Lo Aprendi de Ti - Potterfics, tu versión de la historia

 

 

 

Ministerio de Magia Francés

26 de Abril de 2016

Departamento de Misterios




-Adelante.

La puerta de madera se abrió después que la dueña deaquella oficina diera el permiso.

-¿Vas desalida?-.Preguntó una rubia entrando a la oficina.

-Algoasí, solo tengo que firmar estos pergaminos y ya-.Contestó.

-Teespero entonces, recuerda que esta noche toca comida china.

-Si, lorecuerdo bien, es tu favorita.

-Porcierto-.Comentó agarrando un pergamino.-Recuerda que mañana hayuna reunión en el salón de fiestas para darle la bienvenida al nuevo auror-.La miro sobre el pergamino.

 

Ese comentario hizo que la castaña, llamada Hermione,alzara la cabeza.

-¿Bienvenida?Si solo va a estar aquí alrededor de un año.

La rubia se encogió de hombros.

-Hay quever que armar tal espectáculo nada más por eso-.Respondió con molestiavolviendo a dirigir su mirada a los pergaminos.

-Y laasistencia es obligatoria-.Soltó la rubia.

Hermione alzó nuevamente la cabeza.

-¿Qué?-.Resoplótirando la pluma en el escritorio.

Con clara molestia se levantó de su asiento dirigiéndosehacia el perchero donde descansaba su abrigo, la rubia la miró confundida.

-¿No tefaltaban terminar esos pergaminos?-.Le preguntó al verla dirigirse a lapuerta.

-Levántateantes de que me arrepienta, ya me estropearon el día-.Salió como unabala de la oficina seguida por la rubia.-Mira que obligarte a asistir auna "reunión" nada mas porque si...

La rubia, de nombre Luna Lovegood, la seguía condificultad e ignorando todo lo que su amiga iba diciendo.

Al salir del Ministerio pasaron buscando el carro de Hermione,un lujo muggle que le fue imposible no adquirir, de ahí pasaron por elrestaurant chino favorito de la rubia y por último al departamento quecompartían.

-Sellama Ronald Wesley-.Leyó Luna de un periódico mágico.

Hermione la miró sin comprender, la rubia masticó y tragóantes de volver a hablar.

-Elauror que viene de Inglaterra, se llama Ronald Wesley y estudió en... Hogwarts-.Lamiró con curiosidad.-¿Reconoces su nombre?

Hermione se quedó pensativa.

-Noestoy segura, reconozco el apellido ya que habían unos gemelos con ese apellidoun año mayor que yo-.Le explicó.

Luna siguió leyendo.

-No esde tu generación, es un año menor-.Leexplico.

-Ummm,tiene sentido-.Concordó la castaña.

Después de eso siguieron comiendo mientras charlaban deotros temas.


-Ayvamos Herm, te prometo que en un par de horas nos vamos-.Animó Luna.

-Ese noes el problema, el problema es que en estos momentos podría estar en mihabitación leyendo un libro en vez de estar aquí perdiendo el tiempo-.Resoplo molesta.

 

Luna la haló de la mano hasta sentarla en una mesadesocupada.

-Venga,deja de quejarte, se que no es tu zona de confort pero por lo menos trata derelajarte un poco, mañana puedes leer todos los libros que quieras.

Hermione rodó los ojos.

-Cállatey espérame aquí-.Le espetó la rubia cuando le vio la intención de deciralgo.

Se alejó de la mesa dejando a la castaña sola, al cabo deunos minutos volvió con dos copas.

-Toma,bébetelo todo-.La instó entregándole la copa.

Poco a poco el salón se fue llenando y las mesas fueronsiendo ocupadas, pero para suerte de Hermione en la mesa que ella compartía conLuna mas nadie se sentó.

-Porcierto, ¿Viste a Rolf?-.Le preguntó sonriendo encantada.-Esetraje lo hace ver bellísimo.

Hermione desvío su mirada hacia donde Luna veíaencontrándose con el nombrado, un magizoologista del cual Luna estaba mas queinteresada.

-No voya negarte que se ve bien, pero te gusta es a ti, no a mi-.Le dijobebiendo de su tercera copa.

-Biendicho-.Le respondió la rubia sin apartar su mirada.

-Dime deuna vez si te vas a ir conmigo o te escaparás con Rolf-.Le preguntó alver como Luna lo miraba fijamente.

-Tododepende de lo que él me diga, igualmente te escribo un mensaje cualquier cosa-.Lesonrió.

Dejaron de hablar ya que el Ministro de Magia se pronunciódándole la bienvenida y presentándole a todos los invitados al Auror, RonaldWesley.

-Nosvamos después de la cena-.Le susurró Luna cuando empezaron a repartir lacomida.


-¿No que nos íbamos después de la cena?-.Inquirió la castaña bebiendo de la copa.

Luna se mordió el labio inquieta.

-Dame diez minutos, ¿Si?-.Desvió su mirada, Rolf estaba de pie a unos metros.-Me pidió que bailara con él, pero nose si solo será un baile o me pedirá que me quede.

Hermione suspiró, ya se lo imaginaba, apuró el líquido dela copa.

-Vete-.Le dijo.

La rubia le sonrió lanzándole un beso antes de levantarsede la mesa, Hermione la siguió con la mirada hasta ver como Rolf le agarraba lamano llevándola hacia la pista de baile.

Realmente hacían una linda pareja, aún no entendía porqueRolf no le terminaba de pedir que salieran, Luna se encontraba muy ilusionadacon él.

Bufó internamente, nunca entendería el amor ni mucho menosel estar enamorada y si la actitud que tomaba Luna cada vez que hablaba o veíaa Rolf era normal, no quería experimentarlo por nada, no le veía lógica algunaquedarse embobada por un hombre, extrañar no verlo, besarlo, no lo entendía.

Ni siquiera cuando tubo aquella ''relación'' en su últimoaño con Cormac Mclaggen, no le importó dejarlo cuando se graduaron, no loextrañó ni le hizo falta los siguientes meses mientras se especializaba en sucarrera, tanto muggle como mágica.

-¿Otra copa para la dama?

Te conocí un día de abril, un día común, el día que menoslo esperaba

 

Aceptó la copa que el camarero le ofrecía, bebió un gransorbo aún metida en sus pensamientos observando distraídamente la pista debaile.

-Buenas noches.

Desvió su mirada hacia la persona que le había habladoencontrándose con un par de ojos azules mirándola con atención, se trataba deRonald Weasley, el nuevo auror.

-Buenas noches-.Respondiócon educación.

-Disculpa si te molesto, es que me pareció extraño que unadama tan hermosa se encuentre sola-.Lesonrió adulador.

Para sorpresa de Hermione sintió como se ruborizabaligeramente pero se lo atribuyó al licor ingerido.

-No estaba sola hasta hace unos minutos, vine con una amigaque prácticamente me abandonó cuando su príncipe azul la sacó a bailar, detodas maneras estoy esperando que me avise si me puedo ir sin ella, las fiestasno son lo mío-.Le explicó volviendoa beber de su copa, se sentía extraña bajó la penetrante mirada azul de aquelpelirrojo.

-¿Te molesta si me siento? Digo, para hacerte compañía enlo que tu amiga te avisa.

Hermione se iba a negar con la excusa de que iba a irse deinmediato porque estaba segura de que Luna se quedaría con Rolf, pero de suboca salió todo lo contrario.

-Adelante.

Ron se sentó frente a ella haciéndole señas a un camareroque llevaba copas, agarró dos, una para él y otra para Hermione ya que la queella tenía estaba casi vacía.

-No pensé que te volvería a ver, nunca me imaginé que tehabías trasladado a Paris-.Comentódistraídamente Ron.

Hermione casi se ahoga ya que estaba bebiendo cuandoescuchó el comentario, frunció el ceño.

-¿Nos conocemos? Se que estudiamos en Hogwarts pero norecuerdo haber hablado contigo.

Ron se encogió de hombros.

-Es lógico, eres un año mayor que yo y para ese entoncesera un chico inmaduro, pero fue imposible no saber de ti ya que fuiste lafavorita de McGonagall, la bruja mas brillante de tu generación, Prefecta yPremio Anual y por si fuera poco, tu relación con Cormac se corrió por todo elcastillo, además, me es imposible no recordar tu rostro, Hermione Granger,siempre me pareciste bonita con tus ojos marrones y tus cabellos incontrolables-.Le sonrió con coquetería.-Además, mi mejor amigo siempre sesintió atraído por ti, pero era muy tímido y nunca fue capaz de dirigirte lapalabra.

-¿Tú mejor amigo?-.Preguntócomo pudo, todo lo dicho por el pelirrojo la había dejado sin barreras.

-Harry Potter-.Respondió.

Hermione quedó unos segundos pensando de donde le sonabaese nombre.

-Ah sí, el jugador mas joven de Quidditch de todo lostiempo en Hogwarts.

Se dio cuenta de la incomodidad del pelirrojo, intuyó quefue porque reconocía a su amigo y no aél.

-No fue tan difícil reconocerte, sigues igual de bella, enrealidad estás más bella aún, pero con los mismos ojos, solo que el cabello unpoco mas controlado-.Le dijosonriendo.

Hermione volvió a sentir que se sonrojaba, pero antes deque pudiera responderle sintió su celular vibrar, lo sacó, era un mensaje deLuna.

 

''Te libero, puedes irte cuando gustes, aunque tevi muy a gusto hablando con Ronald Weasley ;)

Me voy a quedar un rato mas en lafiesta, después me voy al departamento de Rolf, nos vemos mañana en la noche.

Te quiero, Lu.''

Negó con la cabeza sonriendo al leer el mensaje, Luna erapredecible.

-¿Eso es un celular?-.Preguntócurioso.

-¿Sabes lo que es un celular?-.Preguntó con sorpresa.

Ron arrugó el ceño-.Tengoentendido que es un aparato muggle para poder comunicarse.

-Fue creado con esa intención, pero ahora puedes hacermuchas mas cosas con ellos-.Lesonrió.

-¿Significa eso que ya te vas?-.Preguntó un poco desanimado.

-Ya te dije que las fiestas no son lo mío, además vine enauto y ya he bebido demasiado, no puedo marearme porque sería suicidio manejarde esa manera.

Se levantó de la silla agarrando su bolso, Ron la imitó.

-Fue un gusto charlar contigo, Hermione Granger-.Le sonrió estirando la mano.

-Igualmente-.Lerespondió dándole la mano.

Ron se la agarró llevándosela hacia sus labios dándole unbeso en los nudillos.

-Sera todo un placer trabajar contigo-.Le dijo cuando la soltó.

Por tercera vez, Hermione sintió ruborizarse, asintióantes de alejarse de ahí, no entendía porque su cuerpo había reaccionado de esamanera, se reprendió mentalmente mientras se dirigía a la salida, volvió aatribuírselo al alcohol en su organismo, seguro el lunes se comportaría de unamanera mas normal si se encontraba otra vez con Ronald Weasley.


-Adelante-.Respondiómonótona al escuchar como tocaban la puerta.

-HolaHermione.

La castaña alzo el rostro, Ronald Weasley había entrado asu oficina.

-Hola.

-Disculpaque te moleste pero me dijeron que tienes unos pergaminos que entregarme.

Hermione asintió quedadamente antes de buscar los papelesen el escritorio.

-Aquíestán-.Estiró la mano donde tenia los pergaminos.

Ron los agarró.

-¿Nopiensas salir a almorzar?-.Le preguntó.

-Enrealidad si, solo quería terminar estos pergaminos que necesitan.

-¿Temolesta si almuerzo contigo?

-No hayproblema.


-Cuéntame,¿Como le fue a tu amiga?

Le pregunto una vez se sentaron en la mesa para comer.

-Pues meimagino que bien, no la veo desde el sábado.

Ron la miró con sorpresa.

-Meenvió un mensaje anoche diciéndome que Rolf tiene esta semana libre asi quepidió la semana libre de las vacaciones que tiene acumuladas y se fueron parayo no se donde.

-Guao,es atrevida-.Sonrió Ron.

-Noexactamente, Luna y Rolf ya llevan tiempo conociéndose, mas bien me parecíararo que se tardara en pedirle que sea su novia, Luna esta bastante ilusionadacon él, llegue a pensar que no era correspondida pero veo que me equivoqué.

 

-Ummmya, entiendo, ¿Y tú?-.Preguntocurioso.

Hermione tragó.-¿Yo qué?-.Preguntóconfundida.

-¿Tienesalgún príncipe azul igual que tu amiga?

Yo no pensaba en el amor, ni lo creía y mucho menos lobuscaba.

Hermione se ruborizó ligeramente ya que ella había usadoesas palabras para describir a Rolf.

-No, adiferencia de Luna no soy enamoradiza ni ando en busca del amor.

-Entoncesme encargaré de cambiar eso-.Le respondió sonriendo confianzudo.


-¡Bonsoir!(Buenas Tardes)-.Gritó Luna alentrar al departamento, Hermione se separó bruscamente de Ron cuando la escuchó.

-¡Luna!Hola, no pensé que llegarías hoy, ¿Como te fue?-.Preguntó atropelladamente.

La rubia se dio cuenta de la situación, su amiga semostraba nerviosa y como no estarlo si hasta hace poco estaba a solas en eldepartamento con Ronald Weasley el cual se levantó despacio del sillónacomodándose la camisa.

-RonaldWeasley, el auror inglés-.Miró disimuladamente a Hermione.-LunaLovegood, mejor amiga de Hermione, casi su hermana.

Ron le sostuvo la mano.-Es un placer conocerte,Hermione me ha hablado mucho de ti.

-Si, yalo creo, la dejé sola toda la semana, debía de comunicarse con alguien en miausencia-.Le dirigió otra mirada a la castaña de esas que solo reconocenlas amigas.

Ron se sintió incómodo.

-Bueno,creo que ya es hora de irme, se esta haciendo tarde.

Se acercó a Hermione y cuando acercó su rostro al de ella,esta desvió su cara recibiendo el beso en la mejilla.

-Nosvemos.

Caminó hacia Luna pero antes de acercarse esta alzó lasmanos deteniéndolo.

-Adiós,fue un placer Ronald-.Le respondió, este asintió saliendo deldepartamento.

Cuando la puerta se hubo cerrado Hermione se dirigiórápidamente hacia la cocina para servirse un vaso de agua.

-Ycuéntame, ¿Que tal tu semana con Rolf?-.Le preguntó al sentirla detrássuyo.

-Olvídatede Rolf, no te hagas la loca, ambas sabemos lo que pasó estos días que estuvecon Rolf, en cambio yo me encuentro totalmente perdida acerca de lo que sucedióaquí durante toda la semana.

Hermione se bebió toda el agua de un golpe.

-Nada,durante esta semana no pasó nada interesante-.Respondió sin mirarla.

-Ajá-.Sesentó en la mesa que dividía la cocina.-Escúpelo Granger.

Hermione suspiró, no tenía escapatoria, Luna no sequedaría tranquila hasta que le contara todo.

-Primeroque nada, ¿Tienen alguna relación?-.Inquirió la rubia.

La castaña dudó antes de responder.

-No, quierodecir, no se, es que todo ha pasado demasiado rápido-.Le respondiómordiéndose el labio.

 

Y de pronto, apareciste tú, destrozando paredes e ideas,te volviste mi luz

-Ummm,¿Te gusta?-.Interrogó.

-Mesiento atraída por él-.Contestó.

-Algo esalgo-.Dijo la rubia.-¿Que mas pasó durante la semana? ¿Salieron?¿Se besaron? ¿Se acostaron?

-Empezamossaliendo, todas las noches me invitaba a comer y si, ya nos besamos, pero aúnno nos hemos acostado-.Le aclaró.

-Ya, tecreo, solo que me sorprende.

-Créeme,a mi también, no puedo creer todo lo que ha pasado, pero basta de mi, ahora mevas a contar todo, todito lo que hiciste durante la semana-.Cambio de tema.

-¿Tambiénlo que hicimos durante la noche?-.Preguntó inocente.

-Losdetalles íntimos te los puedes reservar para ti-.Le aclaro arrugando la cara.

La rubia sonrió antes de empezar su relato.


-Aguarda...-.Seseparó agitada de sus labios.-¿No crees que vamos muy rápido?-.Lepreguntó sintiendo sus labios sobre su cuello.

-Nocreo, los dos lo queremos, ¿No es asi?-.Siguió besándole el cuello.

-Si,pero...

Ron se separó de ella.-Vamos Herm, deja de pensar,tan solo siente-.Le pidió volviéndola a besar.

Yo no sabía que con un beso se podría parar el tiempo y loaprendí de ti

Hermione le respondió el beso gustosa, dejándose llevarpor las miles de sensaciones que le hacía sentir con tan solo besar sus labios.

Ni que con solo una mirada dominaras cada espacio que haydentro de mí

El pelirrojo alzó el rostro observándola, Hermione supo enese instante que había perdido, ya no había manera alguna de negarse si es queun pretendía hacerlo, con solo esa mirada dominaba todo su ser, era capaz dedarle todo lo que le pidiera.

Estaba perdida y lo sabía, Ronald había entrado muy en elfondo de su corazón y ya no había manera de sacarlo, se dejó llevar por sussentimientos y mandando a volar su raciocinio se entregó esa noche al pelirrojoque no podía sacarse de la cabeza y del cual se dio cuenta, estaba enamorada.

Tampoco sabía que podía amarte tanto hasta entregarme yser presa de tus labios, descubrí que si

Por que lo aprendí de ti...


-Goodmorning baby-.Saludó Ron cuando sintió a Hermione removerse sobre supecho.

La castaña alzó su rostro encontrándose con esos ojosazules que la tenían hechizada, sonrió.

-Goodmorning love, ¿Qué tienes en contra delfrancés?-.Pregunto sonriendo.

-Nada,solo que no me gusta, de la única persona que lo disfruto es de ti-.Ledijo mirándola con deseo.

-¿De mi?-.Preguntosintiendo un escalofrío recorrerla al reconocer esa mirada.

 

-Ni teimaginas lo que me excita el escucharte hablar francés-.Le dijo con vozronca.

-Découvrons(Averigüémoslo)-.Respondióantes de besarlo apasionadamente.


-Ron...-.Beso.-Ronaguarda...-.Beso en el cuello, jadeo.

Ron no le prestaba ni la más mínima atención a lasprotestas de Hermione.

La castaña suspiraba sin poder evitarlo al sentir loslabios del pelirrojo en su cuello y las manos por su cuerpo, estaba a nada derendirse a las sensaciones cuando un último astibo de lucidez cruzo su cerebro,con dificultad hizo uso de su fuerza separando por fin al hombre de su cuerpo.

-Estamosen mi oficina, no podemos...-.Le dijo respirando con dificultad.

-Porfavor Herm, demonios, no sabes como me tienes-.Le dijo con súplica.

-Nopodemos, ¿Estas loco? ¡Es mi oficina! ¿Y si alguien viene?

-¿Quienpuede venir en estos momentos? Va a ser rápido...

Pero la súplica del pelirrojo quedó en el aire cuando seescuchó un golpe en la puerta de madera, Hermione le dirigió una mirada de"Te lo dije" que lo hizo bufar, se alejó del escritorio sentándose enla silla justo cuando la castaña daba permiso a que entraran.

-Bonsior mademoiselle Granger-.Saludó el Ministro.

-Bonsiormonsieur-.Contestó Hermione.

-MonsieurWeasley.

-SeñorMinistro-.Saludó Ron levantándose de la silla.-Yo me retiro.

Salió de la oficina dejando a Hermione a solas con elMinistro de Francia.


-Estavez no te vas a escapar-.Le dijo acorralándola contra la puerta de lahabitación.

-¿Quiéndijo que quería escapar?-.Ronroneó sobre su oído.-Luna se fue conRolf, estaremos solos toda la noche-.Le mordió el cuello haciendo quegruñera.


-¡Tedije que no!

-¡PorMerlín! Hermione por favor, ya llevamos una semana sin hacerlo.

-¡Porfavor Ron! No todo se trata de eso nada mas, tengo que trabajar, últimamentetengo demasiado trabajo, mas que tu por lo que veo-.Le dijo molesta.

-Yotambién tengo bastante trabajo-.Le contesto ofendido.-Pero soycapaz de darme un break para venir a verte.

-Eso queintentabas hacer no era precisamente "venir a verme", creí habertedejado en claro que aquí en mi oficina no íbamos a hacer eso-.Le espeto.

-¡Porfavor! ¡Deja de ser tan anticuada! ¿Sabes cuantas oficinas son usadas paratener relaciones? Incluso las de aquí, eso es excitante.

-No meimporta, haya esas personas, pero en mi oficina, en mi espacio de trabajo, no,ya te lo dije y te lo vuelvo a repetir, espero que esta vez si te quede bienclaro-.Le dijo con severidad.

 

-¿Sabesque esta noche me voy de misión? No podré ir a tu departamento-.Le recordó.

-Si, losé, será cuando vuelvas, pero no aquí-.Ledijo sin inmutarse.

Ron bufó molesto levantándose de la silla justo cuando lapuerta se abría.

-Oh, losiento si interrum...-.No había terminado de hablar cuando el pelirrojo salíaecho una furia.

La rubia dirigió su mirada hacia su amiga, esta se sentócon pesadez, Luna cerró rápidamente la puerta.

-¿Estasbien? ¿Volvieron a discutir?

Hermione solo asintió sobándose las sienes.

-Últimamentediscutimos por cualquier miniedad.

-¿Quepasó esta vez?-.Preguntó.

Hermione suspiró acomodándose en la silla para seguirtrabajando.

-Menegué a tener relaciones aquí en la oficina.

-Oh-.Fuelo único que dijo, sus mejillas adquirieron un tono rojizo.-No soy quienpara opinar al respecto, pero te conozco lo suficiente como para saber no erescapaz de mantener relaciones sexuales en tu espacio laboral.

-Si tansolo Ron entendiera eso, se que tenemos una semana sin hacerlo, pero es quehemos tenido demasiado trabajo y termino agotada.

-¿Él seva de misión no es asi? ¿Por eso quería hacerlo?

-Si,esta noche se va.


-Metengo que ir, están esperando el reporte de la misión.

Ron se levantó de la mesa que ocupaba con Hermione, lacastaña aun no terminaba de almorzar.

-¿Vas air esta noche al departamento?-.Le preguntó.

-No,estoy cansado, nos vemos mañana.

Y así sin más se marchó dejando a Hermione sola.



De pronto algo pasó y la pasión faltaba, nuestras nochesse alargaban, jamás pensé sentirme sola, fría y tonta aun estando acompañada...

-¿Hermione?

Luna había salido de su habitación a buscarse un vaso deagua cuando deslumbró a su amiga sentada en el sillón.

Se acercó sentándose a su lado.

-¿Quepasó? ¿Estás bien? ¿Volvieron a discutir?

-No, Ronesta dormido, es solo que...-.Suspiró.-Ya no es lo mismo, no se, apesar de estar a su lado me siento sola...

Antes de que soltara algún sollozo, Luna la atrajo haciasu pecho abrazándola.

La conversación que había tenido con Rolf hace 4meses levino a la mente.

(Flash Back)

-Tenemosque hablar-.Le dijo.

Escuchar esas palabras de la boca de Rolf la hicieronsentirse mal, se imaginó de todo.

-CálmateLuna, no se trata de nosotros, no te voy a terminar-.La tranquilizo alver la reacción que había tenido.

-¿Ah no?-.Lepreguntó dudosa.-¿Entonces de que se trata?

-Ven,siéntate-.La instó a que se sentara en la silla frente a su escritorio.

La rubia camino sentándose, Rolf se sento en el escritoriofrente a ella.

 

-No secomo empezar, no es algo 100% seguro, solo fue un rumor que escuché pero te lodigo porque indirectamente te afecta pero no quiero que actúes de manerairracional...

-¡Porfavor! ¡Dilo de una vez!-.Le pidió.

-Esacerca de la relación entre Ron y Hermione.

-¿Quepasa?-.Inquirió dudosa.

-Escuchédecir a unos aurores jrs que asistieron a la misión de hace dos meses conWeasley, que este mantuvo una relación extraoficial con la aurora que estuvo acargo.

-¿Que?-.Preguntóperpleja.

-Eso fuelo que pude escuchar, parece que vieron a Weasley salir más de una vez de lahabitación del hotel que le pertenecía a Brittany.

-¡Nopuede ser cierto! ¡Ese hijo de...! ¿Porque no me lo habías dicho antes?-.Pregunto molesta.

-Porquefue algo que escuché, no lo tomé en cuenta hasta que me comentaste que últimamenteHermione y Ron han discutido más de lo normal-.Le aclaro.

-¿Fueella la que aprobó por mas tiempo la estancia aquí en el Ministerio de Ron?-.Preguntóintuyendo la respuesta.

-Ella nola que la aprobó, pero gracias a sus influencias le alargaron el tiempo detrabajo.

(Fin Flash Back)

Luna volvió al presente cuando sintió a Hermioneremoverse.

-Hoyrecibí una carta de Kingsley...

-¿Elministro inglés?-.Preguntó confundida.

-Si, hayuna vacante en el Ministerio y me la esta ofreciendo, dice que soy la indicadapara el puesto sobre todo porque también hay trabajo de campo, saldría de vezen cuando para misiones especiales.

-¿Quépiensas hacer?-.Le preguntó seria.

-Aún nose, sinceramente extraño a mis padres, me gustaría volver a mi país pero...-.Susojos se desviaron ligeramente hacia la puerta de su habitación.

-Justoen estos momentos le alargaron la estadía a Ronald, ¿Es eso?

-Tieneque ver, pero no es tanto eso, en tal caso el debe volver a Inglaterra y yoestaría allá, solo que no se ya de que manera, no entiendo que nos estapasando.

-Teentiendo y me siento inútil porque no se que decirte al respecto-.Suspiró.-Perodime, ¿Como es exactamente lo de Kingsley? ¿Tienes un tiempo límite pararesponderle?

-Él solome comenta acerca del puesto y me sugiere que lo acepte, no me dio un lapso detiempo porque va a mantener el puesto vacío hasta que yo acepte, pero tambiénme sugirió que cuando yo quiera puedo ir para allá y ocupar el cargo por uno odos meses a ver que tal.

-No tevoy a preguntar si ya tomaste una decisión porque es reciente, solo te voy apedir algo, piénsalo muy bien, pero hazlo pensando en ti, en lo que es mejorpara ti, te viniste hace años en busca de conocimientos y metas por alcanzar,eres una excelente bruja, ahora puedes regresar si quieres, estoy segura queallá en Inglaterra también podrás adquirir mas conocimientos, tendrás trabajode campo que asi lo niegues, yo se que te gusta.

 

Luna la miró cariñosa.

-Nopienses en mi, ni mucho menos en Ronald, piensa en ti, se egoísta por una vezen tu vida-.Le susurró.



Después todo se volvió monotonía, luego tantas mentirasque ya ni tú te las creías

-¿Vamosa ir a cenar esta noche?-.Le preguntó.

Ron distraído con el celular no prestó atención.

-¡Ron!-.Learrancó el celular con molestia.

El pelirrojo al darse cuenta que Hermione tenía enposesión su celular se puso pálido.

-Estoyhablando contigo, ¿Puedes dejar el celular un segundo? No entiendo con quiénpuedes estar hablando tanto, siempre lo estas usando.

Las orejas de Ron se colorearon.

-Yo...Eeh...-.Tartamudeó claramente nervioso, Hermione se cruzó de brazos.-¡ConHarry!-.Gritó.

La castaña habiéndose dado cuenta del nerviosismo delpelirrojo observó el celular con duda, Ron al ver aquello estiró la mano conintención de quitárselo pero Hermione se lo impidió.

-Devuélvemeel celular Hermione-.Pidió entre nervioso y molesto.

-No lovoy a revisar, no soy de esas personas-.Le contestó con rudezaentregándole el celular.

Ron lo agarró guardándoselo inmediatamente.

-Metengo que ir, me están esperando, este... No creo que podemos ir a cenar estanoche, lo siento.

Se levantó de la silla marchándose de la oficina.


-¿Porque ya no tienes tiempo para mi?-.Preguntó dolida.

-Porquetengo bastante trabajo Hermione, esta semana tengo tres misiones pendientes quedebo cumplir.

-¿A todahora? ¿Mañana, tarde, noche? No sabia que eras de los hombres adictos altrabajo-.Le espeto.

-Meestas ofendiendo Hermione.

-¡Es laverdad! Te creo que no puedas en la mañana, ¿Pero al finalizar la tarde? ¿En lanoche? Por favor Ron, tienes tiempo que no vas al departamento.

-Tumisma lo has dicho, no soy un hombre adicto al trabajo, asi que después de cadajornada quedo agotado, por eso no he ido mas a tu departamento, hemos estadotrabajando mas que todo físicamente para las misiones que tenemos pendiente.

-¿Quiénes el Auror al mando?-.Quiso saber.

Ron se tensó ligeramente pero a pesar de eso, Hermione sedio cuenta.

-No esun hombre, es una mujer, Brittany Dupont-.Lerespondió incomodo.

-Por loque veo ella es la siempre ha estado a cargo de las misiones a las que asistes.

-Measignaron a ese escuadrón después que Hughes se marchara para Bulgaria-.Le aclaro.

El celular de Ron sonó, lo abrió leyendo un mensaje,sonrió imperceptiblemente.

-Metengo que ir, me están esperando para dar la información de las misiones, nosvemos cuando vuelva en un mes.



Yo no sabía que sin tus besos pasaría tan lento el tiempoy lo aprendí de ti

 

-Margaret, ¿Cuándo vuelve elescuadrón comandado por Dupont?-.Lepreguntó a su asistente.

-Tengo entendido que en unasemana-.Respondió.

-Esta bien, gracias, puedesretirarte.

Margaret salió de la oficina yantes de poder cerrar la puerta apareció Luna entrando en la oficina con unasonrisa la cual se desvaneció al ver la cara que tenia su amiga.

-No me digas, extrañas a Ronald-.Aseguro un tanto molesta.

Hermione suspiró en respuesta.

-Entiéndeme Luna, antes de irseteníamos días que no nos veíamos y después se marcha asi, si tan solo mehubiera dado un beso de despedida
-.Susurrocon las mejillas ligeramente sonrojadas.

Luna resoplo sentándose en lasilla, se cruzo de brazos mirando seriamente a Hermione.

-¿Qué has pensado acerca de laproposición de Kignsley?-.Le soltó.

Hermione la miro confundida, nose esperaba esa pregunta.

-¿A que viene eso?-.Inquirió.

-Respóndeme-.Le dijo con molestia.

Hermione desvió su mirada haciael escritorio topándose con una foto que compartía con Ron.

-Hermione, mírame-.La castaña alzo su rostro.-Deja de pensar en Ron por unossegundos, tienes que entender que es tu decisión, de nadie mas y mucho menos deRon, tengo entendido que no le has dicho nada, no se que vaya a pasar entreustedes cuando el vuelva, si son capaces de arreglar las cosas, pero
-.Luna dejo de hablar, se sentíaimpotente, seguramente el idiota de Ronald estaba en estos precisos momentostraicionando a su amiga y ella aquí extrañándolo.-¿En serio quieres seguir con Ron?

¡Luna! ¿Qué pregunta es esa?¡Ron es mi novio! Claro que quiero seguir con él.

-¿Después de todo lo que hapasado?-.Insistió.-¿Después de todo por lo que has pasado?Hermione últimamente se la pasaban discutiendo.

-Ya lo se, pero yo también hesido la culpable, le he exigido tiempo sin saber como esta el de trabajo.

-No te atrevas a echarte laculpa, ¡Por Merlín! No eres la culpable de esto, ¡Eres tan solo una victima!-.Exploto sin poderse contener aun mas.-¡No tienes idea de lo que te ha hecho!-.Le grito, pero al darse cuenta de loque dijo se calló de golpe.-Yo
losiento, no quise gritarte.

Pero Hermione la ignoro.

-¿Qué quisiste decir con eso?¿Por qué dices que soy una victima? No, ¿Qué me ha hecho Ron?-.Le pregunto.-¿Acaso sabes algo que yo ignoro?

La rubia negó con la cabeza.

-No es eso, es solo un rumor, note había dicho nada porque no hay pruebas al respecto, además no sabia de quemanera ibas a reaccionar.

-Luna, dime de una vez de que setrata-.Exigió molesta.

-Rolf escucho decir a unosaurores que durante la misión que tuvo lugar en Berlín, vieron salir más de unavez a Ronald de la habitación de Dupont.

 

-¿Qué?-.Dijo desconcertada.

-No quise sacar conclusionesapresuradas, pueden haber más de un motivos para que eso pasara, Ron es elsegundo al mando, es lógico que tuviera que reunirse con Dupont.

-¿Entonces por que
-.No podía hablar, quería creer lo que decíaLuna, pero extrañamente le costaba.

-Tú sabes bien que Ronald nuncame gustó para ti, pero como te veías feliz no me quedó de otra que apoyarte-.Le dijo mirándola a los ojos-.Puede que sean supersticiones mías,pero después de esa misión fue que aumentaron las discusiones, además recuerdobien que cuando el partió para esa misión, habían discutido ya que teníanvarios días sin tener relaciones y tu te negaste porque el quiso hacerlo aquíen tu oficina.

-¿Eso que tiene que ver?

-Ron es hombre, son muy pocoslos hombres que pueden durar tanto tiempo sin sexo, él se fue molesto y con elorgullo herido cuando te negaste, Dupont es la única miembro femenina de eseescuadrón y aparte de Ron los demás miembros son apenas unos graduados, quierodecir que Ronald es el único hombre echo y derecho, para Dupont los demás sontan solo unos niños, también tengo entendido que
-.Se callo.

-Dime-.Le exigió.

-Rolf me dijo que BrittanyDupont se ha acostado con la mayoría de los aurores que se van de misión conella, si un hombre le gusta, lo seduce hasta acostarse con él, lo utiliza hastaque llegue otro auror que lo suplante o que le parezca mas atractivo.

Como un flash back lellego la conversación que había tenido con Ron.

-¿Quién es el Auror al mando?-.Quisosaber.

Ron se tensó ligeramente pero a pesarde eso, Hermione se dio cuenta.

-No es un hombre, es una mujer,Brittany Dupont-.Respondió un pocoincomodo.

-Por lo que veo ella es la siempre haestado a cargo de las misiones a las que asistes.

-Me asignaron a ese escuadrón despuésque Hughes se marchara para Bulgaria-.Leaclaro.

-Hughes, el auror que se marcho para Bulgaria

-Él fue miembro del escuadrón a cargo de Dupont, se marchópara Bulgaria por decisión propia y el auror asignado fue
-.Miró con sorpresa a Hermione cuando entendió.

-Ron, él mismo me lo dijo.

-Hermione

-¿Cómo supo Rolf de todo eso?

-Él tiene varios amigos aurores que lo han ayudado, en unade sus reuniones le comentaron eso, él no quiso creerlo, pero cuando Brittanyconsiguió su numero y le mando un mensaje para verse, se dio cuenta que

-¿Qué dijiste?-.Hermionela interrumpió.-¿Dupont tienecelular?

 

-Si, ella es mestiza, su madre es muggle.

-No puede ser cierto, entonces Ron si...Últimamente Ron no se despegaba delcelular, me había dicho que hablaba con Harry, pero
Ahora todo tiene sentido-.Dijo con impotencia.

-¿Qué piensas hacer?-.Lepregunto la rubia al verla de esa manera.

-Aceptare la propuesta de Kingsley.



¿Que ira a pasar?


Espero que la historia les haya gistado o por lo menos picado un poco, la continuacion la subire mañana no se preocupen, espero sus comentarios :)

-¿Vas a estar bien tu sola?-.Le pregunto preocupada.

Hermione terminaba de empacar todas sus pertenencias ensus maletas.

-Si-.Respondiófirme.

Luna no le creía del todo pero no podía hacer nada alrespecto, Hermione estaba decidida a marcharse lo mas rápido posible, no teniala mas mínima intención de ver a Ron.

-Ni te imaginas lo que me gustaría irme contigo en estosmomentos.

-No puedes, debes quedarte a terminar todo tu trabajo yesperar a Rolf para que se puedan ir, te estaré esperando.

-Ya lo se, pero me niego a que pases tu sola por lo menos estasemana.

-No te preocupes, necesito estar sola y pensar en todo loque ha pasado, además las dos primeras semanas no iré al Ministerio, primerotengo que terminar todo el trabajo que tengo acumulado, agradezco que medejaran marcharme y terminarlo desde Inglaterra.

Se giro sosteniendo las maletas, salió de la habitaciónseguida de Luna, Rolf las esperaba en la sala del departamento.

-¿Ya esta todo listo? El traslador sale en 5minutos-.Le dijo.

-¿Segura que vas a estar bien?-.Volvió a preguntar la rubia.

Como respuesta Hermione la abrazo con fuerza.

-Deja de preocuparte una vez por mí, te aseguro que voy aestar bien, preocúpate en terminar todo lo que tienes pendiente, te veo en tresmeses, te quiero mucho.

Se volvieron a abrazar, Hermione se separo de ella cuandoRolf le anuncio que faltaba poco para que el traslador se activara.


Y que aguantarme no llamarte tomaríatoda la fuerza que hay dentro de mí

Volvió a dirigir su mirada hacia su celular, este mostraba10 llamadas perdidas de Ron, suspiró sin saber que hacer, alargo la manoagarrando el celular, el número de Ron quedo frente a ella en la pantalla.

Sus manos temblabansosteniendo el celular, ¿Y si Ron la estaba llamando para pedirle perdón? ¿Y sitodo había sido un mal entendido? No, negó con la cabeza, si todo hubiera sidoun mal entendido, Luna le hubiera dicho, debía ser fuerte, no podía ceder otravez, no dejaría a Ronald Weasley entrar en su vida nuevamente, dejo el celularsobre la mesa concentrándose en el pergamino que tenia en frente, debía determinar el trabajo que aun tenia pendiente.


Tampoco sabía que podría extrañartetanto, ni desbaratarme y que se secaran mis labios,

Descubrí que si

-Luna lo extraño tanto...-.Le decía llorando.

 

Ya habían pasado 10dias que Hermione se había marchadopara Inglaterra y dos que Ron había vuelto de su misión.

-Herm por favor, no deberías de estar llorando por eseidiota, no sabes cuanto me duele escucharte asi.

-¿Ya hablaste con él? ¿Te fue abuscar? Sé que no debería pensar en él ni nada, pero es que ya termine eltrabajo y como no tengo nada que hacer me siento sola y solo me llegan losrecuerdos de cuando estuvimos juntos, no lo entiendo, éramos tan felices, ¿Quésucedió? ¿Qué hice mal?

Luna apretó con fuerza e impotencia el celular, odiabaescuchar a su amiga de esa manera y no poder hacer nada, ni siquiera darle unabrazo. HERRETE | Descúbre su verdadero significado

-No, aun no he hablado con él, no lo he visto, he estadomuy ocupada con el trabajo para poder terminar lo más rápido que pueda e ir averte de una maldita vez.

Rolf la miro a ver cuando escucho lo que dijo.

-En estos momentos solo tengo tiempo para ti y para Rolf,no para ver al idiota ese, estas clara que si me va a buscar lo que voy a seres insultarlo-.Mas que pregunta selo afirmo.

-Sé que lo harás
También sé que nodebería de estar asi ni mucho menos llorar por el, pero es que me habíaacostumbrado tanto a su presencia, a sus besos, a las noches que pasábamosjuntos, no pensé que lo extrañaría tanto, ¿Qué me hizo Luna?

-Tienes que entender que se aprovecho de ti, se aprovechode tu falta de experiencia en relaciones amorosas y lo uso a su favor, por esose comportaba de esa manera contigo como ningún hombre lo había hecho antes,pero confío en ti, se que puedes superarlo, te va a costar si, pero lo puedeshacer, lo puedes lograr, recuerda que eres una mujer fuerte Hermione, no puedesdejar que lo que te hizo Ronald te consuma, te fuiste a Inglaterra paracomenzar de nuevo, un nuevo trabajo, una nueva vida, pero eso si, recuerdaalgo, no todos los hombres son iguales, no todos los hombres son como Ron.

-¿Qué? ¿Por qué me dices eso?

-Porque te conozco, se que te costara, pero no puedesjuzgar a todos los hombres por lo que te hizo Ron.

-¿Qué tiene que ver eso?

-Eres hermosa Hermione, Ron fue el primero, pero van habermuchos hombres que se te van a acercar para coquetear contigo y tratar deconquistarte, puede que algunos sean igual a Ron, pero también habrán otros queserán sinceros

-Luna por favor, creo entender porque me estas diciendoeso, pero en estos momentos no es lo que necesito, no creo querer involucrarmecon otro hombre por el momento.

-Entiendo, pero igual queríadecírtelo, sabes que quiero lo mejor para ti, por algo eres mi mejor amiga, tequiero mucho, nunca lo olvides.

Cuando Hermione se despidiódejo el celular en la mesa soltando un suspiro, camino hasta el sillónsentándose al lado de Rolf.

-¿Cuándo piensas contarle que yahablaste con Weasley?-.Le preguntoRolf.

-No se
-.Respondió subiendo las piernas y apoyando la barbilla en lasrodillas.

 

(FlashBack)

La puerta de la oficina seabrió de golpe dejando ver a un molesto pelirrojo.

-¡¿Puedes explicarme que esesto?!-.Le gritó moviendo conbrusquedad un papel en el aire.-¡¿Dóndeesta Hermione?

-Primero que nada no recuerdohaberte dado permiso para entrar en mi oficina, no eres quien para venir agritarme-.Le espeto tranquila.

-¡Respóndeme!-.Le exigió.

-Ya te dije que dejes degritarme-.Observo el papel, era lanota que Hermione le había dejado.-¿Acasono sabes leer? ¿O no entiendes la pulcra letra de Hermione?

Ron gruñó, le estaba tomando elpelo.

-En la nota no me dice nada,solo que acepto el trabajo que le ofrecieron en Inlgaterra

-¿Cómo sabes

Ron sonrió con suficiencia.

-No pienso decirte como meentere, pero lo se, Kingsley le ofreció una bacante a Hermione en elMinisterio, pero ese no es el punto, ¡En ningún momento escribió por que medejó!

Luna rio con ironía.

-Como si no lo supieses,Hermione se entero que la traicionaste con Brittany Dupont, ¿Asi o mas claro?-.Le espeto molesta.

-¿Cómo se enteró?-.Le pregunto claramente afectado.

-No pienso decirte como seenteró, eres un ingenuo ¿Sabes?, Brittany solo te esta utilizando.

-Quizás, es por esa la razón porla que, a pesar de que Brittany me esta dando lo que Hermione me negó, no habíacortado con ella para cuando Brittany me deje no quedarme solo porque tendría aHermione ahí como siempre.


porque lo aprendí de ti

-¡Eres un desgraciado! ¡Largo!¡Fuera de aquí!-.Le grito furiosa.

-No, no me voy a ir de aquí hastaque me digas como se entero-.Leexigió molesto.

-Creo que Luna fue muy clara aldecirte que te fueras de su oficina-.RolfScamander hacia acto de presencia.-Lárgatepor las buenas al menos que quieras que te eche yo.

(Fin FlashBack)

Suspiro recostando su cabeza enel pecho de Rolf.

-Hermione aun no esta lista paradecirle eso.


-¡Harry! ¡Harry!-.Una pelirroja gritaba insistente.-¡¿Cómo es posible que no puedas ircuando me dijiste que asistirías?!

Hermione veía tal escenamientras se acercaba poco a poco, era inevitable ya que debía pasar por ahí,pero lo que mas le había llamado la atención era la mujer que gritaba,físicamente se parecía mucho a Ronald, sobre todo ese particular cabello rojo.

-Por Merlín Ginny, es tan soloun simple juego, te dije que iba a asistir, pero no soy adivino para saber quejusto hoy tendría una reunión con Kingsley, ¿Qué quieres? ¿Qué le cancele alMinistro para asistir a tu juego?-.Leespeto con molestia.

Justo en el momento en el queHermione pasaba al lado de la pareja, el hombre alzo la cabeza ocasionando quesus miradas chocaran.

 

Harry la miro con sorpresa, nopodía creer lo que sus ojos veían, tanto asi que ignoro completamente la''conversación'' que mantenía con Ginny para concentrarse por completo en esosojos mieles que lo miraron con curiosidad y sorpresa.

Hermione por su parte, estabatan enfrascada observando a la pelirroja que no había deparado en la presenciadel hombre hasta que paso por su lado y observo aquellos ojos verde esmeralda,jamás había visto unos ojos tan hermosos, eran profundos, reflejaban muchasemociones, inevitablemente quedo prendada en ellos, le costo apartar su mirada.

-¡Harry! ¡¿Si acaso estasescuchándome?!-.Grito la pelirroja.

Hermione desvió su mirada haciael frente conteniendo una sonrisa, dijo que no se iba a interesar de momento enningún hombre, pero tampoco quería causar problemas a las parejas.


-Señorita Granger-.Saludo Kingsley.-Me alegra tanto tenerla aquí, no sabe cuanto, tome asiento, levoy a explicar todo acerca de lo que se trata su trabajo y cualquier duda quetenga, también acerca de las misiones a las que asistirá y en breve lepresentare al sub jefe de Aurores que es el que está al mando del escuadrón alque la asigne, ¿Por donde quiere empezar?


-Adelante-.Hablo el Ministro dando permiso a que entraran en su oficina.

Harry Potter entro en laoficina ataviado con unos pergaminos.

-Kingsley aquí te traigo lospergaminos que me pediste
-.Dejo dehablar cuando se dio cuenta de la presencia de Hermione.

-Harry, a buena hora, ven,acércate, deja los pergaminos sobre el escritorio-.Le dijo mientras se levantaba acercándose.-Te quiero presentar a

-Hermione Granger-.Susurro su nombre, pero tantoKignsley como Hermione lo escucharon.

-¿Se conocen?-.Pregunto el ministro.

Harry reacciono sonrojándoseligeramente.

-No, es solo que ella estudió enHogwarts, me lleva un año-.Acotócarraspeando.

A Hermione le vinieron laspalabras de Ron.

''-Además, mi mejor amigo siempre se sintió atraído por ti,pero era muy tímido y nunca fue capaz de dirigirte la palabra.''

-Ah bueno, es cierto, en talcaso
-.Kingsley observo a Hermione,esta se levanto extendiendo la mano hacia Harry.

-Harry Potter, el jugador deQuidditch mas joven de Hogwarts-.Lesonrió.

Harry le devolvió la sonrisaestrechándole la mano.

-Bueno, ya que se conocen,¿Harry podrías hacerle un recorrido a la señorita Granger por el Ministerio ydespués llevarla a su oficina? Es que en estos momentos voy de salida.

-Claro señor ministro, por mi nohay problema-.Le respondió paradespués mirar a Hermione.

-Me parece bien, de todos modostú eres el que esta al mando del escuadrón al que me asignaron.

Los ojos de Harry brillaronpero observo al ministro.

-Ah verdad que no te habíadicho, pero si, Hermione Granger es la nueva integrante de tu escuadrón.

 


-Arquitectónicamente, me gustamás este edificio que el francés-.DijoHermione mientras Harry le abría una puerta.

-El Ministerio Francés esincreíble, pero si, tienes razón, a mí también me gusta mas este edificio-.Haciéndose a un lado para queHermione entrara.-Esta es tuoficina, espero que te guste.

La castaña entro detallando lahabitación, camino hasta la parte de atrás del escritorio.

-Ciertamente me agrada-.Le sonrió a Harry, este se ruborizoligeramente.

-Me alegro
-.Volvió a carraspear.-Esperoque te haya gustado el recorrido, si necesitas algo, mi oficina queda en estemismo piso, al final-.Le indico.

-No hay problema.-Le respondió.-Aunque tengo dos preguntas.

-Adelante.

-¿Quién es el jefe de Aurores?-.Pregunto con curiosidad.

-James Potter, en estos momentosesta fuera del país en una misión.

-¿Potter?-.Inquirió.

Harry le sonrió.-Es mi padre.

-Ah, entiendo.

-Dijiste que tenias dospreguntas-.Le recordó.

-Ah si-.Hermione se ruborizo ligeramente.-¿Tienes planes para el almuerzo?-.Le pregunto.

Los ojos de Harry brillaron alsonreír.

-En realidad no, ¿Quieres quecomamos juntos?-.Le preguntodivertido.

-Bueno, debemos conocernos, alfin y al cabo tu eres el auror al mando del escuadrón-.Le explico.

Harry amplio su sonrisa,claramente Hermione se había puesto nerviosa, su invitación tenía doblesintenciones.

-¿Te molesta si te vengo abuscar?-.Para evitar que se negaraagrego rápidamente.-No te enseñe dondequeda el comedor.

-No, no hay problema-.Le dijo sonriendo.

-Entonces nos vemos en un ratoHermione-.Le sonrió marchándose.

Hermione se dejo caer en lasilla suspirando, se toco el pecho, tenia la respiración acelerada al igual queel corazón, se toco las mejillas comprobando que se había sonrojado.

-¿Qué rayos? Cálmate Hermione,¿Qué se supone que fue eso?-.Sepregunto asi misma.

Alzo la mirada hacia la puertapor donde se marcho Harry Potter, sus ojos verdes aparecieron en su menteperturbándola.


-Siento no haberte llamado en toda la semana-.Se disculpo la rubia.-Estoy atosigada de trabajo y meimagino que tu también estas ocupada en lo que te adaptas en tu nuevo puesto.

-Normal, no tuve tanto trabajo,seguro por ser la primera semana, Kingsley quiere que me sienta en confianza yme adapte completamente antes de mandarme el trabajo importante-.Le explico.

-Umm, ya, ¿Qué me cuentas? ¿Qué tal tu primera semana?-.Le pregunto con curiosidad.

 

Hermione suspiro, cerro losojos pensando que responderle, la imagen de Harry y ella almorzando juntos todala semana la golpeo.

-Ya te dije, normal, no tuvemucho trabajo asi que fue tranquila-.Respondiótratando de sonar calmada, Luna la conocía muy bien, agradecía el hecho de notenerla cara a cara.

-Aja, ¿Y por que no te creo? Creo que me estas ocultandoalgo, no creas que porque estemos hablando a través de un celular me puedesengañar­-.Le espeto.

Hermione volvió a suspirar,Luna era muy suspicaz cuando se lo proponía.

-¿Se trata de un hombre? ¿Es eso?-.Lepregunto risueña.

Y también podía ser adivina

-¿Por qué siento que eso te emociona?-.Le pregunto bufando.

-Oh, no lo negaste, ¡Se trata de un hombre! Y pues claroque me va a emocionar, eso solo significa que estas dejando atrás el malrecuerdo de Ronald, que lo puedes superar y dejar de estar triste por él.

Hermione se sorprendió,recapitulo toda la semana en su cabeza, en ningún momento pensó en Ronald, se habíaolvidado completamente de él, ni siquiera en las noches como le había pasadolas primeras semanas, sonrió sin darse cuenta.

-¡Hermione!

No estaba segura de haberalejado el celular con la rapidez necesaria para que su tímpano no se hubieraroto después de semejante grito que pego la rubia.

-¿Quieres dejarme sorda?-.Le espeto molesta.

-Llevaba rato hablándote y no me respondías, ¿En quepensabas? ¿Tan fuerte te pego?

-¿Quién me pego?-.Le pregunto confundida.

-El hombre en el que pensabas porque claramente pensabas enalguien.

Hermione se ruborizo.

-Esta bien, no pensé en élexactamente, solo me di cuenta que durante la semana no recordé a Ronald y enparte es gracias a él ya que almorzamos juntos todos los días.

-Entiendo
-.Hermione supo que la rubia se estaba conteniendopara no gritar.-¿Cómo sellama el hombre misterioso?¿Cuantos años tiene? ¿Es guapo? ¿Qué cargo tiene?

Hermione se rio al escuchartodas la preguntas.

-Harry Potter, no se la edadexacta pero si que debe tener 26 ó 27 recién cumplidos, es el sub jefe deAurores y el líder del escuadrón al que me asignaron.

-Oh, asi que van a pasar mucho tiempo juntos, no merespondiste si es guapo
Tan solo espero que sea mucho más guapo que Ronald.

-En cierto modo, si, esmuchísimo más guapo que Ronald-.Escuchóa Luna suspirar.-Es alto, pelinegroy tienes los ojos verdes esmeralda mas hermosos y atrayentes que había visto enmi vida, creo haberlo visto en Hogwarts, no es primera vez que veo esos ojos.

-Uf
¿Te soy sincera? No se que decirte, tan solo quieroque seas feliz y mas aun después de lo que te hizo el desgraciado de Ronald, apenas estas conociendo a Harry, pero tu eres la única que sabe si te conviene ono, pero como te dije, se conocen apenas hace 5dias, esperemos a ver que lesrepara el futuro, quizás aceptar el trabajo te trae mas sorpresas de las quepensaste, no conozco a Harry, pero ya me cae bien, en apenas unos días hizo quete olvidaras de Ronald, eso es algo positivo, ¿No crees? Mira que yo pensé quete iba a costar mas olvidarte de él, lo que sea que Harry este haciendo, loesta haciendo muy bien.

 

Hermione sonrió, todo lo quedecía Luna era verdad, se mordió el labio pensando en la posibilidad de queella y Harry pudieran tener algo.

-¿Sabes que Harry es el mejoramigo de Ronald?

-¡Con razón el nombre me sonaba! ¿Eso es malo?

-No lo dije con esa intención,aunque no le veo nada malo, en fin, te lo digo porque cuando conocí a Ronald,él me hablo de Harry y recuerdo que me dijo que cuando estábamos estudiandoHarry se sintió atraído por mí, pero era muy tímido y por eso nunca me dirigióla palabra.

-Umm, ¿Crees que aun pueda sentirse atraído? Digo, eso fuehace años, pero a lo mejor como nunca fue capaz de hablarte, ese sentimientoquedo ahí guardado.

-No se, pero si te puedo decirque me recordaba, no fue necesario que Kingsley nos presentara.

-Sabes que te siento rara, no hablas de Harry con muchaconvicción, ¿Algo te lo impide?

-Durante la semana hablamos detodo, hasta de nuestras vidas personales, él me conto de sus padres y unas queotras anécdotas de Hogwarts, pero en ningún momento me hablo de su vidaamorosa.

-Oh, o sea, ¿No sabes si esta soltero?

-Tengo la impresión de que estasoltero, pero es que cuando llegue al Ministerio lo vi antes de llegar aldespacho de Kingsley, estaba discutiendo con una pelirroja, que por ciertoestoy casi segura de que es hermana de Ron, pero el hecho es que cualquiera quelos viera, pensaría que son parejas, pero Harry en ningún momento de la semaname la nombro.

-Bueno, ciertamente es raro, pero si no te la ha nombradodebe ser que a lo mejor no es irrelevante en su vida, quizás tuvieron algo o esla chica la que esta interesada en él, ¿Durante esa semana la viste en elMinisterio o hablando con Harry?

-No, no trabaja en elMinisterio, me atrevería a decir que es jugadora o entrenadora ya que ese díale estaba reclamando a Harry que no podía asistir a un juego.

Al terminar de hablar Luna norespondió al momento, eso extraño a Hermione, se despego el celular para ver sise había caído la llamada, pero esta seguía activa, cuando se volvió a colocarel celular en la oreja escuchó el grito de la rubia.

-¡Ginny Weasley!

-¿Ginny Weasley? Si mal no recuerdoasi se llama la hermana menor de Ron

 

-¡Por eso! La pelirroja que viste hablando con Harry debede ser ella, me dijiste que era igualita a Ronald, a Rolf le gusta elquidditch, eso hizo que me acordara que en el equipo de Las Arpías de Holyheadhay unajugadora que ocupa la posición de cazadora llamada Ginny Weasley, debe de serella.

-Tiene sentido, por eso lereclamaba a Harry que no iba a asistir a ese juego.

Después de hablar con Luna seacostó en su cama, no tenia nada que hacer asi que prefirió acostarse y pensaren toda la semana que paso junto a Harry Potter, se sentía extraña, confundida,no pensó que iba a sentir algo por un hombre tan rápido y menos después de todolo que le hizo Ronald, pero Harry era distinto, diferente, estaba segura deeso, lo veía en su mirada, en su sonrisa, en como la trataba, era muy atento ysiempre le buscaba algún tema de conversación sin importarle que hablara de maso le explicara todo con sumo detalle, extrañamente disfrutaba verla hablando,él mismo se lo confeso.

Pero también tenia que hacerlecaso a Luna e ir con calma, eso ella lo sabía perfectamente, no iba a apurarnada, iba dejar que todo fuera al ritmo necesario y que el tiempo decida que vaa pasar.


Un mes, faltaba tan solo un mespara poder ver a Luna otra vez, la extrañaba tanto, le hacia muchísima falta,sobre todo durante estas semanas ya que necesitaba a alguien con quien hablar ydesahogarse, Harry Potter había resultado ser toda una perdición para supersona, si Ron la había conquistado en tan solo una semana, Harry Pottersolamente necesito un par de días, nada mas con su sonrisa y sus ojos ya latenia a su merced, no lo podía creer.

Y hablando del Rey de Roma, selevanto de su escritorio saliendo de la oficina rumbo a la del sub jefe de Aurores,al llegar saludo a Katie Bones, secretaria del joven de ojos verdes pasando delargo a la oficina.

-Harry te traje los pergaminosque me pediste

Al entrar y observar la oficinase dio cuenta que el dueño de los ojos verdes que tanto le gustaban no seencontraba precisamente solo en la oficina, Ginny Weasley estaba de pie frenteal escritorio, Harry la vio sentado desde su silla, tenia un gesto de fastidioo cansancio que cambio rápidamente a una sonrisa cuando la miro.

-Oh, no sabias que estabasocupado, puedo venir mas tarde
-.Ledijo con la intención de marcharse.

Harry se levanto de golpe de lasilla.-¡No te vayas! Digo, no esnecesario que te vayas, ya estaba terminando mi conversación con Ginny.

La pelirroja lo miro a verclaramente ofendida.

-Harry...

Este la detuvo con un gesto.

-Como puedes ver, tengo trabajo,asi que por favor si te puedes marchar, otra cosa, te he dicho más de una vezGinny que no vengas a mi oficina a hablar de estos temas sin importancias.

Ginny quiso refutar, pero Harryal verle la intención le lanzo una mirada amenazadora, la pelirroja bufodándose media vuelta, fulmino a Hermione al pasar por su lado y salió de laoficina azotando la puerta.

Harry suspiro sentándose en lasilla nuevamente, se agarro la cara con las manos antes de pasarse una mano porel cabello y ver a Hermione con intensidad como siempre lo hacia, la castaña sesonrojo ligeramente, no se había acostumbrado a esa mirada.

 

-Yo
Bueno, te traía estospergaminos-.Los coloco sobre elescritorio bajo la atenta mirada verde, Harry se inclino hacia atrás sindespejar su mirada de Hermione poniéndola mas nerviosa aun.-Son los que me pediste
Este de aquí

-Hermione, ¿Estas ocupada el finde semana?-.Le soltó de repente.

-¿Qué?-.Le pregunto desconcertada, Harry sonrió.

-Que si estas ocupada el fin desemana.

-No, había pensado ir a visitara mis padres pero ellos ya tienen planes, van a viajar, asi que no hare nada,¿Por qué? ¿A que viene esa pregunta?

-¿Quieres salir conmigo elsábado?-.Le pregunto sonriendo.

Hermione se ruborizo, no se loesperaba o no de esa manera tan liberal, una cosa era almorzar con él toda lasemana, en el Ministerio, otra muy diferente era salir con él.

-Claro si no tienes algúninconveniente, todos los días almorzamos juntos, creo que es hora de tener unacita de verdad, podemos pasar todo el día juntos, hay unos lugares que quieroque conozcas y en la noche te voy a llevar a cenar a un restaurante muggle queyo se que te gustara, entonces, ¿Qué me dices?

-Si-.Le respondió sonriendo y con las mejillas rojitas.-Acepto salir contigo, Harry.



-Jajajaja no
¡Harry detente!Jajaja ¡Para!-.Decía con dificultadHermione acorralada por Harry en el sillón.

-Nunca llegue a pensar que fuerastan cosquilluda-.Le dijo Harrydivertido sin dejar de hacerle cosquillas.

Hermione ya no podía soportarlomás, asi que sin pensarlo se alzo como pudo besando a Harry lo que ocasiono queeste dejara de hacerle cosquillas pero Hermione se separo de sus labios cuandodejo de sentir las manos de Harry en su barriga.

-¡Oye!-.Se quejo Harry cuando Hermione se separo de sus labios.

Hermione le sonrió divertida.-Tan solo quería lograr que dejaras detorturarme pero no pensé que seria tan fácil-.Le dijo burlona.

Harry suspiro.-Esta bien lo admito, soy débil a tusbesos-.Dijo apoyando la espalda enel respaldo del sillón.

-Ya lo sabia-.Le dijo.

-Oh, no sabia que HermioneGranger tenia el ego por las nubes, aunque no deberías, yo se muy bien que misbesos también son tu debilidad-.Ledijo con malicia.

Hermione lo miro abriendo laboca en un gesto incrédulo.

-Esa es la mentira mas grandeque has dicho-.Le aseguro la bruja.

-¿Ah si?-.Harry se acerco hasta volverla a acorralar contra el sillón,Hermione perdió toda la confianza.

-Harry
¿Qu-Que haces?-.Pregunto claramente nerviosa.

-Demostrarte que eres débil antemis besos-.Le dijo sonriendo antesde unir sus labios.

 

Sin poder evitarlo, Hermione lecorrespondió el beso gustosa, subió las manos agarrándolo de la nuca y halándoleel cabello, realmente le gustaban los besos de Harry, aun másque los de Ronald, gimió cuando sintió la lengua de Harry contra la suya.

-Esta bien
-.Le dijo entrecortada al separarse de sus labios.-Lo admito, también soy débil antestus besos.

-Ya lo sabia-.Le respondió Harry igual que lo había hecho ella.

Harry se volvió a inclinar parabesarla y justo cuando sus labios se tocaron, tres golpes contra la puertahicieron que se separaran.

-Debe ser una jodida broma-.Resoplo Harry separándose deHermione.

-No tengo idea quien pueda ser-.Comento Hermione levantándose peroantes de dirigirse a la puerta le dio un beso a Harry.

Cuando abrió la puerta lo únicoque pudo ver fue una melena rubia antesde sentir un cuerpo estrellarse contra el suyo.

-¡Herm!-.Grito la rubia con emoción.

-¡Luna!-.Respondió Hermione sonriendo y devolviéndole el abrazo.

-No sabes cuanto te he echado demenos-.Le dijo Luna separándose deella.

-Yo también te he extrañado un montón-.Le dijo Hermione volviéndola aabrazar.

-Ahora-.Le dijo separándose.-Mevas a contar absolutamente todo sobre el misterioso Harry Potter.

Hermione se sonrojoligeramente, Luna ignoro eso ya que desvió su mirada hacia el salón encontrándosecon un hombre de pie, al verlo supo de inmediato que se trata de Harry, sonriódivertida.

-Asi que tú eres el gran HarryPotter-.Dijo acercándose.-Luna Lovegood, un placer.

Harry un poco desconcertado lesostuvo la mano.

-Hermione también me ha habladomucho de ti.

-Si lo se, es imposible queHermione no hable de mi-.Le dijodivertida.

-Yo
Bueno, creo que es mejorque me vaya, asi ustedes pueden hablar a solas.

-No, nada de eso, tú te quedas aquí,Rolf viene en camino asi que no te preocupes, además necesito conocerte ysaber de ti y tus intenciones con mi amiga-.Leaclaro Luna.

Harry miro a Hermione, esta lomiro con gesto de disculpa pero una sonrisa divertida adornaba su rostro aHarry no le quedo mas remedio que devolverle la sonrisa.




-Te amo
-.Le susurro Harry sobre los labios.

Hermione lo miro con sorpresa,las mejillas rojas y el corazón latiendo con fuerza, alzo una mano colocándola sobrela mejilla, una lagrima se escapo de sus ojos mieles, Harry se la quito con undedo.

-Harry
Yo

-Shh
Tranquila, lo se, no tepreocupes-.La beso con infinitaternura.-Tan solo espero que cuandote sientas lo suficientemente lista me cuentes que fue lo que te sucedió y porlo otro no te preocupes, ya me encargare yo que me correspondas.

Sin dejarla hablar la volvió abesar con deseo, desatando un pasión que los envolvió por segunda vez en lanoche.

 



-Harry, hermano, ¿Dónde estas?-.Le pregunto.

-Llegando a mí casa, ¿Por qué?

-Por lo que veo se te olvido quetu mejor amigo volvía hoy a Inglaterra.

-Claro que no, es solo que he estado hasta el cuello detrabajo y de misiones, además no pensé que me ibas a llamar, me imaginaba quete vería el lunes en el Ministerio.

-Lo se, pero estoy aburridoamigo, pensé en llamarte para ver si querías ir a tomar un rato, es lo que masextrañe de cuando me marche a Francia.

-Ya, bueno, si quieres, dame una hora para arreglarme, peroeso si, no pienso emborracharme ni quedarme hasta tarde, mañana voy a salir.

-Oh, ¿Cuando se supone que voy aconocer a la susodicha? Mira que haber dejado a un lado a mi hermana, debe deser una belleza, además, estoy seguro que ella también tiene que ver en elhecho de que mi mejor amigo este asi tan ocupado de tanto trabajo.

-Hey, en verdad he tenido bastante trabajo, por esa razóntambién he estado ocupado con ella, tengo que compensarle de un modo los díasque no podemos vernos por tanto trabajo, ¿No crees?

-Ya, lo que tu digas-.Le respondió sin importancia.-¿Y que se supone que vas a hacermañana?

-Lu alquiló una casa en la playa asi que iremos a pasar elfin de semana allá.

-¿Ustedes dos y la tal Lu?¡Invítame si es asi! Para que no este sola.

Harry se rio.-No lo creo, Lu tiene novio, vamosa ir los cuatros.

-Ah entiendo, ¿Cuánto tiempo esque tienen juntos?

-En dos semanas cumplimos el año.


-¿Puedes empezar a trabajar hoymismo no?-.Le pregunto.

-Por supuesto, aunque megustaría hacer primero algo, por lo menos antes de ir a la oficina o reportarmecon Harry.

-No, ya no perteneces alescuadrón de Harry, tu puesto ya fue ocupado, era necesario, ahora estas en elescuadrón de Stanley-.Le aclaro.

-Está bien, entiendo-.Respondió no muy de acuerdo.-¿Me puede decir donde queda laoficina de Hermione Granger?

El ministro lo vio conextrañeza frunciendo el ceño.

-La conocí en Francia, me entereque la habían trasladado para acá, solo quiero saludarla.-Le aclaro.


-Disculpe, ¿Usted quien es?

Ron giro los ojos, seguro erauna primeriza.

-Ronald Weasley, auror-.Le dijo con la intención de volver acaminar, pero la chica lo volvió a detener.

-La señorita Granger estaocupada, no puedo permitir que la interrumpa.

 

-¿Es una reunión importante?Dudo que esté reunida con el Ministro ya que vengo de su oficina, además soloquiero saludarla, ella me conoce.

-Entiendo, pero igual no puedeentrar asi a la oficina, déjeme anunciarlo.

Pero Ron no podía dejar queaquella chica hiciera eso porque si Hermione sabía que se trataba de él, segurono lo iba a dejar pasar.

-Te voy a ser sincero, Hermioneno sabe que estoy aquí, la conocí en Francia, apenas llegue hace unos días yquiero darle una sorpresa, si entras y le dices que estoy aquí me arruinaríasla sorpresa.

La joven titubeo, pero aun noestaba segura en dejarle entrar a la oficina, después de todo, Hermione estabareunida con el subjefe de Aurores.

Ron estaba perdiendo la pocapaciencia que le quedaba, debía entrar si o si a la oficina de Hermione y debíade hacerlo ya, sonrió cuando vio una carta aterrizar en el escritorio de lajoven, aprovechando su distracción camino hasta la puerta abriéndola y entrandoen esta.


-Aquí están los reportes de laultima misión-.Le extendió unospergaminos abiertos.-¿Ves? Está tododescrito específicamente como lo pediste, solo hace falta tu firma.

Y ahora que por fin te he logradoolvidar,

Hoy me vienes a buscar

Harry asintió antes deinclinarse y firmar justo donde Hermione le indicaba, aprovecho que estabainclinado sobre el escritorio al igual que Hermione y alzo el rostro paraverla, cuando Hermione lo imito se inclino besándola.

-Harry
Detente
-.Le dijo con dificultad separándose desu rostro.

-No era precisamente eso lo queme pedias la otra vez en mi oficina-.Lesonrió pícaro, Hermione se sonrojo violentamente.

Aprovecho el echo de queHermione no supo que responderle y volvió a besarla siendo correspondidonuevamente por ella.

-Igual no tienes de quepreocuparte-.Le dijo rozándole loslabios.-Se muy bien que tu oficinaes sagrada-.Le dijo mordiéndole ellabio inferior con malicia ganándose un jadeo de parte de la chica.-Por eso tengo prohibido hasta besarteya que podemos caer en la tentación, ¿No crees?

Se separo completamente de ellaenderezándose, Hermione lo miro con las mejillas rojas y los ojos brillándole,claramente afectada por el reciente beso.

-Idiota-.Resoplo la castaña mirándolo con molestia.

Harry se rio sin poderevitarlo, le gustaba hacerle ese tipo de escenas a la chica, disfrutaba sacarlade sus casillas por eso había amado el momento en que ella le permitió hacerleel amor en su oficina, fue súper excitante, nunca imagino que Hermioneaceptaría tal cosa asi se tratara de su oficina ya que el tenia constantesvisitas, muchas mas que ella.

-¿Te dije que papá adora tus redacciones en los reportes de lasmisiones?-.Le pregunto.

Ella negó con la cabeza peroHarry distinguió la emoción en el brillo de sus ojos.

-Pues si, el jefe de Auroresadora las redacciones detalladas específicamente por su nuera favorita-.Le sonrió.

-Claro, soy la única-.Le respondió orgullosa.

 

De repente la puerta se abrióde improvisto revelando al pelirrojo el cual entraba con una sonrisa en elrostro que se desvaneció en cuanto vio a Harry dentro de la oficina.

-¿Ron? ¿Qué haces aquí?-.Le pregunto Harry volteándose lo queocasiono que no viera la expresión que tuvo Hermione al ver al pelirrojo.

-Yo
Bueno, vengo de hablar conel Ministro y quise pasar a saludar a Hermione, es que la conocí en Francia,creo habértelo mencionado, ¿Pero tu que haces aquí?-.Le soltó.

-No recuerdo que me lo hayasdicho-.Le aseguro frunciendo el ceño.-Hermione pertenece a mi escuadrón,¿Qué haces aquí?-.Le volvió apreguntar ya que no había quedado conforme con la respuesta anterior y menoscuando lo vio tan nervioso.

-Ya te dije, vengo a saludar aHermione

-Harry
-.Hermione lo llamo, alzo la mirada, sus ojos reflejaban frialdad.-Déjame a solas con Ronald por favor-.Le pidió.

Harry la escrudiño, a pesar detodo, pudo notar la suplica silenciosa en sus ojos, suspiro.

-Voy a estar en mi oficinaterminando los otros reportes-.Ledijo recogiendo los pergaminos.

-En veinte minutos estoy allá-.Le aseguro, este asintió antes demarcharse.

-¿Qué se supone que haces aquí?-.Le pregunto Hermione cuando la puertase hubo cerrado.

-¿Qué no es obvio? Vine a hablarcontigo-.Le espeto.

Hermione bufo sonriendo conironía.

-¿Hablar? ¿Vienes a hablarconmigo? ¿Sobre que? ¿Sobre como me engañaste con Brittany Dupont? ¿Sobre comome ignoraste por ella? ¿Sobre como me dejaste a un lado en la relación? ¿Qué tecostaba terminar conmigo? Creo que hubiese sido menos doloroso si hubierascortado conmigo desde el primer momento en que te acostaste con ella, ah noclaro, no podías dejarme porque cuando Brittany se cansara de ti, no podíasquedarte solo y para eso estaba yo, ¿No es asi? ¿Por eso es que vienes ahora?¿Ya Brittany se canso de ti?

Por la rigidez que adopto elpelirrojo Hermione se dio cuenta que eso es lo que había pasado.

-Hermione, déjame explicarte, nofue asi como tu crees o como te hicieron creer.

Hermione bufo recostándose enla silla.

-Tienes razón, no fue asi, esverdad, la culpable soy yo, ese día que te fuiste no tuvimos relaciones asi queestabas necesitado y como ella te lo ofreció tu aceptaste para poderte liberary ya.

-¡Yo no estaba necesitado! Essolo que
¡Esta bien! Tenía muchas ganas, por eso quería hacerlo contigo antesde marcharme, pero tú te negaste y cuando estábamos en el hotel Brittany se meinsinuó y no pude decirle no, ¿Qué querías que hiciera?

-¡Por favor Ron! Si en verdad sentiste algo por mimas allá de lo carnal, fácilmente pudiste haberte negado y ya, o en tal caso,no seguir con ella una vez que volvieron de la misión, pero no hiciste ni launa ni la otra, ¿Pero sabes que? Eso ya no importa, eso pertenece a mi pasado,ya es algo que supere y no me causa absolutamente nada.

 


pero es muy tarde ya,

Me he enamorado de alguien más

Se levanto de la silla rodeando el escritorio y abriendola puerta.

-Vete, no quiero saber nada de ti, ya no me dueles, peroeso no significa que me agrade ver tu rostro con tu sonrisa falsa, me causanauseas, sal de mi oficina no tengo mas nada que hablar contigo y Harry me estaesperando, tengo trabajo.

Mantuvo la puerta abierta hasta que el pelirrojo salió deesta sin remedio alguno, cuando hubo salido ella lo siguió cerrando la puerta,camino hasta donde quedaba la oficina de Harry.

-Señorita Hermione, el señor Potter la esta esperando, mepidió que nadie lo interrumpiera al menos que fuera usted.

-Gracias.

Al entrar a la oficina vio a Harry sentado en el sillóncon un vaso de vidrio en la mano, este alzo el rostro y al fijarse en ella selevanto con rapidez, Hermione se acerco, pero antes de que Harry pudiera deciralgo, lo beso demandante.

-Harry
Te amo-.Ledijo mirándolo a los ojos.

El corazón de Harry dio un vuelco, era la primera vez queHermione le decía que lo amaba, la agarro de la cintura alzándola y sentándolasobre el escritorio.

-No te voy a preguntar que paso
-.Hermione lo detuvo con un dedo.

-Te prometo contarte todo lo que paso, pero ahora soloquiero que me hagas tuya

Yo no sabía que con sus besos

Iba a reemplazar los tuyos lo aprendíde ti

Lo volvió a besar con pasión, necesitaba sentir suslabios, sus caricias, sus abrazos, Harry había logrado borrar todo rastro deRonald de sus labios, de su cuerpo, de su corazón

Tuvo miedo la primera vez que lo hicieron, pensó que seiba a acordar de la primera vez con Ron, pero se equivoco, Harry se habíaencargado de todo lo contrario, la amo desde el primer beso que se dieron,desde la primera caricia que le entrego, su cuerpo le pertenecía a él y solo aél, el mismo Harry se había encargado de eso y Hermione se lo agradeció, ya nomas traiciones, no mas heridas, no mas tristezas, no mas corazón roto

Ni que existieran otras manos que altocarme

Superaran lo que antes sentí

-Harry
-.Jadeoen su oído.

El pelinegro mordió su labio mientras aumentaba losmovimientos de sus dedos en el interior de Hermione.

Ella por su parte dejo la espalda masculina que ya estabaarañada para encargarse del pantalón, rápidamente lo desabrocho bajándoselo porlas piernas junto al bóxer, con una mano sostuvo el miembro de Harryestimulándolo.

-Por favor
Te necesito
-.Le pidió besándolo.

Harry le abrió mas las piernas acomodándose entre ellas yde una sola estocada la penetro, ambos gimieron fuerte, al sentirlo dentroHermione lo rodeo con las piernas.

-Sigue

La besó comenzando el vaivén el cual se volvió rápido yfrenético en poco tiempo.

-¡Harry!-.GimióHermione sintiendo el inminente orgasmo.

Al sentir como las paredes lo oprimían con fuerza, bajouna mano frotándole el clítoris logrando que el orgasmo la golpeara, él se vinosegundos después al sentirla.

Tampoco sabía que podía amarlo tanto

Después de tu engaño que me hizotanto daño,

Descubrí que si...

-Te amo
-.Levolvió a decir.

Harry la miro, sus ojos de color dorado brillaban conintensidad y sinceridad, reflejaban muchos sentimientos que lo abrumaron yemocionaron de igual manera.

-Yo también te amo, Hermione-.La besó sellando el momento.

Ya no le importaba nada, se había dado cuenta después dela discusión con Ron, que realmente estaba enamorada de Harry, mas aun inclusode lo que alguna vez sintió por Ron, lo que Harry le hacia sentir era masbonito, mas sincero, Harry se adueño completamente de su corazón permitiéndoleamar sin tomar en cuenta el engaño que había sufrido, sabia que eso era pasadoy que al lado de Harry jamás sufriría otra vez, él era completamente sincerocon sus sentimientos, desde la primera vez él le había dejado en claro lo quesentía por ella y que haría todo lo posible para que le correspondiera y asi lohizo, estaba completamente enamorada de ese pelinegro de ojos verdes.


Aqui el final de esta historia, espero que les haya gustado y sus comentarios diciendome que tal les parecio.

Adiosito :)

Lo Aprendi de Ti - Potterfics, tu versión de la historia

Lo Aprendi de Ti - Potterfics, tu versión de la historia

La puerta de madera se abrió después que la dueña deaquella oficina diera el permiso. -Adelante. -Adelante. Departamento de Misterios Departamento d

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-lo-aprendi-de-ti-potterfics-2093-0.jpg

2023-02-27

 

Lo Aprendi de Ti - Potterfics, tu versión de la historia
Lo Aprendi de Ti - Potterfics, tu versión de la historia

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/191433
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20