HOPE VULTURI III: PRINCESA VULTURI - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Detestaba haber dejado a los Rumanos vivos. ¿En que se suponía que pensaba en aquellos momentos? ¿Quizá que no volverían, al ver la piedra?

Era cierto. Joseph nos había traicionado y había dado la piedra a nuestro peor enemigo.

Aunque en aquellos momentos no me importaba para nada.

Tenía que decidir entre el amor de mi existencia, o simplemente el amor de mi vida. ¿Fuego o Hielo?

¿Acaso esto es la punta del iceberg de todos mis problemas?

¿Mike o Alec?

Difícil decisión, puesto que ambos me quieren, y yo a ellos.

En ciertos momentos pensaba que probablemente si me había muerto en cuanto Suplicia me encontró. Que su rostro había sido lo último que había visto, y que lo que vivía no era más que el infierno, ya que sufría.

 

Sin embargo, sabía que me encontraba feliz con mi final, ya que me había llevado a Alec.

Alec. Lo amaba, y lo amaba demasiado. Pero no podía estar junto a él si se empeñaba a una idea que probablemente nos mataría a todos. Y sí, le seguiría, a pesar de las suplicas de Mike.

Mike. Tan bueno después de que hubo pasado todo. Las mentiras se habían ido, y ahora sentía más simpatía hacia él
Aunque temía demasiado que esa simpatía se hubiera convertido en otra cosa.

De cualquier manera, mi padre odiaría a Alec o a Mike si me hicieran daño. Y eso que Alec ya me lo había hecho. Y él lo había odiado. Pero mi petición de una segunda oportunidad lo había convencido. Ahora era borrón y cuenta nueva.

- Princesa Vulturi - Sonrió Stefan, burlón. Sí, esto nos mataría a todos.

1. LLAMADA

(POV HOPE)

Habían pasado dos años desde aquél día. Aquél triste día en el que Alec se había marchado para siempre. Dos largos y horribles años.

Deseaba llamarle, pero mi padre solía regañarme por siquiera pensar en ello. Aquello me hacía deprimirme más de lo que estaba en aquellos momentos.

Chelsea y Félix parecían tristes por ello, ya que habían creído que quizá sería una gran idea. Pero a ellos también les tocó un regaño.

Lo que mi padre no podía quitar de mi mente, era a Alec. Siempre estaba en mi mente, aunque Mike fuera el bueno para mí. No quería a Mike, quería a Alec.

El pobre de Mike todavía tenía esperanzas de que algún día le hiciera caso. Pero no le iba a hacer.

Me caía mejor que antes, claro estaba, pero no podía sustituir a Alec. Jamás.

Jane
Parecía muy deprimida. Igual o más que yo.

- Maestro - Comenzó aquél día. Todos nos sorprendimos, ya que Jane no había hablado durante algunos meses - ¿Podría salir un rato?

- Claro Jane - Contestó mi padre, un poco confuso - Para eso no tienes que pedirme permiso, sabes que no soy tu padre

- Pero si el de Hope - Contestó ella - Verá, quiero salir con ella un rato

- Cla-Claro - Mi padre parecía dudoso, pero al final aceptó

Yo miré a Jane confusa, aunque acepté que me arrastrara por las calles de Volterra, siempre vigilada por mis "guardaespaldas"

- Chicos - Llamó Jane - Sé que Aro nos matará, pero
Quiero saber algo de mi hermano. Pero sé que él jamás me llamaría a mí

 

- Entonces con quien
- Comencé, pero de pronto supe la respuesta. Si hablaría conmigo

- Rápido - Me apresuró Jane, mientras yo tecleaba los números

Al cuarto timbrazo respondió Alec.

- ¿Quién? - Preguntó con su angelical voz. Yo estaba a punto de desmayarme, aunque fuera imposible. Aquellos dos años
Sin oír su voz
Sin verlo

- Alec - Susurré

- Hope - Respondió él, resentido - ¿Para qué me hablas?

- Te he extrañado - Le dije

- No se nota - Me respondió - No me has hablado

- Mi padre no lo permitía - Le dije - Pero a Jane se le ocurrió la idea de ir a la ciudad, entonces

- Veo que tus respuestas son demasiado pobres

- ¡HE ESTADO EN DEPRESIÓN ESTOS AÑOS! - Le grité - ¿Creías que se me iba a ocurrir la idea a mí, estando en estado casi vegetativo?

- Lo siento - Respondió él, después de un rato - Lo que ocurre es que estoy tan feliz de haber escuchado tu voz, que por un momento deseé haberla escuchado antes.

- Lo siento por gritarte - Reconocí - ¿Quieres que te pase a Jane?

- Sí - Contestó

- Te amo - Terminé por decirle

Jane tomó el teléfono, que había comprado en aquél día. Y sonreí. Por primera vez, en dos años sonreí.

1. EL REGAÑO

(POV HOPE)

Después de que todos hablaran con Alec, nos decidimos ir, ya que el sol comenzaba a salir. Nos habíamos tardado desde las ocho de la noche hasta el amanecer ahí. Mi padre no estaría feliz, sobre todo cuando sepa lo que hicimos.

Jane decidió tirar el teléfono. Lo más seguro era que mi padre terminara por destrozar al pobre, y él no debía de sufrir por nosotros. Quizá alguien más lo encontrara.

Había estado mucho más feliz desde el momento en el que Alec habló conmigo.

Llegando al castillo, Chelsea y Félix intercambiaron una mirada preocupada. Quizá a ellos no les regañara mi padre, pero a mí sí. Y era el porqué de que no se debían de preocupar. Era mi culpa. Y quizá también la de Jane.

- ¿Por qué han tardado tanto? - Preguntó papá, tomándole la mano a Jane, que no perdía la sonrisa.

La sonrisa de mi padre desapareció en un segundo, dejando una mueca de enojo en sus labios.

- HOPE STELLA JAQUELINE VULTURI - Me regañó - TE DIJE QUE NO DEBÍAS DE HABLAR CON ÉL

Yo solo extendí mi mano. No había que decirle en voz alta que no me importaba. Que era lo mínimo que debía sentir, ya que había sido una torpe en no haberle hablado antes. Sin importarme lo que mi padre dijera.

Los ojos de mi padre brillaron aún más rojos que nunca. Rojos de ira.

- Aro - Intentó tranquilizarlo mi madre, acercándose a él - Cariño

- ¡Nada! Suplicia, esta niña me ha desobedecido
¡Hope! Tú estarás

- Papá - Dije lo más calmada que pude, pero mi padre me interrumpió

- No dirás nada. Harás lo que yo te ordene. Te irás derecho a tu habitación y no saldrás de ahí

Aunque le habría obedecido en otros momentos, en aquél no lo haría. En aquellos momentos me iría de ahí.

Estaba a punto de decirle que negaba su autoridad, cuando no vi nada.

Detestaba usar mi don. Se activaba cuando menos me lo esperaba. Y nunca traía buenos resultados

 

1. ABANDONAR

(POV HOPE)

Desperté muy confundida, en medio de la sala donde todos normalmente pasábamos todo el tiempo.

- ¿Qué es lo que ha pasado? - Pregunté, mientras mi madre sostenía mi cabeza. Parecía muy preocupada por mí. Ella sabía perfectamente que me iba a marchar.

- Ese cuadro - Murmuró mi padre, pensativo
Parecía olvidado del tema de Alec.

Miré el cuadro. Eran Vladimir y Stefan, que tenían en sus manos
¡La piedra!

- Oh, no - Susurré

- Tus visiones nunca fallan, Hope - Me dijo mi padre, que parecía menos preocupado ahora, y me miró - ¡A tu habitación!

- Padre - Reproché - No puedes

- ¡Claro que si puedo!

- Bien - Le contesté, marchándome - ¡No me iré a mi habitación! - Le grité mientras cruzaba la puerta de salida. Sí, los estaba abandonando, pero no podía creer que ellos no protegieran la piedra y mi padre prefiriera seguir regañándome
Ya no era una niña. Ya tenía dieciocho años. Estaba a punto de cumplir diecinueve. No podía obligarme a ir a mi habitación.

Corrí hacia el lugar donde Jane había tirado al pobre teléfono, y, mientras seguía caminando (Desafortunadamente a paso normal), llamé a Alec, esperando que nadie de la guardia me hubiera seguido.

- ¿Hope? - Preguntó él

- Alec
¿Dónde estás?

- ¿Por qué lo preguntas? - Se extrañó él - Hope
Dime que no hiciste ninguna locura

- ¿Cómo cual?

- Marcharte del castillo

- No es una locura - Le dije - ¡Aro quería que me fuera a mi habitación!

- Y tu debiste de haberle obedecido - Me replicó Alec - Como buena hija

- Alec
- Supliqué - ¿Dónde estás?

- ¿Vienes sola? - Preguntó

Yo miré hacia atrás. Donde, desafortunadamente venía alguien
Alguien que, estaba segura de que a Alec no le haría mucha gracia. ¿Por qué había abandonado a mi familia? Por Alec.

3. DISCUCIÓN

- ¿Dónde dices que estás? - Preguntó Mike, después de que yo farfullara una disculpa a Alec. No podía venir, después de dos años, y decirme que era su novia. La respuesta de Alec fue seca y fría. Parecía triste y enojado al mismo tiempo. Como si se estuviera arrepintiendo de haberse ido.

- En Vancouver - Informó Alec - Me he unido al clan de Vancouver. Tengo unas conocidas

- ¿En el Clan de Vancouver? - Alec murmuró un "Sí" - ¿Dónde se encuentran esas Vampiresas? - Preguntó Mike, mirándome

- No son tantas - Replicó Alec - Solo son cuatro chicas

- Antes eran dos
- Mike sonreía

- ¿Quieren dejar el tema? - Pregunté, molesta

- Lo que tu digas, cariño - Mike me tomó de la mano, algo que me incomodó

- ¿Cariño? - La voz de Alec denotaba dolor

- No soy su cariño - Le aclaré a Alec - Solo que este loco

- Bueno, loco es un buen comienzo - Murmuró Mike, mientras me abrazaba

- ¡Aléjate! - Le grité. Me hacía sentir incómoda

- Baja la voz. Nos oirán - Me murmuró Mike, sonriente

 

- Mike - Alec habló lentamente - Si te atreves a tocarla cuando ella no lo desea

- ¿Quién dijo que la tocaría? - Preguntó Mike - ¿Ahora no puedo abrazar a mi mejor amiga?

- ¿Mejor amiga? - Pregunté - ¿Qué tal Jane? Creí que te llevabas bien con ella

- Si tocas a MI NOVIA o a MI HERMANA
- Le amenazó Alec

- ¿Tu novia? ¿Johanna o Marjhon? - Preguntó Mike

- ¡Estaba hablando de Hope!

- Hope no ha dicho que es tu novia
¿O sí, Hope?

Me quedé callada. Antes habría deseado ser la novia de Alec, pero en aquellos momentos
No sabía a quién elegir, ya que mi decisión acabaría por lastimar a alguien
Y eso era algo que no deseaba.

- Vamos a viajar a Vancouver - Anunció Mike - Nos veremos en el aeropuerto. Te llamaré - Le dijo a Alec y después colgó. Me miró seriamente - Hope. Sé que a veces puedo causar la impresión de quererte solo para mí, pero te digo que, si elijes a Alec está bien - Sonrió, aunque supe que le dolía - Solo
avísame, ¿Quieres? Sé perder.

Aquella mirada parecía tan sincera

3. CLAN DE VANCOUVER

(POV HOPE)

El viaje a Vancouver me pareció eterno, en parte las chicas que veían y murmuraban sobre Mike, en parte porque me quedaba pensando sobre Alec
¿De verdad seguía siendo su novia? ¿Después de todo ese tiempo en el que me abandonó?

Sí, sabía que él no había deseado aquello, pero pudo haberme llevado con él. ¿Cómo pudo creer que yo podía soportar un solo día sin él?

Mike tomó mi mano y me la apretó dulcemente, como si me estuviera intentando calmar. Como si dijera que todo se encontraba bien.

En aquellos momentos, si me hubiera encontrado con el mismo humor, quizá le habría apartado la mano de un golpe, pero no me sentía con ganas. No en aquellos momentos.

Al bajar al aeropuerto, me encontré con mi ángel:

Corrí hacia él, mientras él hacía lo mismo. Desafortunadamente, teníamos que correr como humanos, por lo que me molesté un poco.

- Alec - Susurré mientras le abrazaba con fuerza. Todo estaba bien

- Hope - Decía él, una y otra vez.

Ambos parecíamos sollozar. Le abracé hasta que divisé a las del clan de Vancouver.

- Amor - Decía él. Yo no le contradije - Ellas son

- Del clan de Vancouver, lo sé - Dije con un poco de malhumor, mientras recordaba lo que había dicho Mike. Deseaba conocer a ellas, sobre todo a "Johanna" y "Marjhon"

Dos Vampiresas se parecían mutuamente, solo que una era un poco mayor que la otra. Supuse que debían de ser madre e hija, o por lo menos tener algún parentesco.

Ambas se parecían en sus rasgos, más no en el cabello, puesto que una (La más joven) lo traía pelirrojo, y la otra color café.

Hope vulturi iii princesa vulturi 1 Hope vulturi iii princesa vulturi 2

- Ellas son Brianna y Tiffany Sanders - Me dijo Alec, mientras veía a la misma dirección en la que mis ojos se habían enfocado - Ellas son madre e hija de verdad. Brianna convirtió a su hija después de que cumpliera una edad. Brianna ha sido como mi madre desde que la conocí. Y Tiffany como la segunda hermana
que he conocido.

 

- Mucho gusto - Sonreí a ellas dos, intentando no mirar a las otras dos hermosas Vampiresas.

Alec pareció percatar aquello, y sonrió, como si le gustara verme en aquél aprieto.

- Ellas son Marjhon y Johanna Sanders - Me presentó con las otras Vampiras, que me miraban, casi como si estuvieran comparándome con ellas. Como si se preguntaran el porqué de la decisión de Alec. Como si ellas estuvieran interesadas por él.

Aquello me dio un vuelco en mi muerto corazón, pero lo intenté ignorar.

La que parecía ser Marjhon era alta, muy alta. Además de que tenía un aire
malvado. No supe porqué. Su cabello era de un color hermoso, y sus ojos en aquellos momentos, al igual que todos eran negros, gracias a unos lentes de contacto. Como todas las vampiras, tenía una belleza inhumana.

Hope vulturi iii princesa vulturi 3

Mike le veía como si estuviera a punto de babear. Idiota.

Johanna era rubia, en cambio. Hermosa. Una palabra para describirla. También parecía tener un aire malvado y un poco superior, pero aquello probablemente solo serían imaginaciones mías. Parecía querer a Alec para ella, aunque lucía un poco mayor que él. Pero quizá incluso él podría ser mayor que ella.

Hope vulturi iii princesa vulturi 4

De cualquier manera, ambas me hacían sentir muy
fea.

- Gusto - Sonrió maliciosamente Johanna, mientras Marjhon asentía, sin mucho entusiasmo, mientras veía a las vampiras alzando la cabeza. Ellas eran mayores que yo en estatura. Y edad. Y experiencia. Y
¡Podrían quitarme a Alec!

En aquellos momentos agradecí que Mike también fuera guapo. Con él podían quedarse
¿Cierto?

6. MUERTE

(POV HOPE)

Desde que había llegado a Canadá, aquellas Vampiras, Marjhon y Johanna, me habían hecho la vida imposible, sobre todo porque intentaban que Alec me ignorara por completo.

- Lo siento - Decía éste, después de haber ido de compras con Marjhon. Yo le miraba con ojos asesinos

- No hay problema - Dije con una fingida voz jovial - Mike y yo iremos a tomar café

- Hope. Nosotros no tomamos café

- Pero Mike si

- Y sabe a tierra agria - Se quejó Mike

- Pues vamos a tomar tierra agria - Le contradije mientras le tomaba de la mano (Alec gruñó) y nos marchábamos

- ¿Vamos por un café? - Preguntó Johanna

- Iré yo con él, hermanita - Le discutía Marjhon

- ¡Pero ya has estado con él durante toda la mañana! - Gritó Johanna

- Niñas
Cálmense - Les decía Brianna, la que parecía ser la monarca de la familia. Ella, además de Tiffany, eran las únicas que me caían bien, ya que eran las únicas que no habían demostrado interés en MI Alec.

- ¿Por qué venimos en realidad a tomar tierra agria? - Preguntaba Mike, mientras tomaba otro sorbo de aquella cosa horrible, que a ambos nos sabía a Tierra.

 

- Porque
Quería estar lejos de ella, ¿De acuerdo? - Le dije - No me gusta que estén demasiado cerca de él

- ¿Entonces esa es tu decisión? - Preguntó Mike, con voz dolida - ¿Lo eliges a él?

- Mike
- Susurré, recordando que él había sido quien me había animado durante aquellos dos tormentosos años, en los que no había pensado en otra cosa más que en Alec. Me sentía mal por él, ya que no le podía ofrecer más de lo que él me había dado.

Antes de decirle nada más, mi teléfono celular sonó. Bueno, más bien el teléfono que había comprado Jane. Lo había conservado por si las dudas.

- ¿Jane? - Pregunté sin siquiera revisar el verificador de llamadas

- No - Respondió una voz fría, que ya conocía y que odiaba con todas mis fuerzas. ¿Era que nunca terminaría nuestra guerra?

- Stefan
¿Cómo
?

- Fue muy fácil descubrir tu número, Hope - Me interrumpió - Solo bastó un par preguntas a Jane

- ¿Ella te lo dijo todo? - Pregunté, mientras me sentía decepcionada. ¿Cómo era que ella podía haber hecho tal cosa?

- Solo con un par de sesiones de tortura - Admitió - Jonathan siempre ha estado tan
sediento de poder.

- ¿Fue él? - Pregunté con decepción - ¿El fue quien nos traicionó? - Alec se decepcionaría mucho

- Sí. ¿es que todavía no sabes cómo se hacen las cosas entre los Vampiros?

- No - Respondí lentamente. Mike me tomaba la mano. Su expresión me daba un poco de miedo. Parecía odiar a su padre demasiado.

- Engaños, mentiras
Y traición - Contestó Stefan - En estos momentos me encuentro demasiado feliz con la piedra que me regaló uno de tus guardias

- ¿Mis guardias? - Pregunté

- ¿Creías que iba a dejar a Aro, Marco y Cayo con vida? ¿En verdad me crees tan tonto?

- ¿Qué quieres decir?

- Que ellos son los reyes de los Vampiros. Tu madre y Athenadora han ocupado sus lugares por lo que ahora tu eres

- ¡Hope! - La voz de Alec denotaba dolor. Miré hacia el punto que él veía, y me di cuenta de que Mike seguía tomándome la mano.

- ¿Qué tenemos por aquí? - Preguntó la voz fría de Marjhon - ¿Nueva pareja?

- ¿Qué es lo que soy? - Dije dándoles la espalda a los tres. Sí. Alec se había llevado a Marjhon y a Johanna. Pero debía de ignorarlos. El dolor me carcomía más que los celos. Lo último que le había dicho a mi padre era que no me iría a mi habitación.

- Princesa, Hope. Princesa Vulturi - Respondió él - Es un buen apodo. Te queda bien

- ¿Y mi madre? - Pregunté

- Ella está bien
Por el momento

Colgué sin más. No quería volver a escuchar aquella voz en mi vida.

Mike pagó, mientras que Alec me miraba con tristeza, también Marjhon y Johanna ponían una expresión más seria. Necesitaba estar sola.

- ¿Estás loca? - Preguntó Mike, en cuanto Alec asintió cuando le dije lo que quería - Ambos sabemos que terminarías por hacer alguna locura. Ni de chiste te vas sola

 

Lo peor de todo era que
tenía razón.

7. DESPUÉS DE LA NOTICIA

- Cariño, me siento tan mal por ti - Me intentaba consolar Brianna, ya que Mike me había arrastrado hacia la casa de las del clan.

Yo no respondí. No quería saber nada más. Mis padres habían sido todo para mí, pero ahora
Ahora ¿Quién me regañaría? ¿Quién me consentiría? ¿Quién me diría palabras sabias características de una persona de tres mil años?

Mike me abrazó por detrás, besándome la coronilla. Yo me dejé, ya que no tenía ganas ni siquiera de pelear con él.

- Todo estará bien - Me susurró al oído, a pesar de que ambos sabíamos que todos en aquella habitación escucharían - Mi padre suele
alardear demasiado

Su voz sonaba completamente insegura, por lo que mis sollozos comenzaron.

Me di la vuelta y abracé a Mike, sin importarme que cinco Vampiros (Incluyendo Alec) nos miraran.

- Tranquila, hermosa - Me dijo mientras me abrazaba con fuerza, a pesar de que él era un poco más débil que yo

- ¿Qué tal si es cierto? - Pregunté - ¿Y si no estuviera alardeando?

- Aro no desearía que te encontraras así - Me dijo - Quizá

- ¿Me diría que buscara venganza? - Pregunté, alejándome un poco de él

- Hope. Ambos hemos aprendido que la venganza no es la mejor solución. - Me dijo en tono cortante - Ambos sabemos las ideas macabras que habías tenido cuando

En aquellos momentos miró a Alec. No con odio o rencor, sino como una explicación para mí.

Alec le miró con odio profundo, mientras que yo me resignaba ¿Era que no comprendía que en aquellos momentos necesitaba un abrazo en vez de que hiciera algo de pelea con mi mejor amigo?

Suspiré mientras me acurrucaba en el pecho de Mike. Deseaba poder dormir, escaparme de la realidad

- Tenemos que hacer un plan - Dijo Mike, de pronto

- ¿Para qué? - Inquirí - ¿Para vengarnos? Creí que ese punto había estado bastante claro

- No, claro que no es para vengarnos - Aseguró Mike - Tenemos que hacer un plan para recuperar la piedra, y expulsar a los Rumanos.

- Cuenta conmigo - Dijo Johanna, mientras Marjhon asentía - Lo sentimos mucho - Me dijo

Yo solo asentí secamente. No me terminaban por gustar esas chicas. Estaban demasiado cerca de MI Alec.

- Hope - Musitó Brianna - Sabes que con nosotras también cuentas

- Bien - Dije - Tenemos que hacer el plan

8. DETRÁS DE LA MENTIRA

(POV SUPLICIA)

Mi hija creía que Aro se encontraba muerto
Aquello haría que Hope comenzara a hacer alguna tontería, y eso lo sabía perfectamente Stefan.

- ¿Crees que ha sido un plan fabuloso, Suplicia? - Preguntó el idiota, sentándose en el trono de Aro - ¿No crees que la pequeña Hope debería de poner todo su empeño en intentar rescatar a su padre?

 

- ¿Qué quieres de ella? - Inquirí - ¿Qué quieres de nosotros?

- Yo quiero
Poder - Se limitó a decir - Es lo único que necesito y deseo.

- Sabes que tu hijo también participará en aquello - Le recordé - ¿Le matarías también?

- ¿Alguien mencionó que deseo a Hope para asesinarla? - Preguntó Stefan - Claro que no. Deseo quedarme con ella, y tú lo sabes, Suplicia. Aquel peculiar don de Hope me es tan preciado, que deseo quedarme con él.

Yo me reí de él ¿En verdad creía que Hope iría con él por propia voluntad?

- No me has contestado - Recordé - ¿Lo matarás? ¿Matarás a Mike?

- Mike
Creo que, si él desea unirse a mí, no veo porqué debería matarle.

- ¿Y si no desea unirse a ti?

- Morirá

- No creo que seas su padre - Contradije a mí misma - No podrías serlo

- ¿Por qué lo crees así, Suplicia?

- Porque cualquier padre no mataría a su hijo, ni siquiera podría pensar en ello, o decirlo.

Stefan se quedó, mirándome.

- Es mi hijo, pero lo mataría por la misma razón que Aro mató a su hermana, a Dídima

- ¿Por qué? - Pregunté

- Por el poder - Respondió.

9. PLAN

(POV HOPE)

Después de planear mil cosas que lo más seguro era que no funcionaran, Alec tuvo algo bueno.

- Podríamos dar una fiesta a los Vampiros - susurró - E invitar a los Rumanos

- Claro, como estamos tan felices con ellos
¿Por qué no? ¡Hacer una fiesta en honor a los Rumanos! - Dijo Mike, con sarcasmo

- Claro que tendremos que intentar que ellos crean que Hope no se encuentra con nosotros - Siguió Alec - Aunque pensándolo mejor
Si ella está, lo más seguro es que ellos quieran venir, para intentar tomar a Hope, porque su don es genial

- El de Alec también lo es - Musitó Johanna a Marjhon, que asentía. Yo les dirigí una mirada poco amistosa

- No estoy de ánimos para fiestas, Alec - Le dije, mientras me sentaba en una silla

- Pero así podrían ellos venir, por lo que la piedra podría estar en cualquier lugar seguro

- Probablemente muy custodiado - Le recordé - Nos estaríamos jugando mucho

- ¿Tienes algún otro plan?

- A decir verdad, no.

- ¿Significa que tenemos que preparar una fiesta? - Preguntó Tiffany, algo entusiasmada

- Espera. Genio - Llamé a Alec - ¿Cómo pretendes hacer que lleguemos a Volterra por la piedra, si es que no está con Stefan?

- Hope - Me reprochó Alec, por haberle llamado Genio - Creo que podríamos pedirle ayuda a Jonathan

- ¡¿Qué?! - Salté - ¿Piensas pedirle ayuda a la persona que ha traicionado a mis padres?

- Hope. Confía en mí - Suplicó, mirándome a los ojos - Confía.

Asentí. No confiar en Alec sería la peor cosa que podía hacer en el mundo.

10. TORTURANDO AL TRAIDOR

 

(POV ALEC)

Con una sola llamada, Jonathan, el traidor, vino hacia donde le pedí, simplemente porque le había propuesto algo a cambio, aunque el muy idiota, no podía comprender que había una trampa entre todo aquello. Elchat Directorio de chats en español

- ¿Qué quieres, Alec? - Preguntó

- Eres un idiota - Dije y utilicé mi don contra él, antes de que pudiera hacer nada.

- Alec ¿Enserio crees que con aquello lograrás hacer algo? - Preguntó Johanna, detrás de mí

- ¿Tienes alguna otra opción? - Le dije

- Quítale el don - Aseguró

- ¿Qué? - Inquirí

- Solo hazlo. Confía en mí

- Confía en ella, Alec - Susurró Marjhon

Yo lo hice y, antes de que algo ocurriera, Johanna ya le estaba torturando. Parecía tener un don parecido al de mi hermana, aunque era diferente. Ella le tocaba en la cabeza, y Jonathan gritaba con que le explotaba la cabeza.

- Después te mataría yo - Musitó Marjhon, con una sonrisa - Pero nos harías falta.

- ¿Y si no quiero ayudarles? - Preguntó éste

- Te mataremos - Aseguró Johanna - O me seguiré divirtiendo contigo

Ella sonrió e izo una seña de amenaza, como si quisiera volver a torturarle.

- Espera, espera - Suplicó el traidor - Les ayudaré. Lo prometo

- Más te vale - Sonrió Marjhon - ¿Volvemos a casa? - Dijo, mirándome a mí

Asentí, mientras Jonathan nos seguía.

En todo el trayecto, Johanna y Marjhon me estuvieron preguntando qué era lo que le veía a Hope. No podía contestar. Todo. Le veía todo. Ella era hermosa, lista

Entramos a la casa, y lo primero que vi fue a Mike, que abrazaba a Hope. Parecía desconsolada. Aquello me bastó para hacerme sentir celos, pero sabía que no podía tocarle un solo cabello a Mike, porque aquello solo haría que Hope me odiara, cosa que no deseaba para nada.

Me tragué los celos, coqueteando con Marjhon y Johanna. Quería poder mostrarle lo que sentía cuando ella se encontraba cerca de Mike.

11. CELOS

(POV HOPE)

¿Era que Alec era un bobo? ¿Por qué me hacía aquello? ¿Acaso él sabía del dolor que me provocaba?

Eso parecía no importarle nada, puesto que siguió con su eterno coqueteo con las hermanas del clan de Vancouver, mientras yo me moría de celos.

De pronto, al parecer Johanna creyó que las cosas habían pasado a otro nivel, por lo que le plantó un beso a Alec.

¿QUE?

Si. Se lo plantó en la boca, y el muy degenerado le devolvió el beso. Loca de celos, Marjhon quitó a su hermana y besó a MI Alec.

- Tengo que ir a vomitar - Le dije a Mike, que parecía sorprendido

- ¿Vomitar? Creí que los Vampiros no vomitaban

- Ahora lo harán. Comenzaré yo

Ambos nos fuimos fuera de la casa, donde comencé a sollozar como una loca.

 

- Tranquila, Hope - Decía Mike, mientras me abrazaba

- ¿Cómo pretendes que me tranquilice? - Le pregunté - ¿Cómo, si el amor de mi existencia se encuentra besando a dos
?

- Déjalo así, Hope - Mike rió, pero después se puso serio - Quizá no era el amor de tu existencia

- ¿Qué quieres decir? - Pregunté, mirándole

Mike no respondió. Se limitó a mirarme con aquellos hermosos ojos de color miel. De pronto, se acercó lentamente hacia mí.

Sus labios se posaron en los míos, pero Mike pareció no estar contento con ello, pues los abrió con firmeza, y comenzamos a movernos en sincronía.

- Hope, Cariño
- La voz de Brianna me llegó a la cabeza, por lo que me separé rápidamente de Mike - Lo
Lo siento - Murmuró mientras se marchaba

Miré a Mike. ¿Cómo decirle que no a aquellos hermosos ojos miel?

12. CULPABILIDAD

(POV ALEC)

En aquellos momentos, en los que Hope anunció que se iba a vomitar, después de verme besar con Marjhon y Johanna, decidí que ya había soportado suficiente.

Me salí con cualquier excusa, aunque las subestimaba un poco: Ellas sabían exactamente para que me marchaba.

Al salir, me encontré con Mike besando a Hope. ¡A MI Hope!

- Hope, cariño - Murmuró Brianna, un poco distraída. Después los miró - Lo
Lo siento

Ella se separó de Mike, mientras Brianna rápidamente se marchaba de ahí. Yo simplemente me quedé estancado, con aquella culpabilidad quemándome el cerebro.

Por una parte, me había dolido tanto, que sabía que algo se me iba a romper por dentro. Pero por otra, sabía que me lo había merecido, puesto que me había besuqueado con Marjhon y Johanna.

Éstas se encontraban mirándome, lo sabía. Me giré y me marché con ellas. Con aquello podría olvidarme de todo por un rato.

(POV HOPE)

El remordimiento parecía ser demasiado. Alec. Alec. Alec. MI Alec.

¿Qué haría con ello?

- Mike - Susurré, un poco apesumbrada

- Sé que lo amas a él - Sonrió Mike, triste - Pero lucharé siempre por ti. Lo sabes de sobra.

Me mordí los labios, aún sintiendo el sabor de los labios de Mike. Recordé las pocas veces que había besado a Alec, que era muy reservado... O eso creía. Parecía que cuando se encontraba con Marjhon y Johanna, se olvidaba de aquello. Quizá realmente no me amaba.

No. Él debía amarme.

"¿Entonces porque está con ellas?" Preguntó maliciosa una voz en mi cabeza

Sin pensarlo más, sin culpa ni nada, volví a besar a Mike, que sonreía mientras me devolvía el beso, entusiasmado.

13. PLAN EN MARCHA

(POV HOPE)

Aunque aún no lograba comprender demasiado el plan de Alec, creía que podía funcionar
Siempre y cuando nuestro plan era morir en aquella noche. No le mencioné nada a Alec, puesto que aún me encontraba demasiado enojada con él, y prefería mil veces quedarme con la duda de si Alec tenía otro plan en mente. Ni siquiera le hablaba.

 

Johanna rió de un coqueteo de Alec, con aquella sonrisa que me hacía casi vomitar. Sabía que ella y Marjhon podrían haber sido mis mejores amigas de no ser porque se acercaron demasiado a MI Vampiro.

Pero aquello no importaba. Mike y yo nos habíamos convertido en novios o algo por el estilo. Sabía que el plan era una tontería, pero no me quedaba más remedio, puesto que, si Alec se besuqueaba con Marjhon y Johanna, yo hacía lo mismo con Mike.

Alec cuando veía eso solía marcharse a un lado más "Privado" con aquellas dos. Mike y yo simplemente nos seguíamos besando.

Sabía que algún día le podría romper en mil pedazos su pequeño corazón, pero no me quedaba de otra. Tenía que hacerlo para que el mío se encontrara a salvo.

Le besé con más fuerza mientras Alec volvía a llevarse a "Ellas" a otro lado.

Mike me sonreía. Si, aquello probablemente le dolería demasiado algún día.

Brianna llegó y ya no se puso nerviosa al vernos, ya que se había acostumbrado. Al igual que Tiffany, que ahora parecía un poco malhumorada. Suponía que querría quedarse un tiempo con Alec, al igual que las otras dos, pero sabía que aquello me dolería demasiado. Sonreí. Ella era una buena amiga.

14. NUEVO ALIADO

(POV HOPE)

Durante los siguientes días, todos comenzamos a preparar las cosas para la fiesta, aunque en aquellos momentos hubieran cosas realmente imposibles, aunque no quería decirle a Alec, puesto que creía que su plan funcionaría como si fuese el mejor de todos.

Y, a decir verdad, no quería molestarle cuando estuviera con Marjhon y Johanna.

Jonathan había traído consigo a otro miembro de la guardia de los Rumanos, cosa que no le izo mucha gracia a Alec, pero dejó que Jonathan le diera una explicación lo bastante buena, antes de que Johanna le torturara.

El nos había contado que era su amigo, llamado Lucas, y que deseaba aplastar a los Rumanos tanto como nosotros.

- Ellos han sido realmente crueles - Decía con una sonrisa maliciosa en su boca - Soy malo, pero ellos me han tratado mal, así que les traicionaré.

No me había agradado nada, pero parecía que a una de las hermanas - Realmente no me interesaba quién - Si le había agradado y mucho.

Aquello me izo sonreír, ya que Alec parecía un poco alicaído.

- Bien, tenemos que seguir - Dije con una sonrisa en mi boca.

Me sorprendí tarareando mientras colocaba más cosas para la fiesta en la que lo más seguro era que todos moriríamos, aunque claro, sabía que aquello era lo mínimo que podíamos hacer para vengar a mi padre.

- Pareces feliz

- Estoy feliz. Espero que recuperemos la piedra y así asesinemos a los Rumanos

- Vaya, si que tienes una mente

- Vamos Mike. Es mi culpa que mi padre se encuentre muerto - Dije con seriedad - Si hubiera hecho que los Rumanos se matasen entre sí cuando tenía tiempo

 

- Calma, Hope
- Me había puesto a sollozar de nuevo - Calma
- Repitió abrazándome por detrás.

Todo lo que hacía lo hacía por él, por mi padre.

15. FIESTA

(POV HOPE)

El plan estaba más que hecho. Se suponía que en la fiesta, cuando todos se encontraran distraídos, nos marcharíamos a por la piedra. Jonathan creía conocer el lugar donde se la habían llevado.

Los invitados - Vampiros, por supuesto - Se encontraban entrando por la puerta de la casa, mientras me ponía demasiado nerviosa. Los Cullen, habían asistido solo para ayudarnos. Alice me lo había dicho, aunque no estaba muy segura de nuestro futuro, por lo que no podíamos saber si ganaríamos o terminaríamos por perder y morir.

Detestaba haber dejado a los Rumanos vivos. ¿En que se suponía que pensaba en aquellos momentos? ¿Quizá que no volverían, al ver la piedra? Era cierto. Jonathan nos había traicionado y había dado la piedra a nuestro peor enemigo. Aunque en aquellos momentos no me importaba para nada.

Tenía que decidir entre el amor de mi existencia, o simplemente el amor de mi vida. ¿Fuego o Hielo? ¿Acaso esto es la punta del iceberg de todos mis problemas? ¿Mike o Alec? Difícil decisión, puesto que ambos me quieren, y yo a ellos.

En ciertos momentos pensaba que probablemente si me había muerto en cuanto Suplicia me encontró. Que su rostro había sido lo último que había visto, y que lo que vivía no era más que el infierno, ya que sufría.

Sin embargo, sabía que me encontraba feliz con mi final, ya que me había llevado a Alec.

Alec. Lo amaba, y lo amaba demasiado. Pero no podía estar junto a él si se empeñaba a una idea que probablemente nos mataría a todos. Y sí, le seguiría, a pesar de las suplicas de Mike.

Mike. Tan bueno después de que hubo pasado todo. Las mentiras se habían ido, y ahora sentía más simpatía hacia él
Aunque temía demasiado que esa simpatía se hubiera convertido en otra cosa.

De cualquier manera, mi padre odiaría a Alec o a Mike si me hicieran daño. Y eso que Alec ya me lo había hecho. Y él lo había odiado. Pero mi petición de una segunda oportunidad lo había convencido. Ahora era borrón y cuenta nueva.

Los Rumanos llegaron. Me dieron ganas de matarle, aunque sabía que no podía hacer aquello.

- Princesa Vulturi - Sonrió Stefan, burlón. Sí, esto nos mataría a todos.

Mire mi vestido. Era rosa y un poco largo, bueno, más que el de las hermanas que se la pasaban molestando a Alec, era cierto. Pero de todas maneras sí, me veía como una princesa.

Deseaba que mi padre se encontrara ahí para guiarme en todas las decisiones que debía tomar

16. RESCATANDO

(POV MIKE)

Hope no lo sabía, pero Alec había tenido la buena idea de ir a Volterra, en aquellos momentos, en los que Vladimir y Stefan se encontraban en Canadá. Podíamos ir y averiguar quién ha sobrevivido y quién no. Aquello parecía ser importante para Alec, pero yo simplemente había aceptado para Hope. Ella realmente necesitaba saber si su padre había muerto en realidad, o si solo se trataba de una treta por parte de Stefan.

 

Mi padre simplemente asintió secamente al verme, por lo que le ignoré y seguí con mi camino. Alec se encontraba con Marjhon y Johanna.

- ¿Vamos? - Pregunté al ver que estaba a punto de volver a darse besos con una de las hermanas

- Sí, claro

- ¿A dónde irán? - Inquirió Johanna

- A Volterra - Explicó Alec, sin el menor atisbo de discreción - Veremos si alguien se encuentra vivo

- ¿Por qué lo dices en voz alta? - Pregunté, mirando en dirección a Stefan

- ¿Recuerdas a nuestro nuevo aliado? - Johanna parecía divertida - Puede hacer que las conversaciones sean privadas

- Oh, entiendo

- Stefan no nos oirá - Añadió Marjhon, como si me encontrara especialmente tonto

Puse los ojos en blanco y tiré de Alec para que nos marcháramos con Jonathan, que regresaría para llevarse a los demás en búsqueda de la piedra.

- ¿Listos? - Preguntó, mientras le tocábamos el hombro.

Después todo se desvaneció y, en su lugar, llegamos al conocido castillo en Volterra.

- ¡Alec! ¡Mike! - La voz de alivio y desesperación al mismo tiempo era de Suplicia, la madre de Hope. Se encontraba en un estado
como si no se pudiera mover - Está vivo - Fue lo único que dijo - Aro vive. Díselo a Hope

- Venimos a salvarla - Le dije - No la dejaremos aquí simplemente

- Deberían. Tu padre te quiere matar

- Aquello ya lo sabía - Dije al tiempo que me acercaba a ella - ¿Se puede mover?

- No. Simplemente puedo hablar

Después se escuchó un ruido lo bastante estrepitoso.

- ¡Jonathan! Márchate para llevarlas por la piedra. Nosotros nos encargaremos.

Jonathan asintió, al tiempo que ambos veíamos lo que estaba a punto de llegar hacia nosotros.

17. FRACASO TOTAL

(POV HOPE)

Estando en aquella fiesta me di cuenta de que Alec hubo desaparecido. También parecía que Mike no hubiera dejado rastro.

- Hope - Escuche que me llamaba Jonathan - Tenemos que marcharnos ahora

Parecía agitado, como si ya hubiera usado su don antes.

- Claro - Acepté. No sabía en qué lugar se habían metido ese par, pero creía que teníamos que aprovechar el tiempo para ir en búsqueda de la piedra.

Ambos caminamos entre todo el gentío de vampiros, y busque en vano con la mirada a Alec o Mike, pero estaba claro que no se encontraban ahí.

En cambio si encontré a Tiffany y Brianna, que parecían un poco nerviosas con la búsqueda de la piedra. También pude encontrar a las dos que revoloteaban siempre alrededor de Alec. Al mirarlas, pensé que faltaba algo para completar el cuadro
Y me di cuenta de que aquello se trataba de Alec.

 

Puse mis ojos en blanco en cuanto Jonathan nos comenzó a llevar a otro lado, claro, a
¿Por qué nadie le había preguntado su nombre? Simplemente nuestro nuevo aliado.

Llegamos a

- ¿Por qué venimos al castillo Vulturi? - Pregunté a Jonathan

- ¿Al castillo?

- Claro, esta habitación se encuentra al pasar un par de pasillos secretos

- Simplemente había visto una foto, en la que Stefan se encontraba demasiado interesado

-
Para poner a sus prisioneros, idiota

- ¡Jane! - Me alegré de escuchar la dulce voz de mi cuñada, cosa que jamás habría escuchado con tanto alivio

- Vaya, jamás creí que te alegraras así de verme

- Bueno, simplemente te escucho

Al decir aquello me di la vuelta y observé a toda la guardia que se encontraba ahí. Parecían encontrarse completamente inmóviles, como si no pudieran mover nada más que su boca.

- Creo que tienen problemas
- La fría voz de él izo que se me helara la ponzoña de mis venas. Creía que el plan había funcionado. ¡Qué equivocada estaba!

18. A LA FUERZA

(POV HOPE)

En aquellos momentos, en cuanto miré a Stefan, todo el odio acumulado que sentía por él se izo insoportable y, para sorpresa de todos - Especialmente para mi sorpresa - Me abalancé sobre él.

Aquello no izo que Stefan reaccionara, puesto que también se había sorprendido. Y además, noté que tenía un anillo con una piedra que conocía bastante bien.

Como se encontraba solo y demasiado aturdido, le quité la mano de un mordisco aprovechando para tomarle el anillo de uno de sus finos y largos dedos níveos.

Aproveché para desear que los Vampiros en aquel lugar se encontraran libres de todas sus ataduras invisibles.

Me di cuenta de lo que había hecho en cuanto escuché a Jane dar órdenes para asesinar a Stefan.

Pero me encontraba equivocada: No estaba solo. Se encontraba con Vladimir.

Si, Jane también lo mandó fusilar, o bueno, solo despedazar y quemar.

- Vámonos de aquí - Sugirió Jonathan - Alec y Mike se encuentran aquí

- ¿Aquí? - Pregunté, atónita - ¿Por qué?

- Ellos decidieron buscar sobrevivientes - Respondió él, encogiéndose de hombros.

Por lo menos tenía la piedra. La había conseguido a la fuerza, pero la tenía.

Les mostré el camino para marcharnos rápidamente de ahí, además de guiarlos por un pasadizo secreto que llevaba directamente al salón principal.

Al llegar, me encontré con alguien familiar

- ¡Mamá! - Ella no tenía ataduras, suponía que se debía a que había deseado que todos los del castillo se libraran de aquello.

- Hope. Adorada Hope - Ella sollozó de la emoción - Tienes que saberlo. Tu padre no está muerto.

 

Aquella era la mejor noticia que había recibido en años.

La abracé, al tiempo que miraba a Alec y Mike sonriendo. Vaya, ahora tenía que elegir a uno de los dos, antes de que fuera
Demasiado tarde.

19. VOLVIENDO A LA NORMALIDAD

(POV HOPE)

Mi padre y tíos se encontraban en otro cuarto aún más escondido que el otro en el que se encontraba la guardia.

Mi padre parecía muy contento de verme, cosa que también me ocurría a mí, puesto que lo extrañaba. Decía que jamás me prohibiría nada, y que siempre confiaría en mí. Le había dado a Alec una nueva oportunidad.

- Hope - Saludó Mike, en cuanto todo parecía estar en orden por el castillo. Me encontraba en mi cuarto, sentada en mi escritorio, simplemente mirando la pulsera que me había pertenecido desde antes de incluso llegar al castillo. Pensaba que habían millones de cosas que habían cambiado desde entonces. Muchas para bien, aunque varias para mal.

Me sentía extraña cada vez que veía a Mike, puesto que sabía que interiormente le dolía la pérdida de su padre, aunque sabía que jamás lo admitiría. Diría que no lo quería, aunque sabía que no era cierto.

- ¿Mike?

- Tenemos que hablar - Aquel tono de voz me izo sentir algo mal. ¿Era que no comprendía que tenía que pensarlo bien? - Mira, sé que lo amas a él - Dijo simplemente - Y está bien, supongo que tendré que ir con Marjhon - Bromeó él, aunque parecía serio

- ¿Marjhon? - Inquirí, evadiendo lo primero

- Es linda y tiene ese aire de mala que
- Mike suspiró - Realmente no te amaba Hope, eso ambos lo sabíamos

- Era una simple obsesión - Dije, sin inmutarme

- Si. Aunque realmente me podría haber enamorado de ti, Hope - el me miró a los ojos - De haberme aceptado la primera vez que nos vimos

- Quizá - Coincidí - Entonces
¿Marjhon?

Mike rió

- Si le dices una broma acerca de esto
¿Sabes? Ella todavía no lo sabe

- Basta, no le diré nada
Supongo que Johanna se encuentra triste

- ¿En qué planeta vives? - Inquirió Mike - Ella se ha fijado en

- ¿En
?

- En nuestro aliado

- ¿El que no conocemos el nombre?

- Exacto

Ambos reímos

- ¿Cómo no se nos ocurrió preguntar el nombre?

20. EPÍLOGO

(POV HOPE)

Me encontraba en el jardín de noche. Las estrellas brillaban a lo alto. Hermosas y únicas.

Las del clan de Vancouver - A los que se les habían agregado Mike y el aliado que no nos quiso decir su nombre, solo Johanna lo sabía - Se habían marchado muy temprano de Volterra. Iba a extrañar demasiado a Mike, pero mi padre me había prometido que me dejaría visitarlo muy pronto, por lo que me entusiasmé. Mike era mi mejor amigo.

 

Escuché pasos detrás de mí, por lo que me puse con guardia alta. Aunque sabía que claro, no había de qué preocuparse, ya que ahí solo se encontraba mi familia.

- ¿Hope? - Alec parecía dubitativo

Me giré para mirarlo. Era hermoso, jamás me hartaría de verlo. Me había enojado mucho con él que, solo para desquitarme, le retiré el habla. Seguía sentida por lo de las hermanas de Vancouver, que ahora se habían convertido en mis amigas, a pesar de todo lo que había ocurrido. Mi padre se había enojado un poco con Alec, pero tuve que suplicarle por medio de mis pensamientos que no le hiciera nada. Capricho que me cumplió.

- ¿Qué ocurre? - Dije, volviéndole a hablar

El se acercó más a mí. Parecía nervioso, cosa que me izo gracia, ya que él jamás se encontraba de aquel modo.

Al acercarse, unió sus labios sobre los míos, cosa que también me sorprendió. Pero aquel beso fue suave y rápido.

Le miré a los ojos. Era el ser más perfecto que había visto en mi vida. No podía enojarme con él, a pesar de lo pasado.

- Te amo - Dijo él, al fin hablando, después de un pequeño e incómodo silencio

- No más que yo - Suspiré, al fin - Te amo, Alec Vulturi

Me besó. En aquella ocasión deseaba que estuviéramos juntos para siempre. Y me encantaba ser feliz y vivir con tranquilidad para siempre

FIN

AGRADECIMIENTOS

Gracias a las 1534 lecturas, 56 comentarios y a las 42 personas que me han tenido en sus favoritos:

alele22

anny_cullen

Crisstine_Volturi

estoy en wonderland

judy_cullen

luiiza nathaliia

marjhon

mi_luna

punchi

SilverVampire

verolaura_pattinson

alexcullen

alice cruz

angelito

Armony sky

Blaki

Churchy_Twilight

Crystal_Vulturi

dani_cullen

diamond_cullen

Frana Vulturi

Hannah_Cullen

jen_lily

kriistiinaa07

L4iiiiL4

ladyromi

luly_cullen

Maqqi

marchu_m_95

mayurahatake

Meri

merypo182

paulasmog

Polgara

princesitapotter

rose Malfoy

rous black

shoko

talii potter

taylor_alice_cullen

vampirita ili

vjerih

Churchy_Twilight y Marjhon: Especialmente gracias a ustedes, ya saben que los personajes de Marjhon y Johanna fueron hechos especialmente para ustedes =D. Espero que les haya gustado el final. =D

¡GRACIAS A TODOS!

HOPE VULTURI III: PRINCESA VULTURI - Fanfics de Harry Potter

Detestaba haber dejado a los Rumanos vivos. ¿En que se suponía que pensaba en aquellos momentos? ¿Quizá que no volverían, al ver la piedra?

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-hope-vulturi-iii-princesa-vulturi-fanfics-de-harry-potter-4191-0.jpg

2023-02-27

 

Hope vulturi iii princesa vulturi 1
Hope vulturi iii princesa vulturi 1
Hope vulturi iii princesa vulturi 1
Hope vulturi iii princesa vulturi 1
Hope vulturi iii princesa vulturi 1
Hope vulturi iii princesa vulturi 1
Hope vulturi iii princesa vulturi 1
Hope vulturi iii princesa vulturi 1

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/48534
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20