FALLING IN LOVE WITH YOU - Fanfics de Harry Potter

 

 

 

1. Sorpresas y más sorpresas

Era una tarde de invierno,a las afueras de la mansión se veía una manta blanca debido a la nieveque caí constantemente. Ella se encontraba espléndida, su embarazo laconvirtió más bella de lo que ya era. En el colegio todos la admirabanno solo por su belleza sino también por su gran inteligencia. Muchos sepreguntaron como ellos dos podrían estar juntos y con un hijo en camino.

Peroeso no era lo que les preocupara a ellos dos solo estaban ellos y sufuturo hijo que se podría decir que llegó un poco prematuro a susvidas. Sin querer lo obtuvieron y ahora son mucho más felices por suinesperada llegada.

Más pasaba el tiempo y ella se preocupaba porel tamaño de su pancita no era normal que con seis meses de embarazosea tan grande, se preguntaba constantemente Hermione, muchas veces leplanteaba sus preocupaciones a Draco, pero él le decía que era suimaginación y que además con esa pancita se veía más bonita que nunca.

 

Quete parece si vas al medimago o a ese ginecólogo tuyo y le planteas tuinquietud - le decía cada vez Draco siempre que tocaba el tema.

Eso haré, que te parece si la próxima semana vamos juntos al medimago.

Nopuedo, desde que estoy a cargo de las empresas de mi padre no me da eltiempo - poniéndole sus manos en su rostro y mirándola dulcemente conesos ojos grises.

Está bien - no se podía resistir a esos ojos así que siempre accedía.

Cadavez que él dejaba la mansión, Hermione se sentía muy sola, extrañabamucho a sus amigos, Ron, Harry, Ginny y muchos otros, pero desde que sesupo su relación con Draco tuvo que cortar sus relaciones amigables conellos y eso le dolía mucho porque ahora más que nunca necesitaba de susapoyos.

Después de tanto pensar y pensar sobre los temas de suembarazo y sus amigos, tomó la decisión de tomar la cita con elmedimago Hunter, que le estuvo viendo todo el proceso de su embarazopara el 15 de diciembre, pero lo que ella nunca se imaginaba es que porotro lado de Inglaterra un amigo muy apegado a ella nunca pudo soportarsu "traición", pero la amaba demasiado para odiarla así que decidióescribir y tratar entablar de nuevo relaciones.

¿Cómo está señora Malfoy? - le decía muy amablemente el doctor Hunter

Preocupada - decía una Hermione más asustada por sacarse un mal calificativo

Pues bien cual es el problema

Mi hijo, doctor

¿Qué paso con él? A caso tuvo ya las contracciones, no, no puede ser es muy pronto.

No, no es eso, es su tamaño, es muy grande para ser de seis meses¿o lo cree usted?

Bueno tengo que decirle que es cierto, haber acuéstese.

Lerealizó muchos exámenes y al final de todo ello Hermione llegó a sucasa muy contenta, tenía que decirle a Draco sobre su hijo se decíamientras se tocaba su pancita, estaba tan contenta que no se dio cuentaque cuando llegó vio a Draco en el sofá de la biblioteca con una carta.

Draco mi amor, sabes hoy fui al medimago y me dijo que
- tratando de contener su emoción sobre la noticia.

No me importa lo que dijo - Expresó un Draco muy encolerizado mostrando la carta- ¿se puede saber lo que es esto?

Pues no, no lo sé, si no me lo muestras - le dijo una Hermione un poco consternada

Pues bien es de tu "amiguito" Ron y sabes lo que dice.

Pues no, no lo sé

Pues déjame leértelo.

 

Querida Hermione

Hacemucho que no nos hablamos, para ser más precisos desde la salida deHogwarts. Me enteré de tu matrimonio con Malfoy y también sobre

tuembarazo, porque nunca me lo dijiste, te pude haber ayudado hasta pudehacerme cargo de ti y de tu bebé. Sabes que Malfoy nunca te amará comoyo lo hago, pero quien soy yo para saberlo, pero si necesitas algoavísame y ahí estaré por ti y tu bebé

Te quiere mucho

Ron Weasley

¿Y bien que tienes que decir al respecto?- le dijo Draco

Pues nada sabes que yo te quiero a ti y aquí está la prueba de ello- le dijo señalando su abultado vientre.

Pues sabes estoy empezado a dudar que ese hijo sea mío, tal vez sea de Weasley

No te atrevas a decir ello - dijo Hermione empezando a llorar.

Pues esta carta lo dice todo no crees- le empezó a levantar más la voz y mostrándole la carta.

Sabesque yo te quiero a ti y a nadie más le dijo arrodillándose - ella jamáslo había hecho pero se sentía tan impotente ante tal situación.

Sabes no te creo nada - le dijo yéndose de su lado

Pues bien si no me crees será mejor que me vaya- le dijo Hermione levantándose con dificultades.

Genial anda a los brazos de Weasley que debe estar esperándote.

Pues no me voy con él, voy a estar con mis padres - le dijo Hermione dándole la espalda.


2. Decepciones

Ya en la casa de los Granger

-¿Quien será Richard? esperas a alguien - le preguntó su esposa, Helen

-Pues no sé

Al abrir la puerta, la señora Granger encontró a su hija un poco empapada por la repentina lluvia y con un vientre enorme.

-¿Qué te pasa hija¿Dónde es Draco¿Le pasó algo? - pregunta sin parar su madre

-No mamá, solo una pequeña pelea, me puedo quedar aquí por un tiempo - le rogó Hermione.

-Pues no tienes que decirlo, siempre serás bienvenida a esta casa.

-Gracias mamá, no sabes el gusto que me da.

-Ven hija, sécate un poco te podrías resfriar y pondrías en riesgo la vida de tu bebé.

-Tienes razón

-Voy por unas toallas, dijo Richard

Después que Richard salió en busca de las toallas, en la sala solo quedó la Sra. Granger y Hermione.

-Bueno, dime hija que te pasa, puedes contarme, estamos solas.

-Nadamamá, ya te dije fue solo una pelea, mañana se le pasará y todo serácomo antes, además aquí llevo a su hijo - su hijo pensaba Hermione, lasorpresa que se llevará de él

-Hermione hace más de tres meses queya están casados y un poco menos de un año que están juntos y ningunavez pasaste por esto - señaló su madre.

-Bueno, mamá yo solo te pedí cobijo, si no quieres

-No, no, Hermione, no dije eso yo solo
.

-Ten hija - le ofreció un par de toallas Richard interrumpiendo la conversación

-Gracias papá - cogiendo las toallas- voy a mi habitación si no les molesta.

-Pero hija, no quieres comer algo, le hace mal al bebé - le regañó de alguna manera a su hija.

-No, gracias, no tengo hambre, solo quiero descansar.

En la mansión Malfoy

-Fabrizzio, ven aquí - dijo Draco menos irritado que antes.

-Dígame señor

-Quiero que vigiles a mi esposa, ahora debe estar en la casa de mis suegros

-Claro señor

-Y

si no la encuentras mándame la respuesta vía lechuza, te quedó claro.

 

-Claro que sí señor.

-Muy bien, vete ahora - dijo Draco señalando la puerta.

Espero solo que estés ahí Hermione, sino no se lo que haría-pensaba Draco.

En la habitación de Hermione

Hermioneprendió la luz y vio su cuarto exactamente igual como hace casi un añoatrás. Se echó en su cama y se puso a llorar hasta que ya no pudo más yse hecho a dormir, mientras lo hacía recordaba sus añorados años deestudiante de Hogwarts, pero sobre todo del último año, donde por finencontró al amor de su vida que está a punto de perder.


3. El expresso a Hogwarts.

Flash Back

Era1º de septiembre, y Hermione estaba empacando todas sus cosas porqueese día iría al andén 9 ¾ para tomara el tren que le llevaría aHogwarts, donde cursaría su último año.

-Vamos Hermione, querida se nos hace tarde - le decía su madre

-Ya voy mamá, es que me falta arreglar alguna pequeñas cosas - trataba de excusarse

Noera costumbre que Hermione dejará las cosas a último momentos, pero entodas su vacaciones no hizo más que pensar en él, sus amigos no losabían, pero siempre estuvo enamorada de él, y lo que más le dolía eraque él la odiaba y se repugnaba al verla. Pero eso no era lo másimportante solo le consolaba verlo y nada más.

En la mansión Malfoy

-Joven Malfoy ya está todo empacado - le decía su elfa doméstica, Rosmery

-Está bien, dentro de un minuto salgo

-Esta bien joven - le dijo retirándose y dejándolo solo.

-Comopodré hacerlo, este es el último año que la veré y ya no podré nuncamás se decía una y mil veces Draco, sacando una pequeña foto de ella desu cajón.

-Es muy bella, se decía él, pero nunca me hará caso,siendo amiga de Potter y Weasley, jamás me hará caso, tengo queolvidarme de ella para siempre, dijo guardando su foto para siempre enese cajón.

En el andén

-Adiós hija, cuídate- le recomendaban los señores Granger

-EsperaHermione- le llama un chico de 17 años de pelo muy rojo como sushermanos, Ron, ya había crecido y se había vuelto muy guapo, muchaschicas lo perseguían, pero él solo tenía ojos para ella. Estabaacompañado por su mejor amigo, Harry, que no se queda atrás, con suspotentes ojos verdes aniquilaba a todas las chicas, pero solo hizo casoa Ginny, la hermana menor de Ron.

-¡Ah! Hola Ron, Harry. ¿Cómo estás Ginny?- dijo muy emotiva

-Pensé que no me escucharías, parecías muy concentrada- dio Ron

-No, nada que ver- trató de salir del apuro

-Bueno, entramos - propuso Harry.

-Sí, mejor hagamos eso - colaboró Ginny.

-Despuésde que todos pasarán por el andén, para su desgracia menos para ella,se encontraron con el engreído de Malfoy con su pandilla y su"noviecita" Pansy.

-Mejor vámonos - propuso Ron cogiendo la mano de Hermione

-Estorbas Weasley, y tu sangre sucia, desaparece en este preciso instante - dijo de lo más cruel al ver esta acción

-Un momento, tú no puedes venir así como si nada y tratarnos así - salió al encuentro Ron.

-Yolos trato como son, un par de escoria- al escuchar esto Hermione, nopudo más y entró corriendo al tren, no podía escuchar eso de suslabios, no de él.

-Vámonos Harry- propuso Ron

 

Draco se sintió muy mal, no quería decir eso, y pensó que le dolió más a él en decirlo que a ella escucharlo.

Después de todo lo sucedido

-Hermione, deja ya de llorar¿no te debe afectar todo lo que de dice ese cretino?- trataba de consolarla Ginny

-Yalo sé, (snif), pero no puedo soportar que la persona que más amo, metrate así (Hermione solo podía confiar en Ginny, quien era la única quesabía la verdad)

-Lo sé, yo también lo sentí, cuando Harry no erami novio, no te preocupes pasará - trataba de aliviar un poco el dolorde su amiga.

Mientras en otro vagón

-Te digo que no fue mi intención hacerlo - trataba de excusarse a sí mismo, Draco.

-Yalo sé amigo, pero lo hiciste, y según parece le dolió mucho - le dijoZabini, que cómo Ginny sabía sobre los sentimientos de sus amigos.

-¿Tú crees que me odie?

-Y tú que crees, Draco, le dijiste sangre sucia por casi 7 años y ahora la llamaste escoria.

-Pues si yo fuera ella, me odiaría de por vida, además viste como ese hijo de p
la agarró su mano, no lo pude soportar.

-¡Ah! Todo esto por un ataque de celos

-Pues bueno

pues sí- trató de excusarse

-Yo de ti, me apuro o me quedo sin ella

-Nopuedo, te imaginas que después de 6 años de insultos, le caiga con quela amo y todo eso, pensará que es una mentira, además hay rumores queestá con Weasley y con lo de esta mañana

-No te preocupes voy a averiguar, no te muevas de aquí.

En los pasadizos

-Ya vuelvo que te voy a traer un poco de té- dijo Ginny

-Después de caminar unos cuantos pasos

-Pobrecita mi amiga, enamorarse de Malfoy

-¿Qué?- dijo Zabini

-Tú que haces aquí

-Yo nada, pero tú repite eso de tu amiga

-Eso a ti no te incumbe-dijo un poco irritándose

-Y si te dijera que
él también está pasando por lo mismo

-¿Qué?- era hora que ella se sorprendiera

-Pues sí, pero yo quiero saber si ella
es Granger- dijo susurrando su nombre

-Ella movió la cabeza como afirmado.

-Pues, sabes tengo un plan que no puede fallar

-A ver cual es- dijo un poco intrigada Ginny

-Pues











4. El comienzo de un posible amor

-Ven Hermione, te hará bien caminar y despegar tu mente- tratando de convencerla

-No quiero, además mira cómo estoy- dijo de dar excusas sin buenos fundamentos a Ginny,

-No, nada de eso- Y la jaló para que se animara a salir.

Después de caminar, Ginny se dirigió a Hermione

-Quédate en este vagón, que se me olvidó algo

-Pero, vamos juntos; además para que me voy a quedar en este vagón

-Es que
-trataba de decirle cualquier mentira a Hermione-
quiero mostrarte algo a ti

-Bueno, está bien.

En otro vagón

-Ven Draco, no te vas a pasar toda la tarde así

-Tienes razón Zabini, además no fue mi culpa

-Ya déjalo, por favor

-Ya cerca del mismo vagón que estaba Hermione,

-Hay Draco, me olvidé algo, espérame aquí

-No , voy contigo

-Por que no te quedas en ese vagón, parece desocupado.

-¿Pero
?

-Nada te quiero mostrar algo y no quiero que nadie nos vea.

 

Alentrar Draco, vio una figura de espaldas cerca a la ventana, era muybella, tenía un hermoso pelo castaño ondulado, se parecía mucho a

-Disculpa, no sabía que estaba ocupado.

-¿Malfoy!

-¿Granger!

-Mejor me voy

-No, me voy yo.

Altratar de abrir la puerta, esta estaba completamente cerrada, trataronde gritar para que alguien les abra por afuera, pero también parecíaque la había insonorado. En ese momento los dos sabían quienes habíansido, pero cuando saldrían de ese lugar se les verían con ellos.

Después de un buen rato de solo mirarse la cara, fue Draco quien empezó.

-Perdón

-¿Qué dijiste?

-No me hagas repetirlo, Granger- dijo un poco enfadándose

-Es que aún no puedo creer que Draco Malfoy, esté pidiendo perdón.

-Bueno, si no los quieres, has como si no te dije nada.

-Está bien, las acepto, pero tú también perdóname por todo lo que te hice¿Está bien?

-Oigo bien- hizo un gesto de acercamiento con su mano.

-Oye tú empezaste, además ahora estamos a la par-dijo en su defensa.

-Después de eso, de nuevo un silencio imperó en el vagón

-¿Por qué empezamos a pelearnos?

-Porque era un niño de papá, que obedecía en todo y una de ellas era a seleccionar a mis amigos- dijo sin más

-Ah


¿y ahora?

-Ahora, no tanto, desde que mi papá- el simple recuerdo de su padre en Azkaban le dolía un poco, pero no tanto.

-Lo siento mucho, no fue mi intención de
- trató de cambiar el tema

-No, no te preocupes, además así ya no me tengo que preocupar tanto de Él.

-¿Él?

-Ya sabes el Señor Oscuro

-Ah

-¿Estás enojado con Harry por lo de tu
?

-No mucho, gracias a él ya vivo más tranquilo.

-Que bueno.

Después de otro silencio

-¿Y que te traes con Weasley?

-Nada, solo somos amigos. ¿Y tú con Parkinson?

-Nada, solo es una intrometida, que no se despega de mí.

-¿Qué sí?

-Pues sí, ya no la soporto

-JA, JA, JA, JA

-¿Por qué te ríes así?

-Pues bueno, todo el mundo piensa que tú y ella- dijo sin parara de reír.

-Bueno,pues la gente también piensa algo sobre tú y Weasley, hasta es muydifícil sacar la verdad entre ustedes dos- dijo un poco a la defensa.

-Ya te lo dije solo somos dos grandes amigos.

-Bueno es que la manera como te mira, sabes está enamoradísimo de ti.

-Pues no lo creo- dijo irritándose y lo que era lo peor es que tenía la razón

-Solo decía.

Despuésde tanto hablar y discutir llegaron a Hogwarts, donde les recibieroncomo todos los años y les presentaron sus nuevos profesores y comotradición tenían un nuevo profesor de Defensa Contra las Artes Oscuras,pero para su sorpresa el puesto lo tenía su gran amigo Lupin.

5. Pociones y algo más

Era su primera clase de Gryffindor con Slytherin y para su mala suerte les tocaba pociones dobles con Snape.

-Buenos días alumnos-dijo Snape- este año asignaremos compañeros permanentes y serán de diferentes casas.

Muchos se quejaron ante tal injusticia, por lo que tuvo que restar 10 puntos a cada casa.

-Bueno sus compañeros serán: Potter y Goyle, Weasley y Parkinson, y así avanzó hasta que concluyó con Granger y Malfoy.

Muchosse asombraron como los dos chicos se levantaron de sus antiguosasientos y se dirigieran a sus nuevos sin protestar, ni mucho menoshacer muecas. Mientras que el profesor empezó a tomar notas de lapoción.

En la clase se escuchaba un murmullo, todos estabantratando de realizar la difícil poción. Mientras que Hermione cortabalos ojos de escarbato y disolvía el pus de armadillo, Draco estabaleyendo los siguientes pasos y cortando unas hojas.

-Hermione ¿Terminaste con el pus de armadillo?- ¿Hermione? Me llamó por mi nombre.

-Me llamaste por mi nombre

-Pues sí, acaso no te llamas así

-Bueno pues sí.

Hizo caso omiso y siguió con la parte de su poción. Al cabo de un tiempo fueron los primeros en terminar la poción.

-Tengo que admitir que eres buena

-Bueno, tu tampoco eres malo - le dijo un poco sonrojada.

-¿Terminaron?- les preguntó el profesor.

-Sí- contestaron los dos a dúo.

-Haber

Muy bien a los dos- dijo un poco malhumorado porque tuvo que admitir que los dos lo habían hecho.

-Gracias - lo dijeron también a dúo por lo que se sonrojaron los dos.

Al finalizar la hora, muchos se quedaron atónitos ante "la nueva amistad entre Hermione y Draco"

-Oye, no me dirás que ahora eres la "nueva amiga" de Malfoy- se bufaba Ron

-Y eso a ti que te importa- le dijo un poco malhumorada por la pregunta

-Pues nada- le dijo con un tono de sorpresa ante la reacción de su amiga

-Ya basta Hermione- le dijo Harry- Ron solo preguntó lo que todos los demás rumoran.

-No entiendes nada Harry- al decir esto se fue.

-¿Y a este que le pasa?-dijo Ron

-Mujeres- dijo Harry.

Mientras tanto en otra parte de Hogwarts

-Me parece o me debes uno- dijo Zabini a Draco

-Pues creo que no.

-¿Como que no?

-Pues que has hecho por mí, para que te esté agradecido

-Pues primero arregle tu primera cita con Hermione, y

-Así que fuiste tú, yo tenía mis dudas pero ya me lo acabas de confirmar.

-Pero lo que no sabes es lo que me dijo Ginny Weasley.

-¿Y que te dijo?- dijo sin darle mucha importancia

-Algo referido a ella.

-¿Qué cosa?- dijo poniendo más interés

-Pues que ella

-Draco- dijo Pansy ahorcándole un poco, y para su mala suerte por ese mismo instante pasaba Hermione.

-Draco al verla hizo un gesto de fastidio.

-Ya te he dicho Pansy que odio que hagas eso.

-¿Pues que he hecho?

-Abrazarme-dijo de una manera despectiva.

-Ah eso- dijo coquetamente ella.

-Hermione no pudo más y al oír la discusión se rió un poco.

-¿De que te ríes sangre sucia?- dijo Pansy.

-No la llames así, me oíste- dijo Draco, sorprendiendo a Pansy e incluso a Zabini.

-Está bien, pero no debería de reírse así de la gente.

-Sin que se dieran cuenta Hermione, excepto Draco, soltó un gracias y se marchó.

6. ¿Cartas de amor?

Despuésde varios días del encuentro de Draco con Hermione, muchos sesorprendieron de la buena relación de ambos, otros empezaron a creerque vivían una pesadilla o solamente que estaban soñando una Gryffindory un Slytherin, para ser más específicos un sangre limpia con unasangre sucia, eso no era de verse todos los día.

Un día, a lahora del desayunado, cuando la mayoría de alumnos estaban sentados enlas cuatros largas mesas que hay en el Gran Comedor, Hermione que nisiquiera esperaba correspondencia ese día, le llegó una para susorpresa, se lo entregaba una lechuza pequeña, de color gris, con unpelaje muy brilloso, por sus rasgos era muy fina y por lo tanto sudueño también. Al momento de abrirlo se asombró mucho de quien era lacarta, al leerla rápidamente supo que no debía estar allí y se retirocon la excusa que se había olvidado algo en su recamara y que tenía queir por ella.

 

Horas antes de la entrega de la carta

-¿Dime por qué no le escribes?

-Qué te pasa, yo escribirle a Hermione, Zabini algo anda mal en tu cabeza.

-No, solo que como ahora son mas "amigos", se podrían citar algún día

-Pero sería muy raro.

-Estábien Draco- cuando se iba a retirar se detuvo y cerró la puerta delcuarto donde estaban los dos- Te acuerdas que un día te iba contar algosobre Hermione y tú y fuimos interrumpidos.

-Bueno sí.

-Esque ese día, en el vagón, te acuerda ¿o no?- dijo tímidamente, porqueno sabía como iba a reaccionar y para su sorpresa no se enojó sino quesoltó una pequeña sonrisa

-Como no olvidarlo

-Bueno es que sin querer me enteré por la pequeña de las Weasley, que

, bueno


, que ella

-Ya suéltalo de una vez Zabini.

-QUE ELLA TE AMA.

-¿Que?

-Bueno sí, en cierto modo, no me digas como, las mujeres son un poco raros, pero

-Puedes repetírmelo lentamente por favor.

-BuenaGinny Weasley me dijo ese día que Hermione está enamoradísima de ti. Ysi yo fuera tú, sería yo que dé el primer paso, porque ella no lo hará.

-¿Pero cómo te lo dijo?- dijo un poco entusiasmado- no olvídalo ahora le escribo.

En la Sala Común de Gryffindor

Hermioneentró a su cuarto, era muy amplio, puesto que era prefecto y no soloeso sino que como premio anual poseía un cuarto para sí misma. Su camatenía los colores dorado y rojo que representaban los colores de sucasa, también tenía un amplio escritorio para que haga sus tareas, unenorme armario, y baño.

Se dirigió donde estaba su escritorio yabrió uno de los cajones que habían y sacó un pequeño pedazo depergamino con una tinta que cambia del dorado al rojo. Después que todoya estaba en la mesa sacó la carta que le había mandado Draco y lo leyódetenidamente.

Hermione:

Espero no molestartemucho con mi indiscreción al escribirte y al mismo tiempo no desearíamolestar a tus amigos (claro si se llegan a enterar que fui quienescribió la carta). Pero bueno, me preguntaba ya que la próxima semanahay salida a Hogsmeade, te gustaría acompañarme, talvez podríamos ir alas Tres Escobas o al lugar que tu escojas. ¿Qué te parece?

Mándame la respuesta.

Draco Malfoy

Alleerla muchas veces, no pudo creerlo que él le invitara a ella a saliry sobre todo demostrarlo en público. Cogió el pergamino y la tinta y sepuso a escribirlo con su hermosa caligrafía la respuesta.

Draco:

Siacepto tu propuesta, con la condición que nadie nos vea, no quisieraque mis amigos nos vean, sobre todo para evitar cualquier malentendido, tú me entiendes ¿no? Que te parece si nos vemos en la casade los gritos y después decidimos donde ir. Te espero a las 9.00 a.m.allí. Se despide

 

Hermione Granger

Al terminar deescribir la carta se dio cuenta que estaba contra la hora y que iba allegar tarde a la clase de Defensa Contra las Artes Oscuras, pero loque más le emocionaba es que él iba a estar allí y podía entregar lacarta

7. La primera cita

Después de una larga semanade espera era el día donde los dos se van a encontrar. Cada quienestaba tan preocupado que se cambian varias veces y se miraban alespejo eternamente.

Ya llegada las 9.00 a.m., hacía un calorespléndido, tan radiante que parecía magia, se veía muy bonitoHogsmeade en otoño, se veía caer las hojas de los árboles haciendopequeños montículos de hojas verdes, amarillas, rojas y naranjas.

Dracoestaba antes de que llegara Hermione, estaba muy nervioso, pero almismo tiempo muy guapo, vestía unos pantalones beige con un polo negro,que hacía resaltar sus pectorales, su pelo platinado y sus ojos grises.Cuando ya eran las 9.00 en punto se preocupó un poco porque sabía queHermione era muy puntual, pero valió la espera de esos minutos extrasporque estaba radiante, Ginny le ayudó a arreglarse un poco, tanto fueasí que Ron y Harry le preguntaron adonde iba tan bien arreglada,vestía una bonito vestido rosado pálido, que hacían resaltar su pelocastaño ondulado y sus ojos almendrados, tenía un maquillaje sutil quehacía resaltar su belleza natural.

-Hola- dijo Draco entrecortadamente

-¿Cómo estas?- le dijo dando un beso en la mejilla, lo que hizo que Draco se paralizara un poco, una reacción un tanto rara en él

-Y bien a dónde vamos- dijo reaccionando

-Pues no sé, que nos aconsejas

-Mi padre tenía unas cuantas propiedades aquí, que te parece si vamos a almorzar allí.

-Perfecto.

Caminaronun poco y al llegar se Hermione se sorprendió mucho al ver ladecoración, estaba llega de flores en el suelo, y al llegar al comedor,vio una mesa bien arreglada con unas cuantas velas flotando, con unosmanjares que se veían apetitosos.

-Ven, por aquí- le dijo Draco conduciéndola al comedor.

-Está muy bonita tu casa Draco

-Pues gracias, pero creo que deberíamos agradecer a mis elfos que hicieron todo.

-Ah!- dijo un poco desanimada

-Bueno, que te parece si empezamos a comer un poco que te tengo preparado algo más

-Y que es si se puede saber

-Es una sorpresa

Después de comer, hablar de un sin fin de cosas y de pasar a la sala para descansar un poco, Hermione le interrumpió

-Y dime cual es la gran sorpresa que me tienes

-Bueno

- dijo acercándose- es este- dijo besándola con mucha pasión.

Despuésque los dos se unieran por fin con ese casi interminable beso quereflejaba el amor que se sentían Draco empezó diciendo.

-SabesHermione, me arrepiento mucho haberte dicho esas cosas tan feas, no fuemi intención, sabes yo te quiero mucho, no mentira, yo te amo.

-Yo también te amo Draco y me duele haberte golpeado muchas veces.

-Y a decir verdad pegas fuerte- dijo riéndose.

-¿Qué sí?- dijo ella también riéndose.

Después de reírse, volvieron a unir sus labios como si no fuera haber otro beso como ese.

-¿Tendremos que mantenerlo en secreto?

-Si será mejor, para que no se entere nadie.

-Sobre todo Harry y Ron, porque si no se enteran por mí, me matarán

-Y no solo a ti Hermy, a mi también.

 

-¿Y cómo y dónde nos veremos?

-Nos mandaremos carta entre horas y allí diremos la hora y el lugar.

-Será lo mejor, pero no quiero vivir así sabes.

-A mi tampoco me gusta, pero por el momento será el mejor.

Despuésde ver como mantendrían su relación y uno que otro beso se dieroncuenta que era hora de regresar, para no levantar sospechas


8. ¿Matrimonio?

Hermioney Draco ya estaban juntos por casi dos meses, y con ello se intensificósu amor como el invierno llegaba y así el baile de Halloween.

Comoera de esperarse todos los días Hermione recibía una carta de Draco,muchas veces de amor y otras para citarse por las noches cerca albosque prohibido. Y ese día no era la excepción, Hermione recibió unadonde le decía que se tenían que ver esa misma noche.

Hermione nosoportó la hora de esa dichosa cita, tanto fue así que no prestóatención a las clases, algo raro en ella, y que muchos lo notaron,sobre todo Ron, que la veía cada vez más en las nubes y eso lepreocupaba porque por todas las cartas que recibía, suponía que estaasí por alguien y no por algo como ella siempre decía.

Pasadas las horas, Hermione se despidió de todos y se fue a su cuarto (supuestamente). Mientras tanto Draco hizo lo mismo.

Yapasadas las 11 de la noche, mientras todo Hogwarts estaba en la pazabsoluta, dos personas conversaban muy placidamente en las afueras deeste.

-Bueno dime de que se trata.

-Que, bueno, tu sabes que se acerca el baile, y es con parejas

-Me vas a proponer que sea tu pareja- lo dijo en un tono burlón

-No, exactamente

-Como que no- dijo enojándose

-Bueno yo sé que vas hacer mi pareja

-¿Y cómo lo sabes?

-Por esto- le dijo besándola

-Bueno creo que tienes toda la razón- dijo riéndose

-Pero, creo que aún nadie está preparado para vernos juntos

-Especialmente Harry y Ron, sería muy duro para ellos

-Por eso se me ocurrió disfrazarnos

-Pero si iremos disfrazados

-Bueno, quiero decir tendremos que aparentar ser otras personas.

-Me sugieras tomar la poción multijugos, queda muy tiempo para hacerla.

-No eso no, sino usar estas máscaras mágicas, con ellas, seremos personas diferentes.

-¿Y cómo reconocerte?

-Ah,para ello pensé que deberías usar esto- dijo sacando de su bolsillo unpequeño anillo, con un zafiro, era demasiado bello para describirlo conuna sola palabra.

-Pero, Draco es bellísimo

-No tanto, como lo eres tú

-No digas eso que me sonrojo- dijo tocándose la cara un poco avergonzada

-Ven dame tu mano- dijo tomándola y colocando el anillo en su dedo.

-OH, Draco - dijo besándolo.

-Pero eso no es todo

-¿Que no?

-No, yo quería decirte

- dijo un poco nervioso- ¿Quieres casarte conmigo?- diciéndolo muy rápido

-Que dijiste- dijo un poco sorprendida, porque creyó no escuchar bien

-Quesi quieres casarte conmigo, yo entiendo que es un poco apresurado, perote amo tanto que no soportaría estar sin ti- dijo Draco con el mayortemor de toda su vida, el rechazo

-Sí acepto, tontito, esperé este momento toda mi vida. Y si acepto- dijo abrazándolo y besándolo.

-Bueno, siendo así oficialmente somos pareja.

-Sí, pero nadie debe saberlo, así que será mejor que no lo use muy a menudo - dijo tocando el anillo.

 

-Está bien, no te preocupes, entiendo.

-Entonces así quedamos- dijo cambiando un poco el tema

-Aja, entonces nos veremos a las 11 de la noche en el Gran Comedor en el centro de la pista. ¿Te parece?

-Todo lo que digas me parece bien

-Entonces, será mejor ir a la cama, se está haciendo tarde y mañana tenemos que levantarnos temprano.

-Entonces, buenas noches- dijo dándole un pequeño beso.

-Buenas noches. Hasta el baile.

9. El baile de Halloween

Desde la última cita que tuvieron Draco y Hermione, pasó una semana donde cada joven y jovencita que tenía pareja estaban comprando a último momento o empezando a arreglarse, sobre todo las chicas.

En el cuarto de Hermione

-Date prisa Hermione- le decía Ginny

-Espera, que estoy tratando de poner el vestido

-Apúrate, que yo también quiero arreglarme, Harry debe de estar ya listo y yo ni siquiera me peino.

-Ya, ya voy- dijo esta saliendo del baño que tenía en su cuarto.

-Pero si estás preciosísima.

-¿Tú crees?- dijo examinándose.

-El que dijera lo contrario realmente está ciego.

-Gracias, me voy, que no quiero llegar tarde.

-Pero aún falto un poco para que sean las 12 p.m.

-No, es que quedé con Draco a las 11- dijo despidiéndose.

Se puso una capa y sus antifaces antes de salir de su habitación, para que nadie la descubriera, pero lo que no sabía es que alguien la vio salir y presenció su transformación, pero lo que no supo fue el por qué.

En el Gran Comedor

El Gran Comedor, estaba arreglado de lo más bello, con calabazas que colgaban en el aire, el techo deslumbraba el cielo despejado e iluminado por las estrellas. No estaba dividido por sus habituales 4 grandes mesas sino por unas más pequeñas. En donde Draco estaba sentado desde hace unos minutos, estaba preocupado, por lo que ocurriría esa noche, su peor temor fue el de no encontrarla como acordaron no decir cuales iban a ser sus disfraces.

Pero sus temores fueron desapareciendo cuando en la multitud vio a una chica parada a la mitad de la pista, vestía un hermoso vestido blanco, que llegaba hasta el suelo y una sandalias tipo griegas, pero no era castaña sino rubia, su pelo no estaba suelto como siempre sino estaba agarrado por una simple media cola, y su cara estaba tapada por el antifaz y en su dedo resaltaba un punto azul, que identificó como el anillo que le había regalado.

Se acercó un poco temeroso de equivocarse, cuando Hermione lo vio se quedó helada, estaba guapísimo, vestía como los príncipes de antaño, con un traje azul como el de los cuentos de hada y al igual que ella un antifaz que cubría su rostro.

-¿Mi princesa, me concedes esta pieza?- siempre la llamaba así, fue por eso que supo que era él.

-En cantada mi príncipe.

Muchos se preguntaron quienes eran, porque nadie los reconoció, excepto alguien que en lo profundo de la sala había quienes eran realmente y Dumbledore.

-Queridos alumnos, hoy día, celebraremos el Halloween, y me complace decir, que esta fiesta no solo une a los vivos y los muertos- dijo mirando a los fantasmas y a los alumnos- sino también a muchos de ustedes- dijo guiñándoles un ojo a Draco y Hermione- Pero bueno que están esperando a bailar, los que quieran también hemos acondicionado los exteriores del castillo, para muchos de ustedes.

¿-Qué te parece si salimos afuera?- dijo picadamente Draco

-Me encantaría- dijo ofreciendo su mano


10. La prueba de amor

El clima era perfecto para muchos tortolitos, cuando salieron vieron a muchas parejas, algunas amigos de ellos, otros ni tanto.

-Draco, yo



-Sabes, conozco un lugar mejor, ven- dijo conduciéndola.

Pasaron de nuevo por el castillo, evitando pasar por el gran comedor,llegaron a un pasadizo un poco oscuro, pero Hermione se dio cuenta quese estaban dirigiendo a las mazmorras.

-Draco que hacemos aquí- dijo un poco preocupada

-Shhhhh, no te preocupes.

-Siguieron hasta que se pararon delante de una gárgola grande de aspecto grotesco.

-Sangre limpia

-Draco, este es




-Shhhhh, sí es la sala común de Slytherin, pero no te preocupes, ven

-Pero Draco, no deberíamos estar aquí, que pasa si nos encuentran

-No te preocupes- dijo besándola para calmarla un poco.

Después de tantos besos, Draco, por fin llegó a su habitación y aligual que Hermione tenía su propia habitación. Entraron en ella, fueallí donde finalmente se sacaron los antifaces, querían verse tal ycomo eran. Porque ese seria su nido de amor, donde profesarían su amor.

Lentamente Draco la llevaba hacia la cama sin dejar de besarla. Lequitó la túnica y la posó sobre la cama. Hermione lo besaba, eso legustaba.

Draco quería tenerla para él, quería más que un beso.

Le quitó el arreglo de su pelo, porque lo prefería suelto para asíacariciarlo, el antifaz y fue abriendo el vestido con dedos torpes,revelando así, unos grandes pechos. Hermione le besó el cuello conímpetu.

Draco le quitó a Hermione la ropa que le quedaba torpemente. Acariciósus piernas, sus pechos. Su piel era suave y hermosa como ella. Sequitó su ropa y con un poco de nerviosismo sus boxers dejando suencanto masculino al descubierto.

-Draco, yo

bueno,

yo soy... - logró decir Hermione con la respiración cortada.

-Virgen. No te preocupes seré suave. Lo prometo- dijo el Slytherin agitado- Nada te pasará. Te cuidaré.

La besó y entró en el cuerpo de la joven Gryffindor. Los gemidosllenaron la habitación. Hermione tuvo un poco de dolor pero sólo alprincipio, luego eso le gustaba, le daba placer.

Draco la besaba, la acariciaba, tocaba todo el cuerpo perfecto, sus curvas, sus labios...

Hermione le acariciaba el pelo, lo tocaba.

-No puede que esto realmente este pasando... - pensó Hermione. Esospensamientos se disiparon cuando Draco la besó y entró en su cuerpo másprofundamente, llenando a Hermione de placer, haciéndola gemir y ella aél.

-Te amo- le dijo Draco Malfoy a Hermione, la besó, pasó su lengua por los labios y mejillas y salió lentamente de su cuerpo.

Draco se tumbó al lado de Hermione y posó la cabeza de ella en su pecho agitado y acalorado.

-¿Te gustó?- preguntó Draco temiéndole a la respuesta.

-No- Draco se derrumbó por dentro- Me encantó- le dijo, besó sus labios y pasó sus cálidos labios por el pecho de él.

Draco despertó en la mañana miró a su dulce ángel, el cual estaba ensus brazos, le acarició el pelo y la miró durante un buen rato hastaque no lo pudo evitar y la beso.

Hermione despertó debido al beso, y lo miró

-Te amo, Draco

-Yo también- dijo Draco besándola.

Fin del flash back

11. Realidades

Después de unas cuantas horas que Hermione, por fin consiguió el sueño,su madre abrió la puerta y sin hacer mucho para no despertarla, entrópara saber si no quería algo para comer, en su estado era perjudicialque no comiera, afectaría al bebé.

-Hija, Hermione, despierta, por favor, tienes que comer algo

-Mmmmmm, mamá, que haces- le dijo despertándose de mala gana, después de recordar como


él y ella se unieron por primera vez.

-Tienes que comer algo, Hermione, si quieres que nazca bien tu hijo- le dijo poniendo su mano sobre su pancita.

-Nazcan, mamá- le corrigió

-¿Qué dices hija?- le dijo sin prestarle mucha atención antes.

-Que no es uno mamá, son dos- dijo colocando esta vez ella su mano sobre su barriga.

-¿Me estas diciendo que voy a ser abuela por partida doble?

-Algo así. Hoy fui al doctor, y me lo dijo- dijo un poco triste al saber que Draco aún no lo sabía.

-Así que van a ser dos, con mayor razón para comer mejor porque ahora no son dos sino tres- dijo su madre regañándola.

-Está bien- dijo aceptando la comida.

-¿Y Draco lo sabe, hija?- dijo su madre, como adivinando un poco la situación que ahora se vivía.

-Pues no, no me dio el tiempo, de decirle, justo le iba a decir hoy y



-Se pelearon y no le dijiste nada. Pero Hermione, debe saber, él tambiénes el padre, aunque nunca estuve de acuerdo que te casaras tan joven



-Mamá tu sabes muy bien por que lo hicimos

-Pero hija, quedar embarazada a los 17 años, no fue muy sensato de tu parte

-Mamá, si me vas a juzgar, mejor me voy, suficiente tengo con lo deDraco, para que tu también me estés regañando- dijo a la defensiva

-Está bien, hija, pero solo quiere decirte¿lo amas verdad?

-Sí mamá, con todo mi corazón, y me duela que me haga esto.

-¿Y que te hizo?

-Lo peor que me pudo hacer- dijo tratando de no recordar

-Dime si te pegó, porque sino



-No, no fue eso, desconfió de mí, hasta me temo que no confía que seannuestros bebés- dijo tocando su pancita y empezando a llorar- Sabes noes mi culpa que Ron siga enamorado de mí, yo le dije lo que sentía porDraco hace mucho tiempo, pero no entiende, además no fue el único quepuso obstáculos, también lo hizo Pansy Parkison.

-¿Y quién es esa?

-Fue una chica que siempre estuvo detrás de Draco, pero nunca desconfiéde él, y eso que él recibía más cartas de ella, que yo de Ron, y ya vescomo quedaron las cosas- dijo llorando

-¿No te preocupes?- le dijo estrechándola entre sus brazos- Eso quieredecir que te ama y no soportaría verte cerca de otro hombre.

-Pero, me hirió y eso no lo voy a olvidar fácilmente.

-Cálmate hija, será mejor que te recuestes y descanses- le dijoacostándola, después que probó un poco de bocado- E hija no olvides,perdonar es bueno- dijo cerrando la puerta.

Después de esa conversación que tuvieron madre e hija, Hermione serecostó y siguió durmiendo, pero a su pesar seguía recordando todo lovivido con él.

12. Verdades y rencores

Flash back

Después de haberse levantado y con mucha pereza, Hermione, le preguntó.

-¿Qué horas son?

-Pues, creo que las 10¿por qué?

-Cómo que las 10, los chicos deben estarse preguntado donde estoy.- dijolevantándose y tapándose con las sábanas su cuerpo desnuda y poniéndoseun poco roja tras recordar que la noche anterior fue la mujer de DracoMalfoy

-Que no molesten, no solo no puedo estar con mi novia, sino que tambiéntengo poco tiempo para verla- dijo abrazándola y besándola para quedesista de su apresurada huída.

-Pero Draco, si no llegó a tiempo se estarán preguntando donde estoy. ¿Qué pasaría si se enteran de lo nuestro?

-Pues nada. Además vele el lado positivo ya no nos estaríamos ocultando.

-Si, pero muchos de nuestros amigos ya no serían los mismos con nosotros.

-Ahí te darás cuenta, si realmente son tus amigos o no.

-Tienes razón. Además no tengo muchas veces de pasar tiempo contigo.

-Así que te quedas un tiempo más.

-Si, pero solo hasta antes de la hora del almuerzo, tengo que cambiarme, y

- fue callado por uno de los besos de Draco

Después de un largo rato que estuvieron los dos juntos en la recamara de Draco, era la hora de la partida de Hermione.

-¿Y cómo podré salir de aquí?- dijo ella mientras se acomodaba la ropa

-Bueno, ese es el detalle

¿aún no lo sé?

-¿CÓMO?

-Shhhhhhhh, baja la voz que te podrían escuchar- dijo este tambiénacomodándose la ropa- Será mejor que yo vaya primero y te diga sipuedes bajar o no.

-Y cómo me avisarás

-Por señas, así que estate preparada- dijo éste saliendo de su cuarto.

Felizmente, era la hora de la comida y muchos ya estaban en el GranComedor, así que Hermione pudo salir fácilmente de la sala común, y fueconducida por Draco hasta su propia sala.

-¿Cuándo nos volveremos a ver? - dijo ella

-Que te parece esta noche, cerca al bosque prohibido

-Me parece una fabulosa idea- dijo besándolo

Cuando Hermione entró a la sala común, pensó que también esta desolada,pero para su sorpresa estaba Ron sentado en un sillón que había porallí.

-¿Qué tal tu noche?- le pregunto

-Pues





-Además que hora son estas de llegar

-Bueno, pues




-¿Qué pensaría todos si se enteraran que no llegaste a dormir a noche?-dijo sujetándole los hombros con mucha fuerza, que le hizo doler.

-Sabes, no es tu asunto- dijo separándose de él

-Pues claro que lo es. Imagínate si no fuera yo quien te hubiera visto, sino McGonogall u otro profesor¿qué hubiera hecho?

-Pues no lo sé. Además no me he tropezado con ningún profesor y metendrás que perdonar que tengo un poco de hambre, me quiero bañar ybajar ya al Gran Comedor.

-Claro, báñate y sácate toda la mugre que tienes de él.

-No te atrevas a decir eso de D

- dijo abofeteándolo y callándose antes de decir el nombre de Draco.

Después que lo dejo allí, Ron se dio cuenta que Hermione estaba conalguien y que su nombre comenzaba con D y no era de Gryffindor, y loque más le dolía fue que pasó la noche con él, lo que significaba quelo amaba. Pero eso no iba hacer tan fácil, tenía que hacer lo que fuerapara que ellos nunca se vieran de nuevo.

Después de todo lo sucedido Hermione estaba muy chequeada por Harry yRon que no la dejaban ir a cualquier sitio sola, por lo que sus citascon Draco se vieron terriblemente afectadas, más no su amor.

13. San Valentín

Pasaron casi 4 meses desde el baile de Halloween, y con Navidad. Perocon él llegó la festividad más esperada por muchas parejas, SanValentín, y para esa ocasión Dumbledore preparó una salida a Hogsmeadepor dos días, solo para alumnos de 5. º Curso hacia adelante.

Y como era de esperarse a Draco no le faltó oportunidad para invitar aHermione, así que le envió una carta para invitarla y como respuestaobtuvo lo siguiente

Claro que acepto, ya me pregunta yo, cuando me invitaría, y no tepreocupes por nada que para ese día no tendré en sima mío ni a Harry(quien estará con Ginny), ni a Ron (al cual lo despistaré). Así quequedamos como la otra vez en la misma casa y en el mismo lugar.

Besos Hermione


Así como lo acordado, los dos se encontraron en la misma casa donde primera vez confesaron su amor.

Cuando entraron vieron un menú magnifico el cual estaba servido en lamesa, con mantel y velas. Las velas eran rosadas y blancas y elincienso estaba por cualquier rincón de la habitación. Estaba muyhermoso todo. De pronto le vio, estaba allí en frente de ella plantadocon un gran ramo de flores. Hermione no pudo evitar sonreír.

-¿Qué te parece?-dijo Draco seductoramente.

-Es precioso.

-Pues vamos, siéntate.

Ella se acercó y se sentaron. Draco la ayudó y después la sirvió algode vino en una copa. El también se sirvió. Después hizo lo mismo con lacomida. Hermione miró la copa de vino.

-Brindemos.-dijo Draco.-Por nosotros y esta noche tan perfecta.

Se la bebió y Hermione hizo lo mismo. Comenzaron a comer. El menú eramuy simple, unos cuantos espaguetis con una sencilla ensalada. Un pancaliente con un poco de ajo y un vino tinto seco. Por ultimo un pastelde chocolate. Mientras cenaban, Draco no paraba de mirarla y de decirlaque estaba preciosa. Cuando terminaron, ya habían bebido bastantescopas de vino, pero Draco sirvió la ultima, estaba muy rico.

-Draco¿todo esto es tan hermoso?

-No tanto como tú

-Ya deja de decir eso, que me sonrojo

-Ven - le dijo y la besó suavemente

La llevó de la mano hasta el sofá. Se sentaron y Draco comenzó abesarla primero suavemente y después apasionadamente. Hermione sesentía mareada, debía ser por el vino que había tomado. Pero no laimportaba, estaba con Draco y la hacía feliz.

-Te amo, Hermione.-la susurró al oído.

-Draco...yo también te amo...

Hermione notaba sus manos por todo su cuerpo, su aliento mandóestremecimientos deliciosos por todo su cuerpo; le mordisqueó la orejay le lamió el lóbulo y así siguió por todas las partes de su cuerpo, sucuello, sus manos, por todo su ser.

Se concentró en ella para dominar su necesidad apremiante, encontró elnódulo que era el centro pequeño pero erguido del deleite en ella.

Draco temía haber llegado al límite de su resistencia cuando ella seretorció sollozando en un éxtasis que nunca anteriormente habíaexperimentado. Mientras ella se arqueaba para recibirlo, se abandonó yentró. Se retiró un poco y volvió a introducirse profundamente en ella.Hermione le rodeó con las piernas para atraerle más. Volvió a retirasey, al penetrar una vez más sintió que su maravilloso paso palpitante leacariciaba cuan largo era. Fue más de lo que podía aguantar, volvió aempujar una y otra vez con un abandono sin restricción, cediendo poruna vez su necesidad en forma total. Entonces, con un alivio exquisito,cayó encima de ella para quedarse abrazados durante toda la noche.

Cuando Hermione despertó al día siguiente, sentía que el día anteriorhabía sido especial. No recordaba muy bien por que. Se levantó de lacama y se vio desnuda. Volvió a meterse corriendo y se ruborizómuchísimo mientras se tapaba con la sabana. Se acordó muy bien de todolo vivido anoche y se dio cuenta que realmente lo amaba mucho.

14. Los EXTASIS y algunas sospechas

Después de unos cuantos meses, tuvieron que dejarse de verse un poco, porque los EXTASIS, estaban muy cerca.

Ya era mediado julio, y hacía un calor infernal, aunque era muytemprano para eso, muchos chicos se enfermaron tras la pérdida excesivade agua, por lo que Madame Pomfrey tuvo que hacer muchos remedios paraesos chicos.

Y Hermione no escapó a tales circunstancias, pero ella se decía muchasveces que no podría ser solo eso, amanecer todos los días con vómitos ytener asco por algunas comidas y sobre todo por muchas que fueron susfavoritas, no era normal, y ese retraso, no era normal en ella, pero enlas circunstancias en las que vivía actualmente (stress, angustia,miedo, entre otras) pudieron afectarlo.

-Tu que crees Ginny- le decía un tanto preocupada Hermione

-Pues,


, déjame entender Hermione, tú y Draco, ya


- dijo sorprendida

-Sí, si, bueno- dijo Hermione un poco avergonzada.

-Bueno, yo creo que puedes estar


, o como solo puede ser el stress-dijo aliviando la situación- ¿Pero alguna vez se retrazó tanto?

-Bueno sí, en quinto año, por los exámenes¿Tú sabes?

-Pues allí está- dijo como solucionando el problema

-Pero nunca me dio náuseas y vómitos

-Entonces, ve y dile a Draco, además si estás

- dijo señalando subarriga como la de una embarazada- Draco debe saber, él es el padre.

-Sí, pero todavía, estamos a una semana de dar los exámenes y no quieropreocuparlo por esto, además si es una falsa alarma, no quieroarriesgarme a nada.

-Allí lo tienes.

-Gracias Ginny- dijo levantándose- Y

no le digas a nadie, me oíste,sobre todo a Harry y a Ron, me matan si no se enteran por mí, ademásmuy pronto lo sabrán.

-¿Qué sí? ¿Cuándo?

-Muy pronto y adiós, que se me hace tarde para ir a la biblioteca.

Cuando Hermione llegó a la biblioteca, y vio solo una mesa desocupadaal fondo, así que la tomó, después de estudiar lo suficiente (NA: Obviounas tres a cuatro horas si no es más), se disponía a salir cuandorepentinamente sintió un simple mareo, para su suerte Draco la vio y lasujetó y la llevó entre los estantes para saber si estaba bien.

-Hermione, despierta, vamos- le decía mientras le daba suave bofetadas para que reaccione

-Ya, basta - le dijo parándolo - Ya me siento mejor.

-Hermione, debes descansar, se te ve mal y he visto que no comes bien,no te preocupes cariño, ya verás que saldrás bien en los exámenes

-Si, en los exámenes - se decía y pensando cada vez en la posibilidad deun embarazo - No te preocupes tanto debe ser el calor que conjunto conel stress me estén agobiando.

Después de ese repentino suceso Hermione tuvo mucho cuidado, para quenadie sospeche lo que ella sospechaba, si algún profesor se enterará delo que le pesaba, tal vez la expulsarían y no solo a ella sino quetambién a Draco y eso no lo iba a permitir.

Fue por ello que estudiaba lo reglamentario unas dos a tres horasdiarias y trataba de comer un poco más aunque muchas veces no resistíaen ir al baño a vomitarlo todo. Aunque muchos pensaron que era por latensión que vivía la joven, Ron pensaba lo que ella y mataría aldesgraciado que la había dejado embarazada (NA: él sabe de esas cosassu madre tuvo 7 embarazos)

Y así pasaron los días y con ello los EXTASIS, que daban por culminadoel año escolar y el último baile que tendrían los estudiantes de sétimocurso para finalmente graduarse.

15. El baile de graduación y una que otra sorpresa más

Después de estar más relajados, Draco y Hermione decidieron encontrarse cerca al lago en la tarde.

-¿Crees que sea apropiado?

-Sino cuándo - le dijo Hermione

-Pero, no estás asustada

-Ya no, además pronto se van a tener que enterar - le dijo mostrando su anillo de compromiso.

-Sí - dijo mostrando una sonrisa, un poco más común ahora - tienes razón

-Así será, todos nos verán en el baile de graduación.

-Y que sorpresa la que se van a llevar

-No tanto como la llevarás tú

-¿Por qué?

-Por nada.

-Dime, Hermione tu no eres así.

-Bueno, te lo digo después del baile¿que te parece? Cuando por fin estemos juntos.

-No me parece buena idea que me estés ocultando las cosas- dijo como enojándose.

-Pues no te lo estoy ocultando. Es una sorpresa - y cambiando un poco detema, le mencionó otro muy distinto a ese- ¿Y cuándo le diremos anuestros padres?

-¿Qué te parece cuando salgamos del colegio?

-Me parece maravilloso.

-¿Y ya sabes para cuándo?

-¿Para cuándo qué? - le dijo sin entender lo que estaba queriendo decir.

-Ya sabes- dijo jugando esta vez él con el anillo.

-Ah, eso, que te parece dentro de unos cuantos meses.

-Eso me parece genial y si tus padres aceptan, me gustaría mucho que te quedaras a vivir en mi casa- le dio algo cohibido

-Eso es genial- le dijo besándolo y abrazándolo, todo al mismo tiempo ypensando cuan feliz serían que realmente fueran tres y no dos.

Después de una semana de relajo y uno que otra regañada de parte de losmaestros, llegó el esperado baile de graduación donde muchos de sétimollevaron parejas de otros grados como Harry, por ejemplo. Para Ron erala oportunidad de invitar a Hermione, pero escuchó decirle que ya teníapareja, cuando lo escuchó le afectó mucho, pero a la vez sabría por finquien es.

Era la esperada noche, Dumbledore acomodó el Gran Comedor no con lascuatro mesas, sino unas más pequeñas, así como Halloween, pero en estanoche, colocó un hechizo para que el techo refleje una noche clara yhermosa, también no hizo ninguna decoración acerca de que casa ganó,porque hoy como todos los años busca la unión de las casas y se viocontento por la pareja que había surgido (Hermione y Draco).

En la sala común de Gryffindor

-¿Y me vas a decir con quien vas?- le insistía una y otra vez Ron a Hermione

-Ya lo verás y ahora, perdóname, pero tengo que terminar de arreglarme.

Después de que ella y las otras chicas terminaron bajaron al GranComedor. Hermione lucía un vestido rosado pálido que le quedaba muybien, aunque no pudo ceñirlo mucho a su cuerpo porque se veía un pocosubida de peso. Se amaró su pelo con una coleta y se lo onduló para quese le vea más corto y se puso unas sandalias cremas que hacían un juegoperfecto con todo su arreglo personal.

Cuando se abrieron las puertas del Gran Comedor, entraron todos losalumnos, muchos se quedaron viendo a Hermione, nunca la habían vistotan bonita, lo que molestó a Draco y por supuesto a Ron, el cual estabamirando quien podría ser su novio y tal vez hasta el posible padre delhijo que esperaba.

Al entrar todos, se quedaron mudos cuando Hermione y Draco sedirigieron a una mesa y empezaban a tocarse las manos y en momentos abesarse, muchos pensaban que se trataba de un truco, pero al pasar eltiempo se dieron cuenta que era real y que muchas veces enjuiciaban ala gente antes de conocerla verdaderamente. Pero el más afectado fueRon, al ver que su novio no era nada menos que Draco Malfoy, su peorenemigo y sobre todo rival, y tuvo que reconocer que no iba ser capazde alejar a Hermione de Draco, se le veía tan bien, que desistió, ydecidió olvidarla aunque nunca pudo separase de ella por completo. Yotra que no pudo soportar la relación fue Pansy Parkison, la cual pensótoda su vida que sería la nueva señora Malfoy.

Después del discurso de Dumbledore, las parejas se quedaron bailando,otras conversaban y las que quería podían salir al exterior.

Draco y Hermione, decidieron salir por allí, y después de tanto caminardecidieron ir a través del sauce boxeador para llegar a Hogsmeade yquedarse a pasar juntos la noche en la pequeña casa que tenía Draco.

-Te amo mucho¿lo sabes?

-Sí y yo también - le dijo Hermione metiéndose a la cama

-Sabes, estaba pensando, como decirle a tus padres

-¿Y tu madre?

-Bueno ella, lo va aceptar, desde que mi padre


, ella me engríe más y acepta todas las decisiones que tomo.

-Bueno yo creo que mis padres también entenderán. Además no querrán quesu primer nieto nazca sin una familia formada - dijo acurrucándose mása él.

-¿Nieto? Me estás diciendo que



-Podría estar embarazada. Pues sabes aún no lo sé,

- quiso seguir hablando pero fue acallado por uno de los besos de Draco.

-Y tienen toda la razón- dijo muy convencido

-Eso quiere decir, que no estas enojado, ni nada por el estilo.

-Pues claro, que no, aunque no esperaba un hijo tan pronto, pero estoy feliz, que tengamos uno.

-Pero, no estoy muy segura, sabes, tengo los malestares, pero aún no lo sé

-Entonces, era eso.

-¿Qué es eso?

-Los malestares, el desmayo en la biblioteca y

la sorpresa que me tenías que dar hoy- dijo sacando algunas conclusiones

-Bueno, en parte sí.

-Pero mañana tendrás que ir al medimago para que te examine, no quieroque te pase nada malo- dijo abrazándola un poco más con el temor quealgo le pasara.

-Pero hazme un favor- le dijo mirándolo a esos ojos grises que hipnotizan a cualquiera

-Lo que sea.

-Que no te hagas ilusiones. Aún no lo sé

-No te preocupes, si no es nada, aun hay posibilidad de hacerlas- ledijo picaramente acostándola un poco más y besándola por todo sucuerpo, con el fin propósito de concebir un niño.

Después de la noche anterior, se levantaron muy temprano, para regresara Hogwarts y arreglar sus cosas, lo primero que hizo Hermione, fueescribir una carta a sus padres, para informales sus futuros planes.

Cuando subieron al expreso, Hermione no se sintió muy bien que digamos,y así se daba por sentado su embarazo, pero aún no quería decir nada.

16. Dos confirmaciones es mejor que una

Al llegar ya al andén todos se despidieron. Hermione no espero queHarry, ni Ron se acercaran, pero para su sorpresas lo hicieron y lafelicitaron, pero lo que más le extrañó fue las palabras de Ron,siempre estaré contigo no lo olvides.

Después se despidió de su amiga Ginny a la que no vería porque aún le falta un año más y de otras amigas más.

Después de despedirse vio a sus padres y corrió, para saludarlos ypresentarles a Draco, como su novio. Para seguir la conversación Dracomandó a llamar a su mayordomo para que se llevara las cosas y se fuerontodos a una cafetería en donde acordaron todos los preparativos, aunquelos padres de Hermione, se extrañaban por la apresurada boda, noobjetaron nada porque sabían que su hija estaba muy contenta.

Ya en la mansión Malfoy, Draco hizo las presentaciones correspondientesy se instalaron en su cuarto. Ya reposados, decidieron confirmar lassospechas de Hermione y llamaron al medimago de cabecera, al medimagoHunter, el cual llevaba ya como el medimago de los Malfoy desde hacemucho tiempo.

Al llegar a su consultorio, se sorprendió al ver a Draco, con unachica, él sabía que Draco tenía mucha popularidad entre las damas,porque una vez su padre se lo contó, pero nunca lo había visto con una,y en el momento de preguntarle el porqué de su visita, se quedó enestado de shock. Pero pasado ese lapso les dijo que entraran y queexaminarían a Hermione.

-Haber dice usted¿qué está embarazada?

-Pues eso me lo tiene que confirmar usted.

-Haber usted,



-No, por favor Hermione- le dijo para que le tutee

-Haber Hermione, desde cuando crees que pudo

- dijo recuperándose aún.

-Bueno creo que debo tener 4 meses o por allí.

-Ay, Draco, como pudiste apurarte tanto- le dijo como regañándolo.

-Bueno, nosotros

- dijo excusándose

-Bueno, doctor, usted cree, que


, bueno, yo




-Hermione, te voy hacer sincero con ese tiempo es casi seguro, perotambién puede ser el stress o otros factores, has tenido algunamolestia o malestar adicional a ello.

-Bueno, sí, a veces amanezco con nauseas, otras veces vómito.

-Y también a sufrido mareos- dijo esta vez Draco

-Bueno, para mí es claro, pero para salir de las dudas pasa por aquí- le dijo el doctor a Hermione.

Después de hacer los análisis correspondientes los felicitó muchoporque pronto serían padres, y también tuvo oportunidad para resondrara Draco por su descuido, pero al final lo abrazó mucho porque se sentíamuy feliz por ese chico.

Al llegar a su casa, no lo pensaron dos veces y decidieron casarse lomás pronto para que nadie se diera cuenta que Hermione estabaembarazada, la ceremonia fue muy bonita. Hermione vestía un vestidoblanco, escotado un poco flojo, para que no se le notara el pequeñoabultamiento de su estómago. Draco vestía un traje gris, que combinabanmuy bien con sus ojos. Su matrimonio fue la ceremonia social másimportante del momento, casi toda la comunidad mágica de Inglaterraestaba invitada, claro que también invitaron a los parientes deHermione, que eran muy respetables en el mundo muggles, y fue por esoque tanto los muggles como los magos se enteraron de esa ceremonia,claro que los muggles no supieron que los familiares del novio eranmagos.

Después de la gran recepción, Hermione y Draco decidieron irse de lunade miel, y descansar un poco de los ajetreos del matrimonio.

Al cabo de unos meses, regresaron a la mansión donde vivieron muycontentos con la llegada de su primer hijo, hasta que llegó la carta

Fin del flash back

En la mansión Malfoy

-Señor le llegó esta carta- le dijo su fiel mayordomo

-Gracias, ya puedes retirarte- le dijo Draco

-Debe de ser de Fabrizzio, se dijo. Al abrirla empezó a leer.

Señor, tal como me dijo, su esposa está en la casa de sus suegros y notiene de qué preocuparse, nadie la ha ido a visitar, ni da por elestilo.

Fabrizzio.

-Me dijo la verdad, nunca estuvo pensando en él, que tonto fui endecirle todas esas cosas- se decía una y otra vez Draco- tengo que irlaa ver y pedir que me perdone, si no es muy tarde aún.

17. La reconciliación

A la mañana siguiente, casi al alba el timbre irrumpió en la casa delos Granger, como Hermione estaba despierta, fue ella quien abrió lapuerta y se sorprendió mucho al ver allí a Draco todo húmedo, porque lanoche anterior estaba lloviendo.

-¿Qué haces tú aquí?- le dijo un poco sorprendida y enojada al mismo tiempo

-Bueno, yo quería,


, quería decirte que me perdones, fui un tonto, jamás tuve que dudar de ti- le dijo abrazándola.

-Pasa, ven y sécate, te vas a enfermar- le enseñó el sofá para que se sienta y se fue a traer unas cuantas toallas.

-Al llegar Hermione con las toallas, vio como Draco se paró rápido y se dirigió a ella.

-Por favor perdóname

-Nunca tuviste que dudar de mi, eso me dolió muchos ¿sabes?

-Por favor perdóname, te amo, además pronto vamos a tener un hijo- le dijo suplicando

-Hijos- le corrigió

-¿Qué dices?- como si no hubiera entendido bien.

-Que no es uno sino dos Draco, vamos a tener mellizos

-En serio, no podría pedir más- le dijo cargándola

-Bájame, que me puedo caer- le dijo con una gran sonrisa

-Perdón, eso quiere decir, que me



-Si te perdono, tontito como crees que te dejaría de amar, sabes que me moriría si dejas de amarme.

-Lo mismo digo. Vamos a casa

-Sí.- dijo por fin besándolo.

Arriba, sus padres escuchaban todo y estaban tan felices por ellos, que se pusieron a llorar.

Pasó el tiempo y con ello llegó ya el momento en que Hermione.

- ¡Ahhhhhhhh! PAREEEN ESTOOOO - Gritaba Hermione, sentada en lacamilla, abierta de piernas frente a una enfermera muggle intentaba envano tranquilizarla.

- Pero señora... ¡Usted esta en trabajo de parto¡No puede detenerse!Hágame el favor, y respire profundo... - Decía al mismo tiempo que leindicaba mediante señas como debía comportarse - y exhale... así... muybien... -

- ¡Pero yo no quiero ningún trabajo! - Lloriqueaba, mientras respiraba y exhalaba

- ¡NADIE LA ESTA OBLIGANDO¡SI NO QUIERE TENER A SUS HIJOS, ME VOY Y LADEJO SOLA! - Evidentemente, la enfermera no era una mujer muy pacienteque digamos... pero en ese caso, Hermione se asusto de quedarse sola yse calmó. Al menos por un rato...

- ¡Quiero a mi marido! - Volvió a lloriquear...

- Señora... mis asistentes se han comunicado con él, y dijo que en cuanto tenga un momento libre se pasara...

- ¡QUE DIABLOS DIJO? -

- Bueno... no pensé que se pondría así... - Hermione intentabalevantarse de la camilla y con cara de loca iría a matar a Draco...

- ¡Y como quiere que me ponga, si mi marido vendrá a ver como nacen sushijos cuando tenga un poco de tiempo? - La cara de la chica estaba rojatanto de la furia como el de la misma labor de parto.

- Pero es que... era una broma... Su madre dijo que se ocuparía deencontrarlo... creí que la pondría de mejor humor... pero... vea lopositivo ¡Se ha olvidado de dolor! - Para que decirlo. Hermione volvióa tirarse en la camilla y a sollozar por los dolores del parto.

Estuvieron así varias horas. Hermione estaba rodeada de muggles, yahabía roto la bolsa cuando se encontraba con su madre de compras en unshopping muggle, y la tuvieron que internar en una clínica muy linda...pero muggle... y tampoco había podido avisarle a Draco... y no sabiaquien en esa clínica podría mandarle una lechuza a su marido paraavisarle que ella estaba allí y que estaba a punto de dar a luz.

En la oficina de Draco

-Señor, su suegra me dijo, que su esposa está internada

-¿Qué le pasa?- prestando atención

-Pues, está dando a luz.

¿-Cómo, En que hospital, en dónde está

-Esta es la dirección, ah, señor es una clínica muggle.

-Gracias.

Mientras tanto en la clínica

- ¡Ahhhhh! - Hermione no podía más del dolor. Si hubiese tenido suvarita, hubiese pronunciado "Accio bebe" para que sus hijos salieran deella lo mas pronto posible... Pero ese no era el caso y ya estaba hartade tener que empujar y de escuchar a la enfermera gritar "Ahí viene,fuerza, fuerza" y luego decía "Puja, puja, ya casi lo tienes". Si erapor lo que decía la mujer, los bebes hacia dos horas que "ya esta, yalo veo", pero luego se metía de nuevo para adentro.

- ¡Lo veo, tengo su cabecita¡Un poco mas! - Hermione iba a levantarse agolpearla, cuando se dio cuenta de que era cierto. Esta vez, podíasentir la cabecita de su primer hijo entre sus piernas, y unsentimiento de felicidad la embargó. Pero luego, algo la entristeció.

- ¡QUIERO QUE DRACO ESTE AQUÍ! - Se escuchó gritar, y que alguien sepreguntaba quien era Draco... pero gritar no fue suficiente, porque suél no llegaría a tiempo. La enfermera pudo sacar al primer bebe, y conunas tijeras le corto el cordón umbilical. Y continuó hasta obtener elsegundo.

- Pero mire que bonitos que están - le dijo la enfermera que le traía asus hijos, ahora no le parecía tan mala a Hermione... ya nada leparecía malo... Observo a los niños cubiertos con unas toallas, un pocomojados por el rápido baño que las mujeres a su alrededor los habíandado, y no pudo evitar que muchas lagrimas escaparan de sus ojos y leempaparan el rostro. No podía creerlo... allí los tenía... ¿Dóndediablos estaría Draco? Tendría que tener una excusa muy buena, para nohaber estado en el parto de sus hijos... Pero de pronto, sintió quealguien detrás de ella ponía su mejilla al lado de la suya...

- Son hermosos - le escuchó decir a Draco. Volviendo su cabeza, unasonrisa de satisfacción le recorrió la cara. Pero si había estado allídurante todo el parto, y ella ni siquiera se había dado cuenta... unmomento... ¿Durante todo el parto¿Y como es que cuando ella grito"quiero a Draco aquí"¿el no hubiese dicho nada? No se lo pregunto... noquería arruinar ese momento de felicidad que la embargaba... le bastabael simple hecho de tenerlo allí... junto a ella...

- Si... son nuestros hijos... Espero que hayas pensado su nombre... -Ambos se miraron... ellos habían peleado todo el embarazo sobre esetema... Porque Draco quería que se llamara como algún pariente de él,pero Hermione no quería darle el nombre de ningún familiar... y al finella le había propuesto que se llamarían Victoria... Viky, para lamujer y Williams

Willy para el hombrecito... pero el se habíaopuesto, con el solo fin de pelear con ella.

- Por supuesto que lo he pensado... nuestros hijos se llamaran Viky yWilly... - Y con una mirada picara, le dio el mas tierno beso que jamásle había dado... a nadie...

Así fue como los dos vivieron más felices que nunca con sus dos pequeños hijos.

Si quieren saber de Ron, ahora está de novio con Luna, y pronto se vana casar. Harry y Ginny recién se casaron, y serán los padrinos de Vikyy Ron y Luna los de Willy.

FIN

Espero que les haya gustado, ya sé que no es mi mejor ff.... pero tienen que entender fue el 1ero... este lo escribé hace algunos años (ahora me preguno si no fue más de tres años).... pero bueno..... les agradecería que los que lean este ff también pases por mi 2do ff que me han dixo que esta bueno se llama "Durmiendo con el enemigo" bueno cdnse muxo HM35 PD: dejen rr a cualquiera de mis ff y sean bueno si jejeje bye

FALLING IN LOVE WITH YOU - Fanfics de Harry Potter

FALLING IN LOVE WITH YOU - Fanfics de Harry Potter

Era una tarde de invierno,a las afueras de la mansión se veía una manta blanca debido a la nieveque caí constantemente. Ella se encontraba espléndida, su e

potterfics

es

https://potterfics.es/static/images/potterfics-falling-in-love-with-you-fanfics-de-harry-potter-2896-0.jpg

2023-02-27

 

FALLING IN LOVE WITH YOU - Fanfics de Harry Potter
FALLING IN LOVE WITH YOU - Fanfics de Harry Potter

MÁS INFORMACIÓN

El contenido original se encuentra en https://potterfics.com/historias/32175
Todos los derechos reservados para el autor del contenido original (en el enlace de la linea superior)
Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail [email protected] y retiraremos este contenido inmediatamente

 

 

Top 20