro.

Agridulces recuerdos,

Eso es todo lo que llevo conmigo

Así que, adiós. Por favor no llores

Ambos sabemos que yo no soy lo que tú, tú necesitas

Snape sabía que algún día se arrepentiría de lo que estaba haciendo. Pero tenía que ser valiente. Al igual que ella, sabía que en otro momento se le escaparía de nuevo y las peleas se darían otra vez. Pero eso era lo que quería evitar. No para beneficencia propia. Sino por la de Lily.

Y siempre te amaré

Siempre te amaré

Espero que sin mi presencia cerca de ti, estés mejor. Y, enserio deseo que encuentres a un amigo que te sepa apreciar. Y que lo demuestre. Que no sea igual que yo.

No, tu no... no podía mentirle y decirle que él no había sido así. Pues era exactamente como se había comportado en esos últimos años.

Espero que la vida te trate bien

Espero que tengas

Todo lo que has soñado

Y te deseo felicidad y alegría

Pero, sobre todo esto, te deseo amor

Te amo y siempre te amaré

Con una última mirada a los ojos que tanto extrañaba incluso antes de dejarlos de ver, se despidió y se fue con paso torpe al interior del castillo. Vio como sus amigas se acercaban corriendo a la pelirroja. Acelerando el paso, caminó hacia las mazmorras, y sin siquiera mirar a sus amigos que lo saludaban en la sala común, subió a su dormitorio. Cerró la puerta con seguro y se echó en su cama. Lloraba como nunca lo había hecho. Se había desprendido de un ángel sin alas del cual no merecía su presencia cerca. Aún llorando, sacó del cajón de su mesita de noche una foto mágica, donde una pelirroja de ojos verdes lo saludaba alegremente. Tomó tinta y escribió tres simples palabras. Después, con su varita, prendió fuego a la foto y se consumió, dejando sobre su cama, cenizas. Las palabras quedaron grabadas en su mente. "Siempre te amaré".

Y yo siempre, siempre te amaré

Siempre te amaré...

Con sangre saliendo a chorros de las heridas que la serpiente había dejado en su cuello, y con el chico, que poseía los ojos de la mujer que amó, vivió sus últimos momentos con sólo una petición.

Mírame... susurró.

En cuanto los ojos verde esmeralda le clavaron la mirada, sintió como una fuerza lo jalaba, y lo llevaba a otro lugar. Ahora, miraba su cuerpo tirado, inmóvil, y frio, yaciendo al lado del chico. Del niño que sobrevivió. De los ojos de Lily Evans.

Siempre te amaré.

Siempre te amaré - Fanfics de Harry Potter

Siempre te amaré - Fanfics de Harry Potter

¿No querías llamarme 'sangre sucia'? Pero si llamas así a todos los que son como yo, Severus. ¿Dónde está la diferencia? No... Espera, yo no quería... N

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-siempre-te-amare-fanfics-de-harry-potter-3589-0.jpg

2023-02-27

 

Siempre te amaré - Fanfics de Harry Potter
Siempre te amaré - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/41338
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20