El mayor secreto del amor. - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Capitulo 1: Un consejo

Tomar decisiones no era fácil, y yo lo sabía. Nunca lo habían sido
ni siquiera de pequeña, cuando la vida era fácil, el romance parecía cursi, y el problema más grande era reprobar un examen o romper la vasija favorita de mamá. Ni siquiera entonces, las decisiones resultaban algo sencillo de tomar
¿Cuál helado elegir? ¿Qué película ver? Tantas opciones, y cada una tomarían un camino distinto.

Ahora, las decisiones eran más complicadas que antes, también lo sabía. Yo sabía que debía pensar en los demás, antes que en mi misma
lo cual me causaba una pregunta: ¿Cuándo haría algo que yo hubiera elegido solo para mí? Algo que solo me interesara a mí, y no me importara si a alguien más le gustara o no. Era mi decisión, lo que yo había querido para mí. Suspire.

 

Tomar decisiones no era fácil, y yo lo sabía. Comencé con él "lo que sea" Era joven, no importaba mucho, mamá y papá me salvarían de cualquier problema. Crecí, y eso dejo de funcionar. Ellos ya no eran tan jóvenes
trabajaban más que antes. Por lo tanto, decidí ahorrarme una dificultad más desde pequeña, y me acostumbre al "si". Decir si, era para mí, una oportunidad nueva, un posible camino para tomar.

¿Quieres jugar?

Si.

¿Quieres comer ya?

Si.

¿Quieres ir al cine?

Si.

Al principio, cuando yo era joven, una niña indecisa, pequeña, inmadura, los resultados eran perfectos. Nuevos amigos, nuevas actividades, nuevas aventuras
No parecía tan malo. ¿Cuál fue mi error, entonces?

Es una característica natural del ser vivo, nacer, crecer y morir. Absolutamente, nadie puede escapar de ello, o iría en contra de la vida misma. Estaría retando a la muerte
sin embargo, al final, perdería su lucha. Esa niña indecisa, pequeña, inmadura, se convierto en una adolescente. Creció. Y ojala pudiera decir que era una adolescente especial, quizás una excelente deportista o bailarina, o de excelentes calificaciones. O una adolescente que tuviera un pasado turbio o una enfermedad que le restara felicidad a su vida. Pero no, era una adolescente normal. Tenía una madre, un padre. Un hermano mayor y una hermana menor. Su familia era unida, tenia salud, amor, cariño, respeto
su vida, era al parecer, buena.

Me pregunto cuál será mi error.

Sin darme cuenta, sin desearlo, sin pedirlo
crecí más. Y hoy, hoy es el día de mi boda.

Mi vida siempre había sido normal, incluso perfecta. Mis decisiones no siempre eran buenas, pero
siempre decía que si. Siempre decía que si. Y así era, como estaba ahora mismo, a pocos minutos de entrar al pasillo de la iglesia con la marcha nupcial en mis oídos, portando con orgullo el vestido blanco, seguida de mis damas de honor, del brazo de mi querido padre, que siempre me había cuidado, amado, y aconsejado. Y en el fondo, estaría Kevin, mi prometido.

-Cuando la música comience, entras.

Mire a mi padre, quien sonreía con un entusiasmo desconocido.

-Kevin es una buena opción para ti.

Kevin

Cuando amabas a alguien profundamente, el sonido de su nombre parecía una melodía. Su nombre parecía el nombre más hermoso del mundo entero
lastima, que Kevin no es el nombre más hermoso de la tierra.

 

Dicen que las mentiras siempre se descubren. Siempre.

Tome la decisión de contarle a alguien mi secreto, mi mayor mentira, el engaño que llevaba desde la secundaria. Pero
¿a quién? ¿Mi padre? No, el me odiaría si se lo dijera. ¿Mi mejor amiga? No, ella creería que yo soy una
mujerzuela. ¿Mi madre? No, su regaño seria doloroso, ella odiaba las mentiras. ¿A quién entonces? Yo no era el tipo de chica que expresaba lo que sentía. Yo no era el tipo de chica que pedía consejos. Simplemente, lo que quería hacer no era normal en mí.

¿Y en este momento? Justamente hoy, el día de mi boda. Hoy, cuando toda mi familia y la de Kevin esperaban con emoción en la iglesia. Hoy, cuando me habían puesto un vestido esponjoso y extravagante, me habían peinado con a una muñeca Barbee y maquillado a una modelo profesional. Hoy, simplemente hoy, cuando el "amor" entre Kevin y yo se vería confirmado ante un poder divino.

Pero no podía esperar más
era ahora o nunca.

-Papá-murmure. La música aun no comenzaba. -Quiero hablar con Sue un momento a solas, por favor.

Mi padre asintió, quizás un poco confundido. Sue, una de mis damas de honor, la más extrovertida de todas me miro con esa mirada que siempre había tenido. Ese tipo de miradas que parecen traspasarte el alma. Supuse que Sue era una buena opción. Era la típica mujerzuela, la que tenía experiencia en el amor. Desee no arrepentirme.

-Rápido-aclaro mi padre. Me aparte del grupo con Sue, hasta un rincón de ese cuarto fuera de la iglesia donde esperaba para salir, donde habían un par de sillas de terciopelo rojo. Rojo, el color del pecado, del amor, de la pasión, de la sangre.

Mire hacia el grupo de mis damas de honor y mi nervioso padre. ¿Arruinarlo ahora? ¿O callarlo siempre?

-¿Qué sucede?-pregunto Sue. Impulsivamente, mis ojos se han llenado de lágrimas.

-Sue. Necesito un consejo.

Sue pareció sorprenderse. Dude en continuar o no
Mis tendencias, como siempre, habían sido
"si"

-Sue-dije, para llamar su atención.- Pero por favor, pase lo que pase, dime que me seguirás considerando una amiga, y no una maldita mujerzuela. Prométemelo, por favor. Seguro
mira, esto es difícil de decir, pero
no, no se

Sue pareció sonreír. ¿O era solo mi imaginación?

-Confía en mí. Te lo prometo.

Algo en ella, en sus ojos azules llenos de ternura, me inspiro confianza. ***

-¿Te has enamorado algunas vez? No me refiero a que te "guste" alguien. Me refiero a amar con toda tu alma. Saber que tu vida depende de esas personas. Saber que sacrificarías lo que fuera por él. Que todo te recuerde a él, que todo en el te parezca perfecto. Saber que él es
"diferente" a los otros. ¿Lo has sentido?

Sue pareció meditarlo. Negó, sin decir palabra alguna.

-Sue, es lo más bello que puedes sentir. Imagina que tu vida no es solo tuya, es de alguien más también. Tu corazón ha crecido, y ahora se ha vuelto más dulce, más romántico. Las canciones te hacen pensar en cosas que nunca creíste pensar. Tienes el gran deseo de decir "Te amo". Y al principio da miedo. Te da miedo sentir eso. Pero luego te das cuenta que es lo más hermoso del mundo.

<< Es el amor. Y lo sabes. Siempre lo has sabido, pero nunca como hoy. Es como si algo dentro de ti, viviera de nuevo. Te sientes viva, como nunca antes. El sol parece brillar más de lo usual, el cielo es mas azul, las rosas mas rojas. Los segundos pasan rápido, y un chispazo de adrenalina aparece en ti. Esperas los momentos para hablarle y todo en el te parece un señal. Cada palabra hace que tu corazón palpite y casi se salga de tu pecho. Y sabes, sabes que es el. Es el con quien quieres pasar el resto de tu vida, e incluso tomar su mano eternamente. >>

 

<< Pero entonces
te das cuenta que no puedes quererlo, es un amor prohibido. Arruinarías muchas cosas
pero lo prohibido resulta tan tentador. ¡Dios, en que te has metido! ¿Arruinarías una gran amistad por eso? ¿Serias capaz? Quizás
¿Qué tal si él te ama como tú al? >>

<< Te parece imposible dejar de pensar en el. ¿Por qué? ¿Qué tiene el de especial, porque te tiene como una tarada, a sus pies? ¿Te has convertido en un cosa que solo vive para amarlo? ¿Es acaso él, el único en tu vida? ¿El perfecto, tu media naranja, el amor de tu vida? Nunca habías creído en eso, pero
mira, te has enamorado de la octava maravilla. >> Significado de refranes

<< ¡Amor, amor, amor! Es todo en lo que piensas, ¿El te querrá, te corresponderá? ¡Y esos celos! ¡Nunca habías estado tan celosa! ¿Y sabes por qué? Porque nunca habías sentido esto. Nunca. >>

<< Tu y él tienen tantas cosas en común. Les gusta la misma música, los mismos programas de televisión. Los mismos colores. ¡El es tu musa ahora! ¿Es eso correcto? Pero
¡el amor te hace sentir tan viva! Es como una adicción
cada vez necesitaras mas, como bien dicen. ¡Dios! ¿Sera el, será él? >>

<>

<ocurre. Llega la lluvia en tu desfile, las nubes en tu sol. Te das cuenta
el quiere a otra. Tu corazón se rompe en tantos pedazos. Sientes como por dentro la sangre del corazón corre, manchando todos tus órganos. Las flores se marchitan, los sueños se vuelven pesadillas. >>

<< ¡El nunca te quiso! Fuiste un juego, un pasatiempo. Y sin embargo, con el más horrible dolor de tu alma, lo sigues queriendo. Es que él es tan dulce, tan perfecto. ¡Tienen tantas cosas en común! No puedes dejar de pensar en el
Pero lo sabes, no te quiere. Y nunca lo hará>>

<< ¿Qué hay de malo en ti? ¿Qué hiciste? ¿Fue tu culpa? No puedes dejar de lamentar lo que ha pasado. No puedes dejar de decir: Y si
hubiera
si yo hubiera
>>

<y sin embargo, aun lo quieres. Te es imposible olvidarlo. ¡No! ¿Por qué? ¿Quizás porque es el amor de tu vida?>>

<>

 

<< ¿Es un desorden mental? ¿Es normal amar tanto? Quizás deberías ir al psicólogo
¡No! Amar no es malo, amar no es malo
>>

< no quieres dañar el corazón de alguien como dañaron el tuyo
>>

<>

<>

<< ¡Dios mío! Te sientes sola y culpable. Estas mintiendo y las mentiras siempre se descubren. Lo abrazas y no sientes nada, lo besas y no sientes nada. Esta vacía, el tiempo pasa lento, la adrenalina ya no existe. Solo existe cuando estas con él, el que siempre has amado. Aun lo amas. >>

<< ¿¡Que te sucede?! ¡Tienes novio y te gusta otro! Eso no es correcto
¡deja a tu novio! ¡No, no eres tan cruel!>>

<< Han pasado años. Y hoy, te vas a casar con alguien que no quieres. Porque aun sigues amando al otro, pero sabes que ya no tienes oportunidad. Sabes que el amor eterno, es el no correspondido. Así que, solo se te ocurre pedirle ayuda a una amiga, que sabe que no creerá que seas una mujerzuela por amar a otro. Porque quizás ella lo ha sentido. ¿Ha sentido el amor verdadero? Cupido lo hubieras flechado a el también, Dios te lo pido
en otra vida, déjame ser feliz con mi amor. Te juro que lo amare para toda la eternidad. Lo juro. >>

Suspire. La marcha nupcial había comenzado. Cerré los ojos, esperando que Sue digiera algo. No lo dijo. Tenía los ojos y la boca abierta, incluso estaba pálida.

-Gracias.

Di media vuelta.

-¡Hija, rápido!-llamo mi padre. Abrió las puertas, las personas en la iglesia se giraron hacia donde yo estaba. Tome el brazo de mi padre. Ya era hora.

-¡Esperen!-dijo una voz femenina. Era Sue.- ¿Aun lo amas?-me pregunto, frente a todo el mundo.

-Por supuesto. Lo amaría por siempre. Lamentare lo que no sucedió. -respondí. Una lágrima corrió por mi mejilla.

-Me hablabas de
del esposo de tu hermana, Seth, ¿cierto?-pregunto Sue. Me quede sorprendida. Yo nunca le había dicho a alguien lo que sentía por él. Asentí. Mis damas de honor y mi padre no parecían entender nada. La música presionaba mi caminata.-Un consejo. Te daré un consejo. El mayor secreto del amor, siempre ha sido el mismo. El amor te termina consumiendo. Quieras amar o no, te termina llegando. Y no puedes escapar de el.

< lucha por el. >>

Mas lagrimas corrían en mis mejillas.

-El
no me quiere
y no puedo
es mi hermana. Mi sangre
-tartamudee.

-¿Qué estás diciendo?-pregunto mi papá. Decidí escupirlo ahí mismo.

-Yo no quiero a Kevin.

-¿¡Qué?!

-Sue
no entiendo.-dije, dirigiéndome a Sue. Esta me dio un abrazo.

-Haz lo que tu corazón te indique. La vida se trata de vivir. Y lo que no te mata te hace más fuerte. Confía en mí.

Asentí.

Yo nunca fui una miedosa. Y nunca lo seré.

-No tengas miedo.-me susurro Sue. Me tendió el ramo de flores, típico de la novia. Las personas en la iglesia murmuraban. Camine con paso rápido hasta el altar, sin mi padre, sin damas. Mire a Kevin, parecía preocupado.

Tomar decisiones siempre había sido difícil. Un "lo que sea" no solucionaría nada. Un "si" arruinaría mi vida. Y un "no"
me daría mucha culpabilidad. Y al no responder

Estaría huyendo.

No tengas miedo. Ahora entendía a Sue.

El mayor secreto del amor, el que todo el mundo guardaba, era
que el amor existía.

Ahí estaba. Algunos decían que no existía, pero lo decían con el corazón roto. Algunos decían que el amor era rosa y perfecto, pero mentían. El amor viene acompañado de lágrimas, celos, odio
Y tantos sentimientos, es lo que te hacen sentirte viva. Te hacen sentir humana.

Y ahí te das cuenta, el amor si existe.

Pero también, ¿arriesgar todo por amor?

Ahí es cuando las decisiones te persiguen.

Siempre me ha sido difícil tomar decisiones, especialmente cuando trato de evitar el dolor en los demás.

-¿Aceptas al joven Kevin Justice como tu esposo para amarlo y respetarlo por toda la eternidad?

FIN.

***

Mmm, como ya dije, otro chispazo de inspiración, un one-shot, (je)

Espero no les haya resultado bastante meloso y rosado

Gracias por leer

Atte.

Silencio13

El mayor secreto del amor. - Fanfics de Harry Potter

El mayor secreto del amor. - Fanfics de Harry Potter

Tomar decisiones no era fácil, y yo lo sabía. Nunca lo habían sido ni siquiera de pequeña, cuando la vida era fácil, el romance parecía cursi, y el probl

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-el-mayor-secreto-del-amor-4472-0.jpg

2023-02-27

 

El mayor secreto del amor. - Fanfics de Harry Potter
El mayor secreto del amor. - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/51627
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Update cookies preferences