Cafe Con Dos de Azúcar - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Al despertar esta mañana, solo tenía 3 palabras en mi cabeza, AMO-LA-LLUVIA.
Y la verdad no me avergüenza decirlo, no entiendo como ciertas personas pueden odiarla, por Dios, es agua, el liquido vital recuerdan? Cayendo de el cielo, y explíquenme como alguien puede odiar el Cielo! De noche es lo mas hermoso que se puede admirar. Y de día! El Sol es algo por de mas necesario y hermoso, y esa mezcla de colores que produce cuando esta por esconderse es algo que las personas deberíamos agradecer a diario, admirarlas hace increíble el hecho de vivir en este mundo.
Pero regresando a la lluvia, desde que se anuncia es admirable, las nubes en sus hermosas formaciones y el aroma que desprende la tierra cuando sabe que esta apunto de recibir su producto. Es increíble como el ambiente entero se prepara para su llegada. El aroma que despiden las plantas y las flores cuando están mojadas te hace volver a vivir miles de recuerdos.
Y sobre todo, es que a mí, la lluvia me hace recordarlo. Por que cada ves que la lluvia caía, sabia que el vendría a mi.
Han pasado casi 10 años, pero es de esas cosas que de verdad jamás podrás olvidar.
Me recuerdo a mi misma, disfrutando de la lluvia nocturna, observándola desde mi ventana con la compañía de una almohada, una frazada, mi inseparable taza de café y mi teléfono celular, que al igual que yo esperaba su llamada no importaba lo que dijera, tan solo que notara que estaba lloviendo.
Recuerdo, el olor de mi humeante café, mezclado con el de las bugambilias mojadas, el croar de los sapos y el tic tac del reloj. Y como sacado de un cuento de hadas, cerré los ojos un instante lo desee con fuerza y mi teléfono empezó a sonar.
Con una mano temblorosa lo tome y aun deseando vi el numero. Era el! Sin pensarlo dos veces conteste y no dije nada, estaba demasiado ocupada dándome un pellizco para saber si no me había vencido el sueño, el dolor fue real, igual que la marca que aun tengo en el brazo. Y solo cuando escuche su voz salí de mi cabeza.
-Esta lloviendo
- fue lo único que escuche.
-Vaya
eres un genio- no supe que contestarle
-La lluvia me recuerda a ti
-
No pude evitar poner una tonta sonrisa y contestarle - de verdad? Es bueno saber que algo tan bello te recuerde a mí.-
-Lo se, te puedo nombrar un montón de cosas que me recuerdan a ti-
Mi sonrisa continuaba ensanchándose y ya no sabía si llorar o reír pero aun así le conteste. - Gracias! Buen cumplido me puedes nombrar algunas?-
Hecho a reír y me dijo - Soy bueno para hacer cumplidos, y si te puedo nombrar bastantes, mmm una taza de café con 2 de azúcar, las bugambilias, el cielo cuando se esconde el Sol, un pie de queso, la deliciosa lasaña que preparas
-
No puedo recordar, haber sonreído de tal forma! Aun que era una sonrisa tonta, no recuerdo una mejor

-Creo que me conoces bien!- le conteste.
-Y como no hacerlo, sabes que mas me recuerda a ti?? La lluvia..-
-Ya lo se, acabas de decírmelo- me burle
- Lo se, pero sabes otra cosa? No me gusta mojarme, abre la puerta por favor! - Me dijo y me colgó sin decirme otra cosa.
Mi corazón dio un vuelco y empezó a latir desbocado.
Me levante de un brinco y me mire al espejo, cualquiera se asustaría con mi reflejo, el cabello alborotado, las marcadísimas ojeras debajo de mis ojos hinchados y rojos a causa del llanto, y las mejillas sonrojadas no son buena combinación, pero sabia que a el no le importaría. Me enjuague las lagrimas y sonreí.
Baje las escaleras de dos en dos y llegue a la puerta resoplando. Conté hasta tres, suspire y abrí la puerta. Y ahí estaba el, como siempre, formal, elegante y debo decirlo, guapísimo.
No me dijo nada, solo entro se sacudió las gotas del abrigo y me miro con ternura y me abrazo.
No se si el abrazo duro segundos, minutos, pudo haber durado horas, pero lo ameritaba, teníamos un mes sin vernos.
Cuando por fin nos separamos, se me quedo viendo fijamente.
-Estuviste llorando?- me pregunto sereno
-mmmm noo, alergia, tu sabes, las flores- mentí
- si sobre todo las bugambilias no?- obviamente no cayo en mi mentira
Sonreí y le señale el sillón
-siéntate, quieres un café con dos de azúcar o prefieres una rebanada de pie de queso? Con cerezas
. Tal ves?- le pregunte riendo.
-mmm no de hecho tengo un terrible antojo de una deliciosa lasaña a la Laura- me dijo
- lo mire como si estuviera loco y le dije, estas LOCO, son las 11 pm, no voy a preparar lasaña.
-Por favor? Anda que yo te ayudo así seria una famosa lasaña a la Laura y Carlos- me dijo sonriendo.
-Esta bien, pero solo por que llueve-

Estuvimos cocinando juntos durante las 2 horas siguientes, comimos durante otra, y a las 2 am me pregunto:
-Ya me vas a decir por que llorabas?-
-mmmm esta bien! Pero promete guardarlo de secreto-
Levanto su mano derecha y comencé:
-lloraba, por un chico, que tenia casi un mes sin ver, que solo viene a mi cuando llueve, que se que me ama, pero que no puede dejar a su novia, y que por si no fuera poco, la dichosa es mi amiga- le conteste.
Bajo la mirada apenado quiero creer, se levanto de la mesa y he de aceptar que temí que se fuera, pero no lo hizo, rodeo la mesa y me tendió la mano.
Ninguno de los dos hablo solo me dijo que íbamos a salir, y yo lo seguí.
Nos subimos a su coche, y manejo bajo la lluvia durante media hora hasta que llegamos al lago, nuestro refugio, nuestro único testigo.
Bajamos del coche y corrimos al pequeño techo que nos protegía de la lluvia.
Nos sentamos en las mecedoras y nos quedamos unos minutos en silencio. Me empezaba a incomodar cunado me dijo:
-Y tu lo amas? Al idiota que te hizo llorar?-
-Creo que es obvio, de otra manera no arriesgaría tanto por el, pensé que ya lo sabia- le dije
Se levanto, y observo la lluvia un momento, luego regreso a mí, se arrodillo , me tomo la mano y me dijo:
-Si, lo sabe, y
. Laura, perdóname, la última vez, me jure a mi mismo, se que te jure a ti que no regresaría, que no nos haría mas daño pero no puedo evitarlo. - Agacho la cabeza y note la solitaria lágrima que rodaba por su mejilla.
-Lo se, no es tu culpa solamente, yo prometí no abrir la puerta si había una otra ves, planeaba dejarte en la lluvia-
Logre hacer que riera, se levanto y me dio un beso en la frente, y luego bajo su vista a mis labios, pero cuando estaba apunto de besarme, me quite.
-Mejor no, sabes que si me besas no respondo, no podremos detenernos, y entonces, necesitaremos una próxima vez, y la verdad es que no se cuando volverá a llover
.No podemos darnos el lujo de seguir dañando a Brenda, y a nosotros mismos Carlos - le dije alejándome de el.
- Tienes razón, ya no va a haber una próxima vez, lo juro, te diría, que no nos volveremos a ver, y que no sabrás nada de mi, pero se que es inevitable, Brenda encontraría extraño que no nos volvamos a ver, ella te tiene mucho cariño, siempre has estado ahí. Pero, Laura, de verdad, necesito pedirte perdón, necesito que me perdones mas bien dicho, se que todo esto es mi culpa, no fui lo suficientemente fuerte para dejarla-
-Cállate ya, hemos hablado de esto suficientes veces! - lo reprimí.
- Será que siempre tienes la razón? Ven acá-
Me tomo de un brazo y me jalo hasta sentarme junto a el en el sillón.
Nos abrazamos y permanecimos así, juntos, el resto de la noche. La lluvia no se detuvo en ningún momento. Y cuando amaneció subimos en silencio al coche, los dos sabíamos que nos esperaba una despedida, y ninguno de los dos la quería.
En el camino hablamos como si nada, y cuando llegamos sin que yo lo esperara, me beso, suena cursi, pero ese beso, jamás lo olvidare, fue el último. Baje del auto, y me dijo. - te veo en la cena del viernes!-
Asentí con la cabeza y entre a mi casa, obviamente no pude controlarme, y llore un rato, luego, Salí a ver la lluvia.
Durante 4 días no paro de llover y supe que en verdad era el final, cuando el viernes amaneció el cielo sin una sola nube.
Luego, no cayó ni una sola gota durante 2 meses. Y cuando las nubes se dignaron a complacerme, se anuncio el compromiso de Brenda y Carlos.

Esa es la razón por la cual hasta el día de hoy, sigo amando la lluvia, por el simple hecho de que cada vez, lo recuerdo con alegría y amargura.
Se que las cosas no podrían haber sido diferentes, y no me arrepiento de nada de lo que pase con el.
Nuestra historia no habría podido tener un final feliz si hubiéramos continuado viéndonos, por eso, decidimos crear nuestro propio final.
Se que jamás me olvidara, ni yo a el, lo veo en sus ojos, y lo veo en cada gota de lluvia que cae.
Quizás esta noche de lluvia no este con el pero tengo su recuerdo en mi memoria, sus besos gravados en mi piel y estoy junto a la ventana, tan solo con la compañía de mi almohada, mi frazada y mi taza de café.. Con dos de azúcar.

Aparatos de masajes

 

Cafe Con Dos de Azúcar - Fanfics de Harry Potter

Cafe Con Dos de Azúcar - Fanfics de Harry Potter

Al despertar esta mañana, solo tenía 3 palabras en mi cabeza, AMO-LA-LLUVIA.Y la verdad no me avergüenza decirlo, no entiendo como ciertas personas pueden o

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-cafe-con-dos-de-azucar-fanfics-de-harry-potter-2788-0.jpg

2023-02-27

 

Cafe Con Dos de Azúcar - Fanfics de Harry Potter
Cafe Con Dos de Azúcar - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/30180
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20