La magia de la navidad...mi ultimo baile contigo - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

Hermione se arreglaba para los usuales festejos de navidad,y con una careta de felicidad, trataba de ocultar el dolor que por dentro laembargaba. Se miraba al espejo mientras se preguntaba el por que, por que aella, por que a él. Bajó la mirada con profunda pena y tomó entre sus manossu foto, la foto de la persona que hasta entonces, había sido la másmaravillosa del mundo: Draco Malfoy.

Draco había muerto meses atrás, su enfermedad a cienciacierta nunca se supo, fue tan repentina que acabó con todos los planes que lajoven pareja tenía, a partir de entonces, para Hermione Jane Granger, todo sevolvió soledad.

La puerta de su cuarto se abrió, lo que provoco que Hermioneladeara su cabeza y mirara(aún con cierta melancolía), el rostro de su madre quese acercó hasta ella.

 

-Mira que hermosa te ves, hasta pareces una princesa.

Su madre alababa a Hermione cuyo rostro reflejaba unaterrible depresión.

-El joven Weasley debe estar por llegar, será mejor que tedes prisa cariño.

-Creo, que no iré a la fiesta, no tengo ánimos, simplementeno tengo ganas.

Hermione colocaba la foto de Draco nuevamente en su buro,después y con una profunda calma, comenzaba a quitarse los aretes, las pulserasy todos los accesorios, pero su madre le tomó las manos y se sentó frente a suhija.

-¿Así que no irás? ¿Puedo saber la razón?

La señora Granger miraba fijamente los ojos de su hija, loscuales se llenaban de lágrimas y suspiraba.

-No puedo hacerle esto, no se lo merece.

-¿Crees que a Draco le gustaría verte triste? Cariño élsiempre luchó porque ustedes dos fueran felices, lo que él mas anhelaba era tufelicidad.

-Es que no puedo, me siento culpable.

-¿Culpable por querer continuar? ¿Culpable por querer seguiradelante sin él?

Hermione asentía ante las preguntas de su madre, la señoraGranger tomó uno a uno los accesorios de su hija y comenzó a ponérselos denuevo. Cuando finalmente acabó se puso de pie justo detrás de Hermione que lamiraba por su espejo.

-A él le gustaría verte feliz, verte continuar, aunque nofuera con él.

La señora Granger se dio la vuelta para salir de lahabitación, pero Hermione se volvió hacia ella y finalmente le confesó lo queella más deseaba.

-Sabes, lo que realmente me haría inmensamente feliz, seríavolver a verlo, aunque sea una vez más.

La señora Granger asintió y salió de la habitación dejando aHermione sola y un poco más serena. Hermione volvió a sentarse frente a sutocador, se miraba en el espejo, era como si una parte de ella hubiera muertocon él. Sus pensamientos se alejaban, comenzaba a recordarlo, pero el timbre desu casa sonó, Ronald Weasley, el chico de ojos aules y cabellos rojizos acababade llegar, sintió un ligero cosquilleo en el estómago al pensar en Ron, pero alvolver a su realidad, aquella sensación desapareció.

Bajó lentamente las escaleras de su casa y al verlo ahí, tantranquilo y paciente, aquella sensación de felicidad regresó a ella.

-Luces hermosa.

-Gracias Ron.

-¿Nos vamos?

Hermione asintió, tomó con timidez el brazo de Ron y juntospartieron a la fiesta que iba a realizarse en uno de los grandes jardines de Hogwarts.Al llegar ahí Hermione no pudo evitar recordarlo, recordar sus abrazos, susbesos y sus caricias, como deseaba poder verlo una vez más.

La fiesta comenzó y ante la insistencia de Ron, Hermioneaccedió a bailar con él un par de piezas, pero un pudo más, sus sentimientosencontrados fueron más fuertes que ella, se separó de Ron y comenzó a dirigirse a algún lugar solitario. Pirateking Ver anime gratis online

 

Se paró firmemente y comenzó a observar como la nievecomenzaba a caer, suspiraba, y aunque trataba de evitarlo, unas lágrimasrodaron por sus mejillas. Extrañaba a Draco, pero durante las últimas dossemanas, había sentido algo por Ron, sí, por el que hasta entonces había sidoúnicamente su amigo incondicional. La música de la fiesta lograba escucharsesuave y tranquila, las melodías pasaban y pasaban sin que Hermione les prestaraatención, pero una de ellas, hizo que la piel se le pusiera chinita, que todossus recuerdos bellos regresaran y que sintiera una vez más la presencia y esenciade Draco. Era la canción que él tanto le ponía, era la canción de ellos dos: ONCE UPON A DECEMBER.

Su mirada se volvió hacia donde provenía el sonido, pero unamano cálida y suave tomó la suya provocando que Hermione volteara con ciertabrusquedad. Su corazón latió inmensamente al verlo, estaba igual que como ellalo recordaba, vestía elegantemente un túnica negra y los ojos grises seencontraron con los de ella. Dracocolocó con delicadeza su mano en la cintura de Hermione que al captar aquella posición,colocó sus manos en posición de baile y ambos comenzaron a bailar.

Sentía su calor, lo sentía, era real, Draco simplemente lamiraba al igual que ella a él, ninguno de los dos hablaba, solo bailaban, eracomo si sus almas y sus cuerpos se fundieran en uno solo, con forme la piezaiba terminando, Draco se fue separando de ella con lentitud. Ella aún lomiraba, era su oportunidad, su oportunidad para decir todo que en vida no pudo,para expresar sus sentimientos ante la persona que tanta falta le hacía.

-Me haces tanta falta.

Hermione comenzaba a llorar, Draco con bastante sutileza, lelimpiaba las lágrimas con sus manos.

-Debes ser Feliz Mione.

Su voz sonaba igual, era como si estuviera vivo, pero ellasabía que no era así. Apretaba su mano, era como si no estuviera dispuesta adejarlo ir.

-¿Cómo podría ser feliz sin ti? Tu eras todo para mí y ahorame has dejado sola.

-No estás sola, ahora tienes una nueva oportunidad de serfeliz, de ser feliz con un hombre que te ama de la misma forma en que yo te améy te amaré.

-¿Ron?

Draco asintió ante el asombro de Hermione que estabacomenzando a calmarse, se acercó a ella, la amaba y la amaría por siempre, lebesó la frente y acariciando sus cabellos le susurró al oído.

-Tú lo amas, y él a ti, no lo dejes escapar Mione. Mi Mione.

Draco se separó de ella, ambos se miraban y así tan derepente como apareció, su cuerpo se fue disolviendo poco a poco ante los ojosde Hermione, que tristemente esbozó una leve sonrisa pensando en que su deseo se había cumplido.

-Hermione ¿Estas bien?

Ron se había acercado a ella corriendo, le colocó su abrigoencima y la buscaba con la mirada.

-¿Qué me dirías si yo te dijera, que mi mayor deseo secumplió?

Ron observó a Hermione con detenimiento, él si sabía cualera el deseo de Hermione, pero no sabía como responderle.

-Pues te diría que fue magia, la magia de ésta navidad queamenaza con ser la mejor de mi vida.

Respondió espontáneamente, Hermione y él se abrazaron, Roncomenzó a caminar con lentitud sin dejar de abrazarla, ella hizo lo mismo, soloque ahora ya nada le impedía ser feliz, siempre iba a recordar aquel mágicomomento, su vida sería perfecta de ahora en adelante, nada ni nadie iba aopacar su felicidad, suspirando, miró al cielo y agradeció a la "magia de lanavidad", el haberle concedido aquel bello deseo.

La magia de la navidad...mi ultimo baile contigo - Fanfics de Harry Potter

La magia de la navidad...mi ultimo baile contigo - Fanfics de Harry Potter

Hermione se arreglaba para los usuales festejos de navidad,y con una careta de felicidad, trataba de ocultar el dolor que por dentro laembargaba. Se miraba al

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-la-magia-de-la-navidad-3798-0.jpg

2023-02-27

 

La magia de la navidad...mi ultimo baile contigo - Fanfics de Harry Potter
La magia de la navidad...mi ultimo baile contigo - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/43870
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20