La dura realidad - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Por fin se daba lo que tanto tiempo había querido y deseado, sus fríos labios se fundían junto a los carnosos y rosados de la única mujer que amaba. Sus manos se perdían en su cabello mientras ambos sentían cómo les comenzaba a faltar el aire, pero no podían parar, no querían. Tanto tiempo esperando, que cuando se daba no querían perder ni una milésima de segundo.

Sus labios se separaban por un instante mientras sus ojos se abrían y se observaban a los ojos, con eso bastaba. La unión de esas miradas explicaba exactamente lo que sentían el uno por el otro, ese sentimiento guardado por tanto tiempo.

Él acariciaba lentamente su mejilla, algo sonrojada ya. Y tomaba con su otra mano, su mano y la guiaba hacia el interior de una sala oculta en el séptimo piso. Se dejaban caer en el suelo que oportunamente estaba lleno de cojines de colores, dos colores para ser exactos. Verdes y rojos, tan opuestos pero que se complementan tan bien, y ellos lo sabían perfectamente.

 

Vuelve a tomar sus labios, con desesperación los presiona y ella le permite el paso para que inspeccione su boca y sentirse mutuamente. Apoya sus manos en sus hombros y lo atrae hacia ella, tanto tiempo teniéndolo tan cerca pero nunca lo suficiente.

Saben que rompen reglas, que si eso se supiese serían castigados por su atrevimiento. Deshonrarían a sus casas, no le perdonarían a ella, una Gryffindor, haberse relacionado con un Slytherin. Y a él, mucho menos, aparte de ser Gryffindor, que fuese con una sangre sucia. Las consecuencias de si se supiera serían fatales.

Se separan nuevamente y se observan, como si fuese la primera vez. Dudan de si debiesen seguir, y sus mentes se sincronizan al pensar en una misma cosa.

-Será nuestro secreto.-afirma ella observando sus profundos ojos.

-Te amo.-susurra con su grave voz, dulcemente; mientras sonríe de costado.

Unen sus labios nuevamente, y se acarician con dulzura. Él recorre su espalda con sus manos, mientras ella juega con su pelo y no quiere soltarlo por toda la eternidad. Sus respiraciones lentamente se van tornando agitadas, y sus rostros se sonrojan.

Sus pulmones se invaden con el aroma del otro, y los hace volar entre las nubes más altas, mientras los besos y caricias les hacen ver las más brillantes estrellas. Ella ladea la cabeza, incitando a probar su cuello. Él no duda, y la complace, siempre lo ha hecho pero ahora tiene un rol más importante; se pertenecen y así será siempre aunque deba ser su secreto.

Besa su cuello, dejando su marca en ella. Regresa a sus labios nuevamente, mientras delicadamente la recuesta sobre los cojines sin dejar de besarla con pasión y desesperación que había sido guardada en su interior por tanto tiempo.

Las delicadas manos de ella comienzan de desabrochar la blanca camisa con el escudo Slytherin, dejando ver su pálido pecho. Lo acaricia con dulzura, graba en su memoria cada centímetro que sus manos recorren; mientras él experimenta la suavidad de sus manos sobre su pálida y fría piel.

Comienza a desabrochar la blanca camisa con el escudo Gryffindor de su amada, mientras besa nuevamente su cuello. Se detiene por unos segundos para observar la bien formada anatomía de su adorada, y nota como ella al sentirse observada se sonroja.

 

Se quitan las camisas mutuamente y él comienza a probar y besar cada rincón de piel de su amada Gryffindor, ya no importa que su relación esté prohibida, no importa que estén deshonrando a sus respectivas casas con sus actos; ellos solo quieren amarse, quieren ser uno para siempre, aunque deba ser su secreto. Cursos gratis en Youtube

Le desabrocha el pantalón, mientras él le quita la falda del uniforme y se detiene nuevamente a observarla. Se siente afortunado de ser amado por ese ángel que siempre había estado a su lado, y ahora le pertenecía.

No se detienen, no pierden tiempo. Ambos lo esperaban, ambos lo necesitaban y sus cuerpos lo pedían a gritos. Se unen, comienza la danza mágica de sus cuerpos, que los lleva nuevamente a ver estrellas que no se ven a diario.

Sus delicadas manos dejan su marca en la espalda blanca de él, mientras él la besa como nunca había pensado. Se entregan totalmente, son uno solo por primera vez, y no dejarán que sea la última. Llegan al mejor momento, y caen rendidos, pero sus cuerpos se sienten complacidos; y sus almas completas, se tienen mutuamente y lo saben.

Él acaricia su angelical rostro mientras corre un mechón pelirrojo y lo acomoda tras su oreja. Ella le sonríe y un brillo especial se deposita en sus ojos. Le besa brevemente y lo observa respirar agitadamente.

-Te amo.-dice simplemente él, esas dos palabras que significan tanto y nunca se las había dicho hasta ese día. Ella sonrío feliz y acarició su mejilla con su mano.

-Te amo Severus.-afirmó para luego besarlo dulcemente.

Severus se movió bruscamente en la cama mientras abría los ojos. Su habitación en las mazmorras estaba tan oscura y fría como de costumbre. Su cuerpo estaba helado, pero aún así sentía calor en su interior.

Ladeo la cabeza, mientras todas las imágenes volvían a pasar por su mente una y otra vez, sin parar. Se sentó en la cama y dejó caer su cabeza entre sus manos. Confundido con lo que acaba de soñar, y nuevas sentimientos comienzan a invadirlo de golpe.

Él siempre la había amado, y había deseado con ganas que ella lo hubiera amado y se hubieran entregado mutuamente al otro; pero no. Había llegado el idiota de Potter, y se habían enamorado. Sus sueños de tener una vida a su lado se habían ido al tacho de la basura, nuevamente él lo arruinaba todo.

Pero eso no era lo único que lo invadía, no. La culpa de saber que ella había muerto por su culpa, él había corrido a decirle a su amo la profecía escuchada a hurtadillas, y él les había dado caza.

Cuanto la había amado y la amaba, una fría lágrima cae por su mejilla al recordarla y saber que él mismo la perdió para siempre. Se para de la cama y camina hacia el baño. Abre el grifo en forma de serpiente y se moja la cara.

Se apoya con ambas manos en el lavabo negro mientras observa su reflejo en la plana superficie de el espejo, y no puede evitar tratarse de idiota como cada vez que recuerda la causa de su muerte y la culpa lo inunda interiormente.

Han pasado tantos años desde su muerte, y aún así sigue tan presente en su pensamiento. Se ha acostumbrado a vivir con esos sentimientos que no puede borrar, siquiera ignorarlos o evadirlos. Pero a la menor oportunidad resurgen de las profundidades para invadirlo nuevamente.

Intenta no pensar, pero a veces es demasiado inevitable, y a fin de cuentas sabe que es la dura realidad aunque quisiera que todo fuera como sus sueños, pero sabe que por una simple decisión errónea pueden ser graves las consecuencias y ya tiene prueba de eso.

Sale del baño y regresa al dormitorio para dejarse caer en la cama. Nuevamente debe entregarse a los sueños, ya se ha acostumbrado en tanto tiempo. A veces son sueños de lo que él quería y no pudo ser, y otras veces pesadillas de la realidad que lo atormenta en sueños.

Nuevamente sus párpados se cierran para ocultar sus negros ojos y se entrega a los sueños una vez más, esperando que no lo atormente la dura realidad y que al despertar no lo invadan esos sentimientos aunque sabe que están y nunca se irán.

La dura realidad - Fanfics de Harry Potter

La dura realidad - Fanfics de Harry Potter

Por fin se daba lo que tanto tiempo había querido y deseado, sus fríos labios se fundían junto a los carnosos y rosados de la única mujer que amaba. Sus ma

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-dura-realidad-fanfics-de-harry-potter-3731-0.jpg

2023-02-27

 

La dura realidad - Fanfics de Harry Potter
La dura realidad - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/43183
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20