Navidad Vampírica - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Era el díamás frío de todo el año.

Era el 20de diciembre. No había un solo animal en todo el lugar. Ni siquiera unamiserable mosca volaba por la comida o se posaba en la ventana.

Sin duda,para Harry sería la Navidadmás aburrida de toda su existencia.

Jamesy Albus habían vuelto a casa hacía ya una semana y Lily estaba aburrida porquesus hermanos no hacían nada más que quedarse a mirar la nieve caer todo el díaesperando que llegara el día en que volvieran a Hogwarts.

- Chicos, por favor salgan ya de la ventana. Aún falta unasemana para que vuelvan a Hogwarts. Yo sé que la extrañan, yo también laextrañaba y muchísimo cuando volvía a casa para Navidad. - les decía Ginny unay otra vez -. Ya verán que cuando te diviertes el tiempo pasa más rápido.

 

- Mamá, noes que no queramos hacer nada. Es que no hay nada para hacer. - argumentabaJames -. Nosotros nos aburrimos más que Lily.

Para Jamesy Albus el tiempo pasaba cada vez más y más lento. Ellos contaban los días paravolver al colegio. Ese era su lugar favorito en el mundo. Y si era por ellos,se quedarían allí toda la vida, no solo siete años.

Esa mismanoche llegaron Victorie y Teddy, ellos también pasarían las navidades con losPotter.

Teddy yJames pasaban el rato haciéndole bromas a Lily. Albus y Victorie comentabanlibros y jugaban ajedrez mágico.

- Pero no puedes hacer eso - se quejaba Albus cuando Victorietocaba una pieza y no la movía -. Pieza tocada es pieza movida, aunque noliteralmente.

- Depende, si juegas conmigo esa regla no existe - lecontradecía Victorie. - Te apuesto un Galleon a que Lily viene a delatar a tushermanos en cinco minutos.

- Yo te apuesto dos a que viene gritando ahora mismo -Albus conocía a Lily mejor que nadie, el sabía que a su hermanita la estabanmolestando y que iría corriendo a la cocina en menos de lo que se tarda endecir Quidditch - Ahí viene.

- ¡MAMÁ! - gritaba Lily entre sollozos - James y Teddy estánmolestándome.

- Paga - murmuró Albus.

- Ganaste esta vez - susurró Victorie.

21 dediciembre.

Todoshacían lo que de costumbre. Ginny preparaba la comida del medio día. James yTeddy hacían bromas, pero ya no molestaban a Lily, porque Ginny los habíaregañado. Victorie estaba haciendo dibujos de vestidos y Lily dibujaba con ella.Albus y Harry estaban debatiendo Historia de la Magia, y Harry ganaba eldebate.

22 dediciembre.

Victorie,Lily y Ginny arreglaban la casa para la llegada de Hermione, Ron, Rose y Hugo.Harry y James habían ido a Hogsmade la noche anterior a buscar artículosnavideños con Teddy. Albus estaba pelando papas para la cena de Navidad.

23 dediciembre.

Harry,James y Teddy habían vuelto cargados de cosas. Albus había ido a ayudarlos.Hermione, Ron, Rose y Hugo llegaron esa madrugada. Victorie se puso a arreglarlas habitaciones para los recién llegados. Lily buscaba la vajilla en una cajadel depósito. Y Ginny preparaba el desayuno para todos.

Esatarde todos estaban más tranquilos. Ginny tenía a alguien que le ayude en lacocina. Harry tenía a su mejor amigo para charlar con él. James y Teddy hacíanlo de siempre. Lily y Hugo eran casi tan amigos como Harry y Ron. Y Albus yRose eran compañeros de salón, así que hablaban sobre libros, aunque parecía undebate y Rose iba ganando.

Rose teníala inteligencia de Hermione y le encantaba leer. Se había leído todos loslibros del colegio antes de comenzar el año. Los profesores estaban orgullososde ella.

 

24 dediciembre

Eran lassiete de la tarde. Ginny y Hermione preparaban la cena. Harry y Ron colocaronuna mesa larga en el jardín trasero. Lily y Victorie colocaban los platos.Albus y Rose estaban colgando unos faroles sin magia cerca de la mesa. James yTeddy seguían haciendo bromas y también chistes para que Ginny y Hermione noestuvieran tan serias. Hugo pelaba las papas que faltaban para la cena del díasiguiente.

Cuando lacena estuvo lista, todos salieron afuera a cenar a la luz de los faroles. Lacomida de Ginny era la más rica que se hubiera podido comer, después de la dela señora Weasley. Cenaron entre risas, comentarios, bromas y chistes.

Cuandoterminaron de comer, nadie se quiso levantar y continuaron charlando de temasvarios.

De repenteRose vislumbró a un grupo de personas cuya piel se destacaba en la oscuridadpor su blancura.

Una vezque se acercaron más los demás se dieron cuenta.

Teníanunos rostros hermosos, pieles pálidas, ojos dorados, y todos tenían un colordiferente de cabello.

Una mujerque parecía ser la mayor, aunque su rostro reflejaba juventud en todas susformas, tenía el cabello de un café claro que combinaba perfectamente con susojos dorados.

Había unamuchachita de cabello broncíneo y ojos cafés que se parecía mucho a la mujer decabello café oscuro y al hombre de cabello cobrizo. Probablemente era su hija.

Había unamujer rubia, que probablemente era la más hermosa de todos los que seencontraban allí.

Una mujerde cabello corto, con las puntas que saltaban en todas direcciones y negro comola noche, tenía un aspecto soñador. Ella iba de la mano con un muchacho rubio yparecía estar sufriendo.

Había unmuchacho muy musculoso, rizos negros y hoyuelos profundos.

También unhombre que cargaba a la muchachita de cabello broncíneo en los hombros.

- Vampiros- musitó Rose cuando se dio cuenta de lo que realmente eran.

- Disculpensi los molestamos - dijo la de aspecto soñador -. Solo vinimos a ver si podemospasar las navidades con ustedes este año.

- No tepreocupes, jovencita - articuló el de cabello broncíneo dirigiéndose a Rose -.No nos alimentamos de humanos.

- Me llamoAlice - se presentó la de aspecto soñador -, y estos son mis hermanos: Edward,Bella, Rosalie, Emmett, Jasper y Renésmee

- Yo soyEsme - se presentó la de cabello café claro -, soy su madre, y este es miesposo Carlisle. Formamos la familia Cullen. Partyflauta: Partituras para flauta dulce

- ¿Segurosque no seremos su cena de Navidad? - inquirió Rose.

- Rose -intervino Hermione -. Discúlpenla, le dan un poco de miedo.

- Y aquien no - saltó James -, son vampiros.

- Como yales dijimos - susurró Carlisle -, nuestra dieta no se basa en humanos. Notienen porque temernos.

- Sonvampiros - gritó Ron, muerto de miedo.

- Yustedes magos - gruñó Emmett -. Pueden lanzarnos cualquier maldición que se lesocurra y nosotros no podremos defendernos.

-Tranquilo, Emmett - intervino Jasper y de repente todos comenzaron a sentirsetranquilos.

- Si nosomos bienvenidos - musitó Esme -, lo entenderemos y nos marcharemos.

- Claroque son bienvenidos - concedió Harry -, es solo que algunos no saben lo que esestar frente a frente con un vampiro.

 

- ¿Y tú sisabes? - preguntó Renésmee.

- Sí, sílo sé - respondió Harry.

- Supongoque se quedarán hasta mañana ¿cierto? - inquirió Ginny.

- No sepreocupen por el espacio o las camas, nosotros no dormimos - la consoló Carlisle.

-¿Jamás? -preguntó Albus perplejo.

- No deltodo - contestó Edward -. Generalmente no dormimos y hacemos algo durante lanoche y la madrugada. La única que necesita una cama aquí es Renésmee, ella noes una vampira, es semihumana.

- Y segúnveo, ustedes dos - dijo Alice señalando a Teddy y James -, se van a llevar muybien con Emmett.

- ¿Cómo losabes? - gruñó James.

-Intuición de vampiro - musitó Rosalie antes que Alice hablara.

- Mami -articuló Renésmee y todos pensaron que se dirigía a Esme.

- ¿Sí,corazón? - contestó Bella.

- ¿Quéhora es? - preguntó la niña con un bostezo.

- Las oncey cuarenta y cinco, mi amor - respondió Edward.

- ¿Es tantarde ya? - se impresionó Hermione.

- A lacama, los niños y adolescentes de ésta familia, ya - ordenó Ginny.

-¿Incluyéndome? - preguntó Teddy.

- Tú, no.Tú y Victorie se pueden quedar - concedió Harry.

- Injusto- se quejó James.

- Tú aúnno eres mayor como para quedarte hasta más tarde - lo reprendió Ginny.

- Niña,Renésmee, ven que te puedes dormir en el sofá o en mi cama - se prestóHermione.

- No esnecesario - agradeció Bella.

- El excuarto de Percy está libre, mamá - avisó Albus.

- Tenemosuna cama libre, se me había olvidado - confirmó Ginny.

-Insistimos en que no es necesario - agradeció Edward con voz amable.

- Papá,tengo mucho sueño - logró musitar Renésmee.

-Acompáñeme, joven Cullen, que le muestro donde está el cuarto que nos sobra -pidió Harry.

- No esnecesario - volvió a agradecer Edward bajando a Renésmee de los hombros deCarlisle -. Ya se durmió.

- Eres lasemihumana más mimada de que he conocido y eso sin contar que eres la única,sobrina de mi alma - Alice acarició las mejillas de Renésmee y la niña queestaba profundamente dormida se estremeció.

Las docede la noche llegaron volando y el fantasma del desván celebraba.

- ¡MAMÁ ELFANTASMA DEL TIO ABUELO BILLIUS ESTÁ CELEBRANDO NAVIDAD Y NO SE PUEDE DORMIR! -gritó Albus desde la ventana de su cuarto.

- ¡MAMÁ,DILE AL TIO ABUELO BILLIUS QUE SE CALLE, QUIERO DORMIR! - se quejó Lily.

- ¡MAMÁ,SI EL TIO ABUELO BILLIUS NO SE CALLA, VOY A VOLVER A MATARLO YO MISMO! -amenazó James.

- ¡PAPÁ,DILE AL TIO ABUELO BILLIUS QUE CIERRE EL PICO! - pidió Rose a voz de cuello.

- ¡MAMÁ, ELTIO ABUELO BILLIUS ESTÁ CELEBRANDO NAVIDAD Y NO ME DEJA DORMIR! - gritó Hugo.
- Ya vuelvo, iré a callar al Tio Billius - avisó Ron y fue corriendo hacia lacasa.
- ¡TÍO BILLIUS, HAZ EL FAVOR DE CALLARTE! Algunos en ésta casa queremos dormir- se oyó gritar a Ron en el desván.
- Será mejor que nos vayamos - comunicó Carlisle - Tenemos que ir decacería, no podemos permitirnos estar tan sedientos.
- Sus ojos - musitó Hermione, asustada por los ojos rojos de los ochovampiros.
- No tengan miedo - los tranquilizó Esme - Nuestra dieta no se basa en humanos.Sabemos controlarnos.
- Si no se alimentan de sangre humana ¿de que lo hacen? - preguntó Harry.
- Sangre de animal - contestó Bella.
- Si no es mucha molestia - comenzó Edward - ¿podríamos dejar a Renésmeemientras vamos de cacería? Ella no caza como nosotros, Si cocinan bien comerásu comida, si no... bueno, ya verán que pasa si no...
- Por supuesto que puede quedarse - concedió Harry.
- No subestimen nuestra forma de cocinar - dijeron Hermione y Ginny a la vez.
- De acuerdo, nos vamos, porque, como ya les dijimos, no podemos permitirnosestar tan sedientos - avisó Carlisle.
- Nos veremos dentro de un rato, corazón - le dijo Bella a Renésmee.
- Volveremos dentro de mas o menos dos horas - musitó Esme.
- Y si no volvemos, Renésmee sabe donde encontrarnos - comunicó Rosalie.
- Creo que será mejor que llevemos también a Renésmee, ya está amaneciendo-sugiró Jasper.
- Cielos, no me había dado cuenta - exclamó Bella -. Sí, Jasper, tienes toda larazón, mejor también nos llevamos a Renésmee, antes de que ocurra eso que noqueremos que ocurra.

- ¿Qué eseso que no quieren que ocurra? - preguntó Ginny.

- Si no vea Jacob, un amigo de la familia, cuando se despierta se pone de
mal humor -respondió Edward.

- Entonces,hasta la próxima navidad - se despidió Alice.

- ¿Cómoestas tan segura de que nos veremos la próxima navidad?- preguntó Victorie.

- Intuiciónde vampiro - respondió Rosalie.

- Hasta lapróxima navidad - se despidió Harry y los Cullen dieron media vuelta ycomenzaron a irse por el mismo camino por el que llegaron, mientras los demássaludaban con la mano.

Navidad Vampírica - Fanfics de Harry Potter

Navidad Vampírica - Fanfics de Harry Potter

Era el 20de diciembre. No había un solo animal en todo el lugar. Ni siquiera unamiserable mosca volaba por la comida o se posaba en la ventana. Era el díam�

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-navidad-vampirica-fanfics-de-harry-potter-3765-0.jpg

2023-02-27

 

Navidad Vampírica - Fanfics de Harry Potter
Navidad Vampírica - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/43595
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20